Mes: septiembre 2016

La represión eficaz. De Mario Vega

Mario Vega, pastor general de ELIM

Mario Vega, pastor general de ELIM

Mario Vega, 30 septiembre 2016 / EDH

Hace un par de décadas, con el incremento de la violencia homicida, nació el debate sobre las posibles soluciones. Pronto, las posiciones se definieron entre prevención y represión. La opción de los gobernantes fue siempre a favor de la represión, por el rédito electoral que tales medidas podrían granjearles frente a una población culturalmente acostumbrada y estimulada a buscar las soluciones en la agresividad y el contragolpe. Así, las posiciones políticas también se alinearon frente a ese condicionamiento electoral. La izquierda, que entonces era oposición, defendió la prevención de la violencia como el camino correcto frente a las campañas electorales de mano dura y súper mano dura de la derecha. Pero al producirse la alternancia en el ejecutivo, la izquierda pasó a adoptar la represión como elemento primordial de su manejo de la violencia, ejecutando un rol mucho más real que el publicitario de los gobiernos de derecha.

diario hoyEn el proceso, la prevención fue perdiendo el estigma partidario que le habían endosado y fue siendo reconocida como un elemento fundamental para la mitigación consistente de la violencia. Paradójicamente, en la práctica, el Estado continúa invirtiendo principalmente en el tema de la represión. La verdad es que estos dos aspectos no son excluyentes sino más bien complementarios. Mas como complementarios debería existir, al menos, cierta equidad en la voluntad y asignación de recursos para cada área. De igual manera, resulta importante definir el perfil de lo que sería una represión eficaz. La misma tendría que ver más con el uso de la inteligencia que con el uso de la fuerza. La persecución del delito debería poseer como base esencial la investigación científica. Pero, para ello, se precisa de científicos criminólogos. Un buen punto de partida para la construcción de una estrategia represiva eficiente debería ser la fundación de una escuela criminológica que forme investigadores en un país donde no existe esa opción como carrera universitaria.

La inteligencia investigativa debe ser acompañada de un cuerpo policial que sea respetuoso de la legalidad y los derechos humanos. El poder coercitivo del Estado tiene como finalidad establecer el respeto a la ley. No se puede establecer el respeto a la ley rompiendo la ley. La pedagogía del abuso envía el mensaje que la ley es descartable y vuelve a recomendar el uso de la violencia como panacea para los males. Para que exista una represión eficaz también se necesita de un sistema de justicia probo y legítimo. Eso implica la eliminación de la corrupción judicial y la formación permanente de los encargados. Además, la represión también implica un sistema penal auténticamente rehabilitador.
Que permita al transgresor su inserción social; que le eduque y le oriente, que elimine las causas en su individualidad que le llevaron a delinquir y que le proporcione las herramientas para desarrollar una vida productiva después de cumplida la pena. Es decir, hacer del sistema penal una institución de inserción en lugar de universidad del crimen. El montaje de una represión estatal eficaz demanda inversión. Pero, de no hacerse, el problema de la violencia solo se trasladará al futuro, haciendo cada vez más cara la cura.

No saben que no saben. De Manuel Hinds

Manuel-Hinds-VIB-11Manuel Hinds, 30 septiembre 2016 / EDH

Es parte del trágico destino de El Salvador el ser gobernados por personas que no saben que no saben porque nunca creyeron tener necesidad de saber algo para sobrevivir o para no pasar vergüenza. Por eso, cuando tienen un problema, nunca se les ocurre que muchas personas, a través de los siglos, tuvieron problemas similares y encontraron soluciones o axiomas que llevan a ellas, y que luego los escribieron y fueron ordenándolos en las variadas ciencias del saber humano. De esta forma, por ejemplo, es obvio que cuando diseñaron los pasos a desnivel y especialmente el del redondel Masferrer, demostraron que ignoran el viejo axioma griego que dice que dos sólidos (dos carros, digamos) no pueden ocupar el mismo espacio al mismo tiempo. Al no saber que el axioma existía, trataron de violarlo con consecuencias que pueden ser catastróficas para los que usen estos túneles.

diario hoyEs necesario aclararle al gobierno que lo que dice el axioma es cierto aunque los dos cuerpos estén en movimiento, ya que podría ser que ellos piensen que si los sólidos se están moviendo los carros que vienen en un carril pueden fusionarse con los que vienen en otro. No. Eso no se puede. Si tratan de hacerlo, se encaraman el uno en el otro. Aunque se vayan moviendo.

Esto podrían haberlo comprobado con experimentos en los corredores del Ministerio de Obras Públicas, con carritos o con personas tratando de meterse corriendo en el mismo ladrillo al mismo tiempo. Allí se hubieran dado cuenta de la sabiduría de los antiguos griegos.

Pero el Ministerio no violó solo esta versión del axioma, que podemos llamar “el axioma dinámico”, sino también la otra, que podemos llamar “el axioma estático”. Este indica que si usted construye una bajada de dos carriles, digamos, del redondel Masferrer a la avenida Jerusalén, y al llegar abajo la bajada choca contra una casa, los carros no podrán ocupar el lugar de la casa o pasar a través de ella sin botar sus paredes en un accidente espantoso.

Aprovechando el ejemplo, es claro que los usuarios de las calles de San Salvador igual podrían haberse beneficiado si los del gobierno hubieran sabido que los antiguos griegos también habían estudiado hidráulica, haciendo observaciones que no pierden su valor por el hecho de que los niños desde el tiempo de ellos han logrado descubrir en tiernas edades lo mismo que los grandes griegos encontraron y el gobierno no.

Lo que los del gobierno deberían haber intuido es que en los embudos el flujo máximo de agua está determinado por el ancho de la boca angosta, no por el de la boca ancha. De esta forma, por más que usted haga más ancha la boca grande, no pasará más agua si no aumenta el ancho de la angosta.

Esta verdad hidráulica tiene la ventaja de que puede ser expresada en muchas otras dimensiones, como que si usted tiene una calle que tiene en un tramo cuatro carriles y en otro, dos, la cantidad máxima de vehículos que pasarán por la calle estará limitada por el tramo de dos carriles. Construir más carriles, túneles o puentes que mueren en un tramo de dos carriles no aumentará el flujo de vehículos a menos que se viole el axioma de los dos cuerpos en el mismo lugar. Los carros no pueden pasar por las casas. Ignorar este tema solo aumentará la velocidad con la que los carros llegarán a la trabazón.

Esto, por cierto, es lo que está pasando ahora que el túnel de la Masferrer está terminado, y es lo mismo que pasó en el otro paso a desnivel que el gobierno hizo en el otro extremo de la Jerusalén. Nunca, nunca jamás se habían armado trabazones tan terribles como las que hay ahora. Y el gobierno no entiende por qué.

Lo aterrorizante del caso es que estos son ejemplos de las cosas más sencillas que el gobierno no sabe y no sabe que no sabe. Al fin y al cabo, podrían haberse dado cuenta de los errores con unos cuantos dibujitos y unas carreritas en los corredores. Imagínese usted lo que pasa en cosas complicadas como la economía y las políticas sociales y de seguridad. Da vértigo pensarlo.

Las elecciones legislativas de 2018… De Luis Mario Rodríguez

Luis Mario RodríguezLuis Mario Rodríguez, 29 septiembre 2016 / EDH

Quienes resulten electos como diputados en 2018 designarán a los magistrados de la Sala de lo Constitucional, al Fiscal General de la República y a los magistrados de la Corte de Cuentas, entre otros funcionarios de segundo grado. Seguramente darán seguimiento a los acuerdos que surjan, en lo que resta del 2016, para evitar, en el futuro, el incumplimiento del pago de la deuda pública, de los salarios de los empleados del Estado, de los fondos para las alcaldías, de las pensiones a los militares así como la escasez de bienes y servicios públicos.

diario hoyTendrán que controlar los actos del nuevo presidente de la República elegido en 2019. Los legisladores deberán actualizar el ordenamiento jurídico para que el combate contra la delincuencia, la promoción de la transparencia, el acceso a la información pública y la erradicación de la corrupción dependan de instituciones sólidas y no de la buena intención de los funcionarios de turno y de la generosa ayuda de los cooperantes.

Los 84 representantes que se proclamen en las siguientes elecciones, dentro de año y medio, serán objeto de presiones insospechadas por parte de organizaciones ciudadanas para que revelen los gastos de campaña y la identidad de los financistas de los precandidatos en las internas y de los candidatos y partidos en los comicios
.
Por esas y otras razones son transcendentales dos asuntos para el 2018. El primero es que los electores elijan bien. Con ese propósito deben exigir cuentas, desde ahora, a quienes apoyaron en 2015 para que alcanzaran un escaño en la Asamblea Legislativa. Una de las pocas pero quizás más relevantes ventajas del sistema de las listas abiertas y del “voto cruzado” es, precisamente, la posibilidad de individualizar a los diputados y demandarles un informe sobre el cumplimiento de sus promesas. Vigilar ahora su comportamiento en los temas de pensiones, del tratamiento que le den al problema de las finanzas públicas, de la seguridad pública y del combate a la malversación de los fondos estatales, es una buena idea para premiar, reeligiendo, o castigar, negándole su voto, a cada quien según lo que corresponda.

La segunda cuestión tiene relación con la legitimidad de los ganadores. Un proceso con los vicios administrativos que se presentaron en 2015 sería inaceptable y sembraría la duda en la fidelidad de los datos. Por tanto las decisiones del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y del Órgano Legislativo que afectarán la elección de 2018 deben tomarse lo antes posible.

El aval de un presupuesto que cubra los requerimientos del árbitro electoral, aprobado en tiempo y sin recortes por parte del Ministerio de Hacienda, es la primera condición. Luego es necesario definir, en el corto plazo, la integración de los organismos electorales temporales. En este punto es recomendable que los partidos consulten a la Sala de lo Constitucional la posibilidad de nombrar militantes partidarios en las mesas inhabilitando para esa función a quienes se postulen como candidatos a diputados, alcaldes o concejales, a los que pertenezcan a los organismos de dirección de los partidos y a los que ejerzan cargos de elección popular.

También es indispensable capacitar y certificar a los integrantes de las Juntas Receptoras de Votos (JRV), con suficiente anticipación al evento electoral, para que no cometan errores en el conteo de votos y marcas y en el llenado de las actas. Respecto de estas atribuciones es ineludible el uso obligatorio de medios tecnológicos por parte del TSE para facilitar el trabajo de los miembros de las JRV y para realizar el procesamiento y la transmisión de resultados electorales preliminares y el escrutinio definitivo con la exactitud, veracidad y seguridad que sólo la tecnología puede garantizar. Por otra parte se requiere de una intensa campaña de educación cívica que incentive a los jóvenes a obtener su DUI, invite a los ciudadanos a actualizar su domicilio y promueva las distintas formas de votar.

Descuidar la organización eficiente y segura de las próximas elecciones, contar con una deficiente justicia electoral y retrasar aún más el control del dinero en la política, puede arriesgar la gobernabilidad democrática en un contexto donde la competencia electoral presenta diferencias muy estrechas entre el primer y el segundo lugar.

Carta al albañil del pueblo: ¿Quieres ser candidato? De Paolo Luers

paolo luers caricaturaPaolo Luers, 29 septiembre 2016 / EDH

Estimado Gerson:
Ya todo el mundo te menciona como candidato del FMLN para una tercera presidencia. No tan mala idea, tomando en cuenta a los otros pretendientes…

Pero cuidado con lo del FOVIAL. Si a vos te ven como culpable del aumento de la ‘contribución’ (que es un impuesto, no nos demos paja) que pagamos para el FOVIAL cada vez que echamos gasolina, te tocará cuesta arriba. Ya suficiente cargás con el SITRAMSS. Ambas cosas encachimban a miles de gentes todo los días. Una porque nos hace perder pisto, la otra porque nos hace perder tiempo y nervios… De paso te pregunto: ¿De veras querés, en medio de dos campañas electorales, echarte encima esta locura de llevar al SITRAMSS hasta Santa Tecla?

diario hoyPero hablemos del FOVIAL. William Pleitez del Fomilenio hizo una presentación impactante sobre el lamentable estado de nuestras carreteras. Es cierto, si no invertimos en el mantenimiento de nuestras carreteras, vamos a otros desastre.

Panamericana, Ahuachapán, agosto 2016

Panamericana, Ahuachapán, agosto 2016

Pero para esto está el FOVIAL. Cito artículo 46 de la Ley FOVIAL: “El FOVIAL, sin menoscabo de la Conservación Vial podrá asignar recursos de inversión a proyectos de reconstrucción, rehabilitación o mejoramiento dentro de la Red Vial.”

La palabra clave: “sin menoscabo”. Pero en los últimos años, bajo tu mando, el FOVIAL no sólo ejecuta y financia “proyectos de reconstrucción, rehabilitación o mejoramiento”, sino se encarga de las obras nuevas. Los mejores ejemplos: los túneles de Multiplaza y Masferrer. Pero estos son proyectos que por ley debería asumir el MOP, con fondos debidamente incluidos en el Presupuesto General. Pero como ustedes tienen la maña de presentar presupuestos que no incluyen todos los gastos y las inversiones reales, mejor sacan el dinero del FOVIAL.

Claro que no les queda pisto para la verdadera tarea del FOVIAL: la conservación permanente de la red vial. Por esto, nuestras carreteras son un desastre. Y por esto, ahora nos quieren cobrar más por cada galón de gasolina. No se vale.

La ley es clara:

“Art. 1.- La presente Ley tiene como objeto establecer el marco legal para el financiamiento y gestión de la conservación de la Red Vial Nacional Prioritaria Mantenible y de la Red Vial Urbana Prioritaria Mantenible (…)

Art. 3.- Para los efectos de esta Ley, se definen los siguientes conceptos: Conservación Vial: Amplio conjunto de actividades destinadas a preservar en forma continua y sostenida el buen estado de las vías terrestres de comunicación, de modo que se garantice un servicio óptimo al usuario.

La conservación NO comprende la construcción de vías nuevas, tampoco la reconstrucción o la rehabilitación total o el mejoramiento de la vía para elevar su nivel de servicio; dichas actividades serán atribuciones del Ministerio de Obras Públicas, Transporte y de Vivienda.”

Hay que reconocer: A diferencia de muchas leyes enredadas y ambiguas que nadie entiende, esta ley la dictaron con absoluta claridad. No hay pierde.

Y luego viene el artículo 46, que ya citamos, y que solo permite al FOVIAL financiar otros proyectos SIN MENOSCABO DE LA CONSERVACION VIAL. Pero aun así la ley no permite usar fondos del FOVIAL para construcciones nuevas de túneles, pasos a desnivel, bypasses, etc.

Ministro, no hay vuelta de hoja: Ustedes están de manera consiente y sistemática violando la ley FOVIAL – y además la Constitución, al presentar presupuestos nacionales, que no reflejan las inversiones reales, que por ley tocan a tu ministerio. Es grave.

No te preocupés, no sos el único ministro que incurre en estas irregularidades, para no decir delitos. Pero hay una complicación: Los otros ministros no aspiran a ser presidente de la República y no estarán sujeto a un año de escrutinio minucioso durante la campaña electoral.

Así que, ministro, antes de aumentarnos el impuesto para poder seguir violándola ley, pensálo dos veces. Saludos,

44298-firma-paolofovial

 

fovial2

 

 

 

Guillermo Sol Bang: “El Chaparral y expansión 5 de Noviembre no son rentables”

Guillermo Sol Bang

Juan José Morales, 28 septiembre 2016 / EDH

diario hoyDe forma directa y categórica, Guillermo Sol Bang sostiene que en el país, en los últimos diez años, se han tomado decisiones equivocadas sobre el sector energético que han afectado de forma directa a la población salvadoreña con lo que él llama “perversidad”, sin  priorizar el interés nacional y con un uso “político-partidario” de instituciones que deberían de ser independientes y técnicas en su labor.

Desde el incumplimiento del acuerdo con la empresa italiana Enel Green Power para desarrollar la geotermia en la administración del expresidente Antonio Saca, pasando por la construcción irregular y el pago de $108.5 millones por la presa El Chaparral, y terminando con los millonarios desembolsos para sostener litigios sin fundamento, son algunos de los puntos que señala Sol Bang.

El expresidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), entre 1993 y 2004, afirma que no es coherente seguir sin una política energética y con inversiones fallidas, poco rentables  y que generan perdidas irrecuperables.


También te puede interesar: El Chaparral: Tres años de abandono
y rediseño sin resultados


En esta entrevista con El Diario de Hoy, Sol Bang relaciona los proyectos irregulares que se han ejecutado en los últimos diez años en la autónoma, su alto nivel de gastos y la necesidad de hacer una profunda investigación para comprender la posible corrupción que se “institucionalizó” en CEL.

En su administración se desarrollaron los primeros estudios para tener una nueva presa en el país: la central hidroeléctrica El Chaparral. ¿Demostraron viabilidad y una relación costo-beneficio positiva para el desarrollo energético?

Nosotros teníamos claro que sobre el río Torola existía un gran potencial para desarrollar una nueva obra de energía, porque en casi 25 años CEL se había estancado al respecto por priorizar el tema de la geotermia. Los informes de prefactibilidad y factibilidad (elaborados por la empresa estadounidense Harza) decían que en esa zona del país habían hasta siete sitios para levantar una presa hidroeléctrica. Pero fue hasta en 2003 donde la Agencia de Cooperación de Japón (Jica) consideró que esta era una inversión marginal, que no era viable si sobrepasaba un costo de $140 millones, fue por eso que se archivó y se le siguió apostando al petróleo blanco de El Salvador, la geotermia.


Sigue leyendo: 9 datos para entender el caso de la presa El Chaparral


El proyecto se le adjudica a los italianos de Astaldi en 2007 por casi $220 millones y luego se les paga $108.5 en un polémico acuerdo de arreglo directo con irregularidades técnicas de por medio, ¿son estos hechos la prueba de que la obra nunca fue viable y que su margen de  rentabilidad era escaso?

 Sin duda que se siguió una ruta, al igual que como se hizo con la INE (Inversiones Energéticas, subsidiaria de CEL), para aprovechar estos contratos con otros intereses. Hoy se está hablando de que la obra costará $290 millones adicionales,  es un precio demasiado elevado para una presa hidroeléctrica sobre todo porque la tasa de retorno de la inversión es muy baja en el tiempo, los precios del petróleo en la actualidad han bajado a tal punto que los precios de la energía térmica (generada con bunker) y la que se genera con fuentes renovables (agua y vapor del subsuelo) están equiparados. Estos factores debilitan aún más la rentabilidad de El Chaparral, quisiera estar equivocado, pero los efectos negativos de estas malas decisiones se verán en el corto plazo y la CEL creo que ya los está experimentando.


Sigue leyendo: Expansión de la Presa 5 de Noviembre aumentará
la capacidad generación en 80 MW


¿Hay que investigar ese entramado poco claro de adjudicaciones a empresas brasileñas para hacer los estudios en El Chaparral o construir obras  de la Expansión de la Presa 5 de Noviembre?

Para mi El Chaparral y la Expansión de la 5 de Noviembre ya no son rentables y por ello hay que aclarar todas las dudas que existan, esto incluye esos contratos a empresas muy cuestionadas en Brasil de participar en esquemas de corrupción. La investigación ya es algo que deberán de hacer las autoridades, no soy yo el que debe de decir como funcionan las instituciones como lo que viví cuando se me acusó injustamente en el caso CEL-Enel donde el expresidente Mauricio Funes financió a la Fiscalía General y le ordenaba cómo investigarme.


También te puede interesar: IAIP ordena a CEL entregar
información caso El Chaparral


¿Era la Expansión de la 5 de Noviembre, así como se diseñó, la mejor idea para ampliar la capacidad de esta central hidroeléctrica?

Considero que se debía de buscar otra forma de diseñar un plan de ampliación, nosotros a finales de los noventa hicimos una modernización de la central y luego se instalaron nuevas turbinas en la misma casa de máquinas, se hizo un primer esfuerzo que debía continuar en las siguientes administraciones. Lo preocupante acá es como un proyecto que originalmente no sobrepasaba los $135 millones se termina adjudicando en caso $190 millones vía contratación directa a una empresa brasileña que ha sido muy cuestionada, yo veo que esta obra va a la perdida, CEL no recuperará en cinco años ni la mitad de lo que invirtió pues generará potencia únicamente en breves momentos de la estación lluviosa, no habrá más energía  a pesar de la instalación de nuevos equipos.

¿Cómo corregir estos millonarios desembolsos? ¿Ve capacidad de hacer un análisis técnico alejado de la política o de la manipulación de las instituciones para intereses particulares?

De momento lo que deben de hacer las autoridades actuales de CEL es un profundo diagnóstico financiero de como El Chaparral y la Expansión golpearán las finanzas de la institución porque por malas decisiones tomadas en años anteriores el dinero se ha despilfarrado. Esto ha reducido la capacidad de inversión las subsidiarias como LaGeo de invertir en exploración de nuevos pozos, aunado a los millonarios pagos en abogados (ver nota aparte) los cuales solo construyeron casos y respondieron a agendas desde Casa Presidencial. Ambos proyectos deberían de ser suspendidos y ser declarados como perdidas para el país.

Sigue leyendo: Demandan a Funes por pago de $108.5 mlls. de El Chaparral

Falsedades sobre las AFP. De Axel Kaiser

axelkaiser

Axel Kaiser, Director Ejecutivo de la Fundación Para el Progreso (Chile)

Axel Kaiser, 28 septiembre 2016 / EDH

Si hubiera que juzgar a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) por cómo han defendido y explicado el sistema en la última década(en Chile), sin duda no merecerían seguir existiendo. Hace años algunos venimos advirtiendo que un sector ideologizado del país busca destruir el que constituye el pilar central del modelo económico actualmente en cuestión y hemos dicho que era cosa de tiempo para que se iniciara una masiva campaña en su contra. Les advertimos, años atrás, que debían tirar “toda la carne a la parrilla” en un país en que la mayoría no entiende los principios básicos del sistema. Lamentablemente, poco hicieron por dar la batalla por la imagen. Al parecer nunca entendieron que lo que hay de fondo es un tema ideológico y comunicacional más que técnico y seguirá siendo así a pesar de las reformas de la Presidenta. Ninguna institución, dijo John Stuart Mill, subsiste el paso del tiempo si la opinión mayoritaria no la respalda y esa opinión, dijo el mismo Mill, la forman los intelectuales y difusores de ideas.

diario hoyDaniel Kahneman, psicólogo de Princeton y premio Nobel de economía por sus investigaciones sobre cómo funciona nuestro cerebro en la toma de decisiones, dice que “una forma confiable de hacer creer a la gente falsedades es la repetición frecuente, pues la familiaridad no es fácilmente distinguible de la verdad”. La idea de que las AFP son un robo se ha repetido tanto, implícita o explícitamente, en todos los foros, medios de comunicación, universidades y otros que no es raro que hoy se esté poniendo en tela de juicio su subsistencia. Los demagogos se han encargado de propagar por años estas falsedades con el único fin de hacer girar el clima de opinión de modo tal de hacer caer el sistema. Cuando en sus recientes intervenciones José Piñera dijo que los medios de comunicación han sido responsables directos de que haya mucha gente que cree que las AFP son un mal arreglo tenía toda la razón. Lo extraño es que no haya habido de parte de las AFP una contraofensiva potente e inteligente para salir al paso de tanto engaño. Ha habido excepciones como el notable Klaus Schmidt Hebbel, pero ciertamente no se ha percibido una estrategia de comunicaciones integral que atienda la naturaleza ideológica de la amenaza que enfrentan.

Ahora que estamos entrando en un delirante proceso de creación de una nueva constitución, ¿qué pasará con las pensiones? No lo sabemos. Es cierto que hoy hay intereses extranjeros involucrados en el negocio y que eso constituye un freno adicional al zarpazo que políticos populistas e ideólogos colectivistas quieran pegarle al sistema. Pero no debemos subestimar el alcance que puede llegar a tener el populismo en nuestro país en la próxima década. La tentación de confiscar los más de US$ 160 mil millones acumulados es gigantesca y solo una sociedad civil organizada dispuesta a defender su dinero será capaz de frenarla en el largo plazo. Para eso, la opinión común no puede ser que aquí un par de ricos dueños de las AFP nacionales o extranjeros están esquilmando a los cotizantes como quieren hacernos creer ciertos grupos. Por cierto el clima de opinión general en contra de los empresarios es parte de esa campaña por destruir la credibilidad del sistema de mercado donde las AFP son un pilar fundamental. ¿O acaso condenar el lucro como inmoral en sí no destruye inmediatamente la legitimidad del negocio de las AFP? ¿Por qué va a ser inmoral lucrar con educación y otros derechos sociales y no con la pensión que es un tema todavía más sensible? Resulta increíble que muchos empresarios en Chile aun hoy no entiendan lo que está en juego y el nivel en que debe darse la batalla. Esto no puede explicarse sino por la falta de hábitos de lectura entre muchos de nuestros empresarios muy dedicados a los números pero totalmente indolentes al mundo de las ideas que es el que define la sustentabilidad de largo plazo de su negocio. Se siguen comportando como el transeúnte que camina al lado de un Rottweiler que le está gruñendo y mostrando los dientes y que cree que por no mirarlo no lo va a morder.

Venezuela y la paz de Colombia. De Ibsen Martínez

Este artículo de Ibsen Martínez está directamente dirigido a la oposición venezolana. Pensamos que igual podría dirigirse a muchos en la derecha salvadoreña.

Segunda Vuelta

Ibsen Martínez, escritor venezolana

Ibsen Martínez, escritor venezolana

Ibsen Martínez, 27 septiembre 2016 / EL PAIS

Nicolás Maduro ha afirmado, previsiblemente y con estulto énfasis, que la paz en Colombia es obra por completo atribuible a Hugo Chávez. Tamaña mentira me lleva a abordar un tema nada irrelevante a la hora de tratar de entender qué (nos) pasa, hoy por hoy, en Venezuela.

el paisMe resulta inexplicable la dificultad que enfrenta la oposición venezolana a la hora de juzgar el histórico momento que atraviesa la nación vecina. Demasiados venezolanos opositores al chavismo, tanto políticos de oficio como ciudadanos del común, desestiman las positivas consecuencias inmediatas y futuras que la ratificación, por vía plebiscitaria, del acuerdo de paz entre las FARC y el Estado colombiano con toda seguridad han de tener en la resolución de la devastadora discordia que el chavismo ha instaurado en mi país.

“Me preocupa la propensión de tantos opositores venezolanos
a simpatizar, sin mayor examen, con Uribe hasta el punto
de olvidar cuánto lo asemejó a Chávez su desprecio a las instituciones”

Cierto que los arteros tejemanejes del chavismo para aplazar el referéndum revocatorio hasta 2017 absorben toda la atención, no solo de los miembros de la MUD (Mesa de Unidad Democrática), sino del ciudadano común que, indignado, ve cómo la arbitrariedad de Maduro y la panda de generales corruptos (cuando no capos narcotraficantes) e indignos funcionarios civiles atropella los más elementales derechos humanos y políticos de los venezolanos.

Tener que confrontar, día a día, a mano desarmada, nuevas y más ultrajantes arbitrariedades, ciertamente no deja tiempo de mirar con detenimiento lo que ocurre en el vecindario, pero igual resulta no solo triste, sino muy grave, que persistan en la opinión venezolana tantas percepciones equivocadas, tantos equívocos y, digámoslo de una vez, tanto rancio prejuicio xenófobo contra Colombia y sus ciudadanos. 

Enumerarlos, clasificarlos y tratar de rastrear sus orígenes, desde la ya remota querella que en 1830 condujo a la disolución de la Gran Colombia —esa “ilusión ilustrada”, como la llamó el prematuramente extinto pensador venezolano Luis Castro Leiva—, hasta las vociferaciones con que Hugo Chávez atribuía a Álvaro Uribe protervas vinculaciones con el general Santander y el atentado contra Bolívar en 1828, sin olvidar los abstrusos diferendos limítrofes de principios del siglo pasado que tanto desvelaron a militares y demagogos venezolanos y alentaron la xenofobia anticolombiana, es asunto tan de tejas arriba que excede mis capacidades y las de estas 600 palabras de mi bagatela semanal. 

Pero algún día, y pronto, harán bien las élites intelectuales venezolanas, en especial las que se ocupan del quehacer político, en abocarse a ello. Por modesta que sea mi experiencia, sé positivamente que leer y pensar intensamente en torno a Colombia me ha llevado a entender mejor muchas cosas de Venezuela. Y, por cierto, hay mucho, muchísimo más que entender que lo que trae el manido y mezquino epigrama, atribuido, con razón o sin ella, a Simón Bolívar: “Venezuela es un cuartel, Colombia una universidad y Ecuador un convento”.

Parafraseando al poeta estadounidense Allen Ginsberg, he escuchado a los mejores cerebros de mi generación despachar a Santos, De la Calle, Jaramillo, Gaviria y Holguín como ingenuos embaucados por unas FARC cuyo proyecto es instaurar una Gran Colombia castrochavista. Me preocupa la propensión de tantos opositores venezolanos a simpatizar, sin mayor examen, con Uribe hasta el punto de olvidar cuánto lo asemejó a Chávez su desprecio a las instituciones y a la norma constitucional de su país. Pero afirmar, como lo he escuchado en Caracas de labios de muy caracterizados líderes opositores, que Juan Manuel Santos es un tonto útil de Nicolás Maduro desafía toda ecuanimidad.

Duele advertir que quienes padecen la vocación tiránica, esencialmente violenta, del chavismo piensen que una victoria del no en Colombia pueda contribuir a la normalización democrática y a la reconciliación en Venezuela.

@ibsenmartinez