Mauricio Interiano

Los 3 candidatos a presidir ARENA se presentan: Edwin Zamora, Hugo Barrera, Mauricio Interiano

diario hoyEl Diario de Hoy publicó entrevistas con los tres candidatos a la presidencia de ARENA, para darles oportunidad de explicar públicamente su visión del cargo que quieren asumir. Los reprodicimos aqu en la secuencia que fueron publicadas.

Segunda Vuelta

Edwin Zamora: “Esta es una era de conquista del Ejecutivo en 2019”

Edwin Zamora, concejal de la alcaldía de San Salvador, por el partido ARENA

Edwin Zamora

José Zometa, 13 agosto 2016 / EDH

Edwin Zamora fue diputado de la Asamblea Legislativa en el periodo 2012 -2015 y es actual concejal de la Alcaldía de San Salvador bajo la bandera de ARENA. El también empresario ya ha estado en el Consejo Ejecutivo Nacional (Coena) y desde ahí ha ejecutado labores que han llevado a ese instituto político a un proceso de renovación y modernización. A su juicio, esa experiencia es su mejor capital para obtener el apoyo de las bases y estructuras en la elección interna para dirigir al principal partido de oposición.

¿Qué lo motiva a lanzarse como aspirante a presidir el Coena y qué ofrece a las estructuras? 
Los areneros estamos siendo protagonistas de un momento histórico de la transformación política de nuestro país. Somos los protagonistas de la renovación política y esto me presenta una oportunidad para dar mi contribución. Tengo una visión clara de lo que tenemos que hacer como partido; el partido tiene la gente correcta y capaz para ejecutar y mi compromiso es inyectar la pasión que se necesita para que el partido reconquiste el Ejecutivo en 2019 y obviamente que tengamos un éxito rotundo en el 2018 en alcaldías y diputados.

¿Qué cosas están mal en el partido y qué hay que corregir? 
Todas las organizaciones tienen las oportunidades de mejora, si nosotros pretendemos de  que no existen oportunidades de mejoras, creo que estamos condenados al fracaso. En ARENA hemos identificado las oportunidades de mejora y es en lo que nos hemos enfocado con esta apertura, modernización y democratización que lo que ha hecho es acercar a la dirigencia del partido con sus bases, con sus estructuras y al partido en general con la población. Yo creo que el partido está saliendo de una fase de modernización, de apertura, una fase de democratización que ha sido un trabajo muy intenso y nos ha exigido ver bastante hacia adentro para que el partido se fortalezca y se posicione debidamente para las próximas elecciones. Esta es una era de conquista del Ejecutivo en 2019, una era que va a estar acentuada con mucho orden, mucha disciplina y mucha fortaleza, ese es mi compromiso.

¿Con qué sectores del partido cree contar con apoyo? 
Muy temprano en mi participación partidaria me permitió ser miembro del Coena; después me permitió competir por una diputación cuando por primera vez se votaba por diputados con rostro; después me permitió participar para la candidatura de alcaldías y concejos municipales plurales; entonces, he tenido la oportunidad de servir a mi partido. He tenido la experiencia de ser dirigente del partido, de participar en la gestión legislativa y ahora en la gestión municipal. El partido me dio la oportunidad de presidir el Quinto Congreso Nacionalista que recogió las inquietudes de todas nuestras bases y estructuras que se tradujo en un mapa, en un plan de trabajo de modernización y de apertura y sé que la gran mayoría de areneros están claros de esa contribución y por ende, me apoyan, porque creen que eso es bueno para el partido.

¿Se habla de modernizar, de renovar el partido, qué implica eso?
Yo prefiero actuar que hablar de ello. Yo he estado haciendo eso desde que llegué al partido, obviamente con todo el equipo de ARENA, gente comprometida con esto. Ya lo estamos viendo, es esta apertura donde vemos nuevos rostros en la Asamblea Legislativa, 17 diputados nuevos que verdaderamente le están cambiando la faz a la gestión pública en la Asamblea y estamos viendo también nuevos rostros en los concejos plurales y en las dirigencias del partido; entonces, esa modernización y esa apertura de la que este servidor puede hablar es un reflejo de lo que nos han pedido las bases y las estructuras y eso es lo que estamos viendo.

¿Qué importancia y qué incidencia deben tener los financistas dentro del partido? 
Yo estoy muy agradecido con los financistas de nuestro partido político y estoy hablando de los financistas de todos los tamaños. Puedo decir con toda propiedad que entré al Coena esta vez y me dediqué a trabajar muy de cerca con financistas de todos los tamaños. Obviamente es gente que está comprometida con el país, que están claros que la única esperanza del país para rescatar a El Salvador de la crisis en que nos ha metido el FMLN, que la única esperanza es ARENA y esta es su manera de colaborar con hacer patria. Creo que nosotros si somos sabios debemos de escucharlos, tomar lo bueno que el partido pueda tomar y tomarlo como un plan de trabajo.

¿De llegar usted a presidir el Coena  va a transparentar y abrir las cuentas del partido?
No solo ya está legislado sino que ARENA es el único partido político grande que lo ha hecho, los otros partidos políticos se han negado a dar esta información. Los partidos pequeños quizá la han dado un poco parcialmente porque si uno lo estudia y lo compara se da cuenta que no es exactamente lo que uno podría esperar comparándolos con las campañas, pero ARENA ha sido el único partido grande que lo ha hecho. Obviamente yo siempre he defendido la transparencia y la rendición de cuentas no solo a la ciudadanía, sino que a los mismos donantes que tienen derecho a saber adónde fue su dinero y cómo se utilizó.

¿Cuál sería la relación de su partido con el gobierno del FMLN? 
Nosotros hemos gobernado exitosamente El Salvador por 20 años. Convertimos a El Salvador de un país rural, con más del 70 por ciento en la pobreza, a un país urbano con el 70 por ciento de clase media. Ese cúmulo de conocimiento que tiene el capital humano de ARENA lo vamos a poner al servicio del pueblo salvadoreño, siendo una oposición contundente pero propositiva  y responsable. Nosotros no podemos ser una oposición de puros no, porque sabemos las necesidades de nuestro país y estamos comprometidos por sacar adelante al país. Vamos a seguir siendo una oposición responsable.

– – – – – – – – – –

Hugo Barrera: “Quiero que ARENA recupere el potencial ganador de elecciones”

Hugo Barrera, fundador del partido Arena, espera que el partido recupere el potencial ganador en las elecciones

Hugo Barrera

José Zometa, 14 agosto 2016 / EDH

Hugo Barrera es uno de los fundadores del partido ARENA y ha ocupado importantes puestos dentro del partido y en el Ejecutivo cuando el tricolor gobernó en cuatro ocasiones. Dice tener la experiencia política para ponerla en práctica  en la dirección del principal partido de oposición, pues busca devolverle la “mística” ganadora de elecciones al partido y para recuperar el poder y sacar adelante al país.

¿Qué lo motiva a lanzarse como aspirante a presidir el COENA y qué ofrece a las estructuras? 
La motivación está fundamentada en los resultados que tenemos ahorita como partido político en donde prácticamente hemos perdido todo el poder; estamos hablando del poder Ejecutivo, del Poder Legislativo, el Tribunal Supremo Electoral, la Corte Suprema de Justicia, la Corte de Cuentas, etcétera, todo ese tipo de cosas donde tenemos prácticamente cero influencia. y la idea es participar en la dirigencia del partido para recomponer todas las estructuras, fortalecer el esquema de organización del partido y recuperar la posición de partido político ganador de elecciones que hemos tenido históricamente.

¿Qué cosas están mal en el partido y cree que hay que corregir? 
Lo que se haya hecho mal a mí no me interesa, lo que a mi me interesa es lo bueno que vamos a hacer a futuro; entonces, la idea es tomar la dirección del partido  con un equipo de gente idónea para cada uno de los cargos del gente que esté con toda la determinación de hacer todo lo que sea necesario, con la formalidad y la idoneidad para empezar a darle el trabajo de equipo que esta cosas necesita. Y yo estoy seguro que con este trabajo de equipo vamos a empezar a darle forma a una organización potente tanto nacional como departamental y municipal por supuesto. Estamos hablando que ya para el 2018 tenemos las elecciones para alcaldes, diputados y Parlacen y lógicamente tenemos que estar listos. Quiero aclararle una cosa, yo no tengo la más mínima intención de ser candidato a nada, ni a alcalde ni a diputado, ni a presidente de la República, simplemente y sencillamente estoy haciendo este esfuerzo porque lo que quiero es contribuir a que el partido recupere el potencial de ganador de elecciones y voy a dedicar absolutamente todo mi tiempo para recuperar esa posición.

¿Qué sectores del partido cree que le puedan dar el apoyo? 
Yo tengo la impresión que de las 28 mil personas que van a votar en estas elecciones, que es el padrón que la dirigencia ha diseñado, yo estoy seguro que fácilmente la mayoría de esos 28 mil pueden estar de acuerdo con la posición política mía y con el deseo de recuperarle el potencial al partido. Yo creo que debemos saber escuchar a quienes tienen alguna cosa que opinar en los niveles municipales, departamentales o nacionales. Creemos que es importantísimo, hay gente que se ha ido del partido por diversos motivos que hacer un esfuerzo bien grande para recoger a esta gente, atraerlo nuevamente y la gente lo que quiere es que el partido se fortalezca, que se recupere su dinámica ganadora de elecciones y ese es el mejor anzuelo para que la gente se vuelva a acercar y volver a ganar, por lo menos, 43 diputados en las elecciones que vienen y la Presidencia en el 2019.

¿Se habla de modernizar, de renovar el partido, ¿qué implica eso? 
El partido tiene bastante gente joven que se le tiene que ir dando la oportunidad para que en el momento oportuno  ellos puedan tomar la dirigencia del partido. Por otra parte tampoco podemos dejar a un lado a la gente que ha ganado en este ejercicio político de varios años, tanto a nivel de Asamblea, a nivel de alcaldías y a nivel de gobierno. Hay gente que han sido ministros y presidentes de autónomas, todo eso se tiene que tomarse en consideración porque al fin y al cabo esas instituciones siguen funcionando en el país y en algún momento nosotros vamos a tener que poner a la gente que va a manejar esas instituciones; o sea, tenemos que hacer acopio de la energía de la juventud que se va preparando para el futuro y por supuesto de la gente experimentada.

¿Qué importancia y qué incidencia deben tener los financistas dentro del partido? 
Todos los que aporten algo, hay gente que aporta un dólar al mes, hay gente que aporta más y hay grandes aportes que son importantes, pero para mi criterio una cosa importante en la que ya estamos trabajando y ya tenemos los planes elaborados es que debemos de ser autosuficientes con un mecanismo de recaudación permanente a nivel nacional que ya está diseñado y lo vamos a poner en marcha.

¿De llegar usted a presidir el COENA, va a transparentar y abrir las cuentas del partido?
Con el tema de dar a conocer a los financistas me parece una cosa lógica, lo que pasa que en este momento de inseguridad que hay en al país yo creo que hay que respetar la voluntad de alguna persona que quiere aportar pero que quiere mantenerse en reserva, yo creo que eso habría que respetarlo porque se trata de la seguridad de una persona.

¿Cuál sería la relación de su partido con el Gobierno del FMLN? 
La oposición tienen que ser propositiva, por una parte, pero por otra parte, tiene que ser cumplidora  de lo que manda la Constitución y las leyes en relación a todo lo que el gobierno quiera hacer. Si el gobierno hace las cosas como manda la Constitución y como mandan las leyes, le vamos a dar todo el apoyo que necesite. Si el gobierno no cumple con la Constitución y las leyes, nosotros vamos a ser los principales críticos  y yo no estaría de acuerdo en darle los votos para ningún préstamo si no está dentro del marco de lo establecido, del marco constitucional y en el marco de la ley.

– – – – – – – – – –

Mauricio Interiano: “Podemos darles un giro a la política y a nuestro país”

San Salvador, 01 de Marzo de 2016. Entrevista cno el vicepresidente de organizaciÛn de  ARENA Mauricio Interiano, habla sobre la unificaciÛn del Partido y luchar por renovarlo . fotos edh  por  RenÈ  Estrada.

Mauricio Interiano

, 15 agosto 2016 / EDH

Mauricio Interiano no es un nombre común en la política salvadoreña. Si bien ha pertenecido a la dirigencia tricolor desde hace un tiempo, no ha tenido un rol protagónico como sus contrincantes principales, el concejal y exdiputado Edwin Zamora, y el histórico dirigente tricolor, Hugo Barrera. Interiano conversó con El Diario de Hoy sobre su propuesta, que incluye apostarle a un acercamiento con las bases, a apoyar más a los alcaldes y a fortalecer la transparencia del partido para ganar confianza y legitimidad.

¿Qué lo motivó a correr por la     presidencia del partido ARENA?
Convicción de que este es un momento donde podemos darles un giro a la política y a nuestro país y todo eso debe comenzar en ARENA. Como ARENA tenemos que hacer algunos ajustes y la población está esperando y nuestras bases también. Eso puede encender nuevamente esa mística que nos ha caracterizado. Esa es la fórmula para poder ganar (las presidenciales de) 2019 para poderle dar un giro de rumbo a nuestro país.

¿Qué cambios urgen en ARENA?
Hay que reconocer primero la fortaleza del partido. Territorialmente estamos muy bien. Tuvimos buenos resultados en la elección pasada, pero hay cosas que tienen que cambiar y tenemos que demostrar que estamos escuchando y preparados para conectar con nuestra población. Lo primero que tenemos que hacer es ponernos del lado de nuestras estructuras, de la gente. Lo que más hemos escuchado es principalmente eso… Y ante la población, lo que esperan es ver es esa coherencia entre nuestros principios y nuestras acciones… Tanto la ciudadanía como las estructuras tenemos un sentimiento de desesperación y abandono del Gobierno que no está resolviendo. ARENA tiene que volverse en esa voz firme, en defensa y protección de un país.

En ARENA ha habido escándalos que involucran a diputados y alcaldes con malos usos de recursos públicos o el poder conferido. ¿Qué actitud debe tener COENA ante eso?
ARENA tiene que tener una voz fuerte siempre. Debemos estar fuertes a cualquier crisis y sentar las posiciones, ya sea para proteger a la gente o para sancionar y resaltar lo que debemos cambiar. Debemos diferenciar las acciones de las personas. Tenemos que tener una voz fuerte y firme, dando nuestra cara, nuestro esfuerzo, respaldo y sentando posiciones claras que vean esta fortaleza y firmeza para ganarnos la confianza de todos los salvadoreños.

¿En ese esfuerzo caben personas que le han mentido a la población?
Este no es el momento de personalizar, hay que separar los actos de las personas. Es momento de unirnos y tener claro qué queremos lograr con base en la credibilidad.

Pero el partido lo ha criticado.
La gente espera coherencia entre principios y acciones. La población no será tolerante con ciertas acciones y debemos ser coherentes con eso. Debemos mostrar que estamos comprometidos con cambiar la manera en que se han hecho las cosas. Estos casos los iremos revisando, que nuestras acciones construyan la credibilidad que ARENA necesita tener.

¿Qué sector del partido lo respalda?
Yo pasé un tiempo en el COENA y eso me permitió entender a nuestras bases y qué tenemos que cambiar o qué continuar… Estoy muy agradecido que se me ha dado todos los apoyos, que no son a Mauricio Interiano, sino a un proyecto y un equipo. No te puedo decir uno u otro sectores porque son de muchos.

¿Busca continuismo o renovación?
Nuestras estructuras están pidiendo que se cambie cómo se han hecho las cosas. Esta elección va a marcar el futuro del partido y del país. Tenemos que tener la valentía de hacer esos cambios. Lo está pidiendo la población en encuestas y en la opinión pública, que tenemos que cambiar.

¿Qué metas han trazado para 2018?
En las elecciones 2018 el reto es lograr como mínimo 43 diputados y continuar creciendo en las alcaldías, y en las que ya estamos lograr la reelección. Eso se va a lograr trabajando desde las bases. Tenemos que darle el poder a nuestras estructuras, ahí está la fuerza del partido. Estoy confiado que en 2018 tendremos los mejores resultados de la historia de ARENA.

¿Hay alcaldes que han sido cuestionados por diferentes irregularidades? ¿Renovarían sus candidaturas?
Lo primero que tenemos que hacer es ponernos al lado de todos nuestros alcaldes para entender qué está pasando. Una realidad es que muchos se sienten solos y necesitan este respaldo. Si vemos que hay acciones que no podemos avalar, ya veremos qué sanciones se dan en ese momento.

¿Pueden los financistas tener incidencia en la elección de candidatos?
Cuando hablamos de financistas, hablamos de miles de personas que apoyan al partido. El financiamiento es clave para el trabajo del partido y algo importante que tenemos que hacer crecer esos apoyos para poder tener un trabajo continuo y permanente. Necesitamos esos recursos para estar activos todo el tiempo. Es igual de importante el que da un dólar al mes como aquel que da mil dólares. Por eso buscamos gente que se sume con su tiempo y aportes. Tenemos que demostrar que ARENA es de todos.

Se ha dicho que los grandes financistas han incidido en las candidaturas.
Nuestras estructuras van a decidir los dirigentes y los candidatos. En mi tiempo en el COENA, fue precisamente la primera vez que el proceso de elección de candidatos se hizo de forma abierta y voto secreto. Una de las apuestas es que tengamos candidatos que sean elegidos por nuestras estructuras y afiliados.

¿Si gana la presidencia de ARENA, qué nivel de acceso daría a la información de los financistas?
La transparencia tiene que ser uno de los ejes principales de ARENA. Tenemos que dar el ejemplo de lo que esperamos ver de nuestros funcionarios. Todo aquel que financia el partido tiene derecho a saber qué se hace con los recursos para generar la credibilidad y la confianza en la población.

¿Qué tipo de oposición debe hacer ARENA?
Clara y firme. Estamos pasando por un período muy difícil como país. Tenemos un gobierno que ha demostrado no tener un rumbo, está más enfocado en mantenerse en el poder que en resolver los problemas de los salvadoreños. Tenemos la responsabilidad como ARENA de asumir esa responsabilidad, denunciando lo que nos está pasando y proponiendo esa visión de lo que podemos lograr como país.

Arranca el debate en ARENA: Mauricio Interiano y Edwin Zamora

Con la aprobación de los estatutos y de las reglas del juego, está abierta la competencia por la presidencia de ARENA. Mauricio Interiano y Edwin Zamora se disputen el liderazgo del partido, ambos apuntando a la renovación y la apertura. El Diario de Hoy ha dado espacio a ambos a exponer sus planteamientos. Queda abierto el debate, pero hace falta profundizar y concretizar los cambios que proponen para el partido y para el país.

Segunda Vuelta

Los nacionalistas de corazón estamos claros que en ARENA no tenemos detractores y que entre hermanos no podemos generar enemigos: Edwin Zamora

edwinEdwin Zamora, 31 julio 2016 / EDH

Como hermanos, como grandes correligionarios, los que amamos la libertad, la democracia, la paz, el progreso y la libertad, nos preparamos en los próximos días para iniciar la fiesta más grande que la apertura democrática haya brindado a nuestro partido, nuestras primeras elecciones internas para escoger el nuevo Consejo Ejecutivo Nacional (Coena).

Dando cumplimiento a las recomendaciones del V Congreso Nacionalista —que tuve el honor de coordinar— los areneros hemos emprendido el camino a una nueva meta: elecciones internas de nuestras autoridades a través del voto secreto.

Somos los integrantes de esta gran familia arenera los que decidiremos, de forma directa, quiénes integrarán la nueva dirigencia, dando fiel cumplimiento a las palabras del fundador de nuestro partido Mayor Roberto d’Aubuisson: “El arma más poderosa del hombre libre es el voto”.

diario hoyEl inédito proceso democrático que vivimos en ARENA es el reflejo del sentimiento de las estructuras que demandaron un partido más democrático, un instituto político que responda con más eficacia a las nuevas realidades, un partido dispuesto a transformarse continuamente y a sentar las bases para la construcción de una nueva forma de hacer política en el país.

Las voces al interior de ARENA han sido escuchadas y en pocos meses estaremos celebrando una de las mayores fiestas democráticas que hemos vivido como partido y en la que usaremos con orgullo la poderosa arma del voto; decidiremos nuestro futuro con el liderazgo que nos llevará por el camino del triunfo; escogeremos el proyecto que nos fortalecerá y nos llevará a la recuperación del país en las elecciones de 2008 y 2009.

Los verdaderos areneros sabemos que esta elección no es una competencia de capacidades personales; los nacionalistas de corazón estamos claros que en ARENA no tenemos detractores y que entre hermanos no podemos generar enemigos. No nos dejemos sorprender, no permitamos que terceros contaminen este ejemplarizante proceso democrático y avancemos con pasos firmes y seguros, sin tropezar con las piedras que nos ponen para detenernos o hacernos caer.

Yo ingresé a las estructuras del Partido hace siete años, en momentos de crisis y tras una ruptura dolorosa. Esta coyuntura, que muchos vieron como trágica, me permitió conocer las entrañas de ARENA, vivir sus principios y valores, alimentarme de la fortaleza de su gente y del amor que cada arenero tiene por su país, me permitió conocer el verdadero nacionalismo y las virtudes del tricolor que sale adelante con pasos más firmes, aunque le empiedren el camino.

Ese espíritu arenero me llevó a involucrarme en el proceso de renovación de mi partido, el mismo que me da hoy la oportunidad de ser, una vez más, actor en su enriquecimiento democrático. La participación en este proceso me permite refrendar mi convicción renovadora, reafirmar mi gran orgullo de ser arenero y, sobre todo, ratificar mi identificación con ese espíritu que nos une a todos: librarnos de este mal gobierno del FMLN que lleva al país por el rumbo equivocado.

– – – – – – – – –

¡Atrevámonos! De Mauricio Interiano

Mauricio Interiano, 24 julio 2016 / mauricio interiano

Queridos hermanos, este día haremos historia. Hoy inicia un nuevo capítulo en la vida de nuestro gran partido y de nuestra amada Patria. Hoy daremos el primer gran paso para nuevamente rescatar a El Salvador, así como lo hicieron todos aquellos valientes que decidieron hace 35 años reescribir el futuro del país.

Alianza Republicana Nacionalista nació en un momento oscuro de nuestra patria, en el que reinaba la desesperanza, la división, y la falta de oportunidades. Pero fue un grupo de salvadoreños audaces y determinados que decidió dar un paso histórico y fundaron nuestro gran partido. Se fundó con una causa clara e inspiradora, la cual logró unir a miles de nacionalistas: el desarrollo de nuestra nación con paz, progreso y libertad.

diario hoyHoy nuestra patria está nuevamente sufriendo. Algo nos pasó en el camino y permitimos que un grupo de malos salvadoreños sin escrúpulos ni visión de país, llegaran a gobernarnos, resultando en la situación actual que vivimos todos los salvadoreños en la que la mayoría está deseando partir en busca del sueño americano, en lugar de quedarse a construir el sueño salvadoreño.

Nuevamente tenemos la responsabilidad de actuar y de corregir el rumbo que llevamos. Pero para eso debemos primero entender qué nos pasó, asumir la responsabilidad y comenzar a corregir. Debemos recuperar nuestra identidad y causa, para poder recobrar esa mística que nos identificó y nos motivó a tantos salvadoreños. Todo comienza recordando la misión que se nos encomendó de transformar nuestra nación, en donde puedan tener progreso todos los salvadoreños, nuestros jóvenes, mujeres, obreros, campesinos, empresarios, profesionales, compatriotas del campo y de la ciudad, así como los hermanos en el exterior.

De eso se trata la renovación de nuestro querido ARENA: de su mística. Se trata de llevar en el corazón esa causa que nos mueve a actuar sin esperar nada a cambio; de vivir nuestros principios y valores con coherencia, valentía y claridad; y de servir, juntos, con un solo propósito.
Se trata de revivir esa mística para poder inspirar a toda una nación a actuar unidos por un mejor El Salvador. Que podamos demostrar a todo compatriota que estamos de su lado, pues no debe haber nada más importante para un salvadoreño que otro salvadoreño. Que estamos dispuestos a ponernos en los zapatos del pueblo, que nos vamos a acuerpar y a apoyar como la familia que somos, y que nos vamos a exigir para dar lo mejor que tenemos.

El Salvador nuevamente nos necesita enfocados, fuertes, valientes y unidos. Y la unidad de nuestro partido será solida en la medida que se enriquezca con el debate interno, la posibilidad de apertura y participación y expresión de todos, pues de lo contrario estaríamos dándole a la gente más de lo mismo. Esto incluye que tengamos la valentía de apoyarnos y consolidarnos, de acompañarnos en el terreno, y de validar esa regla básica que es vital: jamás confrontar a un arenero contra otro arenero, porque allí comienza el germen de la división, enseñanza que nos dejó el fundador y máximo líder de nuestro partido y la que debemos honrar.

Hermanos, el proceso de renovación ya comenzó, pero este domingo se dará un paso trascendental. Tenemos la oportunidad de demostrar el compromiso con la democracia de nuestro partido y de nuestra patria. Tenemos la oportunidad de que este proceso sea el detonante de ese giro que todo El Salvador está esperando ver en ARENA. Atrevámonos a dar este paso con apertura, madurez, valentía, inspirando y uniendo a toda una nación. ¡Hoy más que nunca, El Salvador necesita a sus mejores hijos presentes por la patria!

Tengo la claridad de lo que debemos hacer y la convicción de hacerlo. Debemos desde ARENA, ser capaces de convertirnos en el motor que hará realidad el sueño de cada arenero y de todo un país. Estoy convencido que los areneros estamos dispuestos a volver a rescatar una vez más a nuestra amada patria y asumir otra vez, con honor y mística, su rol histórico en beneficio de toda la población.

 

 

 

“Llevar al partido al Ejecutivo en 2019”: Edwin Zamora. “Dar un giro como partido”: Mauricio Interiano

Ahora puede comenzar el debate serio en ARENA. Ya hay tres candidatos para dirigir el partido: Mauricio Interiano, Hugo Barrera, Edwin Zamora. Vamos a documentar este debate.

Segunda Vuelta

“Mi compromiso es llevar al partido al Ejecutivo en 2019”: Edwin Zamora

1456413390070

El concejal de San Salvador anunció ayer que participará como candidato a presidente de ARENA. Dice tener apoyo tricolor.

, 23 julio 2016 / EDH

Edwin Zamora asegura que los siete años que ha estado trabajando en el partido son su carta de presentación para ganarse el apoyo de los areneros y ascender a la máxima silla en ese partido en las próximas elecciones internas, tal como lo anunció ayer en una entrevista matutina. Se define como una ficha clave para la renovación, y promete recuperar la presidencia en 2019.   Advierte que su proyecto es como una casa sobre tres pilares en los cuales descansa este último objetivo.

¿Qué lo hace tomar la decisión para correr como candidato a la presidencia del partido ARENA?

Cuando decidí entrar a ARENA acabábamos de pasar un momento de crisis,  un período post electoral y el partido se dividió. Eso fue lo que me permitió conocer verdaderamente los valores y principios del partido en los cuales yo creía, y desde entonces me puse a trabajar en cualquier lado que el partido lo pidiera. Ahora que se abre este proceso histórico para la elección del Coena, mediante el voto secreto, lo vamos a poder elegir de una manera democrática.

Con esta decisión ratifico mi amor por el partido y reafirmo mi compromiso de llevar al partido al Ejecutivo en 2019.

Es un momento de autocrítica en el partido. Algunos hablan de renovación, de volver a ARENA a sus raíces ¿Comparte esta visión?

Mi trayectoria habla por sí misma. Tuve el honor de presidir el quinto congreso nacionalista que llevaron a conclusiones que dieron un paso enorme en la modernización y en la apertura del partido. Ahora, la Comisión Política y el Coena han venido trabajando en echar a andar esas recomendaciones. Obviamente yo soy de los fieles creyentes que este es el camino correcto: la apertura del partido, la democratización del partido y aceptar a los nuevos rostros, este talento que se mezcla con gente que tiene muchos años en la política y que ha hecho de este partido el partido fuerte que siempre ha sido.

Ahora van a ser 22 mil areneros que votarán en las elecciones internas. ¿Qué le hace pensar que tendrá un amplio apoyo en esa contienda? 

Yo creo que la trayectoria que uno ha tenido a lo largo de la vida política habla por sí sola. Estoy confiado en que esa trayectoria va a ser reconocida y premiada por aquellos que van a votar en esa elección.

¿Han habido areneros que le han insistido en que participe como candidato y que le han dado su respaldo? 

Por supuesto.

¿Quiénes?

Yo creo que no es el momento de mencionarlos, pero a la hora de las votaciones lo vamos a ver.

¿Tiene ya un plan sobre cuáles serán las primeras acciones que tomaría de llegar a presidir el Coena?

En primer lugar, necesitamos seguir trabajando en este proceso de apertura de modernización del partido. Es algo indispensable. Yo visualizo esto como una casa construida sobre una base con tres pilares que sostienen el techo: es ganar el 2019 para poder rescatar a los salvadoreños de este gobierno atroz del FMLN que nos tiene con mucha desesperanza.

Regresando a la casa…

La base es una estrategia bien clara. Básicamente es una patria libre y próspera, eso es lo que queremos para los salvadoreños. Tenemos que tener claridad en el trabajo territorial. ARENA tiene que fortalecer su trabajo territorial. ARENA es un gigante listo para la batalla. Lo único que necesita es activarse.

El segundo elemento es consolidar el proceso para elegir a nuestras candidaturas. Ya lo vimos en el caso de los diputados cómo 17 diputados nuevos entraron a la Asamblea. Esos mismos procesos novedosos seguirán funcionando para la elección de candidatos a diputados, para alcaldes y para el futuro o futura presidente de la República.

La tercer columna es un programa comunicacional, una estrategia sólida y permanente. Si juntamos esas tres columnas, el éxito es seguro.

¿Tiene más coincidencias que diferencias con los candidatos Mauricio Interiano y Hugo Barrera, o a la inversa? 

No he tenido la oportunidad de platicar con ninguno de ellos dos en cuanto a cuál es su plan para la presidencia del  partido, lo que puedo decir es que tanto Hugo como Mauricio están buscando la presidencia del partido.

¿Quiénes integrarán su planilla? 

En este momento todavía no puedo comentar sobre ello. Hemos ya hablado con varias personas. Muchos están interesados. Uno de los grandes lujos de ARENA es tener gente muy capaz y comprometida.

– – – – – – –

“Debemos de dar un giro como partido”: Mauricio Interiano

mauricio interiano

Asegura que ARENA ha perdido credibilidad porque no ha logrado posicionarse y dice que uno de sus retos sería unificar al partido.

Beatriz Iraheta, 13 junio 2016 / LPG

Mauricio Interiano recientemente renunció al cargo en la vicepresidencia de Organización del COENA para aspirar a la presidencia y relevar a Jorge Velado. Sostiene que, si bien el país se ha venido deteriorando, en gran parte por la incapacidad del gobierno del FMLN, también acepta responsabilidad desde ARENA, porque como oposición no conectan con la población y se siente abandonada, sin rumbo.

¿Cómo surge el interés de aspirar a presidir el Consejo Ejecutivo Nacional (COENA)?

Estando en el partido y siendo parte de la dirigencia, realmente parte de la reflexión que vemos es que debemos dar un giro como partido, un giro que nos permita volver a conectar y volver a entusiasmar con todos aquellos que se han alejado, con todos aquellos que si bien comparten buena parte de nuestra visión y principios, pero hemos perdido la credibilidad como partido, y principalmente porque estamos en un momento crítico como país, y este momento requiere que demos un cambio en la política.

¿Por qué ha perdido la credibilidad?

Primero es importante entender la situación actual que estamos viviendo como país. El Salvador no es el país que la mayoría esperamos tener. En estos últimos años ha tenido un significativo deterioro en todos los sentidos: hemos retrocedido en seguridad, empleo, salud, educación; debido en gran parte a la incapacidad que ha tenido el FMLN de sacarnos adelante. Pero también, debemos de asumir la responsabilidad porque la población en este momento se siente abandonada, se siente desesperada porque no ve un rumbo, no ve cómo vamos a salir adelante, y es ahí en donde hemos fallado como ARENA, porque como partido y como institución no hemos logrado posicionarnos como la esperanza, como la alternativa, como la opción, y ahí es donde empieza a afectarse la credibilidad. Cuando vemos las encuestas, claramente la población nos da un mensaje que debemos cambiar.

¿Cuál sería su principal reto en el COENA, teniendo en cuenta que vienen las elecciones presidenciales?

Si nosotros damos los pasos que tenemos que dar en los próximos meses como ARENA, el 2019 lo vamos a ganar.

Los retos, lo primero y lo que hace falta en ARENA es que tenemos que volver a definir cuál es esa visión de país que queremos, cuál es ese proyecto de nación que debemos impulsar. El segundo reto grande que tenemos es volver a unificar el partido. Eso implica que nuestra comunicación esté coordinada, que todos hablemos el mismo lenguaje, que dejemos de dividir, de tener esos debates estériles. Lo tercero es que tenemos que tener coherencia, para que la población empiece a ver esa coherencia entre lo que nosotros creemos, lo que decimos y lo que hacemos.

¿La vinculación de alcaldes de ARENA con pandillas no le resta credibilidad al partido?

El gobierno del FMLN negoció con pandillas y eso ha generado una cadena de problemas que ahora estamos nosotros pagando el precio de eso. Como partido no estamos teniendo la discusión correcta y no estamos trayendo a la mesa cómo vamos a resolver estos problemas.

Se habla del gasto en el Gobierno, pero los diputados de ARENA siguen viajando: ¿Podría tomar alguna acción la dirigencia?

Vuelvo a lo que hablábamos. Tenemos nosotros ante la población (que) ser coherentes con lo que decimos y con lo que actuamos, y a veces no somos claros. Nosotros en lo interno sí estamos revisando esas cosas.

¿Qué tanto acercamiento territorial tiene con las bases?

Yo he pasado el último año acercándome a las bases, desde mi rol como miembro del COENA, con el principal objetivo de escuchar y de entender lo que debemos cambiar como partido, como personas, como ciudadanos preocupados por nuestro país.

Le pregunto porque si bien no lo han hecho público, también Norman Quijano y Ernesto Muyshondt se muestran interesados, y están más expuestos por sus cargos. ¿Cómo competiría contra ellos?

Independientemente de quienes deseen competir, mi apuesta es por un proyecto, es por una visión de qué es lo que queremos lograr como país. Yo lo he dicho, El Salvador, como país, necesitamos dar un giro, necesitamos corregir el rumbo y hacer una transformación como país, y en eso es lo que voy a estar trabajando. Mi interés en esto no es un cargo, no es una candidatura, yo sí quiero ver un El Salvador distinto.

¿Ya tiene definido con quiénes se aliará para conformar la planilla del COENA?

Ese proceso todavía no lo hemos arrancado. Obviamente hemos hablado con distintas personas del proyecto y lo que estamos defiendo, cuáles son los perfiles, y no solo los 15 miembros del COENA. Es todo un equipo.

¿Qué perfiles tienen que ser?

Es bien importante que esa dirigencia sea representativa y, eso necesitamos, tener algunos funcionarios actuales, que tengamos personas que tienen mucha experiencia en el partido, pero también necesitamos gente con perspectiva nueva y que tengamos la representación territorial.

En el congreso nacionalista recomendaron establecer una cuota para afinar al partido. ¿Lo va a ejecutar?

Sí, porque es una obligación. Es lo correcto a hacer.

Es hora de actuar. de Mauricio Interiano

Mauricio Iteriano, miembro del COENA de ARENA

Mauricio Iteriano, miembro del COENA de ARENA

Mauricio Interiano, 17 marzo 2016 / EDH

Como país estamos pasando por tiempos muy duros. En particular los últimos años han sido dolorosos para nuestra patria pues claramente nos han llevado en el rumbo equivocado dañando nuestro país y sembrando desesperación y división en nuestra sociedad. Es importante que reflexionemos cómo hemos llegado a este punto, pues debemos asumir la responsabilidad que tenemos, ya sea por lo que hicimos o por lo que dejamos de hacer. Pero la realidad es que estamos en un país que no avanza, donde cada vez hay menos oportunidades y donde la sociedad se está consumiendo en odio y temor.

Si bien todos tenemos una gran responsabilidad en esto, también es una realidad que el país avanza o retrocede según los políticos de turno.  Pero hemos sido nosotros quienes hemos elegido y apoyado a estos políticos, o somos nosotros quienes hemos dejado los espacios libres y hemos permitido que unos diario hoypocos definan cómo debe ser la política en nuestro país. Muchos hablan que el problema es corrupción y estoy de acuerdo siempre y cuando definamos bien lo que es corrupción, pues para muchos es el tomar bienes que no son propios, pero para mí la corrupción arranca del afán de buscar solo el beneficio propio, ya sea por poder, por dinero, por influencia o privilegios. En resumen, es el preocuparse más por el beneficio individual que el bien común.

Pero el país puede cambiar, no podemos perder la esperanza y tenemos la  responsabilidad y el deber de hacer esto realidad. Y debemos tener claro que para lograrlo es necesario transformar la clase política de nuestro país. Recientemente este tema ha surgido en muchas discusiones. La muerte de Francisco Flores ha sido una consecuencia lamentable de los problemas que tenemos y ha resaltado lo mal que está nuestra clase política: llena de odio, intereses individuales  por encima del bien común y por encima de los principios y valores que debemos predicar y vivir. Pero es momento de actuar, de que asumamos todos la responsabilidad de generar un cambio profundo en nuestro país y de involucrarnos.

Pero la gran pregunta es ¿cómo? Mucho se habla que para cambiar la política hay que terminar con la partidocracia o hay que acabar con el bipartidismo. Ya se habla de alternativas y de nuevos partidos. Y puede ser, pero en lo personal creo que esas alternativas si bien pueden ser más fáciles al inicio, la posibilidad de éxito es menor, pues lograr tener un partido con la organización, alcance, recursos y liderazgo no es fácil, además que tenemos el riesgo de dividir pues es difícil que todos se unan bajo una sola bandera. La otra alternativa, que muchos lo ven más difícil, es renovar ARENA. Pero me refiero a una renovación profunda, que se sienta, que entusiasme y que sume a todos aquellos que comparten la frustración por nuestra situación y la visión de cómo vamos a sacar adelante el país.

Esto claramente no es fácil, pero estoy convencido que sí se puede.  Yo creo en la gente. Creo que si nos ponemos de acuerdo podemos lograr los cambios en el partido y en el país. Pero requiere que estemos unidos y dispuestos asumir los riesgos y esfuerzos que esto requiere.

Nuestro partido debe cambiar. ARENA es una institución espectacular, con una gran trayectoria, territorialidad, experiencia y lo más importante una visión y principios que mucho compartimos. Además ya demostró que puede gobernar, con sus aciertos y fallas, pero no podemos negar que durante los gobiernos de ARENA el país estaba mejor que ahora. Hoy por hoy es la única verdadera opción para recuperar el rumbo y el orgullo de nuestro país. Pero eso no es suficiente, pues lo que necesitamos es convertir a ARENA en la  alternativa para transformar nuestro país.  Estando adentro como dirigente reconozco que nuestro partido debe tener una renovación más profunda que vuelva a generar el entusiasmo de todos aquellos que se han alejado. En este momento se ve una ARENA enfocada en sí misma y sus líderes y dirigentes nos vemos metidos más en conflictos internos por cargos que en resolver los problemas del país. ARENA debe demostrar que es verdaderamente inclusiva, que la diversidad se refleja en debates de ideas, que trabaja en formar los actuales y futuros políticos y líderes de nuestro país y que está dando el ejemplo en como servir y ayudar a los salvadoreños.

Debemos redefinir la política en nuestro país. Lograr que nos lideren personas que den ejemplo de servicio, que mantengan un debate de altura por el país, que reflejen que les interesa más el bien común que los privilegios y el poder, que se comprometan y den ejemplo de trabajar sin odio, rencores ni polarización. Necesitamos políticos que tenga la formación y capacidad para gobernar, que demuestren integridad y coherencia en su actuar y que claramente tengan de prioridad al país y no sus cargos. Aun cuando en ARENA hay muchos que cumplen  este perfil, debemos aceptar que hay mucho todavía por trabajar. También es importante realizar que hay muchas personas que no están actualmente en política que cumplen este perfil y como partido es importante que les abramos los espacios y los motivemos para que se incorporen, por el bien de El Salvador.

Los areneros tenemos un reto este año. Nos toca elegir autoridades y serán ellos quienes nos guíen a las próximas elecciones. Tenemos una gran oportunidad de lograr resultados como los que obtuvo la oposición en Venezuela, pero solo lo lograremos si demostramos que como partido hemos evolucionado y nos hemos convertido en la alternativa para sacar adelante nuestro país. Y por eso esta elección interna es tan importante. La renovación de ARENA debe continuar, este 2016 es el año en que se debe consolidar. Esta es mi causa. El poder cambiar nuestro partido, para poder cambiar la manera de hacer política, para así transformar nuestro querido El Salvador.

¿Dónde quedó el buen nombre de El Salvador? De Mauricio Interiano

Como muchos, soy un salvadoreño, esposo y padre de familia, preocupado por la situación de nuestro querido país. Por más de 20 años me he dedicado a mi carrera profesional, pero recientemente dedico buena parte de mi tiempo y esfuerzo a la política pues creo en El Salvador, en nuestro potencial como nación y me duele ver el rumbo que llevamos.

Mauricio Iteriano, miembro del COENA de ARENA

Mauricio Iteriano, miembro del COENA de ARENA

Mauricio Interiano, 4 noviembre 2015 / EDH

diario de hoyHace unos años, trabajando en una multinacional, me tocó viajar con frecuencia, lo cual hacía con diligencia, aunque, honestamente, prefería quedarme en casa. Lo que sí disfrutaba era escuchar las reacciones cuando preguntaban mi nacionalidad, usualmente recibiendo elogios y hasta comentarios de envidia por lo pujante y ejemplar que El Salvador llegó a ser. No extraño esos viajes pero sí echo de menos el orgullo que sentía por la buena imagen que mi país tenía en toda la región.

En las elecciones del 2009 muchos dieron el beneficio de la duda al FMLN, pues algunos pensaban que solo eso nos faltaba como democracia: tener alternancia en el poder y que el proyecto de país demostrara ser más grande que los políticos de turno. Pero ¿será que el país ha mejorado? Preguntémonos si nuestro El Salvador es un mejor país para vivir ahora que hace seis años.

El Salvador ha cambiado mucho y ahora cuando viajo las expresiones que escucho por ser salvadoreño ya no son de admiración y envidia; la dura realidad es que nuestra amada patria ahora es más conocida por sus altísimos índices de criminalidad que por el grado de inversión y crecimiento.  En pocos años llegamos a ser el país más violento del mundo y el de menor crecimiento económico de la región. Definitivamente nos cambió radicalmente el rumbo.

Recientemente me preguntaron por qué es tan difícil que nos pongamos de acuerdo a través del diálogo, lo cual me hizo reflexionar, pues si se comparten los mismos objetivos, eventualmente se logra llegar a acuerdos. El problema se da cuando los objetivos son diferentes y ahí me queda la duda. Yo aspiro por un país en el cual todo salvadoreño tenga oportunidad de proveer progreso a su familia, incluyendo una buena educación, un hogar digno y seguro, y buena salud. Un país donde vivamos en paz y sin temor. Un país en el que tengamos a Dios como guía y en el que la familia sea el núcleo de la sociedad.  Quisiera asumir que todos en este país queremos lo mismo, pero algunas acciones y actitudes me hacen dudar.

El gobierno del FMLN ha sido enfático en impulsar el modelo de Venezuela o “Socialismo del Siglo XXI”, al igual que se ha hecho en otros países de Latinoamérica, pero ¿los resultados que estos países están teniendo son los que nosotros queremos? Las cifras, testimonios e imágenes dicen lo contrario. Lamentablemente este gobierno ha avanzado en este camino y como evidencia podemos ver que, al igual que en Venezuela, los niveles de pobreza, violencia, escasez y desempleo en nuestro país se han incrementado en años recientes. ¿Es ese el rumbo que queremos? Si ese es su objetivo, entonces claramente difiere del mío y del que estoy seguro tienen la mayoría de salvadoreños.

Reconozco que la polarización está afectando nuestro país y que debemos aprender a convivir, trabajar juntos y a tomar acuerdos de nación que estén muy por encima de cualquier político, funcionario, partido o empresa. Pero no me queda claro cómo lograr este ideal mientras nuestros objetivos sean tan distintos. Algunos me dirán que exagero, que el gobierno sí quiere que prosperemos como nación, que quiere y hará lo posible para atraer inversión, mejorar los servicios de salud y elevar el nivel de nuestra educación para que las futuras generaciones transformen nuestra sociedad, pero la evidencia demuestra lo contrario a esas intenciones.  Lo que veo es la voluntad de implementar un modelo, o un régimen, que beneficia a unos pocos a costo de dejar a muchos en sufrimiento, y que busca mantener a la mayoría dependiendo del gobierno y no dependiendo de las capacidades de cada individuo.

Espero estar equivocado y tener que tragarme mis palabras, pero mientras tanto siento la responsabilidad patriota y cristiana de denunciar, de oponerme a un modelo que va en detrimento de los salvadoreños y de trabajar con toda mi fuerza y energía en construir una alternativa que realmente pueda devolvernos ese orgullo por nuestro querido El Salvador.

Te invito a que creas en nuestro país, creas en nosotros y creas que entre salvadoreños hay más coincidencias que diferencias, y lo más importante: que te involucres. Trabajemos todos con el corazón puesto en el futuro de El Salvador y convirtamos a nuestro pulgarcito en el gigante que puede ser.