Mauricio Choussy

Ninguno de los dos partidos ha estado manejando la situación como debería de manejarse. De Mauricio Choussy

choussyEntrevista a Mauricio Choussy, 15 noviembre 2016 / TCS

Moisés Urbina: Nos acompaña aquí en el estudio el ingeniero Mauricio Choussy, analista económico y expresidente del Banco Central de Reserva. Ingeniero, buenos días.
Sr. Choussy: Muy buenos días, Moisés, y muy buenos días a todos, es un gusto estar con ustedes esta mañana.

Qué bueno que está con nosotros, nos aceptó la invitación este día, porque no lo habíamos tenido, cuánto, tres meses.
Un poco más de tres meses.

¿Había alguna razón? ¿Estaba enfermo?
No, me, eh, fue una decisión consciente de ausentarme un poco de los medios para dar espacio a la negociación, yo creo que hay épocas en las que uno debe dar la posibilidad de que se trabaje, llamémoslo así, en silencio.

Ujum.
Yo creo que es bueno abrir esos espacios, creía que la negociación era sumamente importante y soy de la opinión de que en esos casos uno debe tomar prudencia y dejar que se pueda avanzar lo más que se pueda en beneficio del país.

No opinar en el momento en el que se está negociando.
No opinar para no complicar más las cosas.

Okay.
Lamentablemente, en mi opinión, ninguno de los dos partidos ha estado manejando la situación como debería de manejarse, pero yo sí creo que es un gran avance que hayamos tenido un primer acuerdo y sobre todo que se haya roto el hielo.

¿Por qué ninguno de los dos partidos lo ha sabido manejar?
Primero, porque la posición, por ejemplo, del gobierno del FMLN ha sido basada en una estrategia de engañar, eh, es la estrategia que yo llamaba del pastorcito mentiroso.

Ujum.
Para los televidentes, el cuento del pastorcito mentiroso es aquel pastor que empieza a gritar ahí viene el lobo, ahí viene el lobo… (interrumpe)

Y nunca viene.S
…y todo el pueblo llegaba a ayudarlo a salvar sus ovejas y el lobo no llegaba, y así han estado gritando varios funcionarios de la administración pública diciendo que va a haber el default, para asustar al resto de la ciudadanía y para preocupar a los salvadoreños, para preocuparnos a todos y sobre todo para dañar la imagen crediticia del país en una forma que es muy difícil de entender.

10_frente-a-frente-croppedUjum.
Y cuando revisa uno las cosas, veía de que no había razones para hacer el default, por ejemplo, viendo las cifras de los depósitos que tenía el gobierno en el Banco Central cuando gritaba que ya no había dinero, las cifras son asombrosamente altas. Por ejemplo, es decir, el gobierno, y lo podemos ver incluso comparativamente hablando del 2014, el 2015 y el 2016, el gobierno tenía depositados en el 2014 190 millones y en el Banco Central 293, y en el 2016, o sea, en septiembre de este año, eh, tenía depositados 453 millones entre el BCR y los bancos comerciales, o sea, estas cifras son cifras sacadas de la página del Banco Central, todos ustedes las pueden, las pueden ver.

Tenía 453 millones.
453 millones depositados.

Lo cual alcanzaba y sobraba para la necesidad de fin de año.
No había viernes negro ni nada que se le pareciera, pero además de eso, las instituciones autónomas del Estado, en vez de tener 358 millones, como estaban en el 2014, tenían 415 millones adicionales, eso quiere decir que entre las autónomas y el gobierno, el Estado tenía más de 800 millones de dólares depositados en los bancos al 30 de septiembre.

Ujum.
Entonces, yo lo llamo la historia del pastorcito mentiroso, porque vimos a varios funcionarios diciendo que el default, que el default, lamentablemente algunas instituciones y algunos economistas, pues, tomaron la idea y contribuyeron a crear este, esta imagen de desastre, pero como dicen, la culminación fue cuando el señor Presidente, a principios de octubre, dijo que estábamos en un estado de emergencia financiera, término que no existe, pero que me atrevo a decirle que, al señor Presidente, que qué mal lo asesoraron.
Yo creo, yo no sé si él ha tomado conciencia del daño que le causó al país con esas declaraciones, no sé si sus funcionarios han tomado conciencia de que buena parte de esta pérdida de reputación crediticia que ha tenido el país va a tomar años volver a recuperarla.
El Salvador ha sido uno de los pocos países que tiene un historial de créditos impecable y realmente los inversionistas internacionales, que son los que tienen, los que compran los bonos, nuestros bonos en el, en los mercados de capital, eh, llamaban preguntando que qué quería decir eso, pues, qué era lo que estaba el Presidente… (interrumpe)

Anunciando.
Y francamente, con toda honestidad, para mí era muy difícil dar una explicación lógica que respondiera al planteamiento que el señor Presidente había hecho en una cadena de televisión.
Entonces, eso es, por un lado, lo que estaba ocurriendo por el lado del Frente. Creo que además de eso, la estrategia, la estrategia en general del gobierno del FMLN fracasó, porque para colmo de males la incompetencia fue tal, verdad, que no midieron los tiempos, o sea, todos los analistas y todos los que nos gusta comentar estas cosas y venir a conversarlas con los televidentes habíamos advertido que era imposible que con un presupuesto mentiroso no, el dinero alcanzara.

Ujum.
Y lamentablemente no tomaron en cuenta, cuando hablan en junio de que, de que no iba a haber capacidad de pago, no tomaron en cuenta de que ARENA iba a entrar en un proceso electoral y que mientras ARENA no tuviera autoridades no iba a haber con quién negociar.
Entonces, el proceso se retrasó mucho, eso generó más incertidumbre y, por el lado de ARENA, eh, las nuevas autoridades tomaron un poco de tiempo en entender la dinámica de la negociación, en descubrir cuánto había de engaño y de mentira en esa estrategia de querer asustar a los empresarios privados, de querer asustar a los inversionistas internacionales, a los tenedores de bonos, y de utilizar, ‘veá’, a los militares, de utilizar a los alcaldes, de utilizar a los médicos para generar presión diciendo que no se les podía pagar el Fodes, diciendo que no se les podía pagar las pensiones a los militares.
Eh, todo era parte, a mi juicio, de una estrategia para que los militares presionaran al gobierno, a ARENA a que diera los votos, para que los alcaldes presionaran a ARENA a que diera los votos, eh, y uno se pregunta cómo se utilizan estas estrategias para hacerle tanto daño al país.

¿Usted cree que el no pago del Fodes, para el caso, fue una estrategia del gobierno para presionar al partido político ARENA?
Si usted ve las cifras, la cantidad de dinero que había depositada en los bancos… (interrumpe)

Ah, no, claro, alcanza y sobra.
…uno puede darse cuenta de que era una estrategia, y si uno ve cabalmente para presionar y para afligir a la ciudadanía y que la ciudadanía presionara a ARENA a que diera sus votos, que diera un cheque en blanco por mil 200 millones para seguirlo despilfarrando, y eso, pues, yo creo que al país le ha costado mucho y ha dañado mucho la negociación, ha dañado mucho el ambiente de negociación y esperemos, pues, que realmente esto lo podamos superar.

Ya hay un acuerdo, se firmó la semana pasada, ¿bien, mal, mediano para el momento?
Yo creo que un acuerdo es bueno, en primer lugar es bueno que se sienten en la mesa, yo creo que en eso hemos avanzado.

Ya tenían su rato sentados, ingeniero, disculpe que lo interrumpa, pero si no hay un llamado de la embajadora, de repente parece que corrieron a sentarse el día siguiente, o al menos así se ve.
Sí, totalmente de acuerdo con usted, porque se venían sentando incluso desde hace, yo diría, varios meses, pero como la estrategia del FMLN era llegar las cosas al borde del precipicio, porque según ellos todos nos íbamos a asustar al tenernos al borde del precipicio, y como digo, sin tomar en cuenta los costos que eso acarreaba, las negociaciones se fueron alargando innecesariamente.
Yo creo que el apoyo de la comunidad internacional ha sido fundamental para, para esto, porque el Frente como que no, no ha entendido que en las elecciones del 2014, los salvadoreños, los ciudadanos decidimos no darles la mayoría absoluta.
Yo creo que los salvadoreños lo hicieron con total conciencia, no se quería que el FMLN tuviera la mayoría calificada; ya había pasado un año del gobierno del presidente Sánchez Cerén y, y ya la gente estaba muy molesta por la falta de eficiencia del gobierno, por la incapacidad que mostraba el gobierno del presidente Sánchez Cerén, y también la gente ya estaba molesta, ya había tomado conciencia de qué era lo que había ocurrido en el gobierno de Funes.

Ujum.
Y la gente realmente ahora, que mucha de la información de lo que ocurrió en el gobierno de Funes, con la complacencia de algunos de los ministros que todavía están en el actual gabinete, porque hay que decirlo, creo yo, que aquí hay ministros que vieron cómo se estaba usando los dineros del Estado en el gobierno del expresidente Funes y que todavía están en sus puestos, y que no se les ha exigido que rindan cuentas de cómo es posible que ellos no se hayan percatado de lo que estaba sucediendo, pero la cosa es que la gente, ya cansada, dijo no, no le vamos a dar la mayoría calificada.
Y eso debería de haber obligado a cualquier partido democrático con dos dedos de frente a entender que tarde o temprano iba a tener que negociar con la oposición, pero al estilo de los cuatreros, al estilo de los mentirosos, a lo que salieron corriendo fue a, en la noche, a tratar de burlar la Constitución, a aprobar un decreto para emitir 900 millones de dólares en una forma claramente inconstitucional.
Y creyeron que con eso y con presionar a la Sala de lo Constitucional con tirarle la gente a que la atacara y la presionara, con eso se iban a solucionar los problemas del Estado, con eso se iba a solucionar la crisis fiscal que todos, que era evidente, que todos veíamos venir, y en la medida en que la Corte funcionó independientemente, esa otra alternativa se cayó.
A tal grado, Moisés, que yo creo que la política fiscal, la estrategia fiscal del gobierno es una estrategia fracasada, el Presidente debe reflexionar sobre ese punto y tomar medidas, porque si él piensa que va a seguir haciendo lo mismo, lo que vamos a ver en este país es más de lo mismo.

Eh, solo regreso sobre un par de las ideas que me ha dado. ¿Nunca hubo posibilidad real o cercana por lo menos de un impago allá por septiembre-octubre?
Yo creo que las posibilidades de un impago existen, pero no en esos meses, yo creo que eso fue una estrategia para amedrentar a los empresarios, amedrentar a los inversionistas internacionales, incluso… (interrumpe)

¿Amedrentar para qué?
Amedrentar, asustarlos de que iba a haber un impago, para que dieran los votos por los mil 200 millones.

Okay.
Y como le digo, y por otro lado, también hay que ser franco, por el lado de ARENA, había un grupo de analistas, que por cierto un matutino ahora ha estado mencionándolo, que creían que la única manera en que ARENA podía recuperar el poder… (interrumpe)

Era tocar fondo.
…era hacer que el país hiciera default, hacer que se desdolarizara y, como digo yo, quemar el rancho para cocinar un pollo, pero la conclusión de eso era que nos íbamos a quedar sin pollo y nos íbamos a quedar sin rancho.
Estos sujetos que todavía, de la vieja escuela, ‘veá’, de los que le han hecho tanto daño al país, todavía están ahí, todavía aparecen y son los que, a mi juicio, no dejan que ARENA avance y que ARENA logre posicionarse de nuevo como una fuerza que puede llegar a gobernar de nuevo en el país, porque lo que estamos viendo del desorden de las finanzas públicas, de los desórdenes de corrupción, no es una cosa que ha empezado recientemente.
Entonces, lo que los ciudadanos queremos es que el próximo presidente sea un presidente distinto, queremos diputados diferentes, yo creo que a los salvadoreños nos ha tocado duro en la vida, es decir, venimos de una larga guerra, venimos de periodos en los que hay poco crecimiento.

Ujum.
Aquí sacar la cabeza cuesta, por eso es que nuestros compatriotas emigran, porque aquí cuesta mucho sacar la cabeza y nos merecemos mejores gobiernos que los que hemos tenido, creo yo.

Ahora, el otro punto que quiero retomar también es cuando me mencionaba usted aquella famosa cadena del señor Presidente, creo que fue un día lunes, en el que, bueno, no hubo mayor explicación de qué se iba a tratar, y de repente el anuncio de una emergencia financiera nacional, y como usted dice, fue realmente un shock para los organismos internacionales.
Fue un shock para la banca internacional, para los inversionistas, para los multilaterales, para los organismos como el Banco Mundial, el BID, el Fondo Monetario, primero porque todos querían saber qué era eso, o sea, como le digo yo, es decir, aquí no hay antecedentes, no hay legislación.
Hay un tema que se llama decretos de emergencia, que se utilizan para catástrofes naturales, pero emergencia financiera era un término que no existe y que todos querían, se preguntaban, bueno, qué quiere decir esto, que va a dejar de pagar sus obligaciones, que va a cerrar el país, porque no va a dejar que hayan importaciones, cualquier tipo de especulación en materia económica se puede dar cuando un Presidente dice vamos, estamos en una emergencia financiera.
Y yo lo que me pregunto es quiénes lo habrán asesorado, ‘veá’, y qué es lo que se pretendía con ese decreto de emergencia financiera, que nunca existió, porque para colmo de males no existió, no hubo ningún decreto ejecutivo, sino que fue simple y sencillamente un decir.

Un decir.
Un decir.

Ahora, y tal vez en las palabras más sencillas que se pueda, ingeniero, Moody’s nos ha llevado, ayer el ingeniero, eh, Rafa Lemus nos decía que Moody’s ha calificado a El Salvador en la última grada antes de ponernos en default, en impago o en país problema.
Sí.

¿Es cierto?
Es cierto, y yo creo que muy poca gente ha tomado conciencia de lo grave que ha ocurrido con la calificación crediticia del país.

Ujum.
Por eso decía que el daño que le han hecho al país con este proceso va a costar mucho, mucho recuperarlo. Cuando a un emisor de deuda, cuando a una empresa o cuando a un gobierno lo ponen en la última grada, nadie quiere tener títulos de ese país.

Nadie.
No, y le voy a explicar por qué, porque en primer lugar, no es cierto que eso, está mal utilizado el término, no es cierto que eso nos coloca a la orilla de que vayamos a ser bonos basura. Los bonos de El Salvador, los bonos basura son los bonos que tienen, que no tienen grado de inversión, o sea, desde que El Salvador es BB+, desde entonces ya nuestros bonos eran bonos basura.

Wow.
Los bonos… (interrumpe)

¿Hoy qué somos? Solo para aclarar.
Somos B, el equivalente de un B-, una B- sencilla, y de ahí para adelante ya entramos en la categoría de los C. La categoría de los C es países que no, que no tienen capacidad para cubrir sus obligaciones, eh, ahí ha estado países realmente como Argentina, que estuvo prácticamente 15 años sin poder accesar a los mercados de capital, ahí ha estado Ecuador, que hizo default de deuda, y cuando la gente tiene un bono que está en la orilla, lo que le da temor es que si hay una rebaja de calificación de riesgo, ese su bono se le convierte en un bono que no va a tener mercado o que le va a producir muchas pérdidas. Entonces, normalmente los tenedores de bonos, los fondos de inversión, no quieren estar, no quieren tener bonos que están en el límite, pero además de eso, el límite que nos ha puesto Moody’s en la calificación tiene una perspectiva negativa, eso quiere decir que Moody’s ve una probabilidad, llamémoslo así, real de que El Salvador pueda… (interrumpe)

Pasar a C.
…pasar a C, y esto está ocasionando problemas en la financiación de las empresas que se financian en el exterior, los bancos del exterior van a ver con mucha dificultad el otorgarle créditos al país si no logramos revertir esa calificación de Moody’s, eh, las otras dos calificadoras, Standard & Poor’s y Fitch están observando más detenidamente lo que está sucediendo, y nos podemos meter en un buen enredo. Nada menos el día de ayer, y fíjense que esto es después del arreglo al que llegaron… (interrumpe)

Después del acuerdo.
…después del acuerdo, pero con la llegada de Trump, que después podemos platicar… (interrumpe)

Sí, tenemos que hablar de eso también.
…eh, los bonos salvadoreños tuvieron una caída bastante fuerte en los mercados internacionales.

Ayer.
El día de ayer, ‘veá’, la tasa de interés para El Salvador subió como 150 puntos básicos, que es como el uno y medio por ciento, y pasamos de 7.20 a 8.60; las emisiones anteriores han estado abajo del ocho. Y, por ejemplo, hace unos, un par de meses, Ecuador, que tiene una calificación similar a la que tenemos nosotros ahora con Moody’s, para colocar una emisión, tuvo que pagar 10 un cuarto.

10 un cuarto puntos porcentuales?
10 un cuarto.

Uy.
Entonces, este, este impacto de, de la forma cómo se llevó la estrategia fiscal del país va a tener un costo muy alto para todos los salvadoreños y creo que el gobierno debe repensar bien lo que va a hacer. Ahora viene la parte difícil del acuerdo, creo yo, que es… (interrumpe)

Cumplirlo.
…cumplirlo y no solo eso, el acuerdo quedó tan corto, Moisés, que hay cosas que hay que hacer. En primer lugar, decir, y veámonos, volvámonos a ubicar en la estrategia del gobierno, para que veamos lo mala que ha sido esta estrategia, eh, este problema fiscal se origina en los presupuestos mentirosos, en los presupuestos que dicen que van financiados, pero que no están financiados, en los presupuestos que están hechos con cifras falsas, que esconden números que deberían de aparecer, que sobreestiman ingresos, y en medio de esta crisis y de todo lo que estamos hablando, el señor Ministro de Hacienda y el Consejo de Ministros vuelve a aprobar otro presupuesto mentiroso, y entonces hoy resulta que para que la Ley de Responsabilidad Fiscal que el mismo gobierno negoció y que ha firmado y que ha aprobado, para que se pueda cumplir, ellos tienen que modificar el presupuesto que presentaron hace apenas un mes, un mes y diitas.

Finales de septiembre.
Entonces, dice uno, bueno, y esto qué es, alguien está loco, alguien está jugando, alguien no se dio cuenta que nuevamente estaban presentando un presupuesto falso, y ahora, es decir, cómo lo vamos a arreglar. Yo veía en las notas introductorias que decían, bueno, en enero que nos den los 650 millones, pero no es, no es así que se arreglan las cosas, porque cabalmente uno de los errores ha sido estar financiando y estar buscando la forma de tener esos presupuestos mentirosos. E incluso, y ahí, como le digo, yo también soy crítico de ARENA, para diciembre, finales de diciembre, si no me equivoco, diciembre 30 de este año, se vence un bono del Ministerio de Hacienda a favor del Banco Central por 150 millones de dólares, y una de las formas de, bueno, el gobierno no tiene 150 millones para pagarle al Banco Central, entonces, hay que refinanciar esa deuda.

Esa deuda.
Y se hace con un bono nuevamente, eso requiere mayoría calificada y hay que ir de nuevo a la Asamblea a negociar los 56 votos para que el Ministerio de Hacienda pueda emitir ese bono a favor del Banco Central.

¿Será que no se han dado cuenta, ingeniero?
Se han dado, perfectamente se han dado cuenta, están conscientes, se ha conversado con el Ministro de Hacienda, el señor presidente del Banco Central está muy preocupado, porque se le viene ese pago. Eh, yo lo conversé con algunos personeros de ARENA y dijeron no, no queremos meter más elementos en la negociación, pero los salvadoreños pensamos, bueno, y por qué nos van a meter en otra negociación, vamos terminando una que nos ha tenido en ascuas… (interrumpe)

Y hay que correr para eso y hay que correr para el otro año.
…y hay que correr para la otra. E incluso hace un rato, perdóneme que no he estado muy ordenado hoy quizás… (interrumpe)

No, no, no, pero va muy bien.
…pero este tema de la emisión de los bonos, hay una ventana de oportunidad en noviembre para emitir bonos de países emergentes, es decir, hay una época en la que hay un mercado abierto en Nueva York donde se puede llegar a colocar los bonos; ni siquiera eso se tomó en cuenta. Hoy resulta de que tenemos que esperar que terminen de armar la emisión, porque no se tuvo el cuidado de haber anticipado los preparativos y de tratar de salir en noviembre. Yo creo que si corremos un poco a lo mejor alcanzamos a salir antes de que se cierren los mercados en diciembre.

¿Se puede? ¿Los tiempos dan? Estamos a la mitad de noviembre ya.
Los tiempos van a quedar muy estrechos.

Pero tal vez se pudiera.
Pero se puede si hay dispensa de trámites, si no se aplica, si se decreta emergencia para que no haya una Ley Lacap y se pueda seleccionar de dedo a quién va a ser el asesor que vamos a utilizar, pero ya vamos haciendo las cosas a la carrera, pero creo que no nos va a quedar de otra más que hacerlo en esa forma.

Ahora, ingeniero, tengo que ir a la primera pausa, pero un par de preguntas nada más, el haber llegado a este acuerdo y segmentar los famosos mil 200 millones, van a ser 550 y después 650, escuchábamos también en la nota introductoria al presidente del Banco Central de Reserva que decía que haberlo partido va a significar pagar 78 millones de dólares más. ¿Será adecuado, será correcto? 
Yo creo, que me disculpe Óscar, pero creo que la cifra está exagerada.

¿Está exagerada?
Está muy exagerada, es decir, quizás puede ser, vaya, puede ser que él tenga razón, puede llegar a costar como 70 millones a lo largo de los 30 años que va a durar la emisión, porque las tasas de interés, lo óptimo hubiera sido que emitiéramos en agosto, cuando las tasas de interés todavía estaban más bajas, allá por agosto estábamos, bien lo hubiéramos podido salir abajo del siete por ciento, y ahora vamos a tener que salir probablemente ya casi a un nueve por ciento. Como están las cifras ahora, que el bono está pagando 8.60, para ir al mercado con una nueva emisión, probablemente nos va a costar alrededor de un nueve por ciento, entonces, ese uno por ciento sobre 550 millones por 30 años, aun así lo siento un poco alto, pero, pero digamos que… (interrumpe)

Demos el beneficio de la duda.
…demos el beneficio de la duda.

Bien, vamos a la primera pausa, regresamos en dos minutos y medio.

Gracias por continuar con nosotros en la mañana de este día martes; el ingeniero Mauricio Choussy, analista económico y expresidente del Banco Central de Reserva, es nuestro invitado.
Le leo un par de comentarios, ingeniero, de los amigos a través de las redes sociales, uno de ellos dice: “Buen programa de hoy, invitado de lujo”.
El segundo: “Pregúntele a su invitado su opinión sobre la propuesta de impuesto de emergencia de 1.5% que dio a conocer Funde”.
Bueno, yo creo que, primero que todo, la propuesta es buena, es decir, lo que nos falta es eso, un ambiente más propositivo y un gobierno y una ARENA más dispuesta a escuchar propuestas de la ciudadanía, yo creo que el trabajo de Funde, lo estuve analizando detenidamente y creo que tiene cosas buenas. Esta propuesta de un impuesto de emergencia lo venimos viendo desde hace tiempos que se habla de un impuesto de emergencia, y yo creo que a veces es mejor hacer este tipo de impuestos que las fracasadas reformas fiscales que ha hecho el señor Ministro de Hacienda.
Nada menos en ese trabajo de Funde, vale la pena verlo cómo las reformas fiscales que ha hecho, los gobiernos del FMLN se han estancado, o sea, subieron la recaudación, pero después ya tienen dos, tres años de que la recaudación no se incrementa como porcentaje del PIB, y eso en materia tributaria lo que está mostrando es que las reformas no estaban bien hechas, no eran las reformas que el país necesitaba.
El Fondo Monetario lo ha dicho con claridad, muchos de los impuestos son distorsionadores, ya hemos hablado de que es absurdo gravar el crédito, absurdo el impuesto al internet, hemos hablado de que muchos de estos impuestos distorsionan, incluso ese cinco por ciento adicional a las empresas desincentiva la inversión, y cómo, cómo a veces el gobierno se esfuerza porque no vengan más empresarios a invertir en este país.
Esto que hablábamos de lo de Moody’s es una pena, porque nadie quiere invertir también en países que están tan mal calificados.

Ujum.
Entonces, yo creo que la propuesta es una propuesta que tiene ese carácter de temporalidad, hay que estudiarla, no es una solución estructural como se dice, es decir, no es una solución a largo plazo, pero es una solución para salir del momento actual sin tener que recurrir a más deuda.

En términos sencillos, es gravar con 1.5% los ingresos… (interrumpe)
Todos los ingresos de la… (interrumpe)

…de los no asalariados.
…de los no asalariados, pero los que pensamos que esto requiere de medidas más estructurales, pensamos que eso solo es un paliativo y que el esfuerzo debe estar más en corregir los problemas estructurales que tiene las finanzas públicas.  Y a mí me agrada que al final se haya llegado a un acuerdo de que se va a hacer un ajuste del tres por ciento, que se va a pedir acompañamiento del Fondo Monetario, aunque leyendo la carta que ha mandado el secretario técnico, no sé, creo que, pero es la carta que le manda el secretario técnico al Fondo Monetario Internacional, eh, la carta es bastante vaga.

Ujum.
Lo que le dice es: en ese contexto, deseo informarle que en mi calidad de gobernador, el interés que el gobierno de la república de El Salvador tiene en solicitar un programa respaldado por el Fondo Monetario; para ese fin, quiero además solicitar una misión del equipo técnico del Fondo para nerre…, negociar el referido programa entre el 12 y el 16 de diciembre del presente año. En caso que existiera problemas logísticos por la proximidad de las fechas, podría programarse para el mes de enero del 2017. Yo, en mi humilde opinión, creo que, eh, tengo temor de que no, el gobierno no esté realmente convencido de la necesidad de tener un acuerdo con el Fondo Monetario, y esa sigue siendo la preocupación básica, eh, de que todavía por ratos no ve uno en el gobierno del FMLN… (interrumpe)

Convencimiento…
…convencimiento de lo grave que es la situación del país.

Ahora, no es únicamente esto, hay que tomar medidas, hay que tomar medidas concretas.
Hay que tomar medidas y hay que acordarse de que como los ciudadanos no les dimos la mayoría calificada, muchas de las medidas van a requerir negociación con los partidos de oposición.

¿Medidas dolorosas?
Medidas dolorosas, pero hay que, hay que tener en cuenta una cosa, que cuando uno aspira a ser gobierno y cuando uno llega a ser gobierno, no solo tiene que pensar en cuántos funcionarios les voy a dar empleo y en cuántos amigos se van a hacer millonarios en el gobierno, sino que tiene que pensar de que gobernar significa tomar medidas duras, gobernar significa que uno va a tener que hacer cosas que probablemente preferiría no hacer, pero que la responsabilidad de hacer las medidas y hacer lo que se tiene que hacer… (interrumpe)

Está en quienes están en el gobierno.
…está en el gobierno. Ya lo he dicho yo, el señor Presidente y su equipo de gobierno tienen que ser conscientes de que los responsables de que el país vaya a hacer un impago o los responsables de que la situación económica de los salvadoreños se continúe deteriorando son fundamentalmente ellos, no es ARENA, no es la Sala de lo Constitucional, no es el Fiscal General de la república; es el gobierno y es el Presidente el que tiene que comandar su equipo para que el país no colapse, es el gobierno el que tiene que tomar las medidas para que los salvadoreños podamos vivir más tranquilos y tener un futuro mejor. Los tiempos que vienen van a ser duros, porque va a haber que hacer los ajustes, pero eso es parte de gobernar, eso es parte de haber llegado hasta el puesto más alto que hay en la estructura del Estado, es para que uno tome decisiones, no es para que las evada, no es para que contrate a los amigos, no es para que le preste los carros de Casa Presidencial a los parientes, ‘veá’; se llega a mejorar un país para mejorar la situación de la gente, para tratar de que el país sea mejor que cuando uno entró al gobierno.

Tratemos de sacar la receta más o menos así en punteo de cuáles medidas tendrían que ser.
Mire, las medidas que, por ejemplo… (interrumpe)

Y han sido sugeridas por el Fondo y por todos los organismos.
Han sido sugeridas por el Fondo, ‘veá’, hay que congelar, por ejemplo… (interrumpe)

Plazas…
…es obvio de que lo que más ha aumentado es el gasto en plazas, es obvio de que se ha contratado gente únicamente por raíces partidarias y no por la capacidad, la calidad de los servicios públicos se ha deteriorado, ‘veá’, entonces, hay que buscar la forma de aumentar los ingresos, ahí habrá que estudiar impuestos prediales, habrá que estudiar monotributo, que también lo propone Funde, que es para el sector informal que no paga impuestos, eh, habrá que estudiar el IVA.
A la gente no le gusta pensar en el IVA porque dicen el costo político es alto; es que los costos políticos de no hacer nada son altos, se los están diciendo las encuestas, tanto al Frente como a ARENA, la cantidad de ciudadanos que los está viendo como partidos políticos viables es cada vez menor, ya estamos en 50, casi llegando a 60% de la gente que no ve ni en ARENA ni en el Frente… (interrumpe)

Una opción.
…una opción, se los están diciendo, miren, señores, ustedes no están llevando al país para adelante. Entonces, esas medidas, por ejemplo, como el IVA, hay que estudiarlas, analizarlas, hay que hacerle ver a la gente que se tienen que tomar medidas, hay que analizar el tema de las pensiones, este juego absurdo, como ya lo he mencionado yo varias veces, ‘veá’, del tema de las pensiones, si no se soluciona el tema de las pensiones, no hay forma de que este país tenga finanzas públicas sanas.

Ujum.
Yo no soy de los que dicen que no hay que mezclar pensiones con… (interrumpe)

Con fiscal, con tema fiscal.
…con lo fiscal, eso me parece que ese es un, son de esas, perdónenme, pero de esos eslóganes tan tontos, y perdonen que utilice esa palabra, como el que dijeron cómo se va a pagar deuda con deuda, si cada vez que se emiten los CIP lo que se paga es la deuda de pensiones, se está pagando deuda con deuda, cada vez que se emiten bonos, eurobonos, bonos de largo plazo para pagar los CIP… (interrumpe)

Es deuda para pagar deuda.
…se está pagando deuda con deuda; cada vez que se emiten Letes para pagarle a los proveedores, es una deuda que se tiene con los proveedores, que se paga emitiendo Letes. Entonces, esos eslóganes, y la gente, y lo peor es, me impresiona a mí el nivel de ignorancia de ciertos personajes, economistas, académicos, que dicen cómo se va a pagar deuda con deuda, si eso se hace, se llama, en finanzas públicas se llama gestión de deuda, y hay todo, en los libros de finanzas públicas hay capítulos enteros dedicados al tema de gestión de deuda. Pero así como ese, es decir, está el tema no se mezclen las pensiones con lo fiscal, no se pague deuda con deuda, que son eslóganes que la gente se saca, que algún ignorante pone en la mesa, y todos empiezan… (interrumpe)

A repetirlo.
…como loritos a repetir.

Exactamente. Ahora, y solo para retomar lo que mencionaba, eh, predial debería ser, monotributo debería ser.
Monotributo.

¿Revisión del IVA?
Revisión del IVA.

Ese es el más bajo que se tiene en Centroamérica, mencionaban.
A mí, por ejemplo, está en la mesa el impuesto al patrimonio, a mí en lo particular me parece que un país que necesita aumentar su capacidad productiva no debería de estar… (interrumpe)

…aplicando patrimonio…
…castigando el patrimonio ni el capital, porque necesitamos más inversión para generar los empleos para los jóvenes que están incorporándose al mercado laboral, no deberíamos de estar pensando en impuestos que distorsionen más la inversión.

Ujum.
Y detrás de todo esto, Moisés, hay un factor que es importante, que me gusta que lo hayan incluido en los acuerdos, y es que tenemos que buscar la forma de crecer, tenemos que buscar la forma de atraer inversión, pero para eso lo primero que se requiere es que el gobierno modifique su lenguaje, es decir, no se puede seguir atacando a los inversionistas, no se puede seguir atacando a los empresarios si lo que queremos es atraerlos.
Centroamérica se está quedando con las fábricas que deberían de estar, de estarse ubicando acá, si este ha sido, este es el pueblo que era conocido como los fenicios de América, este país era un país exitoso en la atracción de inversión extranjera, este era un país donde habían oportunidades, el resto, teníamos los mejores aeropuertos, las mejores carreteras, los mejores indicadores de competitividad, los mejores indicadores en muchos aspectos, y en estos siete años hemos retrocedido en una forma realmente que da tristeza.
Qué es lo que este gobierno le va a dejar a los jóvenes de este país, entonces, faltan dos años y medio de gobierno, es hora de cambiar, es hora de empezar a pensar cómo hacemos para crecer más, cómo hacemos para dejar de atacar ya y de frenar la inversión tanto extranjera como nacional. Y ahí, por ejemplo, hay temas de fondo, hay temas de fondo, vaya, las otras medidas que hay que ver, y que Funde lo pone en la mesa, es el tema de analizar la, no la evasión fiscal en sí, sino que la elusión.
Yo creo que el tema, el tema del, y voy a explicar, la evasión fiscal son la gente que no paga impuestos, pero eso, la gente que no paga impuestos, es responsabilidad del gobierno cobrárselos, es que es muy fácil salir a decir, ‘veá’, que la gente no paga los impuestos, pero aceptar la responsabilidad de que al que le corresponde cobrarlos es al gobierno… (interrumpe)

No lo está haciendo.
…no lo está haciendo. Si ustedes leen el estudio que hicieron la cooperación internacional sobre el tema de administración tributaria, prácticamente el Ministro se ha dedicado a manejar la caja del Estado, como él lo dice, pero en términos de administración tributaria, lo que hemos hecho es desastroso.
La base tributaria, que es el número de contribuyentes, por ejemplo, en vez de aumentar, ha disminuido, cuando estamos hablando de que la gente no paga impuestos, en vez de hacer que haya más gente pagando impuestos, ahora hay menos gente pagando impuestos, entonces, dice uno qué, para dónde vamos, pues.

Ujum.
Y además de eso, yo creo que hay un tema que está en la mesa que sí lo quiero dejar, y es que yo quisiera saber cuántos de los funcionarios de este gobierno que tanto que acusa de evasión a los empresarios, a los profesionales, cuántos de esos funcionarios están recibiendo sobresueldos de Casa Presidencial y no están pagando impuestos por eso. Si el Ministro de Hacienda lo hace, verdad, sería un descaro que él esté recibiendo sobresueldos y no esté pagando los impuestos que le corresponde pagar, porque los primeros que deberían de pagar sus impuestos son los funcionarios públicos, porque si no, no tienen autoridad moral para andar exigiéndole al resto de los salvadoreños que paguemos nuestros impuestos.

Para exigirle al resto.
Y todos sabemos que en los gobiernos se ha estado pagándole sobresueldos altos, muy altos, a funcionarios públicos, exentos de impuestos, pagados en sobres en efectivo, al amparo de la noche, y hay que ver con qué autoridad los señores presidentes de la Asamblea Legislativa, diputados, ministros, ‘veá’, han estado hablando de evasión fiscal si ellos no han estado pagando los impuestos que les corresponde. Incluso, ojo, ese dinero que reciben en sobres puede tipificarse como delito de lavado de dinero.

Exactamente. Muy bien, vamos a la última pausa, regresamos en tres minutos. Parte final de nuestro programa de esta mañana, con el ingeniero Mauricio Choussy, expresidente del Banco Central de Reserva… (falla de origen) Hay que reducir la grasa del Estado.
Hay que reducir la grasa del Estado, hay que frenar el gasto en remuneraciones, que es, claramente cuando uno ve la gráfica, es lo que más abunda.

El escalafón, los escalafones.
Los escalafones, es absurdo que haya, en un país donde la inflación va a ser negativa este año, que haya incrementos del ocho por ciento de salarios todos los años, eso no tiene sentido, eso hace que haya gente que tiene salarios más altos, gente que no ha estudiado, tenga, llegue a tener salarios más altos que los doctores, que los profesionales, y eso genera una cantidad de distorsiones, porque entre más viejo es uno, más gana, independiente de que sea mejor trabajador o sea peor trabajador.

Eso es parte también de lo que dice un estudio del Fondo Monetario Internacional, de que las plazas en el Estado son mejor remuneradas que las de la empresa privada.
Exactamente, y eso hay que ajustarlo y, y hay que tener menos despilfarro, y sobre todo empezar a controlar, también hay que hacer un poco de esfuerzo en la corrupción, porque yo creo que el tema de la corrupción es una cosa que nos aflige a todos y hay que, en ese sentido, hay que apoyar todos los esfuerzos que haya para frenar la corrupción. Moisés, es decir, hay un tema que sí me gustaría tocar que es el tema de la elección de Trump.

Claro, ya nos queda poco tiempo.
Nos queda poco tiempo, es decir, para mí los dos candidatos, yo, en primer lugar, uno es un salvadoreño, los americanos tienen su derecho a escoger sus elecciones y escoger a sus gobernantes, y a mí me ha extrañado mucho la cantidad de salvadoreños que se han alegrado… (interrumpe)

…que Trump ganara…
…de que ganara Trump, eh, independiente de las preferencias ideológicas que cada uno pueda tener, yo creo que mucho de eso viene con análisis tan sencillos, tan poco complejos como decir, miren, los demócratas son de izquierda, los republicanos son de derecha. Pero el caso del señor Trump hay que tener cuidado, él es un populista, él no es un hombre de derecha, incluso el señor Trump se ha opuesto a muchas de las medidas que ha tomado la derecha históricamente en los Estados Unidos, él se opone a los tratados de libre comercio, se opone a la globalización, se opone a la desregulación, y entonces uno dice, no es el derechista que la gente cree que es; es un populista.

Ujum.
Autoritario, xenófobo, es decir, que tiene fobia con los extranjeros, es racista, como él mismo, si es que estas cosas no las estoy diciendo yo, sino que él se ha definido como racista, como autoritario, como xenófobo, y entonces veamos, yo creo que debemos los salvadoreños, más bien, pensar en cómo nos puede afectar a este país.
Y lo primero que uno tiene que hacer es, el tema fundamental del país es la, nuestros emigrantes, y yo creo que en el gobierno actual del presidente Obama se había llegado a una conclusión muy interesante, y era que la forma de evitar que la migración de los países del Triángulo Norte continuara creciendo era generar oportunidades de empleo acá y combatir la inseguridad y el narcotráfico, y tener gobiernos menos corruptos.

Ujum.
Entonces, era una forma de solucionar el problema generando trabajo para nuestros hijos, para evitar que nuestros hijos tuvieran que ir… (interrumpe)

Tomaran destino.
…tomaran el destino de emigrar a los Estados Unidos y que les pase todo lo que les pasa en el camino. Este señor dice no, la forma de frenar la inmigración es construir un muro, y eso para mí es, son dos posturas diferentes, bien importantes, una es una postura de generar oportunidades acá, de combatir la delincuencia y de ayudarnos a que nosotros podamos mantener a nuestros hijos en nuestro país, y la otra es poner un muro para que no puedan pasar.
La otra cosa, es decir, es que este señor va a deportar más salvadoreños que los que ha venido deportando las administraciones anteriores, y en ese plan de deportación, si hay 11 millones de extranjeros ilegales en Estados Unidos y va a deportar tres millones, podemos decir que van a deportar el 30% de los inmigrantes ilegales, y si tenemos tres millones de salvadoreños viviendo en los Estados Unidos… (interrumpe)

Un millón, por la matemática simple.
…debería de por lo menos en matemática simple pensar que nos pueden llegar a, si este tipo hace lo que dijo que iba a hacer, nos puede llegar a deportar un millón de dólares (sic) y nos puede… (interrumpe)

Un millón de personas.
…un millón de personas, y ese millón de personas podría rebajar en un 30% también los envíos de remesas y eso nos podría costar mil 200 o mil 300 millones de dólares al año. Pero además de eso está lo del TPS, que hay 200 mil salvadoreños que perderían su estatus de residentes, y está hablando de deportarnos más criminales, acordémonos de que el fenómeno de las maras surge porque los Estados Unidos nos deporta las pandillas, a los pandilleros nos los manda de regreso, y aquí, ante un Estado tan débil, las pandillas crecen, ‘veá’, aprovechan la levadura de este Estado débil y de tanta injusticia… (interrumpe)

Para desarrollarse.
…para desarrollarse. Entonces, si nos mandan delincuentes, hay otro problema adicional, porque no tenemos suficientes cárceles, no tenemos suficiente fuerza para contrarrestarlos. La renegociación del tratado comercial puede ser muy costosa y hay efectos, hay dos efectos que tienen otra, una característica de la que poca gente ha hablado, uno es miren el impacto que ha tenido las declaraciones de Trump en el peso mexicano, el peso mexicano se ha devaluado un 15%, y ustedes pueden decir qué va a tener que ver la devaluación del peso mexicano con El Salvador, en la medida que los mexicanos les cueste más entrar a, sus exportaciones a los Estados Unidos y su moneda se ha devaluado, las fábricas mexicanas se van a tomar el mercado de Centroamérica y con esa devaluación van a ser mucho más competitivos y vamos a ver un impacto serio en el sector manufacturero salvadoreño.

Ujum.
Y finalmente, hay otro tema que requiere conciencia y que también estas personas que ven con tanta alegría el triunfo de Trump se les ha olvidado, y es que de los países más sujetos a ser afectados por el cambio climático estamos los países de Centroamérica, los países como El Salvador, que por nuestra ubicación geográfica, por nuestras condiciones climáticas, por nuestra pobreza, vamos a ser quizás los más afectados del cambio climático y que este señor rechaza cualquier tratado de, si este señor rechaza el tratado de París, lo que vamos a ver es que nuestras costas se van a inundar y vamos a ver que nos vamos a convertir en un país más pequeño y más pobre.

El término cambio climático, dijo, es un invento de los chinos.
Es un invento de los chinos para ser más competitivos y fregarnos.

Exactamente.
Pero nosotros, es decir, debemos de pensar que los temas climáticos, a los países vulnerables como nosotros… (interrumpe)

Es a los que más golpea.
…nos golpean mucho.

OK, ingeniero, nos quedan varios temas en el tintero, pero le agradecemos que nos haya hecho el honor de acompañarnos esta mañana.
Es un, fue un gusto estar acá, Moisés, y muy buenos días a todos.

Vamos a ver cómo siguen las cosas. Volvemos a hablar, pero ojalá que no sean tres meses, ingeniero. Veremos cómo van desarrollándose las cosas.

 

Anuncios

Choussy: “los $900 Mlls. son para cubrir déficit”

El déficit fiscal de los últimos años se ha mantenido en el orden de los $900 millones.

deficitKaren Molina/Patricia García, 2 julio 2015 / EDH

Los $900 millones en bonos que el Gobierno se lamenta no tener en estos momentos, para hacer frente a la inseguridad y que han sido motivo de reprimendas para la Sala lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, representan, en realidad, el hueco fiscal que Hacienda no incluyó en su presupuesto 2015 y que será su déficit al final del año, según explicó ayer el expresidente del Banco Central de Reserva, Mauricio Choussy.

“Los $900 millones se necesitan para cubrir el déficit fiscal y si no se consigue (la financiación de los $900 millones)… o sale a presentar otro proyecto de ley para emitir más bonos, o va a emitir puramente Letes”, explicó Choussy, durante una entrevista matutina en TCS.

Mauricio Choussy

Mauricio Choussy

Los datos del Banco Central de Reserva muestran, efectivamente, que el déficit anual que el Gobierno ha tenido en los últimos años ha rondado los $900 millones. Ahí se incluye la deuda del Fideicomiso que se usa para pagar pensiones del sistema público, y que a diciembre de 2014 fue de $467 millones.

En total en 2014 el país cerró sus cuentas con un faltante de $907 millones que debió presupuestar en su plan de gasto, pero que no lo hizo.

Esta vez, la historia es igual. “ellos han venido presentando presupuestos desfinanciados, presupuestos falsos, haciendo un fraude de ley para no tener que conseguir los 56 diputados para la aprobación del presupuesto. Presentan un presupuesto balanceado, pero el mismo Ministro de Hacienda, en sus publicaciones, presenta que el déficit fiscal para este año va a ser del 4 %”, dijo el profesional.

Y el enojo que ha externado el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén y el resto del gabinete económico es solo “un pretexto” que se intenta justificar, sobre todo cuando no se está recaudando el dinero que proyectaban.

“El combate a la delincuencia, eso para mí es un pretexto, es totalmente falso, lo que sucede es los mismos vicios que hemos venido observando durante muchos años… ARENA hacía las cosas mal y estos quieren hacerlas peor”, añadió.

Los datos del Ministerio de Hacienda informan que a abril de este año el Gobierno había proyectado recaudar $1,817.4 millones, pero en la práctica solo han recaudado $1,666.1 millones, es decir, $151.3 millones menos.

Esto, a pesar de que el Gobierno emprendió desde 2009 una serie de reformas tributarias que iban en la línea de aumentar la recaudación de impuestos.

Pero frente a la baja recaudación, su tabla de salvación ha sido siempre la emisión de Letras del Tesoro (Letes), que sirve como una tarjeta de crédito para Hacienda y que no necesita de la aprobación de la Asamblea Legislativa.

En 2014 el Gobierno llegó a emitir hasta $1,190 millones en deuda de corto plazo, que ha ido pagando poco a poco hasta terminar con un saldo de $509 millones, a mayo de 2015.

A Choussy le extraña que el Gobierno esté molesto por no haber logrado emitir los primeros $100 millones del paquete de $900 millones cuando tienen la posibilidad de conseguir ese dinero a través de las Letes.

“Si necesitan los $100 millones para combatir la ola de delincuencia, podían haber emitido deuda de corto plazo para tenerlos en cuestión de horas, no en días, sino que horas porque todavía en los bancos hay cupo para absorber deuda de corto plazo”, explicó.

Pero, pese a la urgencia del dinero, los datos del Ministerio de Hacienda demuestran que el Gobierno no emitió ni un centavo en Letes en mayo y en junio solo se hicieron dos emisiones que juntas hicieron $70 millones.

En años anteriores el Gobierno ha logrado “limpiar” esa tarjeta de crédito de Letes emitiendo deuda de largo plazo y deja lista la tarjeta para seguir emitiendo más.

Sin embargo, Choussy dice que el escenario de hoy es más complicado para el Gobierno pues la nueva aritmética política no les garantiza que puedan tener los 56 votos necesarios para aprobar deuda de largo plazo. “Pero si no obtiene los 56 votos para emitir deuda de largo plazo, para finales de año el gobierno tendrá $1,100 millones de deuda de corto plazo, es decir, tendría que emitir $580 millones de Letes adicionales de aquí al 31 de diciembre, más los $380 millones que se van a vencer”, explicó.

En años anteriores el Gobierno ha logrado vender esa deuda de corto plazo hasta por un máximo de $800 millones, pero ahora sería difícil que un inversionista comprara más de esa cantidad.

Por lo tanto Choussy cree que “en pocas palabras, no hay posibilidades de que cerremos el año sin que se tenga que llegar a una negociación para obtener los 56 votos para poder hacer esa emisión”, dijo el expresidente del BCR.

Choussy cree que la actitud de ataque que ha tomado el presidente Sánchez Cerén con respecto a la emisión de los $900 millones solo aleja aún más la inversión, que es la única que podría mejorar las condiciones económicas en el país.

“Casa Presidencial lanzando una campaña en los medios de comunicación para atacar a la Sala de lo Constitucional… ¿cómo esperan que haya más inversión en este país si el Gobierno no está respetando la institucionalidad?

Escenario fiscal similar al de Grecia

El engaño a través de los presupuestos desfinanciados podría hacernos caer en un problema similar al de Grecia, según Choussy.

“En Grecia, para que tengan una idea, el gobierno había falseado los datos… y decía que el déficit era del 3.7 %, pero el déficit fiscal real era del 14%”, mencionó.

Entonces, para el economista, la primera lección que el gobierno salvadoreño debe considerar es la transparencia.

“Aquí siempre hemos tenido la duda de que cuánto queda oculto de pagos que no se realizaron a final de año para que el déficit fiscal no se muestre, entonces, el déficit fiscal se arregla dejando de pagar en diciembre obligaciones que ya el gobierno tenía contraídas”, puso como ejemplo.

“Yo creo que hay que empezar por tener presupuestos reales, hay que sincerar la presupuestación, hay que sincerar el déficit fiscal, y yo creo que el gobierno del FMLN se tiene que sentar con la oposición para aprobar el próximo presupuesto general de la nación como un sistema compartido de responsabilidades, porque si no empezamos a tener esa práctica de hacer presupuestos correctos y no presupuestos mentirosos, vamos a ir caminando cada vez más hacia un precipicio como ese en el que ha entrado Grecia”, acotó.

Además refuerza la idea de que el país debe mejorar su inversión pública y privada pues solo esta permitirá que la economía crezca como se espera. “Con la situación fiscal como está, lo que ha venido haciendo el gobierno es recortando la inversión pública, y como van las cosas y la vamos a recortar cada vez más, entonces, la única posibilidad de que haya inversión, de que se genere empleo y de que los jóvenes puedan incorporarse al mercado laboral es que consigamos los fondos para ese asocio, para ese Fomilenio, el Asocio para el Crecimiento y la Alianza para la Prosperidad, y para eso necesitamos un combate a la corrupción directo y una Fiscalía que este dispuesta a combatir la corrupción. Pero por el contrario, si se continúa con maniobras oscuras como la compra de diputados para aprobar préstamos y presupuestos desfinanciados, se dañará la democracia y la credibilidad financiera se verá afectada aún más y el desarrollo económico tardará aún más, concluyó.