CEPA

Carta al presidente de CEPA: Están jodidos el puerto y el aeropuerto. De Paolo Luers

PAOLOPaolo Luers, 10 octubre 2015 / EDH

Estimado Nelson Vanegas:
¡Qué bárbaro! ¡Cómo lo andan jodiendo a usted! Como si fuera responsabilidad suya que el Puerto de La Unión todavía no está trabajando aunque ya tiene más de siete años de haberse terminado. No es justo. Esto es culpa de los gobiernos de Tony Saca y de Mauricio Funes. Usted vino con Sánchez Cerén y ni dos años tiene como presidente de CEPA. Es cierto que en estos dos años se perdieron los últimos consorcios internacionales interesados en operar el puerto. Pero la gente tiene que entender que usted lo tuvo bien difícil: Tuvo que empezar sin gerentes con experiencia, ya que la primera cosa que le tocó fue despedirlos a todos y la gente de ALBA y del FMLN que le metieron no tenía ni idea de aeropuertos ni de puertos ni de nada…

Tampoco es fácil para alguien como usted, que viene del negocio de los camiones de carga, de un día al otro hacerse cargo de CEPA, con el Aeropuerto Internacional, el antiguo aeropuerto de Ilopango, los puertos de Acajutla y La Unión y los ferrocarriles de  FENADESAL.

Lo de Comalapa es un gran huevo. Los últimos dos gobiernos se han dormido con su ampliación y modernización -y ahora de repente estamos en peligro de perder las certificaciones de seguridad que exigen los pinches gringos y las autoridades internacionales de aviación. Es cierto, fue usted quien decidió quitar del presupuesto 2015 de CEPA los fondos ya asignados para renovar el Sistema de Aterrizaje Instrumental que ya estaba obsoleto, pero los únicos que estaban insistiendo en esta inversión eran los gerentes e ingenieros- y a usted ya le habían dicho que los echara. Gente inútil que no entendía que hay criterios políticos y no solo técnicos. ¿Qué iba a hacer usted, recién llegado, sin conocimientos técnicos, con asesores políticamente no confiables? Entonces, mejor no compraron nada de equipos, y de alguna manera luego se iban a arreglar con estos tecnócratas internacionales con sus pendejadas de certificaciones de seguridad…

De repente todos le dicen: Ya es tarde, la ampliación y modernización del aeropuerto requiere años, y las líneas aéreas y las autoridades internacionales con sus certificaciones no pueden esperar tanto, y CEPA todavía no tiene un plan claro de cómo financiar todo esto. Pero usted tiene razón, esto no es culpa suya: Es el gobierno del Frente que nunca se pone claro si quiere o no quiere trabajar con la empresa privada; si esto de la APP (Asocios Públicos Privados) es de verdad o es una paja para que estén contentos en Washington…

Entonces, ¿cómo un pobre camionero como usted va a saber por dónde va la cosa del puerto y del aeropuerto? Vayan a preguntar a Roberto Lorenzana o a Hato, estos sí son buenos para el labio… O que pregunten de un solo a José Luis Merino, si al final ALBA o sus amigos rusos o chinos van a entrar o no. Pero que no lo chinguen a usted…

Tampoco no es cierto que nada se está haciendo en el aeropuerto. Me consta que ustedes están haciendo un food-court bien bonito, que habrá más parqueos y algunas sillas nuevas en las salas de espera. También entiendo que repararon el techo donde entró el diluvio y que ya no se han vuelto a inundar los pasillos del área de abordaje y tiendas…

Es cierto: esto no resuelve el problema que nuestro aeropuerto básicamente es obsoleto y que las líneas aéreas van a buscar otro “hub” en Centroamérica si no lo renovamos, pero algo es algo…

Pero de usted como presidente de CEPA, sin gerentes e ingenieros competentes, no se puede esperar que resuelva este problema. Si realmente quieren avanzar con La Unión y con Comalapa, tendrían que poner gente competente al frente de CEPA y dejarlos trabajar.

Saludos, Paolo Lüers

Anuncios

En suspenso ampliación del Aeropuerto

Estados Unidos le retiró el apoyo al ver que no avanzaba el Plan Maestro que financió. CEPA quiere ampliar la terminal con fondos propios. 

CEPA construye un food court en la antigua terraza del Aeropuerto, una obra que no estaba contemplada inicialmente en la ampliación del Plan Maestro. El financiamiento es propio.

CEPA construye un food court en la antigua terraza del Aeropuerto, una obra que no estaba contemplada inicialmente en la ampliación del Plan Maestro. El financiamiento es propio.

, 9 octubre 2015 / EDH

La expansión del Aeropuerto Internacional vuelve a estar en vilo tras el retiro permanente del apoyo del Gobierno de los Estados Unidos, que financió en 2013 un Plan Maestro para ampliar las instalaciones de la terminal aérea, pero cuyos aportes se fueron al traste una vez cambió la administración de la autónoma.

El Plan Maestro, que le costó a Estados Unidos $427,000 había definido una ruta de trabajo desde 2014 hasta 2032 en cuatro diferentes fases con un monto estimado por cada una. Solo la primera, que terminaría en 2017, costaría $115 millones.
Su ejecución solo dependía del financiamiento que CEPA encontrara con bancos internacionales o con la ayuda de la empresa privada, a través de un Asocio Público Privado.

Sin embargo, los constantes cambios de presidentes dentro de la autónoma, así como las decisiones discrecionales sobre el desarrollo de la terminal aérea y la nula claridad sobre su financiamiento retrasaron los planes y obligaron a Estados Unidos a apartarse de las decisiones salvadoreñas.

Screen Shot 2015-10-09 at 9.06.27 AMDe acuerdo a fuentes que trabajaron para Cepa, los dos asesores estadounidenses que trabajaron durante dos años con CEPA, Geoffrey Finch y Lynn Hampton, fueron relegados de sus funciones y sus sugerencias ya no fueron tomadas en cuenta al llegar Nelson Vanegas como presidente de la autónoma en junio de 2014.

En un informe semestral del Asocio para el Crecimiento elaborado por el Gobierno de los Estados Unidos, se detalla que “ suspendió el apoyo de la Oficina de Asistencia Técnica del Departamento del Tesoro (OTA), en espera de una decisión del GOES sobre la financiación del Plan Maestro”.

El documento agrega que “En vista de que aún no existe decisión comunicada sobre la ejecución y financiamiento del Plan Maestro del AIES-MOARG y de que no se concesionó el Puerto La Unión… este objetivo sigue “bajo la meta”, dice el documento, que evalúa el desarrollo de objetivos que el país se ha puesto para lograr un mayor crecimiento económico.

Pero si esto no quedaba claro, la embajadora de Estados Unidos en el país, Mari Carmen Aponte, lo recalcó el miércoles pasado en un evento público.  “Digámoslo de esta forma: nuestros objetivos ya no están alineados a los objetivos de CEPA, y fue por eso que se suspendió esta cooperación”.

“La Oficina de Estados Unidos suspendió esta asesoría pendiente de la decisión de financiamiento de CEPA para seguir con la ampliación del Aeropuerto”. “Esta posición un tanto divergente al Plan Maestro, es la que ha llevado al Gobierno de los Estados Unidos a continuar con la susp ensión”, añadió la diplomática.

El presidente de la autónoma, Nelson Vanegas, dijo ayer que el Plan Maestro que realizó la empresa Kimley-Horn, no se ha cambiado, pero él mismo dijo meses atrás que sí habían hecho “ajustes” al plan inicial para enfocarse en trabajos prioritarios.

Screen Shot 2015-10-09 at 9.05.23 AMAyer, durante la firma de un convenio  de entendimiento con Avianca, la principal línea aérea que utiliza la terminal, se pudo constatar que ya está muy avanzada la construcción de un food court que estará ubicado en la antigua terraza desde la que los salvadoreños veían despegar los aviones de la pista principal.

También se ha comenzado con una ampliación de la sala de espera y  se piensa ampliar a 500 vehículos más el estacionamiento de la terminal.
Todo esto se está financiando con fondos propios y con un remanente de $19 millones de una titularización de ingresos futuros que le autorizó la Asamblea Legislativa en 2012.

Sin embargo la primera fase del Plan Maestro requería de no menos de $115 millones para su ejecución.
En un momento se dijo que el dinero se obtendría a través de otra titularización de ingresos futuros, se barajó el financiamiento de una empresa china, interesada en el proyecto y también se habló de financiarlo a través de los fondos de pensiones. Pero hasta la fecha, ninguna de las opciones se ha concretado.

Lo harán solos
Ayer, inicialmente, CEPA y otras oficinas de Gobierno firmaron un acuerdo de entendimiento con la principal línea aérea que utiliza la terminal, Avianca, pero el CEOde la compañía, Fabio Villegas, descartó que su aporte tenga que ver con inversión para ampliar la infraestructura y más dijo que su inversión se enfocará en ampliar sus aeronaves, destinos y frecuencias de vuelo mientras CEPA hace lo suyo. “Eso le corresponde al Gobierno”, dijo el empresario.

En total la ampliación de la terminal tendría un costo aproximado de $492 millones, que podía hacerse con ayuda de la empresa privada o con financiamiento externo.

Sin embargo Vanegas dijo ayer que pueden hacerlo solos. “Había una idea de hacer un asocio público privado, pero se ha dicho que el Aeropuerto es rentable y el mismo plan establece que el aeropuerto por sí mismo puede hacer frente a parte de la ampliación sin necesidad de ese asocio público privado”, señaló Vanegas.

El Aeropuerto Internacional es la empresa más rentable de CEPA junto con el Puerto de Acajutla.
La tardanza con la que CEPA está trabajando no solo es evidente con el Aeropuerto Internacional, sino además, con otros proyectos de gran envergadura como el Puerto La Unión, que terminará un año más sin que se concesione.

Una licitación pública internacional que podría haberle dado la administración de la terminal marítima a una empresa privada también sigue en vilo y sin que haya hasta el momento una alternativa concreta para explotarlo. Mientras tanto la infraestructura sigue sin operar al 100%.

EUA suspendió apoyo técnico por atrasos CEPA

Pasaron varios meses antes de tomar una decisión final sobre cómo financiar la ampliación del aeropuerto internacional y una unidad del Gobierno estadounidense optó por poner pausa en una de las actividades con el país.

Ecm0610Aeropuerto01-File03

En proceso. El Aeropuerto Óscar Arnulfo Romero necesita una ampliación para poder cubrir la demanda de pasajeros. Los trabajos han ido a cuenta gotas.

Lourdes Quintanilla, 6 octubre 2015 / LPG
El tiempo que tardó el Gobierno en decidir cómo financiar la ampliación y mejoramiento del aeropuerto internacional en La Paz motivó que el Gobierno de Estados Unidos (USG, por sus siglas en inglés) suspendiera una iniciativa de cooperación con el país. La falta de una concesión para el puerto de La Unión también mantiene al país con objetivos sin cumplir dentro del Asocio para el Crecimiento.

Screen Shot 2015-10-06 at 3.38.14 PM“Como parte del esfuerzo para implementar la expansión del AIES-MOARG, CEPA inició un estudio para financiar y ejecutar la primera fase del plan maestro. A pesar de que CEPA aprobó un plan de trabajo al respecto, el USG suspendió el apoyo de la Oficina de Asistencia Técnica del Departamento del Tesoro (OTA) en espera de una decisión del GOES sobre la financiación del plan maestro”, reza el séptimo informe semestral del Asocio para el Crecimiento, correspondiente al período de noviembre 2014 a mayo 2015 y que la embajada de Estados Unidos en El Salvador ya liberó.

La Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) es la institución que administra el Aeropuerto Internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero Galdámez (AIES-MOARG). El plan maestro fue un trabajo de investigación y actualización de estadísticas que donó el USG, aunque los autores son de la firma Kimley-Horn. El plan describe las cuatro fases necesarias para aumentar la capacidad y recibir a siete millones de pasajeros en el mediano plazo. El Gobierno lo recibió en diciembre de 2013 y hasta el momento la ampliación como tal no ha comenzado.

Por otro lado, Estados Unidos también facilitó el desarrollo de un estudio llamado “Value for Money”, con el que se pretendía determinar si este proyecto de mejoría para el aeropuerto se podía llevar a cabo como un Asocio Público-Privado (APP).

La idea era impulsar el aeropuerto como el primer APP del país, en el marco del FOMILENIO II. El Gobierno descartó esta opción y, el mes pasado, la CEPA confirmó que se usarían fondos propios y una operación de endeudamiento para comenzar con la ampliación.

Hay acciones que sí se han ejecutado para remozar el AIES-MOARG. Entre ellas está el inicio de la construcción de la plaza para comedores ($2.9 millones), renovación del área de migración y aduanas ($1.7 millones), nuevas sillas en tres puertas, nuevo piso en zonas específicas, más otras que todavía están en etapa de desarrollo.

Este medio consultó a la CEPA sobre esta decisión de los estadounidenses de poner una pausa al apoyo técnico que comenzaron a facilitar en 2012, y desde la oficina de comunicaciones se comentó “que no es verdad que hayan retirado el apoyo y que siguen trabajando en el tema. El Gobierno (salvadoreño) mantiene excelentes relaciones con el Gobierno estadounidense”, aseguraron voceros de la autónoma.

La semana pasada, el Ministerio de Economía (MINEC) publicó en internet que había presentado un plan de modernización y ampliación del aeropuerto en La Paz, junto a un convenio con Avianca Holdings para agilizar las obras en la terminal. Ningún funcionario ha dado más detalles al respecto.

Screen Shot 2015-10-06 at 3.37.45 PM


Afecta concesión puerto

La concesión del puerto de La Unión, o más bien la falta de una, fue también motivo para que el país siga sin cumplir algunas metas del Asocio para el Crecimiento; en particular, la meta 2 del capítulo económico del proyecto.

El 29 de mayo pasado, la CEPA declaró desierta la licitación por esta terminal de oriente, porque ninguna de las cuatro empresas precalificadas para el concurso público presentó ofertas. Desde entonces, el Gobierno sigue buscando qué opciones tomar para que el puerto inicie operaciones con todo su potencial y posibilidades. Hasta ahora, ningún funcionario ha explicado qué pretenden hacer al respecto.

La meta u objetivo número 2 de la parte económica del asocio aspira a reducir los costos de las empresas con infraestructura. “En vista de que aún no existe decisión comunicada sobre la ejecución y financiamiento del plan maestro del AIES-MOARG y de que no se concesionó el puerto La Unión, este objetivo sigue ‘bajo la meta’”.

Hasta el momento de cerrar esta nota no se pudo confirmar si la decisión del Gobierno de financiar la ampliación del aeropuerto con fondos propios podría cambiar la evaluación para el próximo informe. El siguiente comprenderá el período de noviembre 2015 hasta mayo 2016.

El Asocio para el Crecimiento y el FOMILENIO II son proyectos hermanos que el USG desarrolla con el GOES y ambos tienen una duración de cinco años. El asocio está en su cuarto año de implementación, mientras que el FOMILENIO II ha iniciado el primero.

La Oficina Técnica de Asistencia del Departamento del Tesoro inició el proyecto de asistencia técnica para la gestión de infraestructura y finanzas públicas en 2012.