Mes: septiembre 2017

Carta a la Comisión de la Santa Inquisición de la Asamblea Legislativa: Exorcicemos al mal. De Paolo Luers

paolo luers caricaturaPaolo Luers, 23 setiembre 2017 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

Diputados:
Celebro que al fin se ha constituido una comisión legislativa que se encargue de la moral en este país. Hemos conocido que su primera acción será revisar y limpiar nuestra cultura de nombres y vocablos que invocan el mal. Una integrante de la comisión me hizo llegar la agenda con los primeros conceptos que van a erradicar.

Puerta del Diablo → Puerta del Santo

Diputado Carlos “El Diablito” Ruiz → diputado Carlos “Santito” Ruiz

Cantón Ateos → cantón Creyentes

Cerveza Cadejo → Cerveza Cordero de Dios

Cerveza Santo Coraje → (prohibirla por blasfemia)

Vino Casillero del Diablo → vino Casillero del Papa

Playa El Tunco → playa Paloma (disculpen, esto tal vez va en contrasentido)

Calle Schafik Handal → calle Roberto D’aubuisson

Calle Roberto D’aubuisson → Calle Schafik Handal (ah no, eso ya lo arregló Bukele, todavía se llama Calle San Antonio Abad)

Jamón del Diablo → Jamón del Cura

La Siguanaba → La Santa Patrona

“…la tumba de los rojos…” → “…el paraíso donde todos nos entendemos…”

¡Muerte a la oligarquía! → ¡Larga vida a José Luis Merino!

logos MAS y EDHHago un llamado a los lectores a completar esta lista, porque el mal está expresándose por todas partes. Pueden dirigir sus denuncias y propuestas a la Honorable Asamblea Legislativa, Comisión de la Santa Inquisición, o directamente a su presidenta, la diputada Lucy de León.

Espero que sea su comisión que redacte los planes y materiales de estudio para la nueva materia de “moral, urbanidad y cívica”, que el Ministerio quiere introducir a todas las escuelas del país.

En una segunda fase, sea bueno que también revisen el Código Penal, para establecer severos castigos para los portadores del mal. No es suficiente limpiar el lenguaje, hay que limpiar la sociedad…

Saludos,

44298-firma-paolo

 

Anuncios

Voto joven. Columna Transversal de Paolo Luers

Es un círculo vicioso: los que deciden sobre prioridades son las generaciones que no necesariamente tienen interés en soluciones de largo plazo, sino en sus propios intereses de supervivencia.

paolo3Paolo Luers, 22 septiembre 2017 / EL DIARIO DE HOY

El Salvador es un país de jóvenes, pero las elecciones son decididas por los viejos. Según un estudio de Fusades, para el 2018 el 30 % de los aptos a votar son jóvenes entre 18 y 29 años; y si sumamos los adultos entre 30 y 39 años, hay una mayoría de 50.8%.

Pero ambos grupos mostraron una participación electoral marcadamente menor que los salvadoreños de 40 años para arriba.

EDH logPor otra parte, los problemas más importantes pendientes de resolver son temas que afectan prioritariamente a los jóvenes y su futuro: educación, pensiones, seguridad pública. En los tres campos hay una enorme deuda con el futuro, o sea con los ahora jóvenes. En los tres campos urgen políticas públicas que por su carácter integral y estructural son de largo plazo: no van a definir la vida de los ahora adultos, sino predeterminar el futuro de los ahora jóvenes o niños.

Resulta absurdo que los jóvenes sigan dejando estas decisiones en manos de la generación de sus padres y abuelos. Parte del absurdo es que en un país demográficamente tan joven nadie da prioridad a la tarea de promover la participación política y electoral de los jóvenes. Es un círculo vicioso: los que deciden sobre prioridades son las generaciones que no necesariamente tienen interés en soluciones de largo plazo, sino en sus propios intereses de supervivencia.

Desde el punto de vista de sus propios intereses, la generación que sigue controlando al Estado, la economía y la sociedad, tiene razón para sospechar que los jóvenes, al tomar protagonismo, llevarían al país hacia otros rumbos.

image-1189279-860_galleryfree-qmii-1189279

Infografia de SPIEGEL Online, 16 septiembre 2017

En Alemania se practica desde hace 20 años un experimento que se llama “Juniorwahl – elecciones junior”. Una semana antes de cada elección general, se celebran elecciones donde los jóvenes entre 15 y 18 años votan -sobre la misma oferta electoral de los partidos. Este año se espera que en 3,500 escuelas participen más de un millón de adolescentes.

Lo interesante es que, según los resultados de las “elecciones junior”, en las 4 últimas elecciones federales (de 2002 a 2013) hubieran salido mayorías parlamentarias (y por tanto gobiernos) muy diferentes a los electos en las elecciones de sus padres.

En las elecciones federales de 2002, los socialdemócratas salieron empatados con los conservadores, pero junto con Los Verdes lograron una mínima mayoría de diputados, y su canciller Gerhard Schroeder pudo seguir gobernando. Pero en las “elecciones junior”, los socialdemócratas ganaron una clara mayoría (43 % en vez de 38.5 %), y sus socios del partido Los Verdes lograron un sensacional 14.6 %, en vez de los 8.6 % en las elecciones reales. Los jóvenes hubieran dado un claro mandato al programa de reformas de los socialdemócratas y verdes y esta colación no hubiera sufrido el fracaso que obligó a Schroeder a convocar elecciones adelantadas en 2005.

En 2005, la coalición reformista socialdemócratas/verdes perdió el poder. Pero tampoco la alianza conservadores-liberales logró una mayoría. Se estableció la “coalición grande” entre socialdemócratas y conservadores, bajo la dirección de Angela Merkel. Pero en las “elecciones junior” el resultado fue al revés: los socialdemócratas ganaron a los conservadores, y Los Verdes ganaron claramente a los liberales. Según los jóvenes, la alianza reformista hubiera continuado gobernando, con una mayoría parlamentaria.

En 2009, pasó algo insólito: el electorado (adulto) castigó a los socialdemócratas por haber entrado en coalición con los conservadores. Perdieron en grande, bajando a 23% frente a los conservadores con 33.8%. Merkel logró una mayoría parlamentaria en coalición con los liberales. Hora de la contrarreforma…

Sin embargo, en las “elecciones junior”, el resultado fue diferente: los jóvenes castigaron parejo a ambos partidos de la “gran colación”. Ambos bajaron a un miserable 19%, y los verdes se convirtieron en la primera fuerza, con 21%, y los emergentes Piratas ganaron 12.2%. Este partido rebelde, en las elecciones reales, quedaron con 2 % fuera del parlamento. Es decir, los jóvenes también querían sustituir la gran coalición, pero dieron mayoría absoluta a una coalición reformista aún más radical, incluyendo a los Piratas.

En 2013, el gobierno conservador-liberal fracasó. Los liberales ni siquiera lograron entrar al parlamento. Con 41.5%, Angela Merkel derrotó claramente a los socialdemócratas y verdes, que juntos sólo llegaron a un 34.1%. La única forma de garantizar la gobernabilidad: una nueva “coalición grande”, bajo dirección de Merkel.

Muy distinto fue el resultado de las “elecciones junior”. Los adolescentes entre 15 y 18 años dieron un mandato para una coalición reformista entre socialdemócratas, verdes y Piratas.

En las 4 “elecciones junior”, los jóvenes dieron apoyo a los partidos que propusieron reformas profundas en los campos educación, justicia social/pensiones, medio ambiente y (en el caso de los Piratas) transparencia y revolución digital. Si hubiera dependido de los jóvenes entre 15 y 18 años, Alemania hubiera sido gobernado por coaliciones reformistas, conducidos por cancilleres socialdemócratas, desde 1998, cuando Gerhard Schroeder puso fin a 16 años de gobiernos conservadores bajo Helmut Kohl, hasta la fecha…

Tradicionalmente, los resultados de las “elecciones junior”, aunque son celebrados una semana antes, se dan a conocer en la noche de las elecciones generales. Con un argumento absurdo: para que los jóvenes no influyan a los votantes adultos. Pero los jóvenes tienen todo el derecho del mundo de influir en las elecciones generales, porque es su futuro que está en juego.

 

El FMLN ¿del éxito al fracaso? De Alberto Arene

Los 20 meses que le quedan de gobierno y el escenario político nacional e internacional le son adversos.

alberto-arene2Alberto Arene, 20 septiembre 2017 / LA PRENSA GRAFICA

Internacionalmente el FMLN es considerado una de las organizaciones guerrilleras más exitosas de la historia latinoamericana y mundial, independientemente de la opinión que cada uno tenga sobre dicha organización política y la evidencia que su naturaleza es muy diferente de la que condujo la guerra y los acuerdos de paz. Dos décadas liderando la oposición y una en el gobierno, los escenarios de corto y mediano plazo acumulan ahora muchas evidencias que el FMLN se dirige al fracaso.

LPGAl analizar medio siglo de su existencia desde el inicio de sus primeros núcleos organizados sin recursos y en la clandestinidad en la segunda mitad de la década de los sesenta, hasta su ejercicio del gobierno y del poder en la última década, su éxito ha sido considerable. En el trabajo político organizativo, en su desarrollo político-militar y su capacidad insurgente, en la negociación de la paz democrática, en la reconversión en partido político participando en los procesos políticos y electorales, en primer partido de la oposición y en las victorias electorales que lo condujo al gobierno en dos ocasiones consecutivas, el FMLN tiene una acumulación de muchos más triunfos que fracasos.

Pero todo comenzó a cambiar al ganar y participar en el primer gobierno de izquierda electo democráticamente, y particularmente, en la conducción de su propio gobierno en los últimos tres años. Los 20 meses que le quedan de gobierno y el escenario político nacional e internacional le son adversos.

Aunque pueden identificarse algunos logros en el área de seguridad en los últimos 20 meses, reduciendo el número de homicidios en más del 20 %, y recuperando el control del territorio en varios municipios, todavía El Salvador disputa los primeros lugares en el mundo, estando muy distante de sostener y consolidar la derrota de las pandillas y el crimen organizado. Las acusaciones documentadas de ejecuciones sumarias y graves violaciones a los derechos humanos en organizaciones internacionales especializadas y la militarización de la seguridad pública no solo debilitan y deslegitiman el trabajo de las instituciones de seguridad del Estado, sino que reflejan ineficacia en la acción represiva.

Un año y medio después de la declaración del presidente de la gravedad de las finanzas públicas, no se ha logrado un acuerdo fiscal con la oposición con el apoyo de los organismos multilaterales financieros, perdiendo el gobierno 3 valiosos años y estando ahora forzado a implementar un ajuste fiscal más radical. Con considerables pérdidas de competitividad, un bajo crecimiento de mediano plazo (2 %), una deuda pública que –con la actualización de las cuentas nacionales– ya supera el 70 % del PIB, un severo deterioro de las calificaciones de riesgo ahora con bonos calificados de “basura” después del “impago selectivo”, ausencia de reforma fiscal y reforma provisional, con requerimientos de financiamiento mayores de 2 mil millones de dólares para finalizar su gobierno, y un ajuste fiscal desordenado que ya comenzó en que anunciará próximamente nuevos recortes de subsidios y gastos en remuneraciones, y un aumento del IVA de 2 puntos.

Con estas medidas, la opinión de la gente se deteriora aún más con consecuencias directas en las preferencias electorales. Hace un año, la mitad de la gente aplazó la gestión del presidente y tres cuartas partes consideraron el “rumbo equivocado” pero todavía liderando el FMLN las preferencias. Ahora, según la última encuesta de LPG Datos, solo 30.8 % aprueba su gestión y 60.4 % la desaprueba, mientras 81.4 % opina que el país va por el rumbo incorrecto. De los inclinados a votar en las elecciones (46 % para diputados y 61 % para alcaldes), 33.4 % votaría por ARENA en febrero y el 19.5 % en agosto, y 20 y 13.6 % respectivamente por el FMLN. Para alcaldes, ARENA lidera la intención de voto con 24.8 % sobre el FMLN con 18.7 %, mientras en el Área Metropolitana de San Salvador el FMLN recoge el 25.5 % de las intenciones frente al 22.7 % de ARENA que ha demostrado una gran incapacidad de capitalizar el enorme desgaste acumulativo del gobierno del FMLN. La ruptura con Nayib Bukele tendrá efectos negativos en los resultados electorales en la alcaldía de San Salvador y en los diputados, y sin lugar a dudas en la elección presidencial en que el FMLN participará sin su mejor carta electoral, la única que podría haber contrarrestado su debacle en las percepciones ciudadanas.

En el plano internacional, del eje del ALBA solo queda Nicaragua y Bolivia con Venezuela con su ilegal gobierno impuesto por la fuerza y la represión, ahora en su fase terminal quebrado financieramente y aislado internacionalmente. Mientras en Washington avanzan las investigaciones y la estructuración de consensos bipartisanos sobre las instituciones, organizaciones y personas en Caracas, Managua y San Salvador involucradas en blanqueos de billonarios recursos financieros provenientes de operaciones ilícitas a nivel internacional, que involucrarían a algunos de sus dirigentes, con consecuencias directas en juicios diversos y en la recomposición del poder.

Medio siglo de lucha y considerables éxitos, para concluir en semejante balance de una década de gobierno…

El impago, la Patria y el FMLN. De Manuel Hinds

Debe de haber gente en el FMLN con conciencia. Esta es la oportunidad que tienen para demostrar que no están dispuestos a dañar al pueblo con tal de quedarse con cinco mil millones de dólares que no les pertenecen.

manuel hindsManuel Hinds, 22 septiembre 2017 / EL DIARIO DE HOY

El Ministro de Hacienda ha vuelto a decir que no encuentra los dineros que necesita para que el país no caiga en impago —una cantidad relativamente pequeña, 91 millones de dólares. El Ministro, y el gobierno entero, se quedan tranquilos con esa respuesta mientras toda la maquinaria del partido se pone a funcionar para trasladarle a la población la idea de que todo lo que pase como consecuencia del impago es culpa de ARENA.

EDH logLa magnitud del desastre que un segundo impago tendría en la credibilidad del país es impredecible, aunque es claro que sería terrible. El país entero, no sólo el gobierno, se quedaría sin crédito extranjero, que es esencial para el desempeño económico de cualquier país. Sin crédito, las exportaciones y las importaciones se vienen al piso, las empresas tienen que cesar la producción, el desempleo se va para arriba bruscamente.

La tranquilidad con la que habla el gobierno diciendo que no tiene el dinero mientras gasta millones diariamente en cosas sin ninguna prioridad, y dada la facilidad con la que podría reunir la relativamente pequeña cantidad necesaria para pagar las obligaciones (91 millones de dólares), demuestra una insensibilidad total a los sufrimientos que el pueblo tendría en caso de un impago. Es como ponerle un revólver en la cabeza a un niño y decir que disparará si no se hace lo que quiere. El niño es el pueblo, al que han confundido constantemente para que no pueda entender que la culpa de todo este problema, y de lo que vendría si el gobierno del FMLN no pagara, es totalmente del FMLN.

Hay soluciones técnicas muy claras al problema, que implican mucho más que sólo autorizar préstamos. Han sido trabajadas en gran detalle. El gobierno sabe que existen y que funcionarían con costos mucho menores que los que un impago causaría además de empeorar el problema. ARENA ha pedido que se forme una nueva comisión para discutir estas soluciones y darles curso rápidamente para no haya impago. Pero el FMLN siempre encuentra una excusa para no hacerlo, para atrasar las discusiones, para que la fecha del impago se acerque sin que haya ninguna solución —excepto, piensan los del FMLN, quitarle los ahorros a los actuales y futuros pensionados—.

Este es el pago que el gobierno quiere por no hundir al país en la crisis más grande que habrá tenido en toda su historia. Es el precio que quiere cobrar por no disparar al niño. Por supuesto, ese precio equivale a herir gravemente al niño, porque quitarle el dinero que los trabajadores del país han amasado a través de muchos años para pagar sus pensiones es causarle un daño grave al pueblo mismo.

El FMLN tiene dos escenarios posibles. El mejor de los posible escenarios sería que, tratando de evitar el impago, los partidos de oposición le permitan que confisque los ahorros que los ciudadanos han acumulado en el sistema de pensiones. Si esto pasara, el FMLN gana el premio mayor. Le quitaría los cinco mil millones de dólares a los ahorrantes para gastarlos de aquí a las elecciones. Esto, por supuesto, dejaría al país grotescamente endeudado con sus futuros pensionados, pero ese problema no les preocupa porque siempre tendrán palabras para decir que esa deuda fue culpa de ARENA.

El otro escenario sería que los partidos de oposición no le permitan quedarse con los ahorros de la gente. En ese caso, el FMLN tendría costos políticos altos, pero cree que podrá, como ha hecho hasta ahora, verter la culpa en ARENA, de modo que aunque la popularidad del FMLN caiga, también caiga la de ARENA.

Es una estrategia cínica, semejante a la de la mujer que en la historia bíblica prefirió frente al Rey Salomón que cortaran en dos al niño que ella decía que era su hijo que cederlo a la otra mujer que lo reclamaba. Con tal de quedarse con el botín, no les importa que el pueblo sufra una debacle económica. Debe de haber gente en el FMLN con conciencia. Esta es la oportunidad que tienen para demostrar que no están dispuestos a dañar al pueblo con tal de quedarse con cinco mil millones de dólares que no les pertenecen.

Carta al Vice Ortiz: Al fin tenés tu propia FES. De Paolo Luers

21686092_1495740923798652_4474181197372166780_n

San Salvador, 20 septiembre 2017. Foto tomada del Twitter del vicepresidente Oscar Ortiz

paolo luers caricaturaPaolo Luers, 21 septiembre 2017 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

Estimado Óscar:
Ya hiciste varias payasadas jugando a comandante en jefe de la guerra contra las pandillas. Pero el show que armaste ayer frente a la Universidad de El Salvador fue el colmo: Hiciste formar frente a la U tropas del ejército, junto con unidades militarizadas de la PNC.

Nadie en este país puede armar este show, aunque sea sólo para las cámaras, sin tener claro que todos vamos a comparar estas imágenes con las históricas de la Guardia y el Ejército tomándose la U.

logos MAS y EDHMe pregunto: ¿Cómo pueden ex guerrilleros convertidos en gobernantes escoger este escenario para montar su show militar? Me costó entenderlo, hasta que hablé con un amigo, ex compañero tuyo de las FPL. Me dijo: “Pues, ante la incapacidad que han demostrado nuestros ex camaradas en la lucha contra la delincuencia, y ante las voces que a gritos piden que regrese la Guardia Nacional y que declaren el Estado de Excepción, ellos arman este show. El mensaje es claro: No necesitamos la Guardia, aquí está la FES; no necesitamos un Estado de Excepción, aquí está la Fuerza Armada desplegada en la capital, con blindados y ametralladoras…”

Pero como ya explicó el general Vargas en televisión: Así no se despliega la Fuerza Armada, a menos que todo sea puro show. Uno no tiene que ser experto militar para saber que estos blindados frente a la U, en el Bulevar de los Héroes, y en las terminales de buses no hacen nada, por más ametralladoras que lleven. Quien los ve parqueados ahí, reza que no se les vaya a ocurrir a entrar en acción…

Pero vos feliz que puedes jugar a comandante, pasar revista a formaciones militares y recibir partes de guerra de los jefes de la FES. Que este despliegue militar no aporta nada a la seguridad pública, no te importa. Suficiente que salgan buenas fotos. Que de esta manera, están militarizando la PNC y metiéndola en problemas de Derechos Humanos, no te importa. Es como si estuvieras cumpliéndote un viejo sueño: comandar una fuerza especial. Cuando las FPL de la guerra formaron sus fuerzas especiales (que por cierto se llamaron FES), nunca calificaste para integrarlas, mucho menos para dirigirlas. Ahora, por lo menos ante las cámaras, tenés tu propia FES. No sé si fuiste vos quien dio la orden que este “batallón de limpieza”, como lo calificó Hato Hasbún, no se podía llamar FER (Fuerzas Especiales de Reacción), como ya estaba bautizado dentro de la PNC. Alguien de CAPRES llamó al director de la PNC y ordenó que se cambiara el nombre, incluyendo el logo y las insignias ya hechas, sino que tenía que llamarse FES, como las Fuerzas Especiales de las FPL…

Ustedes están jugando con la Seguridad Pública, la están politizando, militarizando y la están convirtiendo en una gran show. Y vos sos el que felizmente pone la cara para este juego peligroso.

¿Cómo discutir en serio sobre el próximo impago del gobierno; sobre la reforma de pensiones bloqueada por el FMLN; sobre la situación crítica de violencia en los barrios periféricos y los pueblos del país, cuando la noticia es la militarización de la capital? Estamos en crisis, tenemos movilizados hasta la Fuerza Armada, y hoy todos se tienen que unir a esta “cruzada”, dicen ustedes. Y los diputados tienen el deber patriótico de aprobar 100 millones más para la PNC, aunque ya estamos pagando todos los días el impuesto especial de seguridad.

Todo este juego mediático no les va a funcionar. Nadie les compra que su militarismo torcido sea patriotismo. La ausencia de un plan integral de seguridad no se deja tapar por unos blindados en la calle. Los ciudadanos se asustan de este espectáculo, y los delincuentes se ríen. Y por más que te presentés como comandante, nunca serás candidato presidencial.

Por años fui tu amigo, Óscar, pero me equivoqué. Como dicen: Si quieres conocer a un hombre, dele un poco de poder. O por lo menos, la ilusión de poder. Saludos,

44298-firma-paolo

De nuevo la seguridad pública…. De Luis Mario Rodríguez

Mientras la sociedad no exija un compromiso integral, los políticos y las mismas víctimas y familiares de estas seguirán conformándose con parches legales, demostraciones de fuerza y estrategias dispersas.

Luis Mario RodríguezLuis Mario Rodríguez, 21 septiembre 2017 / EL DIARIO DE HOY

Las últimas decisiones del gobierno para mitigar las condiciones de inseguridad combinan reformas legales con una mayor presencia policial y de efectivos militares. De la misma manera que en administraciones anteriores, de derecha y de izquierda, las autoridades quieren hacer creer a la gente que las circunstancias mejorarán aumentando penas y exhibiendo al ejército en las calles. Para quienes sufren en carne propia la crueldad de los extorsionistas, homicidas y ladrones, estas medidas les parecerán correctas e imprescindibles.

EDH logEn aquellas zonas donde las pandillas, y no el Estado, son las que establecen las reglas de “convivencia social” por supuesto que resulta mil veces preferible que sean los agentes de la PNC o la Fuerza Armada los que cuiden y protejan a su familia. La idea que ha venido cincelándose desde hace varios años en la opinión pública, de que no importa que se viole la ley con tal de resolver la crítica situación de violencia que soportan los habitantes, sigue tomando forma y alentando al Estado a emprender “todo tipo de actos” para generar una sensación de alivio entre la población afectada.

El dilema de la falta de seguridad permanecerá sin modificación alguna de continuar todos, los funcionarios y los habitantes, aceptando una solución que indudablemente nos conduce siempre a los mismos resultados. Los primeros insisten en estos métodos porque de lo contrario pueden obtener efectos adversos en las próximas elecciones; y los segundos admiten los remedios anunciados porque simplemente no soportan el infierno que padecen diariamente. De esta manera las trabas que ocasionan las decenas de homicidios y delitos de todo tipo para el comercio, el crecimiento económico y el ejercicio de las libertades, debido a la mala imagen que proyecta el país, no harán más que multiplicarse y ampliar su radio de acción limitando el desarrollo nacional.

Cuando en 2014 el presidente Sánchez Cerén creó el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia se anunció una nueva etapa de acuerdos entre los distintos sectores que enfrentaría la epidemia de asesinatos que afecta a la Nación. Este fue también el objetivo de la Comisión Nacional para la Seguridad Ciudadana y la Paz Social durante la última administración del partido ARENA. Ambas instancias presentaron sendos planes en la materia, cuyo seguimiento e implementación “brillaron por su ausencia”. De haberse ejecutado estas iniciativas la realidad en este ámbito habría mejorado.

A cinco meses de las elecciones es poco probable que los responsables de la seguridad pública, la presidencia y el partido en el poder renuncien a una estrategia muy similar sino idéntica a la utilizada por los gobiernos de derecha. Y al final los dañados somos todos. Es así porque se prefieren los votos y se desprecia la vida de los cientos de salvadoreños que la pierden como consecuencia de un hecho delictivo. Mientras la sociedad no exija un compromiso integral, los políticos y las mismas víctimas y familiares de estas seguirán conformándose con parches legales, demostraciones de fuerza y estrategias dispersas.

Es innegable que a los policías y a los soldados debe cuidárseles. Quienes atentan contra ellos desafían a la comunidad entera. También es una verdad comprobada que para encarar a la delincuencia se necesitan recursos. Con una policía desmotivada, sin el equipo idóneo, con la existencia amenazada, lo mismo que la de sus allegados, no es posible luchar contra un flagelo cuyas raíces tienen varios metros de profundidad. Esas dos condiciones, la protección de las fuerzas de seguridad y el auxilio presupuestario, deben ser parte de una política criminal que incluya acciones de prevención del delito, reinserción y rehabilitación de los pandilleros y de los malhechores condenados, y una severa aplicación de la ley que respete el Estado de Derecho y que al mismo tiempo imponga orden en el territorio.

Cuando se convive con el mal, como ocurre en El Salvador, se pierde la sensibilidad y la capacidad de exigir un arreglo definitivo de las contrariedades y las penas que nos agobian. Por eso es necesario recordarle a los electores que la obligación de sus representantes es la de cumplir con sus promesas, en este caso la de recuperar el control de la seguridad y no la de proteger su reelección.