ARENA

Carta a los indecisos: Votar es un acto de razón. De Paolo Luers

6 diciembre 2018 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

Últimamente he tenido muchas conversaciones que van más a menos así:

– ¿Crees que el FMLN debería tener otro gobierno más?
No. El país no lo aguantaría.

– De acuerdo. ¿Crees que Bukele es la alternativa?
– No, Dios guarde, sería peor.
– A ver, ¿por qué?
– Este hombre no es confiable. Demasiado egocéntrico. Un gobierno de él sería impredecible. No tiene respeto por la institucionalidad. Está rodeado de pícaros…

– De acuerdo. Entonces, ¿no votarías ni por el Frente ni por Bukele?
– No. La única razón de votar por Nuevas Ideas sería expresar el hartazgo con la clase política y como ha gobernado. Pero la medicina sería peor que la enfermedad. Además se ha aliado con GANA, que es la peor parte de la clase política. ¡No way!

– De acuerdo. ¿Y el Frente, con Hugo Martínez? ¿Crees que sería diferente a Funes y Sánchez Cerén?
– Hugo es un tipo razonable. Pero no puede contra los dinosaurios. Si yo fuera de izquierda, votaría por él. Porque si colapsa el Frente, solo beneficia a Bukele…

– Entonces, si no eres de izquierda, ¿eres de derecha?
– A esta altura, ya no sé. No me gusta ARENA, por nada. Soy liberal, tal vez progresista. Pero esta opción no existe entre los partidos…

– De acuerdo. A mi tampoco nunca me ha gustado ARENA. Pero la dupla Carlos Calleja/Carmen Aída Lazo no son los típicos areneros. ¿Podrías votar por ellos?
–  Tal vez, pero no para ARENA. Por…(Mayor D’Aubuisson, Paco Flores, Tony Saca, corrupción, los conservadores anti-liberales que todavía tienen…)

– Entonces, ¿estás seguro que un tercer gobierno del Frente sería un desastre?
– Sí, ya fracasaron. Tienen que ir a laoposición.

– ¿Y estás seguro que Bukele/Gana/Nuevas Ideas no esuna opción?
– No. Les tengo miedo. A GANA igual que a Bukele. Y aun más a la gente que lo rodea.

– ¿Crees que un gobierno de Calleja y Carmen Aída sería un desastre?
– No sé. Tal vez no. Pero no me gusta ARENA. Si no estarían con ARENA, tal vez serían una opción.

– Resumamos: El FMLN fracasó y de todos modos queda afuera. De Bukele estás convencido que sería un desastre como presidente. Y con Calleja no estás seguro qué esperar. ¿Correcto?
– Correcto. Así es.

– Entonces, corres el riesgo que gane Bukele. ¿No sería más lógico votar por quien te parece que significa menos riesgo?
– No sé. No me gusta ARENA.

– No es más racional verlo como un problema de riesgos, no solo de gustos?
No sé.

– ¿Y entonces?
– Entonces, ¿qué?
– Entonces, si la alternativa es Calleja o Bukele, ¿qué vas a hacer tu?
– No sé. Está complicado. Tal vez no votaré…
– No, hombre, no votar es votar por Bukele. Tienes que tomar una decisión.

. . .

Tengo este tipo de conversaciones casi todos los días. Con amigos, con gente inteligente, crítica, escéptica, que no son fáciles de engañar. Y voy a continuar argumentando.

Aunque parezca iluso, quiero pensar que elegir a un presidente es un acto de razón, no de gustos, resentimientos, hartazgos. También es un acto de responsabilidad. Son los indecisos que definirán la elección.

Piénsenlo,amigos escépticos, críticos, progresistas y liberales.

Saludos de

Anuncios

Carta a Carlos Calleja: Hora de golpear la mesa. De Paolo Luers

8 noviembre 2018 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

Unos hablan de 120 días de no elegir a los 5 magistrados; 120 días sin Sala de lo Constitucional, 120 días con Corte Suprema incompleta. Como esto es inaceptable, su grito ha sido “¡Elijan YA!”

Otros hablamos de 120 días de resistir el intento de elegir una Sala con magistrados no idóneos y no independientes; y de 120 días de hacer fracasar el intento de cambiar la correlación en la Corte Plena a favor de quienes quieren ponerle nuevamente candados a las investigaciones de Probidad y enriquecimiento ilícito. Presionamos con la consigna “¡Solo elijan a los más idóneos!”

No ha sido nada fácil resistir la tentación de elegir ya, aunque no sean los más idóneos, para salir del huevo. Tuvo que golpear la mesa Carlos Calleja para poner en sintonía a los diputados de las 3 fracciones de su coalición. La posición unificada de principios (principios de idoneidad y de independencia) tuvo tanto éxito en la opinión púbica que hasta el FMLN comenzó a flexibilizar sus posiciones – y solo no dio sus votos por su compromiso con GANA. Incluso dentro de GANA se produjeron fisuras y varios diputados comenzaron a cuestionar el boicot de su partido y su candidato a la elección de los magistrados, porque vieron que subió demasiado el costo político que iban a pagar.

Y en este momento crítico salen 3 diputados de ARENA diciendo que están dispuestos a votar por Sonia de Cortez, la candidata de GANA, aunque saben que es la peor evaluada de los 30 candidatos, la menos idónea. Primero Guillermo Escalante, el yerno de Milagro Navas; luego Bonner Jiménez y Arturo Simeón Magaña. Con el argumento que es hora de “desentrampar” a elección…

No sé si es la venganza de Milagro, todavía dolida porque nadie hizo caso a su intención de convertirse en la compañera de fórmula de Carlos Calleja. Algo tendrá que ver ella, porque jamás se ha visto a su yerno tomar una decisión propia, sin consultar a ella.

El problema de fondo: Todavía hay diputados, alcaldes y dirigentes dentro de ARENA que no tienen diferencias de fondo con GANA. Les da menos vergüenza votar con Gallegos y Cia. que tener una candidata a vicepresidente tan progresista y tan poco arenera como Carmen Aída Lazo. Ni siquiera el hecho que GANA se ha vuelto taxi de Bukele les impide conspirar con ellos, sobre todo cuando se trata de hacer frente común contra una Sala y una Corte Plena comprometidas con seguir investigando la corrupción, venga de donde venga.

ARENA está pagando el costo de haberse deshecho de los diputados incómodos pero honestos, como Juan Valiente y Johnny Wright, en vez de deshacerse de los diputados proclives a hacer cosa común con GANA – y que comparten más valores con una operadora política como Sonia de Madriz que con una intelectual independiente como Ivette Cardona.


Espero que Carlos Calleja nuevamente golpee la mesa, aun con el peligro de definitivamente perder el apoyo de algunos diputados. De todos modos están boicoteando su intento de crear una nueva imagen de ARENA. Si no habla claro corre el peligro que otros diputados de su coalición usen el argumento de “desentrampar” la elección de los magistrados para votar junto a GANA.


Saludos,

 

Carta a los analistas: La crítica directa, por ser fuerte, no es propaganda sucia. De Paolo Luers

6 noviembre 2018 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

Cada uno puede tener diferentes opiniones sobre los partidos y sus candidatos presidenciales. Es normal y legítimo. Somos un país pluralista y estamos ante unas elecciones que van a decidir el rumbo de país.

Por tanto, es normal, legítimo y hasta necesario criticar las posiciones, propuestas o el estilo de Carlos Calleja y de cualquier otro candidato. Pero llegar a la conclusión que estamos ante dos campañas igualmente sucias, la de Bukele y la de Calleja, no es fruto de análisis, sino de malas intenciones. Dos artículos en El Faro, una nota firmada por Sergio Arauz y Gabriel Labrador y una columna de opinión firmada por William Carballo nos quieren pintar esta imagen. Las pruebas que ambas notas presentan son dos: el vídeo publicado por ARENA en redes sociales y canales de televisión, en el cual Mauricio Interiano, presidente del COENA, encara directamente a Nayib Bukele; y la presencia de Antonio José Sola, a quien tildan como “el rey de campañas sucias”, como asesor de a campaña de Calleja.

Veamos. La crítica fuerte que Interiano hace a Bukele en su video, es precisamente esto: crítica fuerte. Una crítica que el mismo presidente de partido le hace al rival, personalmente, poniendo su cara, no es campaña sucia. Campaña sucia es tirar la piedra y esconder la mano. Campaña sucia es usar cuentas anónimas, sitios de ataque disfrazados de “periódicos digitales”, fake news, y un ejército de troles como caja de resonancia. Todo esto lo hace la campaña de Bukele y no solo hoy que estamos en campaña oficial, sino desde hace años. En cambio, el hecho de que un dirigente partidario ponga la cara y a titulo personal y de su partido le dice a un adversario su opinión negativa, es hasta refrescante. No es campaña sucia, es combate duro, pero limpio.

Y no es obra de Antonio José Sola, ni de ningún otro asesor de campaña contratado. Es resultado de una permanente crítica que muchos analistas, incluyendo el que firma esta carta, hicieron a Carlos Calleja y ARENA de no encarar de frente a un adversario como Bukele que sistemáticamente usa el ataque personal a sus adversarios y críticos, haciendo uso de anónimos, sitios WEB oscuros y perros de ataque como Walter Araujo, Alejandro Muyshondt y Ernesto “El Brozo” Sanabria. Tanto en artículos como en pláticas personales he dicho a Carmen Aída Lazo, la candidata a vice de Calleja, que no siga aguantando los sucios ataques que no solo en redes sociales sino incluso en la calle le hacen los operadores de guerra sicológica de Bukele. Igual que otros he esperado ansiosamente que una mujer como Carmen Aída le diga a Bukele en su cara y en televisión que es un cobarde escondiéndose detrás de troles y de sicópatas. Como muchos otros, agradezco a Mauricio Interiano, a quien muchas veces critiqué por falta de claridad y liderazgo, que a fin dijo lo que había que decirle a Nayib Bukele. El supuesto “rey de las campañas” sucias no tiene nade que ver con esto. Su tarea es -y ojala que lo haga bien- asegurar que los mensajes, propuestas, prioridades y criterios de sus candidatos se transmitan con claridad.

Una campaña no es sucia solo porque la crítica sea dura. La crítica es la sal de las campañas electorales y de la cultura política en general. ¿Es “propaganda negra”, como sostienen los autores de El Faro, que ARENA compare a Bukele con Funes y con Saca, cuando estos son referentes visibles de nuestra reciente historia política?

Seamos serios: Tiene más similitudes Bukele con Funes y Saca que Calleja con Roberto d’Aubuisson. Bukele condena públicamente a Funes y Saca, pero tiene en su círculo interno a muchos que han sido operadores de estos dos expresidentes acusados de corrupción. A Calleja o critican porque no ha condenado públicamente a Roberto D’Aubuisson, pero ha mostrado que no se apoyará en los operadores políticos del fundador de ARENA, sino en figuras innovadoras como a catedrática Carmen Aída Lazo y los empresarios Rodrigo Bolaños y Alfredo Atanacio. Entonces, colegas del Faro, ¿comparar a Bukele con Saca y Funes es “propaganda negra”, pero vincular a Calleja con los fundadores de ARENA es políticamente correcto? No lo creo.

También es cuestionable la tesis que las campañas son puro ataque y nada de propuestas. Tanto Hugo Martínez, como Josué Alvarado y Carlos Calleja han priorizado el debate sobre soluciones, propuestas e iniciativas legislativas. ¿Se puede decir lo mismo de Bukele?

Repito: Seamos serios.
Saludos,

Carta al FMLN y ARENA: La regla de Tarzán. De Paolo Luers

27 octubre 2018 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

A esta altura, con más de 100 días sin Sala Constitucional, me parece increíble que ustedes, las dos fuerzas políticas que juntos lograron poner fin de a la guerra y la transición a un sistema democrático y pluralista, no hayan tenido la capacidad de resolver este problema.

Parece que eso se debe a dos causas combinadas: El FMLN no se atreve a abandonar a GANA en su decisión de entrampar la elección de los magistrados, porque teme que al romper su pacto con GANA se quedaría sin gobernabilidad para terminar su mandato sin grandes crisis. Y por otra parte, ARENA todavía no está dispuesta a asegurar al FMLN esta gobernabilidad. ¿Asegurar cómo? Aprobando junto al Frente un presupuesto 2019 que garantice estabilidad y gobernabilidad al gobierno saliente y al gobierno entrante.

No puedo entender cómo los dos partidos aún no han podido llegar a un acuerdo político tan simple, claro y trascendental. Poner fin a la crisis constitucional sería una muestra del compromiso de ambos partidos con la institucionalidad. Además permitiría al FMLN a salir del dilema: Por una parte dependen de GANA para terminar su mandato gubernamental sin perder la cara; por otra parte GANA, nombrando a Bukele su candidato presidencial, se ha vuelto el principal adversario para el Frente. Porque es obvio que Bukele no solo va detrás de la silla presidencial, sino también detrás de las bases y del rol histórico que ha jugado el Frente, de “representar a los pobres”.

El Frente tiene que entender que para defenderse de esta amenaza no se trata de meterse en una competencia de quién es el más radical y más anti-ARENA, sino de marcar la diferencia sustancial con Bukele y sus hombres: Nosotros vamos a seguir trabajando por más justicia social, pero nunca comprometiendo la institucionalidad y la estabilidad del país. Vamos a defender el sistema pluralista de partidos, que Bukele y sus aliados quieren destruir.

Por otra parte, ARENA tiene que entender el dilema del Frente, y ser muy flexible en sus negociaciones. Si el Frente no puede soltar la rama GANA mientras no tenga otra para agarrarse, ARENA le tiene que proporcionar una rama segura. Es la regla de Tarzán.

Algunos puristas me van a reclamar que estoy mezclando asuntos partidarios y hasta electorales con el nombramiento de los magistrados. Tal vez tengan razón, pero lo que estoy diciendo a ambos partidos es que, a pesar de la competencia electoral, construyan unos entendimientos que les permitan garantizar la estabilidad e institucionalidad del país:

-elegir una Sala de lo Constitucional que defienda la Constitución contra tentaciones populistas;
-elegir un fiscal general que seguirá enfrentando la corrupción, por sin politizar la justicia;
-un presupuesto 2019 que permita gobernar con estabilidad tanto al gobierno saliente como al entrante;
-una propuesta de pacto fiscal que garantice la estabilidad fiscal del país para mediano plazo.

No estoy hablando de un pacto electoral entre los dos partidos. Es un acuerdo de defensa de la institucionalidad y estabilidad, que deja suficientes puntos para pelearse en la campaña electoralsobre cómo crear empleo y seguridad, y cómo mejorar salud y educación…

Solo Arena y el Frente juntos pueden hacer este acuerdo de estabilidad, porque tienen en la Asamblea la mayoría calificada necesaria – y porque tienen en sus filas dirigentes dispuestos a asumir la defensa de nuestro sistema democrático, que nació con ellos mismos firmando el Acuerdo de Paz en 1992. Lo único que ahora falta es voluntad política – en ambos bandos.

Saludos, Paolo

Renovación y entendimiento. De Roberto Rubio

Si analizamos sin pasiones y pesimismo la realidad política del país, a pesar de todos los vicios, amenazas y retrocesos que le caracterizan, hay que reconocer que existe cierta institucionalidad democrática, que dicho sea de paso no la tienen los países vecinos.

8 octubre 2018 / La Prensa Gráfica

Así para el caso, hemos tenido contrapeso de poderes (en unos gobiernos más que en otros); experimentamos marcada alternancia de gobierno sin mayores traumas; los gobiernos del FMLN no pudieron salirse del cuadro democrático básico; a pesar de las dudas que generaron algunas elecciones, especialmente la última presidencial, tenemos elecciones relativamente creíbles y los perdedores han terminado aceptando sus resultados; los críticos de las sentencias de la anterior Sala de lo Constitucional, con todo y escaramuzas, terminaron cumpliéndolas en su mayoría; han existido avances en materia transparencia y combate a la corrupción, los cuales eran impensable hace unos años.

Adicionalmente, a pesar de los defectos y vicios que todos conocemos de nuestro sistema político partidario, hay esfuerzos de renovación al interior de los partidos mayoritarios (más visibles en ARENA que en el FMLN), y tenemos dos partidos fuertes, lo que ha permitido hacerse mutuo contrapeso.

Ahora bien, no es fácil percibir estos aspectos positivos de nuestra realidad política, especialmente cuando el ejercicio del poder y la polarización estéril entre los principales partidos no han permitido encarar adecuadamente nuestros graves problemas; al contrario, los ha profundizado. De ahí el creciente y amplio descontento/desencanto ciudadano con el sistema político. El cual no sabemos cuán profundo y generalizado es. Pero algo lo será pues llama la atención que buena parte de los descontentos se encanten con un político nacido de las mismas entrañas del sistema, solo porque viste, posa y gesticula diferente.

¿Qué hacer entonces para enfrentar ese descontento? ¿Qué hacer para fortalecer nuestra tenue institucionalidad democrática? Podemos escoger el camino –más ligero y emocional que racional– de experimentar algo que aparece mediáticamente diferente como “nuevas” ideas. Y ello a cualquier costo. No importa que se hayan equivocado con Saca y Funes y vuelvan crasamente a equivocarse. No importa correr el gran riesgo que una vez en el poder las golondrinas se conviertan en zopilotes. No importa que ese liderazgo se encarame en el partido que más encarna los peores vicios de corrupción y clientelismo. No importa que el supuesto redentor tenga una camándula de demandas por corrupción. No importa que sean intolerantes e insulten y difamen a los que los critican, como lo harán ahora.

Hay otro mejor camino para fortalecer nuestra democracia. Se trata de apoyar aquellas todavía incipientes señales positivas que hemos señalado antes: presionar y trabajar para que los dos principales partidos se renueven y sean verdaderas opciones políticas democráticas, tanto hacia dentro de sí como hacia afuera; promover que su confrontación se desarrolle en los marcos normales de la rivalidad política y no en la jaula del despedazamiento mutuo; apoyar el entendimiento entre ARENA y el FMLN en asuntos que añadan dosis de gobernabilidad, como la aprobación del presupuesto, el manejo de la deuda, el combate a la inseguridad, la elección de funcionarios de segundo grado. Señales que muestren que son capaces de entenderse en la resolución de algunos de los graves problemas nacionales. Camino que encontrará sin duda resistencias internas, y críticas externas por ingenuidad o malicia. Pero sin duda es el camino más seguro para alejarnos de la senda escabrosa y perversa del populismo.

Telegramas urgentes – con asesoría de choto. De Paolo Luers

25 agosto 2018 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

Diputados: ¿Si por esto de las cuotas les resulta tan difícil elegir a 5 magistrados y 5 suplentes, cómo van hacer cuando habrá que elegir a una solo persona para dirigir la Fiscalía General de la República?

Sociedad Civil: Coincido que la actual procuradora Sonia Cortez no tiene calificaciones para ser magistrada de la Sala. ¿Pero porqué nadie de nosotros protestó cuando fue elegida y 2 veces reelegida Procurador General? ¿Nos vale esta institución?

Asamblea: ¿Por qué nadie votó en contra cuando en el 2010 fue electa Procuradora General la señora Sonia Cortez, y cuando fue reelecta en 2013 y en 2016?

FMLN: Si ustedes pierden las elecciones presidenciales contra ARENA, pierden el poder. Si las pierden contra Bukele, además les destruyen el partido. Bukele es adversario interno y externo a la vez. 

FMLN: Si GANA, al aliarse con Bukele, se ha convertido en su principal adversario a vencer, ¿porqué insisten en bloquear junto a GANA la elección de magistrados idóneos?

Diputados y alcaldes de ARENA: ¿No se dan cuenta que al resistirse tanto a los cambios en la forma de hacer política que promete Carlos Calleja, están boicoteando su campaña presidencial?

Alcalde de Santa Tecla: Con la forma torpe y autoritaria de reorganizar la recolección de la basura, estás regalando al FMLN y a Bukele un tema poderoso de campaña: ARENA = privatización que atenta contra los trabajadores y los ciudadanos.

Alcaldes del Gran San Salvador: La crisis de desechos sólidos no se resuelve firmando contratos con otra mafia, que por otros 20 años podrá explotar y extorsionar a los municipios. Se resuelve creando un proyecto público-privado de alta tecnología que termine comprando la basura a las alcaldías. Mientras tanto, solo firmen contratos de corto plazo.

Trabajadores municipales: Exijan sus derechos con fuerza, pero tengan claro que el peligro no es que la empresa privada participe en la modernización de los servicios municipales, sino la falta de transparencia y la corrupción. Asocios público-privados transparentes pueden mejorar los servicios y sus condiciones laborales.

Equipo FOCOS TV: Les salió muy bien la entrevista con Feliz Ulloa. Sometan al mismo test a los otros candidatos a vicepresidente: Carmen Aída Lazo, Karen Sosa y Roberto Ocampo. Sabremos distinguir entre paja y sustancia. 

Nayib Bukele: Hágase cargo de sus decisiones. Usted es el candidato de GANA, sus fundadores, financistas y dirigentes. Aunque los vista de nuevos colores, no dejarán de ser los corruptos de siempre.

Carlos Calleja: Ante la maña de Bukele de lanzar propuestas populistas, tu deber es presentar políticas públicas audaces, pero realistas, aún cuando no sean populares. No te puedes quedar en generalidades.

Hugo Martínez: Si quieres recuperar a las bases y los votantes que se fueron con Bukele, tienes que atacar al mito que ha creado. La única forma de hacerlo es redefinir con claridad y autocrítica la esencia y el potencial innovador de la izquierda. Así la gente entenderá que Bukele no es de izquierda, sino pertenece donde ha elegido estar: en GANA.

Josué Alvarado: No sé si tienes conciencia que vos y VAMOS son el arma secreta contra Bukele. Nadie como ustedes puede captar a los votantes desilusionados que no quieren caer en manos de demagogos de la anti política.

Saludos a todos,

Carta a mis hermanos nacionalistas. De Guillermo (Billy) Sol

17 agosto 2018 / EL DIARIO DE HOY

Hermanos Nacionalistas:

ARENA celebró el pasado 22 de abril, una verdadera fiesta cívica con un padrón de más de 122,000 afiliados. Este evento marca un antes y un después en la vida partidaria.

Hay dos cosas que resaltan entre las muchas que contribuyeron al éxito de las elecciones internas: la transparencia y el voluntariado.

La organización del proceso, brillantemente ejecutado por la Comisión Electoral Nacional, estuvo marcado por el cumplimiento de las normas a las que estaba sujeto. Esto garantizó que el voto directo de los areneros fuera libre, igualitario y secreto.

La participación voluntaria que tuvo la juventud ese día en las mesas y en la orientación de los votantes, por mencionar solo dos cosas, me hizo recordar los inicios de ARENA y me convence de garantizar la permanencia y la renovación del partido.

Es para ARENA un orgullo haber contado con tres aspirantes a la candidatura presidencial del año 2019, con credenciales que ningún partido puede igualar. Estos tres salvadoreños emprendedores, trabajadores, generadores de empleo, con sólida formación profesional y moral, de trayectoria intachable, son muestra de esta renovación.

Por ello, cualquiera que hubiese sido el resultado, el arenero ganador de las elecciones internas, nuestro candidato sería la mejor opción para sacar al país de la crisis en que gobiernos corruptos e incapaces lo han sumido.

Carlos Calleja es nuestro candidato. ARENA lo eligió y ha demostrado ser un digno portador de nuestra bandera y nuestros principios republicanos y nacionalistas. Su liderazgo ha demostrado dos frutos invaluables.

Ha incorporado como candidata a la vicepresidencia a una mujer proveniente de la sociedad civil, profesional de reconocido prestigio, más allá de nuestras fronteras, forjada a sí misma con base en su esfuerzo, sus principios y su transparencia. Carmen Aída Lazo deja su vida profesional para incorporarse al trabajo que El Salvador necesita para salir adelante.

Ella ha posibilitado la coalición de los partidos políticos que creen que el humanismo, la solidaridad y la democracia son la forma de vida que debemos defender por el bien de las nuevas generaciones, firmando el 26 de julio una Alianza por un Nuevo País, en el que oyendo el clamor de la sociedad por mayores espacios, la coalición incorpora como su candidata a vicepresidente a una mujer de comprobadas ejecutorias, y se comprometen con la defensa de la vida, la familia, la educación y la igualdad de las oportunidades. En resumen, se comprometen con la dignificación de la persona en todos sus ámbitos.

Conocí personal y muy estrechamente a Roberto d’Aubuisson y fui parte de todos sus COENAS. Sabiendo de su profundo arraigo democrático y del conocimiento de las necesidades y forma de ser de nuestra gente, tengo la plena seguridad que él sería el primero en felicitar al partido por su renovación y en respaldar a Carlos y a Carmen Aída frente al reto del 2019.

Billy Sol, Exdirigente de ARENA