Heinrich Haupt

“Sala de lo Constitucional y Fiscalía General representan salto histórico en favor de la construcción de un Estado moderno”: Heinrich Haupt

Segunda Vuelta publica el discurso de Heinrich Haupt, exembajador de Alemania en El Salvador (2012 – 2016), en ocasión de la ceremonia de entrega del título “Noble Amigo de El Salvador” por la Asamblea Legislativa, en sesión plenaria en el Palacio Legislativo, el día 14 de diciembre de 2016. Publicamos la versión completa del discurso, que incluye algunos párrafos que el exembajador, por cuestion de tiempo, no pronunció en la Asamblea.

Cabe señalar que el gobierno de Salvador Sánchez Cerén decidió no otorgar al exembajador Haupt la medalla que usualmente entrega a los embajadores que se retiran del país. En concordancia con esta actitud, la fracción del FMLN decidió no hacer uso de la palabra para homenajear al ‘noble amigo’ Haupt, a diferencia de todas las demás fracciones legislativas. Dieron discursos los diputados Rodolfo Parker, Mario Ponce, Juan Valiente y Guillermo Gallegos, destacando los aportes que Heinrich Haupt dio al país en sus 4 años como embjadador de Alemania en El Salvador.

Segunda Vuelta

hauptHeinrich Haupt, 14 diciembre 2016

En este período de paz y reflexión navideña, doy las gracias a la honorable Asamblea Legislativa de la República de El Salvador por otorgarme el título “Noble Amigo de El Salvador”.

Este gesto generoso por decisión unánime de la Asamblea, recuerda una intensa agenda de acción durante los cuatro años de mi servicio como representante de Alemania en El Salvador que terminó en septiembre pasado.

Vale destacar que cualquier logro atribuible a mi gestión se debe en primer lugar al aporte de mis excelentes contrapartes y socios de todos los ámbitos: político, judicial, social, económico, académico y cultural. También se debe al empeño de la comunidad alemana – Foro Cultural Salvadoreño Alemán, Cámara de Comercio bilateral, Escuela Alemana San Salvador, Agencias de Cooperación alemanas – y también a mis colegas de nuestra Embajada y del Cuerpo Diplomático:

Todos ellos son parte del éxito y es con mucha satisfacción, gratitud y humildad que comparto éste título de honor con todos ellos, algunos presentes en este recinto.

Muchísimas gracias a todos ellos por cuatro anos de fructífera cooperación, producto de las excelentes relaciones que siempre han existido entre El Salvador y Alemania.

Permítanme evocar algunos ejemplos de nuestros esfuerzos conjuntos, todos en areas de prioridad nacional:

En educación y salud trabajamos con la población local al nivel municipal, comunidades, ADESCOS y alcaldías los cuales participaban en el el diseño, ejecución y contabilidad de obras de infraestructura como escuelas, centros de salud y centrales de agua potable.

La conocida laboriosidad, seriedad, espíritu emprendedor y honestidad del pueblo salvadoreño fue la clave del éxito de docenas de estos proyectos en todos los rincones de la tierra cuscatleca. El Gobierno de El Salvador participó de manera eficaz y dedicada en las obras de mayor tamano, a través del FISDL y su presidenta Gladys Schmidt de Serpas.

En el tema de seguridad ciudadana era similar: Allí también fueron actores locales – empresas privadas, ADESCOS, administraciones municipales, policía comunitaria, universidades – quienes – a través de sus respectivos comités de prevención de la violencia – prestaron aportes invaluables en pro de la prevención de la violencia, siempre con apoyo de entes oficiales como son el viceministerio de justicia y seguridad pública, la Policía Nacional Civil y otros.

La Cultura fue otro campo de exitosa interacción: con la Secretaría de Cultura de la Presidencia (Secretaria Silvia Regalado), el Foro Cultural Salvadoreno Alemán, Radio Clásica, el MUNA, el MARTE, la Orquesta Sinfónica Nacional, Cuarteto Scharberg y muchos otros apoyamos a numerosos destacados talentos musicales y artísticos que representan la gran riqueza cultural de su país y que merece mucho más atención, ya que constituye también un poderoso instrumento en el contexto de prevención de la violencia juvenil.

czq3qtkuaaays6l

La cultura como instrumento de convivencia pacífica fue promovida por el gran cineasta Don Alejandro Cotto, hijo meritísimo de la nación, con el cual varios embajadores alemanes tuvimos el honor de cooperar en su gran proyecto del teatro de las ruinas, un legado que quedará para siempre un testimonio de la cultura de paz impulsada por una personalidad ejemplar.

La Escuela Alemana San Salvador, con sus mil estudiantes quienes reciben una sólida educación en tres idiomas, constituye un puente humano y cultural de primer orden entre nuestros dos países. Ha crecido considerablemente en los ultimos anos.

Nuevas temas claves de país como la protección del medio ambiente, p. ej. en la Región del Trifinio, así como la promoción de las energías renovables prestaron otras oportunidades para juntar las fuerzas de la Cooperación Alemana, las autoridades y la sociedad civil de El Salvador.

En el contexto del Acuerdo de París sobre el cambio climático de hace un ano hubo una estrecha cooperación entre las ministras del Medio Ambiente de nuestros dos países, por lo que reitero mis agradecimientos a la Sra. Ministra Lina Pohl.

El potencial humano, intelectual y económico de El Salvador es enorme: Es admirable la amplia gama de organizaciones privadas y entes profesionales que forjan la realidad salvadorena de hoy y con los cuales tuvimos el honor de cooperar: Tales como Fusate, Padre Vito Guarato, Centros educativos como FESA, el Polígono de Don Bosco ylas otras instituciones salesianas, el museo de ninos Tín Marín, ONG’s de salud infantil contra el cancer o VIH, prestigiosas universidades como la UCA, la Nacional y muchas otras, tanques de pensamiento como Fusades y Funde, etcétera.

También es impresionante la capacidad económica de la empresa privada salvadoreña: La grande, mediana, pequena y micro-empresa en su conjunto es la que crea y mantiene los empleos sostenibles que tanto necesita la población para construir una vida en paz y properidad.

Cabe destacar que los empresarios modernos saben que, aparte de sus metas de generar ganancias y mejorar la productividad, tienen una responsabilidad social empresarial con sus empleados y trabajadores. Empresarios como el Sr. René Toruño de INDUFOAM o Rodrigo Bolaños de la Textilera League han demostrado que el rendimiento económico así como la satisfacción profesional mejoran en la manera que ofrecen mejores condiciones de trabajo incluso educación y capacitación a sus colaboradores. Empresarios como el Dr. Victor Saca (Laboratorios Vijosa) y Dr. Rodrigo Brito (Hospital Diagnóstico) trajeron tecnologías avanzadas al país. El potencial económico del país es considerable: Energías renovables (solar, geotérmica), industria química, tecnología aeronáutica, turismo, agricultura.

Necesidad de esfuerzos de Nación

Todos estos ejemplos demuestran la riqueza social, intelectual, económica y la pluralidad constructiva de la sociedad moderna salvadoreña de hoy.

A pesar de sus conocidos problemas, El Salvador es un país de oportunidades. Tiene el potencial humano y económico para superar los grandes retos que está enfrentando en la actualidad.

Trabajando de la mano, el Gobierno, la oposición, toda la clase política y la sociedad civil de El Salvador, podrían mover montañas. En los últimos meses hubo acercamientos politicos prometedores que se enmarcan bien en la perspectiva del 25 aniversario de los acuerdos de paz. Ojalá que se mantenga esta buena dinámica.

Y según mi experiencia, todos los pasos constructivos, todos los buenos esfuerzos en favor del bienestar nacional, siempre tendrán el apoyo que necesitan por parte del gran número de países amigos que tiene El Salvador, entre ellos Alemania.

Amistad entre Alemania y El Salvador

La “amistad entre nuestros países y pueblos” no es una frase vacía: Es una realidad diaria, sólidamente arraigada en valores y experiencias comunes que forjan nuestros destinos: Ambos hemos vivido durísimos períodos de guerras, dictaduras, violencia, terrorismo y destrucción.

Ambos hemos aprendido las lecciones pertinentes de estos desastres históricos: Lecciones que se encuentran reflejadas en nuestras respectivas Constituciones políticas que establecen, entre otros:

  • Un Estado de Derecho, basado sobre el respeto a la dignidad humana y los demás Derechos Humanos políticos y sociales;
  • Separación de los poderes del Estado;
  • Respeto a la libertad de opinión y de prensa;
  • Elecciones libres y limpias, que garanticen el cambio democrático del poder;
  • Un aparato estatal y una clase política que deben estar al servicio de los ciudadanos y rendir cuentas de sus actos y del uso de las finanzas públicas;
  • Ambos tenemos un vivo pluralismo político con partidos programáticos y un parlamentarismo fuerte.

Recuerdo con respeto los amplios debates en esta Asamblea Legislativa y sus comisiones sobre la ratificación del Estatuto de Roma quienes finalmente abrieron el camino para que El Salvador se incorporara a la Corte Penal Internacional de La Haya. También recuerdo los esfuerzos dolorosos, finalmente exitosos, de la Asamblea para la elección de un nuevo Fiscal General hace un año.

En la actualidad, el parlamentarismo salvadoreno se destaca por un novedoso debate profundo sobre el presupuesto, lo que me recuerda los debates presupuestarios en el parlamento alemán que son la ocasión clásica de la oposición democrática y del parlamento entero para pedir rendimiento de cuentas políticas al gobierno.

En el tema de pensiones también veo paralelos: en Alemania también un tema tan complejo como las pensiones sería sometido a una o varias mesas técnicas antes de ir al debate parlamentario. En la materia de pensiones, una sociedad joven como la salvadorena, está en una mejor situación que Alemania con su sociedad muy de “tercera edad”: Nosotros hace 8 años hemos elevado de manera gradual la edad de la pensión a 67 anos, elevado las cotizaciones y disminuido las prestaciones.

Para garantizar la plena implementación de estas normas fundamentales, y para prevenir abusos, se necesita una institucionalidad judicial independiente, profesional. La tenemos, tanto en Alemania – Corte Federal Constitucional – como en El Salvador – Sala de lo Constitucional; ambos tenemos Fiscalías Generales altamente respetadas.

Estos guardianes del Estado de Derecho son pilares del sistema democrático, allá como aquí. Los ciudadanos son conscientes de ello, por lo cual les tienen en alto estimo. Tanto en Alemania como en El Salvador gozan de máximo prestigio popular.

La Sala de lo Constitucional, desde 2009, y la Fiscalía General desde 2016 – ambos profesionales, independientes, apolíticos, imparciales – representan un salto histórico en favor de la construcción de un Estado moderno de derecho en El Salvador.

Sera importante no permitir un retroceso en este logro histórico. Sera importante mantener esta calidad profesional de la Sala y del Fiscal General al terminar sus respectivos mandatos en 2018 y 2019 y elegir a sus sucesores basado en el principio de la meritocracia, en un proceso transparente.

czqs3u-usaaxg5ePapel constructivo de la Sala y del Fiscal General

La población valora y apoya la jurisdicción de la Sala por haber fortalecido sus espacios de participación electoral, siguiendo el espíritu y la letra de la Constitución, puesto en valor el principio de meritocracia en la elección de altos cargos en la CSJ, TSE, CCR, FGR, protegido sus derechos como constribuyentes, esclarecido el papel de los diputados suplentes etc.

La Sala también ha dado una senal en contra de la impunidad – declarando inconstitucional la ley de amnistía de 1993 – y en pro de los derechos humanos – condenando el hacinamiento en el sistema penitenciario y cumpliendo la sentencia de la Corte Interamericana de DDHH sobre los derechos de los víctimas del masacre de El Mozote.

La Sala ha rehabilitado el mecanismo legal para actuar en contra de la corrupción de funcionarios públicos, en base de la Ley de Probidad, y ha frenado el intento de paralizar los procesos legales de combate contra la corrupción.

El nuevo Fiscal General, quien en enero de 2016 inició su mandato con una fuerte senal anti-nepotismo, sigue las mismas lineas y hace un trabajo serio, independiente, imparcial y eficaz para frenar la impunidad, el crimen organizado y la corrupción, siguiendo el principio de la igualdad ante la ley de todos y la verdad reconocido que el crimen, incluso la corrupcón, no tienen color político.

El hecho que El Salvador, así como sus vecinos Guatemala y Honduras, ha logrado grandes avances en la institucionalidad judicial independiente le ha generado admiración y respeto dentro y fuera del país.

Esta cultura democrática reforzada corresponde a los estandares de las Naciones Unidas, esta prestigiosa asociación global a la que pertenecemos todos, El Salvador y Alemania, y cuyas reglas son obligatorias para todos.

Para terminar quisiera resumir cinco puntos fundamentales relativos a nuestras relaciones de amistad:

  1. El respeto y cumplimiento de la Constitución y de todo el orden legal son requisitos fundamentales para la convivencia pacífica en cada país. También constituyen la base más sólida de una verdadera, honesta y duradera relación de amistad entre los países.Esto implica, en cada país, el respeto de los DDHH, incluso la libertad de prensa, y el buen funcionamiento de la institucionalidad democrática, incluso la justicia profesional, independiente, imparcial, como son la Sala y la Fiscalía.
    El Salvador ha dado importantes pasos en esta dirección.En vísperas del 25 aniversario de la firma de los acuerdos de paz será importante reconfirmar estos avances en cultura democrática pluralista, consolidando así el Estado de Derecho, en sintonía con los principios y compromisos adquiridos por todos los miembros de las Naciones Unidas.
  2. En Seguridad Ciudadana, es urgente cumplir con lo esencial del Plan El Salvador Seguro y promover ya con fuerza todas las medidas de la Prevención de la Violencia, con la participación activa de todos los 262 municipios. En el Comité Nacional de Seguridad y Convivencia, en el cual tuve el honor de participar, he destacado a menudo que sería importante aprovechar del gran potencial de los actores locales en la prevención, y desatar una ola de obras de prevención desde abajo. Ya que es al nivel local que mejor conocen los problemas y las soluciones para el complejo tema de la violencia que tiene un toque fuerte de miseria social. Es evidente que para ello los municipios necesitarían los fondos que les pertenecen por ley, y algunos recursos más. Allí está también la comunidad internacional para ayudar, incluso los proyectos alemanes que se ejecutan desde muchos anos.embajador-alemania-heinrich-haupt
  1. Reforzar la Educación. Según el Plan Nacional El Salvador Educado, el presupuesto anual para Educación debería incrementarse de 2 a 7% del PIB. En realidad se ha disminuido en los últimos dos anos.De cara al 25 aniversario de la paz sería un gesto importante de buena voluntad y responsabilidad política de mejorar sustancialmente la inverión educativa en la juventud de El Salvador: Los jóvenes y el país se lo merecen. La comunidad internacional está ayudando, ya que la educación es tema de primera importancia para todos los países del mundo.
  2. Impulsar la inversión privada, tanto nacional como internacional para que se creen los empleos necesarios. La población laboriosa y orgullosa de El Salvador no quiere vivir en base de prestaciones sociales, sino quiere ganarsela vida con su propio esfuerzo. El Estado tiene la obligación de crear las condiciones generales y la seguridad jurídica necesarias para garantizar inversiones sólidas de la empresa privada. Esto ha sido la clave del éxito económico de Alemania y de todos los otros países prosperos, democraticos que están listos para ayudar a levantar la economía y el comercio salvadoreno. Una economía pujante y productiva que pagará buenos salarios también generará ingresos suficientes para que el Estado pueda complir con sus obligaciones sin recurrir a un endeudamiento exagerado que es un cargo para futuras generaciones.En este contexto hay que destacar de nuevo, que el combate a la corrupción y la garantía de una justicia independiente e imparcial basada en la seguridad jurídica es también un factor decisivo en la atracción de inversiones
  3. Finalmente: Para consolidar la paz, el bienestar y el entendimiento internacional sería importante también impulsar la integración política, económica y comercial de la región centroamericana. Un mercado unico centroamericano sería un importante socio del mercado único europeo. En el reciente Acuerdo de Asociación entre nuestras dos regiones tenemos una excelente base legal para avanzar en este camino provechoso para todos.

Para terminar, quisiera agradecer de nuevo la Honorable Asamblea Legislativa por su hospitalidad y por la entrega de este importante reconocimiento que me va motivar siguiendo profundizando mi amistad y respeto por esta lindísima tierra cuscatleca y sus ciudadanos laboriosos y abiertos al mundo:

Con todo su impresionante potencial y con la necesaria voluntad política tendrán un gran futuro en paz y bienestar. Sus amigos le acompañan con mucho gusto en este camino en beneficio de todos.

Gracias por su atención.

@heinrich_haupt

Heinrich Haupt:

“Se puede argumentar con la Sala, pero no agredirla”

Según el exembajador de Alemania, las calumnias y ofensas contra magistrados de la Sala de lo Constitucional impiden que el Estado de Derecho funcione.

Según el exembajador de Alemania, las calumnias y ofensas contra magistrados de la Sala de lo Constitucional impiden que el Estado de Derecho funcione.

Según el exembajador de Alemania, las calumnias y ofensas contra magistrados de la Sala de lo Constitucional impiden que el Estado de Derecho funcione.

, 15 diciembre 2016 / EDH

Heinrich Haupt dejó su cargo como embajador de Alemania en El Salvador en septiembre. Su paso por el país será recordado por ser uno de los diplomáticos que se han atrevido a cuestionar del presidente Salvador Sánchez Cerén su “incongruencia” al defender a quienes atacan a los magistrados de la Sala de lo Constitucional y llamar al diálogo. También por el reclamo que le hizo la cancillería salvadoreña luego  de que denunciara intentos para presionar a diputados para elegir al Fiscal General en 2015.

Ayer el embajador recibió de la Asamblea el reconocimiento de “Noble Amigo de El Salvador”, y por esa misma razón de considerarse “amigo” del país es que Haupt reitera que con la Sala se puede disentir pero nunca agredir a sus magistrados, esto a raíz de las constantes protestas burlescas y hasta intimidatorias en contra de la Sala, al punto que algunos de sus magistrados han expresado su temor de ser agredidos físicamente.

Haupt dice que eso afecta el buen funcionamiento del Estado de Derecho y que ningún país lo permite.

¿Cómo evalúa en la actual coyuntura las manifestaciones en contra de la Sala de lo Constitucional?

-Hay que dejar que toda la institucionalidad del país funcione, la Sala (de lo Constitucional) es una parte importante de la institucionalidad, se puede argumentar con la Sala, pero no es permitido agredir a las personas o calumniarlas, esto es un impedimento del funcionamiento del Estado de Derecho, en ningún país se permite que haya agresiones físicas contra personalidades oficiales de ese tipo, por eso espero que se vaya a calmar la situación.

A nivel internacional, ¿cómo se analizan estas protestas que recientemente se han profundizado?

-No hay una opinión oficial, pero es claro que en cada Estado democrático hay que dejar funcionar los órganos oficiales, si no se paraliza el Estado y eso no es permitido, son los órganos de orden público, de seguridad pública, que deberían actuar para proteger a todos los órganos del Estado, también a la Asamblea.

Por ejemplo, aquí vemos manifestaciones de personas que están bloqueando el trabajo de la Asamblea (se refiere a la protesta de los veteranos de la Fuerza Armada ayer en la Asamblea), eso tampoco ayuda al funcionamiento de la democracia, se puede demostrar de manera pacífica, pero sin utilizar la fuerza y sin inhibir el funcionamiento normal.

¿En el tiempo que estuvo en el país como embajador se sintió cómodo?

-Sí, muy cómodo, hubo mucho trabajo, muchos socios muy buenos, toda la sociedad salvadoreña es muy activa y tienen proyectos sociales activos, económicos, hemos hecho muchas cosas con las alcaldías, con viceministerios…

¿Dice eso, pese a que a cuestionamientos del gobierno y del partido en el gobierno rechazando opiniones de embajadores como usted?

-Sí, pero también he dado una respuesta que entre amigos se pueden intercambiar opiniones y también algunos puntos que mencioné, por ejemplo: el funcionamiento de la Sala (de lo Constitucional), la seguridad jurídica, eso también es una base de las relaciones bilaterales, no sólo es un asunto interno. Si tenemos cooperación, si tenemos el deseo de atraer inversión privada, tenemos que poder decir: ‘Este es un Estado de Derecho que funciona, que hay seguridad jurídica’, pueden venir inversionistas, es nuestro deseo de atraer más fondos, más empleos, oportunidades de avanzar de la gente.

¿Qué tendría que cambiar en el país para que eso ocurra?

-Yo pienso que hay un diálogo bien positivo ahora entre la oposición y el gobierno para solucionar el problema financiero por ejemplo, también habrá una mesa técnica para tratar las pensiones, hay una dinámica positiva de diálogo ahora, lo importante es que eso se mantenga porque los problemas ya se conocen. También es importante en la seguridad que hayan más proyectos comunitarios, más prevención de la violencia porque las comunidades tienen muchos recursos y voluntad de ayudar en el tema de la prevención, el Estado debe ayudar y lo mismo que puede hacer es darles el Fodes, pero no es suficiente.

Tiene que darles más recursos a todos los municipios. Las 262 alcaldías pueden hacer actividades en favor de la prevención de la violencia, ese es el camino para establecer una verdadera seguridad ciudadana, es menos con proyectos de represión, que también son necesarios, pero la gran mayoría de proyectos según el Plan Nacional El Salvador Seguro tiene bastante prevención.

Vea también:

FMLN pide a cancillería intervenir por apoyos a Sala Constitucional/LPG

“El FMLN habla de nunca más ceder el poder” – ElFaro.net

Carta al embajador alemán Heinrich Haupt | Paolo Luers/EDH

“Alemania está aquí sin agenda escondida”, afirma embajador
tras carta que le envió canciller/EDH

El Salvador y Alemania: una sólida amistad de acción.
De Heinrich Haupt

Embajador alemán irrespeta al Presidente Sánchez Cerén/CoLatino

 

Anuncios

La respuesta de Alemania a la carta de Hugo Martínez

Con fecha del 9 de diciembre, el candillero salvadoreño Hugo Martínez, mandó una carta al embajador Alemán Dr. Heinrich Haupt (con copia al ministro de relaciones exteriores de Alemania), reclamándole “intervención indebida en los asuntos internos” de El Salvador. Con fecha del 10 de diciembre, la embajada alemana hizo pública la respuesta del gobierno alemán.
Segunda Vuelta publicó la carta de Hugo Martínez, y ahora reproducimos la respuesta alemana.

Segunda Vuelta

RFA1 rfa2

Embajador Haupt: Hay intenciones de compra de voluntad para elegir a FGR. Y la carta de protesta del canciller

Diplomático alemán pide a la Asamblea que realice un proceso transparente. Asegura que nuevo titular debe buscar fortalecer las instituciones.

El embjadaor alemán Dr. Heinrich Haupt hablando en la recepción del Día de la Unidad de Alemania

Cristian Meléndez, 9 diciembre 2015 / LPG
la prensa graficaLa elección del nuevo titular de la Fiscalía General de la República (FGR) es de suma importancia, según lo expresó el embajador de Alemania en El Salvador, Heinrich Haupt. Sin embargo, el diplomático ve riesgos de que entren en juego factores que irían en contra de un proceso de elección adecuado.

Ayer, el diplomático fue más allá en su apreciación del proceso y aseguró que “hay algunos intentos de presionar a diputados y esto sería en desfavor de la vida constitucional de este país y sería dañino para la democracia salvadoreña, porque la función del fiscal es importantísima”.

Al ser cuestionado sobre quiénes estarían presionando, Haupt no dijo nombres, pero agregó que hay amenaza de compra de voluntades de diputados para elegir al fiscal general.

“Yo estoy aquí para observar la democracia viva que existe en El Salvador. Sin mencionar nombres, el fenómeno es bien claro, es el fenómeno que hemos observado en el pasado. Sí hay presiones indebidas, hay intenciones de compras de voluntades que puede ser de todos los lados políticos, no voy a mencionar uno”, expresó Haupt al ser consulado sobre el proceso de elección del fiscal.

La Asamblea Legislativa ya se atrasó en la elección del fiscal general de la República. El ministerio público está en manos del fiscal adjunto, Édgar Isaías Márquez Argueta, luego de que Luis Martínez finalizó su gestión el pasado jueves 3 de diciembre.

Ayer se reunió la comisión política y no se llegó a ningún acuerdo, a pesar de que los partidos GANA y PCN han pedido a ARENA y al FMLN, que son los que tienen la llave para elegir, que la decisión sea pronto. En cambio, lo que ha quedado en evidencia es la falta de acuerdo interno que hay tanto en ARENA como en el FMLN (ver nota secundaria).

Para el embajador de Alemania, hay candidatos que cumplen con los requisitos para ocupar el cargo. Al preguntarle si el exfiscal Martínez es parte de ese grupo, Haupt expresó que él no puede “juzgar eso”. A pesar de ello, reveló el perfil que a su criterio debe tener el nuevo fiscal. “Yo tengo la impresión de que hay muchos candidatos profesionales… tendríamos muy pronto, eso espero, un nuevo fiscal que sea honesto, profesional y que tenga en sus planes el Estado de Derecho y el fortalecimiento de las instituciones”, dijo el embajador.

Haupt también le pidió a la Asamblea que realice la elección con base en los criterios que la Sala de lo Constitucional ha emitido para este proceso. “Lo importante es que la discusión y el debate sobre la elección del fiscal sean transparentes y que valoren a todos los candidatos según los criterios definidos por la sala. Son bien claros estos criterios y todos los conocen”, expresó el diplomático alemán.

Esos criterios se reflejan en el informe que envió la Corte Suprema de Justicia (CSJ) a la subcomisión política que entrevistó a 72 candidatos para el cargo.

La CSJ expresó en el documento que la Asamblea Legislativa deberá atender los requisitos constitucionales en un procedimiento deliberativo, motivado, público y transparente. Hasta el momento solo 60 candidatos siguen en contienda por el cargo. La Corte Plena suspendió al juez Romeo Aurora Giammattei, mientras que 11 abogados no lograron subsanar problemas con el Ministerio de Hacienda y la Procuraduría General de República.

———-

Noticiero Hechos del Canal 12 publicó hoy esta carta del canciller Hugo Martínez al embajador alemán, Dr. Heinrich Haupt. En la nota de La Prensa Gráfica no consta una “afrenta a nuestro Primer Organo del Estado”.
De todos modos no es muy claro a qué órgano del Estado se refiere Hugo Martínez, al Ejecutivo o la a Asamblea… Si se refiere al Ejecutivo, no tiene sentido, porque en las declaraciones de Haupt ni se mencionó el gobierno. Si se refiera a la Asamblea, mås bien parace que el embjadador trató de proteger al parlamente de presiones.
Cabe señalar que la Constitución no establece ninguna jerarquía entre los tres órganos del Estado.

Segunda Vuelta

CV0H13bWcAAWDO1 CV0H13NXAAEH-Xd

Socialismo, ¿para quién? De Heinrich Haupt, embajador de Alemania

Reflexiones en ocasión del 25º aniversario de la Unidad Económica, Monetaria y Social de Alemania

Dr. Heinrich Haupt, embajador de Alemania

Dr. Heinrich Haupt, embajador de Alemania

Heirich Haupt, 18 junio 2015 / EDH

Hace 25 años, el día 1º de julio de 1990, las entonces dos Alemanias crearon una “Unión Económica, Monetaria y Social”, paso clave en el proceso de unificación iniciado con la caída del muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989 y concluido con la unión política el 3 de octubre de 1990.

Para los alemanes del este la “Unión Económica, Monetaria y Social” fue un sueño hecho realidad. A partir del 1 de julio de 1990 la tasa de cambio del marco de la República Democrática Alemania se fija en relación de uno a uno con al marco alemán de la República Federal de Alemania para los sueldos, alquileres y rentas con el fin de evitar desventajas económicas y sociales, convirtiendo así la moneda occidental como único medio de pago en la República Democrática Alemana. Además se introdujeron la libertad de competencia y de fijación de precios y el derecho a la propiedad privada como elementos centrales de una economía de mercado. El cambio de la moneda débil de la Alemania Socialista Oriental, Mark, al Deutsche Mark de la Alemania Occidental abrió el camino hacia la integración en un sistema democrático, social y económicamente sólido.

Los líderes del todopoderoso Partido Socialista (SED) de la Alemania del Este habían intentado ocultar hasta el último momento la inminente quiebra de su “Estado de los Campesinos y Trabajadores”. Al final no les quedó otra opción que claudicar ante la debilitada industria, las ciudades en decadencia, el deterioro medioambiental, la economía de escasez y el clamor de la gente por la libertad, la democracia y el estado de derecho.

Los ciudadanos de Alemania oriental ya no soportaban vivir bajo el sistema autoritario decrépito del “socialismo” donde una exclusiva clica vertical controlaba todo. Al unificarse con el occidente querían dejar atrás un sistema donde un partido socialista, supuestamente “no radical”, controlaba los medios de producción, manipulaba a los demás partidos políticos, falsificaba las elecciones, dominaba todas las instituciones del Estado, tenía a sus órdenes el sistema judicial degradando jueces y fiscales a lacayos del partido, explotaba las empresas nacionalizadas (discriminando las pocas empresas privadas que lograban sobrevivir), vigilaba y aterrorizaba a su población por medio de sus servicios secretos y de seguridad y penetraba todas a las esferas de la vida humana.

Rechazaban así un sistema dictatorial que suprimía los principios del Estado de Derecho y los derechos humanos, acabando con la separación de los poderes, la libertad de expresión y de los medios, el derecho al voto libre y las demás libertades ciudadanas y, lo peor de todo, un sistema que cínicamente se burlaba de las justas aspiraciones de sus ciudadanos por una vida mejor al destruir las fuerzas productivas del país, tratando en vano de dirigir la economía por reglas y agentes burócratas incapaces, corruptos e insaciables y, al mismo tiempo, haciendo promesas de bienestar imposibles de cumplir, ya que su sistema económico colectivizado no producía lo necesario para satisfacer las necesidades básicas, y además despilfarraba los recursos del país y contaminaba el medio ambiente.

El socialismo de Alemania del Este prometió “igualdad y justicia para todos” y supresión de la pobreza. En la realidad llevaba igualdad en la pobreza para todos, con excepción de los privilegiados de su partido cuya “nomenclatura” se enriquecía sin vergüenza y sin límite a costo de la sociedad, monopolizando el poder y los recursos de la nación a gusto suyo y de sus familiares y cómplices.

Su promesa de mejorar la condición de vida de todos se limitaba a la distribución de dádivas a las masas humilladas – transformadas en receptores de beneficios por la gracia del partido, forzadas a pasar largas horas en filas interminables para lograr comprar los bienes básicos de la vida cotidiana, mientras la nomenclatura se regalaba una vida de lujo.

En suma: El socialismo de Alemania oriental, aunque “moderado” en comparación con regímenes extremos de la izquierda autoritaria como el de “Corea del Norte” donde millones siguen muriéndose de hambre y de tortura, no estaba a favor de la población, sino en beneficio del poder y el autoenriquecimiento de sus dirigentes autoritarios “socialistas”.

Al final, los mismos ciudadanos de Alemania Oriental terminaron con este falso paraíso socialista, con su régimen autoritario clientelista y con sus mentiras del bienestar común.

Irónicamente el régimen de Alemania del Este trataba de exportar su modelo a países lejanos, inclusive América Latina. En algunos casos, el desastre inevitable de esta exportación ideológica se materializó de inmediato, en otros casos el fracaso se está perfilando en la actualidad.

Afortunadamente, en el mundo de hoy quedan muy pocos de tales sistemas socialistas que prometen un bienestar para todos por la gracia de un partido todopoderoso y voraz. Los líderes de estas dictaduras, reliquias del pasado, se están poniendo nerviosos sabiendo que no tienen futuro; y también saben que, en el siglo XXI, ninguna sociedad educada optará a juntarse a este club de perdedores del siglo XX ….

Las sociedades civiles globalizadas de nuestra era informática ya no se dejarán engañar por los predicadores populistas del socialismo, sea este de índole duro, moderado o “no radical”. Tal como lo expresaran en Centroamérica Jorge Tobar Aguilar, quien opina que “[e]l Populismo Clientelista es la eterna mitigación de necesidades de la población vulnerable, con auras mesiánicas y a cambio de votos; pero sin resolver nunca las causas que provocan estas necesidades” o el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga quien define que “El socialismo del Siglo XXI (lo que vale para todo socialismo) es un capitalismo de pocos ladrones.”

Lo que necesitamos hoy y en el futuro es democracia verdadera, separación de poderes, estado de derecho con respeto a la independencia del poder judicial y una economía social de mercado con transparencia y rendición de cuentas. Necesitamos una clase política dispuesta a solucionar los problemas de país, cumpliendo con los mandatos de los votantes quienes exigen soluciones.