PNC

“OSCURO”, el comic de la controversia: Los 6 capítulos juntos

Aquí presentamos juntos todos los 6 capítulos del comic “Oscuro”, diseñado y distribuido en el marco de programas de prevención de la violencia. Miles de ejemplares de estos folletos fueron decomisados por la PNC, y el ministro de Seguridad Mauricio Ramírez Landaverde sostuvo que se trata de contenidos que promueven la violencia. Para que los lectores se puedan formar su propia opinión, Segunda Vuelta decidió publicar los 6 capítulos. Y también porque consideramos que la policía no tienen facultad de decidir lo que podemos o no podemos leer.

Segunda Vuelta

Lea la carta de Paolo Luers sobre “Oscuro” y  la PNC

Capítulo 1

 

Lea también:

Policía decomisa cómic sobre violencia sin orden judicial

Así es el cómic sobre violencia decomisado por la PNC

 

Capítulo 2

 

Capítulo 3

 

Capítulo 4

Capítulo 5

 

 

Capítulo 6 (y último)

-EL FIN-

Anuncios

“OSCURO”, el comic sobre violencia que la PNC quiere prohibir. Entrega 5

Presentamos el capítulo 5 del comic “Oscuro”, diseñado y distribuido en el marco de programas de prevención de la violencia. Miles de ejemplares de estos folletos fueron decomisados por la PNC, y el ministro de Seguridad Mauricio Ramírez Landaverde sostuvo que se trata de contenidos que “promueven la violencia”. Para que los lectores se puedan formar su propia opinión, Segunda Vuelta decidió publicar los 6 capítulos. Y también porque consideramos que la policía no tiene facultad de decidir lo que podemos o no podemos leer.

Segunda Vuelta

Si no ha visto las primeras entregas de “Oscuro”, léalas aquí:
OSCURO 1
OSCURO 2
OSCURO 3
OSCURO 4
Lea la carta de Paolo Luers sobre “Oscuro” y  la PNC

4 diciembre 2018 / SEGUNDA VUELTA

 

 

Lea también:

Policía decomisa cómic sobre violencia sin orden judicial

Así es el cómic sobre violencia decomisado por la PNC

 

 

 

 

Carta a un joven deportista: Que tu mala suerte sirva para algo. De Paolo Luers

1 diciembre 2018 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

Estimado José Rafael Flores Vásquez:
Tu foto salió en todos los medios. Un flaco con cara de asustado, a la par de un hombre tatuado. Ambos sin camisa, ambos con señas de los golpes recibidos en la cabeza. A la par el titular: “Policías capturan a pandilleros vinculados a cuatro homicidios”. Foto: “Cortesía” de la PNC.

Los medios reciben y publican diariamente este tipo de fotos. Las toma la PNC a todos los detenidos, las publica en sus páginas de redes, las manda a los medios. Estos las suelen publicar, aunque cada vez que lo hagan, violan la ley. Tal vez no una ley penal, pero sí una ley ética del periodismo: No publicar algo que no se tiene capacidad de comprobar. Es una regla básica.

Por supuesto, si al rato los policías (o el fiscal, o el juez) se dan cuenta que se equivocaron, y que el retratado como pandillero y asesino es inocente, no vuelven a publicar su foto para limpiar su nombre. Nunca. Y tampoco lo suelen hacer los medios que se fueron en la chicahuita. El daño está hecho para la persona que estuvo en el lugar equivocado al momento equivocado, para él y su familia. Y normalmente así queda la cosa…

El caso tuyo fue la excepción. Un amigo tuyo, viendo tu foto en El Diario de Hoy, y sabiendo que ya te habían puesto en libertad, habló a un periodista del Diario para señalar el error. El Diario obtuvo la confirmación de que no existe ningún cargo contra vos y consiguió la denuncia que hiciste ante a Procuraduría de Derechos Humanos por el maltrato a manos de los agentes que te detuvieron. Los colegas tomaron la decisión correcta: publicaron el día siguiente la verdadera historia – y la verdadera foto: vos en tu bicicleta, como seleccionado de ciclismo que sos – no como “vinculado a 4 homicidios” a la par de un hombre tatuado.

Es más, en la redacción del Diario se reafirmó la regla de no publicar las fotos de presentación de detenidos que difunde la PNC. Una buena decisión, que otros medios deberían emular. Un acusado puede salir con nombre, apellido y foto solo cuando un juez haya confirmado que existen sospechas fundamentadas de su culpabilidad que justifican mandarlo a juicio. Así debe ser. ¡Gracias, colegas!

Es más, muchos abogados consideran que la manera como la PNC presenta a sus detenidos a la prensa es inconstitucional, sobre todo la forma denigrante como suelen hacerlo. Y si es así, los medios nunca deberían hacerse cómplice publicando estos videos y fotos. Tu caso comprueba los riesgos de esta mala práctica de la PNC – y de los medios.

La PNC, lamentablemente, no se limita a proporcionar estas fotos de sus detenidos a los medios. La PNC (y el ministerio de Seguridad, que parece más una extensión de la policía que una instancia civil que la supervisa), mantiene sus propios medios. Uno de ellos se llama “Radar”. Se presenta en Internet y redes sociales como “medio digital informativo”, pero no es otra cosa que un instrumento de propaganda del Ministerio de Seguridad y de la PNC, manejado por un equipo que centraliza las comunicaciones de ambas instituciones. “Radar” también difundió la foto tuya, y toda una historia de acción inventada. Por supuesto, tampoco rectifica cuando se ha equivocado. Jamás. Y se equivoca bastante, casi por diseño…

Es un hecho positivo que El Diario de Hoy rectificó en tu caso. Lamentablemente es la excepción en nuestros medios – y debería ser la regla. Como periodista, no me queda más que pedirte disculpas que te hayamos exhibido como pandillero y asesino.

Suerte te desea


“Oscuro”, el comic decomisado por la PNC. Entrega 4


Presentamos el capítulo 4 del comic “Oscuro”, diseñado y distribuido en el marco de programas de prevención de la violencia. Miles de ejemplares de estos folletos fueron decomisados por la PNC, y el ministro de Seguridad Mauricio Ramírez Landaverde sostuvo que se trata de contenidos que ‘promueven a violencia’. Para que los lectores se puedan formar su propia opinión, Segunda Vuelta decidió publicar los 6 capítulos. Y también porque consideramos que la policía no tienen facultad de decidir lo que podemos o no podemos leer.

Segunda Vuelta

Si no ha visto las primeras entregas de “Oscuro”, léalas aquí:
OSCURO 1
OSCURO 2
OSCURO 3
Lea la carta de Paolo Luers sobre “Oscuro” y  la PNC

29 noviembre 2018 / SEGUNDA VUELTA

Lea también:

Policía decomisa cómic sobre violencia sin orden judicial

Así es el cómic sobre violencia decomisado por la PNC

 

 

 

“OSCURO”, entrega 3. La pandilla

Segunda Vuelta publica la tira cómica completa “Oscuro”, que fue distribuida a jóvenes, en el marco de programas de prevención de la violencia, pero que luego fue decomisada por la PNC. Esta es la tercera entrega, que trata de la pandilla y la extorsión. Tal vez el ministro de Seguridad y el director de a PNC deberan leer este capítulo, antes de seguir insistiendo que este comic defiende a los pandilleros y la violencia…

Si no ha visto las primeras entregas de “Oscuro”, léalas aquí:
OSCURO 1
OSCURO 2
Lea la carta de Paolo Luers sobre “Oscuro” y  la PNC

 

Lea también:

Policía decomisa cómic sobre violencia sin orden judicial

Así es el cómic sobre violencia decomisado por la PNC

 

 

 

 

“OSCURO” y la violencia policial. El comic decomisado por la PNC – Versión completa / Entrega 2

En esta entrega de “Oscuro”, el comic decomisado por a PNC, el personaje central Oscar (“Oscuro”) se topa con la violencia de la policía: una ejecución extrajudicial. Es tal vez por eso que el comic molesta a los comisionados y al ministro de Seguridad. Detrás de a actuación de las autoridades no solo hay un problema de la libertad de expresión y las artes, sino uno aun más preocupante: si nuestros policías no entienden este comic, significa que no entienden la situación, los miedos y el lenguaje de los jóvenes en las comunidades.

Segunda Vuelta

24 noviembre 2018 / FUNDE – SEGUNDA VUELTA

Si no ha visto la primera entrega de “Oscuro”, leala aquí
Lea la carta de Paolo Luers sobre “Oscuro” y  PNC

Lea también:

Policía decomisa cómic sobre violencia sin orden judicial

Así es el cómic sobre violencia decomisado por la PNC

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carta al ministro de Seguridad: No entienden nada. De Paolo Luers

Vea el comic “OSCURO” en estos links:
Primera entrega
Segunda entrega

24 noviembre 2018 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

Estimado comisionado Ramírez Landaverde:
Gracias por el tip. Sin su intervención, tal vez nunca hubiera leído los comics del “Oscuro”. Cuando sus subalternos en San Vicente decomisaron miles de los folletos con el comic, y cuando usted salió en televisión denunciando que con estos artefactos están envenenando a los jóvenes con “apología” de la violencia y de las pandillas, pensé: Tienen que ser buenos estos comics…

Y cabal: Los amigos de FUNDE (la organización que los distribuye en colonias a los jóvenes en colonias “de alto riesgo”) me mandaron las 6 entregas de “Oscuro” – y son buenísimos. Pegan precisamente con el lenguaje que entienden los bichos. No los sermonean. Les hablan de situaciones que viven diariamente y los provocan a reflexionar sobre el círculo vicioso de la violencia.

Se nota que estos comics no son escritos específicamente para salvadoreños, usan términos que no son guanacos. Pero no importa, son escritos de gente que conocen el fenómenos de los barrios y sus pandillas, entienden la dinámica de las venganzas – entre pandillas y entre ellas y la policía. Son fenómenos casi universales. Y el arte, la literatura, cuando realmente es buena, los capta y los entiende – y cualquiera que vive esta realidad, sea en Los Angeles, en Filipinas, o en Soyapango.

Nunca he sido gran consumidor de comics, ni de chiquito, porque nunca sentí que sus figuras, héroes y villanos, tenían algo que ver con la realidad que vivía. Pero si fuera bicho hoy, pandillero o víctima de pandillas, viviendo en uno de los barrios marginales de El Salvador, los personajes de “Oscuro” me serían familiares – y sus historias me harían reflexionar. Esto es exactamente el propósito de estos comics, y por esto una fundación responsable como FUNDE los distribuye a los jóvenes. Todos hablan de prevención, cualquier proyecto caro y a lo mejor ineficiente navega con esta bandera, pero esta iniciativa de FUNDE realmente tiene alcances, porque llega a los jóvenes.

Y entonces, viene la policía, detecta los folletos, los abre, ve hombres tatuados y armados – y bingo: decomisan este veneno. Algún subcomisionado quiere saber más, comienza a leer. Y qué descaro: En el comic #2 cuentan la historia de una ejecución extrajudicial, una pareja de policías matan a un joven desarmado y persiguen a un testigo para matarlo antes de que les ponga el dedo. Esto es propaganda a favor de las pandillas. Alguien está contaminando a los jóvenes. Da la orden de buscar en todos los lugares donde se reúnen los bichos – y con su ejemplar eficiencia policial logran decomisar más de 7 mil folletos con historias del “Oscuro”.

Reportan el caso a la dirección de la PNC. Se informa al ministro de Seguridad. A Usted, comisionado Landaverde. Y ahí la farsa se vuelve patética. Ni el director Cotto ni usted, el ministro, entienden los comics. Comparten el criterio de sus agentes en San Vicente que ahí alguien está divulgando artefactos a favor de las pandillas y contra las autoridades. Usted sale en la tele: Contento de haber pegado otro golpe a la delincuencia. Denunciando a los sinvergüenza que divulgan tal horrorosos contenidos.
No voy a hablarle a usted que esta acción policial de decomisar folletos de contenido literario riñe con la libertad de expresión y de las artes. Obviamente no lo entiende, o le vale…

Le voy a hablar de lo que más me preocupa en este caso. Es evidente que ustedes (del agente destacado en algún pueblo, pasando por el subcomisionado de la delegación departamental y por el director general de la PNC, hasta llegar al ministro de Seguridad) no entienden estos comics. No entienden las historias que cuentan. No entienden los personajes, los malos y los buenos y sobre todos los que andan en la zona gris entre malos y buenos: los pandilleros que quieren salir del círculo vicioso de venganzas. Y si no lo entienden en el comic, es porque no lo entienden en el mundo real, en los barrios donde entran para poner orden.

Y si no entienden la realidad que los jóvenes viven, sus miedos, las presiones que viven tanto por parte de las pandillas como de la policía, están condenados a fracasar. Y esto es exactamente lo que está pasando. Qué triste…

Saludos,