javier siman

“El FMLN es irresponsable con la administración de los recursos”: Javier Simán

Javier Simán lidera al principal sector productor y exportador del país y lamenta los obstáculos que se mantienen como la burocracia y la tramitología.

María José Saavedra, 25 abril 2017 / LPG

La industria es el sector que más empleo genera en el tejido productivo salvadoreño, con una planilla de 170,000 colaboradores, pero además es el responsable de casi el 100 % de las exportaciones del país. Por eso cada año la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) elabora un ranking para reconocer, por rama, a las empresas que dieron el extra para hacer crecer las ventas al exterior. En vísperas de esta celebración a las empresas exportadoras, el presidente de la gremial, Javier Simán, compartió el panorama comercial, así como los obstáculos que siguen minando a los productores, como la tramitología y la burocracia. A escala económica y fiscal, Simán reprocha el trabajo de la administración actual y señala que poco o nada han hecho por mantener en equilibrio las finanzas públicas que ya navegan por las aguas turbias de un “impago selectivo”.

Desde 2010, las exportaciones han mostrado altos y bajos en su tendencia, sin sobrepasar los $5,500 millones, y de estas el 96 % son industriales, nadie mejor que ustedes para explicar por qué no crecen las exportaciones.

El 96.4 % del total de las exportaciones son industriales, para ser exactos. Nosotros crecimos 4 % en 2015, el año pasado bajamos 2.7 %. Nicaragua nos está alcanzando poco a poco, está creciendo y nosotros nos estamos estancando. Parte de esa variabilidad se debe a que la mayoría de las exportaciones son industriales y los precios de nuestros productos dependen de los precios de las materias primas que compramos. Por ejemplo, el

50 % de las exportaciones son textiles y confección; entonces, si sube el algodón, sube el precio de las prendas que exportamos, no quiere decir que ganamos más, quiere decir que nos cuesta más caro y vendemos más caro. De repente baja el costo del algodón y facturamos más barato. El Gobierno a veces se entusiasma y dice: “Crecimos en las exportaciones”, pero en realidad hay que ver el volumen. Pero obviamente las exportaciones no están creciendo. Nosotros deberíamos tener una tendencia de crecimiento al venderle 48 % de las exportaciones a Estados Unidos y el 42 % a Centroamérica. Si nosotros estamos exportando a estos países que crecen, deberíamos estar creciendo en las exportaciones. Pero el principal problema es la incertidumbre política, ese es el tema que no genera confianza. Los inversionistas no van a invertir en un país donde no están claras las reglas. Mire Nicaragua, en los últimos siete años ha crecido 33.7 %, y nosotros solo hemos crecido 13.4 %; y Nicaragua es un gobierno de ideología de izquierda igual que el nuestro, o sea que no es un tema de ideología, es un tema de qué actitud tienen los gobiernos.

En 2011 se lanzó la política industrial, ¿para qué sirvió, quedó algo de eso?

No se ha avanzado. Esa era la tercera política industrial. Ya había dos antes de esa, pero a la hora de las horas no se ha implementado nada, está estancada. Luego vino la Ley de Fomento a la Productividad, se ha formado un consejo y solo tuvimos una reunión, así que no hemos avanzado mucho.

En 2014 se asignó al comisionado para la inversión, ¿cuánto ha mejorado la tramitología para hacer negocios en el país desde entonces?

Se nombró al vicepresidende (Óscar Ortiz) como comisionado presidencial y en algún momento teníamos reuniones frecuentes con él para tocar los temas de los obstáculos a la competitividad. Después se conformó la famosa mesa de diálogo entre el Gobierno y la ANEP, y en esa mesa es donde se iban a tocar todos esos temas. Pero desde octubre del año pasado no hemos vuelto a reunirnos en esa mesa, o sea que ya perdió el impulso que llevaba. Nosotros por supuesto estamos en la disposición de continuar, pero sentimos que del lado del Gobierno ya no hay ese interés en empujar.

¿El tema de la tramitología y burocracia sigue igual?

Se ha complicado, está peor, principalmente en el tema de aduanas. Hubo un cambio en la dirección de aduana y el nuevo director ha llegado con muchas arbitrariedades y eso está entorpeciendo mucho el comercio. Nosotros hemos sido bien claros de que facilitación del comercio no quiere decir facilitar contrabando, no hay que sacrificar la recaudación fiscal ni el control aduanero con ser ágil. Pero de ninguna manera estamos sugiriendo que aflojen las medidas de control, todo lo contrario. El contrabando al que más afecta es a la industria local. Pero la falta de agilidad es lo que nos está matando, hay productos perecederos que vienen de Guatemala que se pierden en la frontera porque pasan mucho tiempo allí.

Usted llegó en 2010 a la ASI. ¿Cuáles son los obstáculos que continúan desde ese entonces?

Algunos obstáculos los hemos sobrepasado, otros hemos aprendido a vivir con ellos. Recuerde que una medida fue quitar el “drawback”, que era el único incentivo, y se eliminó. Las empresas ahora tienen que competir sin esa ventaja, algunas lo están haciendo mejor que otras. Hemos tenido que aprender a ser competitivos. Pero el tema de la energía eléctrica, ¿recuerda que estaba en $0.22 y $0.23 el kilovatio y logramos que bajara a $0.09? Ya volvió a subir a $0.13, claro que es mejor que lo que pagábamos antes, pero pudiéramos estar en $0.08. Estamos mejor que 2010 en este aspecto, pero no como deberíamos estar. En el tema del precio de la energía creo que el trabajo conjunto con el Consejo Nacional de Energía ha dado buenos resultados. En la tramitología no. Cada día son más trámites, más permisos, mucha burocracia, mucha arbitrariedad que hay que pedir permiso por todo. Hemos visto una tendencia de que en los reglamentos exageran los requerimientos cuando la ley no lo exige. Por eso los resultados que verá en el ranking son la respuesta del esfuerzo de los empresarios y sus trabajadores, porque de parte del Gobierno cada vez son más los obstáculos.

Para 2014, la industria había invertido $2,300 millones, una cifra alta. En medio de todo, ¿cuáles son las ventajas de invertir en El Salvador?

La industria desde 2009 ya lleva invertidos $3,762 millones, pero en maquinaria y equipo, no son plantas nuevas; y eso es principalmente para mantenerse a la vanguardia y poder ser más competitiva. No es que estemos invirtiendo en ampliaciones ni nada de eso. Esto demuestra que la industria salvadoreña está en el país y se va a quedar independientemente del gobierno que tengamos, porque los gobiernos van y vienen, pero la industria es a largo plazo.

En los premios ASI de 2014 empezaba el Gobierno actual y en su discurso usted dijo lo siguiente: “Estamos convencidos de que el Gobierno y sector privado no podemos caminar por rumbos opuestos… Dialogar por dialogar solo sirve a los que quieren aparentar”. ¿Tres años después qué opina?

Mantengo lo que dije. Cítelo otra vez, porque en realidad el Gobierno habla de mesas de diálogo, pero él ya lo abandonó, no hemos sido nosotros. El Gobierno es el que ha dejado de participar en las mesas de diálogo con el sector privado. Por eso más que hablar de diálogo, nos gusta hablar de debate… de diálogo ya hay demasiado. Parece que no hay voluntad sincera de trabajar con nosotros porque se sientan, pero al mismo tiempo nos están atacando de evasores, de contrabandistas, que somos corruptos, y nosotros no somos partido político, que se peleen con ARENA, pero no con nosotros, porque somos los generadores de esas oportunidades de trabajo.

A escala económica, ¿cuáles son las perspectivas para el país?

Nosotros vemos grandes oportunidades que se están desaprovechando. Imagínese: Estados Unidos es el 48 % de las exportaciones y esa economía está creciendo fuerte y lo que nosotros les exportamos solo representa el 0.5 %, o sea que podríamos exportar lo que queramos bajo CAFTA. Pero no hay un clima de confianza. Los inversionistas cuando ven ese problema del impago creen que el país va a entrar en crisis, creen que van a sacarlos.

Sobre la crisis fiscal, ¿cómo observa el clima político para resolver esta situación en medio de una gran polarización? En la parte contable se hizo una reforma fiscal, se ha aumentado la deuda, se han quitado los subsidios y ya se cayó en impago selectivo, ¿cuál es el talón de Aquiles?

Desde el punto de vista político no creo que sea polarización. El FMLN no ha cumplido los compromisos que adquirió en las negociaciones anteriores, entonces hoy no hay voluntad de los otros partidos de concederle más deuda. Yo no creo que sea polarización política, es que el FMLN es irresponsable con la administración de los recursos, sigue gastando, sigue endeudándose, sigue contratando plazas. El gobierno del FMLN no ha cumplido nada hasta ahora. Es lógico que los partidos difícilmente le van a dar el apoyo cuando no han cumplido. En mi opinión, nunca se debe de romper el diálogo, los partidos deben de sentarse. ARENA debe de mantener un diálogo abierto pensando ambos en el paso y no en las elecciones. El haber fallado un pago nos baja de categoría como país. Desde el punto de vista contable, este gobierno es el que más recursos ha tenido con más recaudación y más endeudamiento. La pregunta que hacemos es ¿en qué se han gastado el pisto? Cómo es posible que incumplan un pago que desde hace tiempo sabían que tenían que hacer y que ni siquiera estaba en el presupuesto.

Vienen tiempos electorales y eso mueve las aguas. Pero es claro que quien reciba el país no tendrá la situación fácil sea el partido que sea. ¿Usted quisiera asumir ese reto?

Sí, hay rumores, sí se nos ha acercado más que todo de las universidades, el sector académico, empresarial, más que todo sociedad civil, no de partido político, nadie de ARENA se me ha acercado. Yo no estoy en ningún partido político. Ahorita es muy prematuro para hablar de candidaturas presidenciales cuando tenemos a la vuelta de 11 meses elecciones de diputados y alcaldes, que es la elección más importante. Lanzo un llamado a todos los ciudadanos que esto no es cuestión de los actores políticos, esto es de todos los salvadoreños que debemos elegir diputados y alcaldes idóneos. Hoy por hoy, seguimos trabajando con la responsabilidad que tenemos desde la ASI. Pero sí no deja de halagarnos que algunos nos mencionan. Nadie tiene que pensar en una candidatura con una ambición personal, se tiene que pensar en qué es lo mejor para el país. Yo, si lo hiciera, sería solo por mis hijas, por dejarles un mejor país.

Anuncios

“Nuestro futuro no debe estar en manos de los que siguen atrapados en el pasado.” De Javier Simán

Documentamos el discurso de Javier Simán, presidente de la Asoaciación Salvadoreña de Insutriales ASI, en la entrega de los “Premios ASI 2015”. (SV)

Dr. Javier Simán, presidente de la ASI

Dr. Javier Simán, presidente de la ASI

Javier Simán, 11 de junio 2015

Muy buenas noches: En nombre de nuestra Junta Directiva y de todos los que conformamos la Asociación Salvadoreña de Industriales, agradecemos su asistencia a nuestra tradicional entrega de los PREMIOS ASI 2015.

Esta noche nos vestimos de gala para reconocer, con mucho orgullo, el esfuerzo empresarial salvadoreño, y honrar a algunos de sus más destacados industriales, como lo hacemos desde 1959.

Quiero extender un especial agradecimiento a los miembros de nuestra Junta Directiva y a todo el equipo de la ASI, ya que son ellos los que nos permiten, como gremial, atender las necesidades de la industria. En reconocimiento a su esfuerzo y dedicación pido para ellos por favor un fuerte aplauso.

A los miembros de la Comisión de Selección de Premios ASI nuestros agradecimientos por la difícil tarea de seleccionar los galardonados entre tantos candidatos igualmente merecedores.

Agradecemos también a cada uno de nuestros patrocinadores y a todos nuestros socios por la confianza y el apoyo que hacen posible nuestra gestión.

Y finalmente, un agradecimiento especial a Abraham Benaton y Carlos Enrique Rivera, representantes de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Industria de Centro America, por acompañarnos en este evento.

Sean todos bienvenidos.

HOMENAJE POSTUMO

Mario Andino

Mario Andino

Esta noche rendimos homenaje póstumo a nuestro amigo y compañero de Junta Directiva, MARIO ANDINO.

Mario dedicó su vida a servir a los demás. Ocupó diferentes cargos púbicos y privados. A través de organizaciones sociales buscó el bienestar de los más necesitados, y a través de las gremiales empresariales buscó fortalecer el sector productivo y el desarrollo del país.

Hasta sus últimos días fue un miembro muy activo de nuestra Junta Directiva y representante de la ASI ante diferentes instituciones y comisiones.

Mario fue un compañero y amigo excepcional, y estará siempre en el corazón de todos los que integramos la ASI, por su amistad, por su humildad, y por su entrega al servicio de los demás.

SALUDO A NUESTRO DIRECTOR CARLOS SAADE

Queremos también agradecer esta noche a Dios por la salud y el regreso de nuestro compañero de Junta Directiva, Carlos Saade, a quien saludamos con alegría después de una larga ausencia por problemas de salud. BIENVENIDO CARLOS.

LA ASI

Mañana 12 de Junio, la Asociación Salvadoreña de Industriales celebra sus 57 años de fundación, razón por la cual la Asamblea Legislativa decretó, por unanimidad, que cada 12 de Junio se celebre el Día Nacional de la Industria, en reconocimiento a la labor de los empresarios y trabajadores industriales salvadoreños.

En la ASI representamos a 23 sectores industriales y agroindustriales, que juntos, producimos el 92% de las exportaciones, generamos el 40% de los empleos formales y permanentes, y somos el sector que más aporta a la economía salvadoreña con un 24% del PIB. Además activamos otros sectores de la economía que proveen bienes y servicios a la industria.

En la ASI tenemos muy claro que nuestra responsabilidad principal es el fortalecimiento de la industria, pero para ello, es importante reconocer la labor empresarial y la labor social de los industriales, y de ésta manera, estimular a otros a luchar por alcanzar sus sueños, a servir a los hermanos más necesitados, y a trabajar por construir un mejor país.

LOS PREMIOS

Los premios que entregaremos esta noche incluyen tres categorías:

El Premio al Empresario Benefactor, que muestra el rostro humano de los empresarios, que con su espíritu solidario y generoso, dedican su tiempo, esfuerzo y recursos, en forma anónima, para brindar mejores oportunidades y una mejor calidad de vida para los más necesitados.

Este año, la ASI se honra en reconocer la labor benefactora del grupo empresarial Meza Ayau, a través de su Fundación Rafael Meza Ayau.

Don Rafael fundó con mucho esfuerzo una de las más emblemáticas industrias salvadoreñas, la Cervecería La Constancia. Desde sus humildes inicios, Don Rafael se destacó por un genuino interés por ayudar a las personas más vulnerables de nuestro país.

Ese legado de responsabilidad, solidaridad y generosidad, ha continuado a lo largo de 6 generaciones, quienes han contribuido al desarrollo económico y social, ayudando a miles de salvadoreños a través de programas de apoyo a la salud y la educación, guiados por el mismo espíritu de servicio y generosidad de Don Rafael.

La Familia Meza Ayau está muy fuertemente ligada a la historia de la Industria Salvadoreña. Don Rafael fue el primer presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales en 1958 y fiel creyente del gremialismo empresarial.

3411106_0

Roberto Murray Meza

En representación de la Fundación Rafael Meza Ayau, recibe el reconocimiento don Roberto Murray Meza, quien siguiendo los pasos de su abuelo, fue también miembro de la Junta Directiva de la ASI en el año de 1976 y galardonado con el PREMIO ASI en el año 1988.

Es para nosotros un enorme orgullo otorgar a la Fundación Rafael Meza Ayau, el Premio al Empresario Benefactor en reconocimiento a su solidaridad y generosidad empresarial. Muchas Felicidades.

PREMIO EMPRENDEDOR

El Premio Emprendedor, pretende mostrar que todos los empresarios exitosos comenzaron algún día con un pequeño negocio pero con un gran sueño. Por eso reconocemos al empresario que con mucho esfuerzo y determinación, hace crecer su pequeño negocio en una industria pujante y emblemática, siendo un ejemplo vivo que El Salvador es un país de oportunidades para todos los emprendedores.

Este año, la ASI se honra en reconocer a don Francisco Quiñonez, presidente de la empresa industrial BEMISAL.

BEMISAL es una empresa líder en la fabricación y exportación de sacos de papel, bolsas comerciales y empaques flexibles.

bemisal

Bemisal

Inició con 14 colaboradores como una inversión mixta en 1965, con el asocio de don Ricardo Quiñonez y la empresa americana Bemis Company, de gran prestigio mundial, lo que permitió importar tecnología que modernizó en ese momento la industria del empaque para aprovechar el recién conformado Mercado Comun Cenroamericano.

De la mano de Francisco Quiñonez, se convirtieron de una empresa familiar en una familia empresarial, como el mismo lo define, y como resultado de la innovación y diversificación de sus procesos productivos, BEMISAL es hoy una empresa líder en el sector papel y cartón con 187 colaboradores en 3 plantas de producción.

Chico, como cariñosamente le conocemos, es un hombre que además ha servido al país a través del gremialismo y del servicio público. Fue Director de la ASI en el periodo 1966-1967, director del Seguro Social, y diputado de la asamblea legislativa.

Por su determinación y emprendedurismo, nos honra otorgar el PREMIO ASI Emprendedor 2015 a Francisco Quiñonez y su empresa BEMISAL. Muchas felicidades.

EL PREMIO ASI

El PREMIO ASI es dedicado a aquellas empresas o empresarios visionarios, que dejan huellas imborrables en nuestra historia, porque contra todas las adversidades, han luchado por alcanzar sus sueños y por convertir sus empresas en industrias emblemáticas.

Aeroman

Aeroman

Este año, la ASI se honra en reconocer a AEROMAN, una empresa relativamente joven en años de existencia pero grande en sus inversiones y en su compromiso por El Salvador.

AEROMAN fue fundada en 1983 como la división de mantenimiento e ingeniería de TACA, la entonces aerolínea salvadoreña. Su decisión visionaria de trasladar sus operaciones de Nueva Orleans a El Salvador, cuando no había siquiera escuela de mantenimiento de aviación en nuestro país, permitieron a través de los años la creación de un nuevo sector industrial que demanda una fuerza laboral altamente capacitada, generando actualmente más de 2,400 puestos de trabajo especializados, para atender simultáneamente hasta 20 aeronaves.

Con el tiempo y a pesar de las adversidades, AEROMAN ha seguido ampliando sus operaciones con la construcción de nuevos hangares para atender aeronaves de cabina ancha de las aerolíneas más grandes y reconocidas del mundo.

En alianza con la Universidad Don Bosco, AEROMAN ha desarrollado y financiado la carrera de Técnico en Mantenimiento Aeronáutico, brindando a jóvenes de escasos recursos la oportunidad de capacitarse para un empleo técnico muy especializado y mejor compensado.

AEROMAN es pionera en la industria aeronáutica, y representa un orgullo para todos los salvadoreños, por eso, nos honramos en otorgar el PREMIO ASI 2015 a don Roberto Kriete en representación de los inversionistas de AEROMAN. Muchas felicidades.

NUESTRA LABOR INSTITUCIONAL

Desde nuestra fundación en 1958, la ASI ha sido el referente de la industria salvadoreña, caracterizándose por una visión progresista y aferrada en la defensa de los principios constitucionales de libertad, democracia y Estado de Derecho, que son la única opción para la prosperidad y el desarrollo sostenible de los pueblos.

Por eso ésta noche, queremos también honrar el liderazgo y el espíritu de servicio de todos los empresarios, que a través de los años, han dedicado su tiempo y esfuerzo para construir un mejor país, empresarios que han sido un heroico ejemplo de patriotismo, sacrificio, y solidaridad.

Ese mismo espíritu de patriotismo y solidaridad vive en cada uno de nosotros, que sacrificamos nuestra comodidad y bienestar para defender nuestra democracia e institucionalidad.

Eso nos hace ser vigilantes de la gestión pública. Quienes estén de turno en el poder, deben respetar nuestras libertades constitucionales y nuestra democracia representativa. Sin importar ideologías, deben trabajar por los salvadoreños y no para su partido, ni para grupos de interés, ni mucho menos para enriquecerse. Quienes estén en el poder deben ser ejemplo de honestidad y transparencia bajo una gestión efectiva y eficiente.

Nuestra labor no debe confundirse de ninguna manera con oposición política. Nosotros no somos adversarios políticos ni oposición de nadie. Somos aliados para el trabajo y para el desarrollo de nuestro país.

La Constitución de la República claramente establece que la soberanía y el poder emanan del pueblo. Pero algunos gobernantes y legisladores olvidan que no tienen más poder que el que los salvadoreños les hemos otorgado, poder que les otorgamos para dirigir nuestra nación, no para restringir nuestros propios derechos y libertades constitucionales.

En las elecciones recientes, el pueblo salvadoreño, paciente y tolerante, una vez más ha dado un claro mensaje: NADIE DEBE TENER EL PODER ABSOLUTO PARA SOBREPONERSE A LOS DEMAS.

Esto obliga a las fuerzas políticas del país a lograr compromisos para la gobernabilidad, a construir soluciones mediante un debate sincero y respetuoso.

Los que buscan el control partidario de las instituciones y el poder absoluto del Estado, deben saber que en El Salvador eso no será posible, porque habemos salvadoreños comprometidos con nuestra democracia, con la independencia de los órganos de Estado y con nuestras propias libertades.

No importa como las fuerzas políticas le quieran llamar cada uno a sus modelos de gobierno, la democracia que debemos respetar y fortalecer es la que contempla claramente la Constitución de la República.

EL TRABAJO CONJUNTO

Estimados Empresarios: En este último año hemos venido trabajando con diferentes instancias del gobierno en un clima de mayor cordialidad y apertura. Pero vemos necesario pasar del diálogo a la confianza y de la confianza a la acción.

A pesar de los esfuerzos y de iniciativas acertadas, aún nos falta lograr resultados concretos, que nos permitan avanzar en los temas que más nos afectan.

Reconocemos el apoyo del señor Vice-Presidente de la República y Comisionado Presidencial para la Inversión, por sus esfuerzos en atraer las oportunidades de inversión y agilizar permisos, para permitir las inversiones que continuamos haciendo los industriales.

Reconocemos el trabajo conjunto del Señor Ministro de Economía, la señora Vice-Ministra de Economía, la señora Vice-Ministra de Comercio e Industria, y el equipo de profesionales del Ministerio de Economía, quienes muy diligentemente trabajan de la mano con la ASI en eliminar los obstáculos a la competitividad y en facilitar el comercio internacional de nuestros productos.

Reconocemos a aquellos funcionarios públicos de diferentes carteras de Estado quienes han demostrado una sincera voluntad de trabajar con el sector privado y que hacen su trabajo con integridad, honestidad y profesionalismo. Algunos de ellos nos acompañan esta noche. Muchas gracias.

Agradecemos a las gremiales empresariales por su confianza y apoyo a nuestra gestión al frente de CIFACIL, la Comisión Intergremial para la Facilitacion del Comercio, a través de la cual hemos unificado el esfuerzo de las diferentes gremiales en los temas que nos afectan a todos.

Reiteramos públicamente nuestra total disposición de continuar trabajando para superar con urgencia los problemas que nos agobian, la criminalidad y la delincuencia, la falta de oportunidades de empleo, el bajo crecimiento económico y el lento desarrollo social.

Sin embargo, mientras trabajamos juntos en algunas instancias, persisten signos peligrosos de intolerancia contra el sector privado, contra la Sala de lo Constitucional, y contra los medios de comunicación.

En reiteradas ocasiones nos hemos manifestado claramente reconociendo la valentía e independencia de los magistrados de la Sala de lo Constitucional, y la obligatoriedad de sus resoluciones que garantizan a todos los salvadoreños el acceso a la justicia.

Reconocemos también la valiente labor de los medios de comunicación independientes, y de sus equipos periodísticos, para llevarnos las noticias en forma objetiva. Estamos convencidos que la imagen del país no se va a mejorar restringiendo la libertad de prensa sino resolviendo los problemas que enfrentamos. El país no está mal porque los medios lo dicen sino porque los salvadoreños lo vivimos a diario.

zcHjemlYHace un año exactamente, en este mismo lugar, señalábamos la persecución política en contra de empresarios que dedicaron su tiempo y servicio en CEL, La Geo y otras instituciones autónomas en gobiernos anteriores. Inexplicablemente, el juicio político contra ellos continúa, a pesar que el señor fiscal y el gobierno, reconocieron la legalidad y pagaron por la inversión del socio extranjero.

Hemos visto también, desde la Secretaria de Transparencia del Estado, ataques a la integridad y reputación de miembros de la sociedad civil que precisamente exigen transparencia en el uso de los fondos públicos.

Ningún gobierno debe utilizar el aparataje estatal en contra de aquellos que alzamos nuestra voz o nos atrevemos a disentir.

Más recientemente, hemos visto también desde la Secretaria de Transparencia, un ataque mediático en contra de la empresa privada, con el propósito de desprestigiarnos y desacreditarnos, haciendo creer a la población que los empresarios no pagamos nuestros impuestos, y que por ello, el gobierno no tiene los suficientes recursos para combatir la criminalidad ni para implementar sus programas sociales.

La realidad es diferente. Muchos programas y proyectos no se ejecutan por falta de visión, por falta de transparencia o por falta de capacidad. Pero lo cierto es que el sector privado paga al año casi $3,700 millones entre impuestos de renta, aranceles de importación, impuestos específicos y recaudación del impuesto IVA.

Eso representa el 93% de los impuestos que percibe el Estado. El restante 7% lo pagan las personas naturales entre las cuales también están incluidos los empresarios, junto con profesionales y trabajadores. Es decir, que el empresario paga impuestos a través de su empresa y también paga impuestos en su carácter personal.

Y cabe mencionar que los empresarios pagamos anticipadamente al Estado más de $1,000 millones de dólares anuales en concepto del pago mensual a cuenta del impuesto sobre la renta.

Por lo tanto, es incongruente y totalmente inaceptable, que mientras algunas instancias del Gobierno trabajan de la mano con el sector privado, otras instancias del mismo gobierno se dedican a desprestigiarnos.

Invitamos a todas las instituciones del gobierno a unir esfuerzos para trabajar junto con todos los sectores de la sociedad para hacer de El Salvador un país mas grande y próspero.

Nuestro país está lleno de oportunidades que no estamos aprovechando por falta de una política con visión de país. Tenemos una fuerza laboral productiva, una industria pujante que sabe adaptarse a los cambios y desafíos, y una posición geográfica estratégica que nos permite libre comercio con los mayores mercados del mundo.

Nosotros como industria, no tenemos duda que podremos hacerle frente a los retos y sabremos aprovechar todas las oportunidades. Prueba de ello es que la industria ha invertido mas de $3000 millones de dólares en el ultimo quinquenio.

Pero en la medida que nuestras industrias se continúan modernizando, vamos a requerir científicos, innovadores, inventores, desarrolladores de nuevos productos y de nuevas tecnologías, entre otros.

Por lo tanto, el reto que tenemos como nación es la educación. No hay mayor injusticia social que la falta de acceso a una educación de calidad, que permita a nuestros jóvenes no solo emplearse, sino también soñar, ser emprendedores, innovadores y visionarios.

Nuestros gobiernos deben reconocer que nuestro mejor recurso es el espíritu emprendedor del sector privado y la laboriosidad de los trabajadores salvadoreños. Juntos somos el motor del desarrollo, y lejos de sembrar el odio y la división entre nosotros, los gobiernos deben buscar la armonía y el mutuo beneficio.

No hay empresa exitosa que no lo sea por el esfuerzo de sus trabajadores, bien comprometidos, bien motivados y bien compensados.

Estimados amigos: Mientras nos debatimos en los problemas que nos agobian cada día, perdemos la visión de lo que realmente es importante para el futuro de nuestro país.

Dejemos de ver hacia atrás. Nuestra historia como nación esta plagada de excusas y oportunidades perdidas. Ya es hora que miremos hacia delante y decidamos que tan grandes queremos ser. En realidad no importa donde estamos sino hacia donde vamos.

Bien dice un buen amigo: Nuestro futuro no debe estar en manos de los que siguen atrapados en el pasado.

Seamos visionarios. Seamos audaces. Seamos valientes. Ante los momentos difíciles que vive nuestro país, necesitamos iniciar cada día con coraje y determinación.

Esta noche estamos reconociendo precisamente ese coraje y determinación de aquellos empresarios que han sabido sobreponerse a las adversidades.

Así como ellos, industriales emprendedores, solidarios, y luchadores, nos adaptamos constantemente a los desafíos y aprovechamos exitosamente las oportunidades, llevando empleo y bienestar para miles de salvadoreños, y contribuyendo al enriquecimiento de nuestra patria.

Siéntanse orgullosos de ser empresarios. Muchas gracias.

Simán: Gobierno no debe restringir los derechos de todos

En su discurso, el presidente de la ASI, Javier Simán, hizo un llamado a que empresarios y sociedad civil estén vigilantes de que el Estado respete las libertades constitucionales.

Javier Simán

El presidente de la ASI, Javier Simán, instó a los salvadoreños a defender sus libertades y proteger la democracia. Fotos EDH / RENÉ ESTRADA / Marlon Hernández Empresarios galardonados junto al presidente de la ASI, Javier Simán, y al Vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz. Foto EDH / Marlon Hernández.

Karen Molina, Patty García, Pedro Carlos Mancía, 12 junio 2015/EDH

El presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Javier Simán, llamó a los empresarios y a los salvadoreños en general a estar “vigilantes de la gestión pública” y advirtió que “quienes estén de turno en el poder deben respetar nuestras libertades constitucionales y nuestra democracia representativa”.

En el marco de la entrega anual de Premios ASI 2015, el dirigente gremial declaró que no importa cuáles son las ideologías del gobierno, deben trabajar por los salvadoreños y “no para su partido, ni para grupos de interés, ni mucho menos para enriquecerse. Quienes estén en el poder deben ser ejemplo de honestidad y transparencia bajo una gestión efectiva y eficiente”.

Simán insistió que ningún gobierno debe utilizar el aparataje estatal “en contra de aquellos que alzamos nuestra voz o nos atrevemos a disentir”.

Para apoyar esto, ejemplificó con el ataque mediático de la Secretaría de Transparencia en contra de la empresa privada con el objetivo de “desprestigiarnos y desacreditarnos, haciendo creer a la población que los empresarios no pagamos nuestros impuestos, y que por ello, el gobierno no tiene suficientes recursos para combatir la criminalidad ni para implementar sus programas sociales”.

Para Simán, estos han sido ataques a la integridad y reputación de miembros de la sociedad civil que “precisamente exigen transparencia en el uso de los fondos públicos”. Ante esto, hace hincapié en que “nadie debe tener el poder absoluto para sobreponerse a los demás”.

Es por eso que reclama a algunos gobernantes y legisladores por olvidar que no tienen más poder que el que los salvadoreños les han otorgado para dirigir a la Nación y no para restringir los derechos y libertades constitucionales.

En ese sentido no dudó en volver a calificar de persecución política la acción contra empresarios ligados a CEL y Enel. “Hace un año señalábamos la persecución política en contra de empresarios que dedicaron su tiempo y servicio en CEL, La Geo y otras instituciones autónomas… Inexplicablemente, el juicio político contra ellos continúa, a pesar que el señor fiscal y el gobierno reconocieron la legalidad y pagaron por la inversión del socio extranjero”, dijo.

A su vez mencionó el acoso contra los medios de comunicación independientes, a quienes reconoció por su valiente labor. “Estamos convencidos que la imagen del país no se va a mejorar restringiendo la libertad de prensa sino resolviendo los problemas que enfrentamos”, indicó.

“El país no está mal porque los medios lo dicen, sino porque los salvadoreños lo vivimos a diario”, acotó.

En esa misma línea Francisco Quiñónez, presidente de Bemisal, una de las empresas galardonadas ayer, dijo que “existen evidencias de desprestigio contra la Sala de lo Constitucional. De consignas para deshonrar a empresarios, haciendo publicaciones calumniosas. Hay acciones que buscan denigrar a gremiales empresariales; o a sus dirigentes e inclusive a aquellos que antes fueron aliados”.

¿Será que el Gobierno ha iniciado un proceso de sinceración, en donde comienza a mostrar su verdadera motivación, conducta, e ideología?, se preguntó el empresario. “De ser así, el desacreditar a otros poderes, a gremiales, o empresarios es una consigna y el hacerlo es una estrategia”, acotó.

Quiñónez también instó al Gobierno a que escuche a los empresarios y “practique los buenos consejos y propuestas del sector empresarial, de los sectores profesionales, académicos y demás, para generar bienestar económico y social, y seguridad para todos”.

“Cuántos fracasos más necesita el Gobierno …Pobres resultados de la Paes, el endémico crecimiento económico, la continuada inoperancia de Puerto Cutuco …Las interminables colas de transportes en las aduanas terrestres que encarecen los productos que consumimos, o el anunciado racionamiento del agua, los pobres servicios de salud y demás, a pesar de gigantescos endeudamientos”, señaló el presidente de Bemisal.

“No somos oposición de nadie”

Por su parte, en su discurso, Simán también advirtió que aquellos que buscan el control partidario de las instituciones y el poder absoluto del Estado deben saber que en El Salvador eso no será posible, puesto que “habemos salvadoreños comprometidos con nuestra democracia, con la independencia de los Órganos de Estado y con nuestras propias libertades”.

El dirigente industrial declaró que no importa cómo las fuerzas políticas le quieran llamar a cada uno de sus modelos de gobierno, la democracia debe ser respetada y fortalecida, ya que se contempla claramente en la Constitución de la República.

Recalcó que la labor de los empresarios no debe confundirse de ninguna manera con oposición política.

“No somos adversarios políticos ni oposición de nadie. Somos aliados para el trabajo y para el desarrollo de nuestro país”, enfatizó.

Sin embargo, aunque sector privado y público han trabajado juntos en algunas instancias, “persisten signos peligrosos de intolerancia contra el sector privado, contra la Sala de lo Constitucional y contra los medios de comunicación”.

El Tribunal Constitucional ha sido blanco de numerosos ataques del Gobierno, el partido oficial y sus grupos afines por operar con independencia y frenar leyes que contravienen la Carta Magna.

De igual manera, los medios de comunicación han sido fustigados por el Gobierno por informar sobre la ola de violencia que abate al país y que cada día cobra más de 20 muertos en promedio.

“Pagamos impuestos”

En seguida enfatizó que la empresa privada aporta casi 3,700 millones de dólares entre impuestos de renta, aranceles de importación, impuestos específicos y recaudación del impuesto IVA, lo que viene a representar el 93 % de los impuestos que percibe el Estado, siendo el restante 7 % lo que pagan las personas naturales, entre los cuales también se encuentran empresarios, profesionales y trabajadores.

Esto significa que “el empresario paga impuestos a través de su empresa y también paga impuestos en su carácter personal”.

Adicional, el sector privado paga anticipadamente al Estado más de 1,000 millones de dólares anuales en concepto de pago mensual a cuenta del impuesto sobre la renta.

Debido a eso considera como “incongruente y totalmente inaceptable”, que algunas instancias del Gobierno trabajen de la mano con el sector privado y otras se dedican a desprestigiarlo.

Además, señaló que muchos programas y proyectos gubernamentales “no se ejecutan por falta de visión, por falta de transparencia o por falta de capacidad”.

Visión al futuro

“Nuestro país está lleno de oportunidades que no estamos aprovechando por falta de una política con visión de país. Tenemos una fuerza laboral productiva, una industria pujante que sabe adaptarse a los cambios y desafíos, y una posición geográfica estratégica que nos permite libre comercio con los mayores mercados del mundo”, agregó.

Pero la industria se mantiene firme ante todas las adversidades, ya que saben que pueden hacer frente a los retos y aprovechar las oportunidades. Solo en los últimos cinco años, el sector industrial ha invertido más de 3,000 millones de dólares.

El líder empresarial aseguró que los gobiernos deben reconocer que el mejor recurso del país es el espíritu emprendedor del sector privado y la laboriosidad de los trabajadores salvadoreños. Afirmando que juntos son el motor del desarrollo, por lo que el Gobierno debe buscar la armonía y el mutuo beneficio.

Finalizó su discurso expresando que “dejemos de ver hacia atrás. Nuestra historia como nación está plagada de excusas y oportunidades perdidas, ya es hora que miremos hacia adelante y decidamos qué tan grandes queremos ser. En realidad no importa dónde estamos sino hacia dónde vamos”.

Es importante para el sector industrial ser visionarios, audaces y valientes ante lo momentos difíciles que se viven en el país, y postuló que se debe iniciar cada día con coraje y determinación; mirando siempre a futuro y apoyando al país.