Fusades

Alto a la ofensiva política contra la Sala de lo Constitucional: FUSADES

alto-a-la-ofensiva-poltica-contra-la-sala-de-lo-constitucional-1-638

alto-a-la-ofensiva-poltica-contra-la-sala-de-lo-constitucional-2-638-2

 Vea sobre el tema:
Carta a los magistrados de la Sala: No se dejen ahuevar por turbas

Anuncios

Fusades revisará su participación en consejos con el gobierno: “Vamos por mal rumbo porque el mapa trazado está equivocado”

Miguel Ángel Simán afirma que lo evaluarán porque temen que el gobierno los esté utilizando para legitimar  medidas públicas que no conocen.

Miguel Ángel Simán, presidente de Fusades. | Foto por Lissette Monterrosa

Miguel Ángel Simán, presidente de Fusades. | Foto por Lissette Monterrosa

 

, 12 diciembre 2015 / EDH

diario hoyFusades evalúa retirarse de organismos como el Consejo Económico y Social, el Consejo Nacional de la Seguridad Pública, el Consejo de los países del Triángulo Norte, del Consejo Educativo, entre otros, en los que actualmente participa, así como rechazar la invitación del gobierno de pertenecer a un nuevo Consejo del Medio Ambiente.

La razón, según el presidente de Fusades, Miguel Ángel Simán, se debe al temor que el gobierno sólo los esté utilizando para “legitimar medidas y programas que no se han visto en esos espacios”.

“Estamos en la obligación de estar revisando nuestra participación y su efectividad, pero siempre con el compromiso de construir país, y con la buena voluntad, dando el beneficio de la duda y apoyar a quienes piden ayuda”, valoró Simán.

Añadió que desde hace varios años que son parte de esos esfuerzos del gobierno y de los sectores sociales no ven resultados, y que como Fusades están en la obligación de evaluar cuál es la efectividad de su participación en dichos espacios, de lo contrario, considera que sería mejor dar sus aportes en otros.

Según el presidente del tanque de pensamiento, Fusades ha hecho aportes en esos organismos, pero lamenta que no existe el espacio técnico necesario para realizar un verdadero diálogo, ni tampoco voluntad del gobierno de escuchar sus propuestas.

“El problema más grande es que se carece de humildad que no permite la apertura pata tener un diálogo y un debate despersonalizado en el cual se puedan encontrar soluciones”, lamentó.

Citó como ejemplo de lo anterior las recomendaciones y sugerencias que han hecho a normativas, proyectos y otros planes que el gobierno ha puesto en  marcha y que no han sido tomadas en cuenta.

Además, en otros programas más grandes y que han tenido impacto en la población, como fue el nuevo impuesto a los usuarios de las telefonías.

Instó al gobierno a tomar en cuenta prácticas exitosas de otros países y no ser parte de un “modelo nefasto como el del socialismo del siglo XXI”.

———-

Miguel Ángel Simán:

“Vamos por mal rumbo porque el mapa trazado está equivocado”

El presidente de Fusades advierte que El Salvador es como un barco que arrastran “hacia un modelo fracasado”, precisamente tomando en cuenta directrices aprobadas por el FMLN en su reciente congreso.

Eugenia Velasquez, 12 diciembre 2015 / EDH

diario hoyDe “preocupante” y “frustrante” califica el presidente de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), Miguel Ángel Simán, el rumbo “equivocado” que lleva El Salvador, cuyo destino, dice, así como lo planteó el FMLN en sus documentos aprobados en su reciente Congreso, es como el de un barco a la deriva.

Critica que intentan construir un socialismo del siglo XXI, el cual ha fracasado en el mundo, aunque Medardo González lo matice que será al estilo “pupusas con loroco”.

Simán lamenta que ante “la doble cara” del partido oficial,  Fusades revisará su participación en los espacios que se abrieron para el diálogo, pues cuestiona que éstos se han vuelto en “entretenimiento” y que sólo los “instrumentalizan”.

¿Cuál es el escenario que se visualiza en el país con el resultado de las elecciones en Venezuela? ¿Puede cambiar la situación política dado que el partido en el gobierno tiene relaciones directas con el gobierno de Maduro?

En primer lugar es importante reconocer que El Salvador va por mal camino, porque el mapa está equivocado. Vemos cómo se han desempeñado los diferentes indicadores económicos, sociales, el tema de la seguridad, de la institucionalidad, ciertamente refleja que hay una especie de involución y no es ese el rumbo que los salvadoreños ambicionamos. Quiero enfatizar que si el rumbo está equivocado es porque el marco de referencia está equivocado. Los documentos que el FMLN validó en su convención reflejan en alguna manera ese mapa del que estoy hablando, que hoy en día es un mapa que es errático y obsoleto.

Y ciertamente tratando de responder la pregunta, es equivocado, la historia lo ha demostrado y lo estamos viviendo a través de los casos de Venezuela, lo que ha pasado con Argentina y otros países en Surámerica, ciertamente este modelo del socialismo del siglo XXI ha demostrado que sencillamente destruye capital social, que destruye la economía, que destruye lo que es la armonía social y que en el tiempo no es sostenible.

Estos documentos reflejan una clarísima manifestación del interés por tomarse el poder y eso va en contra del espíritu democrático que los salvadoreños ambicionamos, eso va en contra de nuestra Constitución. Lo que no se vale es que en este barco de democracia en el que todos estamos tratando de avanzar unos pretendan quemarlo y eso es lo que estos documentos reflejan, el interés de quemar las velas y arrastrar  el barco hacia un modelo fracasado.

En reciente conferencia de prensa del FMLN admitieron que los lineamientos aprobados en su Congreso responden a los resultados electorales que ellos ya preveían en Venezuela, ¿cómo lo valora?

Es bien difícil para este servidor especular ese tipo de cosas. Nosotros tenemos que fundamentarnos en el análisis de lo que hemos leído en estos documentos. Así que es luego de haber leído todos estos documentos que podemos expresar claramente nuestra preocupación de cuáles fueron las intenciones en relación con lo que probablemente ellos veían venir en Venezuela.

Lo que nos queda claro es que estos documentos reflejan una manifiesta intención de tomarse el poder e irrespetar nuestra Constitución, y eso es lo grave del asunto, es grave que esa intención pareciera ser validada por las altas autoridades del gobierno, pero también es importante poner en perspectiva esto, y es que esos documento no sólo reflejan un marco estratégico, sino que también plantean un plan de acción, y eso significa que todas esas acciones que en algún  momento se sentían aisladas, y que probablemente se consideraban acciones de algunos individuos y que otros desconocían, lo que este documento hace es demostrar que efectivamente todas estas acciones tenían un hilo conductor.

Y por lo tanto, una intención cada vez que se ha atacado a la Sala de lo Constitucional, una intención cada vez que se ataca a una persona o una institución que tiene una opinión diferente. Esto nos permite comprender muchas veces las amenazas y el acoso que se da en nuestro país, así como también las amenazas a la libertad de prensa.

Es importante señalar que los documentos demuestran que ha habido un doble discurso, que por un lado se nos ha invitado a dialogar en diferentes foros. Fusades está presente en estos espacios que el gobierno ha abierto, pero una cosa es lo que se dialoga y otra cosa es lo que en efecto sucede y se implementa en el gobierno, hay una pérdida de confianza en cuanto a cuál es la verdadera intención y es momento de cambiar eso.

¿Qué más podría hacer el FMLN con esos lineamientos aplicados a un país como lo explicaba Medardo (González) que quieren hacer socialismo de pupusa con loroco?

Tampoco entiendo las recetas que Medardo (González) pueda plantearnos, realmente el socialismo del siglo XXI se ha demostrado que tienen matices en los diferentes países donde lo han aplicado, pero la esencia de la receta viene siendo la misma y es una receta que no ha funcionado y eso es lo grave de pretender continuar llevando al país por ese rumbo equivocado.

Sin duda alguna el FMLN ha demostrado que tiene compromisos históricos, hay compromisos geopolíticos, de los cuales, Alba Petróleos es parte de ello, y estoy seguro de que esos son anclajes que probablemente no les permite el margen de maniobra para apartarse de esa ideología, para alejarse de ese modelo, pero no es correcto de cara a la población, porque además, los salvadoreños somos diferentes a ese modelo.

Tenemos que comprender que si bien los salvadoreños comemos pupusas, que no vamos a andar con inventos en cuanto a que se nos va a cambiar la esencia de lo que somos. Somos salvadoreños que amamos la paz, la democracia, infranqueables ante las adversidades y ese espíritu democrático que nos motiva a construir ese modelo democrático que ambicionamos no lo vamos a poner en riesgo.

Cualquier modelo que vaya en contra de esas características que nos hacen salvadoreños no lo podemos tolerar, llamelo como lo querramos llamar.

En algunos de los documentos del FMLN se habla de tener el control de la Sala de lo Constitucional y también de restringir la labor de los medios de comunicación, porque según ellos no dan a conocer su verdad. ¿Qué valoración tiene sobre eso?

Es impresionante ver cómo el país se ha desarrollado en cuanto a su libertad de expresión; es interesante ver la cantidad de diferentes medios a través de los cuales se puede opinar y se puede tener diversas perspectivas sin ningún problema. Yo creo que con la tecnología toda esa capacidad de opinar se ha multiplicado exponencialmente y pretender decir de que en este país no se puede opinar o que las opiniones de algunos no aflora, no me parece apropiado, especialmente el gobierno, cuando el gobierno también maneja sus propios recursos y sus propios medios. Creo que en el documento uno ve reflejado el interés de romper el equilibrio de poder, como ellos lo plantean. También habla el documento de neutralizar al enemigo, creo que ese lenguaje es nefasto.

¿Cómo evalúa el papel de la Sala de lo Constitucional en materia de corrupción versus la reacción de la Asamblea ante fallos que les competen?

Es admirable la labor que la Sala de lo Constitucional ha venido realizando, ha demostrado su independencia, su capacidad, y eso ha sido esperanzador para los salvadoreños y esperamos que continúen con ese trabajo, nosotros estamos claros y desde Fusades lo hemos venido repitiendo de lo importante que es prevenir y combatir la impunidad, y por eso hemos estado muy activos, por ejemplo en los temas de mejorar la ley de probidad.

Lo que necesitamos es ver cómo evitamos que estos murciélagos que andan rondando en la oscuridad del Estado se enriquezcan ilícitamente y para ello necesitamos leyes de probidad que lleven la luz a esos rincones oscuros, eso es parte de prevenir y de combatir, que va de la mano con la importancia que tiene de contar con una Fiscalía independiente, capaz y honesta. Por eso Fusades también ha sido muy claro y públicamente lo ha expresado que el país necesita un nuevo Fiscal idóneo y que reúna ese perfil de independencia, honestidad, valentía y capacidad que se necesita para hacerle frente no sólo a la impunidad sino a la inseguridad.

FUSADES detalla 6 casos sospechosos

Estudio da cuenta de casos donde pudo utilizarse dinero irregular.

Reforma PactadaCristian Meléndez, 22 junio 2015 / LPG

Un estudio que realizó el Departamento de Estudios Políticos (DEP) de FUSADES) muestra seis casos en los que pudo haber dinero irregular en el financiamiento de campañas y que deben de servir para saber sobre los donantes.

En el documento titulado “De la reforma pactada a la modificación judicial del sistema electoral. El caso salvadoreño” también se plantea cómo la Reforma a la Ley de Partidos Políticos hecha en octubre de 2014 viola los parámetros establecidos en la sentencia de la sala con relación a revelar a los donantes de los partidos. Según el documento, los casos en los que podría haber uso de financiamiento que no está permitido por la Ley de Partidos se dieron entre 2004 y 2014.

Estos casos son: presunto financiamiento de la campaña presidencial con fondos de Taiwán, en 2004; la del exdiputado William Eliú Martínez, en 2006, sentenciado en Estados Unidos por tráfico de cocaína; en 2007, la del exdiputado Roberto Silva procesado por presunto lavado de más de $10 millones; campaña presidencial del FMLN en 2009, Mauricio Funes recibe préstamo de $3 millones de parte de un empresario; campaña presidencial del FMLN 2014, el estudio habla del financiamiento por parte de ALBA Petróleos; mientras que el último caso, según el documento, es el uso de recursos del Estado para financiar spots publicitarios en contra del partido de oposición y a favor del candidato oficial.

“No contar con un conjunto de reglas que ordenen y publiciten el financiamiento político podría incentivar el patrocinio de campañas electorales con dinero ilegal”, establece el documento del DEP.

Vea el estudio de FUSADES: “De la reforma pactada a la modificación judicial del sistema electoral. El caso salvadoreño.”

FUSADES: sin frutos planes de seguridad

El trabajo en seguridad pública es uno de los principales temas abordados en el informe de la institución. FUSADES destaca tres acciones relevantes del Gobierno en seguridad, pero asegura que aún no hay resultados positivos.

La nueva unidad anti pandillas de la PNC

La nueva unidad anti pandillas de la PNC

Hermelinda Bolaños, 24 mayo 2015/LPG

El Departamento de Estudios Políticos de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) presentó ayer el informe “El Salvador. Año político”, en el cual hace un análisis de la gestión del primer año de gobierno del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, así como de otros acontecimientos políticos relevantes que han ocurrido en los últimos 12 meses en el país.

Las acciones que el Gobierno ha hecho en seguridad pública es uno de los temas que se analizan dentro del informe que elaboró la institución sobre el trabajo gubernamental desde junio de 2014, cuando Sánchez Cerén asumió como presidente de El Salvador, hasta mayo del presente año.

De acuerdo con FUSADES, en los primeros 12 meses de la gestión de Sánchez Cerén han identificado tres hechos políticos relevantes en el ámbito de seguridad pública: la postura del Gobierno de no continuar con la tregua con las pandillas, el llamado al diálogo para crear una política de seguridad ciudadana y el cambio de operatividad de la Policía Nacional Civil (PNC), la cual aseguraron que se ha “traducido en enfrentamientos directos con los miembros de las organizaciones pandilleriles”.

Rafael Molina, investigador del Departamento de Estudios Políticos de FUSADES, dijo que el cambio de operatividad en la PNC ha sido el cambio más relevante en el tema de seguridad pública; sin embargo, aseguró que no han generado ningún resultado positivo para resolver el problema de la violencia que enfrenta el país en la actualidad.

“Hasta el día de hoy no ha habido ningún resultado que se pueda decir que está ayudando a disminuir la violencia en El Salvador”, dijo Molina.

Por otra parte, destacó la creación de los tres batallones de Reacción Inmediata de la Fuerza Armada.

Ante esto, el investigador dijo que como institución “están preocupados” porque la integración de la Fuerza Armada en el combate de la delincuencia podría generar la “militarización de la seguridad pública y de la sociedad”.

Según los datos proporcionados por FUSADES, el 65.2 % de la población considera que el principal problema del país es la violencia. En ese sentido, explican que para administrar la seguridad pública, el Gobierno elaboró y retomó promesas de la campaña y de la administración del expresidente Mauricio Funes.

Además, la institución destaca el Plan El Salvador Seguro como una nueva estrategia que surge del diálogo en el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia; sin embargo, señala que “los planes y políticas no se han traducido en resultados efectivos que reduzcan el clima de inseguridad”.

En el documento presentado por FUSADES también se presenta un análisis sobre el compromiso de Sánchez Cerén con la democracia. La institución reconoce que el mandatario ha mostrado una mayor apertura al diálogo con diferentes sectores del país; sin embargo, critica los señalamientos que hizo hace unas semanas sobre los medios de comunicación, a los cuales acusó de difundir una “guerra psicológica” sobre el tema de la violencia en el país, además de manifestar la necesidad de revisar el mecanismo de asignación de frecuencias a los medios.

En este mismo punto se señala al jefe de Estado por las acusaciones a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

La política exterior, las bases de sustentación del presidente, la eficacia en la administración pública y las elecciones municipales y legislativas de este año también se abordan en el informe.

Los primeros doce meses… De Luis Mario Rodríguez

El director del Departamento de Estudios Políticos de FUSADES, Luis Mario Rodríaguez, resume el reciente informe elaborado por esta institución: “El Salvador. Año Político” 

Luis Mario RodríguezLuis Mario Rodríguez, 24 mayo 2015/EDH

El próximo uno de junio se cumple el primer año del quinquenio del presidente Sánchez Cerén. Pronto iniciarán las valoraciones de sus críticos, de los adversarios políticos, de los analistas y de sectores estratégicos como la empresa privada, los sindicatos y los movimientos sociales. Al final la evaluación más importante es la de la propia ciudadanía. En el informe elaborado por el Departamento de Estudios Políticos de Fusades se destaca el estilo dialogante del gobernante que ciertamente contrasta con los métodos confrontativos que caracterizaron el mandato del expresidente Mauricio Funes. También se describen las actitudes del presidente Sánchez Cerén a favor y en contra de los principios democráticos.

La empresa privada reconoce el carácter sencillo del presidente y no esconde su simpatía por una personalidad menos agresiva y más tolerante a la crítica. Sin embargo los empresarios resienten que el diálogo no se haya traducido en resultados concretos. La reforma fiscal, la manipulación política de la publicación de la lista de deudores del fisco, la presentación de un presupuesto desfinanciado, la falta de transparencia durante la discusión sobre la posible incorporación de El Salvador a Petrocaribe, la constitución de la Comisión Nacional Laboral y la falta de una estrategia integral en materia de seguridad, son algunos de los episodios que empañaron la relación entre las gremiales empresariales y el presidente de la República.

Por otra parte, a diferencia de otros procesos electorales, en los que el uso de recursos del Estado a favor del partido oficial ha sido una constante, durante las recientes elecciones legislativas y municipales, el presidente no lideró una campaña en apoyo de los candidatos a diputados y alcaldes del partido oficial. La promoción de los logros a seis meses de iniciado el gobierno y a sesenta días de celebrarse los comicios fue uno de los tres incidentes que opacaron el respeto del gobernante por la legislación electoral. El otro suceso se presentó con la sanción presidencial al Decreto Legislativo que habilitó al Tribunal Supremo Electoral para establecer, con mayoría simple, el mecanismo para el conteo de los votos cruzados. Asimismo, y encontrándose como presidente en funciones, el vicepresidente Óscar Ortiz sancionó las reformas a la ley de partidos que el Órgano Legislativo aprobó incumpliendo la sentencia de la Sala de lo Constitucional que ordena transparentar el dinero que reciben los partidos para financiar su campaña política y el nombre de los donantes que los apoyan. Una actitud respetuosa del Estado de Derecho habría conducido al gobernante a vetar el primer decreto y a observar el segundo.

En el ámbito del compromiso del presidente con la democracia también debe advertirse sobre algunas restricciones al acceso a la información pública, particularmente en el caso de la solicitud de Casa Presidencial para que la audiencia en el Instituto de Acceso a la Información Pública, en la que se discutiría el requerimiento de información sobre los viajes del expresidente Funes, se celebrara a puerta cerrada. El mismo reproche merecen las expresiones del mandatario en contra de la Sala de lo Constitucional, el uno de mayo, en el que acusó a los magistrados de esa instancia de “estar por encima de la Constitución”.

La seguridad pública es otro de los ámbitos evaluados. El informe registra tres hechos muy claros: la ruptura de la tregua, el cambio en la operatividad de la Policía Nacional Civil que se materializa en enfrentamientos directos entre las pandillas y las autoridades, y la apertura al diálogo a través del Consejo de Seguridad Ciudadana y Convivencia con los sectores más importantes del país. El informe de Fusades analiza los distintos planes y políticas presentadas por los titulares de seguridad, se refiere a la confusión de roles entre los encargados de garantizar la tranquilidad a los ciudadanos, contrasta las diferentes fuentes de financiamiento a las que ha tenido acceso el Gobierno y repara sobre la escasa legislación que se ha aprobado durante estos doce meses para hacer frente a la delincuencia.

Las bases de sustentación del presidente también se analizan en la apreciación de la gestión gubernamental. Se trata de observar la solidez, o en su caso, el resquebrajamiento de las relaciones del mandatario con el partido que lo llevó al poder, con los movimientos ciudadanos que respaldaron su candidatura presidencial, con los sindicatos públicos y privados y con los movimientos sociales. Finalmente es muy relevante conocer el grado de eficacia de la administración. Este último aspecto permite a la población evaluar el grado de cumplimiento de las promesas del presidente, sus resultados y el impacto de las políticas públicas en el bienestar de la gente. Estos y otros datos de interés podrán ser consultados en el documento: “El Salvador. Año Político” en la página web de Fusades.

Fusades: ha sido un año de desaciertos

El tanque de pensamiento ha preparado un informe denominado: El Salvador. Año Político. El mismo hace una evaluación de lo que ha sido el Gobierno de Salvador Sánchez Cerén en sus primeros 12 meses. Destaca la menguada relación del Ejecutivo con la Sala de lo Constitucional, los desaciertos en la política se seguridad pública y su débil compromiso con la democracia

Rafael Molina, Luis Mario Rodríguez, Luisa María Solano y Carlos Eduardo Sosa, del Departamento de Estudios Políticos, de Fusades, explican el contenido del informe.

José Zometa, 23 mayo 2015/EDH

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) establece que el Gobierno de Salvador Sánchez Cerén se ha caracterizado en su primer año por los desaciertos en la conducción de la política de seguridad, por alentar los ataques contra la Sala de lo Constitucional de la CSJ y de intentar controlar a los medios de comunicación a través de la asignación de frecuencias.

También destaca la relación con el Órgano Legislativo en el que ha contado con el respaldo del FMLN y de GANA durante el primer año, la poca eficacia en la administración pública, la integración de un gabinete de gobierno con personeros de su partido, el FMLN, y de Alba Petróleos, su intento de conciliar con el sector privado aunque este le ha reprobado la falta de diálogo en el tema de reforma tributaria y de la aprobación del presupuesto 2015.

Lo anterior, Fusades lo plasma en el documento “El Salvador. Año político”, en el cual analiza el desempeño del Ejecutivo en las distintas esferas de la vida nacional. El análisis se basa en publicaciones periodísticas, declaraciones de representantes de gremiales, de funcionarios del gobierno y de información solicitada a varias entidades del gobierno y del estado.

En cuanto a la relación del Ejecutivo con el Órgano Judicial, el análisis del tanque de pensamiento destaca los más recientes ataques verbales del mandatario contra los cuatro magistrados Belarmino Jaime, Rodolfo González, Sidney Blanco y Florentín Meléndez, a raíz de sus fallos judiciales. En materia de democracia manifiesta su preocupación por los intentos del gobierno de ejercer el control de los medios de comunicación a través del mecanismo de asignación de frecuencias (ver notas aparte).

En materia de seguridad pública, Fusades destaca tres hechos relevantes: la postura de no continuar con la tregua entre pandillas, el llamado al diálogo para crear una política de seguridad y el cambio en la operatividad de la Policía Nacional Civil (PNC). Aunque reconoce el esfuerzo del Gobierno por crear el Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana que elaboró el “Plan El Salvador Seguro”, dealla que “los planes y políticas no se han traducido en resultados efectivos que reduzcan el clima de inseguridad”.

Es más, considera que ese cambio de operatividad en la que se ha echado mano de los Batallones de Reacción Inmediata de la Fuerza Armada para combatir a las pandillas resulta peligroso en sus consecuencias.

Fusades dice que con esto se busca que la ciudadanía apruebe la mano dura como método para combatir la violencia. Pero hay un segundo punto más preocupante que se indica en su informe.

“Como segundo resultado de este cambio de operatividad puede ser que si no resulta, la seguridad pública quede militarizada, y también la militarización de la sociedad; es decir, cuando hablo de la militarización de la sociedad, es que la sociedad tenga en mente de que ante cualquier problema social y ante cualquier problema que no pueda darle solución el gobierno, se ocupe a las Fuerzas Armadas para combatir este problema”, explica Rafael Molina, uno de los investigadores que junto a Luisa María Solano, Carlos Eduardo Sosa y Luis Mario Rodríguez, este último director de Estudios Políticos de Fusades, realizaron dicho informe.

Aparte de lo anterior, consideran que dicha estrategia no ha reducido ni la violencia ni los homicidios que han aumentado en promedio a 22 homicidios diarios en promedio durante este mes de mayo, según la PNC.

Sobre democracia

En cuanto al compromiso del gobierno con la democracia, el informe de Fusades en su apartado IV dice que el presidente Sánchez Cerén muestra “un comportamiento inconsistente”, pues por un lado ha demostrado apertura al diálogo al crear varios instancias como el Consejo de Seguridad y Convivencia, y el Consejo Nacional de Educación (Coned) integrados por representantes de los distintos sectores de la sociedad.

No obstante, en el informe le achacan como “desacierto” del Presidente su silencio ante la utilización de la información reservada que el secretario de Transparencia y Anticorrupción Marcos Rodríguez “hizo para la defensa del expresidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, en la compra de unos terrenos al IPSFA”, además de mantener en reserva la información relacionada a los gastos de viajes y publicidad del expresidente Mauricio Funes, resalta el documento.

En el apartado sobre la eficacia de la administración pública, se señala que en el primer año de gobierno del FMLN “los avances positivos son pocos”. “Importantes obras públicas continúan estancadas y el resto de áreas estratégicas no muestran avances claros”, apunta el documento.

Como ejemplo de ello, Fusades menciona los megaproyectos de El Chaparral y el Puerto La Unión, que si bien los viene “arrastrando” de gobiernos anteriores, “los avances en la actual administración son escasos”, dice.

EL Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) y la ampliación del Aeropuerto Internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero, los perfila como “un futuro incierto”.

Sobre la relación del Ejecutivo con el Legislativo en estos 12 meses, Fusades destaca al respaldo que le han brindado el FMLN y GANA al mandatario.

“Este apoyo le permitió al Ejecutivo la aprobación de USD$2,515.95 millones de durante el primer año de gestión”, apunta el documento: “El Salvador. Año político”.

En cambio, le atribuye como acierto al Gobierno de Sánchez Cerén en cuanto a la política exterior, que a su criterio da luces de que podría estarse gestando una verdadera política de Estado.

“Similar al gobierno anterior, ha conservado un enfoque pragmático y pluralista, alineándose con las prioridades nacionales por encima de ataduras ideológicas o partidarias y desempeñando un rol activo en la comunidad internacional”, resalta el informe de Fusades.