1 año gobierno

España: Albert, en el templo. De Raúl del Pozo

Raul del Pozo, escritor español

Raúl del Pozo, escritor español

Raúl del Pozo, 27 octubre 2015 / EL MUNDO

Para Carlyle la Historia no la hacen las masas, ni las clases, sino los grandes hombres. La democracia, según el pensador inglés, representa la desesperación de no encontrar héroes que nos dirijan. No en balde acusaron a este calvinista radical de ser un precursor del nazismo.

Eso de creer que el progreso se debe a los grandes hombres es una creencia antigua, por lo menos desde que Plutarco escribió ‘Vidas paralelas’. Carlyle anheló un mundo que no fuera el caos provisto de urnas electorales. De las urnas o de la chusma inepta, según los antidemócratas, no puede salir sino confusión y vulgaridad. Aún hay quien añora el hombre providencial al que se opuso Brecht en ‘La vida de Galileo’: “Desdichada la sociedad que necesita héroes”.

el mundoEn España se vivía un momento de desprecio a los políticos hasta que aparecieron nuevos troneras y discursantes. De entre ellos, uno se destaca en el triunvirato y se llama Albert Rivera. Es un alevín de César, que en la ribera del Rubicón o Manzanares ha podido decir: “Veni, vidi, vici”. Sólo hay un liderazgo emergente, el suyo, el único que tiene una alta valoración en las encuestas. Le siguen a larga distancia Pedro Sánchez y Alberto Garzón, colocando a Mariano Rajoy y a Pablo Iglesias en los puestos de descenso.

Albert Rivera, líder de Ciudadanos

Albert Rivera, líder de Ciudadanos

Albert Rivera, buen orador, ni de derechas ni de izquierdas sino todo lo contrario, se presentó en la Villa y Corte, el templo de Debod, el Parque del Oeste, donde estuvo el Cuartel de la Montaña. El nuevo faraón animó a sus seguidores a trabajar hasta el último día porque no hay nada escrito y cree que puede ganar las elecciones. Piensa que está naciendo una nueva España, lejos de la costumbre de la sangre, de los estacazos, las rebanadas y los bajonazos. Dijo que el PP está acabado y que no hay un PSOE, sino 17. No tiene nada que ver con el Roca de la Operación, ni con Alejandro Lerroux, ‘Emperador del paralelo’, que también creía, como Carlyle, que la Historia avanza a empujones. Rivera, desde el templo, viene a decir que el político que se enriquece con los fondos públicos es un ladrón de santuarios y de tumbas.

En la mitología de las sectas se suele prestar devoción al líder. Los historiadores romanos hablan de la “‘devotio’ celtíbera”, que consistía en la fidelidad al caudillo hasta el fin. Los guerreros cántabros sucumbían con su comandante en el caso de la muerte de éste. Adoraban a sus superiores con aquella fidelidad del perro de Lisímaco que, cuando vio hacer fuego donde iban a quemar a su dueño, le acompañó hasta que lo echaron también a él.

Con Albert Rivera se recupera esa especie de ‘devotio’ celtíbera, después de unos años de renegar de los políticos; cuando la democracia huele a invierno, se ha despertado una suerte de ‘bonapartismo’ o ‘cesarismo’ a la española. Esperemos que Albert Rivera no sea uno de esos líderes que con su mirada hace crecer los girasoles. No necesitamos caudillos, ni guías, sino un político, a ser posible legal, como se dice en Madrid.

Anuncios

Leopoldo López publica su sentencia en las redes sociales

No hay una sola prueba que individualice la responsabilidad del opositor venezolano en los delitos que lo condenan.

Juan Carlos Gutiérrez, abogado defensor de López. / M. GUTIERREZ (EFE)

Juan Carlos Gutiérrez, abogado defensor de López. / M. GUTIERREZ (EFE)

Alfredo Meza, 14 octubre 2015 / EL PAIS

Las leyes venezolanas obligan a los jueces a publicar las sentencias de los juicios nueve días hábiles después del anuncio de la pena o la absolución de los imputados. En el caso del opositor Leopoldo López, sentenciado a 13 años y nueve meses de prisión a principios de septiembre, el documento se conoce ahora gracias a la iniciativa del propio preso. Este martes, en su cuenta de Twitter, el líder venezolano publicó un enlace al documento de 282 páginas que sustenta la decisión tomada por la abogada Susana Barreiros, titular del Tribunal 28 de Juicio de Caracas.

Los padres de López, Antonieta y Leopoldo, estuvieron entre las personas que escucharon el veredicto, pero ni ellos ni sus abogados recibieron una notificación formal de la publicación de la sentencia. Según ellos, solo escucharon la resolución durante unos 20 minutos. Así lo explicaron a EL PAÍS en una visita reciente a Madrid, mientras denunciaban irregularidades en todo el proceso: “La ley dice que a partir de los nueve días laborables debe hacerse pública, pero los cierres del Tribunal han postergado su publicación. La esperamos, porque solo así podemos apelar… La sentencia fue la lectura literal de la acusación de la Fiscalía. Ella no hizo el trabajo que tenía que hacer: escuchar a las partes y decidir. Leyó la acusación como si no hubiera habido juicio”.

El velo de misterio tendido sobre este caso sigue siendo la norma. Los periodistas tenían prohibida la entrada a las vistas e incluso al Palacio de Justicia, donde se desarrolló el juicio y apenas se han enterado del veredicto. En el fundamento de la sentencia no hay una sola prueba que individualice la responsabilidad de López en los delitos que lo condenan: instigación pública en grado de determinador, daños, agavillamiento e incendio. La juez se ha limitado a convalidar los elementos presentados por la Fiscalía, que mantiene la tesis de que hay una relación entre las arengas de López previas al 12 de febrero de 2014 y los disturbios ocurridos ese día en el centro de Caracas, que terminaron con destrozos en el edificio principal de la Fiscalía General de la República, en una plaza vecina —Parque Carabobo— y en siete vehículos —el balance final de las manifestaciones en las siguientes semanas fue de 43 muertos—. Solo se consideraron las pruebas incorporadas en el debate. A la defensa jamás le permitieron presentar a sus testigos ni promover pruebas.

La juez Barreiros concluye que los sentenciados Damián Martín, Ángel González y Christian Holdack, que también fueron condenados en el mismo proceso, actuaron instigados por López, quien “con un discurso violento a través de medios de comunicación convencionales y alternativos” tenía el propósito de “hacer desaparecer la tranquilidad pública al llamar a un grupo de personas a que desconocieran las leyes y a las autoridades legítimas”.

Apelaciones

La defensa y familiares de Leopoldo López encaran a partir de ahora la posibilidad de presentar recursos. Primero ante la Corte de Apelación y luego ante el Tribunal Supremo, en cuanto a las instancias nacionales.

“Todo esto sin ser nada optimista, porque durante el año y medio de juicio se intentaron varias apelaciones y no fueron concedidas. Y ninguna de las sentencias internacionales que se consiguieron a favor de Leopoldo, como de Naciones Unidas, que se pronunció a favor de su libertad, y que deberían ser de carácter obligatorio puesto que Venezuela es un firmante de los tratados de las Naciones Unidas y miembro del Consejo de Seguridad, fue respetada. Vemos con angustia que internacionalmente no hay fuerza para imponer lo que es una obligación”, sostiene el padre del preso.

Diputado Soto eleva su patrimonio a $1.2 millones. Justifica que bienes declarados fueron heredados

El Diario de Hoy tuvo acceso a las declaraciones patrimoniales de Rigoberto Soto desde 2006 a la de inicio del actual periodo. El funcionario justifica que el incremento se debe a aceptaciones de herencia tanto suya como de su esposa.

A la izquierda, Jesús Grande y Rigoberto Soto, dos diputados tránsfugas. Foto EDH / Jorge reyes

A la izquierda, Jesús Grande y Rigoberto Soto, dos diputados tránsfugas. Foto EDH / Jorge reyes

, 4 sept. 2015 / EDH

El diputado de GANA por el departamento de Usulután, Rigoberto Soto, pasó de tener un patrimonio de $56 mil 714 a uno que asciende a $1 millón 154 mil 800, es decir un alza de $1 millón 212 mil en menos de una década como legislador de la Asamblea Legislativa.

Así lo refleja la declaración patrimonial del diputado entregada por la sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) a El Diario de Hoy.

Al inicio de su gestión, el funcionario declaró un patrimonio líquido de $56 mil 714.29, proviniendo esos fondos de deudas contraídas por préstamos.

Del patrimonio actual, Soto atribuye en su declaración que $870 mil pertenecen a su grupo familiar y los restantes $341 mil 510 los declara como suyos, según la versión pública del documento. Pero hay que destacar que esa información no había sido detallada en ninguna de las declaraciones de los periodos legislativos anteriores, sino que se lo informó a la CSJ en mayo de este año cuando tomó posesión del cargo como legislador.

Soto inició en el Congreso como diputado suplente en 2006 con un salario mensual de $2 mil 909, lo cual le generaba un ingreso de $34 mil 920 al año; pero al cabo de los tres años de legislatura (en 2009) su patrimonio subió a $317 mil 794, indican los datos oficiales.

En el periodo legislativo siguiente (mayo 2009 a abril 2012), Soto fungió como diputado propietario y tenía un salario al mes de $4 mil 25, lo que en el año sumaban $48 mil 324. En ese lapso, el legislador tuvo otra alza en su patrimonio y reportó al final de esa legislatura que tenía $319 mil 937, de acuerdo con la declaración que hizo ante Probidad de la CSJ.

Lo más notorio en las declaraciones patrimoniales de este diputado de GANA está en la que presentó del periodo del 1 de mayo 2012 al 30 de abril de 2015, ya que en esa pasó de poseer $319 mil 937 a tener $1 millón 154 mil 800. Es decir, que su patrimonio se elevó en 260.9 %, según se deriva de los datos oficiales.

Cuando Soto tomó posesión del cargo en la pasada legislatura reportó que sus activos en bienes muebles eran de $15 mil 500 y que sus bienes inmuebles eran de $559 mil 350, lo que hacía un total de $574 mil 850. También reportó que tenía deudas por $254 mil 912. Hasta allí no había mencionado nada del patrimonio de su familia.

Fue en la declaración del periodo del 1 de mayo 2012 al 30 de abril 2015 que el diputado de GANA indicó que su grupo familiar tiene $20 mil en bienes muebles y $850 mil en bienes inmuebles.

Los ingresos y egresos

Otro dato que destaca de la información que entregó a la CSJ es que en el apartado referente a los ingresos por “aguinaldo, vacaciones, sobresueldos, indemnizaciones, pensiones, etc.”, Soto pasó de declarar $261 (hasta el 30 de abril 2009) a un monto de $20 mil 571 en la legislatura que inició el 1 de mayo 2009 y terminó el 30 de abril 2012.

Y en la declaración patrimonial que presentó del periodo del 1 de mayo 2012 al 30 de abril 2015, el diputado declaró en ese mismo rubro un monto de $54 mil 704.

También informó en el mismo lapso que en el apartado de “otras rentas: honorarios, alquileres, intereses, dividendos, agricultura, y ganadería, etc.” su familia tuvo ingresos por $36 mil y que él percibió $27 mil.

Los ingresos anuales del diputado Rigoberto Soto han ido en alza con cada legislatura. En el primer periodo como legislador de 2006 a 2009 pasó de percibir $34 mil 900 a $59 mil 200, lo que implica un incremento del 69.4 %.

Luego en la siguiente Asamblea sus ingresos subieron de $72 mil 600 a $92 mil 900, es decir un 28 % más. Y en la legislatura de 2012 al 30 de abril de este año, pasó de percibir $72 mil 300 a $148 mil 500, lo que significa un 105.4 % extra.

Además, Soto reportó como parte de sus egresos una amortización de deuda por $40 mil y su familia hizo otro pago por $15 mil, según la declaración.

En total, ese año tuvo un egreso de fondos por $108 mil, la mayoría de ellos ($85 mil) reportados a nivel personal y el resto, familiar.

Según la declaración patrimonial, en el rubro de egresos se incluyen los gastos como alimentación, vestuario, salud, educación, amortizaciones de deudas y descuentos de ley como cuotas del ISSS, AFP e impuestos, entre otros.

Al inicio de su periodo en 2006, como diputado suplente, Soto reflejó casi $31 mil en este tipo de gastos. Sus familiares no reportaron cifra alguna en este rubro.

Posteriormente, en los siguientes periodos, las cifras fueron variando. Al concluir en 2009, registró $57 mil 600 (solo él); al inicio de su diputación como propietario, Soto declaró $61 mil 200 y al concluir este gasto bajó a $40 mil. En 2012, al inicio de su periodo reportó egresos por $75 mil y al final los $108 mil consignados antes.

Se contactó, vía telefónica, con el diputado Soto para conocer el origen de este patrimonio declarado y aseguró que proviene de herencias de sus padres así como a su actual esposa. (Ver más detalles en la siguiente nota).

EDH20150904EN_002P———-

Soto justifica que bienes declarados fueron heredados

, 4 sept. 2015 / EDH

Los bienes muebles e inmuebles así como los ingresos y egresos reflejados en las declaraciones patrimoniales de Rigoberto Soto provienen no solo de su labor como diputado, sino producto de herencia de sus padres, aseguró el funcionario público.

Rigoberto Soto tiene nueve años de ser funcionario público, los tres primeros como diputado suplente y los otros seis como propietario. En la actualidad es diputado por GANA.

Soto declaró, al inicio de su mandato como diputado suplente, un patrimonio por $56 mil 714, la mayor parte de estos fondos producto de un préstamo, y al inicio de su actual periodo como diputado por Usulután, reportó la cifra de $1 millón 154 mil 800.

El parlamentario aseguró que ha declarado dos propiedades suyas, una de rubro agrícola y la otra una casa en la colonia Escalón, que fueron heredadas por su madre y su padre.

Explicó que si bien su progenitora murió en 2003, el litigio por sus propiedades duró varios años y hasta que las tuvo a su nombre fue que las reportó a Probidad.

En el caso de su padre, asegura que le cedió, en vida, algunos muebles e inmuebles, debido a que contrajo nupcias a cuatro años de haber enviudado y para no tener inconvenientes con su nueva familia política, entregó las propiedades a sus hijos.

Asimismo, Soto asegura que su esposa también heredó propiedades, luego que su suegro murió en 2009.

Según la declaración patrimonial, el diputado plasmó bienes muebles e inmuebles de su grupo familiar solo cuando concluyó el periodo el 30 de abril de 2015. En los años anteriores no reflejó monto alguno.

El monto de lo declarado es de $870 mil.

Soto asegura que se trata de tres propiedades, dos en Usulután y otra en San Salvador. Incluso, en uno de estos terrenos funcionó anteriormente un restaurante de comida rápida y ahora es un negocio sobre artículos deportivos.

“Ahí están todas las aceptaciones de herencia que he tenido y las que tuvo mi señora por su padre. Prácticamente ahí está sustentado todo”, aseveró.

Se le cuestionó al funcionario que por qué si al inicio de su gestión inició con un patrimonio de $56 mil 714, la mayoría producto de un préstamos, y ahora registraba un incremento sustancial en su patrimonio, manifestó que empezó con saldo rojo debido a que acababa de pasar por un divorcio de su primer matrimonio y por ello su saldo neto inicial era de $9 mil.

Carta a la señora secretaria de Inclusión Social (¿o es “intrusión”?). De Paolo Luers

El sarcasmo a veces es la única forma de comentar lo absurdo. 

paolo_luersPaolo Luers, 16 junio 2015, EDH/MAS

Vanda Pignato:
Ciudad Mujer, su proyecto estrella, está promoviendo el desalojo de unas 1200 personas de la Comunidad Rutilio Grande en San Martín, que habitan un terreno propiedad de la institución que usted dirige. Un juez acaba de ordenar el desalojo.

Me imagino que jurídicamente usted tiene la razón. Es un terreno del Estado, los habitantes son “usurpadores”, no hay ningún título legal que les respalde. Así que cualquier día de estos vamos a ver en los medios las imágenes de los antimotines de la PNC deshaciendo las champas de la Rutilio Grande y sacando a las 150 familias, para que ustedes pueden construir, a la par de Ciudad Mujer, un proyecto agrícola dedicado a la “inclusión social”, por supuesto de mujeres. Como todas las noches en los noticieros, vamos a ver mujeres llorando…

La ironía es evidente. Como en todas estas comunidades marginales y excluidas del desarrollo y de los servicios básicos del Estado, la Comunidad Rutilio Grande está llena de mujeres jefas de hogar que urgentemente necesitan “inclusión social”.

Le pregunto, secretaria Vanda Pignato, ¿usted se ha tomado la molestia, en una de sus frecuentes visitas a Ciudad Mujer San Martín, a meterse a la comunidad vecina para hablar con estas mujeres? Yo sé que no es fácil: andar con caravana de ex primera dama no luce muy bien a la hora de visitar a una comunidad llena de lodo, champas y miseria. Pero así como a usted le gustaba visitar campamentos guerrilleros (claro, cuando las armas habían callado y ya estábamos en la fase de desmovilización), usted se podría poner unas botas tipo “Burro” (todavía las venden en ADOC, incluso ahora son “chic”) e ir caminando a la comunidad. 4d4b7d5a1b6a7dde2e4f3c6ff0c7f614De todos modos, los que viven allí son afines al FMLN, si no se hubieran puesto “Rutilio Grande”, en honor al párroco asesinado en 1977, el próximo beato de la Iglesia salvadoreña… Esta gente no la van a atacar con machetes ni con piedras, aunque sí, no tenga duda, con argumentos y con preguntas incómodas. Por ejemplo: ¿Y usted que habla de “inclusión social”, qué ondas con nosotras? ¿Adónde nos van a incluir?

Retomo esta pregunta: Usted que es secretaria de “inclusión social” (aunque algunas malas lenguas, como yo, más bien hablan de “intrusión”), ¿adónde piensa incluir a las 1200 personas que va a desalojar en San Martín, en su mayoría mujeres y niños que dependen de ellas?

Vanda Pignato

Vanda Pignato

De paso aprovecho para preguntarle: ¿Y qué pasó con las mujeres que reclamaron que parte del terreno donde usted construyó Ciudad Mujer Morazán, en El Divisadero, eran de ellas y que CORSAIN (la holding del Estado salvadoreño para inversiones y otros negocios, a veces dudosos) les habían robado?

A las mujeres de la comunidad Rutilio Grande les recomiendo ir a Ciudad Mujer: dicen que ahí atienden a mujeres que tienen reclamos contra abusos de cualquier tipo contra mujeres. Además les queda cerca… Ya veo los titulares: Ciudad Mujer ocupada por mujeres…

A la PNC le recomiendo: Ya que a ustedes les va tocar desalojar a las familias en la Rutilio Grande, mejor pospongan el plan de rebautizar la Unidad de Mantenimiento del Orden, la famosa UMO, con el nombre de Unidad Especial Monseñor Romero. Por que se vería muy mal el titular: La Monseñor Romero desaloja a la Rutilio Grande.

Disculpe el sarcasmo, Vanda, pero a veces es la única forma de comentar lo absurdo. Saludos, 

firma paolo

EDH20150616NAC008P

Un gobierno sin rumbo que ha abandonado a los salvadoreños. De Norman Quijano

No encuentro elementos positivos dentro de este primer año de gestión del profesor Sánchez Cerén, pero qué se puede esperar de un gobernante que tiene un discurso que varía dependiendo del auditorio que tenga; en Venezuela, habla de que ese país sumido en una profunda crisis por el régimen chavista es su faro; en las marchas del 1o. de mayo, arremete contra la Sala de lo Constitucional y, en Estados Unidos extiende la mano para solicitar ayuda; en definitiva deja mucho qué desear en los niveles de concertación.

San Salvador, 12 de marzo de 2014 El candidato a la presidencial por ARENA, Norman Quijano, durante la conferencia de prensa donde expresó su descontento por las irregularidades cometidas por el TSE, en el desarrollo del escrutinio final de las elecciones del 9M. Foto D1: Nelson Dueñas

Norman Quijano, 3 junio 2015/EDH

Termina un nuevo año de gestión de gobierno del FMLN. Son seis años, en los que la izquierda ha dirigido los destinos del país y, en los cuales, no ha habido más que retrocesos en los diferentes ámbitos de la vida nacional.

Los informes de instituciones como FUSADES, Cámara de Comercio, señalan las deficiencias del gobierno en diferentes áreas estratégicas para el desarrollo del país como educación, salud, seguridad, incluso en la generación de los consensos necesarios para sacar adelante a El Salvador.

La respuesta a estos diferentes informes, tanto por parte del gobierno, como por sus sectores aliados, es desestimarlos y escudarse en una visión ideológica o político partidaria para afirmar que esa realidad que se refleja en los documentos no existe por ser parcializada.

Sin embargo, la mala valoración que se hace de este gobierno no parte de su servidor o de su partido, surge de escuchar a los salvadoreños, compartir sus preocupaciones, y es en ese sentido que aparecen valoraciones como la de la encuestadora CID Gallup afirmando que “por primera vez en la historia se hace una pésima evaluación” al referirse a la valoración que han hecho los ciudadanos del año de gestión del presidente Sánchez Cerén.

Considero que uno de los principales problemas que tiene el gobierno, es que vive inmerso en una burbuja que comenzó a construir hace seis años, y en esa burbuja no entra el verdadero salvadoreño, a lo que sumamos que los funcionarios tampoco salen a la calle, por lo que su consigna de “gobernar con la gente” no pasa de ser eso, una consigna de campaña.

Los ciudadanos saben que hay un enorme déficit entre la oferta electoral que el FMLN ha hecho y el cumplimiento de la oferta. Quizá una de las más obvias es en el tema de seguridad, el cual es un área clave para convertir a El Salvador en un país atractivo para la inversión, que permita en su momento generar mejores oportunidades de desarrollo para los salvadoreños.

Las cifras frías hablan de 21 mil 962 asesinatos en estos seis años de administración de izquierda, hay jornadas en las que se supera la pérdida de 30 vidas por la violencia; reos en prisión, pero con acceso a celulares y televisores; estudiantes que se ven obligados a dejar sus centros escolares por una cuestión de territorialidad establecida por las pandillas, señal de que el Estado poco a poco va perdiendo su control; el cierre de pequeños negocios víctimas de la extorsión y el cobro de la renta por parte de las organizaciones delictivas, y así podríamos continuar describiendo esta realidad.

La falta de claridad en este rubro es obvia cuando se conforma el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia con representantes de diferentes sectores, pero se deja por fuera a los alcaldes, la primera instancia de gobierno que conoce el territorio y tiene el contacto con los líderes comunitarios, empresas, iglesias, con los que se puede formar alianza y trabajar todos juntos en la construcción de una sociedad más armónica.

A esto debemos agregar la problemática educativa en la que tenemos una reducción en la matrícula escolar –317,852 alumnos entre 2010 y 2014–, el cierre de 144 escuelas, y aunque el gobierno se ufana del programa de entrega de útiles y uniformes, de qué sirve eso si los centros educativos no brindan la formación que se desea porque la infraestructura no es la adecuada, los docentes no están suficientemente motivados, los estudiantes de instituciones públicas reprobados en la PAES y no podemos ignorar tampoco el efecto de la seguridad, cuando se conocen casos como el de Metapán, donde las pandillas han amenazado a cuatro centros escolares, además de reportarse unos 600 mil salvadoreños en edad escolar sin estudios.

Y qué podemos decir del área de salud, la cual ha sido noticia estas últimas semanas con los problemas en el Bloom por la suspensión de cirugías, debido a los desperfectos en el sistema de aire acondicionado de los quirófanos; los ascensores arruinados en el Rosales; la falta de lavadoras en el Hospital Nacional de la Mujer; sin olvidar la falta de medicinas e insumos en los centros asistenciales.

Todo esto se vive a pesar que los gobiernos del FMLN, producto de la aritmética legislativa, han sido los que más ingresos han tenido a partir de préstamos –5.540 millones de dólares–, vivimos un endeudamiento galopante que, tarde o temprano, nos comenzará a golpear; pero esta es la única salida que encuentran porque no tienen la capacidad de generar confianza, algo básico para atraer la inversión, que permite haya nuevas fuentes de trabajo, generación de riqueza, y a partir de ahí mejores ingresos fiscales.

No encuentro elementos positivos dentro de este primer año de gestión del profesor Sánchez Cerén, pero qué se puede esperar de un gobernante que tiene un discurso que varía dependiendo del auditorio que tenga; en Venezuela, habla de que ese país sumido en una profunda crisis por el régimen chavista es su faro; en las marchas del 1o. de mayo, arremete contra la Sala de lo Constitucional y, en Estados Unidos extiende la mano para solicitar ayuda; en definitiva deja mucho qué desear en los niveles de concertación.

Sin embargo, nuestra esperanza está puesta en el salvadoreño honrado y trabajador, ese que jornada tras jornada sale a desafiar las adversidades para alcanzar sus sueños; ese compatriota con el que trabajamos y seguiremos trabajando de la mano para sacar adelante al país.

Gobernando con el Frente. De Salvador Samayoa

El presidente ha dicho que gobierna con la gente. Esa es una orientación que podría convertirlo en un mandatario diferente, pero hasta ahora lo más claro es que gobierna con el Frente, y que a ello se debe la parálisis burocrática en algunas oficinas, el sesgo antiempresarial en otras, el comportamiento casi feudal de ciertas instituciones, la incapacidad de muchos funcionarios y la desestructuración e ineficacia del conjunto.

salvador_samayoaSalvador Samayoa, 3 junio 2015/EDH-Observadores

Finalizado el primer año de su gobierno, la mayor parte de encuestas, evaluaciones y declaraciones de dirigentes políticos y representantes gremiales han expresado una opinión bastante negativa de la gestión del presidente Sánchez Cerén. Las críticas se han dirigido al presidente porque es el principal responsable del desempeño del gobierno y porque en esa dirección han apuntado las “katiushas” de los encuestadores y de los periodistas de todos los medios, pero es evidente que el desagrado de diversos sectores y el rechazo de la opinión pública se ha configurado también -y quizá en mayor medida- por el pobre desempeño de muchos altos funcionarios del Órgano Ejecutivo, incluyendo en algunos casos a superintendentes y a presidentes o directores de entidades autónomas.

En su discurso ante la Asamblea Legislativa, como es habitual en estas ocasiones, el presidente hizo una recopilación de sus principales logros. La presentación fue más breve y menos pretenciosa que las de otros presidentes anteriores; más centrada en la ejecución de programas relativamente dispersos que en el análisis de la delincuencia, la perspectiva estructural del crecimiento económico y el bienestar o malestar general de la población.

Quizá la mejor virtud del discurso presidencial, a diferencia de lo ocurrido en el quinquenio anterior, fue la decisión de no dedicar ni una sola línea a descalificar, insultar o amenazar a sus adversarios políticos, a las gremiales empresariales o a los medios de comunicación, a pesar de la dureza de las críticas expresadas en los últimos días. En ese sentido, el discurso exhibió virtudes de madurez, ecuanimidad y tolerancia del presidente, todas ellas importantes para un clima de verdadero respeto a las libertades democráticas.

Por lo demás, nos ha quedado debiendo en áreas vitales para el bienestar de los salvadoreños, áreas en las que el pobre desempeño se ha debido muy probablemente a fallas de origen en la conformación del gabinete de gobierno.

El presidente ha dicho que gobierna con la gente. Esa es una orientación que podría convertirlo en un mandatario diferente, pero hasta ahora lo más claro es que gobierna con el Frente, y que a ello se debe la parálisis burocrática en algunas oficinas, el sesgo antiempresarial en otras, el comportamiento casi feudal de ciertas instituciones, la incapacidad de muchos funcionarios y la desestructuración e ineficacia del conjunto. No porque esté mal llevar al gobierno a cuadros del partido, o porque no haya en el partido y en su base social personas inteligentes y competentes, sino porque la cúpula del partido ha tenido un peso orgánico demasiado grande en las decisiones del gobierno y porque lo ha hecho valer desde una situación de bipolaridad en la que un sector ha actuado con lógica de Estado y de país, mientras que otros han actuado en función de la reingeniería de su modelo de negocios y en función del interés de los aliados coyunturales que le han facilitado su permanencia en el poder.

Probablemente a esa bipolaridad se deba también la amenaza que importantes sectores perciben en relación con el sistema democrático. Para un sector del partido de gobierno, el socialismo ha pasado de ser un modelo ideológico a ser un mero discurso para legitimar un proyecto de riqueza y de poder que ya no tiene genuina pretensión de desarrollo social. En esa lógica ya no se pretende abolir el modo de producción capitalista, sino sustituir a los propietarios de los medios de producción y ocupar el espacio de la clase dominante.

El modelo de Estado autoritario que se percibe en declaraciones y acciones de varios dirigentes del Frente ya no tiene la inspiración del socialismo histórico del siglo XX, ni siquiera la del socialismo del siglo XXI, ambos fracasados por sus grotescas deformaciones. Los amagos de control antidemocrático del Estado responden más bien el modelo de Ortega en Nicaragua, que ya no tiene ni discurso socialista. Es la sustitución por cualquier medio de la “oligarquía tradicional” por una élite emergente. Es el proyecto que el expresidente Saca intuyó, Joaquín Villalobos elevó a categoría de tesis de transformación histórica y Mauricio Funes puso en escena. Es el proyecto de enriquecimiento y de poder político de una nueva oligarquía cuya acumulación originaria está en la apropiación de los recursos y en las concesiones del Estado, y que solo puede articularse, crecer y consolidarse suprimiendo la competencia de la empresa tradicional, abriendo espacio a nuevos socios financieros internacionales, debilitando hasta la irrelevancia a la oposición política, amordazando la libertad de expresión y asumiendo el control total de las instituciones y del aparato coercitivo del Estado.

Allí está el fondo político de la contradicción, la inconsistencia y la ineficiencia que hemos observado en el primer año de gobierno de Salvador Sánchez Cerén. No hay un proyecto monolítico de Estado autoritario en el FMLN o en el gobierno, como se piensa en círculos de derecha. Tampoco hay un juego de “policía bueno, policía malo”. Lo que hay es la coexistencia de dos visiones sobre la gestión del gobierno y de dos apuestas para el fortalecimiento partidario que nunca fueron complementarias o armonizables. Por eso se dividió la formación del gabinete entre los dos pesos pesados del partido; por eso se privilegió el criterio de lealtad sobre el de idoneidad, y por eso, tal vez, no se realizaron los cambios que pedía a gritos la ciudadanía al finalizar el primer año de gestión.

El FMLN tiene todavía mucho potencial y capacidad de reconducción, pero tendrá que decidir con claridad de qué quiere jugar. La lógica de Estado, de país, de desarrollo y democracia tiene adeptos convencidos; la lógica antidemocrática, la de negocios y la de socios, también. El problema no es la contradicción, sino la falta de resolución. Eso es lo que ha hecho que podamos ver a un presidente bueno, en el sentido de ciertas virtudes políticamente importantes como la bondad, la tolerancia, la honradez, el respeto y la ausencia de arrogancia, pero todavía no veamos una buena presidencia, en el sentido más básico del liderazgo y la eficiencia.

Carta al presidente: el discurso que no se atrevió a dar el 1 de junio. De Paolo Luers

No es primer discurso presidencial que me inventé. Recientemente le escribí a Salvador Sánchez Cerén un discurso que lamentablemente no dio en la cumbre de Panamá. En enero 2007 le completé al presidente Tony Saca su discurso del aniversario de la paz: El enigma de la página perdida del discurso presidencial. Voy a seguir probando hasta que algún presidente me contrate. Seréa de choto. (Paolo Luers)

paolo_luersPaolo Luers, 2 de junio 2015/MAS-EDH

Estimado presidente:
Le mando copia del discurso que este año no se atrevió a dar ante la nación. Le recuerdo: Nunca es tarde.

“Hoy me toca rendir cuentas del primer año de mi gobierno. Anoche tomé una decisión, que no ha sido fácil. Decidí no dar el discurso que me preparó mi equipo de asesores. Disculpe, Hato, pero es tiempo de ser sincero y enfrentar los problemas del país – y de nuestro gobierno. No podemos tratar de tapar el sol con el dedo, y la situación del país con retórica.

Iba a hablar de todo los que hemos logrado hacer – y no es poco. Pero decir todo esto, el día de hoy, ante la nación, no sería honesto. Aunque los logros existen, en educación, en nuestros programas sociales, en la cooperación internacional que hemos logrado comprometer con El Salvador, no reflejan el Estado de la Nación.

scc

Foto: Cortesía Casa Presidencial

Como país -y también como gobierno- hemos fallado ante los dos problemas principales que bloquean nuestro desarrollo y nuestro bienestar: la violencia, y la falta de inversión y empleo. Ninguna de nuestras políticas al respecto ha podido revertir las tendencias negativas. El primer paso para superar estas fallas es reconocerlas. Por eso cambié este discurso.

Urjo a la oposición, pero también a mi propio partido y los que han votado por nosotros, no verlo como debilidad sino como oportunidad para desarrollar la fuerza que necesitamos para superar la crisis.

Vengo hoy ante los diputados, los partidos políticos y la nación para anunciar cambios en mi gobierno y sus políticas – y pido para ellos todo el apoyo, de mi propio partido y también de la oposición y del sector privado. He decidido, por el bien del país, erradicar la falla principal que originó que varias de nuestras políticas no hayan sido exitosas: su carácter partidario. Todas las políticas de Seguridad y de reactivación de nuestra economía deben abstraerse de intereses partidarios y electorales. Vamos a dejar atrás la retórica del diálogo y entrar en la construcción de acuerdos pragmáticos y concretos con el sector privado y la oposición. Para este fin nombro como nuevo secretario de Gobernabilidad de la Presidencia al Dr. Fabio Castillo. Mi amigo Hato Hasbún se va a desempeñar como Secretario Privado y jefe del equipo de asesores de la Presidencia.

Nuestro reto más grande es la Seguridad, y requiere de decisiones extraordinarias y fuera de la lógica partidaria. He pedido a Salvador Samayoa, firmante de la paz, asumir la cartera de Seguridad. Salvador es la persona indicada para construir los acuerdos necesarios para una política de Seguridad que sea del Estado, integral y a largo plazo. Es mi amigo, aunque tengo dudas que haya votado por mi. Como ministro le voy a encomendar reformar la PNC, elaborar un plan de retiro de las primeras promociones de comisionados y conformar una estructura de mando libre de contaminaciones partidarias y estrictamente profesional. Dependerá también del nuevo ministro evaluar el trabajo realizado por todas las estructuras relacionadas con Seguridad, incluyendo de Inteligencia y Centros Penales, y proponer los cambios necesarios. Agradezco el aporte de todos los ciudadanos y funcionarios que con entusiasmo y patriotismo se incorporaron al Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana, pero hemos decidido sustituirlo por un organismo más reducido, más efectivo y más profesional, que siempre va a tener como una de sus funciones dialogar con todos los sectores, pero sin convertirse en un parlamento paralelo

He pedido a Guillermo López Suárez que asuma el Ministerio de Hacienda, y vamos a solicitar a todos los ex titulares de esta cartera y del Banco Central de Reserva a integrar un Consejo de Asesores para asegurar la responsabilidad fiscal del gobierno.

El Ministerio de Economía necesita mucho más dinamismo y autonomía que hasta ahora ha tenido. He pedido al Dr. Roberto Rivera Campos a asumir este ministerio y, de manera prioritaria, a proponer reformas de las dependencias y autónomas relacionadas con el desarrollo económico, como la CEL, CEPA, Proesa, Corsain y otros. De antemano pido a todos los funcionarios relacionados a ALBA a renunciar a sus cargos en el gobierno.

Al resto de mi gobierno les solicito mostrar apertura y aportes constructivos a los cambios hoy anunciados. A la oposición pido que no se cierra a apoyarnos donde hay coincidencias, y de criticarnos constructivamente donde hay divergencias.

A mi partido pido que separemos los intereses del gobierno de los intereses partidarios. Es su legítimo derecho de este partido seguir debatiendo que tipo de socialismo quiere construir. Pero yo, como presidente de todos los salvadoreños, y mi gobierno vamos a enfocarnos en cómo superar la violencia y la falta de empleo y crecimiento económico.

Al pueblo salvadoreño pido que no abandone la confianza en el país.”

No se olvide: nunca es tarde. Saludos, Paolo