Jorge Ávalos

Esta elección no es una apuesta: es una afirmación de tu libertad. de Jorge Ávalos

Hay varias maneras de votar, explica el columnista Jorge Ávalos, pero advierte que en realidad sólo hay tres opciones de voto determinantes: el tradicional voto por bandera; el novedoso voto por cara; y el polémico voto cruzado. Aquí razona una recomendación: “Yo creo que tu voto será más poderoso si sólo votás por esos diputados en los que sí creés, en los que sí tenés confianza. Esos son pocos, muy pocos. Elegí a uno o dos por los que podás votar con absoluta certeza de que no te estás equivocando y tu voto será más fuerte, porque estás votando en función de una convicción racional y no de una especulación.”

Jorge_Avalos_perfil

Jorge Ávalos *

Estamos a la puerta de una importante elección de diputados. Es importante porque las nuevas opciones de voto nos ubican más cerca que nunca de una elección que tendrá resultados más representativos y, por lo tanto, más democráticos. Pero hay un asunto que puede confundir tus prioridades a la hora de votar, porque si bien hay cinco maneras distintas de marcar tu papeleta, en realidad sólo estás ejerciendo tres opciones distintas de voto. Tener claridad sobre esta distinción te ayudará a tomar una mejor decisión.

Para empezar, el voto no es tan fácil como lo dice el Tribunal Supremo Electoral (TSE), que no nos cumplió a los votantes en explicar bien a qué nos enfrentamos en términos de métodos de marcar una papeleta. Hay modos de votar que anularán tu voto, por ejemplo: marcar más de una bandera; o marcar una bandera y los rostros de otros partidos. Por lo que ahora veo en videos y otros recursos de la sociedad organizada que explican cómo votar, hay por lo menos cinco maneras de hacerlo, como lo explica muy bien este video de El Diario de Hoy. Apartá un par de minutos de tu tiempo, buscá esta información y aprendé, que no es tan difícil.

Las tres opciones de voto

Cuando digo que hay tres opciones distintas me refiero a éstas: el voto por bandera; el voto por cara; y el voto cruzado. Si aprendés los distintos métodos de votar, descubrirás que hay más de una manera de ejercer estas opciones la momento de marcar la papeleta o, incluso, de combinarlas, pero al final, tu herramienta democrática son estas tres opciones. ¿Por qué? Porque es sólo por medio del voto cruzado y el voto por cara que lograrás incidir en la conformación de la Asamblea Legislativa.

El voto por bandera es el método tradicional y representa el pasado: es el sistema de voto que ponía la elección de los diputados en manos de los partidos, y es responsable de que hayan diputados que usen su curul para la impunidad, el abuso de poder o los gastos excesivos para viajes y viáticos. El voto por cara y el voto cruzado son el futuro, y al utilizarlos ejercitás con fuerza tu derecho a la democracia, porque te permite determinar quién entra y quién sale de la cámara legislativa.

El FMLN está llamando a que votés sólo por bandera. Lo que te puedo decir sobre esto es lo siguiente: no es necesario. Más importante aún, en cierto sentido, es inútil. En el pasado, si votabas por bandera, el partido podía elegir quién entraba o no a la Asamblea de acuerdo al orden que los directivos del partido imponían en la papeleta. A partir de este año, la Sala de lo Constitucional prohibió esto porque según la Constitución sólo el ciudadano tiene el derecho de elegir quiénes lo representan. Por lo tanto, el voto por bandera ya no se puede usar como el FMLN quisiera.

A partir de esta elección el que sí vota por cara dentro de un partido es el que va a elegir quiénes se convertirán en diputados, por encima de los que votan sólo por bandera. Por ejemplo: Si 90 personas marcan bandera y 10 marcan cara dentro de ese partido, los 10 que marcan cara elegirán quiénes estarán en la Asamblea por ese partido; por eso existe la opción de votar por bandera y, dentro de ese partido, elegir caras. Pero si querés votar por un partido y elegir quiénes te representan dentro de ese partido, hay un mejor método de votación.

El mejor método de votar por un partido comienza por una elección rigurosa y decisiva entre el voto por bandera y el voto por cara. Considerá estos tres pasos:

1. Rechazá el voto por bandera

En primer lugar, decidí que no vas a votar por bandera. Marcar bandera divide tu voto en fracciones para cada uno de los diputados de ese partido. El peligro de esto es que contribuye a mantener en sus partidos a gente con una notoria trayectoria de abuso. Te doy algunos ejemplos de diputados cuestionables por los que yo no votaría nunca, sólo para que entiendas cómo se aplica la lógica de no votar por bandera.

Están los diputados que se escudan en su fuero para no ser llevados a la justicia: Francisco Merino, del PCN, fue arrestado mientras manejaba en estado de ebriedad y con un arma de fuego intentó asesinar a una mujer policía, un hecho por el que nunca fue procesado porque la Asamblea no le quitó el fuero; a Enrique Valdés, de ARENA, se le ha acusado de haber recibido salario como asesor de ginecología en el Centro Nacional de Registros, una trabajo que no es compatible con esa institución y que no realizó, pero nunca fue investigado por esto pese a que existen pruebas contables.

Están también los diputados que gastan excesivamente los fondos públicos sin explicar cómo o por qué. Pero además resulta que estos son también los más abusivos al momento de incumplir sus responsabilidades de trabajo. Los directivos del FMLN, juntos, son los diputados que más han gastado en viajes al extranjero y en viáticos. Sólo entre mayo del 2012 y diciembre de 2014, según datos oficiales de la Asamblea, diputados del FMLN gastaron $353,680 en viajes y viáticos, más que cualquier otro partido. Artículos periodísticos revelan también que los diputados que menos hacen su trabajo por ausentismo también son directivos del FMLN: Medardo González sólo ha asistido seis veces a la Asamblea en los últimos tres años. Y Sigfrido Reyes, que ha sido vinculado a un posible caso de corrupción, tiene el dudoso mérito de ser el diputado que más viaja por todo el mundo y el que tiene el más alto récord de no asistir a sus reuniones de trabajo legislativo: un increíble 99 % de ausentismo. Otro jefe de bancada, Guillermo Gallegos de GANA, recibió de la Asamblea más de $17,000 en compensación por viajes que nunca realizó y que, además, justificó con documentación fraudulenta.

Hay otro tipo de diputados que también se manifiestan siempre en contra de cualquier cambio o renovación, esos que sólo trabajan en función de sus partidos. Un periodista, Sergio Arauz de El Faro, coloca a Norma Guevara, por ejemplo, en una lista de los diputados por los cuales no hay que votar porque es “la típica dirigente política que fomenta la fe ciega entre sus militantes”, pero lo más preocupante es que no sólo fomenta la fe ciega sino que trata a toda costa en promover leyes que colocaría candados a las decisiones del partido negando la opinión de los militantes. Según Arauz, Guevara es “una de las dirigentes del FMLN que defiende ocultar la identidad de los donantes de los partidos políticos y es una detractora de las reformas electorales que ahora permiten elegir por rostro”.

¿Realmente querés a gente así en la Asamblea Legislativa, representándote? Con el voto por cara, los podés sacar. Es simple. Ya que sabes que hay ciertos diputados de tu partido que no querés en la Asamblea Legislativa, lo único que tenés que hacer para negarles el voto es NO votar por bandera.

2. Elegí el futuro electoral: el voto por cara

Ahora bien, para que funcione tu rechazo al voto por bandera necesitás tener uno o más candidatos de tu partido a quienes sí querés ver trabajando en la Asamblea. Tu voto por cara tendrá más peso que el voto de los que sólo votan por bandera. Entonces, son dos pasos: a) No marqués la bandera; y b) Sólo marcá las caras de los candidatos en los que sí tenés confianza. De esta manera, todo el peso de tu voto va a esas caras.

3. Pensá si realmente necesitás o no el voto cruzado

En esta elección tenés una nueva opción: el voto cruzado, eso significa que si rechazás el voto por bandera y elegís en cambio el voto por rostro, entonces también podés votar por más de un partido político. No olvidés que sólo podés optar al voto cruzado si primero rechazás el voto por bandera.

Actualmente hay un movimiento por aprovechar al máximo el voto cruzado. Yo tengo un problema con esto, y es sólo mi opinión pero la quiero explicar. Pese a las tres opciones que tenemos, como ciudadano sólo tenemos derecho a un voto. Cuando marcás más de una cara fraccionás tu voto en partes iguales; pero si votás, además, por varios partidos, tu voto no sólo se fraciona sino que también parece diluirse. Si esto es cierto o no, todavía no está comprobado. Las explicaciones que yo he recibido sobre cómo se contabiliza el voto no me convencen del todo. Así que guardo un poco de sospecha. Es mi derecho. Pero tengo otra razón para no distribuir excesivamente mi voto, y que es más poderosa que las dudas que todavía guardo hacia el TSE.

Mi razón es una convicción. Creo que lo más importante que podemos hacer en esta elección es transformar el perfil de la Asamblea Legislativa. Para hacer eso sólo tenemos que sacar a los abusadores, a los que la sabiduría popular llama los “dinosaurios”, y renovar la plana con nuevos rostros y con los diputados que ya se pusieron a prueba y nos demostraron que sí trabajan por sus departamentos y que no abusan de su poder.

Yo creo que tu voto será más poderoso si sólo votás por esos diputados en los que sí creés, en los que sí tenés confianza. Esos son pocos, muy pocos. Elegí a uno o dos por los que podás votar con absoluta certeza de que no te estás equivocando y así tu voto será más fuerte, porque estás votando en función de una convicción racional y no de una especulación.

Conclusión

Estas son mis recomendaciones: rechazá el voto por bandera; elegí, en cambio, marcar caras; y decidí con absoluta convicción por uno o dos diputados en los que sí creés. Y si también vas a tomar provecho del voto cruzado, te recomiendo que te mantengás dentro del margen de tus convicciones y eso, supongo, significará que no votarás por más de dos partidos.

Una elección no es una apuesta. Es una reafirmación de tu libertad y de tus derechos ciudadanos.


* Periodista premiado por Transparencia Internacional, APES, el CDC y por el Instituto de Derechos Humanos de la UCA.

Anuncios

El Plan municipal de Edwin Zamora, ¿fue copiado por Nayib Bukele?

El lunes 27 de enero, Edwin Zamora, candidato por el partido ARENA, presentó su plataforma de Gobierno Municipal: San Salvador más Humano. Diez días después, el candidato del FMLN, Nayib Bukele, lanzó su propio plan, titulado Nuevas Ideas. Después de la larga campaña anunciando su plan en vallas, radiodifusoras, redes sociales y televisión, lo que menos que podíamos esperar era un par de “nuevas ideas”. Pero un examen de su plan nos revela que éste no contiene ni una sola idea nueva. El plan de acción de Edwin Zamora es, en esencia, el mismo que presentó Bukele una semana y media después. Más sorprendente todavía, es que los puntos de la plataforma de Zamora que los troles anónimos han atacado con más saña, como la video vigilancia de las zonas metropolitanas, también están en el “plan” Bukele. A continuación presentamos una serie de cuadros comparativos en base a temas.

Logo SVJorge Ávalos

Puedes bajar el cuadro comparativo en formato PDF pulsando el siguiente enlace:

Comparativa de planes municipales 2015

O puedes verlo a continuación.

Tabla comparativa de los
planes de gobierno municipal de
EDWIN ZAMORA y NAYIB BUKELE

01 planes 02 planes 03 planes 04 planes 05 planes 06 planes 07 planes 08 planes 09 planes

¿Quién violó derechos laborales, Nayib Bukele o la “Alcaldía”?

20150209 LPG Bukele y derechos laborales

En agosto de 2014 la Alcaldía de Nuevo Cuscatlán fue condenada a pagar una multa de $3,263.40 por violar los derechos laborales de un trabajador. ¿Es responsable Nayib Bukele de esta violación a los derechos laborales? La ley dice que sí.

Jorge Ávalos

Después de que Edwin Zamora revelara que la Alcaldía de Nuevo Cuscatlán perdió una demanda laboral, los dirigentes de la campaña sucia pro Nayib Bukele se volcaron, este día, en contra del medio que retomó la noticia: La Prensa Gráfica. El ataque de los troles en contra de este medio de prensa se enfoca en la noción de que si es la Alcaldía la que fue sancionada por el Tribunal del Servicio Civil, entonces el medio tergiversa la noticia al enfocar la responsabilidad sobre el alcalde de Nuevo Cuscatlán, Nayib Bukele. Es un buen punto. Pero se equivocan: el responsable de la violación a los derechos laborales en Nuevo Cuscatlán es Nayib Bukele.

En realidad, a los troles no les importa si tienen razón o no cuando lanzan sus ataques. En este caso, lo que están tratando de hacer es de difundir la idea de que Bukele no es responsable directo de una violación a los derechos laborales y, si pueden, también están tratando de desprestigiar a La Prensa Gráfica para convencer a los seguidores de Bukele de que la información que están publicando no es confiable; esta es la misma estrategia que utilizan en contra de El Diario de Hoy, de El Faro y de cualquier otro medio que revele alguna verdad incómoda sobre el candidato del FMLN por San Salvador.

Durante el debate electoral del 8 de febrero de 2014 que transmitió el canal 33, el candidato a alcalde por ARENA reveló la verdad incómoda de la responsabilidad del candidato del FMLN en una violación a los derechos laborales. Bukele, visiblemente perturbado, afirmó que la responsabilidad de ese caso no era suya, pero no negó la veracidad de la acusación que hizo Zamora, quien la sacó a luz argumentando que no se le podía acusar a él de violar derechos laborales, pese a su larga carrera como empresario. Acorralados, los activistas de Bukele trataron de desvincular al candidato del FMLN de esa violación al Código de Trabajo.

Al día siguiente del debate, La Prensa Gráfica publicó una breve noticia en su sitio de Internet: Ministerio de Trabajo sancionó a Bukele por violar derechos laborales.  A continuación de la nota adjuntan el informe completo del Ministerio de Trabajo en donde aparece ese dato. Allí se explica que en el 2014, “durante el mes de agosto, se presentaron 793 multas por violación a los derechos laborales de las trabajadoras y trabajadores, impuestas a empresas o personas naturales”. E indica, además, que éstas “fueron remitidas a la Fiscalía General de la República, para su posterior cobro por el Ministerio de Hacienda.” La multa número 36 por “violación a los derechos laborales” le corresponde a la Alcaldía Municipal de Nuevo Cuscatlán, y es por $3,263.40.

El dato, por lo tanto, es cierto. La pregunta a continuación es: ¿Tiene Nayib Bukele responsabilidad sobre esta violación laboral, ya corroborada por las autoridades competentes, el Tribunal del Servicio Civil y el Ministerio de Trabajo? La respuesta está en el texto de la ley, pues el Código de Trabajo debe respetar el debido proceso que ordena la Constitución de la República, y esto incluye informar a la autoridad legal que representa a la Alcaldía de Nuevo Cuscatlán: su alcalde, Nayib Bukele, en este caso. El proceso descrito en el Código de Trabajo, en los artículos 422 y 424, incluye para el patrono (el alcalde/la alcaldía) la opción de conciliar con la parte demandante. En este caso, como hubo multa, significa que el alcalde Bukele también fue informado de esto (tuvo que haber sido informado por la Corte), pero rehusó conciliar con la persona demandante. El proceso se abrió, la Alcaldía perdió el caso, y el Gobierno Municipal de Nuevo Cuscatlán fue sancionado con una multa.

Según el Código de Trabajo, no se puede evadir responsabilidad de la sentencia negando u ocultando el nombre del representante patronal o legal del centro de trabajo demandado. En el artículo 421 esto se hace explícito: “Si una persona jurídica es titular del centro de trabajo donde se prestan o hayan prestado los servicios con motivo de los cuales se entable una demanda, será suficiente que ésta contenga la identificación de dicho centro, para que se entienda incoada contra aquélla y, además, contra el representante patronal que en ella se nomine“.

En los artículos 423-424 se explica que si la sentencia condena a un gobierno municipal “al pago de una cantidad líquida, el juzgador hará saber el contenido de aquélla y su calidad de ejecutoria al… funcionario que determine la ley de la materia, a fin de que libren y autoricen las órdenes de pago con cargo a las partidas correspondientes del Presupuesto General de Gastos.” Según el Código de Trabajo, y considerando el informe del Ministerio de Trabajo, el alcalde de Nuevo Cuscatlán, Nayib Bukele, el mismo que debió tomar la decisión de no conciliar con una persona que los demandó por violar sus derechos laborales, fue informado en agosto de 2014 que había perdido la demanda laboral y que a partir de ese momento, la Fiscalía General de la República había sido informada para que efectuara el cobro respectivo o tomara acción en contra del municipio si no cumplían con la sentencia.

Conclusión: por efecto de sus decisiones, el alcalde Bukele es responsable, primero, de negar la validez de una denuncia de violación a los derechos laborales de una persona, y, segundo, de proceder a un proceso que la Alcaldía de Nuevo Cuscatlán perdió en contra de una persona que luchó por hacer valer sus derechos laborales bajo “los principios doctrinarios de la justicia social”, sobre los cuales se basan las decisiones de los tribunales.

San Martín y la caída de Bukele

Plaza San Martín

Artículo de El Diario de Hoy del 30 de enero de 2015 que confirmó que Nayib Bukele se había equivocado durante el primer debate electoral, porque sí existe en el centro de San Salvador la plaza San Martín.

En el debate del domingo 8 de febrero, el candidato del FMLN por San Salvador, Nayib Bukele, insistió que no se había equivocado al decir en el primer debate que no existía la plaza San Martín, porque no está dedicada a “San Martín, el santo” sino a “San Martín, el libertador”. ¿Es esto importante? Si hablamos del carácter de los candidatos, sí lo es, dice nuestro columnista.

Jorge Ávalos

Cuando yo era niño y estudiaba en un colegio católico, el Externado de San José, nuestro maestro de catecismo nos contó un chiste sobre San Martín. Sí, señor Nayib Bukele, a diferencia de otras religiones, en el catolicismo podemos contar chistes sobre nuestros profetas, nuestros beatos, nuestros santos e, incluso, le contamos cuentos a los niños sobre el buen sentido del humor de Dios, que creó a un mamífero con boca de pato —el ornitorrinco—, que le dio un cuello muy largo a la jirafa, una nariz extraña al elefante, un cuerno que hace bizco al rinoceronte y que a la pobre gallina la hizo parir huevos grandes pese a darle un culo tan chiquito.

El chiste sobre San Martín es sobre un hombre tan arrogante, que siempre creía tener la razón. No, senor Bukele, no me estoy inventando esto aunque le caiga tan al pelo. El personaje del chiste de San Martín estaba siempre convencido de tener la razón, pese a que nunca estaba en lo correcto. Él creía saberlo todo pero siempre, sin excepción, tomaba la senda equivocada y era incapaz de aceptar que no sabía algo cuando se le señalaba un error o cuando se le reclamaba. En una ocasión tomó un vehículo que no sabía conducir, por un camino por el que no debía transcurrir, y tras un grave choque quedó colgado de una rama al borde de un abismo. En ese momento, invocó al primer santo que se le cruzó por la mente.

“¡Salvame, San Martín, salvame!”, rogó.

En ese instante, flotando en el aire, apareció la figura piadosa del santo extendiéndole la mano. Aliviado, el hombre arrogante trató de agarrar la mano pero, en ese instante, el santo la retiró.

“Dime, hijo mío”, dijo el santo, “¿cuál San Martín soy yo, el de Porres, el Papa, o el de Tours?”

En la religión católica, señor Bukele, no existe un San Martín a secas. Cada uno de nuestros santos llamados San Martín lleva un apellido distinto —San Martín de Porres, San Martín Papa y San Martín de Tours— y cada uno responde al llamado piadoso de diferentes tribulaciones humanas. Al hombre al borde del abismo se le habría aparecido San Martín Papa, pero no para ayudar a la persona en apuros, sino para recordarle que si actuó bien, su sufrimiento sobre la tierra le parecerá muy breve en comparación con el “inmenso gozar en la gloria celestial”.

San Martín Papa no llega para salvarte de una caída, sino para confirmarte que vas a caer.

Podría decirnos, señor Bukele, ¿de cuál “San Martín, el santo” nos habló durante el debate electoral del domingo 8 de febrero?

¿Cómo es posible, señor Bukele, que ahora pretenda aparecer ante la gran población católica de San Salvador como un experto en santos? Durante el debate le dijo a su contendiente en las elecciones, Edwin Zamora, que usted no se equivocó antes al decir que la plaza San Martín no existe, porque no es la plaza de “San Martín, el santo”, sino la plaza de “San Martín, el libertador”. Eso lo sabíamos todos los que no estuvimos distraídos en las clases de historia de primaria, porque sólo hay un San Martín a secas a quien le podríamos dedicar una plaza pública en el centro de San Salvador: el libertador argentino José de San Martín. Es a los paladines de la libertad a quienes les dedicamos estas plazas o bulevares en San Salvador, como a Morazán o a Bolívar, o a los Próceres o a los Héroes que lucharon contra la colonia o la dictadura.

El que convirtió este tema en un asunto electoral fue usted, señor Bukele. Yo habría creído que estos pequeños errores que cometió en el primer debate no habían tenido ninguna importancia. Los habíamos olvidado. Pero entonces reapareció en el debate del domingo 8 de febrero para intentar demostrar a toda costa que usted nunca se había equivocado: argumentó que no se equivocó al usar una cifra sin fundamento técnico para cuantificar a la población de San Salvador (la única fuente oficial y de valor técnico es el censo, no el padrón); y argumentó que no se equivocó al decir que no existía la plaza San Martín. Todos lo vimos hacer el ridículo insistiendo en datos falsos para tratar de ganar argumentos irrelevantes.

Es usted señor Bukele quien puso este tema sobre la mesa: el de la integridad de carácter, una virtud que, para sostenerse, requiere de humildad ante los errores propios. Sin esa capacidad de aceptación de los errores que se cometen, no puede haber liderazgo, porque usted, como lo demostró en el debate, prefiere mantenerse en el camino del yerro sólo para probar que es infalible. Eso es lo que nos demostró con su cantinflesco argumento sobre el tema más insignificante en esta elección. Nos demostró que, para usted, defender su orgullo es más importante que tratar los temas sobre los cuales los ciudadanos de San Salvador piden soluciones. Y el tema de su orgullo sí es importante esta vez, porque va al corazón de la contienda y porque a esto se reducen las evaluaciones de los electores en estos últimos días antes del día del voto: ¿Cuál candidato tiene la capacidad, la integridad y el carácter para servir a los capitalinos?

Porque esto sí lo necesitamos a toda costa: un alcalde consciente de la responsabilidad de su servicio público hacia la capital. Es decir, alguien con la capacidad para manejar y aplicar bien sus conocimientos, la integridad para ser consistente con sus principios ante las más diversas situaciones y el carácter para afrontar momentos difíciles sin perder de vista que se trabaja por el bien de una ciudad y no de su imagen personal.

Le comparto un último chiste antes de despedirme. Es uno de mis favoritos, y nos enseña que hay que contar siempre con buenos asesores. Es sobre San Pedro y su gran asesor: Jesús el Nazareno. Cuentan que en cierta ocasión, ambos se conducían en una frágil barca por el mar cuando se desató una tormenta. Entre aquellas aguas agitadas, la vida de ambos estaba en peligro. “Seguime”, dijo Jesús, muy tranquilo, salió de la barca y caminó sobre las aguas hacia la orilla. Pedro, que todavía no era santo, comprendió que sólo la fe lo podía salvar y decidió seguir a Jesús. Pero cuando puso sus pies en el agua, se hundió. Estaba a punto de ahogarse, cuando Jesús se le acercó y le dijo: “Por las piedras, Pedro, no seás bruto, caminá por las piedras, que sólo Dios puede caminar sobre las aguas”.

Santa Tecla: una tragedia evitable

Armando Flores 201412 01

Declaraciones de Armando Flores, candidato del FMLN por Santa Tecla, generan controversia. En una entrevista de televisión, el candidato a alcalde por la cabecera de La Libertad, se desligó de la tragedia del 1/4 de milla en Santa Tecla con una frase que ofendió las sensibilidades de la población, al decir que no hablaría más del suceso porque era “un desvío a la atención de los temas centrales de Santa Tecla”. Correspondencia del Viceministerio de Transporte reveló que el municipio no estaba autorizado para realizar el evento, el cual se usó para promocionar al candidato del FMLN.

Jorge Ávalos

Armando Flores, candidato del FMLN por la Alcaldía de San Salvador, se desligó de tener responsabilidad alguna de la tragedia del “1/4 de milla” en Santa Tecla durante un entrevista televisiva, refiriéndose al incidente como “un desvío a la atención de los temas centrales de Santa Tecla” , pese a que existen pruebas de que fue la Alcaldía de Santa Tecla la que puso en peligro la vida de los espectadores al llevar a cabo, con fines electoreros, un evento no autorizado por el Viceministerio de Transporte.

Solicitud de Santa Tecla

Carta de solicitud de permiso de la Alcaldía de Santa Tecla para realizar el evento “1/4 cuarto de Milla”.

Aunque Flores dijo ser “respetuoso de la ley” y “solidario con las familias afectadas”, enfatizó no haber tenido ninguna vinculación a la organización del evento. “No soy organizador” y “no soy autoridad”, le dijo el candidato del FMLN a Moisés Urbina del programa Frente a Frente.

Su negativa a responder preguntas sobre el incidente por considerarlo “un desvío” de los principales temas de su campaña provocó fuerte reacciones de las víctimas y de otros implicados en el incidente, en vista de que existen pruebas de que los permisos correspondientes para llevar a cabo una carrera de automóviles en las calles de la ciudad de Santa Tecla fueron gestionados por la alcaldía y, posteriormente, ignorados cuando el Viceministerio de Transporte le prohibió al municipio realizar el evento porque no llenaba los requisitos básicos de operatividad ni de seguridad.

En una carta fechada el 2 de diciembre, Edwin Ernesto Flores Sánchez, el director general de Tránsito le prohibió a la Alcaldía de Santa Tecla realizar el evento porque las calles de la ciudad no llenan requisitos mínimos de seguirdad para los espectadores.

Tal y como lo explica el Viceministerio de Transporte en su comunicación oficial, recibida por la Alcaldía el 4 de diciembre, “La edificación de las pistas de carrera de autos debe adherirse a normas estrictas en cuanto a su rodaje, diseño y medidas utilizadas para tal fin, y deben operar con dispositivos especiales y bajo condiciones que garantizan la seguridad de los espectadores que asisten al evento, por la alta velocidad con la que se desplazan los vehículos”.

Carta en la que el VMT niega autorización a la Alcaldía de Santa Tecla para realizar el evento "1/4 de Milla".

Carta en la que el VMT niega autorización a la Alcaldía de Santa Tecla para realizar el evento “1/4 de Milla”.

Pese a esta advertencia técnica que señala como prioridad garantizar la seguiridad de la ciudadanía, razón por la cual no lo autorizó, la Alcaldía de Santa Tecla procedió a realizar el “1/4 de Milla”, dándole particular prominencia durante el evento al candidato Armando Flores. La neglicencia de las autoridades municipales, que dieron luz verde a un evento ilegal dejó un saldo mortal.

El 21 de diciembre el “1/4 de milla”, el evento promocionado por la Alcaldía de Santa Tecla como un “evento familiar”, pero que resultó ser un evento electorero del FMLN, se convirtió en una tragedia cuando seis personas fueron arrolladas, cobró la vida de un niño y dejó a otra persona al borde de la muerte.

Hasta la fecha, Oscar Ibañez, el piloto que manejaba el automóvil que se accidentó, es la única persona que enfrenta cargos por el incidente, pese a que la responsabilidad final de la realización del evento, los que por ley debían garantizar la seguridad de los espectadores, como lo prueba la carta del VMT, recae únicamente en la Alcaldía de Santa Tecla.

En reacción a las declaraciones de Armando Flores, la revista TodoMotor publicó el lunes 19 de enero, 2015, estas palabras de Antonio Ibañez (hermano del piloto, Oscar Ibañez:

Nos da cólera e indignación la manera en la cual las otras partes implicadas en el lamentable accidente, se quieren lavar las manos así de fácil y peor que sale diciendo ese señor candidato a alcalde, hoy, que ellos han estado abiertos a apoyar para que esto se resuelva, y eso es totalmente mentira. Nosotros hemos llegado a la alcaldía para que juntos podamos enfrentar la situación y lo que nos hemos ganado son amenazas.

Lastimosamente nosotros (los pilotos invitados al evento) tuvimos la mala suerte de llegar a competir ahí, invitados por una organización que era apoyada por la alcaldía, pero ahora, ante este gran problema, nos ha tocado enfrentar las consecuencias solos. Pareciera que quieren dejarnos toda la responsabilidad a nosotros y ellos quedar limpios, bien dice el dicho que al chucho mas seco se le pegan las pulgas.

Nosotros ya estamos dentro de un proceso judicial, y como personas responsables, estamos dando la cara y afrontaremos las consecuencias que vengan, pero eso si, lo estamos haciendo solos, porque los demás que están metidos en esto, además de irresponsables son unos cobardes…

Los tuits de Armando Flores

Un tuit enviado por Armando Flores invitando a la población a asistir a una carrera de carros ilegal.

Un tuit enviado por Armando Flores invitando a la población a asistir a una carrera de carros ilegal.

Desde horas de la mañana en su cuenta de Twitter, el candidato del FMLN, Armando Flores, invitó a los tecleños a asistir a un evento ilegal: las competencias de velocidad de carros de cuarto de milla. Posteriormente colocó otro tuit donde aparece una fotografía en la que señala que ya se encontraba disfrutando de las competencias ilegales en una calle de Santa Tecla.

Luego de la tragedia, que dejó a un niño muerto, a un joven en coma, y a varias personas seriamente golpeadas, los tuits fueron borrados de la cuenta de Armando Flores, lo que valió que varios medios de comunicación informaran de lo sucedido.

En las redes sociales, la actitud del candidato del FMLN provocó severas críticas por haber, primero, alentado a la población a asistir a un evento peligroso y por haber intentado borrar rastros de su promoción del mismo cuando se dio a conocer el saldo trágico de las carreras ilegales.

Tuit Armando Flores 2

Otro tuit del candidato del FMLN en el que invita a las familias tecleñas a un evento peligroso e ilegal de carreras de autos.

Según las declaraciones de los pilotos, la Alcaldía de Santa Tecla nunca les informó de que el evento no tenía el aval de las autoridades competentes. Es por esta razón que las evasivas y la frialdad con la que el candidato ha respondido a la tragedia ha ofendido a los tecleños.

Las evasión de responsabilidad de Armando Flores refleja la actitud del actual alcalde. Antes de que se supiera que había pruebas que confirmaban la responsabilidad de las autoridades municipales, el alcalde Carlos Palma indicó, en un comunicado, que él y Armando Flores sólo participaban en el evento en calidad de invitados y responsabilizó de la organización del evento a Drag Tecleños:

El Gobierno Municipal de Santa Tecla dirigido por el Alcalde Carlos Palma y su Concejo Municipal, lamentan el accidente ocurrido esta tarde en el evento Cuarto de Milla, que dejó dos víctimas mortales y lesionados, por lo que nos solidarizamos y nos unimos al dolor de las familias. De manera contundente es necesario aclarar que los responsables de este evento automovilístico es Drag Tecleños, nuestros representantes Municipales asistieron como invitados al acto inaugural.

Primer Comunicado de AST

Ignacio Marthell, director del Drag Tecleño, dijo desconocer que el evento no estaba autorizado por el Viceministerio de Transporte. De hecho, hay comunicaciones suyas en las que difunde la noticia de que la Alcaldía de Santa Tecla le informó a él que el evento no se llevaría a cabo en una autopista sino en una calle interna de la ciudad, como “el nuevo sitio que ha autorizado la comuna junto con las autoridades del VMT”. En efecto, la Alcaldía de Santa Tecla cambió el evento que habría tomado lugar en el Boulevard Monseñor Romero (Diego de Holguín) y la reubicó a una calle interna de la ciudad de Santa Tecla, pero sin la autorización del VMT. Y esa mentira se convirtió en un grave acto de negligencia por parte de las autoridades municipales que creó las condiciones para que ocurriera una tragedia que podría haberse evitado.

Afiche del evento "1/4 de Milla Tecleño Internacional" donde la Alcaldía de Santa Tecla aparece como primer patrocinador.

Afiche del evento “1/4 de Milla Tecleño Internacional” donde la Alcaldía de Santa Tecla aparece como primer patrocinador.

La verdad sobre el SITRAMSS

terreno soya .eps

De cómo el Ministerio de Obras Públicas, a través del Viceministerio de Transporte, conspiró para despojar a la Alcaldía de Soyapango de un terreno destinado para construir el primer parque infantil del munipio, con el propósito de utilizarlo para construir la Terminal del SITRAMSS. Los funcionarios implicados al momento de realizar esta obscura transacción fueron Nelson García, viceministro de Transporte; José Roberto Góchez, viceministro de Vivienda; Carlos “El Diablito” Ruiz, alcalde de Soyapango en ese entonces, y actual candidato a diputado por el FMLN; y Gerson Martínez, ministro de Obras Públicas, que encubrió el hecho y decidió no investigarlo cuando salieron a la luz pública noticias de las irregularidades. En el transcurso de la semana publicaremos la documentación oficial que sustenta los datos e información citada en este artículo.

Jorge Ávalos
@Avalorama

El Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana (SITRAMSS), un proyecto impulsado por el Viceministerio de Transporte del ramo de Obras Públicas, tiene a su base una transacción inmobiliaria que podría ser doblemente ilegal.

Por un lado, el terreno era un bien público municipal que fue transferido al Estado durante un lapso de tiempo cuando era prohibido hacerlo. Por otro, para negociar esta transacción, funcionarios de Gobierno ofrecieron, a cambio del inmueble, un terreno que no era propiedad estatal.

La suma de estos dos actos, y en el tiempo en que se realizaron, apuntan a una posible inconstitucionalidad por parte del Ministerio de Obras Públicas y de su titular, Gerson Martínez, quien ha defendido esta transacción y el acuerdo que la sustenta.

Tres funcionarios públicos participaron en formalizar esta transacción: el exalcalde de Soyapango, Carlos “El Diablito” Ruiz (actual candidato a diputado por el FMLN); el viceministro de Transporte, Nelson García; y el viceministro de Vivienda, José Roberto Góchez.

Esa transacción fue crucial para iniciar el proyecto del SITRAMSS, porque sin una terminal de origen para todo el sistema de transporte, no habría sistema. Los primeros fondos que otorgaría el Banco Interamericano de Desarrollo para el afamado proyecto de transporte estarían destinados, precisamente, para construir la infraestructura de una terminal de origen como piedra de toque de todo el sistema de transporte. Es por eso que cuando tuvo la oportunidad, Nelson García no dudó en obtener el terreno en cuestión a toda costa. Y ese terreno lo descubrió cuando se anunció en Soyapango el inicio de obras de un nuevo parque infantil.

El inmueble en cuestión es un terreno de 9,844 metros cuadrados que compró la Alcaldía de Soyapango el 27 de noviembre de 2007 con el propósito de construir ahí el primer parque local destinado a la recreación familiar.

Este terreno, ubicado sobre la Avenida Rosario en el cantón Buenavista y actualmente valuado en un millón de dólares ($957,400 en su primer valúo), fue donado al Estado por el exalcalde de Soyapango, Carlos Ruiz, el 27 de abril de 2012, un mes y medio después de perder las elecciones y apenas tres días antes de entregar el poder.

El Código Municipal, la ley que rige las acciones de los gobiernos locales, prohíbe la donación de bienes públicos en el año de una elección, y restringe a los municipios sus acciones para que no lleven a cabo ninguna transferencia de estos bienes en el lapso de 180 días antes de la toma de posesión de las nuevas autoridades.

Ese cambio de autoridad en Soyapango ocurrió el 1 de mayo de 2012 cuando Jaime Lindo, del partido ARENA, ganó las elecciones municipales el 11 de marzo y contribuyó, con su victoria, a una aplastante serie de derrotas que sufrió el partido en el Gobierno, FMLN, en el Gran San Salvador.

Lapso restringido

El 28 de febrero de 2012, El Diario de Hoy reveló que el terreno que Ruiz había prometido a Soyapango durante una década, no sería utilizado para el parque municipal.

Una semana después, el exalcalde Ruiz reconoció que le había ofrecido el inmueble al Estado pero a cambio de otro terreno. En esa ocasión negó que la donación se hubiera realizado, porque aún estaba negociando las condiciones de la transacción.

Esta declaración de Ruiz es corroborada por un documento público del Viceministerio de Transporte: la Descripción Técnica del proyecto de licitación para la construcción de la terminal de autobuses que estaría ubicada en Soyapango.

Este documento, fechado en junio de 2012, aclara que al momento de su redacción (marzo de 2012) el espacio donde se pensaba construir la terminal de Soyapango es “resultante de la suma de dos terrenos contiguos, uno propiedad privada y otro de la Alcaldía de Soyapango”.

Esto significa que el mismo Viceministerio de Transporte (VMT) confirma, y dentro del lapso restringido de los 180 días previos a un cambio de gobierno municipal, que el terreno que pretendían usar para la construcción de la terminal de Soyapango aún era propiedad del municipio y que, incluso, los términos de una posible transferencia todavía estaban siendo negociados entre las partes.

“En el momento de la redacción de este documento la Parcela propiedad de la Alcaldía de Soyapango y la parcela privada contigua que conforman el espacio mencionado están siendo tramitadas dentro de una serie de acuerdos institucionales entre la Municipalidad de Soyapango y el ente privado con el VMT”, reza la Descripción Técnica.

En ningún lugar de este documento, elaborado por un consorcio de tres empresas internacionales para el Viceministerio de Transporte y avalado por éste, se alude a un convenio o a un acuerdo de donación del terreno suscrito antes de que Ruiz perdiera las elecciones de Soyapango.

Sin autoridad legal

Para justificar por qué la transferencia de un bien público se realiza dentro de los 180 días antes de la toma de posesión del nuevo gobierno municipal, el protocolo de donación del inmueble de Soyapango cita la transcripción de un acta municipal del 15 de junio de 2011.

Se utiliza este documento porque se presume que registra el acuerdo de una reunión del Concejo Municipal en la que se “desafecta” el inmueble (desvinculándolo de su servicio público), y en la que se le otorga autoridad al alcalde Ruiz para realizar la transferencia legal del terreno.

El Código Municipal no legisla sobre intenciones ni promesas sino sobre actos jurídicos, y Ruiz sólo llevó a cabo la transferencia del inmueble hasta el 27 de abril de 2012, cuando ya no estaba autorizado para hacer la donación de un bien público.

Pero lo que importa acerca de esta acta del Concejo Municipal de Soyapango, fechada el 15 de junio de 2011, es que confirma que el viceministro de Transporte, Nelson García, negoció la adquisición del terreno de Soyapango prometiendo recursos que no estaba legalmente autorizado a ofrecer.

Este acuerdo estipula que la donación del inmueble de Soyapango es, en realidad, “condicional”; es decir, que no se trata de un obsequio del municipio sino de un intercambio de bienes.

El Ministerio de Obras Públicas no estaba acreditado para realizar este intercambio de bienes porque comprometer fondos de ejercicios futuros sin la aprobación de la Asamblea Legislativa constituye una violación del artículo 228 de la Constitución de la República de El Salvador.

La cronología de la documentación oficial de los préstamos que necesitaba el Ministerio de Obras Públicas explica por qué la transacción oficial sólo pudo realizarse hasta el 2012, dentro del margen de tiempo cuando la transacción del terreno ya no podía realizarse.

La autorización para gestionar (es decir, en este caso, el permiso para solicitar) el préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sólo fue aprobada por la Asamblea legislativa el 3 de noviembre de 2011.

Y el contrato que al fin le dio acceso a Obras Públicas al financiamiento para adquirir un terreno para la construcción de la terminal de Soyapango sólo fue suscrito entre el Gobierno de El Salvador y el BID hasta el 10 de enero de 2012 y autorizado por la legislatura dos semanas después, el 25 de enero.

Tampoco tenía el viceministro de Transporte, Nelson García, la autoridad legal para ofrecer, a cambio del terreno del inmueble de Soyapango, el terreno adjunto, el cual era, en ese momento, de propiedad privada.

Según el acta de junio del 2011, sin embargo, el Concejo Municipal de Soyapango aprueba la donación del terreno destinado al parque municipal bajo la condición de que el Ministerio de Obras Públicas “se obligue a entregar inmueble a esta Municipalidad, ubicado en la Comunidad Jardines del Bulevar de este Municipio, en concepto de compensación por el inmueble a desafectar”.

El acta municipal de junio de 2011 y su verificación, por medio del protocolo de donación de abril de 2012, confirman y certifican ante un notario de la Fiscalía General de la República que el viceministro de Transporte, Nelson García, prometió financiamiento millonario y un inmueble que no era de dominio del Estado cuando no tenía la autorización legal para hacerlo.

Si tomamos en serio, y desde el punto de vista legal debemos tomar muy en serio, el acuerdo original entre el Concejo Municipal de Soyapango y el viceministerio de Transporte, la transferencia del terreno para el parque de Soyapango sería nulo, puesto que al final, el Gobierno no pudo entregar el inmueble ubicado en la Comunidad Jardines del Bulevar a la Alcaldía de Soyapango, en concepto de compensación por el terreno del parque que utilizó el Viceministerio de Transporte para construir la Terminal del SITRAMSS.

El Monseñor Romero de todos

El candidato de ARENA, Edwin Zamora, propone un monumento a la memoria de Monseñor Oscar Arnulfo Romero. Hay una buena razón para no tomar esta propuesta con cinismo: la inseguridad en el país. El sociedad no puede superar la profunda crisis de violencia por la que atraviesa el país, si los bloques sociales que representa cada partido no reconcilian sus diferencias históricas ante la guerra civil. En esta entrevista, el padre jesuita José María Tojeira propone cuatro pasos para reconciliar al país sin necesidad de derogar la Ley de Amnistía, una acción que exigen diversos sectores de la sociedad civil pero a la que se han opuesto los gobiernos de ARENA y del FMLN.

José María TojeiraJorge Ávalos
@Avalorama

Todos conocemos la naturaleza de las promesas electorales: son tan frágiles que se las suele llevar el viento. ¿Pero qué debemos hacer si una promesa requiere, por sí misma, el peso de una piedra angular? La promesa de Edwin Zamora de construir un monumento a la memoria de Monseñor Romero en la plaza San Martín no puede ser tomado a la ligera, porque la promesa en sí constituye un poderoso desafío al sector ortodoxo del partido ARENA.

Toda la sociedad debería prestar atención y considerar la importancia de esta acción. Podría parecer una partida más en el juego electoral, y, de hecho, así ha sido interpretada incluso por algunos medios de prensa, como El Faro, que tituló su artículo sobre el tema: El candidato de ARENA intenta bailar con Monseñor Romero. Pero el cinismo no le quita brillo a la declaración del candidato de ARENA por la alcaldía de San Salvador, Edwin Zamora:

“Vamos a construir un monumento a Monseñor Romero en la plaza San Martín, la que gestionaremos que lleve su nombre. Monseñor, que dentro de muy poco será San Romero, nos pertenece a todos los salvadoreños y su figura no puede estar cautiva de ninguna ideología política. Monseñor fue un pastor que dedicó su vida a la paz y a la justicia, sin ninguna distinción por credo, clase o ideología”.

No deberíamos responder a esta propuesta con cinismo por una sencilla razón: para Zamora, el líder de la renovación en el partido de derecha, esta es una movida irreversible. Y lo mejor que puede hacer la sociedad y, sobre todo, los católicos y cristianos de San Salvador, es tomar provecho de lo que significa que un candidato, tan activo en el seno de la iglesia Católica como lo ha sido Zamora durante toda su vida, proclame su deseo de construir un monumento a Monseñor Romero en nombre de la reconciliación nacional y en desafío a la derecha más tradicional.

Ahora bien, ¿qué signfica para un candidato de ARENA invocar el nombre de Monseñor Romero? A mediados de octubre de 2007, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llevó a cabo audiencias en Washington DC, Estados Unidos, con el fin de evaluar el cumplimiento de las recomendaciones que le hiciera al Estado salvadoreño en relación al caso de Monseñor Oscar Arnulfo Romero. Una de esas recomendaciones fue la derogación de la Ley de Amnistía General para la Consolidación de la Paz, de 1993, que protege a las personas que cometieron crímenes políticos antes del 1 de enero de 1992. Para sorpresa de muchos sectores de la sociedad civil, una vez que Mauricio Funes asumió el poder presidencial, el FMLN también se opuso con vehemencia a considerar siquiera analizar la derogación de la Ley de Amnistía, una postura que Salvador Sánchez Cerén ha mantenido hasta la fecha.

Pero el problema real no radica en la derogatoria de la Ley de Amnistía, sino en la aplicación de la justicia en los más graves casos de derechos humanos, y para eso la Sala de lo Constitucional ya afirmó hace más de una década, en el 2002, que para esos casos la Ley de Amnistía no cumple ningún efecto, puesto que no protege a los violadores de derechos humanos. Durante muchos años, el rector de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, José María Tojeira, mantuvo una férrea oposición a esa ley, pero durante una entrevista que yo le hice en el 2007, cambió de opinión.

Desde hace muchos años, el padre Tojeira insiste en la necesidad de generar un diálogo, señalando que “las recomendaciones de la CIDH no buscan meter presos a quienes violaron los derechos humanos, sino favorecer un verdadero proceso de reconciliación” para todo El Salvador. Por eso es tan significativa la postura de Edwin Zamora, porque al fin reclama para el país al Monseñor Romero de todos los salvadoreños: el de la reconciliación, la justicia y la paz. He aquí el pensamiento y la propuesta de José María Tojeira para reconciliar a la sociedad salvadoreña.

El Estado no parece dispuesto a derogar la Ley de Amnistía, ¿cree que hay espacio para discutir otras propuestas de reconciliación y reparación con las partes ofendidas?

El Gobierno debería mostrar un interés serio en dialogar con las partes ofendidas. En el caso Jesuitas jamás hubo un acercamiento de diálogo al respecto. En el caso Monseñor Romero lo está tratando de tener por la propia presión y grandeza del arzobispo martirialmente asesinado. Pero de todos modos creo que el diálogo sobre las recomendaciones de la CIDH no sólo puede darse sino que debe darse. El diálogo lo debe pedir el Gobierno y debe ser aceptado por los ofendidos, no para escamotear las recomendaciones de la CIDH, sino para realizar lo que con ellas se pretende, que es crear un verdadero camino de reconciliación.

¿Qué hay que hacer para crear ese “camino de reconciliación”?

Después de toda guerra civil debe haber procesos de reconciliación que contemplen: a) el establecimiento de la verdad respecto a las graves violaciones de los derechos humanos; b) algún tipo de mecanismo de lo que llamamos justicia, que no tiene que depender exclusivamente del poder judicial, sino que puede establecerse de diferentes formas, como se dio en Sudáfrica; c) la reparación de las víctimas, que debe ser moral y/o material según los casos; y d) mecanismos de perdón legal, que sobre todo deben tender a perdonar penas carcelarias. La reconciliación que brota del perdón es mucho más fácil.

¿No fue suficiente el esfuerzo de la Comisión de la Verdad?

En El Salvador se inició este proceso de reconciliación con la firma de los Acuerdos de Paz, con las distintas comisiones “ad hoc” y de la Verdad. Pero la amnistía concreta que se dio en El Salvador interrumpió el proceso en los cuatro puntos que mencionábamos. Incluso, el Gobierno de ese entonces no quiso darle efectos prácticos al informe de la Comisión de la Verdad y trató a través de agentes del Estado de desautorizarlo totalmente.

¿Cree que la Ley de Amnistía frenó investigaciones que podrían haber tenido repercusiones judiciales?

Para mí en este momento el problema no es tanto llevar a juicio a los autores de delitos graves, cuanto la negativa a dejar que salga a luz la verdad, y la imposibilidad que se deduce de ello de que los culpables de delitos tengan que pedir perdón y se repare adecuadamente a las víctimas. La Compañía de Jesús abrió un juicio en El Salvador contra siete personas implicadas en la autoría intelectual del asesinato de los jesuitas pero nunca lo hubiera hecho si los representantes del Estado hubieran pedido perdón en nombre del mismo Estado por dicho crimen, cometido, amparado y encubierto desde las más altas esferas de Gobiernos anteriores.

¿El FMLN no tiene también que admitir sus crímenes o reparar a las víctimas?

El FMLN pidió perdón por sus crímenes pero no ha aclarado ni las responsabilidades institucionales ni personales tras un buen número de delitos muy graves cometidos desde sus filas. En ese sentido está en deuda con un proceso de reconciliación verdadero.

¿Qué tenemos que hacer, como nación, para cerrar este capítulo?

Las heridas de la guerra no se curan tapándolas. En Argentina la petición de perdón de parte del ejército llegó tras más de 20 años. En Chile, casi 30. En nuestro país se tiene un concepto falso del honor; se piensa que pedir perdón rebaja la dignidad, cuando en realidad es al revés. En ninguna sociedad se puede construir la convivencia pacífica sobre injusticias cometidas contra sus miembros que no sólo quedan impunes, sino que además son ocultadas y tratadas como una realidad sin importancia. Creo que un proceso de mayor humildad, reconocimiento de los propios errores, esclarecimiento de los hechos y, especialmente, de esfuerzos reales por compensar moral y materialmente a las víctimas es el único camino racional y humano para sanar las heridas de la guerra. El olvido de las víctimas lleva a una desnaturalización de lo humano y a la construcción de una sociedad poco sensible ante el dolor. especialmente de los más débiles. Y eso siempre es peligroso para una convivencia social armónica.