caso Mauricio Funes

Las pistolas y fusiles del expresidente Funes. De El Faro

Diez días antes de terminar su mandato, Mauricio Funes registró a su nombre más de medio centenar de armas haciendo uso de un permiso especial que le concede la ley. Cuando dejó el cargo, Funes poseía 92 armas de fuego, aunque solo declaró a Probidad una de ellas. Una fuente estatal sostiene que actualmente mantiene registradas 86. El expresidente lo justifica aludiendo razones de seguridad. 

Sergio Arauz, 3 marzo 2016 / EL FARO
el faroEn junio de 2014, cuando dejó la presidencia de El Salvador, Mauricio Funes tenía registradas a su nombre 92 armas de fuego, según un inventario al que tuvo acceso El Faro, que fue confirmado por fuentes gubernamentales con acceso a los registros de permisos de portación, tenencia y conducción de armas de fuego. Según las mismas fuentes, actualmente el expresidente Funes tiene 86 armas registradas a su nombre pero en 2014 llegó a tener 92.

Según la Ley de Armas de 1999, una personas puede comprar hasta un máximo de un arma de fuego cada dos años. Sin embargo, cuando se trata de personas de alto riesgo, estas pueden adquirir una cantidad superior que en la normativa no tiene techo. La ley también hace una excepción con estas personas y las faculta para que, a diferencia de los otros ciudadanos, puedan adquirir y usar armas de guerra. Para esto, la Dirección de Logística del Ministerio de Defensa, a cargo del registro, extiende un “permiso especial para el uso de armas de guerra”.

Hace un mes, utilizando mensaje directo de Twitter, El Faro pidió a Funes una entrevista para hablar sobre sus declaraciones de patrimonio presentadas ante la sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia. No respondió. Este domingo, ante una segunda petición referida específicamente a las armas registradas a su nombre, sí lo hizo. “No me suena que sean tantas”, dijo en un mensaje en la misma red social cuando este periódico le preguntó por qué no había declarado a Probidad las 92 armas de fuego registradas a su nombre en 2014. “Mañana consulto con la persona encargada y te doy un dato exacto”, añadió.

Funes afirmó el mismo domingo que, al terminar su mandato, declaró a Probidad solamente una de las armas, y admite que eso fue un error. Pero, según él, no por declarar solamente una de las 92 registradas a su nombre. “A mi entender fue por error porque ese tipo de bienes que yo sepa no se declaran en Probidad. No hubo, entonces, mala fe de mi parte”, dijo. Diversas fuentes que participaron en el gobierno de Mauricio Funes han asegurado a El Faro que el expresidente es un apasionado de las armas de fuego y que las colecciona. Funes aclaró sin embargo que que las armas registradas a su nombre responden no a que sea coleccionista, sino a su condición de persona de alto riesgo.

La figura de la persona de alto riesgo y su derecho especial a tener armas están regulados en dos leyes. La Ley de protección de personas sujetas a seguridad especial dice que los expresidentes son personas de alto riesgo; y el artículo 72 de la Ley de Armas dice que esas personas pueden tener un “permiso especial” para portar, ellas o sus guardaespaldas, armas de guerra, previa autorización del Ministerio de la Defensa Nacional.

Las armas de guerra son aquellas que permiten hacer disparos de forma automática, es decir, en ráfaga, a diferencia de las armas que solo permiten una cadencia de disparo tiro a tiro. Para los ciudadanos comunes la tenencia, portación y conducción de armas de guerra es un delito cuya pena es de cuatro a 10 años de prisión, según el Código Penal salvadoreño.

Este martes 1 de marzo, El Faro envió a Funes copia de una lista parcial de armas que estaban registradas a su nombre a finales de 2014, a la que este periódico tuvo acceso. La lista incluye 68 de las 92 armas que el expresidente tenía registradas en ese momento, de las cuales son 51 pistolas, siete fusiles, cuatro carabinas y dos escopetas. De las 51 pistolas, 17 son Beretta, una marca italiana cuyos dispositivos han sido adoptados por las policías y fuerzas armadas de gran cantidad de países, incluidos varios americanos como Argentina, Colombia, Venezuela o Estados Unidos.

En el documento, entre los fusiles aparece un FAL. El FAL, de origen belga, es una de las armas más frecuentemente decomisadas a la guerrilla durante la guerra civil salvadoreña. También aparece un Heckler & Koch, al que la Asociación Nacional del Rifle de Estados Unidos describe como “una de las mejores armas militares de nuestra era” y cuyo precio de mercado ronda los 6 mil dólares.

La colección Funes

Estas son imágenes de referencia sobre algunas de las armas que en 2014 tenía registradas a su nombre el expresidente Mauricio Funes. Algunos de los artículos pueden variar dependiendo del año en que fueron fabricados o de los accesorios con que se acompañen.

Derringer (Revólver)

Descripción en el sitio grabagun.com: “Las Derringer siempre han jugado el papel del arma pequeña y esto hace que, frecuentemente, sean una opción para las mujeres o aquellos que necesitan un arma fácil de esconder”.

 

Bushmaster ACR

Parte de la reseña en el sitio gunblast.com: “… El (rifle) ACR ofrece mucha versatilidad, el cargador y otros componentes claves son fáciles de reemplazar, por marines o soldados, en el terreno… “

Fusil FAL

Parte de la reseña en el sitio tactical-life.com: “El FAL se ganó el apodo ‘el brazo derecho del mundo libre’ sirviendo a 90 naciones, en 30 conflictos, durante medio siglo”.

FN F2000

El sitio armas.es reseña este dispositivo de esta forma: “Diseño y modernidad para el fusil de asalto del siglo XXI”.

P229 SIG SAUER

Parte de la reseña en el sitio sigsauer.com: “La P229 es una de las pistolas más populares de Sig Sauer y es usada por miles de agentes de seguridad en el país (EUA) “.

Heckler & Koch 91

Según el sitio de la National Riffle Association (NRA) nramuseum.com: “Es considerada una de las mejores armas militares de nuestra era “.

El expresidente no quiso pronunciarse sobre el detalle de las armas que posee. El Faro le preguntó por qué 57 de estas 68 armas tenían como fecha de extensión del “permiso especial” el 21 de mayo de 2014, es decir, 10 días antes de que entregara el poder. Tampoco respondió a esta pregunta. “Lamento no poder satisfacer tus inquietudes”, se excusó, vía mensaje directo de Twitter, “pero déjame hacerte una simple obervación: habría que manejar esa información con sigilo y discretamente por el tipo de bien al que se hace referencia. No pueden exponer la seguridad personal y familiar de un ciudadano y menos de un expresidente revelando la cantidad y tipo de armas que obran en su poder”. El Faro, aun teniendo en cuenta esta prevención, decidió publicar esta nota al considerar que la cantidad de armas, la fecha en que se gestionó su permiso especial, y el hecho de que no fueran declaradas a Probidad hacen que esta sea información de interés público.

El documento en poder de El Faro contiene información que detalla la marca, el número de serie, el modelo y el tipo de matrícula de las armas, así como las fechas de expedición de los permisos especiales. Además, detalla el código balístico de esas armas que a finales de 2014 aparecían a su nombre del expresidente.

El Faro contrastó el contenido de la lista con los precios de mercado en un sitio de subastas en internet especializado en armas de fuego. El valor total de las 51 pistolas -17 Beretta, y nueve Sig Sauer, entre otras-, más los siete fusiles -incluídos un Heckler & Koch, un Sig Sauer y un IMI-, las cuatro carabinas -dos Colt y dos FN Herstal-, los tres revólveres y las dos escopetas sumaría algo más de 100 mil dólares. El fusil FN Herstal modelo F2000, capaz de escupir 850 balas por minuto, ha sido descrito con estas palabras en un periódico especializado en armas de fuego: “Diseño y modernidad para el fusil de asalto del siglo XXI“.

Antes y durante su mandato, el expresidente Funes solía realizar sus prácticas de tiro en el polígono de Cosase, la empresa de seguridad de su amigo Miguel Menéndez, propietario de una de las empresas de seguridad que ganó al menos 14 millones de dólares en contratos de seguridad con el gobierno de Mauricio Funes. Cosase es, además, la cuarta compañía que más armas de fuego importó entre 2006 y 2015, según los datos del Ministerio de la Defensa.

En septiembre de 2008, ya iniciada la campaña presidencial de 2009, Miguel Menéndez, conocido como Mecafé, concedió una entrevista a El Faro en la que explicó que Funes llegaba a liberar estrés al polígono de tiro. “Va a venir un amigo que necesita relajarse y vamos a ir a tirar al polígono (de tiro, que es parte de las instalaciones de Cosase)”, anunció ese día sin revelar el nombre de su amigo, para apurar la entrevista. Minutos después, apareció Funes, que en aquel momento estaba a meses de convertirse en el primer presidente del FMLN.

En 2009, los salvadoreños tenían como principales candidatos a la presidencia a un periodista y al exdirector de la Policía Nacional Civil Rodrigo Ávila, afamado tirador que para entonces tenía más de dos docenas de armas registradas a su nombre. Los votantes del ahora país más violento del mundo -un homicidio por cada mil habitantes en 2015- eligieron sin saberlo a un apasionado de las armas que enarbolaba a monseñor Óscar Romero como su guía.

El expresidente Funes, que actualmente enfrenta un juicio de enriquecimiento ilícito ordenado por la Corte Suprema de Justicia, no declaró ante la Sección de Probidad sus armas. Según la ley de enriquecimiento ilícito, los funcionarios están obligados a declarar el valor unitario de los bienes que sobrepasan los 11 mil 458.70 dólares con 70 centavos -100 mil colones-  y, cuando el precio unitario sea menor, deberá declararlos en conjunto.

Entre martes 1 y miércoles 2 de marzo Funes completó su respuesta. “Nunca nadie ha revelado cuántas armas y qué tipo de armas tienen los expresidentes o las personas consideradas de alto riesgo. Ni en El Salvador ni en ningún país del mundo. Un expresidente por ley goza de seguridad de por vida y esto le supone contar con una cantidad de armas que maneja y administra la seguridad asignada por el Estado (…) El Estado Mayor Presidencial asigna personal pero no asigna armas ni vehículos ni gasolina para cumplir su labor. Si yo necesito un vehículo blindado, por ejemplo, tengo que comprarlo u obtenerlo de alguna forma, tanto para mí como para mi grupo familiar. No me lo provee el Estado. Pero ninguna autoridad y menos un medio de comunicación se atrevería a publicar el tipo de blindaje que tiene el vehículo. Por eso es que resulta improcedente que me preguntes por qué tengo tal cantidad de armas registradas a mi nombre”, concluyó.

El primer ministro de Seguridad del gobierno de Funes (2009-2014), Manuel Melgar, dijo a finales de 2009 a El Faro que el gabinete de seguridad había presentado al gobernante una propuesta de desarme de la población civil. Antes de llegar al gobierno y cuando el FMLN era oposición, Melgar pregonaba en favor del desarme. En una entrevista con el periódico Colatino que republicó íntegramente El Faro, llegó a decir lo siguiente: “Una de las medidas más radicales es el desarme total de la sociedad, los únicos que podrán portar armas serán los miembros de la Policía y de la Fuerza Armada. Para esto vamos a plantear la prohibición de la importación, comercialización, tenencia y portación de armas. Esta medida es fundamental porque datos oficiales confirman que el 80% de los homicidios se cometen con armas de fuego.”

Durante sus cinco años de gobierno, Mauricio Funes tuvo en su escritorio una propuesta para desarmar a la población civil que nunca se hizo pública, no se tramitó y por tanto nunca se discutió en la Asamblea Legislativa.

El Faro reveló hace una semana que desde el año que el FMLN llegó a la presidencia, 2009, los salvadoreños han estado adquiriendo armas de fuego a un ritmo promedio de 1.5 millones de dólares al año. Solo en 2014 gastaron casi 2 millones. Paralelamente, han estado registrando armas ante el Ministerio de la Defensa a una cadencia de 30 cada día.

Este periódico pidió al ministro de la Defensa, general David Munguía Payés, que explicara por qué había emitido 57 permisos especiales en favor de Funes el 21 de mayo de 2014. El militar se rehusó a responder: “No te puedo comentar nada de lo que me preguntas. La información del registro de armas es de carácter privado y puede poner en riesgo a una persona”.

El 7 de mayo de 2014, día del soldado, el entonces presidente Mauricio Funes recibió un obsequio de manos del también hoy ministro de Defensa, David Munguía Payés: un fusil dorado de exhibición. Foto: informe de labores 2014 del ministerio de Defensa.

 

Anuncios

FGR tiene 20 días para acusar a Funes y su hijo por enriquecimiento ilícito

La Cámara Segundo de lo Civil notificó hoy a la FGR sobre el plazo para interponer la acusación.

465f9577-d7e0-4ef8-bde0-930f434e8388_XXXLW

Beatriz Calderón con reportes de Ezequiel Barrera, 23 febrero 2016 / LPG

la prensa graficaLa Cámara Segunda de lo Civil envió hoy una notificación a la Fiscalía General de la República (FGR) para que, en los siguientes 20 días, acuse por presunto enriquecimiento ilícito al expresidente de la República, Mauricio Funes, y a su hijo, Diego Roberto Funes Cañas.

El pasado 9 de febrero, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ordenó iniciar un juicio contra Funes por enriquecimiento ilícito, luego que Funes no pudiera justificar una cantidad superior a $500 mil en su declaración patrimonial.

En el documento remitido por la CSJ también se ordenó congelar cuatro cuentas bancarias de Funes (una en el Banco Agrícola, otra en Banco Promérica y dos en Scotiabank El Salvador).

También se ordenó la restricción de transferencia a terceros de ocho vehículos de los cuales cinco están a nombre del expresidente y tres a nombre de su hijo.

Según la Sección de Probidad de la CSJ, el hijo del expresidente adquirió vehículos por $118,600, de cuyos fondos se desconoce su origen.

Lea también:
Cámara abre proceso a Funes y uno de sus hijos

El lujoso estilo de vida de Mauricio Funes

Pasó de vivir en una casa de clase media a una suntuosa residencia en 2014. Investigación judicial muestra compras exorbitantes en tiendas exclusivas del exterior.

1455236607027

12 febrero 2016 / EDH

https://segundavueltasv.files.wordpress.com/2015/11/diario-hoy.png?w=192&h=38La investigación que le siguió Probidad de la Corte Suprema de Justicia, que le descubrió ingresos no justificados por $702 mil, trae a la memoria de los salvadoreños el ascenso radical que el expresidente Mauricio Funes tuvo en su estilo de vida desde poco antes de llegar al poder: de vivir en una casa de clase media antes de llegar al poder a morar en suntuosas residencias durante y después de ser el primer presidente de izquierda.

Siendo un entrevistador de televisión, el exgobernante residía en la calle Izalco casa 5-G de la colonia Arcos de Santa Elena, en Antiguo Cuscatlán, La Libertad, una zona de familias de clase media y media alta.

Screen Shot 2016-02-12 at 12.47.44 PM

Tras ser designado candidato presidencial del partido FMLN, en 2009, se fue a instalar a una residencia en la colonia San Benito que le proveyó el empresario Nicolás Salume (ya fallecido).

En esa misma oportunidad, se reveló públicamente que Salume también le otorgó un préstamo por $3 millones, el cual posteriormente Funes dijo que había sido una donación para su campaña.

Al parecer, ese es el mismo monto de dinero que la Corte Suprema de Justicia le ha pedido a la Fiscalía General de la República y al Ministerio de Hacienda que investiguen, pues nunca se aclaró qué sucedió con él al final.

Posteriormente, tras ser electo como mandatario,  se mudó a la Residencia Presidencial.

Al final de su gestión, él mismo dijo que alquilaría una lujosa residencia en la calle La Guacalchía de la colonia Lomas de Altamira. Ese mismo es el domicilio que se le adjudica a la exprimera dama, Vanda Pignato.

En su momento se dijo que la casa pertenece a su amigo Miguel Menéndez, conocido como “Mecafé”, expresidente del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco).

Según publicó entonces el periódico digital El Faro, Menéndez adquirió el terreno a un monto de $179,122.

Screen Shot 2016-02-12 at 12.47.56 PM

Funes aseguró que esa casa “la alquilaría” para él y su familia a partir de junio de 2014, cuando dejara la presidencia.  Además confirmó la propiedad del inmueble a nombre de la sociedad Mecafé S.A. de C.V., una de las firmas de Menéndez.

“La casa no es propiedad mía, ni la he construido yo. Es una casa que yo he alquilado para residencia de mi familia a partir del próximo mes de junio (de 2014)”, dijo el ex presidente a través de un boletín de la Presidencia de la República.

Esta casa fue construida sobre un terreno de 1,565 metros cuadrados. Tiene doble muro y una torreta de vigilancia. Fue construida, según El Faro, por la empresa HBASA, propiedad de Hugo Barrientos, exviceministro de Obras Públicas  y presidente de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) bajo la administración Funes.

Screen Shot 2016-02-12 at 12.48.53 PM

En mayo de 2014 El Diario de Hoy obtuvo en el Centro Nacional de Registros (CNR) la escritura de propiedad del inmueble, en la cual se confirma como propietario Menéndez y que la firma Inversiones Territoriales y Gravámenes Locales S.A. de C.V. le vendió a Mecafé el terreno donde se construyó la casa.

La Corte ordenó, como una medida cautelar, el congelamiento de cuatro cuentas bancarias del exmandatario y notificó al Viceministerio de Transporte que impida cualquier transacción de ocho automotores, cinco de ellos a nombre de Funes y tres a nombre de uno de sus hijos.

Tres de las cuentas inmovilizadas hacían un monto  de $51 mil. No se conoció el total de la cuarta cuenta.

 Screen Shot 2016-02-12 at 12.48.25 PM

Además, la Sección de Probidad de la CSJ informó a la Corte Plena la semana pasada que Funes, al finalizar su mandato, reportó gastos mayores a los ingresos que recibió siendo presidente, y terminó con un saldo negativo de $36, 782.

Según la investigación que se le siguió, Funes  hizo gastos exorbitantes en tiendas lujosas en el país, así como de EE. UU., Brasil, y Panamá, que superaron los $54 mil. En esos comercios se adquieren artículos como relojes, carteras, zapatos,   maletas entre otros. (Lea detalles en la siguiente página).

La resolución también indica que la Fiscalía General de la República y el Ministerio de Hacienda deben investigar el origen de todos los fondos que Funes recibió durante la campaña presidencial antes de llegar al Ejecutivo, así como también indagar si por esas transferencias Hacienda percibió los impuestos correspondientes.

En este punto hay que recordar que sobre el donativo de Salume, Funes dio varias versiones. Primero dijo que había sido un préstamo, luego una donación al FMLN, y finalmente indicó que se lo transfirieron de forma directa a una cuenta personal. Asimismo, reconoció que no pagó impuestos.

“Se metió en mi cuenta porque había de alguna manera que agilizar ese recurso, pero eso lo decidió él después. Formalmente no es una donación, para que ustedes lo tengan muy claro, y por eso es que no tendría que pagar impuestos, por eso fue que Salume me perdonó esa deuda”, dijo Funes en su momento.

Para llevar el juicio civil, la CSJ designó a la Cámara Segunda de lo Civil de la Primera Sección del Centro, con sede en San Salvador.

EDH20160212EN_004P

Mauricio Funes no justifica $702 mil y la CSJ le congela cuentas bancarias. CSJ manda a indagar origen de depósito de $3 millones

Se trata de cuatro cuentas en bancos locales a nombre del exgobernante. Tres de ellas suman $51,048, según Probidad. Entre las “irregularidades” encontradas por Probidad está el pago de deudas $194 mil, cuyo origen no se justifica.

Hace unos días, el exmandatario rechazó dar declaraciones sobre su declaración de probidad y mandó a los periodistas a "tomar una boleta" y esperar su turno de entrevistarlo. | Foto por Archivo

Hace unos días, el exmandatario rechazó dar declaraciones sobre su declaración de probidad y mandó a los periodistas a “tomar una boleta” y esperar su turno de entrevistarlo. | Foto por Archivo

, 11 febrero 2016 / EDH

La Corte Suprema de Justicia confirmó ayer su decisión de enviar a juicio al expresidente  Mauricio Funes por haber indicios de presunto enriquecimiento ilícito, luego de que el exmandatario no lograra aclarar ingresos por $702 mil 129.

diario hoyLa Corte también ordena congelarle al exgobernante del FMLN cuatro cuentas bancarias y le restringe la transferencia a terceros de ocho vehículos de su propiedad y de su hijo Diego Roberto Funes Cañas. Tres de las cuentas suman más de 51 mil dólares; de la cuarta se desconoce su monto.

“Declárase que existen indicios de enriquecimiento ilícito del expresidente de la República de El Salvador, Carlos Mauricio Funes Cartagena, en relación con las declaraciones patrimoniales presentadas ante la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia”, dice la resolución.

Además, ordenó informarle al Fiscal General de la República sobre “la posible comisión de un hecho delictivo, específicamente el de enriquecimiento ilícito… o cualquier otro previsto en las leyes especiales, como la Ley Contra el Lavado de Dinero y de Activos y la Ley Especial de Extinción de Dominio y de la Administración de los Bienes de origen o destinación ilícita”.

Para la Corte no pasa inadvertido un dato: le pide a la Fiscalía General y al Ministerio de Hacienda que investiguen el  origen de “más de tres millones de dólares” que Funes recibió como parte de “considerables cantidades de dinero” antes y después de su mandato. (Ver nota aparte).

El juicio a Funes se ventilará en la Cámara Segunda de lo Civil de la Primera Sección del Centro, de San Salvador.

Los señalamientos

Entre las “irregularidades” que le encontraron están el ahorro de $150 mil 323 tras el cese de sus funciones, los cuales no se justifican con sus ingresos y por los que la Sección de Probidad concluye que no le daban “la posibilidad de ahorrar”.

Funes, quien tuvo el beneficio de tres días más para presentar sus pruebas de descargo, tampoco logró justificar el pago de deudas “declaradas y no declaradas” por $194 mil 924, entre las que destaca una por más de $131 mil que pagó 7 años y 7 meses antes del vencimiento del plazo, según el informe de Probidad.

Otro hecho señalado es la adquisición de dos vehículos por $80 mil, mientras que su hijo Diego Roberto adquirió otros por $118 mil 600. Según Probidad, no pudo aclarar el origen del dinero y cuestiona la capacidad financiera de Funes Cañas.

La Corte también confirma el hallazgo de Probidad, basado en datos del Ministerio de Hacienda, de que la empresa Multimedia S.A.de C.V. no generaba los suficientes ingresos para haberle pagado nueve cheques por $13,500 cada uno y que totalizan  $121 mil 500.

Otro señalamiento que le confirma es que gastaba más de lo que le ingresaban, hallándole una “diferencia negativa de sus gastos por la cantidad de $36,782.43”.

En la resolución se incluye los cuestionamientos que hiciera Funes a Probidad por investigar sus cuentas antes de asumir la Presidencia y por el “valor a algunas fuentes de prueba” como el doctor Fabio Castillo en relación a préstamos, y califica de “informal” y “vaga la adquisición de pruebas que acrediten indicios” y pide  “buscar más contundencia y seriedad en estas faenas”, y reclama que investigar incluso sus cuentas después de su gestión es con el fin de dañarlo.

Corte pide indagar origen de depósito de $3 millones en cuenta de Mauricio Funes

La Corte señala en su resolución que “corresponde investigar” dichos depósitos a la Fiscalía y al Ministerio de Hacienda.

, 11 febrero 2016 / EDH

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) llama a la Fiscalía General de la República y el Ministerio de Hacienda a investigar el origen de los fondos depositados por el expresidente Mauricio Funes por más de $3 millones realizados antes de iniciar su período presidencial en 2009.

En su resolución, la CSJ reitera que, entre  la sección de Probidad, se puede determinar que el mandatario realizó depósitos bancarios que no ha podido justificar.

“Esta Corte no puede ignorar que, según el informe de la Sección de Probidad, inmediatamente antes y después del inicio de funciones como Presidente de la República, el señor Funes Cartagena recibió en sus cuentas bancarias considerables cantidades de dinero”, señala el escrito de la Corte.

Y llama a la Fiscalía y el Ministerio de Hacienda a investigar dicho fondos: “En cuanto a las previas es de indicar que, como lo advierte el informe respectivo, se trata de más de tres millones de dólares, cuya procedencia y título de adquisición corresponde investigar a las autoridades competentes, específicamente a la Fiscalía General de la República y al Ministerio de Hacienda”.

Durante su campaña, Funes dijo haber recibido $3 millones del empresario Nicolás Salume, pero aseguró que no pagó el Impuesto Sobre la Renta respectivo pues dijo que encontró “la manera” de no hacerlo.

Funes realizó los depósitos en cuatro distintas cuentas bancarias, de acuerdo con la sección de Probidad, entre el 13 de enero y el 4 de abril de 2009, casi un mes antes de asumir la presidencia.

El depósito más alto registrado fue de $1 millón 249 mil 940 con 90 centavos, con fecha 16 de febrero de 2009. Asimismo, realizó otro depósito por $127,000 en marzo.

EDH20160211EN_004P

A juicio Funes por no justificar bienes

Probidad determinó que hay suficientes indicios de presunto enriquecimiento ilícito. Según informe, el exmandatario no demostró origen de cuantiosos pagos y ahorros.

Mauricio Funes

10 febrero 2016 / EDH

La Corte Suprema de Justicia en pleno ha acordado abrirle un juicio al expresidente  Mauricio Funes, tras determinar indicios de presunto enriquecimiento ilícito, luego de que la sección de Probidad encontrara ingresos y gastos no justificados al final de la gestión del exgobernante.

En un informe que conoció el pleno de la Corte la semana pasada, Probidad ya había determinado que el exmandatario no había logrado justificar gastos por un monto inicial de $728 mil, y pedía abrirle expediente judicial; sin embargo, un grupo de magistrados abogó por que se le diera un plazo para que desvaneciera ese señalamiento.

El pleno volvió a discutir ayer el informe de Probidad. Fuentes de la Corte confirmaron la decisión de enjuiciar a Funes tomada con nueve votos aunque la resolución formal se emitirá este jueves.

Screen Shot 2016-02-10 at 3.42.55 PMScreen Shot 2016-02-10 at 3.42.36 PM

Vea la resolución completa de la Corte Suprema de Justicia

El mismo Funes se anticipó y confirmó en redes sociales la decisión en su contra, antes de que fuentes del máximo tribunal lo corroboraran.

De momento no se dijo a qué tribunal se enviará el caso, aunque todo parece indicar que será a la Cámara Segunda de lo Civil, a la cual han ido dos casos similares anteriores.

Funes, por su parte, defendió que sí había comprobado el origen de su patrimonio. (Ver nota aparte).

En un informe inicial, Probidad le señaló varios hallazgos, entre estos el ingreso de $121 mil 500 de una sociedad llamada Multimedia S.A. de C.V., pero que esta no reportaba utilidades suficientes para fundamentar esos pagos al exgobernante del FMLN, según datos de Hacienda.

Otro hallazgo importante es que no pudo comprobar la compra de dos vehículos por un monto total de $80 mil, pero tampoco pudo desvanecer cómo uno de sus hijos mayores, Diego Roberto Funes Cañas, haya tenido la capacidad monetaria para comprar y vender vehículos por un monto total de $118 mil 600. Según Probidad, de esa suma “se desconoce su origen”.

Depósitos y compras  

Probidad también cuestionó a Funes los “sustanciales” depósitos en sus cuentas,  tanto antes como después de asumir la Presidencia.

Según el documento, Funes “gastaba más de lo que generaba en concepto de ingresos”,  pero al cierre de sus funciones  el 31 de mayo de 2014, reflejó un saldo en sus cuentas bancarias por $150 mil 323.31.

A raíz del análisis de los ingresos, deducciones de ley y otros egresos reportados por Hacienda, Probidad determina que “el señor Funes Cartagena no podría tener la posibilidad de ahorrar durante su periodo de gestión”.

Otro señalamiento es que canceló créditos “declarados y no declarados” por $289 mil 857 en su mandato, de los que solo en $94 mil 933 se determinó que podrían tener relación con los retiros bancarios.

Lo anterior significa que se desconoce el origen de $194 mil 924, dice Probidad.

En total encontró que un total de $221 mil 124 pagados por Funes son por “deudas que no tienen explicación con sus retiros bancarios”.

Mauricio Funes recibió 121 mil dólares de empresa con pocos ingresos

Según el Ministerio de Hacienda, la sociedad Multimedia, S.A. de C.V. no generó ingresos suficientes.

Screen Shot 2016-02-10 at 10.35.22 AM

10 febrero 2016 / EDH

Durante su periodo presidencial, el exmandatario Mauricio Funes recibió de la Sociedad Multimedia, S.A. de C.V. nueve cheques por $13 mil 500 cada uno, por un monto total de $121 mil 500. No obstante, la empresa no obtuvo los ingresos suficientes para justificar los pagos, según el informe de Probidad.

Dicha investigación detalla que la compañía solo registró ingresos por $10 mil, en marzo, y por $24 mil 778.76 en  septiembre de 2015, y solo declaró $29 mil 750 de impuesto sobre la renta.

“Se puede concluir de la información proporcionada por el Ministerio de Hacienda, que la Sociedad Multimedia, S.A. de C.V. no genera los suficientes ingresos que le permitan cubrir los montos pagados al señor Funes Cartagena, ya que según las declaraciones de IVA de 2015 se reportan más valores en concepto de compras que ingresos”, señala el documento que analizó la Corte Plena.

El documento advierte que la sección de Probidad de la Corte pidió a la empresa copias certificadas que soporten los pagos y además los motivos para realizar los mismos.

Sin embargo, la compañía envió una notificación el 6 de enero de 2016 a la sección de Probidad, en la que aclara: “Los cheques emitidos están amparados en contrato de servicios celebrado entre esta Sociedad y el Señor Funes Cartagena”.

A la nota que presentó a la sección de Probidad, la Sociedad Multimedia, S.A. de C.V. adjuntó la certificación del contrato de servicios y las copias certificadas de los cheques emitidos a favor de Funes. La sociedad fue registrado el 9 de marzo de 2012.

Mauricio Funes se gastó más de $54 mil en tiendas lujosas

Compras que van de $1 mil hasta $7 mil en tiendas lujosas de Miami, Panamá y Sao Paulo fueron cargadas a una de sus tarjetas de crédito y que Funes no declaró ante Probidad, CSJ.

Movimientos-FUNES-cuadro10 febrero 2016 / EDH

Según el documento que analizó  la Corte Suprema de Justicia, el expresidente Mauricio Funes reflejó gastos por más de $54 mil 221 en tiendas lujosas en el extranjero y en comercios locales utilizando una tarjeta de crédito de un banco local entre 2011 y 2013.

Por ejemplo, en un solo día (el 29 de enero de 2011) gastó más de $6 mil 600 en artículos en tiendas de Estados Unidos.

Screen Shot 2016-02-10 at 10.35.58 AMPor ejemplo, refleja una compra por $4 mil de la tienda Tourneau Ñ36 R, situada en Coral Gable, Florida (Estados Unidos) en la que se vende relojes, y otra por $2,669 en otra tienda de Salvatore Ferragamo, ubicada en Bal Harbor.

El 28 de febrero de 2011 fue el día en que más operaciones registra, todas en Miami. La tienda de Salvatore Ferragamo es donde hizo la compra más abultada por $7 mil 372, seguida de otra por $4 mil en la Apple Store y otra por poco más de $1 mil en la tienda especializada en maletas llamada Tumi.

Pero además se detallan compras en tiendas de otros países como la Banana Music Store, de Sao Paulo por $1,473,  y otra por $2 mil en la lujosa tienda Cartier, de Panamá, además de otras en el país como Vendome.

Pero además hay otros movimientos con la misma tarjeta por un monto de $64 mil 963 en concepto de “pagos realizados en dólares”.

En la observación que hace Probidad en este punto es que en $40 mil de ese monto, “pudieran relacionarse con fondos provenientes de la cuenta corriente del mismo banco emisor de la tarjeta”, algo que fundamentan en el reporte de la entidad bancaria.

Pero hay una diferencia de $24 mil 963 “no tienen por el momento ninguna explicación de su origen”, afirma Probidad en su informe, en el que hacen énfasis que ni este ni una tarjeta de crédito y un crédito por $41 mil de su cónyuge, Vanda Pignato, no fueron declaradas entre las deudas.

Mauricio Funes: “Demostré el origen lícito del incremento de mi patrimonio”

Funes anticipó la decisión de CSJ. Argumenta que presentó documentos a Probidad para desvanecer inconsistencias.

1454509157316

El expresidente Mauricio Funes fue abordado por periodistas tras finalizar una entrevista televisiva. | Foto por @NoticieroHechos

10 febrero 2016 / EDH

Tras anticiparse a confirmar que nueve de 15 magistrados de la Corte Suprema de Justicia decidieron enviarlo a juicio, el expresidente Mauricio Funes aseguró que  “demostré el origen lícito del incremento en mi patrimonio” mientras fue presidente.

Screen Shot 2016-02-10 at 10.43.02 AMAntes de que fuentes judiciales informaran del acuerdo que hubo en Corte Plena, Funes dijo, mediante su cuenta de Facebook, que el aumento en sus bienes “es mucho menor” a lo que le señala Probidad y argumentó que “lo encontrado son depósitos en bancos y compras realizadas sin que se hayan descargado de mis salarios como Presidente de la República”.

El exfuncionario aseveró que tiene en sus manos documentos “que demuestran la procedencia legal de los desembolsos que según Probidad no estaban justificados”; uno de esos documentos a los que hace mención es un mutuo de préstamo personal con el cual afirma que consolida sus deudas personales.

Screen Shot 2016-02-10 at 10.41.16 AMA Funes le concedieron tres días hábiles para responder a los señalamientos que le hizo Probidad, pero no logró justificarlos.

“Agregué documentos que demuestran la capacidad de pago de la empresa que me contrató después que dejé la Presidencia. Presenté además el libro de ingresos obtenidos durante la campaña de las elecciones del 2009 y que permitió pagar compromisos personales y otros derivados de la campaña misma, entre otros. Ignoraron esos documentos, no verificaron su veracidad y simplemente siguieron el guión previamente trazado para enjuiciarme”, dijo Funes en el artículo que posteó en su cuenta de Facebook.

Screen Shot 2016-02-10 at 10.40.59 AM “Esta es una clara vendetta política”, expresó Funes, quien además opinó que enviarlo a juicio “no es un acto a favor de la transparencia y probidad pública”, sino que consideró que se debe a las “denuncias de corrupción” que hizo como presidente contra exadministraciones de ARENA.

Por último,  Funes expresó que confía en Dios que sabrá enfrentar este nuevo desafío.

Mauricio Funes: “Nueva arbitrariedad de la Sección de Probidad”

Screen Shot 2016-02-10 at 10.51.56 AM

Mauricio Funes, 9 febrero 2016 / Facebook

Este día algunos Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, nueve de quince, respaldaron una nueva arbitrariedad de la Sección de Probidad al tomar la decisión de enviar mi expediente a juicio civil sin analizar debidamente las pruebas de descargo que presenté el viernes anterior. Aunque me concedieron 3 días hábiles para responder a los señalamientos que me hizo Probidad, no cabe duda que esto fue un mero formalismo. En menos de 24 horas y sin el debido análisis e investigación de estas pruebas volvieron a elevar a Corte Plena mi expediente con la orden dada por mentes perversas de condenarme a cómo de lugar. En el documento que envié demostré el origen lícito del incremento en mi patrimonio mientras fui Presidente y que es mucho menor a lo señalado por Probidad. Lo encontrado son depósitos en bancos y compras realizadas sin que se hayan descargado de mis salarios como Presidente de la República. Tengo en mano documentos que demuestran la procedencia legal de los desembolsos que según Probidad no estaban justificados. Presenté mutuo de préstamo personal a una empresa que se dedica entre otras cosas a este giro por medio del cual consolido deudas personales. Agregué documentos que demuestran la capacidad de pago de la empresa que me contrató después que dejé la Presidencia. Presenté además el libro de ingresos obtenidos durante la campaña de las elecciones del 2009 y que permitió pagar compromisos personales y otros derivados de la campaña misma, entre otros. Ignoraron esos documentos, no verificaron su veracidad y simplemente siguieron el guión previamente trazado para enjuiciarme. Este no es un acto a favor de la transparencia y probidad pública. Esta es una clara vendetta política a la que se están prestando algunos magistrados de la CSJ por las denuncias de corrupción que siendo Presidente de la República promoví en contra de ex administraciones del partido ARENA. Confío en Dios que sabré enfrentar este nuevo desafío que busca ensuciar mi reputación y la de mi familia. Con esta arbitrariedad no callarán mi voz y mi denuncia pública.

Vea también sobre el mismo tema:

La Prensa Gráfica: Funes a juicio por posible enriquecimiento ilícito
Revista Factum: Los ‘Salvatore Ferragamo’ del presidente Funes
El Faro: Expresidente Funes a juicio por enriquecimiento ilícito