Sin categoría

Ocho terrenos para un despertar europeo. De Jacques Delors, Jacques Santer, Romano Prodi y Etienne Davignon

Medidas muy concretas pueden servir para relanzar el proyecto que echó a andar hace 60 años.

Jacques Delor

Jacques Delors, Jacques Santer, Romano Prodi y Etienne Davignon, 26 marzo 2017 / EL PAIS

El debate europeo está lleno de confusión, dudas, miedos y desencanto. Sin embargo, nosotros nos rebelamos. No es verdad que los derrotistas sean inteligentes y los voluntaristas, unos ilusos. La historia de Europa está llena de guerras salvajes; por eso, hace 70 años, los europeos decidieron cambiar su rumbo. Los europeos son una parte cada vez menor de la población mundial, pero nos negamos a aceptar que nuestro destino es convertirnos en un ente marginal. Ante la globalización y la velocidad del cambio, nuestros ciudadanos quieren que nuestro modelo de sociedad esté protegido.

Jacques Santer

La UE garantiza la calidad de los alimentos y del agua, abarata los costes del teléfono, internet, el transporte y la energía y certifica la calidad de los nuevos fármacos. Nuestra carta de derechos fundamentales garantiza las libertades individuales. No olvidemos que, en 1957, solo 12 de los miembros actuales de la UE eran democracias. El modelo social europeo es el único del mundo que ofrece a todos educación, sanidad, rentas mínimas, pensiones, vacaciones anuales e igualdad entre hombres y mujeres. Por supuesto, es un modelo imperfecto. Siguen existiendo demasiadas desigualdades.

Jean-Claude Juncker ha presentado a los Estados miembros y el Parlamento Europeo cinco perspectivas de futuro. Los Estados miembros deben estudiarlas, y entonces podrá comenzar el verdadero debate sobre la Unión. Antes de enumerar nuestras propuestas, debemos desmentir dos cosas: Algunos Estados miembros dicen que no se puede hacer nada sin modificar el Tratado. No. Todas nuestras propuestas son compatibles con el Tratado de Lisboa. Lo único necesario es la voluntad de actuar. Tampoco es cierto que la Unión de varias velocidades sea incompatible con el propio concepto del proyecto europeo.

Romano Prodi

En estos 60 años, los Estados miembros han tenido siempre distintas obligaciones. El tratado original ya lo preveía. De modo que no inventamos nada nuevo, ni cuestionamos los principios fundamentales, solo queremos organizar esas diferencias, que serán permanentes o provisionales según lo que decidan los Estados miembros.

Con dificultades, hemos logrado evitar que la crisis financiera originada en Estados Unidos destruyera nuestra unión monetaria, pero hay que corregir su fragilidad estructural. El BCE ha asumido plenamente su papel, pero el Consejo de Ministros ha tenido que recurrir en ocasiones a procedimientos intergubernamentales. El Consejo debe tener plenas competencias en la unión monetaria. Y el Parlamento Europeo debe poder opinar sobre sus deliberaciones. La gestión de la unión monetaria implica unas responsabilidades y unos beneficios que no afectan a quienes no pertenecen a ella. La eurozona permanecerá abierta a los países que quieran y puedan integrarse en ella, porque uno de los grandes méritos de la construcción europea es no imponer límites a ningún Estado miembro, pero tampoco se puede impedir que otros avancen más.

Etienne Davignon

Hay que salvaguardar el mercado único, que da fuerza a la UE en todo tipo de negociaciones. La amenaza terrorista solo puede combatirse mediante una estrategia con cuatro pilares: Asegurar una cooperación policial y judicial ejemplar y controlar las fronteras exteriores. Emplear los medios necesarios para garantizar la libre circulación de personas en el espacio Schengen y combatir contra los traficantes de personas. Exigir a los que deseen vivir en la Unión el respeto a nuestros valores esenciales y a los Estados miembros el respeto a nuestra carta de derechos fundamentales. Seguir desarrollando la ayuda al desarrollo para que los países en guerra puedan superar las consecuencias económicas de los conflictos.

Hay que distinguir entre los que huyen de las guerras y quienes desean trabajar en la UE. No puede cuestionarse la solidaridad. Y debemos trabajar para sustituir la inmigración ilegal por una legal y organizada.

La independencia exige capacidad militar y, aunque o sea necesario un nuevo tratado, debemos dar los primeros pasos concretos.

El desencanto europeo ha coincidido con la caída del crecimiento. Hay que reanimar las inversiones y dar un trato especial, en los presupuestos públicos, a todo lo que contribuya al crecimiento.

El reconocimiento mutuo de los títulos y el programa Erasmus han contribuido a que, para las generaciones jóvenes, Europa sea una plataforma única. Hay que extenderlo a la formación técnica y las prácticas laborales.

La protección del medio ambiente, la transición energética y el desarrollo sostenible constituyen el gran desafío de nuestro siglo. ¿Alguien piensa que es posible avanzar de verdad fuera de la Unión?

La innovación es lo único capaz de hacer que nuestras empresas sean productivas y creadoras de empleo en una economía globalizada. La inquietud actual de los medios científicos británicos demuestra el valor añadido de pertenecer a la UE.

La conclusión es sencilla. Sin Europa, el futuro es sombrío. Nuestros dirigentes no deben olvidarlo, porque están construyendo lo que mañana será nuestra historia. No debemos ser solo gestores del presente, sino tener una perspectiva, una estrategia y unos objetivos. Debemos estar orgullosos de lo que conseguido, saber corregir nuestros errores y tener la solidaridad indispensable para construir un futuro común.

Jacques Delors, Jacques Santer y Romano Prodi son expresidentes de la Comisión Europea. Étienne Davignon es exvicepresidente de la Comisión Europea

Firman también este artículo Edmond Alphandery, Joachim Bitteerlich Brinkhorst, Phillippe Busquin, Willy Claes, Henri de Castries, Jaap de Hoop Scheffer,Mark Eyskens, Elisabeth Guigou, Pascal Lamy, Yves Leterme, Thomas Leysen, Louis Michel, Philippe Maystadt, Gerard Mestrallet, Joelle Milquet, Mario Monti, Annemie Neyts, Onno Ruding, Javier Solana, Antoinette Spaak Touskalis, Herman Van Rompuy, Antonio Vitorino, Enrique Baron, John Bruton, Gerhard Cromme, Franco Frattini, Wolfgang Ischinger, Stefano Micossi, Riccardo Perrischi y Andris Piebalgs.

Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia

Carta al director de la policía: ¿Y la transparencia? ¿Y la ley? De Paolo Luers

paolo luers caricaturaPaolo Luers, 21 marzo 2017 / EDH Y MAS!

Estimado Howard Cotto:
El 17 de febrero del 2017 hice una solicitud de acceso a información pública a la PNC. El 20 de febrero recibí la Constancia de Recepción de solicitud, firmada por Evelyn Arévalo de Juárez, Colaboradora Oficial de Información de la PNC. Se asignó el número de referencia PNC-UAIP-98-2017 a mi solicitud, y se me informó que “a dicha solicitud se dará respuesta conforme a ley en un plazo máximo de 10 días hábiles y con fecha probable de respuesta  03 de marzo de 2017.”

Hoy es el 20 de marzo y no he recibido ninguna respuesta. Ya el caso está en manos del Instituto de Acceso a Información Pública.

Screen Shot 2017-03-14 at 2.07.54 PM¿Por qué la PNC no cumple con la Ley de Acceso a la Información Pública? Porque la información que pedí tiene que ver con el caso Daniel Alemán, y porque ellos saben que como periodista estoy investigando este caso.

Lo que pedí es el informe que la Unidad de Control entregó a la Inspectoría General de Seguridad Pública y a usted, como director de la PNC, sobre las extrañas circunstancias de la captura de Daniel Alemán.

diario hoyLa legislación de transparencia es para esto: Dar a ciudadanos y periodistas acceso a la información pública para poder monitorear a las instituciones y sus funcionarios, y para investigar y denunciar sus irregularidades. Hacer funcionar este derecho y este monitoreo es especialmente vital en el caso de la PNC y otras instituciones que tienen que garantizar nuestra seguridad y nuestros derechos humanos.

No dar acceso a información vital del caso equivale a entorpecer las investigaciones periodísticas que pueden ser incómodas para su institución y para usted, quien la dirige. Más grave aun: Tampoco han dado a la defensa del acusado acceso a este informe que incluye importantes pruebas de descarga, o sea que comprueban la inocencia del acusado y las irregularidades cometidos por miembros de la PNC.

Quiere decir que la PNC, y en última instancia usted como su jefe, no sólo están obstaculizando el trabajo periodístico sino también el ejercicio de una defensa técnica a la cual cualquier ciudadano tiene derecho.

Esto no se vale, Howard. Para esto nosotros dos hemos luchado contra los abusos de los cuerpos de seguridad, por su disolución por y por su sustitución por una nueva policía de carácter civil y garante de los derechos humanos. Bien me recuerdo que esto era tu ideal cuando entraste a la nueva policía. ¿Y qué pasó para que ahora, cuando al fin llegaste al poder en la PNC, todo esto te vale riata?

Te lo pregunta alguien que estaba a la par tuya cuando luchaste contra la Guardia Nacional y la Policía de Hacienda. Saludos,

44298-firma-paolo

LEA SOBRE EL MISMO CASO:

Es hora para el Fiscal General de actuar

Editorial de El Diario de Hoy: Procuradora de Derechos Humanos declara ilegal captura de joven

Algo anda mal en Altavista o los siempre sospechosos de todo

Carta al director general de la PNC: Está en sus manos corregir una injusticia

Carta a la Fiscalía: ¿Del “caso Daniel” al “caso FGR”?

Carta al presidente: ¿Por qué oculta los años más importantes de su vida? De Paolo Luers

Paolo Luers, 18 marzo 2017 / EDH

Estimado se
ñor presidente:
La Constitución define los requisitos para ser presidente: “ser salvadoreño por nacimiento, hijo de padre o madre salvadoreño; del estado seglar, mayor de 30 años de edad, de moralidad e instrucción notorias; estar en los ejercicios de los derechos de ciudadano, haberlo estado en los 6 años anteriores a la elección y estar afiliado a uno de los partidos políticos reconocidos legalmente.”

Todos los requisitos son fáciles de comprobar: o se cumple o no se cumple. Menos uno: “de moralidad e instrucción notorias”.

¿Qué es la “moralidad e instrucción”? ¿Y qué significa “notorias”? Luego de los presidentes Saca, Funes y Sánchez Cerén y sus resultados pobres, son interrogantes válidas.

Una ciudadana quiso explorarlos y solicitó a Casa Presidencial su hoja de vida. CAPRES se negó a entregarla, hasta que el Instituto de Acceso a la Información Pública se lo ordenó.

Los periódicos publicaron su hoja de vida. No se si la ciudadana que la solicitó queda satisfecha. Yo no. Alguien que aplica para un cargo tan importante no puede tener un hueco negro de 21 años en su hoja de vida. La suya deja en lo oscuro los años 1979 a 2000. En 1979 es profesor en Quezaltepeque, y en 2000 de repente es diputado.

Todos sabemos que entre 1979 y 1992 usted fue comandante de las FPL; que luego del asesinato de la comandante “Ana María” y del suicidio del comandante “Marcial” usted se convirtió en el Jefe Máximo de las FPL; y como tal en uno de los 5 miembros de la Comandancia General del FMLN. Y en 1992, usted fue firmante de los Acuerdos de Paz.

¿Por qué nada de esto aparece en su hoja de vida? Difícilmente usted hubiera llegado a la presidencia por méritos en su corta carrera como profesor de primaria. Llegó a ser diputado, vicepresidente y presidente por el liderazgo que ejerció precisamente en los años que oculta su hoja de vida. Esto incluye lo bueno, lo duro y lo feo que pasó bajo su liderazgo. Ni siquiera menciona lo bueno: su participación en el proceso de paz. Mucho menos lo duro relacionado con la conducción de la guerra, y lo feo: los masacres de las FPL contra sus propias bases.

Para mi, nada de esto lo inhabilita a ejercer la presidencia. De esto se trataban los Acuerdos de Paz: la plena inclusión de los insurgentes en el sistema político.

¿Por qué el presidente deja en negro los años más decisivos de su vida e incluso su participación en el proceso de paz, que tal vez de toda su vida es lo que más lo califica para ser presidente?

Se lo pregunto a usted, señor presidente. Saludos,

Carta a los que siempre recordaremos a Marianita. De Paolo Luers

Paolo Luers, 16 marzo 2017 / EDH

Compañeros:
Si Marvin Galeas todavía tuviera su espacio semanal en El Diario de Hoy, hubiera dedicado una columna a Marianita, su hermana del alma en las montañas. Hace poco murió de cáncer en su natal México DF. Me toca a mí escribir esta columna porque fue hermana mía también.

¿Cómo explicar lo extraordinaria que fue esta mujer? De bicha apareció en Nicaragua para unirse a los sandinistas y luego en el COMIN, el legendario “Comando Internacional de Información” del ERP, donde estábamos imaginándonos y planificando el surgimiento de Radio Venceremos y la locura de querer convertir esta revolución en la primera en la cual la comunicación -las palabras, las fotos y las películas- iban a ser instrumentos estratégicos a la par de la organización política y la lucha militar. Igual que Hernán “Maravilla” Vera, Santiago, Marvin y yo, Marianita dijo: “yo quiero ser parte de este reto”. Y este reto desafiaba todo, la lógica militar, el miedo, el poder mediático y la ley de probabilidad.

Luego de mi primer año de la guerra en San Salvador, volví a encontrármela en Morazán, ya incorporada al equipo de la RV y a la vida social en esta comunidad de campesinos, guerreros, activistas y artistas que estaba naciendo en las montañas de este departamento.

La guerra te puede sacar lo peor de tu personalidad. Todos tuvimos que observar y vivir esto, pero también te puede sacar lo mejor, lo más noble, lo más generoso. Ese era el caso de Marianita. Creció como ser humano con cada reto que le planteó la guerra.

Cada vez que regresé a Morazán la encontré una mujer más completa. Asumió más responsabilidades, acumuló más liderazgo y autoridad hasta que al final fungió como una especie de alcaldesa, resolviendo los problemas de la población de esta zona controlada por la guerrilla y bajo permanente ataque de la Fuerza Armada y su aviación.

Todos la amamos: los guerreros, los jefes, los milicianos, las mujeres campesinas, hasta los prisioneros de guerra. Personas como Marianita hicieron humana la guerra. “Maravilla” me hizo preservar, en medio de la guerra, la capacidad de reírme y gozar de la vida. Marianita me hizo preservar la confianza en el sentido humano detrás de la guerra que libramos.

Al terminar la guerra, todos rehicimos nuestras vidas. Ella lo hizo en su amado México, pero siempre pendiente de El Salvador, de la gente que había dejado atrás en Morazán. Desde lejos, pero nunca alejándose, siguió siendo nuestra hermana.

Cuando ayer publiqué en Twitter la esquela que dedicamos a Marianita, una lectora comentó: “Mercenaria al igual que usted”. Lástima que la pobre nunca conoció a María del Socorro Álvarez, conocida en México como “Coquito” y en El Salvador como “Marianita Chicas”.

Saludos,

Carta a nuestra conciencia: ¿Lo del ‘Hogar Seguro’ de Guatemala puede pasar mañana en El Salvador? De Paolo Luers

paolo luers caricaturaPaolo Luers, 11 marzo 2017 / EDH

En Guatemala celebraron el Día de la Mujer dejando morir a más de 30 muchachas en un lugar que irónicamente se llama ‘Hogar Seguro’.

Las menores de edad -algunos internados por abandono, otros por conflicto con la ley- durante años fueron sujeto a abusos de todo tipo, incluyendo violaciones. Sus denuncias y las respectivas órdenes judiciales no fueron atendidas por las ‘autoridades’. 80 de ellas se fugaron y 60 fueron recapturadas y encerradas en una sala. Se amotinaron. Hubo un fuego, posiblemente causado por las niñas encerradas para llamar la atención a su situación, como grito de ayuda. Nadie los liberó, nadie les abrió las puertas. Murieron más de 30, y unos 20 están en hospitales, debatiéndose entre vida y muerte. Feliz Día Internacional de Mujer…

diario hoyNos tenemos que preguntar: ¿Puede pasar algo parecido en El Salvador? ¿Cómo asume el Estado salvadoreño su responsabilidad sobre los menores de edad que están a su cuidado, sea por abandono o maltrato de parte de sus familias, sea porque han violado leyes?

Sinceramente: ¿Cuántas de las siguientes preguntas las podemos contestar con un sí?

¿Nos consta que en El Salvador, en las ‘instituciones de resguardo’, no están mezclados menores abandonados con menores delincuentes?

¿Podemos estar seguros nosotros que en El Salvador en estas ‘instituciones de resguardo’ los menores internos no sufren el mismo hacinamiento, los mismos abusos sexuales, la misma comida podrida, la misma ausencia de asistencia sicológica y educación que en Guatemala? ¿O para no ir tan lejos, como en nuestros centros penales?

¿Podemos dormir tranquilos, sin pesadillas, luego de ver las noticias del ‘Hogar Seguro’ de Guatemala y escuchar a los funcionarios de más alto nivel del país vecino evadiendo su responsabilidad?

¿Podemos confiar que en nuestro país las niñas y los niños en los orfanatos, los centros de resguardo, los centros de detención de menores viven seguros y libres de humillaciones, abusos, violaciones?

¿Podemos confiar que en El Salvador no puede pasar una tragedia similar?

Temo que a cada una de las preguntas la respuesta es: no. No podemos confiar en esto.

Entonces, ¿qué hacemos? ¿Cómo reaccionamos como sociedad ante esta incertidumbre? ¿Cómo garantizamos que la dignidad y seguridad de los menores que están bajo la custodia del Estado?

Cada uno tiene que hacerse estas preguntas inquietantes. No podemos dormir tranquilos.

Piénsenlo.

44298-firma-paolo

Lea el reportaje:
La tragedia de ‘un sistema de protección fallido’ en Guatemala

Carta a los liberales en ARENA: Última llamada. De Paolo Luers

Paolo Luers, 8 marzo 2017 / EDH

Estimados amigos:
El conflicto de ARENA con sus jóvenes, por lo menos con los que se definen como liberales, da la impresión que por lo menos un sector fuerte de su dirigencia está queriendo definir el carácter ideológico del partido como conservador, cristiano, pro vida, anti aborto. Si esto se oficializa, se pondrá fin al esfuerzo de los últimos años (desde su derrota y división en el 2009) de convertir ARENA en un partido amplio, plural, abierto hacia el centro social, cultural y político de la ciudadanía. No solamente saldrán sobrando los jóvenes que recientemente se vieron obligados a renunciar del sector juventud, sino todos los libertarios y liberales que abogan por un partido y Estado laico y que asumieron la difícil tarea de abrir al partido para sectores que no comulgan ni con la izquierda ortodoxa, ni con el populismo de derecho e izquierda, pero tampoco con el conservadurismo.

Si esto pasa, ARENA tendrá muy poca capacidad de construir la nueva mayoría indispensable para que en el 2018 y 2019 se cambie el rumbo del país. El rumbo del país no se cambia solamente desplazando al FMLN del gobierno, hace falta crear un proyecto político amplio e inclusivo que puede dirigir al país al crecimiento y a la erradicación de la pobreza y la marginación.

Desde sus inicios, ARENA ha sido mucho más que un partido conservador. Si no, no hubiera tenido la capacidad de asumir el reto de terminar la guerra civil y democratizar al país. Si ahora se limita a su núcleo conservador (para no decir reaccionario), marginando a la tendencia liberal y progresista, ARENA se condena a la irrelevancia. Tiene que hacer lo contrario: Consolidar su elementos liberales y reformistas, ser mucho más autocrítico y tolerante al debate interno y con la sociedad y todo su escepticismo hacía todos los partidos.

Fue un error permitir a los conservadores en el COENA hacer fracasar el proyecto innovador la juventud. Fue un error no hacer todo lo posible para que estos jóvenes tengan cabida en ARENA. Sería un error fatal si en el proceso interno de búsqueda de candidatos para alcaldías y diputaciones los liberales y renovadores no tengan igualdad de condiciones para competir.

Sería lamentable que los muchos liberales que se encuentran en la base histórica y en la militancia nueva de ARENA se dejen intimidar y ningunear. De ellos -¡de ustedes!- dependerá si ARENA logre recoger y expresar las aspiraciones mayoritarias de una ciudadanía cansada de conservadores de izquierda y de derecha.

La única batalla perdida es la que no se libra. Saludos,

De manera de ilustración:

El comunicado de los 5 miembros de la Dirección Nacional de juventud de ARENA que renunciaron

La respuesta del COENA

Carta a la fiscalía: ¿Del “caso Daniel” al “caso FGR”? De Paolo Luers

paolo luers caricaturaPaolo Luers, 7 marzo 2017 / EDH

Estimados fiscales:
Lo que comenzó como “caso Daniel”, se convirtió rápido en el “caso PNC Altavista”, cuando la Unidad de Control de la PNC se dio cuenta que el arresto de Daniel Alemán fue arbitrario y que los agentes, en vez de reconocer su error, trataron de encubrirlo con otro más grave, sembrándole al detenido una libra de marihuana. Entonces, ya cometieron un delito. Esto se hizo evidente cuando dos de los agentes involucrados fueron detenidos, luego de que Asuntos Internos encontró las evidencias de que los traficantes de droga eran ellos mismos.

Era el momento para liberar a Daniel. Pero diario hoyel director de la PNC, en vez de rectificar el caso ante la fiscalía, se inventó otro: Dijo en televisión que ahora lo iban acusar de extorsión. Cotto no sólo dio información falsa (porque esta investigación de extorsión nunca involucró a Daniel Alemán), sino nuevamente violó la ley: Mandó a dos policías a Mariona a “imputar” a Daniel del nuevo “delito”. Pero ojo: Ustedes saben que no es la PNC que tiene derecho de meterse a un penal para “imputar” a un detenido que ya está a las ordenes del juez. Sólo ustedes, los fiscales, tienen esta facultad. Pero fueron dos policías, quienes nunca se identificaron y mantenían sus caras cubiertas. Un procedimiento nulo.

20170218_1623402-copyLo que hicieron no es intimar sino intimidar. A partir de este momento, ya no es el “caso PNC Altavista”, ahora es el “caso Howard Cotto”. Es más, sus colegas fiscales en Soyapango y también en la central de Santa Elena, no tenían rastro de este nuevo delito y de ninguna acusación adicional contra Daniel Alemán.

Pero luego, por arte de magia, apareció un fiscal presentando a otro juez un nuevo requerimiento contra Daniel, acusándolo de haber participado en extorsiones. Resulta que este segundo requerimiento contra Daniel tiene aun más errores e inconsistencias que el primero. Todo basado en información falsa de la PNC.

Uno se pregunta: ¿Manda Howard Cotto también en la fiscalía? ¿Se presta la fiscalía a cubrirle las espaldas a la policía cuando trata de encubrir sus errores con otros peores que ya son delitos y evidencias manipuladas? ¿No pasan estas acusaciones por el filtro de una investigación propia de la fiscalía?

Todavía hay tiempo para que ustedes, los fiscales, hagan su trabajo investigativo y dejen de desgastarse cubriendo los errores de la PNC. Si no, este caso al final se va a convertir en el “caso FGR”, sea por negligencia o por complicidad con los abusos policiales. Es tiempo que la FGR retire las acusaciones a Daniel y comience a investigar a la PNC.

Saludos,

44298-firma-paolo

(más…)