Nuevo Cuscatlán

Impuestos subieron un 310% en Nuevo Cuscatlán

La comuna de Nuevo Cuscatlán hizo una clasificación especial para las zonas residenciales del municipio, a quienes incrementó la tarifa de tributos. En el casco urbano y zonas rurales, los impuestos se mantienen.

Colonia Via del Mar, Nuevo Cuscatlán

Colonia Via del Mar, Nuevo Cuscatlán

10 octubre 2015 / EDH

La alcaldía de Nuevo Cuscatlán acordó incrementar las tasas municipales en zonas residenciales, en algunos casos hasta por un 310% y muy por encima de algunos municipios vecinos, según consta en el Diario Oficial del 16 de julio de 2015.

La decisión fue tomada por la comuna en la primera sesión de concejo de la nueva administración, que dirige la ex concejal y ahora alcaldesa  Michelle Sol. Los incrementos son a las tasas de alumbrado eléctrico, pavimentación, recolección de desechos, además de crear contribuciones especiales.

Para ello, la alcaldía ha hecho una nueva clasificación de la zonas, dividiéndolas en tres: zona urbana 1, es decir residenciales, urbanizaciones y condominios habitacionales; zona urbana 2, el centro urbano del municipio y sus colonias, y zona sub urbana, es decir las comunidades y asentamientos.

Los incrementos han sido establecidos para la zona urbana 1, es decir a las colonias que están a las afueras del municipio y que cuentan con servicio de agua potable, aguas lluvias, electricidad, telefonía, derechos de vía, asfalto, entre otros.

Antes, las colonias como Vía del Mar, Condado Santa Elena, Garden Hills, Joya de Las Piletas y Villas de Las Piletas pagaban $0.28 centavos mensuales por cada metro lineal (ML) de alumbrado eléctrico, con la nueva tabla de impuesto pagarán $0.87 mensuales, un incremento del 310%. Para la zona industrial y de comercial, ese pago se incrementa de $0.23 a $0.30 centavos.

Por otra parte, el concejo, sin los votos de los representantes de ARENA, avaló incrementar el impuesto por pavimentación, derecho de vía y mantenimiento de las calles.

Antes, la zona urbana 1 cancelaba un promedio $1.05 mensuales por ese derecho, pero ahora cancelará $0.11 por metro cuadrado. Esta medición abarca el total del frente de la residencia más la mitad de la calle principal.

Por ejemplo, si una casa mide ocho metros de frente y la mitad de la calle cinco, se multiplican los ocho de la casa por los cinco de la calle, es decir 40. Al multiplicarlo por el nuevo impuesto, esa residencia pagará $4.40 y no los $1.05 que tributaba antes.

Asimismo, el incremento se ha aplicado a los pagos de recolección de desechos sólidos. Nuevamente, las zonas residenciales deberán pagar más, pues ya no se establece un costo fijo de $5.71 para todas las viviendas, sino que ahora se aplicará conforme a una tabla.

Ahora la cuota menor es de $12.25, y se designará únicamente a las viviendas de entre 80 a 250 metros cuadrados. Las que miden de 251 hasta 3001 metros cuadrados pagarán entre $5.72 hasta $45.72, incluyendo una cuota de entre $0.5 y $0.1, respectivamente, dependiendo el área total del inmueble.

Imponen contribuciones

La nueva ordenanza de tasas municipales también incluye una “contribución especial” de alumbrado eléctrico y pavimentación en residenciales que viven en régimen de condominio.

Estas residenciales, para el caso Los Sueños, pagan por su cuenta el mantenimiento de alumbrado y las calles, pues son de su propiedad, por lo que los vecinos aseguran que no deberían pagar por un servicio que ellos ya cancelan.

No bastante, la comuna argumenta que esa contribución debe ser exigible porque “el contribuyente recibe real o presuntamente un beneficio especial, derivado de la ejecución de obras públicas o de actividades determinadas, realizadas por la alcaldía.

Estas residencias en régimen de condominio, que antes no cancelaban nada, pasarán a pagar $17.13 mensuales ($205.56 al año) como contribución especial en “concepto de pavimentación y mantenimiento de calles públicas”, además de $11.43 ($137.16 al año) como contribución especial por “alumbrado y mantenimiento de luminarias”.

El nuevo pliego de tasas se coloca por encima de otros municipios como su colindante Antiguo Cuscatlán, que a pesar de tener más zonas urbanas los tributos son bajos.

Según las tarifas vigentes publicadas en el Diario Oficial del 12 de diciembre de 2003, en Antiguo Cuscatlán el cobro por alumbrado eléctrico por ML es de $0.26, una diferencia de $0.61 con respecto a las que ha aprobado recientemente Nuevo Cuscatlán.

Mientras, la tasa para pavimentación y mantenimiento de calles en Antiguo Cuscatlán es de $0.03 mensuales por metro cuadrado, una diferencia de $0.08 con respecto a la nueva cuota en Nuevo Cuscatlán.

De acuerdo con los vecinos de algunas colonias del municipio, la alcaldía ha argumentado que estos nuevos impuestos servirán para hacer obras, pero aseguraron que hasta el momento no les ha sido presentado un estudio técnico que justifique la necesidad de incrementar los tributos (leer nota aparte).

 El Diario de Hoy buscó declaraciones de autoridades de la comuna sobre los incrementos de tasas, pero no fue posible contactar a nadie en la oficina de comunicaciones de la sede municipales. Pese a las llamadas al teléfono fijo, no hubo respuesta.

También se buscó la opinión de la alcaldesa, Michelle Sol, pero no respondió a las llamadas hechas a su teléfono celular.

Anuncios

Comuna de Nvo. Cuscatlán se reúne con constructores

Debatieron sobre decisión de la comuna de suspender permisos de construcción en dicho municipio.

La representante de la alcaldía de Nuevo Cuscatlán, Carolina Recinos, durante la reunión con los desarrolladores de proyectos en ese municipio | Foto por José Zometa

La representante de la alcaldía de Nuevo Cuscatlán, Carolina Recinos, durante la reunión con los desarrolladores de proyectos en ese municipio | Foto por José Zometa

José Zometa, 12 sept. 2015 / EDH

Representantes de la Alcaldía de Nuevo Cuscatlán se reunieron ayer con representantes de las empresas constructoras que están ejecutando proyectos residenciales o habitacionales en ese municipio.

La reunión, a la cual se hizo presente El Diario de Hoy, se desarrolló ayer por la mañana en la biblioteca de la comuna de Nuevo Cuscatlán.

El motivo de la reunión  fue la reciente decisión de la alcaldía local de suspender los permisos de construcción y proyectos residenciales en vista de las últimas publicaciones   sobre la tala de árboles en proyectos habitacionales del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (Ipsfa).

Carolina Recinos, en representación de la edil de Nuevo Cuscatlán, Michelle Sol, estuvo en la reunión con los desarrolladores de proyectos de todo el municipio.

Ella confirmó a este periódico la medida de suspensión de los proyectos de construcción en ese municipio, tal como se argumenta en una copia de notificación a las constructoras, a la cual tuvo acceso este periódico.

“… se les comunica que desde este momento quedan suspendidas todas las construcciones actuales o por realizarse para evitar la deforestación en el municipio. De infringirse esta disposición se procederá a la imposición de las multas ambientales correspondientes”, dice la notificación girada por la comuna y firmada por la edil.

“Sí, si ya lo tienen ustedes, eso así es, ahí lleva la firma de la alcaldesa”, respondió a la pregunta de este periódico sobre si es cierto la suspensión de los proyectos en ese municipio, Carolina Recinos, quien dijo ser colaboradora de la alcaldía de Nuevo Cuscatlán.

No obstante, algunos de los desarrolladores presentes en dicha reunión, defendieron los proyectos que llevan adelante.

Aseguraron algunos que han recibido la notificación de la alcaldía sobre la suspensión de los proyectos, pero dijeron que hasta ayer los que ya están en ejecución siguen su marcha normal, no han sido paralizados.

“Continuamos con el proyecto y esperamos que no se suspendan porque nosotros hacemos inversiones importantes, solicitamos préstamos a los bancos para invertir en el desarrollo y hemos encontrado en esta alcaldía las facilidades para poder hacerlo”, manifestó a este periódico, una representante de las empresas que cuenta con proyectos en ese municipio de La Libertad y que participó de la reunión.

Otro de los desarrolladores que dijo tener proyectos residenciales desde hace años en dicho municipio y aseguró que lo único que persiguen es coadyuvar al desarrollo del país a  través de esas construcciones en la que se generan numerosos empleos.

“Nosotros con nuestros proyectos que estamos haciendo desde hace ya varios años en este municipio lo único que estamos haciendo es inyectar inversión que tanto necesita El Salvador, y generando cientos de empleos, empleos que tanto se necesitan para evitar que la gente se dedique a delinquir al no encontrar trabajo”, planteó el desarrollador.

Un tercer representante de una empresa constructora argumentó que en todo proyecto de desarrollo se hace necesario talar árboles, pero que todo eso las empresas los reponen reforestando y sembrando algunas especies de plantas.

“En todas partes del mundo se tienen que talar árboles, pero por eso nosotros cumplimos con una serie de medidas de compensación, como es la siembra de cientos de árboles y de arbustos, no es cierto que somos deforestadores”, externó otro de los representantes.

Acuerdos en reunión
De acuerdo con Recinos, en la reunión de ayer que se realizó en la biblioteca de la municipalidad, se llegó a algunos acuerdos con los desarrolladores que tienen proyectos en ese municipio.

“Se tomó el acuerdo de publicar un comunicado” con la posición de los desarrolladores ante las publicaciones de este periódico sobre los proyectos de construcción en  dicho municipio del departamento de La Libertad.

Además, aseguró Carolina Recinos, se tomó el acuerdo de convocar para las próximas horas a los representantes de la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (Casalco) para abordar la misma temática.

Carta firmada por  la alcaldesa Michelle Sol que comunica la suspensión de obras. Segunda Vuelta

Carta firmada por la alcaldesa Michelle Sol que comunica la suspensión de obras. Segunda Vuelta

comunicado NC

Deforestan finca por proyectos de viviendas en Nuevo Cuscatlán

Cientos de árboles fueron descuajados en la finca Florencia. Y se vienen más proyectos.

Vista aérea de la zona deforestada de la finca Florencia, en Nuevo Cuscatlán, donde se ejecuta el proyecto de viviendas Kuaukali, propiedad del IPSFA. | Foto por Evelyn Linares

Vista aérea de la zona deforestada de la finca Florencia, en Nuevo Cuscatlán, donde se ejecuta el proyecto de viviendas Kuaukali, propiedad del IPSFA. | Foto por Evelyn Linares

, 9 sept. 2015 / EDH

En un área de 14 manzanas aproximadamente, más de 400 árboles de diferentes especies fueron descuajados en cuestión de pocos días por los trabajadores de una empresa constructora, con ayuda de bulldozers y sierras eléctricas.

Ahora en ese lugar se movilizan tractores, camiones de volteo y decenas de obreros que realizan labores de terracería en un proyecto de construcción de viviendas, según constató un equipo de El Diario de Hoy que visitó en dos ocasiones el lugar.

El proyecto urbanístico se llama Kuaukali y es propiedad del Instituto Salvadoreño de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA), revelaron a este periódico trabajadores de la empresa constructora.

Es la misma institución que vendió un terreno de cinco lotes a la empresa Terrein, S.A., propiedad del expresidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, y de su exasesor, Byron Larrazábal, a precios por debajo de los de mercado.

No obstante, ese proyecto es el más pequeño de los que se vienen en ese municipio de Nuevo Cuscatlán, según fuentes de esa comuna, que aseveraron que esos proyectos ya cuentan con el permiso de la alcaldía del FMLN, dirigida por Michelle Sol.

“Yo me reuní con todas las personas que están construyendo en Nuevo Cuscatlán en este momento; entonces yo sé todos los proyectos que vienen; viene Cayalá, viene Santa Elena Island, viene Kuaukali que es del IPSFA, esos son proyectos grandes”, aseguró a este periódico una de las fuentes de la zona.

Sin respuesta

Al respecto, El Diario de Hoy visitó en dos ocasiones la comuna de Nuevo Cuscatlán, para hablar con la alcaldesa Michelle Sol, sobre esos proyectos y sobre los permisos otorgados, pero los agentes del CAM que se mantenían en la puerta principal en los diferentes momentos en que llegó el equipo de este periódico, aseguraron que la funcionaria no se encontraba en su despacho.

También se le llamó a su teléfono móvil en varias ocasiones y solo en una vez contestó una asistente, quien dijo que la alcaldesa estaba en una reunión y que le llamáramos más tarde. Se le llamó varias veces, pero ya no respondió el celular.

La página web del IPSFA también consigna que tiene en marcha ese proyecto de construcción de viviendas, a las cuales solo pueden acceder los miembros de la institución armada.

“Con el objetivo de apoyar las necesidades de oficiales y suboficiales de la Fuerza Armada, ha sido creado el proyecto “Complejo Residencial Kuaukali”, cuyo significado es: “La Casa de los Guerreros Águila”, un vocablo proveniente de la lengua náhuat que representa a los guerreros mayas, y cuyo sentir es referenciar la gran valentía de estos personajes, con los honorables miembros de la Fuerza Armada, por el compromiso y lealtad demostrados cada día”, plantea el IPSFA en la publicidad del proyecto colgada en su página web.

Cuántas viviendas serán construidas en ese proyecto, es una incógnita. El Diario de Hoy contactó al presidente del IPSFA, coronel René Díaz Argueta, para conocer detalles del proyecto urbanístico, pero se negó a dar información.

“Yo quiero que me disculpe pero no estoy autorizado para informarle de eso”, respondió de entrada el militar.
-Solo queremos que nos dé información sobre el proyecto, se le dijo.
“Pero no estoy autorizado para informarle de esas cosas; es que mire, tenemos mala experiencia con el periódico El Diario de Hoy, solo requiere información para sacarnos cosas escandalosas”, argumentó el militar.

Se le insistió en que solo se quería conocer la cantidad de viviendas que contempla el proyecto Kuaukali, pero ésta fue su respuesta:
“Igual, por cualquier cosa que yo le diga, usted saca una cosa distorsionada, por eso es que no quisiera darle información”, alegó el titular del IPSFA.

El anuncio del IPSFA no dice cuántas viviendas contempla dicho proyecto. Sin embargo, los obreros aseguran que son unas 200 viviendas, mientras que las fuentes de la alcaldía aseguran que se trata de un proyecto de 800 casas.

Lo cierto es que el descuaje de árboles apenas comienza, de acuerdo con la denuncia. Con ello también se ocasiona la destrucción del hábitat de muchas especies de árboles y animales como el venado que aún habita en esa zona boscosa.

“Si usted viniera en la tarde como a las 6:00, cuando ya la maquinaria ha parado de trabajar (en la terracería), viera a los venaditos que salen a andar por todo eso”, dijo a este periódico un vigilante privado del proyecto Kuaukali.

“Aquí todas estas áreas el municipio las tenía protegida, las tenía como áreas agroforestales y (el exalcalde) Bukele las desprotegió; él dijo que las había protegido dejando el 50 por ciento de áreas verdes, pero realmente las áreas verdes son los jardines de las casas. Aquí van a botar todo”, lamentó una de las fuentes del municipio.

Ya va en el presupuesto

La mismas fuentes de la comuna aseguran que en Nuevo Cuscatlán los proyectos urbanísticos apenas comienzan, pues ya están en la lista de espera varios proyectos que pronto comenzarán a botar árboles y a terracear.

Según dicen, todo se debe a que las finanzas de la comuna necesita de fondos, ya que inclusive el dinero que recibirá por los permisos de construcción ya están contemplados en el presupuesto 2015 de la alcaldía.

“Hemos pedido información de todos los desarrollos que se están autorizando en Nuevo Cuscatlán, especialmente porque Nuevo Cuscatlán tiene mucha dependencia de los ingresos ahorita. El presupuesto que tiene en el año, la mitad del presupuesto les va entrar en permisos de construcción y ahí hay ciertas irregularidades que hay que rascar porque ellos no debieron hacer un presupuesto con algo que en teoría no les ha entrado con anterioridad”, externaron.

Sobre este aspecto también se le pretendía preguntar a la alcaldesa Michelle Sol, pero no se nos atendió.

De acuerdo con los denunciantes, todos esos permisos de construcción fueron otorgados en la administración anterior (la de Bukele), aunque en la actual se han ido reduciendo los impuestos para este tipo de proyectos.

La gestión edilicia actual “la volvió a modificar el 1 de mayo; o sea que han ido modificando las ordenanzas, porque al principio era como si que le cobraban bastante a los constructores y como que les han ido bajando para que no les salga muy caro el desarrollo”, explicaron las fuentes de la alcaldía.