Alfredo Atanacio

El país que me ha dado todo. De Alfredo Atanacio

Y creo que todos tenemos un compromiso que asumir: el de preguntarnos cada día qué podemos hacer para que nuestro país sea mejor y poder heredar un mejor El Salvador a nuestros hijos.

alfredo atanacio

Alfredo Atanacio, 13 diciembre 2017 / La Prensa Gráfica

Empresario ¿Por qué seguís en El Salvador? Esta pregunta la he tenido que responder muchísimas veces cada vez que estoy fuera del país. Y es que pareciera que para la mayoría de la gente no tiene sentido que yo siga viviendo en El Salvador si tengo la oportunidad de operar Uassist.ME desde cualquier otra parte del mundo. No lo comprenden.

Mi respuesta es siempre la misma: es el país donde nací y que me lo ha dado todo. Es cierto que El Salvador está pasando por momentos muy retadores desde hace varios años. Y también, me considero una persona privilegiada y desde mi “burbuja” la realidad que vivo es diferente a la de la mayoría de salvadoreños que no pueden ni siquiera salir tranquilos de sus casas o que no saben si sus hijos regresarán con vida al final del día.

LPGPero esta vez me quiero dirigir a quienes, como yo, tienen el privilegio de vivir en esta “burbuja”. Nosotros tenemos una gran responsabilidad con nuestro país. Y sería cobarde de nuestra parte que no lucháramos por cambiar la realidad de millones de salvadoreños que a diario se tienen que enfrentar a la violencia, el desempleo, a un sistema de salud pública deficiente, a la falta de acceso a la educación, etc.

Como mencionaba, El Salvador me lo ha dado todo: mi familia, mis amigos, mis negocios. Es mi casa. Y siento la responsabilidad de darle algo de regreso a mi país. He invertido y seguiré invirtiendo (y creyendo) en mi país. Mi compromiso es seguir luchando para crear empleos de alto valor, para dar oportunidades de verdad, apoyar el emprendimiento, dar mentorías y motivar a otros salvadoreños a que también crean en el país.

Y creo que todos tenemos un compromiso que asumir: el de preguntarnos cada día qué podemos hacer para que nuestro país sea mejor y poder heredar un mejor El Salvador a nuestros hijos. Muchas veces nos detiene el pensar que se necesitan grandes acciones, grandes cantidades de dinero para poder hacer algo, pero realmente con pequeñas acciones podemos marcar una diferencia.

Finalmente, también me quiero dirigir al gobierno y a toda la clase política. Si están en los puestos en los que están es porque ganaron por una mayoría, lo más probable es que la mayor cantidad de votos vino de estas personas que a diario sufren todos los problemas sociales y económicos de nuestro país. Señores, dejemos los rencores del pasado atrás que lo único que hacen es alimentar la polarización que existe en el país. Piensen en el impacto que esto está teniendo en todos los salvadoreños. Y mejor cambiemos las palabras de confrontación y de odio político por mensajes que abonen a una paz social, por acciones que lleven al país hacia adelante. Los salvadoreños no necesitamos que quienes nos dirigen nos estén poniendo unos contra otros.

Anuncios

La columna menos popular de la historia. De Alfredo Atanacio

Para salir adelante como país, es necesario que salgamos de nuestra zona de confort y comencemos a actuar ante verdades que muchas veces no queremos escuchar e ignoramos.

Alfredo Atanacio, 29 junio 2017 / EDH

Hace algunos días, dije en un tuit que hace falta que venga alguien que nos diga lo que necesitamos oír y no lo que queremos oír. Y los políticos que tenemos saben esto mejor que nadie, y como lo que más les interesa son los votos, no nos dicen lo que necesitamos que nos digan, sino lo que queremos escuchar. Y hasta cierto punto es lógico, pues por algo también dicen que la verdad no mata, pero duele…y también puede hacer perder votos.

Una de las cosas que menos nos gusta escuchar es que nos digan que cada pueblo tiene el gobierno que se merece. Más de alguna vez hemos estado en desacuerdo, porque no puede ser que los salvadoreños nos merezcamos estos gobernantes. Pero la verdad es que si seguimos teniendo los líderes políticos que tenemos es porque nosotros mismos lo hemos permitido. Por mucho que digamos que queremos ver caras nuevas y que necesitamos nuevas maneras de pensar, terminamos votando por los mismos y hasta les celebramos cuando se comienzan a atacar entre ellos, nos burlamos de quienes piensan diferente y hasta llegamos a caer en el mismo nivel de sus troles.

Otra cosa que no nos gusta oír es que nos tenemos que involucrar en la política. Muchos dicen que la política es sucia, pero cuándo vamos a darnos cuenta de que es nuestro deber limpiarla. Y lo podemos hacer fácilmente al votar por gente limpia.

Meterse en política no significa afiliarse a un partido y buscar una candidatura o tener un puesto en el gobierno. Como sociedad civil podemos hacer mucho. Vivimos en una situación de polarización extrema que a nadie le gusta, pero eso también sigue siendo culpa nuestra, porque seguimos respondiendo ante las campañas sucias de los políticos.

También, así como les deberíamos exigir a los políticos que cumplan, deberíamos nosotros cumplir como ciudadanos. Comenzando por pagar impuestos. Actualmente hay un gran porcentaje de personas que no están pagando impuestos, pero deberían hacerlo, y en este caso no me refiero solo a empresas grandes que pueden eludir o evadir impuestos, sino una gran cantidad (cerca del 70 %) de los negocios no están formalizados, es importante que se amplíe la base tributaria.

El Salvador está en una condición fiscal delicada, tenemos bajo crecimiento y un clima inadecuado de inversión, el potencial del país es gigantesco, pero así como están las cosas la verdad es que nos acercamos a un periodo en el que se tendrán que hacer ajustes o sacrificios para poder darle un mejor futuro a las generaciones venideras. Este sacrificio puede venir en forma de aumento en impuestos (incluso el IVA), aumento de edad para jubilarse, despidos, etc.

Algo más en lo que seguramente a la mayoría no le gustará escuchar es sobre los salarios en el gobierno. En lo personal, me molestan los sueldos del gobierno, pero no porque considere que son muy altos. De hecho, pienso que algunos deberían ser mucho mayores. Lo que sí me molesta es que muchos de estos puestos están siendo ocupados por personas incapaces. ¿Qué porcentaje de los funcionarios actuales pudiera tener un trabajo que les pague lo mismo que el gobierno?

El gobierno debería tener la capacidad de ofrecer salarios que compitan con los de una empresa privada, para poder garantizar que tendremos a los mejores profesionales. Pero también se debería medir el desempeño de los funcionarios por medio de KPI. Por otro lado, pasa lo contrario con muchos puestos operativos en el gobierno que requieren una menor preparación, pero que tienen salarios mucho mayores que los de una empresa. Y ni hablar de todas las plazas innecesarias que deberían desaparecer, entiendo que lo anterior no podrá ser parte de la campaña de ningún candidato. (¿Se imaginan? “Voy a despedir gente y subir salarios de funcionarios”).

Para poder salir adelante como país, es necesario que salgamos de nuestra zona de confort y comencemos a escuchar y a actuar ante estas verdades que muchas veces preferimos ignorar. Tenemos ya 25 años ignorándolas. Y esto nos ha costado también 25 años de retraso en el desarrollo como país. El Salvador no se arregló con los Acuerdos de Paz, eso fue solo un primer paso.

@aatanacio

¿Cómo sacarle provecho a las elecciones? De Alfredo Atanacio Cader

Al votar por personas específicas y no por banderas, tenemos la opción de sacar de la Asamblea Legislativa a los diputados que ya nos decepcionaron, para darle oportunidad a nuevas caras.

Alfredo Atanacio Cader, 20 abril 2017 / EDH

Pareciera que en El Salvador todo el tiempo estamos en periodo de elecciones. Apenas vamos comenzando el segundo trimestre de 2017 y ya estamos escuchando por todos lados opiniones y predicciones sobre las Elecciones Presidenciales de 2019.

Seguiremos leyendo y escuchando sobre el tema, así que yo también quiero compartir mi opinión. Y aunque pareciera estar de sobra aclararlo, me parece necesario establecer que nuestro país está peor que hace 5 y 10 años en la mayoría de aspectos. Es urgente cambiar el rumbo de El Salvador lo más pronto posible. Por eso, antes de hablar sobre las Elecciones Presidenciales de 2019, veamos cómo nos pueden ayudar las municipales y legislativas de 2018.

Posiblemente ha pasado por la mente de muchos que es poco lo que se puede hacer si prácticamente tenemos solo dos partidos políticos que generalmente terminan tomando decisiones decepcionantes para los salvadoreños.

A pesar de esta limitante, tenemos la opción de elegir uno por uno a los diputados que nos van a representar, por medio del voto por rostro. Al votar por personas específicas y no por banderas, tenemos la opción de sacar de la Asamblea Legislativa a los diputados que ya nos decepcionaron, para darle oportunidad a nuevas caras. Tanto ARENA como el FMLN tienen gente profesional, comprometida con el progreso de nuestro país. Está en nosotros darle la oportunidad a estas personas nuevas para que nos represente en la asamblea.

Recordemos que las elecciones de 2018 son cruciales, pues son los diputados quienes escogerán al Fiscal General y a los Magistrados de la Sala de lo Constitucional. Y aunque no estoy de acuerdo con todas las sentencias de la Sala, reconozco que es el único contrapeso que tiene actualmente el gobierno del FMLN. Y es importantísimo mantener este balance, ya que no debería haber una Sala de lo Constitucional afín al gobierno… Sería como el tiro de gracia para El Salvador. Personalmente, lo que busca el FMLN no es lo que yo quiero para mi país. No somos Venezuela, pero si al actual gobierno le parece que lo que está pasando en Venezuela está bien, esto es una alarma gigantesca para todos los que queremos un mejor país.

Por otro lado, como sociedad civil, podemos exigir una reforma electoral que permita el voto por distrito y no por departamento. De esta manera, podríamos escoger diputados de la zona específica en la que vivimos, para que los diputados electos puedan realmente representar los intereses de los ciudadanos que votaron por ellos.

Finalmente, aunque en el corto plazo tenemos únicamente dos partidos políticos que dejan mucho que desear, podemos cambiar esta realidad si apoyamos la creación de una tercera fuerza política que comience desde cero, con gente honorable. Esto tendría que ser un proyecto a largo plazo que se consolidaría en varios ciclos electorales. Pero mientras más pronto se comience, mejor.

Y con respecto a los partidos políticos actuales, podré criticar muchas de las decisiones de ARENA; sin embargo, reconozco que es –por ahora- la opción menos dañina. Y aunque todavía falta para las elecciones presidenciales, no deben equivocarse al escoger a sus candidatos a la presidencia y vicepresidencia. ¿Cuál es la clave? Buscar candidatos para los salvadoreños y no para su voto duro, que eso ya lo tienen ganado. Necesitamos gente que nos una y no que nos siga dividiendo, políticos que comprometidos para trabajar por El Salvador y no para una ideología. Lo mismo para el FMLN, el voto duro ya lo tienen. Piensen en los salvadoreños.

@aatanacio

El mundo es de los locos. De Alfredo Atanacio Cader

Son los locos quienes han logrado convertirse en personas exitosas, quienes han hecho lo que parecía imposible o quienes creyeron en su idea.

alfredo atanacio

Alfredo Atanacio

Alfredo Atanacio Cader, 1 diciembre 2016 / EDH

Si a usted le han dicho que está loco cuando le cuenta a alguien sus planes de vida o ideas de negocio, tómelo como un halago o una señal de que su idea tiene potencial de ser exitosa. Al fin de cuentas, la historia nos ha demostrado que son los locos quienes han logrado convertirse en personas exitosas, quienes han hecho lo que parecía imposible o quienes creyeron en su idea a pesar de que los demás pensaron que estaban destinados a fracasar.

diario hoyMuchos de los inventos que ahora son cotidianos para nosotros parecían ideas imposibles de realizar: sobre el teléfono, se dijo al inicio que tenía demasiadas deficiencias como para ser considerado un medio de comunicación. Sobre las computadoras se pensaba que no había ninguna razón por la cual alguien quisiera tener una en su casa. Ahora, hay más teléfonos que habitantes en nuestro país;  y en la mayoría de los hogares hay al menos una computadora.

Entonces, además de una buena idea, también es necesario ser perseverante y no rendirse si en un inicio esta idea no es bien aceptada. De hecho, eso es lo más natural, pues la gente tiende a rechazar aquello para lo que no cuentan con un punto de comparación o de referencia.

Elizabeth Blackwell, la primera mujer que recibió un título de doctora en medicina, fue rechazada de 29 universidades, así que decidió comenzar a visitar las universidades en persona. Muchos le aconsejaban que se hiciera pasar por un hombre, para que aceptaran su solicitud de entrar a una escuela de medicina, pero ella se negó a hacerlo. Un día, una universidad aceptó su aplicación por error. Y su perseverancia la llevó a graduarse en 1849.

Historias como esta hay muchas más de las que nos imaginamos. A Walt Disney, por ejemplo, nadie quería darle trabajo como artista. Y al no poder conseguir trabajo, decidió iniciar su propio estudio de animación, que quebró. Pero más adelante fundó Walt Disney Company, que al año genera billones de dólares en ganancias.

Steve Jobs fue despedido de su propia empresa;  The Beatles fueron rechazados por muchas casas disqueras; Steven Spielberg fue también rechazado las dos veces que aplicó para estudiar cine en una universidad de California. Y todos ellos ahora son los personajes más exitosos en su ámbito. Por eso yo siempre he estado convencido de que lo más importante para lograr nuestros sueños es creer en ellos y hacer todo lo posible para que se vuelvan realidad, a pesar de que en un inicio no nos vaya bien.

Esto lo hemos vivido en carne propia con nuestro nuevo proyecto: LIVE, que se está construyendo en el centro histórico de San Salvador. LIVE es un proyecto de co-living para jóvenes y universitarios, similar al modelo de universidad de Estados Unidos. Hay muchos que piensan que mi socio y yo estamos locos por estar desarrollando esta idea en el centro, pues les parece que será un rotundo fracaso… Y hay una probabilidad que sea así. Pero también es probable que sea un éxito. La única manera de descubrirlo es tomar el riesgo. Así de loco parecía también en su momento el pensar que podríamos viajar en avión. Así que si sus ideas le parecen locas a los demás, si lo ven imposible, esta puede ser una señal de que van por un buen camino.

Recuperemos nuestro Centro Histórico. De Alfredo Atanacio Cader

Alfredo AtanacioAlfredo Atanacio Cader, 5 mayo 2016 / EDH

La semana pasada, Nayib Bukele anunció el inicio del reordenamiento del Centro Histórico de San Salvador. Esta no es una tarea fácil, pues ya varios alcaldes han fracasado en el intento. Pero el alcalde ha prometido que en 18 meses la recuperación de este espacio será una realidad. Y yo creo que si las cosas se hacen bien, esto es posible.

Es necesario convertir este lugar de tanto comercio informal en un espacio de actividad productiva y –sobre todo- formal.

A primera vista pueden existir algunas contradicciones, por ejemplo, el instalar kioskos en áreas previamente recuperadas por la administración anterior; pero es importante darle el beneficio de la duda a la actual administración.

No es una tarea que podrá hacer solo. En este proyecto debe incluir a todos, incluso a sus detractores.

diario hoyY más allá de quitar las ventas callejeras y construir mercados, debe también garantizar que será un lugar seguro, para que la gente vaya, para que consuma libremente. Hay que mejorar también la estética de muchos de los edificios del centro. Y para esto se podría crear un plan de incentivos, para que los dueños de estos inmuebles estén dispuestos a reinvertir en sus propiedades.

En un año y medio sabremos si finalmente se cumple esta promesa que hemos escuchado en todas las campañas de candidatos a alcalde de San Salvador; o si será otra inversión que dará resultados a medias como el Sitramss, que en uno de sus objetivos era poder sacar a algunas rutas de buses que contribuyen al desorden en el centro de San Salvador. Al final sí existe el Sitramss, lo vemos circular, pero también siguen los buses pasando por el centro y generando desorden.

Pero creo tanto en el potencial que tiene el centro de San Salvador que el próximo proyecto como emprendedor que llevaremos a cabo va a tener lugar ahí mismo. Y aunque parezca algo totalmente descabellado, mi objetivo es poner de moda el Centro Histórico como un lugar para vivir. Pudiera parecer que me estoy pasando de optimista esta vez o, como alguien ya me dijo, raya entre la genialidad y la locura, pero si ciudades como Panamá o Lima lograron reordenar sus centros históricos, ¿por qué no podría pasar lo mismo en nuestra capital?

¿Por qué decidí invertir en el centro de San Salvador y no en otra zona? Porque me parece un territorio valioso y sé que no es imposible recuperarlo. Porque confío en que el alcalde de San Salvador hará algo al respecto.

Algunas acciones ya están dando resultado, como por ejemplo la iluminación de la ciudad y la reparación de los baches, pues en poco tiempo han logrado mejorar varias calles de San Salvador y sí, es cierto, antes he criticado al alcalde por algunos dotes de populista.

Le estoy dando mi voto de confianza con este proyecto porque como ciudadano de San Salvador le deseo que su gestión sea exitosa. Al final, se trata de la ciudad en la que vivo y es la capital de este país en el que yo no dejo de creer. El centro de San Salvador es una joya que nos pertenece a todos.

Los políticos deben hacer su parte para recuperar nuestro Centro Histórico, pero nosotros también debemos hacer la nuestra, que es contribuir al orden y a mantener limpio ese espacio que pudiera llegar a ser un lugar seguro, limpio y de productividad.

@aatanacio

¡Abracemos la esperanza!. De Alfredo Atanacio

Alfredo Atanacio

Alfredo Atanacio

Alfredo Atanacio, 29 marzo 2016 / EDH

No es una frase de campaña política. Quiero hablar sobre la actitud que realmente necesita nuestro país de parte de nosotros.

En El Salvador, estamos rodeados de pesimismo. Y no es para menos: tenemos asesinatos, extorsiones, corrupción, políticos que dan vergüenza, etc. Con toda esta problemática, cualquiera podría pensar que El Salvador no es un buen lugar para emprender. Pues les diré que están equivocados si piensan así. El Salvador tiene todo para poder emprender; especialmente, gente trabajadora.

diario hoyEmprender es una aventura que no necesariamente resulta  como la habíamos planificado. Pero  si hay algo que he aprendido en mi experiencia al emprender, es que todo pasa por algo en esta vida.

Quiero compartir un poco de los inicios de Uassist.ME. Cuando trabajamos el plan de negocios, proyectamos que tendríamos más de 10 clientes el mes uno. En la realidad tuvimos 0 clientes por muchos meses, nos cortaron la luz, la compañía que nos daba el servicio de internet quebró, renunció la primera persona del equipo a las dos semanas…. Encima, me enteré de que iba a ser papá a los dos días de haber iniciado la empresa. Pareciera que la famosa ley de Murphy se estaba haciendo realidad, especialmente porque había renunciado a un buen trabajo para lanzarme a emprender.

En vista que no teníamos clientes  y nos sobraba el tiempo “libre” aplicamos a un concurso de planes de negocios del Miami Herald, que requería que se le dedicara tiempo. Ganamos. Después de eso, la gente empezó a confiar en nosotros. Un tiempo después, gracias a ese premio del Miami Herald, la revista Inc. notó que existíamos y fuimos nombrados en la lista de 30under30 (un reconocimiento que compartimos con empresas como Facebook, Instagram, Pinteresty Spotify) Eso nos abrió muchas más puertas.

A veces creemos que las cosas que nos pasan son “mala suerte”. Pero en verdad, todo tiene un propósito. Si a mí me hubieran salido las cosas como las había planificado, si los primeros clientes hubieran venido y hubiera estado ocupado, jamás habría participado en el concurso del Herald,  por lo tanto, no hubiera tenido el reconocimiento de Inc.  Pero todo eso nos sirvió mucho para incrementar la notoriedad de la compañía, nos abrió muchas puertas y logramos muchos contactos y hemos logrado crecer de 4 personas a casi 150.

Por todo esto y otras experiencias que he tenido en la vida, yo creo que muchas veces las bendiciones vienen disfrazadas. Dios no obra solo de maneras misteriosas, sino que también lo hace con sentido del humor. Por ejemplo, los primeros clientes que tuvimos en Uassist.ME vinieron porque una compañía en Perú que hacía algo muy parecido a  lo de nosotros, se equivocó en su página web y puso nuestro teléfono en lugar del de ellos.  La gente nos llamaba porque había visto el anuncio de ellos en internet.

Uassist.ME no comenzó en los mejores años de la economía mundial. Pero nos arriesgamos porque creímos en nuestra idea. Y como lo decía, lo mejor que tiene nuestro país es nuestra gente.  Por eso es tan importante el papel que juegan nuestros socios a la hora que decidimos emprender. La experiencia es mucho mejor si tenemos a alguien con quien compartirla. Además, psicológicamente es de mucha ayuda, porque nadie podrá comprender mejor todo esto, que un socio que va en el mismo barco. Yo tengo también la suerte de tener uno espectacular.

El Salvador podrá no estar en su mejor momento ahora, pero no podemos seguir dejándonos ganar por el pesimismo.  No podemos dejar que nada ni nadie nos quite las ganas de cambiar este país y sacarlo adelante. Somos cada uno de nosotros quienes debemos tomar la decisión ir hacia adelante y tener siempre una actitud positiva hacia lo que viene.

@aatanacio

Más respeto, señor Presidente. De Alfredo Atanacio

Alfredo Atanacio Cader, 8 marzo 2016 / EDH

Así como a la mayoría de salvadoreños, me resultó indignante el video de la pornofiesta en el centro penal de Izalco. Y más indignante me parece que esta fiesta no es un hecho aislado, sino que es una especie de tradición en los centros penales… y que no es algo del gobierno del FMLN ni se ha dado gracias a la tregua.

Pero lo que me parece todavía peor que esto es la actitud del presidente Sánchez Cerén hacia una periodista de TCS quien, en una conferencia de prensa, le hizo una pregunta que es totalmente válida al ministro Munguía Payés sobre las pornofiestas del penal de Izalco.

diario hoyComo Presidente de la República, él también debería estar pidiendo una explicación. Pero en lugar de eso, le pide a la periodista más respeto hacia sus funcionarios, la manda a preguntar a la fiscalía y además la acusa de tener una agenda partidista por el hecho de hacer una pregunta sobre las famosas fiestas.

Es absolutamente intolerable que el Presidente de la República trate de obstaculizar la labor de una periodista por el simple hecho de incomodarlo con una pregunta. Me ofende que tome esa actitud. Y me parece una burla hacia todos nosotros los salvadoreños que día a día nos enfrentamos a una sociedad caótica, de violencia extrema y de extorsiones. Es lo más lógico que exijamos una explicación sobre esas fiestas, es normal que no nos parezca justo que las personas que guardan una condena por cometer delitos tengan acceso a este tipo de actividades.

¿Por qué insinúa que la periodista no está teniendo ética en su trabajo al hacer una pregunta tan válida como la que hizo? Me parece a mí que quien no está siendo nada ético es el presidente, al reaccionar de esta manera, al descalificar en público el trabajo de una persona por el simple hecho de mencionarle un tema sensible.

Tenemos que entender que para solucionar los problemas del país, primero hay que reconocer que existen. Como bien dicen, no se puede estar tapando el sol con un dedo. Pero si en lugar de aceptar que algo malo está pasando, se toma una actitud paranoica y todo tiene cara de boicot y de intenciones de desestabilización, jamás se le encontrará solución a nada.

Da la impresión de que el gobierno actual no está enfocándose en trabajar para el pueblo, sino en gobernar en contra de ARENA. Cada vez que se le hace un señalamiento, una acusación, cada vez que se habla de corrupción, la respuesta es que ARENA lo hizo también o que ARENA “robó más”.

Si hay violencia y asesinatos, la respuesta es que es culpa de ARENA. Sobre las pornofiestas, en lugar de estar investigando y condenando que eso suceda, lo importante para el gobierno es señalar que eso también se hacía durante los gobiernos de ARENA. Todo gira en torno al partido de derecha y todo lo malo se justifica diciendo que ellos también lo hicieron.

Pero el Presidente parece no haberse dado cuenta de que El Salvador no es ARENA. Y quienes estamos pagando esta disputa contra el partido somos todos los salvadoreños. A nosotros no nos interesa si todo lo malo lo hizo ARENA también, lo que nos interesa es que se busque una solución a los problemas.

Señor Presidente, nosotros los salvadoreños queremos que su gestión sea exitosa, porque de eso depende el futuro de todos. El exigirle que trabaje para nosotros no nos hace sus enemigos, simplemente estamos exigiendo lo que nuestro país se merece.

@aatanacio