Sánchez Cerén

“La lucha continúa, Chávez vive”: Salvador Sánchez Cerén en Caracas

Screenshot_2016-03-05-16-59-55

Allá por el año 1996, nosotros habíamos firmado los Acuerdos de Paz en 1992, y llegó el Presidente Chávez al Foro de Sao Paulo, y el Presidente en ese momento iniciaba una labor titánica y heroica que era demostrarle al mundo que con la unidad de los pueblos se podía avanzar, se podía construir procesos y procesos revolucionarios.

5 marzo 2016 / presidencia.gob.sv

Él en ese momento andaba promoviendo el movimiento bolivariano, que dio origen a todos estos procesos, y lo hacía con una fe y con una confianza.

En aquella época las perspectivas estaban sobre la base de los partidos políticos y no sobre los movimientos, pero él tenía la confianza y la firmeza que en Venezuela se podía levantar un enorme movimiento que además llevara prosperidad y lucha a ese pueblo.

20160305_161544-1

Maduro convocó a todos y sølo estos tres llegaron: Evo, Daniel y Salvador.

Después tuve la oportunidad de conversar con él, junto a un líder nuestro, un hermano nuestro, que tiene nuestro cariño, nuestro amor, el compañero Schafik Jorge Handal, un salvadoreño luchador, amigo, hermano del presidente Chávez, que compartieron sus ideas, compartieron sus visiones. Lo más importante es que en ese momento de la visita nuestra aquí a Venezuela, fue siete días después del intento del Golpe de Estado y que el pueblo, ese pueblo, ustedes venezolanas, venezolanos lo llevaron de regreso a Casa Presidencial.

Y él estaba consternado, desde ese momento su reflexión fue; tenemos que hacer responderle a este pueblo y ahí se identificó él con aquellos sectores, los sectores más humildes, los sectores más alejados, los más pobres que fueron los que se levantaron y lo defendieron y lo regresaron, él decía, es enorme el amor que este pueblo tiene por la revolución, por la esperanza, por la lucha. Él dijo vamos a comenzar a trabajar, ese movimiento convertirlo en un gran partido que defienda la revolución, que luche por la revolución, y así fue como surgieron la ideas de este partido unido socialista venezolano, que es la fuerza que va a empujar y va a desarrollar este proceso.

Lo que nos queda de lección, los que nos queda de enseñanza a todos nosotros, es que no solo hay que tener ideas, sino que esas ideas hay que tener la capacidad de construirlas y que solo se pueden construir con el pueblo y junto al pueblo, amando al pueblo, es la única forma como se pueden desarrollar y como se pueden construir.

Y lo otro, importantísimo es la unidad, la unidad de todas las fuerzas, la unidad que nos va a permitir derrotar esta agresión que sufre, no solo Venezuela, sufren todos los movimientos revolucionarios, los gobiernos revolucionarios y los movimientos progresistas, sufren una agresión, porque nuevamente las oligarquías junto a los poderes imperialistas quieren apoderarse nuevamente de nuestros recursos.

Por ello, estar acá en esta conmemoración es también un compromiso, un compromiso de lucha, de lucha por la América, de lucha por el Caribe, en ese sentido es que nos reunimos hoy acá para rendir el más sentido tributo a nuestro compañero, hermano y amigo el Presidente Hugo Chávez, quien nos entregó un legado de enorme significado para todos los hombres y mujeres que creemos en el espíritu de la unidad y solidaridad en nuestros pueblos.

Recordamos al Presidente Chávez desde lo más sentido de nuestros corazones, con gratitud por su ejemplo y obra al servicio de la humanidad, por el noble compromiso y amor con su pueblo y los pueblos del mundo, por su lucha por los más pobres y vulnerables.

CczbBnBUcAAX0eSHoy compañero y amigo Hugo Chávez Frías, te sentimos más presente que nunca, hablar del Presidente Chávez es hablar de vida y de esperanza, de dignidad y prosperidad para nuestros pueblos, el comandante Chávez con su vida y obra, con sus ideas, con su ternura y amor por el pueblo forma parte de los próceres que entregaron todo por la libertad y el progreso de nuestra América indomable, Simón Bolívar, Francisco Morazán, José Martí, muchos hombres y mujeres luchadores incansables, cuyo ejemplo y legado continúan guiando nuestro proceso de unidad paz y bienestar.

A nuestro hermano Hugo Chávez, Bolivariano, lo recordamos por su incansable trabajo, por la integración de los países latinoamericanos y caribeños, dignificando nuestra identidad, cultura y valores de toda la diversidad de nuestro pueblos, la CELAC, UNASUR, el ALBA, PetroCaribe, son fruto de su amor inagotable por los pueblos de nuestra América, y estamos obligados a defenderla y hacerlas avanzar en la ruta correcta para cumplir su anhelo de una vida mejor para nuestros pueblos.

Por ello, hoy recuerdo aquellas sabias palabras del Presidente Chávez, para que haya un continente verdaderamente libre, requerimos del desarrollo y de la unidad de todos nuestros pueblos.

Compañeras y compañeros, en El Salvador hemos luchado a lo largo de nuestra historia, por la justicia y la igualdad, siguiendo la ruta de la fraternidad e integración regional, a partir de los Acuerdos de Paz hemos logrado importantes avances en el desarrollo con inclusión social, y continuamos trabajando con toda nuestras energías y valor, por la tranquilidad y el bienestar de todos y todas.

Caracas, 5 marzo 2016

Caracas, 5 marzo 2016

Un principio rector ha sido potenciar a El Salvador como un país integrado a la región, al mundo, que aporte creativamente a la paz y al desarrollo.

Con ese sentimiento de unión que nos congrega a recordar la vida del presidente Chávez, reitero el mensaje de solidaridad a todos y todos los venezolanos, al presidente Nicolás Maduro, a su Gabinete y muy fraternalmente a la familia del compañero Hugo Chávez.

Traigo también el mensaje de profunda gratitud de nuestro pueblo y gobierno, por la permanente solidaridad del Presidente Chávez y Venezuela, con El Salvador.

Recuerdo en especial la rápida respuesta del Presidente Hugo Chávez cuando dos desbastadores terremotos sembraron muerte y destrucción en nuestro país, en el 2001, la generosa ayuda del pueblo y gobierno de Venezuela, liderados por el Presidente Chávez, llegó de inmediato, y como lo hacen los hermanos verdaderos, sin pedir nada a cambio.

Screen Shot 2016-03-05 at 5.36.53 PM

La historia, el ejemplo y la obra del líder de la revolución bolivariana, Hugo Chávez, nos ha dejado un legado vivo que continuará transformando la realidad de Latinoamérica, inspirando las luchas de nuestros pueblos en la construcción de la patria grande que soñó Bolívar.

La lucha del compañero Chávez de libertad, justicia, paz y prosperidad para nuestros pueblos son indestructibles y seguirán venciendo el miedo, la ignorancia, el subdesarrollo y los intereses mezquinos de aquellos grupos que solo piensan en lucrarse de la riqueza de nuestra región.

Presidente Chávez, como nos enseñó también otro salvadoreño, con quién tú compartiste sueños, victorias y esperanzas, Schafik Handal, te decimos la lucha continúa, la lucha continúa, Chávez vive, Chávez vive.

Muchas gracias.

Anuncios

El presidente y la periodista

En el intercambio entre el presidente Salvador Sánchez Cerén y la periodista de TCS, Paola Alemán, en la conferencia de prensa en Casa Presidencial, sí hubo irrespeto – del mandatario a la periodista: no sólo la interrumpió, sino la tuteó. Es una cosa que te tutea un colega o un amigo, pero cuando un jefe del Estado regaña a una periodista tuteándola como si fuera su ‘muchacha’ de casa, es un irrespeto inaceptable. Cada vez se parece más a Mauricio Funes.

Segunda Vuelta

4 marzo 2016 / EDH

diario hoyEl presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, se negó a responder a la pregunta de una periodista, quien consultó sobre las fiestas en las cárceles, cuyos videos se filtraron esta semana. A pesar de que la consulta iba dirigida al ministro de Defensa, David Munguía Payés, el mandatario salió al paso y pidió “respeto” para sus funcionarios.

El incidente se produjo cuando la informadora le preguntó al ministro de Defensa, David Munguía Payés, quien fue ministro de Justicia y Seguridad, sobre si supo del ingreso de las mujeres nudistas al penal de Izalco, como se muestra  en un video que ha circulado por los medios de comunicación y en redes sociales.

La conferencia era para anunciar la entrega de un  bono a agentes policiales, pero llamó la atención que estuviera Munguía Payés, que ahora es ministro de la Defensa y que era titular de Seguridad en el tiempo de  la tregua de pandillas.

Como suele suceder en las conferencias de Casa Presidencial, las encargadas de prensa solo brindaron espacio para que se hiciera una pregunta por medios escritos, una para radio y la otra para televisión. Esto no fue cumplido.

El intercambio entre el presidente y la eriodista de televisión Paola Alemán

Carta a Salvador Sanchez Ceren en el Día de Mi Cumpleaños. De Paul Steiner

paul steiner

@PaulDSteiner

Paul Steiner, 19 julio 2015 / FACEBOOK

Señor Presidente,

Le escribo para contarle que hoy es el día de mi cumpleaños y que me han dicho que se me puede dar un deseo.

Pues quiero contarle de este mi deseo, Señor Presidente, y es un deseo muy sencillo.  Es más, es algo que usted puede regalarme no solo a mi sino al pueblo salvadoreño que tanto está sufriendo por la inseguridad, la falta de medicinas, la economía estancada por falta de rumbo y confianza, la pobre calidad de educación que estamos recibiendo tanto a nivel básico como superior.

Por ser domingo le haré cortita esta carta, Señor Presidente, my deseo es que usted firme mi Petición para la creación de una Comisión Internacional Contra La Impunidad en El Salvador, #CICISVya No hay medios tintes, Señor Presidente, o se está a favor de la corrupción y la impunidad o se lucha contra ella.  Puede firmarla ingresando en ALTOalaIMPUNIDAD.com y no se preocupe porque al ingresar estará en modo de seguridad donde nadie podrá interceptar su firma al final del sitio.

El Salvador firmó el Convenio Internacional de la Naciones Unidas Contra la Corrupción en diciembre 2003 y fue ratificado en julio de 2004.  En esos 12 años, los primero 6 de ARENA no se ha hecho nada y en los segundos 6 bajo su liderazgo como Vice-Presidente y ahora como Presidente de la República tampoco.  El pueblo merece más, Señor Presidente.  Si no comenzamos a limpiar el país de la corrupción imperante no le estaremos haciendo justicia a los más de 75,000 que murieron durante la guerra civil ni tampoco los que mueren cada día en la paz.

Es impensable que luego de más de $22,000 millones de ingresos que Usted ha tenido en estos últimos 6 años más los $17,000 millones que tuvo el Ex Presidente Saca, un total de $39,000 millones de dólares, los únicos que se puedan haber beneficiado hayan sido los amigos, socios de negocio, militantes y parientes de los funcionarios públicos.

Bueno, me despido, Señor Presidente, asegurándole que nuestro movimiento para crear una #CICISVya no es ni de derecha ni de izquierda, ni un intento de golpe de estado – tampoco se va a desaparecer porque cada día, cada hora, cada minuto se nos únen más Salvadoreños Honrados de todos los niveles y de todas las ideologías.

El pueblo es el soberano, Señor Presidente, y Usted fue electo para servirle.  Le ruego considere mi deseo y, si es posible, lo comparta.

Me despido de Usted,

Respetuosamente,

Paul Steiner, Ciudadano Salvadoreño

El 79 % está insatisfecho con situación del país: LPG Datos

La razón de tanta decepción es, principalmente, la inseguridad que existe en el país, lo cual es considerado el problema principal por el 72 % de los ciudadanos. Lo anterior no significa, sin embargo, que el país esté mejor en otros aspectos como el costo de la vida o el empleo.

LPG20150527 - La Prensa Gráfica - PORTADA - pag 2Edwin Segura/LPG Datos, 27 mayo 2015

Los salvadoreños están divididos sobre el desempeño que ha tenido el presidente de la República en su primer año de trabajo; en lo que sí hay acuerdo casi unánime es en que el país está mal y que va por mal camino, según la encuesta más reciente realizada por LPG Datos.Para esta investigación, realizada entre 14 y 18 de mayo, fueron entrevistados 1,150 hombres y mujeres mayores de 18 años de todo el país, lo que permite hacer inferencias con un margen de error de +/- 2.9 % y un nivel de confianza del 96 %.LPG20150527 - La Prensa Gráfica - PORTADA - pag 3A los entrevistados se les preguntó, en primer lugar, qué opinan sobre la situación general del país, y el 79 % opinó que está mal o muy mal. LPG Datos lleva 11 años haciendo la misma pregunta, y la gente siempre se muestra inconforme con el país, pero nunca lo había estado tanto.

Los entrevistados también muestran mucho pesimismo sobre el rumbo del país: el 73 % dice que vamos por el camino incorrecto, más que en cualquier otro momento de los últimos 11 años, y más, por supuesto, que hace un año, cuando la actual gestión presidencial tomó posesión.

La razón de tanta decepción es, principalmente, la inseguridad que existe en el país, lo cual es considerado el problema principal por el 72 % de los ciudadanos. Lo anterior no significa, sin embargo, que el país esté mejor en otros aspectos.

El 78.3 % de los salvadoreños, por ejemplo, opina que el país está mal o muy mal en seguridad, mientras que solo el 10.5 % opina lo contrario. Ahora bien, esa cifra palidece al consultar el costo de la vida: el 82.9 % dice que el país está mal en ese aspecto, y solo el 6.9 % opina lo contrario.

LPG Datos preguntó, además, a los entrevistados cuál considera que es la principal razón de los problemas del país, y qué se puede hacer al respecto.

Las personas que respondieron que el problema principal del país es la inseguridad dijeron que la causa de esta es el desempleo que hay en el país (15.2 %), las acciones de las pandillas (9 %), la irresponsabilidad de los padres (3.6 %) y las malas políticas del Gobierno (3.5 %).

Los entrevistados también mencionaron problemas en el sistema educativo (3 %), desintegración familiar (2 %) y la pobreza que hay en el país (1.8 %).

En suma, la gente ve que la delincuencia está ligada principalmente a la falta de empleo, pero luego culpa también a la familia y a las políticas de Estado.

Luego, al consultar qué se puede hacer al respecto, la primera respuesta es generar más fuentes de empleo (17 %), más patrullajes policiales (13 %) y endurecer las leyes (4.8 %).

Las siguientes respuestas apuntan a buscar a Dios (2.6 %), mejorar el sistema educativo (2.1 %) y que se recurra al diálogo y que las leyes se cumplan (2.1 %).

Quienes consideran que el principal problema del país son las pandillas en particular señalan como causa el desempleo, la desintegración familiar y las malas políticas del Estado.

Luego, para controlar a las pandillas sugieren que haya más patrullaje (14.2 %), más empleo (13.3%), que se implemente la pena de muerte (4.4 %) y que se endurezcan más las leyes (3.5 %).

 El 22 % ha sido víctima en delito en un año

El 61 % de los afectados dice que nunca fue a poner la denuncia. La principal razón para no hacerlo –y casi la única– es que la gente se siente indefensa ante los delincuentes o cree que la policía no hará nada.

LPG20150527 - La Prensa Gráfica - PORTADA - pag 4El 22.5 % de las familias salvadoreñas ha sido tocado por la delincuencia en los últimos 12 meses, según la encuesta más reciente elaborada por LPG Datos.

A los ciudadanos se les preguntó en primer lugar si ellos o alguien de su familia había sido víctima de algún delito en los últimos tres meses, esta es una medición que LPG Datos realiza desde 2006.

El 13.8 % de los entrevistados respondió que sí, una cifra muy similar a la registrada en los últimos dos trimestres. Hay que advertir, sin embargo, que este índice de victimización había venido bajando en 2014, hasta llegar a su punto más bajo en agosto, pero luego comenzó a subir.

La victimización sube cuando se le pregunta a la gente si ellos o algún miembro de su familia ha sido atacado por los delincuentes en los últimos seis meses, en los últimos tres meses o en el último año.

Al tomar los últimos 12 meses como referencia, la cantidad de familias tocadas por la delincuencia sube al 22.5 % en todo el país.

Lo anterior significa que uno de cada cinco hogares ha sido tocado directamente por los delincuentes durante el año de gestión del actual presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén.

Lo anterior implica que en el país se comete anualmente un aproximado de 360,000 delitos, pero la mayoría nunca llega a oídos de las autoridades porque los afectados no los denuncia. El 61 % de los afectados dice que nunca fue a poner la denuncia.

La principal razón para no hacerlo –y casi la única– es que la gente se siente indefensa ante los delincuentes. Hay algunas víctimas que también dicen que no denuncian porque la policía no hace mayor cosa o porque no tenía pruebas.

Los delitos más comunes que afectan a las familias salvadoreñas son asaltos callejeros, el robo o hurto en el autobús, las extorsiones y el homicidio.

Lo anterior muestra que, a pesar de que existen colonias más inseguras que otras, los delitos no son cometidos en ciertos lugares en particular, sino en ciertas circunstancias.

A los entrevistados se les preguntó qué tan seguros se sienten en su casa, en la colonia donde viven, en el centro de su municipio, en los autobuses urbanos de su ciudad, en los mercados municipales o en el parque más cercano.

El 84 % de los entrevistados dice que se siente inseguro cuando viaja en algún autobús urbano y el 80 % se siente inseguro cuando visita los mercados. Lo anterior es coherente con el hecho de que los delitos más comunes son el asalto en la calle y el robo y hurto en los autobuses. Ante una situación así, no es de extrañar que la gente espere que haya más vigilancia en los lugares públicos y en los autobuses.

Ahora, la victimización tiene sus matices, al observar los datos geográficos y socioeconómicos. En el último año, por ejemplo, la cantidad de familias víctimas del delito en la región oriental fue de 14.2 %, la más baja de todo el país.

En segundo lugar aparece la región occidental, donde hubo una victimización del 19.7 %, seguido de la región paracentral, con 20.5 %. El lugar más peligroso, y por mucho, es la región metropolitana de San Salvador, donde la victimización fue del 33.4 %. Lo anterior es un reflejo de que los lugares más inseguros siguen siendo las concentraciones urbanas. En los poblados rurales, la victimización fue de 15.8 %, contra el 26 % de los lugares más urbanizados.

Luego, al analizar los datos por nivel socioeconómico de las familias, observamos que las personas de los niveles más altos son las más propensas a ser víctimas de los delincuentes.

LPG20150527 - La Prensa Gráfica - PORTADA - pag 6En las familias de nivel medio o alto, la victimización en el último año ha sido del 43 %, mientras que en los niveles más bajos ha sido del 11 %.

Las cifras anteriores, sin embargo, no deben ser vistas tan a la ligera, ya que existe una diferencia notable en el tipo de delitos que afecta a las familias.

Las familias de nivel medio o alto son afectadas por delitos en contra del patrimonio, en particular el asalto en la vía pública. Los delitos en contra de la vida son casi nulos en estos estratos.

Ahora bien, a medida que el nivel socio económico baja, así va aumentando la incidencia de delitos en contra de la vida. Más de la mitad de los delitos que afecta a las personas de los delitos más bajos son contra la vida, ya sea homicidios, intentos de homicidio o lesiones graves o leves.

La extorsión, por su parte, es un delito más transversal, y afecta a las personas de todos los niveles, pero la incidencia es mayor en las familias de nivel medio.

En resumen: las mayoría de delitos son asaltos y ocurren en las vías públicas y autobuses en las grandes ciudades del país.

Las familias más afectadas por los delitos en contra del patrimonio son las de nivel medio y alto, pero quienes padecen más los delitos en contra de la vida son las personas de nivel más bajo.

 

Carta a Salvador Sánchez Cerén. De Paolo Luers

En la mañana de miércoles 15 de abril, el presidente de la República juramentó a su nuevo secretario de Comunicación, Eugenio Chicas. Aprovechó la ocasión para hacer declaraciones sobre cómo entiende la libertad de prensa.

Paolo Luers

Estimado señor presidente:
Mi última carta a usted fue medio en broma, sugiriéndole rescatar el espíritu libertario de la izquierda. Sólo pensar que usted iba a dar un discurso criticando a los Gobiernos de Cuba y Venezuela, ya provoca risa…

Pero esta carta va muy en serio.

Cito del sitio oficial de Casa Presidencial: “El presidente Salvador Sánchez Cerén manifestó hoy que el trabajo comunicacional de su Gobierno está orientado a garantizar la libertad de información y expresión, ya que la misma constituye un derecho fundamental para la democracia del país. ‘Tenemos que trabajar por hacer valer este derecho, sin él no puede haber democracia, este país debe de estar informado y debe ser la población la que con la información que genere el Gobierno tome sus propias decisiones’, dijo el mandatario.”

Un momento, señor presidente: Es loable que usted se propone “hacer valer” la libertad de expresión, pero sólo hay que escuchar sus propias declaraciones para ver que usted tiene una gran confusión sobre el concepto de la libertad de expresión y de prensa.

Usted dice: “Este país debe de estar informado y debe ser la población la que con la información que genere el Gobierno tome sus propias decisiones.” Esto es una aberración que nos deja dudar si usted entiende el principios de la libertad de prensa. Sería terrible si la población tuviera que tomar sus propias decisiones basándose en “la información que genere el Gobierno”. Los ciudadanos tomamos decisiones basándonos en toda la gama de información y opinión que generan los diferentes actores de la sociedad: medios, académicos, partidos, ONG, centro de pensamientos, Iglesias, columnistas – y por supuesto, también el Gobierno.

En Cuba la gente ha pasado décadas dependiendo de la información que genera el Gobierno. Y esto ha sido el mayor obstáculo para la democracia y el desarrollo de este país.

Si usted no entiende esto, su presidencia es un peligro para la democracia.

Voy a citar otras frases de su conferencia de prensa, para ilustrar su concepto de libertad de prensa:
“Lo que yo percibo en algunos medios de comunicación es una campaña de intimidación sobre el tema de la violencia.”
“No se vale inducir el pánico con guerra psicológica informativa.”
“Ahora se está tratando de generar una guerra sicológica en la población para atemorizarla alrededor del tema de la criminalidad.”

Claro, señor presidente: los medios independientes del Gobierno generan información y opiniones que pueden ser incómodas para el Gobierno. Esta es nuestra función. Todos entendemos que en el tema de Seguridad es muy incómodo para ustedes que todos los días se informe sobre el incremento de la violencia y se critiquen las medidas (o la falta de medidas) del Gobierno – y que esta labor los medios la ejercen sin supeditarse a los planes políticos y comunicacionales del Gobierno.

Usted tiene a su plena disposición a todo el aparato comunicacional del Gobierno -y lamentablemente incluso los medios públicos, que no debería ser supeditado a líneas editoriales del Ejecutivo- para difundir su versión de la verdad. El hecho que usted reclama que los medios independientes no se sujetan voluntariamente a las políticas comunicacionales de su Gobierno, es preocupante.

Sobre todo cuando usted, en este mismo contexto, saca las uñas y expresa amenazas, hablando de revisar y otorgar las frecuencias de radio y TV con el propósito de contrarrestar la labor de los medios privados, cuya línea informativa le molesta.

Lo más preocupante es que usted dio todas estas declaraciones en la juramentación de Eugenio Chicas como nuevo secretario de Comunicaciones de su presidencia. Yo pienso que Eugenio es un funcionario capaz y, a diferencia de usted, entiende el concepto de la libertad de prensa. Pero si lo que usted dijo hoy es el mandato para su trabajo, Chicas va fracasar en su nueva tarea.

Saludos, 

Correspondencia al presidente: Su discurso no pronunciado en Panamá. De Paolo Luers

Lastimosamente, el verdadero discurso que tuvo que haber pronunciado el presidente Salvador Sánchez Cerén en la Cumbre de las Américas en Panamá, se traspapeló en los maletines de su comitiva, y al fin le dieron otro discurso confuso, mediocre, oportunista, sin audacia. Por tanto, la presencia de El Salvador en esta cumbre pasó desapercibido entre las palabras polémicas y antiimperialistas de Daniel Ortega, Cristina Kirchner, Rafael Correa, Nicolás Maduro y Evo Morales, y las ponencias diplomáticas de Obama y Castro. Reconstruimos aquí el discurso original, que hubiera puesto a El Salvador en el centro del debate continental. Qué lástima que lo único que recordarán de nuestra presencia en Panamá es el presidente que se durmió a la par de Obama…

Paolo Luers

Estimados presidentes de las Américas:

Vengo de un país pequeño, pero que ha escrito historia en el continente: El Salvador es el país que logró resolver una cruenta guerra civil de 12 años, negociando una reforma política que nos trajo la desmilitarización, la vigencia de los Derechos Humanos, el pluralismo político, la división de poderes y la libertad de expresión.

Como signatario de estos Acuerdos de Paz, me tomo la libertad de decirles a ustedes un par de verdades y darles un par de consejos incómodos, pero necesarios.

SSC en panamaA mis queridos colegas y correligionarios de izquierda, los presidentes de Cuba, Venezuela, Ecuador, Nicaragua y Bolivia les digo: El socialismo que juntos anhelamos, solo tendrá vigencia si nos comprometemos, sin condicionamiento alguno, con los principios de la libertad de expresión y prensa; con el irrestricto respeto al principio republicano de la división de poderes; y con los plenos derechos de disentir, ejercer la oposición, y buscar la alternancia por la vía de elecciones libres.

Personalmente me llena de felicidad ver aquí al fin al presidente de Cuba. Lo felicito por los pasos que Estados Unidos y Cuba han dado para normalizar sus relaciones. Pero le tengo que decir al compañero Raúl Castro, con el cual me unen décadas de amistad: Los próximos pasos los tienen que dar ustedes en Cuba. No solamente el gobierno de Estados Unidos, no solamente los gobiernos y partidos de derecha del continente esperan que en Cuba sea admitido el derecho de publicar periódicos independientes y críticos, y que se abra espacio para partidos de oposición – es una necesidad imperante de la izquierda latinoamericana que Cuba implemente estas reformas, libere a los presos políticos y deje de fomentar movimientos clandestinos y armados, ya anacónicos en pleno siglo 21. Si vemos estos cambios en Cuba, todos juntos vamos a exigir a Estados Unidos que levante el embargo y quite a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo.

De la misma manera tengo que decir a mi amigo Nicolás Maduro que mientras su gobierno no cese la persecución de los líderes de la oposición y el asedio a la libertad de prensa, la izquierda latinoamericana no tiene autoridad moral para exigir a Estados Unidos que derogue las sanciones contra Venezuela. Y nuevamente, estoy hablando en representación de un país donde hemos logrado superar una guerra civil conquistando precisamente estos derechos. Es más, nosotros fuimos a la guerra para conquistar las libertades de expresión y de organización sistemáticamente negadas por los gobiernos militares.

Por más que estimo la revolución ciudadana liderada por Rafael Correa, en nombre de la izquierda latinoamericana y de un pueblo que ha sufrido en carne propia las consecuencias de la represión con la libre expresión y la disidencia, tengo que rechazar las declaraciones que en esta cumbre ha dado sobre la libertad de prensa. No pueden ser los gobiernos los que deciden cual es la prensa buena y la prensa mala. No podemos los gobernantes decidir qué es la verdad.

He escuchado con atención el discurso del amigo Daniel Ortega. Tengo que decirle: Hemos luchado juntos contra el imperialismo, cuando intervino en Centroamérica para sostener dictaduras. Pero estas dictaduras han sido derrotadas, en toda América Latina hemos vencido el militarismo y la exclusión política de las izquierdas. Ahora estamos gobernando en muchos países, y es nuestra responsabilidad convertir a los Estados Unidos en socio del desarrollo.

Seguiremos exigiendo a Estados Unidos respeto a la soberanía de nuestros países, pero no podemos seguir con el discurso antiimperialista, solo porque desde Estados Unidos se sigue reclamando lo que nosotros deberíamos ser los primeros de exigirnos mutuamente: el respeto a las libertades, elecciones libres y una institucionalidad democrática basada en la división de poderes y en los derechos de la oposición política.

Disculpen que he hablado de esta manera franca, rompiendo moldes de falsa solidaridad. Pero esto es el aporte que El Salvador puede dar a los pueblos hermanos de las Américas, aplicando las lecciones de nuestra historia. Si lo que aquí les he expuesto se convierte en el consenso del continente, nuestra solidaridad será incondicional, siempre cuando estos principios se violen en nuestra América. Por donde sea y por quien sea.

Gracias, presidentes.

Estimado presidente: P.f. guarde este discurso. Habrá otra oportunidad para pronunciarlo. Atentamente,

Postdata: En enero del 2007, Paolo Luers publicó “la página perdida” del discurso que el entonces presidente de la República, Elías Antonio Saca, dio en el aniversario de los Acuerdos de Paz.