Encuesta

Carta a los 48.3% que se declaran “neutrales”: Zafarse no se vale. De Paolo Luers

 

paolo luers caricaturaPaolo Luers, 9 septiembre 2017 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

Neutral no se vale. Solo una minoría (30.8%) se ha pronunciado en favor del gobierno del FMLN, su presidente, sus funcionarios y sus políticas. Esto denota la última encuesta de LPG-Datos. Esto es el mayor rechazo que ha sufrido un gobierno en El Salvador desde que votamos libremente a nuestros gobernantes. Casi 80% dicen no estar de acuerdo con el rumbo por el cual el gobierno del FMLN lleva a país.

logos MAS y EDHEsto es un grito por cambio: cambio del rumbo, cambio de políticas, cambio de presidente, cambio de partido. Cambio de incapaces por personas preparadas. Cambio de ideólogos por profesionales. Cambio de improvisación por prioridades claras. Cambio de propaganda por información. Cambio de populismo por realismo…

Pero solamente 42% dicen que están decididos a votar en las elecciones del 2018, cuando nos toca renovar la Asamblea Legislativa. Y a la pregunta qué opción partidaria prefieren, casi la mitad (48.3%) se declaran “neutrales”.

A ustedes, los supuestamente “neutrales” y los que todavía dudan si van a hacer uso de su voto, va este mensaje: Los neutrales y los que se abstienen de opinar y votar son impotentes y no cambian nada. Cuando se trata del futuro del país, neutral no se vale.

Claro, el problema es que ustedes tampoco creen mucho en la alternativa, o sea en ARENA, que es el único partido que puede desplazar al mal gobierno del FMLN del poder. Les voy a decir algo: Yo comparto esta duda. Tampoco me convence mucho ARENA.

Sin embargo, en vez de mantenernos neutrales, lo que tenemos que hacer es presionar a ARENA para que nos escuche y cambie. Hay que criticar y presionar a ARENA. A diferencia del FMLN, donde nadie escucha, en ARENA hay personas dispuestas a escuchar y cambiar la maneras conservadora que su partido hace política. La buena noticia es que las hay incluso entre los precandidatos a la presidencia. Andan por todos lados queriendo escuchar lo que ustedes esperan de ellos. Confróntenlos con sus exigencias y críticas.

Personas que quieren cambiar ARENA también hay entre los candidatos a diputados. Si ustedes hacen uso del voto por cara y solamente votan por los que luchan por más apertura y renovación en ARENA (y en la política en general), tienen el poder de producir los cambios que ARENA necesita para convertirse en opción de poder en el 2019.

No les estoy pidiendo que se pongan el chaleco tricolor, ni que canten este himno obsoleto que todavía no se atreven a cambiar. Yo tampoco lo haré. Les estoy solicitando que dejen de ser neutrales, que se metan, que exijan, que critiquen que presionen, que se hagan escuchar.

Ustedes mismos se han pronunciado en las encuestas que quieren un cambio. Entonces, empujen para que este cambio valga la pena. Por que el cambio que predicó Mauricio Funes en el 2009 no valió la pena, ya sabemos adónde nos ha llevado. Obliguen a la oposición a ponerse las pilas, que apuesten a políticas nuevas que incluyan a todos, que pongan un candidato presidencial confiable, capaz, honesto y abierto a las demandas de ustedes.

Ustedes tienen mucho más poder que se imaginan, siempre cuando dejen de ser “neutrales” y se metan. Usen este poder. Saludos,

44298-firma-paolo

 

 

Anuncios

Los problemas de ARENA. De Manuel Hinds

Manuel Hinds, 24 abril 2017 / EDH-Observadores

La gráfica 1 muestra los resultados de las últimas tres elecciones presidenciales, midiendo los porcentajes del electorado (no sólo de los que votaron sino incluyendo a los que no votaron) obtenidos por cada partido. Provee varias lecciones sobre lo que está pasando en la política en El Salvador.

Gráfica 1. Votos % del electorado, elecciones presidenciales

1. Las lecciones de la gráfica

Primero, el FMLN está llevando al país a reformas radicales con una minoría de los votantes. Segundo, en las últimas cuatro elecciones el FMLN no ha aumentado sustancialmente su participación en el mercado electoral, que se ha mantenido entre 25 % y 31 % del electorado. Tercero, los resultados de las elecciones no lo han dado los cambios en los votos por el FMLN sino por los cambios en ARENA. Cuarto, los que han dejado de votar por ARENA no han votado por el FMLN, sino que simplemente han dejado de votar—es decir, son votantes naturales de ARENA pero se desencantaron con ella. Quinto, el FMLN no ha ganado las elecciones. ARENA las ha perdido.

2. ¿Cuáles son los factores de éxito del FMLN?

Hay un gran mito que muchos, incluyendo muchos de ARENA, creen: que el FMLN ha ganado las elecciones porque ofrece mucho al pueblo, y especialmente por los uniformes y los vasos de leche. La realidad es que si fuera cierto que estos programas del FMLN le han dado el éxito, su participación en el mercado hubiera subido después de que Mauricio Funes creó estos programas. Como muestra la gráfica, en realidad la participación del FMLN bajó en las siguientes elecciones con respecto a la que logró Funes (esto es cierto incluso para la segunda vuelta de 2014, en donde ganó 29.2 % contra 31.5 % en 2014).

Lo que pasa es que las encuestas reportan la respuesta de la gente a una pregunta que los fuerza a decir algo bueno del FMLN: ¿Qué es lo mejor que ha hecho el FMLN? Uno puede preguntar igualmente, ¿Qué es lo mejor que hacen las maras? y obtener una respuesta.

Igualmente, si ofrecer regalos y subsidios fuera la clave del éxito, ARENA habría ganado las elecciones de 2009, ya que el que inició estas políticas fue Tony Saca. En vez de eso, ARENA perdió 10 puntos del electorado. Esto indica que la estrategia populista ha sido perdedora, tanto para ARENA como para el FMLN.

En realidad el éxito del FMLN ha estado en rebajar a ARENA con acusaciones de corrupción, echándole la culpa de todo lo malo que hay en el país, y explotando las divisiones de ARENA. Dentro de este tema, juega un papel muy importante el acusar a ARENA de la polarización del país, mostrando las divisiones de ARENA como prueba de lo divisivo que es el partido, y cómo llevará este divisionismo a la escena nacional. En la medida que ARENA muestra divisionismo, ARENA refuerza este mensaje del FMNL y hace que el pueblo se aleje de ARENA, porque percibe que ARENA está interesada sólo en el poder personal.

3. Las debilidades de ARENA

En las dos elecciones que ha perdido, ARENA ha asumido que va a ganar abrumadoramente porque el FMLN ha hecho un mal gobierno. Esta suposición ha sido la fuente de miles de malas decisiones, entre ellas el pensar que como es un dogma de fe que se va a ganar, lo único que importa es quien gana las elecciones internas. En las dos elecciones ARENA ha perdido.

Un ejemplo clarísimo de esta manera de pensar es la felicidad triunfalista con la que han sido recibidos los resultados de la reciente encuesta realizada por El Diario de Hoy. A la pregunta “¿Cuando piensa en la elección de diputados (Asamblea Legislativa) que se llevara a cabo en 2018, ¿Por cual partido se siente mas inclinado a votar?”, la respuesta fue la que se muestra en la Tabla 1. ARENA leyó la primera columna, que reporta las respuestas de la muestra entera, en la cual ARENA le lleva 6.5 puntos de ventaja al FMLN. Eso prueba, según la administración del partido, que todas, todas las decisiones que ha tomado son buenas y son apoyadas por la población. Pero esto es el total de los que votaran y los que no. ARENA, en su entusiasmo, no leyó los datos que están en la segunda columna, que dicen como planean votar los que sí están decididos a votar en las elecciones. En este grupo, que obviamente es el decisivo en este momento, el FMLN le lleva 3 puntos de ventaja a ARENA. ¿Quiere esto decir que todas, todas las decisiones que ha tomado la administración son incorrectas y son rechazadas por la población que sí va a votar?

La última columna de la tabla muestra sin dejar duda que los que no quieren votar son partidarios naturales de ARENA, que se han sentido rechazados por ésta y que no tienen fe en que el partido va a cambiar. Si votaran, votarían abrumadoramente por ARENA, no por el FMLN, pero prefieren no votar. Es obvio que si se inclinan por un partido en principio pero han decidido desde ya que no lo harán es porque no se sienten representados por las actividades presentes del partido, y se sienten excluidos. A este grupo ARENA no le presta atención y es el grupo que le puede dar el triunfo. El partido piensa que lo que se necesita sólo es convencerlos de que el día de las elecciones no vayan al mar sino que no voten. Hay que convencerlos de mucho más, de que el partido los incluye y los toma en cuenta, no del diente al labio, sino en la realidad. Obviamente es más fácil atraerlos a ellos que convencer a gente que ahora vota por el FMLN (su voto duro) que vote por ARENA.

Entre los grupos que se sienten excluidos por ARENA están los siguientes:

Primero, los que votaron por las otras dos planillas en los comicios internos para elegir a la administración del partido. Estos tienen la percepción de que están siendo destituidos de la estructura del partido en todo el territorio y se les ha dicho a muchos que no correrán para las nuevas elecciones. Esto puede ser cierto o no, pero es en el interés del partido que no se sientan así. Los líderes y administradores verdaderos buscan conscientemente unificar, no dividir. Ese es el arte de la política.

Segundo, los jóvenes que creyeron que el partido quería realmente acercarse a la juventud y quería generar ideas nuevas en su substancia y su comunicación. Igual que a los anteriores, a éstos no sólo los expulsaron sino que además trataron de desprestigiarlos.

Tercero, los que sienten que es imposible entrar o influenciar a ARENA porque los que la controlan han capturado los puestos claves y no dan posibilidad a las nuevas ideas y personas. Esto, además de los jóvenes mencionados arriba, incluye a una gran parte de la nueva clase media del país.

Cuarto, los que se sienten que han sido abandonados al FMLN porque ARENA no hace una oposición efectiva y dedica su tiempo a sus purgas internas en vez de crear estrategias claras y creíbles para manejar el país, para desenmascarar al FMLN y para comunicarlas con efectividad.

4. No caer en los mismos problemas

El propósito no es debilitar a la administración sino fortalecerla haciéndole ver: (a) que el tema nacional no es quién es el administrador de ARENA (así como en Estados Unidos el tema nacional no es quienes son los presidentes de los partidos demócrata y republicano, que nadie sabe ni quienes son) sino quienes van a guiar las políticas de ARENA en la Asamblea y en la presidencia, y qué ideas tienen para hacerlo; (b) que los que no votaron por la administración actual son casi el 50 % del partido, de modo que si se excluyen el partido será reducido a la mitad, para regocijo del FMLN, y después de las elecciones internas de diputados y presidentes, a una pequeña fracción de lo que es hoy el partido; y (c) que el grupo que es esencial para ganar las elecciones son los que no votan pero que si votaran lo harían por ARENA.

Lo más importante es que la tarea principal de los líderes del partido (y de la administración de éste) es generar la unidad del partido para usar esta unidad en la conquista de las elecciones para el beneficio del país.

NOTA: En la publicación de la encuesta, El Diario de Hoy publicó la dirección en la que puede encontrarse el “Dashboard”, un sitio en el que puede verse las respuestas a las preguntas por grupo de personas, como por ejemplo, los que votan y los que no. http://encuestadeopinionpublicaedh5.predictvia.com/

Carta a ARENA: No abran el champán antes de tiempo. De Paolo Luers

paolo luers caricaturaPaolo Luers, 4 marzo 2017 / EDH

Era de esperar: en algún momento la acumulación de tantas políticas fracasadas del gobierno, tantas mentiras, tanta incapacidad mezclada con arrogancia de poder del Frente, tenía que expresarse en las encuestas electorales. Ahora La Prensa Gráfica inauguró la carrera electoral con su encuesta y no puede causar ninguna sorpresa que el FMLN esté pagando el costo de sus pecados, y de que ARENA esté arriba en la preferencia de los salvadoreños.

Me imagino que hay caras largas en el campo del Frente y sus dirigentes, y caras alegres en el campo de ARENA. Pero cuidadito, falta un año, y veremos muchas encuestas antes de ir a elecciones en marzo del 2018. El Frente tiene razón de preocuparse, pero aun tiene tiempo para corregir sus políticas. Ya reconocieron que tienen que aplicar austeridad a su inflado y lujoso aparato de gobierno. Y ya estarán pensando en serio si se pueden dar el lujo de seguir haciendo lo mismo en Seguridad.

diario hoyPero ARENA no tiene mucha razón de celebrar. Lo que se refleja en esta encuesta, que ve a la oposición arenera 12 puntos encima del partido de gobierno, es el rechazo al FMLN, no necesariamente simpatía con ARENA. Es rechazo a las políticas del gobierno, pero no puede ser apoyo a las propuestas de ARENA, por una simple razón: Aún no hay propuestas claras de ARENA.

La reacción más fatal por parte de ARENA sería pensar que van bien. Es cierto, el gobierno y el FMLN van mal, y la gente comienza a expresarlo. Si los dirigentes de ARENA sacan las conclusión equivocada que su partido va bien, con el agravante que ya no hace falta más renovación programática y de liderazgo, pueden llevarse sorpresas feas en próximas encuestas.

938d09c2-65fb-444c-a8e8-da4e2aa1f3e0_xxxlwLo único que comprueba el hecho que ARENA ahora sale mejor parada en la opinión de los votantes es que les gusta el discurso de renovación que ARENA ha adoptado. Pero a puro discurso no se puede sostener una ventaja, hay que consolidarla con hechos concretos, con actos de renovación. Si en las elecciones internas que ARENA tendrá este año para elegir sus candidatos a diputados y alcaldes, el partido da pasos para atrás en vez de atreverse a avanzar a más apertura, más democracia, más meritocracia, la ventaja se puede perder rápido. No hay nada más dañino que defraudar expectativas despertadas. Si no lo creen, pregunten al FMLN que entusiasmó a muchos sectores con la idea del cambio, pero terminó haciendo lo mismo…

No se equivoquen, opositores. Convertir el descontento con el gobierno en votos por ustedes requiere de muchos pasos prácticos de honestidad, humildad, audacia y apertura.

Guárdense el champán y comiencen a trabajar. Saludos,

44298-firma-paolo

ARENA rebasa al FMLN en carrera electoral. Encuesta LPG-Datos

screen-shot-2017-03-02-at-9-47-27-pmLos salvadoreños están a un año de asistir a las urnas para renovar los 84 asientos de la Asamblea Legislativa y los 262 concejos municipales.

Edwin Segura, 2 marzo 2017 / LPG Datos
la prensa grafica
El principal partido de oposición, ARENA, arranca con una ventaja de 12 puntos a escala nacional sobre el gobernante FMLN. En el departamento de San Salvador, el cual adjudica la mayor cantidad de escaños, la diferencia es de 10 puntos. El tercer puesto, en ambos casos, es ocupado por el partido GANA, seguido de cerca por el PCN.

El partido de oposición Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) aventaja al FMLN en intención de voto en la carrera por la Asamblea Legislativa, según la encuesta más reciente realizada por LPG Datos, la unidad de investigación social de LA PRENSA GRÁFICA.

Lea también: Los partidos se hacen fuertes en sus feudos

El estudio fue realizado entre el 17 y el 21 de febrero, y es representativo de toda la población salvadoreña mayor de 18 años. El tamaño de la muestra es de 1,200 personas entrevistadas cara a cara, lo que permite hacer inferencia sobre el total de la población con un +/- 2.9 % de margen de error y un nivel de confianza del 95 %.

Los salvadoreños estamos exactamente a un año de asistir a las urnas para renovar los 84 asientos de la Asamblea Legislativa y los 262 concejos municipales, por lo que los partidos se aprestan a definir sus candidaturas, así como sus plataformas electorales.

Lea también: Partidos, con miedo de dar poder a ciudadanos

938d09c2-65fb-444c-a8e8-da4e2aa1f3e0_xxxlwUno de los objetivos de la investigación fue determinar las preferencias electorales de los salvadoreños, lo cual es complicado, ya que en la elección legislativa se puede fraccionar el voto, es decir, repartirlo entre los partidos contendientes. LPG Datos consultó la intención de voto de dos formas; la primera es una consulta de intención de voto con una sola mención, como había sido costumbre. La otra es una consulta con más de una mención.

En el primer caso se preguntó: Si las elecciones para la Asamblea Legislativa se realizaran como en años anteriores, en las que solo se podía votar por un partido político, ¿por cuál partido votaría usted? El 30 % dice que votaría por ARENA, el 18 % por el FMLN, el 4.7 % por GANA, el 3.9 % por el PCN y el 1.9 % por el PDC.

En el segundo caso se preguntó: Le voy a mencionar los nombres de los 11 partidos inscritos legalmente, y me gustaría que me dijera si en las próximas elecciones para la Asamblea Legislativa, usted votaría por al menos uno de sus candidatos. El 45 % dice que votaría por al menos un candidato de ARENA, el 33 % por alguno del FMLN, el 27 % por alguno de GANA, el 24 % por alguno del PCN y el 19 % por alguno del PDC.

Antes de consultar la intención de voto se preguntó a los salvadoreños qué tipo de Asamblea Legislativa le conviene más al país. El 25 % opina que es mejor que el congreso tenga más diputados del partido oficial; el 23 % considera que es mejor que haya mayoría opositora; pero el 35 % cree que lo mejor es el equilibrio.

La mayoría de personas que opina que lo más conveniente es tener una Asamblea equilibrada se decanta en este momento por votar por ARENA.

En los resultado de la encuesta se muestra la intención de voto para diputados en el departamento de San Salvador, que es el departamentos con más diputados, y el lugar de residencia de la mayoría de líderes políticos.

En este departamento, ARENA tiene una intención de voto del 31 %; el FMLN, del 21 %; y el partido GANA, del 4.4 %.

lpg20170302-la-prensa-grafica-portada-pag-2 lpg20170302-la-prensa-grafica-portada-pag-3 lpg20170302-la-prensa-grafica-portada-pag-4 lpg20170302-la-prensa-grafica-portada-pag-5 lpg20170302-la-prensa-grafica-portada-pag-6 lpg20170302-la-prensa-grafica-portada-pag-7

La encuesta de la UCA… De Luis Mario Rodríguez

La falta de respuesta a las necesidades de la gente, la corrupción y el creciente deterioro institucional son algunas de las causas que podrían “conllevar en el mediano plazo a un progresivo agotamiento del sistema político salvadoreño”.

Luis Mario RodríguezLuis Mario Rodríguez, 26 enero 2017 / EDH

El Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP,) de la UCA,  presentó los resultados de  la encuesta sobre el estado del país y la democracia a 25 años del acuerdo de paz. Sobre la democracia se señala que el 65.9 % de los consultados considera que ha “mejorado” poco o nada. En cuanto al “sistema político” el 81.8 % aseguró estar poco o nada satisfecho con su funcionamiento, mientras que el 82.4 % se expresó en el mismo sentido cuando se le preguntó sobre el “sistema de partidos” agregando, en este último aspecto, que el 75.5 % cree que este es el ámbito que “menores avances” ha presentado durante estas dos décadas y media después del pacto de Chapultepec. Existe, por tanto, una “alta insatisfacción ciudadana” con “las instituciones claves del país”.

diario hoyEs muy probable que los entrevistados asocien ambos tipos de sistemas, el político y el de partidos, al comportamiento de quienes integran a estos últimos. Lo contrario podría hacernos creer que la población está de acuerdo con la sustitución de los partidos por otros “sujetos” que, sin “ataduras ni controles”, se encarguen de administrar el poder político. Ciertamente a los partidos se les juzga, en buena parte, por la conducta de quienes les representan en la Asamblea Legislativa, en los concejos municipales o en el Órgano Ejecutivo. Otra forma de evaluarlos, que recientemente ha tomado importancia, tiene relación con lo dicho de manera reiterada en esta columna de opinión: la transparencia con la que manejan los fondos que reciben y la apertura que revelan permitiendo la entrada de nuevos liderazgos.

La falta de respuesta a las necesidades de la gente, la corrupción y el creciente deterioro institucional, son algunas de las causas que, según el estudio de opinión, podrían “conllevar en el mediano plazo a un progresivo agotamiento del sistema político salvadoreño”. Algunas de estas condiciones, y la falta de atención y diligencia para corregirlas, terminaron sepultando la estabilidad política en varios países suramericanos en los que se reemplazó a los partidos por individuos cuyo propósito fue el de concentrar el poder en una sola persona con la finalidad de  ejercerlo arbitrariamente.

La solución no está en relevar a los partidos políticos de la función que cumplen en una democracia. De hecho la misma encuesta de la UCA advierte que “tres de cada cuatro ciudadanos (76.4 %), consideran que la democracia sigue siendo el mejor régimen político para el país, aunque tenga problemas”. Seguramente el tipo de democracia al que la gente se refiere es el “electoral”, porque a través de las votaciones tienen la posibilidad de cambiar a quien lo está haciendo mal. Se trata entonces de renovar a las personas sin desbaratar al sistema. La irrupción de nuevos partidos, con arraigo democrático y que se alejen del populismo, así como la modernización de los institutos políticos tradicionales, ambos con la firme convicción de promover la transparencia, el acceso a la información pública y el combate a la corrupción, es la mejor estrategia para revertir la percepción de la gente sobre el desgaste del sistema democrático.

La encuesta también se refiere a “la valoración negativa sobre el grado de cumplimiento de los acuerdos de paz” y a la opinión mayoritaria, casi el 85 %, que se muestra favor “que el país adopte una nueva Constitución que reforme el sistema político salvadoreño”. Respecto del último punto entendemos que los entrevistados siguen equiparando al sistema político con los partidos. Para reformar a estos últimos no es necesario un cambio a Ley Fundamental. Basta con que las instituciones encargadas de regularlos les obliguen a cumplir la ley y, principalmente, que los ciudadanos elijan a los mejores candidatos para que tomen el mando al interior de las organizaciones partidarias y de esa forma se presenten mejores opciones a diputados, alcaldes y presidente.

Sobre el cumplimiento del acuerdo de paz, tanto la democratización del país, como el respeto a los derechos humanos y la reunificación de la sociedad salvadoreña, deben juzgarse en su justa dimensión. En 1992 se terminó con los fraudes electorales, se aplacó la represión y los salvadoreños aplaudieron la terminación del conflicto armado. Veinticinco años después el desagrado con la democracia no puede imputársele a aquel convenio histórico.