CEL

El legado para los siguientes gobiernos es una gran hipoteca. De Paolo Luers

“Como persona de izquierda, no estoy de acuerdo con la decentrilazación de CEL”

Entrevista a David López, presidente de CEL, parte II

David López, presidente de CEL.

David López, presidente de CEL

Entrevista de Paolo Luers, 24 enero 2017 / EDH

EL ‘GRUPO CEL’

Quiero hablar del concepto “Grupo CEL” que usted maneja. En el 96, cuando se hizo la Ley de Electricidad, se hizo para descentralizar el sector energía. De allí se derivó la privatización de los distribuidores, y la creación de la UT (Unidad de Transacciones), de ETESAL (Transmisiones) y de LaGeo (geotérmica) como entes autónomos.

¿Y estás de acuerdo tú con eso? Te lo pregunto, porque yo no.

Bueno, tenía mucho sentido, porque en ese momento había una gran demanda para que la generación energética responda al crecimiento que tuvo el país en los 90, después de la guerra…

Eso no es así. Estaba el proyecto de desarrollo de Berlín. Con el préstamo del BID, iba ya meterse generación geotérmica allá en Berlín, que entró en el 99. Todo el escenario estaba que iba a cumplir la expectativa del gobierno la CEL. Yo siempre me pregunto: ¿Por qué se hizo esta ley?

Bueno, la ley es la ley, mientras esté vigente.

Pero no había necesidad de hacerla. La expectativa de generación futura estaba garantizada, no había déficit. Segundo, en ese momento quitarle ingreso al gobierno era cabrón. Necesita el gobierno ingresos para programas sociales, y la CEL y sus distribuidoras le daban ingresos.

Pero esa es la ley, y no he escuchado de ninguna iniciativa del Frente o de la usted de cambiarla. Pero de repente, en la administración suya, resurge el “Grupo CEL”.

Es de facto el grupo CEL.

Posiblemente no es legal.

Es que es el nombre.

No David, yo creo que lo está tomando a la ligera. Me llama la atención que en el documento del presupuesto que la CEL presentó a la Asamblea, hablan del marco regulatorio, pero no aparece la Ley de Electricidad. ¿Será porque usted no está de acuerdo con esta ley?

Es que la CEL tiene su propia ley. La Ley de Electricidad no entra en lo del presupuesto.

LA LEY DE ELECTRICIDAD

¿Pero usted dijo que no comulga con la filosofía detrás de la Ley de Electricidad y de la descentralización del sector?

Yo, como David López, como persona de izquierda.

¿Usted siendo presidente de CEL está reconstruyendo el “Grupo CEL”, la cual fue descentralizada por esta ley?

Lo del grupo es un concepto, es una filosofía.

Y el “Grupo CEL”, según sus documentos, incluye ETESAL, que por ley tiene que ser autónoma. CEL es la dueña de ETESAL, pero no lo puede regir.

Te puedo explicar eso. Antes, todos estábamos juntos, y después lo quebraron, y cada pedacito se hizo otra empresa. Lo que hemos hecho nosotros ahora es aplicar una filosofía de unir. Para donde vamos le conviene al país, ese “Grupo CEL” hay que normarlo, eso es lo que estamos haciendo, como algo corporativo.

¿No piensa que esto está chocando con la Ley de Electricidad?

No, porque cuando yo actuó legalmente, actuó de acuerdo a Ley de Electricidad. Es un concepto de filosofía de trabajo. Es de facto, es una filosofía de familia, que la queremos llevar. Incluso estamos este año haciendo un estudio para ver si es factible, debe de haber aquí un presidente del “Grupo CEL”, y este debe tener los asesores que ven toda la parte financiera. El concepto es ver qué queremos para todas las empresas, para dónde vamos a ir, qué fortaleza le damos a cada una, y esa es una responsabilidad del presidente de CEL: decir cómo van las subsidiarias, porque somos inversionistas.

¿Usted se define como el que dirige el “Grupo CEL”?

Yo soy presidente de CEL, y como estuve en todo cuando estaba todo concentrado, sé cómo debe de ser. La CEL unida funcionaba perfectamente, era envidiable, era en conjunto, era un grupo fuerte, eran todas las dependencias unidas – y funcionaban como relojito. Íbamos en un solo sentido.

¿Si lo ve así, no sería más consecuente promover una reforma de la ley?

Puede ser. Primero salimos de CEL-ENEL, estamos saliendo de la 5 de Noviembre, vamos a salir de El Chaparral. No me ha alcanzado el tiempo.

De manera de resumen: ¿Qué situación energética usted va a dejar en el 2019 al siguiente gobierno?

Generación, LaGeo enrumbada…

¿En qué situación va estar LaGeo cuando Usted termine este mandato?

Ya ahorita está en mejor situación.

Pero genera lo mismo que antes…

No, están las perforaciones, donde hemos invertido más de 100 millones en Chinameca y San Vicente. Todos los diseños, que antes se tardaban 5 años, los hemos hecho en un año.

MIL MILLONES DE DOLARES

Pero LaGeo de alguna manera tiene que pagar los 280 millones que titularizaron para pagar a ENEL; la CEL tiene que cargar con los costos financieros de los 200 millones que gastó en la 5 de Noviembre, y tiene que costear los 418 millones de El Chaparral. ¿Cómo deja esto financieramente a su “Grupo CEL”?

No, espérate. Eso es CEL. CEL tiene su propio fondeo.

Usted habla del “Grupo CEL”, entonces hablemos del conjunto, esto junto con los gastos legales del pleito CEL-ENEL son casi 1000 millones que se han gastado sin mayor aumento de generación…

Son inversiones.

No, pagar 280 millones para las acciones de ENEL para que se vaya del país no es inversión.

Es una inversión.

¿Cómo es una inversión?

Quitarle la enfermedad de alguien es una inversión para tener buena salud. Usted va al doctor, paga, y es una buena inversión, porque mejora su salud. Eso es lo que pasó pagando esos 280 millones.

Pero no es una inversión para más generación.                                

Ahh, pues sí, pero recuperamos los 36.2% de participación en la Geo, y eso también genera para la misma Geo.

Vaya, usted lo ve como inversión, pero deja al grupo financieramente complicado.

LaGeo tiene resuelta esa inversión, tiene como pagarla, recuperó los 36.2% de las acciones, que le van a funcionar en un momento, ya empieza a generar para ella misma.

Pero eso quiere decir entonces que LaGeo no va a generar utilidades que van a pasar a la INE y de la INE a la CEL.

Como no, hasta adelantaron en la administración pasada para pagar el subsidio.

Pero tengo aquí el presupuesto 2017 de la CEL y no entran utilidades provenientes de LaGeo.

No va a haber utilidades, exacto, porque todo se va a invertir en los proyectos de Chinameca y San Vicente. Hoy sí somos responsables, por eso como Geo ya no podemos ayudar mucho a CEL ahorita, porque se va a hacer la inversión, que es lo que necesitamos.

LOS SUBSIDIOS

¿Los subsidios quién los va a pagar, porque usted no los tiene en el presupuesto de la CEL? Solo un dólar.

100 dólares. En el presupuesto, cuando se hace, tenés que tener certeza de cualquier cosa financiera y tenerla firmada. O sea, cosas que no teníamos certeza no podíamos poner en el presupuesto, por esto se pudieron $100. Nosotros no queremos participar realmente en los subsidios. David López le dice: La CEL no la podemos cargar con el subsidio, pero es una decisión del gobierno.

Pero los subsidios tampoco aparecen en el presupuesto de Carlos Cáceres. ¿Quién los va a pagar – y de qué fondos? ¿La opinión de usted es que el gobierno debería costear los subsidios, no la CEL?

La CEL puede apoyar, está facultada para apoyar el subsidio. El Finet (Fondo de Inversión Nacional en Electricidad y Telefonía) es la institución que debe velar por el subsidio. La parte del subsidio eléctrico no tiene un motor de generación para el subsidio. Todos lo tienen, por ejemplo para el gas licuado lo tienen en el impuesto a la gasolina La parte electricidad debe tener un fondeo.

Me queda la duda de cómo van hacer en el 2017, no está en el presupuesto de nadie el subsidio, pero lo van a tener que pagar…

O quitarlo.

No creo que lo van a querer quitar en el año pre-electoral. Lo que va a pasar es que en algún momento habrá una solicitud a la Asamblea de contratar un préstamo para poder pagar el subsidio de electricidad.

Esa es una decisión del Ministerio de Hacienda

¿Pero usted es de la opinión que la CEL debería usar su dinero para invertir en energía y no para pagar subsidios?

Es que así es el mandato, pero es decisión del gobierno…

Siempre han agarrado la CEL como caja chica del gobierno.

Sí, porque algo tenía que generar para la parte social. Como no tiene utilidades, porque no se le llama utilidades como en una empresa privada, sino que se le llaman excedentes que pasan a Hacienda, y el ministerio puede decir este aporta va al subsidio, y ya no me deja nada.

Lea la primera entrega:
-Entrevista, parte I: “Las anteriores administraciones de CEL no tomaron las decisiones adecuadas”
-Análisis I: CEL sigue invirtiendo basado en supuestos irreales. De Paolo Luers

 – – – – – – – – – – –

La negociación de la CEL con Odebrecht

La firma constructora brasileña fue precalificada en 2013 para continuar con el proyecto hidroeléctrico El Chaparral. | Foto por elsalv

La firma constructora brasileña fue precalificada en 2013 para continuar con el proyecto hidroeléctrico El Chaparral. | Foto EDH

Paolo Luers, 24 enero 2017 / EDH

En mayo 2012, la administración de CEL presidida por Leopoldo Samour entró en negociaciones con el consorcio constructor brasileño Odebrecht, el cual está siendo acusado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de haber pagado sobornos de más de 780 millones de dólares para adjudicarse más de 100 proyectos en 12 diferentes países.

Odebrecht alcanzó acuerdos judiciales con los gobiernos de Estados Unidos, Suiza, Panamá y Brasil para pagar multas que ascienden a unos 2.047 millones de dólares.

El dueño de la empresa, Emilio Odebrecht, cumple en Brasil una condena de 4 años de arresto domiciliario. Hasta la fecha, ni el gobierno salvadoreño ni CEL han informado sobre sus negociaciones con Odebrecht.

Paolo Luers: ¿Qué va surgir de la negociación que en 2012 la CEL tenía con Odebrecht de Brasil? ¿De qué se trataba esta negociación en aquel entonces? ¿Era para terminar El Chaparral?

¿Pero de qué me está hablando?

David López: Bueno, hubo reuniones en Guatemala y en San Salvador, en mayo del 2012, entre la CEL y la empresa Odebrecht.

Es que allí era la transición de Irving Tóchez y Leo Samour, después vino Pinto.

Por el tiempo, tiene que haber sido para meterlos en El Chaparral. ¿Usted no sabe de eso?

No.

¿No le consta?

No, eso no lo sabía yo, hasta que empezaron a mencionarlo los de la Fiscalía. ¿Y cómo averiguó de esas reuniones, con la Fiscalía?

No, pero tengo copia de un e-mail, un intercambio de e-mail entre representantes de Odebrecht y el presidente de la CEL.

¿Con el presidente? ¿Y esas reuniones eran para qué, para negociar con ellos El Chaparral?

Esto le estoy preguntando a usted. Le voy a enseñar la copia.

(Lee el e-mail) ¡Samour!

Obviamente estaban negociando El Chaparral. Que saliendo Astaldi entren ellos.

Sí, eso es posible, nosotros sacamos a Intertechne, porque ellos querían volver a sacar licitación para otras trasnacionales. Lo cual nosotros estamos rompiendo.

Entonces, ¿hubo negociación con Odebrecht en el 2012, pero no se ha dado continuidad?

Yo no sé.

Averigüe en el archivo de Junta Directiva, algo debe haber.

No, pero no hay nada, te lo aseguro que no lo supimos nosotros, como muchas cosas que aparecieron en todas las cajas que le mandamos a Fiscalía. Nosotros fuimos muy diligentes para darle toda la información a Fiscalía.

Chaparral

 – – – – – – – – – – –

El legado para los siguientes gobiernos
es una gran hipoteca

Energía Geotérmica, Chinameca, San Miguel. | Foto por EDH La ComisiÛn Ejecutiva HidroelÈctrica del RÌo Lempa (CEL), da apertura de uno de los tres pozos de la plataforma conocida como CHI3. La planta generadora de energÌa est· ubicada entre los cerros El Limbo y El Pacayal de Chinameca en San Miguel. Miguel Villalta

Energía Geotérmica, Chinameca, San Miguel. | Foto por EDH

paolo3Paolo Luers, 24 enero 2017 / EDH

La Ley General de Electricidad reformó todo el sector energético, descentralizando la CEL, privatizando la distribución, creando empresas estatales de generación que compiten con los privados, y entes autónomos, que administran la transmisión (ETESAL) y administran las compras a los generadores (UT). Esta reforma se hizo necesaria, cuando luego de la guerra la economía salvadoreña arrancó creciendo y demandaba mayor energía a precios bajos.

UN GRUPO “DE FACTO”

¿Quiere el FMLN revertir esta reforma y esta ley? Parece que sí, si se escucha al hombre que Salvador Sánchez Cerén ha puesto como presidente de la CEL, David López, y quien “de facto” (en sus propias palabras) está reconstruyendo el “Grupo CEL”. López controla directamente la INE, que opera la planta térmica de Talnique, y es ahora dueña del 100 diario hoy% de LaGeo, que se encarga de la generación geotérmica. Luego de un largo pleito legal con su socio estratégico italiano (ENEL), que terminó con la compra de sus acciones por unos 280 millones de dólares, López también controla LaGeo. Además, David López, excuñado de Medardo González, goza de plena confianza de la cúpula del FMLN. Incluso está siendo mencionado como posible integrante de la próxima fórmula presidencial del partido de gobierno.

En la entrevista, López plantea con franqueza que “como David López, como persona de izquierda” nunca estuvo de acuerdo con la descentralización de la antigua CEL que manejaba todo: generación, transmisión, y distribución de electricidad. Propone crear nuevamente el “Grupo CEL”, ahora de facto, como ente corporativo que tenga su propio presidente y un equipo que “ve toda la parte financiera. El concepto es ver qué queremos para todas las empresas, para dónde vamos a ir, qué fortaleza le damos a cada una ”.

EL CONCEPTO DE INVERSIÓN PÚBLICA

Es una filosofía que apuesta a un Estado que no sólo regula, sino controla y administra el sector energético. Esta filosofía no apuesta a la competencia entre empresas públicas y privadas, sino al control del Estado. Y en la primera parte de la entrevista, ya explicó que para su pensar las inversiones energéticas hay que manejarlas como inversión de interés público, que no tiene que priorizar la recuperación de sus inversiones. Con esto, David López justifica que para el Estado siguen siendo rentables sus dos proyectos estrella, El Chaparral y la ampliación de la 5 de Noviembre, a pesar de que han sufrido explosiones de costos.

En esta misma filosofía se enmarca que, para David López, fue una inversión el pago de 287 millones de dólares para comprar las acciones de la italiana ENEL en LaGeo, a pesar de que LaGeo tuvo que hipotecar sus futuros ingresos para financiar esta compra, y a pesar de que con esta compra no se aumenta en nada la capacidad de generación de LaGeo. Por lo contrario, sin el socio ENEL, la empresa ahora 100 % salvadoreña tendrá menos capacidad de inversión productiva y renovación tecnológica.

Guillermo Sol Bang, quien como presidente de CEL de 1993 al 2004 fue uno de los arquitectos de la conversión del monopolio estatal CEL en varias empresas competitivas, señala que “esta filosofía estatizante no quiere aceptar que las empresas públicas tienen que regirse con normas de rentabilidad. En manos de estos funcionarios, han enterrado casi 1,000 millones de dólares en proyectos mal planificados y pésimamente ejecutados, que no van a aumentar nuestra capacidad de generación; o en decisiones ideológicas y contraproducentes, como el desmontaje del único y además altamente eficiente Asocio Público Privado del país que era LaGeo: 200 millones (% de Noviembre) plus 418 millones (El Chaparral) – dos proyectos hidroeléctricos no rentables -; plus 284 millones para comprar las acciones de ENEL, lo que resta productividad a LaGeo; plus los millonarios gastos legales para sacar a ENEL del país. En suma son casi 1,000 millones de dólares que no los van a tener para invertir en LaGeo, en plantas de energía solar y en la presa Cimarrón que el país necesita para bajar el precio de la energía”.

Sol Bang comparte las opiniones de los profesionales de larga experiencia en CEL y LaGeo, que señalan que las diversas administraciones de CEL en los períodos de Saca, Funes y Sánchez Cerén van a dejar a los próximos gobiernos un complicado legado. “En vez de poder invertir en grande en energía barata y limpia, el próximo gobierno y los que siguen van a pagar por los pecados financieros y técnicos de estas administraciones desastrosas de CEL. Se va a tener que pagar por cien años los errores de la última década, sacrificando a los futuros 20 gobiernos por unos supuestos mal considerados e irresponsables de la actual administración de CEL”, dice don Billy.

Anuncios

CEL sigue invirtiendo basado en supuestos irreales. De Paolo Luers

“Las anteriores administraciones de CEL no tomaron las decisiones adecuadas”: Entrevista a David López, presidente de CEL

l1120580-copy

diario hoyEn una de sus cartas y telegramas, Paolo Lüers retó al presidente de CEL a explicar cómo serán rentables El Chaparral y la ampliación de la 5 de Noviembre. Estas son sus impresiones.

Paolo Luers, 23 enero 2017 / EDH

Empecemos con la 5 de Noviembre: ¿Cuánto costó la ampliación al final? Según mis datos, el contrato con la constructora Queiroz Galvao rondaba los $187 millones.

$189 millones.

Pero había costos que no estaban incluidos, como el diseño, la supervisión, el estudio ambiental y otros. Con esto, calculo que más o menos llega a 200 millones. ¿Correcto?

Puede ser, los datos no los tengo.

¿Pero por ahí va?

Intertechne, que había hecho el diseño, andaba en 7 ó 9 millones de dólares, más los costos de diseño y todo lo demás.

Y la supervisión. Digamos más o menos 200 millones…

Póngale así.

La pregunta del millón es cómo recuperar esta inversión. Los datos que he recabado dicen que esta planta nueva puede generar unos 130 Gwh al año. Calculando un precio de venta de 9 centavos por Kw, sale una venta de $11.7 millones al año. Si calculo un 20% sobre eso, me da una utilidad de $2.34 millones al año. Ese tipo de equipo tiene una vida útil de 50 años. Entonces, en 50 años ustedes recuperarán no más de $117 millones…

Es más larga la vida útil. La prueba son las otras 5 máquinas de la 5 de Noviembre, que desde 1956 están generando. Se van adaptando, se van haciendo automáticas, se va mejorando la tecnología.

Tendría que tener una vida útil de 85 años para recuperar la inversión.

Eso es mentira. Nosotros calculamos entre 12 y 15 años para recuperar la inversión. Con una producción anual de 5 meses en promedió. Cuando uno ve esto (los números suyos), es una interpretación de un inversor privado. En una obra pública de esa envergadura, el retorno de la inversión es mucho más largo, porque es una obra de interés público.

Con la máquina adicional de la ampliación, garantizamos que las 5 unidades van a tener otros 50 años con un mantenimiento responsable. Por ende, nos lleva a 100 años. Sobre eso se hacen los cálculos.

Para recuperar la inversión en el plazo que dice, ¿usted calcula más del 20% de utilidad?

El recurso es gratis, solo ponemos los costos de operación. Hay una ganancia mucho mayor que el 20%. En la medida en que va aumentando la lluvia, la ganancia va subiendo más.

Pero esta máquina va a producir energía adicional solamente en los meses en los que hay abundancia de agua…

Que son aproximadamente 5 meses.

¿Realmente son 5? 

Será mucho más, cuando esté (el fenómeno) “La niña” bien puesta. Hablamos de Niño o Niña: “Niño” es seco, y “Niña”, mucha lluvia. Venimos desde 2011 con 2000 Gwh generando y bajó a 1200, pero esperamos que va a subir ahorita.

Vi la proyección que presentaron a la Asamblea: Asumen que la generación aumentará de 1,329 Gwh en 2016 a 1,696 en 2017. ¿Con base en qué establece usted que en las 3 presas va a subir tan significativamente la generación de un año al otro?

Según la parte de hidrología, se esperaba que este año 2016 iba a ser mucho mayor, pero hubo cambios. Pero está ahorita en interfase “La Niña” y “El Niño”, eso es lo que nos han explicado. Ahorita la proyección es que en 2017 se venga “La niña” ya bien puesta y empiece otra vez a subir el promedio.

La ampliación y la turbina extra trabajan sobre el mismo caudal del río. Van a producir solamente en el periodo con exceso de agua. Usted dice que serán 5 meses, pero es precisamente la época en la cual de cualquier manera la producción hidroeléctrica es alta. Ganan poca generación.

La ampliación siempre va a trabajar, porque siempre se botaba el agua que generaba la 5 de Noviembre, empezaba el invierno, y se empezaba a botar agua. Ahora se pone la turbina nueva y siempre va a generar.

¿Usted dice que siempre hay un exceso de agua en la 5 de noviembre?

Siempre hay un exceso en la 5 de Noviembre. Había agua que la 5 de Noviembre no usaba, la tenía que siempre botar. Ahora se usa la turbina adicional.

Además, en la parte de las turbinas debería de haber un excedente de instalación, el cual no tenía la 5 de Noviembre. Una máquina a la par. Sacamos por mantenimiento 3 unidades de la 5 de Noviembre y ya no bajamos la producción, porque está la unidad adicional. Así se hace eficiente un sistema.

La ampliacion de la presa 5 de Noviembre

La ampliacion de la presa 5 de Noviembre

¿Entonces la ampliación sirve para facilitar mantenimiento?

Se da mantenimiento a las demás unidades y la producción sigue. Es de respaldo.

¿Usted evalúa que esa inversión valió la pena, porque es de respaldo, no por la generación adicional?

Sí. No la veamos como generación, veámosla como eficiencia de todo el sistema de la 5 de Noviembre.

Tengo el cuadro de la UT (Unidad de Transacciones, que regula cuáles generadores alimentan la red) y dice que la 5 de Noviembre, ya con la ampliación funcionando, solamente generó 17.3 Gwh en octubre 2016, y en noviembre 6.7 Gwh, cuando todo el año ha tenido una generación mucho más alta. ¿A qué se debe eso?

Es por el mal invierno. Pero esto ya va a cambiar.

¿No es complicado hacer cálculos financieros basados en la esperanza de buenos inviernos?

El clima así es aquí. El cambio climático incide, pero no tengo temor de que se vaya a secar el río.


EL CHAPARRAL

Vamos a El Chaparral. Tengo un cuadro interno de la CEL, del Programa Anual de Inversiones, y para terminar el proyecto calculan que el costo llegue a 418 millones de dólares. Esto son más de 6 millones por MW de generación.

Todavía estamos sumando. Es un plan de inversión, pero lo estamos revisando.

Incluyendo el pago del arreglo a Astaldi, ya se gastaron 247 millones de dólares, pero falta invertir otros $171 millones, $90 solo para el dique. 

No, nosotros estamos demostrando que podemos bajar estos costos.

1485129643136

Recapitulemos el historial de El Chaparral: La prefactibilidad la hizo una empresa que se llamaba Harza. Ellos dijeron que iba a ser un proyecto de $98 millones para 60 MW. Después vinieron los japoneses de J-Power y dijeron que iba ser de 67 MW, y el tope era que para ser rentable podía costar $140 millones. En el diseño de Intertechne, el costo subió a $166 millones. En la primera licitación los brasileños ofertaron por 240 millones y se le bajó en la negociación a 195. Se hizo la segunda licitación, y se adjudicó a Astaldi sobre 200 millones. Y hoy estamos pasando de 400 millones. Esto se llama explosión de costos. Si en la pre factibilidad le dijeron a CEL que esto puede costar 98 millones, y pasando de esto no será rentable, ¿cómo puede ser rentable con 418 millones?

No, es que no lo dijeron así.

Pero así se entiende.

Se entiende así, porque ponen un horizonte de tope.

Cuando asumió la presidencia de CEL, habrá hecho un análisis serio de terminar este proyecto El Chaparral o no hacerlo.

Exacto, el costo político.

No sólo el político, también el costo financiero. A esta altura ya estaba hecho el arreglo con ASTALDI, y ellos abandonaron el proyecto. No terminarlo hubiera significado tirar a pérdida lo gastado hasta ese momento (168 millones) – pero terminarlo podría causar una pérdida más grande.

Si mantenés el horizonte del primer cálculo y no lo cambiás, sí es una pérdida. Pero las presas no se miden en 12 años, se miden en 50, 70 años. Te voy a decir lo que hicimos: HARZA hizo una pre factibilidad de lo que puede costar más o menos, sacan generales y te dan un precio. Viene J-POWER, y te dice otro monto, pero advierte: Tenemos que hacer perforaciones, para ver si la ubicación esta correcta. Con los datos que tengo de los 2 ó 3 sondeos, puedo decir que eso puede costar tanto.

En esa etapa fue irresponsable CEL, tenían que haber hecho perforaciones. Nosotros las hicimos y con los datos sabíamos que con una tecnología se podía hacer el diseño original, solo que era bastante caro. Teníamos que buscar un nuevo sitio para el dique. Hicimos 24 perforaciones para saber realmente cuál era el mejor sitio.

Esta parte del diseño al detalle no lo había hecho CEL – y ese fue un gran error. Se quedaron en un montón de anteproyectos, eso es un error, hay que pasar al diseño de detalle. Vos tenés metros cuadrados de todo, es bien fácil llegar a un arreglo, no es ambiguo, es real. Pero si vos sólo tenés anteproyectos, el arreglo directo pudo haber costado lo que costó, o 200 millones o 10 millones, porque es ambiguo.

Bueno, pero antes de empezar a construir…    

…tenían que haber hecho esos sondeos. Pero no, se lo dieron así a Astaldi, y así sacaron la licitación. No es que esté defendiendo a ASTALDI.

ASTALDI

¿Cómo firma ASTALDI un contrato llave en mano sin tener seguridad de los datos geológicos?

Eso no lo sé.

Bueno, no entremos en el pago del arreglo directo a ASTALDI. Esto que lo vea la Fiscalía. Yo quiero ir a otro punto: Me da la impresión que CEL frecuentemente ha tomado decisiones no basadas en los técnicos que ustedes tienen, sino decisiones políticas.

Pero no nosotros, fueron las anteriores administraciones. No tomaron las decisiones adecuadas.

Entonces, ¿tomaron decisiones en la Junta Directiva, pero en contra de las recomendaciones de los técnicos?

Ni siquiera tomaron en cuenta a los técnicos.

El arreglo directo con ASTALDI lo decidió la Junta Directiva de CEL, y consta que tanto la supervisora como el cuerpo técnico del CEL no estaban de acuerdo.

El cuerpo técnico de CEL, el administrador de contrato, era realmente el supervisor técnico. Pero lo habían reducido a 1 ó 2 personas, entonces el megáfono de ellos era chiquito, y la Junta Directiva se apoyaba en los supervisores externos. Esto lo anulamos nosotros, porque ellos te pueden decir la verdad o la mentira.

Bueno, vamos un paso atrás. Si los costos se van a elevar a más de 400 millones…

¡No! Ahorita manejo unos 300 millones.

Entonces, ¿todo lo que está pendiente en El Chaparral lo piensa hacer con 130 millones?

Sí, estamos viendo lo que sacamos.

Pero falta la obra principal, el dique.

Ya está, porque lo están contratando. Ya está costeado.

¿Y cuánto va a costar?

No me acuerdo ahora.

Aquí en el documento de su Programa Anual de Inversiones dice 90 millones, solo para el dique.

Te lo voy a mandar, porque vamos a estar en comunicación.

¿Y quién va a hacer el diseño para el dique?

Ya lo hicieron, la gente que trabajaba en HARZA y en una empresa que estaba en USA. Buscamos a los que trabajaban allí y otros maestros, los trajimos. Nosotros formamos el equipo técnico de diseño. Es sencillo, un dique es sencillo, es una mole, es más complejo una casa…

Si fuera tan sencillo no hubieran tenido ese problema con ASTALDI…

Porque lo hicieron mal. La CEL no fue responsable en el 2004: Antes de sacar la licitación tenían que hacer por lo menos 20 sondeos.

Sitio de construcción El Chaparral

Sitio de construcción El Chaparral

¿Con base en qué se decidió mover el dique 700 metros río arriba, cuando hay otros estudios técnicos que dicen que en la ubicación original perfectamente se hubiera podido hacer?

Porque es poroso. Se podía hacer, es cierto, ahí tengo el documento, pero había que meter una cortina de concreto para sostener la humedad que iba a llegar allí, eso era todo. ¿Pero cuánto vale esa cortina de concreto de 20 metros?

¿Pero cuánto vale la nueva ubicación?

Mucho menos.

Pero mover el dique tiene varias consecuencias, tiene consecuencias ecológicas, va a tener que hacer un nuevo estudio ambiental…

No, ya están. Se hizo, lo hicimos nosotros, no contratamos, nos sentamos con el Ministerio de Medio Ambiente, pasamos casi un año discutiendo con ellos, demostrándoles, haciendo más sondeos que querían ellos. Nos dieron la extensión del permiso ambiental, porque la otra ya estaba.

Ya viéndolo no técnicamente sino políticamente, tengo la impresión de que en CEL se cometieron varios errores fuertes. Cuando usted llegó tenía dos opciones: o construir sobre los errores y con esto asumir la responsabilidad retrospectivamente – o desmarcarse de decisiones equivocadas de administraciones anteriores. Perfectamente usted como CEL y Salvador Sánchez Cerén como presidente hubieran podido decir: allí fallaron las administraciones anteriores, que asuman ellos la responsabilidad moral, ética, política y jurídica – y nosotros no vamos a construir sobre este…

…este adefesio.

¿Lo consideraron?

Nosotros evaluamos dejarlo allí, pero cuando es una obra pública es complicado abandonar. Dijimos: No podemos contratar una transnacional, porque nos va a salir caro. ¿Tenemos la capacidad técnica para hacer un diseño en detalle? Sí. Yo sabía la gente que estaba adentro, era un tesoro, sólo que la habían dejado allí enratonada. Vimos la parte financiera. Para mover el dique dijimos: ¿Cuánto nos va a costar más? Toda esa parte financiera, la técnica y la legal la evaluamos, y la política. Y decidimos terminar la obra.

Cuando llegue allí, dije: El imperio jurídico termina, empieza el imperio técnico. Vamos a retornar el dinero. Y es factible, sólo hay que mover que la frontera que han puesto. ¿Cuánto rinde esta máquina? Con buen mantenimiento 100 años, ¿y ellos (los que hicieron la factibilidad), cuánto habían considerado para la recuperación? Dijeron que hay que recuperar en 11, 12 años. Pero eso es cálculo de rentabilidad para un financiero, para una inversión pública entran las valoraciones de empleo, de generación. El costo del MW el gobierno lo puede encarecer, es un instrumento de manejo de precio de energía. Se puede retornar, se puede hacer, pero de esta manera: Tenemos que quitar a INTERTECHNE, ese administrador de contrato de 2 o 3 pelones, vamos a hacer uno nosotros mismos. Vamos hacer alianza con la CEL del Costa Rica que es la ICE.

¿Entonces, ustedes toman la decisión que ya están enterrados 200 millones allí – echémosle otros 200 millones para que esto funcione? 

¡Y si hubiera costado 1000 millones! Ponéle que cueste 1000 millones, todavía se puede recuperar. Vamos generando aquí 67 MW. En la parte de inversión pública siempre se recupera, porque también hay que medir otras cosas. Ese MW hidroeléctrico incide en el precio en el futuro.

Pero igual usted tiene que pensar: ¿en qué otros proyectos podría invertir estos 400 millones, donde quizás me dan más?

¿En cuáles? Solo la geotérmica e hidroeléctrica, son las únicas energías base.

Bueno, ¿por qué no invertir mejor en LaGeo? Con el pago que hicieron a ENEL (280 millones), más con lo que le cuesta El Chaparral (418 millones), y con lo que le costó la 5 de Noviembre (200 millones), la CEL quedó sin capacidad de invertir en la geotérmica.

Es que la CEL no invierte en LaGeo. LaGeo se reinvierte y hace solo los negocios. LaGeo es autónoma. La CEL no le da dinero a LaGeo, LaGeo le da dinero a la CEL. Todo esto está funcionando, se está invirtiendo en LaGeo, se está poniendo en la hidroeléctrica, estamos en un margen aceptable de inversión. Estamos bien, y vamos a poder recuperar las inversiones y además inyectarnos energía barata.

Entonces, ¿usted sostiene que aunque cueste 400 millones, El Chaparral va a ser rentable y va a recuperar la inversión? Nuevamente le hago el cálculo: El Chaparral podrá generar 225 Gwh al año, esto le da ventas 20 millones al año, a menos que suban el precio más arriba de 9 centavos. Tendrán una utilidad de 20%, que son 4 millones al año – y en 50 años recuperan no más de 200 millones…

Todavía no sabemos cuánto va a costar El Chaparral, pero esta cifra de 400 millones podría ser el límite, con todo lo adicional. Se va a recuperar.

¿En un tiempo razonable?

En un tiempo razonable de una inversión pública.

¿CUÁNDO TERMINAN EL CHAPARRAL? 

Así como está el proyecto de El Chaparral, ¿cuándo va a comenzar a operar?

Tenemos la orden que en el primer trimestre del 2018 se tiene que terminar, para poder empezar a recibir las primeras lluvias de junio 2018 y ya empezar a generar en esa época.

¿En 1 año y 2 meses? ¿Eso es factible?

Sí, le estamos metiendo todo.

Pero queda pendiente comprar tierras, preparar terrenos…

Ya está todo.

Voy a guardar esa frase, le voy a buscar en junio del 2018 y preguntarle que pasó.

Exacto. ¿Cómo lo estamos haciendo? Hemos creado una tropa de negociación de terreno, donde está un ingeniero, un arquitecto y un jurídico. ¿Cómo lo estaban haciendo antes? Iba un grupito 3 días de la semana al campo, regresaban… así nunca íbamos a avanzar. Otro: los contratistas. Son varios contratistas y buscamos el apoyo de CASALCO, y ha sido estratégica esta relación.

¿El hecho de que usted tenga como 30 contratistas en el proyecto no complica la cosa?

Ahorita tenemos 13, van a llegar a 24.

Normalmente se hace con una empresa y ellos subcontratan.

Sí, los transnacionales.

¿Y usted les jala el pelo a 24 contratistas, en vez de uno que se hace responsable?

Saldría más caro.

Pero más eficiente…

No necesariamente.

¿Esto no le va a causar problema con la cuestión de la responsabilidad jurídica y los seguros?

Vamos con seguros en todo eso. Hablamos con el ICE (la empresa estatal de electricidad de Costa Rica) y nos dieron todos los tips, nos dijeron cómo podíamos cubrirnos. Hablamos con CASALCO (Cámara Salvadoreña de Construcción) para ver las cuestiones de las garantías. Agrupamos ciertas cosas para que quedaran garantizadas. Hablamos con la CFEM (La Comisión Federal de Energía en México), y los trajimos para que nos ayuden en la administración y en la garantía de los contratos para la obra física.

¿Entonces, la coordinación de los 24 contratistas lo hace la CEL? 

La CEL con la ayuda del CFEM y el ICE.

Sigo escéptico. Me encantaría que usted tuviera razón…

Te invito que vayamos a El Chaparral. Cuando uno llega allá y ve el 50% de avance y ve la construcción y todo se está haciendo de acuerdo en todo lo que vos pensaste, allí te venís bien tranquilo.

¿Se va hacer en algún momento la presa Cimarrón?

Tengo que hacer el anteproyecto y llevarlo donde el presidente: Estos son los pro y contra, si me autoriza, chivo; si no, no. Pero si me autoriza, ya vamos a ver como lo hacemos, en 8 meses nosotros tenemos el diseño en detalle, porque ya sabemos cómo se hace. LaGeo me enseñó eso. Aquí en LaGeo hacemos todito, entonces te sale barato, dominás el tema, tenés la parte de ingeniería o de arquitectura de las universidades.

Mañana, la segunda parte de la entrevista a David López:
Como persona de izquierda,
no estoy de acuerdo con la decentrilazaci
ón de CEL

– – – – – – – – – – –

CEL sigue invirtiendo basado en supuestos irreales

El periodista Paolo Lüers hace un análisis sobre el futuro energético del país y comenta las respuestas que sobre el tema le dio el presidente de CEL, David López Villafuerte.

paolo3Paolo Luers, 23 enero 2017 / EDH

El tema es el futuro energético del país. De las decisiones que hoy se tomen, dependen el futuro crecimiento económico y la competitividad de nuestro sector productivo. En la entrevista que David López, el presidente de CEL bajo la administración del segundo gobierno del FMLN, concedió a El Diario de Hoy, queda claro que la actual política de inversiones en energía hidroeléctrica está basada en 4 supuestos:

1) Que la vida útil de sus megaproyectos (ampliación de la 5 de Noviembre y presa El Chaparral) será de 100 años, cuando expertos e ingenieros con mucha experiencia en CEL y los estudios de factibilidad hablan de 50 años. Los expertos señalan que la vida útil de una presa no solo depende de las máquinas de generación, sino en gran parte del estado del embalse y el azolve (la acumulación de sedimento).

diario hoy2) Que se acabaron los inviernos secos y vamos a entrar en una época de mucha lluvia, cuando en la industria hidroeléctrica es una regla hacer los cálculos de rentabilidad considerando hidrología seca, o sea sobre caudales bajos de los ríos. Así los cálculos serían confiables, y si hay más lluvias es ganancia extra.

3) Que en proyectos públicos, que responden a un interés nacional, no es requerido que las inversiones se recuperen en los plazos que estipulan los inversionistas privados. López dice que incluso son “rentables” cuando no se recupera la inversión, con tal que respondan al interés público. Con esta filosofía, David López justifica el hecho de que ambos proyectos hidroeléctricos cuestan a la CEL muchísimo más que lo que deberían según los estudios de factibilidad para ser rentables: en el caso de la 5 de Noviembre 200 millones, en vez de 133 millones de dólares definidos en los estudios de factibilidad como límite de rentabilidad; y en El Chaparral 416 millones, en vez del límite de 98 millones (en un segundo estudio 140 millones). Esta filosofía de “somos Estado y hacemos otros números que los privados que solo piensan en ganancias” la rechaza Guillermo Sol Bang, presidente de la CEL de 1993 a 2004: “Este argumento de David López es válido para proyectos por ejemplo del MOP, que son pagados por fondos del Estado. Pero la CEL es una autónoma que por ley tiene que costearse con ingresos propios y tiene que calcular sus inversiones de la manera que pueda competir con todos los demás generadores de electricidad, incluyendo los privados. Esto es un mandato de la Ley General de Electricidad.”

4) Que la CEL produce excedentes mucho más altos y por tanto recupera su inversión, debido a que tiene gran capacidad técnica interna y costos operativos muy bajos. En el caso de la ampliación de la 5 de Noviembre, López dice que va a recuperar los 200 millones invertidos en un máximo de 15 años. Significa recuperar cada año 13.33 millones. Incluso si por las buenas lluvias produjera más energía que se refleje en ventas anuales de 15 millones, él está calculando utilidades de más de casi 90% sobre sus ingresos. Según los técnicos con mucha experiencia en la CEL consultados, esto es “un supuesto técnico con implicaciones económicas y financieras imposibles en esta industria y no toma en cuenta los mantenimientos y los ‘overhaul’ que tienen que ejecutarse periódicamente. Tampoco toma en cuenta los costos financieros de la deuda que la CEL tendrá que pagar a la banca.”

CUENTAS ALEGRES

Resultado de esto 4 supuestos poco realistas, el presidente actual de CEL hace lo que Sol Bang llama “cuentas alegres”: va a llover mucho más, el caudal del rio va a aumentar, vamos a generar más energía, las utilidades van a ser mucho más altas, y vamos a recuperar las inversiones, incluso “si costaran mil millones”. Calcular e invertir así, según Guillermo Sol Bang, “lleva a la CEL a un manejo financiero irresponsable, con proyectos que son demasiado caros para ser rentables, y sin aumentar su capacidad de generar energía. La única manera de recuperar sus inversiones sería encarecer el precio de la energía al consumidor final y a la industria, lo que haría un grave daño al país. La CEL y LaGeo tienen por misión producir energía competitiva y barata. Además la CEL se quedará sin capacidad de hacer las inversiones que realmente necesita el país.”

Según los profesionales con larga experiencia en CEL consultados (que pidieron no ser identificados), aparte de los supuestos irreales, los planteamientos de López también están basados en datos no verídicos. Dos ejemplos:

• Es falsa la afirmación de López que “la 5 de noviembre siempre ha tenido exceso de agua y la tuvo que botar”, para justificar la instalación de una nueva turbina. Según los técnicos, esto sólo es el caso en un lapso corto de no más de 3 meses del año, en caso que el clima favorezca. Esta afirmación coincide con lo documentado en la página web de la Unidad de Transacciones (UT).

•Es irresponsable la afirmación de López que El Chaparral será terminado en 14 meses y estará produciendo energía en el invierno del 2018. Según los expertos, “es técnicamente imposible en ese tiempo construir el dique y el llenado del embalse, lo que implica terminar las gestiones de compra de terrenos y su limpieza; reubicar a las familias afectadas; hacer las obras ambientales, que incluyen puentes y carreteras, rescate de sitios culturales y especies naturales, entre otros…”

CHOQUES CON LAS LEYES

También expertos consultados se sorprenden de la afirmación de David López de que los estudios ambientales para la nueva ubicación del dique de El Chaparral “ya están, se hizo, lo hicimos nosotros, no contratamos, nos sentamos con el Ministerio de Medio Ambiente” chocan con el espíritu del artículo 23 de la ley Ambiental que ordena que dichos estudios tienen que ser preparados por empresas o personas registradas en el Ministerio como prestadores de servicios ambientales; y para las contrataciones se debe cumplir la LACAP. Resulta curioso que el MARN no haya requerido un nuevo Estudio Ambiental, lo cual podría ser parte de investigación por los entes competentes.

También los técnicos señalan varios incumplimientos con la LACAP, por ejemplo cuando el presidente de CEL dice que en el proyecto El Chaparral “anularon los supervisores externos” y la supervisión la asumieron técnicos internos de la CEL en coordinación con el ICE de Costa Rica. Precisamente la LACAP no faculta esto, ya que entidades como el ICE (la empresa estatal de energía de Costa Rica) o CASALCO (la Cámara de Construcción) no pueden ser contratadas mediante la figura de “convenio” para asumir funciones de diseño o supervisión. Estos contratos tendrían que pasar por licitaciones. En el caso de CASALCO podrían existir conflictos de intereses, en caso que contraten empresas miembros de esta gremial o vinculadas a sus directivos y que hayan tenido ventaja competitiva al conocer las bases de las licitaciones con anterioridad a ser publicadas.

En la entrevista, el presidente actual se desmarca claramente de las gestiones anteriores y sus decisiones, que según él han sido no basadas en argumentos técnicos, sino políticos en varios casos, por ejemplo, en el caso del arreglo directo con ASTALDI, en la administración presidencial de Mauricio Funes. Con este arreglo, la CEL pagó 108.5 millones a ASTALDI, en contra de las consideraciones de los técnicos y del coordinador del proyecto. López tampoco menciona que él ha sido miembro de las Juntas Directivas que han tomado estas decisiones. El arreglo directo no lo pidió Astaldi, lo pidió el entonces presidente de CEL, Leopoldo Samour, con posterior ratificación de la Junta Directiva, de la cual formaba parte David López.

l1120575-copy

López critica fuertemente la actuación de la empresa Intertechne, que según él condujo a CEL a tomar decisiones erradas. Por esto la sacó de la supervisión de los proyectos El Chaparral y 5 de Noviembre, pero no menciona que esta empresa fue contratada por órdenes directas de Mauricio Funes.

Un tema central en la argumentación de David López es lo que llama “el error de la CEL” de no haber hecho todas las perforaciones antes de adjudicar a ASTALDI la construcción de El Chaparral. Estas perforaciones se suspendieron, luego de que cuadros del FMLN organizaron movilizaciones “populares” en contra del proyecto, que incluso llegaron a la destrucción de las muestras geológicas almacenadas en bodega. López no menciona el hecho que Mauricio Funes ordenó contratar un peritaje técnico, donde aparentemente la firma consultora Novotec concluyó que las perforaciones hechas por JPower y posteriormente por Intertechne (período de Tony Saca) fueron suficientes. Sería sano para la CEL hacer público dicho informe.

En general se puede afirmar que el FMLN no ha tenido una política clara y responsable en cuanto a las inversiones de CEL en la energía hidroeléctrica. Es una de las explicaciones para la inusual explosión de costos del proyecto El Chaparral. Y el actual presidente de CEL, aunque con mucho énfasis se desmarca de las anteriores administraciones bajo la presidencia de Funes, no ha desarrollado conceptos alternativos que garanticen mayor generación a precios bajos, que es lo que el país demanda.

Mañana:
-la segunda parte del análisis: El legado para los siguientes gobiernos: Una gran hipoteca
La negociación de CEL con Odebrecht

Carta a los partidos PDC-GANA-PCN: Cuidado con lo que piden. De Paolo Luers

No es tarea de la CEL elevar los costos de la energía para luego compensar el daño a la economía familiar y nacional pagando subsidios. Esto es precisamente lo que pasaría si ustedes tuvieran éxito con su propuesta. La única manera que CEL podría asumir el pago de los subsidios es elevando el precio de la energía. Esto se llama círculo vicioso…

Paolo Luers, 19 enero 2017 / EDH

paolo luers caricaturaEstimados señores:
Ustedes trataron de desempatar el debate sobre el presupuesto 2017 con una propuesta que suena bien, pero no es racional. Anunciaron que van a aprobar el presupuesto siempre y cuando el gobierno firme el compromiso que la CEL va a asumir los subsidios a la electricidad.

Tienen razón en una cosa: Alguien los va a tener que pagar. Por el momento, los subsidios -que nadie tiene el valor de quitar, mucho menos en un año preelectoral- no aparecen en ninguna parte. No están en el Presupuesto General de la Nación presentado por el gobierno del FMLN, ni en el presupuesto que CEL ha presentado a la Asamblea.

diario hoyPero la solución que ustedes plantean -que los pague CEL- no es solución. La tarea de CEL es producir electricidad a precios bajos que no afecten al consumidor ni a la industria. Lastimosamente, la CEL ha dejado de cumplir este mandato. La energía es cara, y es uno de los factores que impide el crecimiento económico del país.

No es tarea de la CEL elevar los costos de la energía para luego compensar el daño a la economía familiar y nacional pagando subsidios. Esto es precisamente lo que pasaría si ustedes tuvieran éxito con su propuesta. La única manera que CEL podría asumir el pago de los subsidios es elevando el precio de la energía. Esto se llama círculo vicioso…

Como ya señalaron varios organismos financieros internacionales, las finanzas de CEL ya están en una situación crítica. Es por esto que CEL no incluyó en su presupuesto 2017 más que unos simbólicos $100 para subsidios. No los puede pagar sin violentar su propia misión, y sin quedarse sin fondos para las necesarias inversiones en la generación de energía barata y competitiva.

¿Por qué la industria energética del Estado está en esta situación financiera? Bueno, por decisiones equivocadas de los gobiernos de Saca y Funes y Sánchez Cerén y de las personas poco idóneas que han puesto al frente de CEL, INE y LaGeo, El Salvador ha gastado casi 1,000 millones de dólares que lamentablemente no se reflejan en mayor y más barata generación de energía. Sumemos: Pagaron 284 millones a ENEL, para cumplir el deseo de Funes de deshacerse de este socio estratégico en LaGeo; pagaron no menos de 20 millones en gastos legales en este pleito; invirtieron 200 millones en la ampliación de la 5 de Noviembre, a pesar de que se sabía que solo iba a aumentar la generación durante 2-3 meses, si Dios es grande y nos manda buenos inviernos; y decidieron terminar la presa El Chaparral, a pesar de que sus costos se dispararon de 98 a 135 y al final a 416 millones. De esto, 108 millones corresponden al “arreglo directo” con la constructora ASTALDI que había ordenado Mauricio Funes.

Todas estas decisiones políticas, no compartidas por los técnicos y sus estudios, tienen a CEL y LaGeo en una situación precaria que no les va a permitir hacer las inversiones grandes que necesita el país para hacerse de energía a bajo costo.

Ustedes están equivocados cuando presentan los subsidios como un problema de CEL.

Los subsidios existen por razones políticas, son parte de las políticas públicas de los últimos 3 gobiernos de corte populista: Saca, Funes, Sánchez Cerén. Los gobiernos tienen que responder por sus decisiones políticas, y sus costos tienen que incluirse en su Presupuesto General de la Nación.

El problema del subsidio hay que verlo dentro del debate sobre el presupuesto. Es uno de los rubros que el gobierno se niega incluir, aunque es su obligación constitucional incluir todos los gastos. No los quieren incluir, porque al incluirlos el presupuesto resultaría desfinanciado. Al ser desfinanciado, el presupuesto necesita recortarse en otras partes, lo que se niega hacer el FMLN. O incluir préstamos para cubrir el déficit. Pero al incluir préstamos, necesitarían mayoría calificada (o sea, los votos de ARENA) para aprobar el presupuesto.

Este es el punto, señores. Este es el debate. No traten de ayudar al gobierno a seguir haciendo cuentas alegres para evitar el debate central que es sobre el presupuesto.

Saludos,

44298-firma-paolo

 

Guillermo Sol Bang: “El Chaparral y expansión 5 de Noviembre no son rentables”

Guillermo Sol Bang

Juan José Morales, 28 septiembre 2016 / EDH

diario hoyDe forma directa y categórica, Guillermo Sol Bang sostiene que en el país, en los últimos diez años, se han tomado decisiones equivocadas sobre el sector energético que han afectado de forma directa a la población salvadoreña con lo que él llama “perversidad”, sin  priorizar el interés nacional y con un uso “político-partidario” de instituciones que deberían de ser independientes y técnicas en su labor.

Desde el incumplimiento del acuerdo con la empresa italiana Enel Green Power para desarrollar la geotermia en la administración del expresidente Antonio Saca, pasando por la construcción irregular y el pago de $108.5 millones por la presa El Chaparral, y terminando con los millonarios desembolsos para sostener litigios sin fundamento, son algunos de los puntos que señala Sol Bang.

El expresidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), entre 1993 y 2004, afirma que no es coherente seguir sin una política energética y con inversiones fallidas, poco rentables  y que generan perdidas irrecuperables.


También te puede interesar: El Chaparral: Tres años de abandono
y rediseño sin resultados


En esta entrevista con El Diario de Hoy, Sol Bang relaciona los proyectos irregulares que se han ejecutado en los últimos diez años en la autónoma, su alto nivel de gastos y la necesidad de hacer una profunda investigación para comprender la posible corrupción que se “institucionalizó” en CEL.

En su administración se desarrollaron los primeros estudios para tener una nueva presa en el país: la central hidroeléctrica El Chaparral. ¿Demostraron viabilidad y una relación costo-beneficio positiva para el desarrollo energético?

Nosotros teníamos claro que sobre el río Torola existía un gran potencial para desarrollar una nueva obra de energía, porque en casi 25 años CEL se había estancado al respecto por priorizar el tema de la geotermia. Los informes de prefactibilidad y factibilidad (elaborados por la empresa estadounidense Harza) decían que en esa zona del país habían hasta siete sitios para levantar una presa hidroeléctrica. Pero fue hasta en 2003 donde la Agencia de Cooperación de Japón (Jica) consideró que esta era una inversión marginal, que no era viable si sobrepasaba un costo de $140 millones, fue por eso que se archivó y se le siguió apostando al petróleo blanco de El Salvador, la geotermia.


Sigue leyendo: 9 datos para entender el caso de la presa El Chaparral


El proyecto se le adjudica a los italianos de Astaldi en 2007 por casi $220 millones y luego se les paga $108.5 en un polémico acuerdo de arreglo directo con irregularidades técnicas de por medio, ¿son estos hechos la prueba de que la obra nunca fue viable y que su margen de  rentabilidad era escaso?

 Sin duda que se siguió una ruta, al igual que como se hizo con la INE (Inversiones Energéticas, subsidiaria de CEL), para aprovechar estos contratos con otros intereses. Hoy se está hablando de que la obra costará $290 millones adicionales,  es un precio demasiado elevado para una presa hidroeléctrica sobre todo porque la tasa de retorno de la inversión es muy baja en el tiempo, los precios del petróleo en la actualidad han bajado a tal punto que los precios de la energía térmica (generada con bunker) y la que se genera con fuentes renovables (agua y vapor del subsuelo) están equiparados. Estos factores debilitan aún más la rentabilidad de El Chaparral, quisiera estar equivocado, pero los efectos negativos de estas malas decisiones se verán en el corto plazo y la CEL creo que ya los está experimentando.


Sigue leyendo: Expansión de la Presa 5 de Noviembre aumentará
la capacidad generación en 80 MW


¿Hay que investigar ese entramado poco claro de adjudicaciones a empresas brasileñas para hacer los estudios en El Chaparral o construir obras  de la Expansión de la Presa 5 de Noviembre?

Para mi El Chaparral y la Expansión de la 5 de Noviembre ya no son rentables y por ello hay que aclarar todas las dudas que existan, esto incluye esos contratos a empresas muy cuestionadas en Brasil de participar en esquemas de corrupción. La investigación ya es algo que deberán de hacer las autoridades, no soy yo el que debe de decir como funcionan las instituciones como lo que viví cuando se me acusó injustamente en el caso CEL-Enel donde el expresidente Mauricio Funes financió a la Fiscalía General y le ordenaba cómo investigarme.


También te puede interesar: IAIP ordena a CEL entregar
información caso El Chaparral


¿Era la Expansión de la 5 de Noviembre, así como se diseñó, la mejor idea para ampliar la capacidad de esta central hidroeléctrica?

Considero que se debía de buscar otra forma de diseñar un plan de ampliación, nosotros a finales de los noventa hicimos una modernización de la central y luego se instalaron nuevas turbinas en la misma casa de máquinas, se hizo un primer esfuerzo que debía continuar en las siguientes administraciones. Lo preocupante acá es como un proyecto que originalmente no sobrepasaba los $135 millones se termina adjudicando en caso $190 millones vía contratación directa a una empresa brasileña que ha sido muy cuestionada, yo veo que esta obra va a la perdida, CEL no recuperará en cinco años ni la mitad de lo que invirtió pues generará potencia únicamente en breves momentos de la estación lluviosa, no habrá más energía  a pesar de la instalación de nuevos equipos.

¿Cómo corregir estos millonarios desembolsos? ¿Ve capacidad de hacer un análisis técnico alejado de la política o de la manipulación de las instituciones para intereses particulares?

De momento lo que deben de hacer las autoridades actuales de CEL es un profundo diagnóstico financiero de como El Chaparral y la Expansión golpearán las finanzas de la institución porque por malas decisiones tomadas en años anteriores el dinero se ha despilfarrado. Esto ha reducido la capacidad de inversión las subsidiarias como LaGeo de invertir en exploración de nuevos pozos, aunado a los millonarios pagos en abogados (ver nota aparte) los cuales solo construyeron casos y respondieron a agendas desde Casa Presidencial. Ambos proyectos deberían de ser suspendidos y ser declarados como perdidas para el país.

Sigue leyendo: Demandan a Funes por pago de $108.5 mlls. de El Chaparral

Carta a los ejecutivos del gobierno: Sí es personal

paolo luers caricaturaPaolo Luers, 2 agosto 2016 / EDH

Estimados amigos:
Siempre la mara los está jodiendo. Como ahora vivimos bajo el régimen de la transparencia, alguien publicó los salarios que ustedes reciben, y que había encontrado en algún sitio de Internet.

Gran escándalo: Los secretarios de la presidencia todos ganan como 6 mil al mes, y algo parecido los jefes de las autónomas. Sumemos a esto el uso de buenos vehículos del estado, gasolina y celular libre, indudablemente sale una buena vida.

Fíjense, a mi no me escandaliza la manera como nosotros remuneramos a los ejecutivos del gobierno. O mejor dicho: si tuviera la certeza que ustedes son ejecutivos preparados, de la mayor calificación académica-profesional y alto rendimiento, yo estaría de acuerdo que ganen aun más. Estoy convencido que el Estado debe de tener la capacidad de competir con el sector privado en la atracción de los mejores cuadros gerenciales.

diario hoyMe parece ridículo que en nuestro país los ministros tengan salarios de 3 mil dólares, cuando ejecutivos en el empresa privada con el mismo grado de responsabilidad, manejo de personal y de presupuestos no estarían dispuestos de trabajar por ese salario. Y me parece sumamente peligroso que la solución a este dilema no es redefinir los salarios formales sino la cultura del sobre de manila con el sobresueldo. Es peligroso porque abre la puerta a cualquier tipo de arbitrariedad, corrupción y compromisos de compadres.

En este sentido, es mucho mejor definir que el presidente de CEL devenga un salario de 10 mil.

Entonces, el escándalo no es el monto de los salarios de nuestros ejecutivos, sino son dos mañas que realmente huelen muy mal: por una parte la creación de puestos que no son necesarios, como el montón de secretarios en Casa Presidencial que duplican (y complican) la labor de los ministerios. Son cargos que surgen de la necesidad política y partidaria, pero no de la lógica de eficiencia del aparto ejecutivo. Y la segunda cosa que huela a podrido es la falta de idoneidad de los altos funcionarios – y por siguiente, la falta de resultados. El hecho que hay cuadros del partido y de ALBA que ocupan cargos importantes en instituciones como CEPA, PROESA, CNR, Ministerio de Economía y varias Superintendencias – y que ganen de 6 mil para arriba, esto sí es escandaloso.

Cuando esto pasa, el malestar popular, que nunca es muy justo, conduce a conclusiones erróneas y juicios peligrosos. Por ejemplo, que si el país está en crisis, los ejecutivos del gobierno también tienen que compartir la miseria. O la otra, que todos ustedes son corruptos e ineptos.

¿Cómo no va pensar (y gritar) esto la mara si ven a un presidente de CEL, cuya calificación es su relación familiar con el máximo líder del FMLN, Medardo González, pero que tiene la CEL desfinanciada, envuelta en casos de corrupción e invirtiendo en megaproyectos equivocados, como El Chaparral y la ampliación de la presa 5 de noviembre, que por su elevado costo no pueden ser rentables nunca? ¿O cuando ven a un secretario de Transparencia que no cum0le ninguna función ejecutiva, pero que no solo gana 6 mil dólares al mes, sino además dispone de enormes recursos de Casa Presidencial en asuntos que exclusivamente son de interés partidario e ideológico?

Normalmente se dice: No lo tomen personal. Pero en los casos de los funcionarios ineptos o no necesarios, el asunto sí es personal. Ahí la única solución sería removerlos.

Saludos,

44298-firma-paolo

¿Energía renovable o corrupción? De Luis Portillo

Luis R. PortilloLuis Portillo, 21 julio 2016 / EDH

El gobierno por medio del decreto ejecutivo 39, Reforma al Reglamento de la Ley General de Electricidad 2016, quiere sorpresivamente incrementar el costo de la energía eléctrica de los salvadoreños. Aprovechando que estamos en época lluviosa, en la que normalmente bajan el precio de energía, al producir proporcionalmente más energía hidroeléctrica, el gobierno pretende quitarnos parte del alivio económico que merecemos. La forma subversiva de introducir este sobrepeso, que no es más que otro impuesto, se ha vuelto el modo de operar de la gestión del Presidente Sánchez. La transparencia e inclusión no son más que palabras de campaña, que distan de la forma de trabajo o intención legítima de este gobierno.

Una vez descubierto el nefasto plan de incrementar los costos de la energía, vemos, como es costumbre, un desfile de funcionarios tratando de justificar el error, usando palabras adornadas y confusas alrededor de una mala noticia. Algunos incluso con alto nivel de ignorancia del tema energético, tratan de desinformar a la población y crear argumentos sosos alrededor de lo innegable, el gobierno está golpeando los bolsillos de los salvadoreños. En un intento de disminuir el rechazo diario hoyde un incremento del 13 % al costo de la energía, despilfarran miles de dólares en publicidad, curiosamente en los mismos medios que consideran enemigos ideológicos. Siendo la última trama de esta triste novela la sugerencia que no afectaran a todos, en su usual campaña de “los pobres contra los ricos”, sin importarle que los que terminemos oprimidos económicamente seamos la clase media. Claro que esa es solo una patraña que no debe sorprendernos, en realidad todos pagamos la energía más cara.

No hay duda que el costo de la energía ha bajado en los últimos dos años, y para ser preciso, esa es de las pocas estadísticas que se le puede creer al gobierno. Dicha disminución solo es explicada por el precio del petróleo. Este bajó de junio de 2014, que estaba en US$107/barril a US$48/barril en junio de 2016. Es decir, 55 % de disminución, sin que este gobierno haya hecho nada al respecto. No se olviden de que el gran aliado del FMLN y líder antidemocrático de Venezuela, Nicolás Maduro, ha hecho hasta lo imposible para que aumente el precio del petróleo, algo que afortunadamente para nuestros bolsillos no ha podido controlar. Como pueden ver, es el tiempo oportuno para aliviar el bolsillo de los salvadoreños, pero este gobierno piensa distinto. Por el contrario, teniendo tal baja en el costo del petróleo, sigue pagando millonarios subsidios a los empresarios de buses, logrando que estos engorden sus ganancias y cobrando favores a la hora de movilizar militantes. Vaya contrariedad que encontramos para los que se han declarado enemigos de la empresa privada. De igual forma es inconsistente, que pidan un “sacrificio” a la población, y por otra parte digan defender a los trabajadores cuando se habla del sueldo mínimo. Más parece que este gobierno solo quiere un incremento del sueldo mínimo para poner impuestos y cargas adicionales a los salvadoreños.

Una de las excusas para proponer el incremento al costo de la luz, es que se necesita inversión en energías renovables. Para los que no están enterados, los gobiernos del FMLN han licitado para que empresas privadas inviertan en incrementar la capacidad instalada de energías renovables, con adjudicaciones y licitaciones en proceso que suman 614MW. Estas inversiones representan un 37% de incremento con respecto a la capacidad actual. Sin duda podrían haber nuevas licitaciones, públicas y transparentes, que disminuya el costo de la energía, diversificando la matriz energética y protegiendo del cambio climático. Al ser privados los que invierten, buscan disminuir sus costos de inversión, a diferencia de CEL, que según la ultima información que se conoce, lleva 8 años queriendo ejecutar 60MW y sus costos están rondando en los $4.8 millones por MW instalado. Con tal inversión renovable en proceso por parte de privados, y tan mal récord de inversión por parte de CEL, ¿cuál es el verdadero propósito del incremento al costo de la energía? ¿cubrir el hoyo del Chaparral? ¿construir más caro para que un contratista dé una jugosa recompensa bajo la mesa? ¿desviar esos fondos para otros fines como lo pretenden hacer con el impuesto de seguridad?

@luisportillosv

Fiscal reactiva la investigación de caso represa El Chaparral

Dice el fiscal general que el caso Chaparral “no había sido bien depurado; lo que hemos hecho es volver a reactivar la investigación”, que lo encontró “engavetado”. Por esto pasó varios meses sin moverlo. Sin embargo, otros casos “engavetados”, como el de la tregua y el otro contra el general Atilio Benítez, simplemente los sacó de la gaveta, sin depurarlos, sin enrobustecerlos, y los presentó, a pesar de graves inconsistencias. Había que preguntar al fiscal general con qué criterios políticos mueve algunos casos con gran celeridad y despliegue mediático, mientras que otros, como los casos contra los expresidentes Funes y Saca y el del Chaparral van al paso de tortuga.

Segunda Vuelta

Plenaria Informes

El Fiscal Douglas Meléndez dijo ayer que el caso no había sido “depurado”, que a raíz de eso han tenido que “reactivarlo”. 

, 1 julio 2016 / EDH

diario hoyDesde 2013 que la Fiscalía General de la República inició la investigación sobre las “irregularidades” en la construcción de la presa El Chaparral, hasta la fecha los avances en el proceso judicial han sido casi nulos, pese a que documentos que firmó la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) con la empresa italiana Astaldi demuestran que el gobierno pagó $108.5 millones por obras inconclusas en la represa.

La autónoma había convenido originalmente con la empresa italiana el pago de $219 millones para la construcción de la represa; sin embargo, tras un arreglo directo el gobierno de Mauricio Funes le canceló a Astaldi $108.5 millones, pese a que los trabajos sólo reflejaban un 29% de avance. Es decir que la empresa recibió un pago como si hubiera ejecutado el 50% de la obra.

En su momento, tanto el expresidente Funes como el expresidente de CEL, Leopoldo Samour, justificaron el “arreglo directo” para evitar que el Estado pagará más al enfrentarse a un arbitraje internacional.

Tras ese millonario pago a Astaldi por trabajos no ejecutados, ahora el gobierno de Salvador Sánchez Cerén pretende llevar dinero a las arcas de CEL a costa de cargarle a la población el 13% más a la tarifa de la energía eléctrica, lo cual varios sectores consideran un “impuesto disfrazado” que será aplicado a partir del 15 de este mes.

Sobre el caso de la presa El Chaparral, el Fiscal General Douglas Meléndez, lamentó ayer que el proceso ha carecido de solidez en la indagación y que a raíz de eso el Ministerio Público ha tenido que “reactivar” la investigación, ya que prácticamente han tenido que iniciar con el análisis de “miles y miles de papeles” que revelan los pormenores del caso.

“La investigación de El Chaparral, lamentablemente, no había sido bien depurado el caso; lo que hemos hecho es volver a reactivar la investigación”, aseveró Meléndez ayer, luego de dar su informe anual de labores en la Asamblea Legislativa.

Meléndez expresó que tras ahondar más en los documentos que están en poder de la Fiscalía desde hace tres años, el caso se encuentra en su etapa de investigación “más álgida”.

Es más, fuentes cercanas a la Fiscalía expresaron a este periódico que en dos meses el Ministerio Público podría tener una resolución final sobre el proceso.

Para descubrir lo que realmente pasó con la construcción de la represa El Chaparral y con base en las primeras hipótesis que se han manejado, la Fiscalía lleva la indagación en dos vías: si se han dado “actos administrativos irregulares o han existido actos de corrupción. Esto estamos haciendo”, afirmó Meléndez.

Hace casi dos meses el Fiscal explicó que el proceso judicial lo encontró “engavetado”.

“Este caso de El Chaparral es uno en los que estamos trabajando ahorita y que hemos reabierto, porque estaba archivado”, afirmó en abril pasado.

Meléndez asumió el cargo en la Fiscalía en enero del presente año y su antecesor Luis Martínez se fue y no logró concluir con la investigación.

También en abril la Fiscalía recibió en esa fecha una nueva denuncia contra el expresidente Funes por avalar el pago de $108.5 millones a Astaldi por trabajos que no fueron concluidos.

En ese entonces, el abogado que lo denunció, Ricardo Ernesto Núñez, argumentó que Funes podría haber cometido los delitos de “enriquecimiento ilícito, desvío de fondos del Estado, peculado por culpa, malversación, y negociaciones ilícitas”, entre otros ilícitos.

Además, en febrero de este año, los exdiputados de ARENA, Mario Valiente (ya fallecido) y Mariella Peña Pinto presentaron una denuncia en la Fiscalía General en contra del expresidente Mauricio Funes por el mismo caso de la presa.

En la denuncia, los exlegisladores tricolores pidieron a la Fiscalía investigar al exmandatario por supuestamente haber avalado el pago de $108.5 millones a la empresa Astaldi, pese a que esta dejó abandonada la obra.

El proyecto de El Chaparral en Carolina, San Miguel, fue adjudicado durante el gobierno de Elías Antonio Saca (2004-2009) a la empresa italiana Astaldi, la cual dejó los trabajos a medias en 2010 durante el mandato de Funes alegando “imprevistos imprevisibles” como el desplazamiento del terreno.

Corte de Cuentas cuestionó

En un borrador de auditoría realizada por la Corte de Cuentas de la República, a la cual tuvo acceso El Diario de Hoy en su oportunidad, emitido el 16 de diciembre de 2014, los técnicos de la Corte cuestionaron los términos de pago acordados en el arreglo directo entre CEL y Astaldi en 2012.

“No podemos avalar lo expresado por él (funcionario de CEL) sobre que el monto acordado en pagar en el arreglo directo (108.5 millones de dólares) es equivalente al porcentaje de avance del 49.30 %”, sentenciaron los auditores en su informe del examen especial a la ejecución del contrato entre la autonóma y la empresa italiana.

Los auditores se basaron en su informe en que durante su investigación “no se encontró evidencia documental que respaldara dicho monto que sirvió de base para la negociación del arreglo directo determinado por la Junta Directiva en relación a la liquidación del contrato”, dice el borrador.

En un campo pagado en los periódicos, en 2012, CEL aseguró que el avance de la obra en El Chaparral era de 38 %.

Los auditores además dijeron que previo al arreglo directo, la CEL ya había pagado a Astaldi el 9 % del contrato por el “único evento finalizado”, es decir, la terminación del desvío y control del Río Torola, que equivalió a $19 millones 727 mil 793. Pero que en el arreglo directo se partió del valor base de $85 millones, de los cuales ya le habían cancelado $79.8 millones.

Pero en el informe final la Corte de Cuentas se desdijo y resolvió que exfuncionarios de CEL habían subsanado todas las irregularidades detectadas en un inicio por los auditores.