Immigration Agents Took a Woman From El Salvador With a Brain Tumor Out of the Hospital

Maya Rhodan, 23 febrero 2017 / TIME

Law enforcement officials moved a 26-year-old woman from a Texas hospital where she was being treated for a brain tumor back to a detention facility against her will, according to her legal representative.

The undocumented El Salvadoran woman, who is being identified only as Sara to protect her privacy, began complaining of headaches while in a detention facility in early February, according to The Daily Beast, which first reported the story. On Feb. 10, she collapsed, and she was later taken to a hospital, where she was diagnosed with a brain tumor.

Melissa Zuniga, a paralegal who is working on the case, said in an email that Sara told her on Wednesday night that she had been taken back to a detention facility with her hands and ankles in restraints.

” She was brought in a wheelchair and is not being given treatment even though her nose continues to bleed and she has told them her head is exploding,” Zuniga said in an email.

According to The Daily Beast, Sara admitted to crossing the border illegally in November of 2015 but claimed she had done so because she feared an aunt in El Salvador would kill her. A Border Patrol agent, meantime, testified that Sarah told him she had come to the United States for work.

Although Sara was detained in 2015, her case has gotten renewed attention because of recent executive orders from the Trump Administration aimed at increasing deportations.

VIDEO: NUEVAS ORDENES DE TRUMP:
//players.brightcove.net/293884104/SJa0Thl7_default/index.html?videoId=5332921270001

Federal agents in Texas move hospitalized Salvadoran woman awaiting emergency surgery to a detention facility: LA TIMES

The Prairieland Detention Center in Alvarado, Texas. (Louis DeLuca / Associated Press)

The Prairieland Detention Center in Alvarado, Texas. (Louis DeLuca / Associated Press)

Barbara Demick, 23 febrero 2017 / LOS ANGELES TIMES

LOS ANGELES TIMESA critically ill woman from El Salvador who was awaiting emergency surgery for a brain tumor was forcibly moved from a Texas hospital to a detention center by federal agents, raising concerns about President Trump’s directive to more aggressively pursue people living in the country illegally.

Sara Beltran-Hernandez, 26, a mother of two young children, was bound by her hands and feet and removed by wheelchair from Huguley Hospital in Fort Worth late Wednesday by Immigration and Customs Enforcement agents who brought her to a detention facility in Alvarado, Texas.

“It is heartbreaking and inhumane,’’ said Chris Hamilton, a Texas lawyer who tried to visit the woman Wednesday night at the detention center, where he was threatened with arrest for trespassing.

“This is unacceptable under our Constitution, and unacceptable from a standpoint of basic human rights,” Hamilton said. “This woman is critically ill and in severe pain.”

Lawyers who have been representing Beltran-Hernandez in an asylum petition said they plan to file an emergency appeal in Texas to get their client returned to the hospital.

“The medical team and legal team are focused on getting Sara the medical treatment she desperately needs,” said Lorena Massoni, a paralegal working on Beltran-Hernandez’s case.

Beltran-Hernandez  was picked up by immigration agents in November 2015 while trying to get from El Salvador to New York to visit her mother and other relatives who live in Queens. She has been detained ever since at the Prairieland Detention Center in Alvarado, Texas, while her family petitioned for asylum, citing threats of violence against her, from a domestic partner, among others.

Beltran-Hernandez was transferred from the detention center to the hospital in Fort Worth this month after complaining of headaches, nosebleeds and memory loss. Doctors diagnosed a brain tumor and put her on a waiting list for emergency surgery, which was supposed to take place this weekend, according to her legal team. They were stunned when the agents removed her from the hospital Wednesday.

“They had tied up her hands and ankles,” Melissa Zuniga, another paralegal on the case, said in a text message. “I don’t understand why at all when she’s extremely sick and being moved in a wheelchair.”

Beltran-Hernandez’s relatives have not been allowed to visit her, although they have spoken to her on the telephone.

Beltran-Hernandez is back at the Prairieland Detention Center, according to Immigration and Customs Enforcement.

The agency said in a statement Thursday, “During her stay at the hospital, ICE ensured that she was able to speak to her family and to her attorney by phone. Like all detainees in our care, Ms. Beltran will continue to have access to 24 hour emergency medical care and to any required specialized treatment at an outside facility.’’ The statement also said that a doctor had determined she was stable enough to be discharged and that she will be seen again by a medical specialist next week.

The abrupt removal of the critically ill woman is a dramatic example of what many observers believe might become the new normal: immigration agents implementing the Trump administration’s call to aggressively deport people in the country illegally regardless of whether they have committed serious crimes.

“The most pernicious thing is that immigration enforcement authorities are filtering through government at every level seeing who they can scoop up,’’ said Rory Lancman, a councilman from Queens. Lancman is not involved with the Beltran-Hernandez case but is active on behalf of other immigrants in his district.

“If immigration agents are in our schools, our healthcare system, our courts, lives will be lost,” he said.

Los cristianos blancos frente al racismo. De Mario Vega

Los cristianos inmigrantes que han representado una revitalización para el cristianismo estadounidense pueden jugar nuevamente un papel catalizador desde su posición minoritaria y marginal. 

vegaMario Vega, 24 febrero 2017 / EDH

El presidente de los Estados Unidos dijo: “Estoy convencido de que la actual invasión de mano de obra china […] es perniciosa y debería ser atajada”. Pero no lo dijo el actual presidente aunque así lo parezca sino que Rutherford Hayes quien gobernó entre 1877 y 1881. Sus palabras tenían connotaciones racistas ya que a punto y seguido agregó: “Nuestra experiencia con las razas más débiles –negros e indios, por ejemplo– es una buena muestra de ello”.

El racismo siempre ha estado implícito en la vida y política estadounidenses pero en 2016 se hizo explícito con la elección de Donald Trump.
La retórica que generalmente es encubierta fue vergonzosamente abierta durante la campaña electoral y las elecciones que dejaron en claro que el uso que un candidato haga de la intolerancia racial no le descalifica en la conciencia de los cristianos blancos.

diario hoy¿Cómo es posible que un candidato xenófobo sea apoyado por cristianos profesantes? La respuesta es que el racismo ha estado tan envuelto en la cultura estadounidense que las personas tienden a naturalizarlo. Los cristianos blancos han apoyado mayoritariamente a Trump porque les parece que hace algunas cosas buenas como su supuesto fomento de los valores tradicionales familiares, el rechazo al patrocinio de los abortos y otros elementos frente a los que sus órdenes ejecutivas que amenazan a inmigrantes y refugiados se consideran aceptables.

No tan malas, a pesar del escándalo humanitario que representan. Parece ser que solamente el estadounidense blanco es el que no percibe el retroceso que representa su política amenazante y su retórica de odio contra otras razas, etnias y religiones. Lo peor de todo es que entre esos partidarios se encuentran los cristianos blancos que deberían poseer estándares éticos insobornables. Esos estándares fueron modelados por Jesús quien siempre se colocó al lado de los débiles, los marginados, los forasteros, los migrantes y los enfermos.

Existe el peligro de perder de vista el sentido de lo humano por cuidar de las formas religiosas. Olvidar que no fue hecho el hombre por causa del sábado sino el sábado por causa del hombre.

El desafío de Jesús sigue siendo el mismo en todos los tiempos, la necesidad de conversión frente a un sistema que se muestra inhumano e insensible. El claro peligro del pensamiento de Trump para la equidad y la salud humana también puede ser aprovechado como una gran oportunidad para enfrentar el racismo a un nivel más profundo y honesto de lo que los estadounidenses jamás hayan hecho.

Esta vez sería el producto de una reflexión sincera que pudiera sanar para siempre las heridas que el pasado de desigualdad ha inculcado. Se trataría de una conversión de la conciencia blanca que iría aún más allá de lo que logró la Ley sobre Derechos Civiles de 1964. De eso hay algunos signos de esperanza a partir de la renovación del activismo y la resistencia que la elección presidencial y sus secuelas han desencadenado, incluyendo y especialmente entre las personas de fe.

Los siguientes pasos deberían privilegiar la reflexión dentro de las iglesias y las comunidades. Los cristianos inmigrantes que han representado una revitalización para el cristianismo estadounidense pueden jugar nuevamente un papel catalizador desde su posición minoritaria y marginal. Una vez más Dios puede valerse del débil para aleccionar al fuerte.

*Pastor general iglesia Elim

Con los agiotistas. De Manuel Hinds

El manejo eficiente de las finanzas públicas es clave porque ahorra enormes cantidades de dinero en comparación con los intereses que tiene que pagar un estado manirroto y mal manejado.

manuel hindsManuel Hinds, 24 febrero 2017 / EDH

El gobierno publicó ayer como un grandioso logro la venta de $600 millones en bonos con vencimiento en 2029 a una tasa de interés de 8.625 por ciento. Como razón adicional de orgullo el gobierno indicó que había recibido ofertas cinco veces más altas que la cantidad que se quería colocar (recibió ofertas que sumaban $3,359 millones entre todos los potenciales compradores cuando solo se estaban ofreciendo $600 millones). El tono de triunfo es totalmente inapropiado porque la tasa de interés es horriblemente alta, el equivalente para un gobierno de tomar prestado dinero de agiotistas. También es inapropiado presumir que les habían ofrecido mucho más dinero que el que querían porque eso lo único que indica es que el gobierno estaba ofreciendo tasas de interés demasiado altas, tan altas que diario hoyatrajo tantas abejas al panal. Es bien fácil atraer miles de compradores si usted ofrece algo muy barato, y peor si lo vende a un precio que deja a muchos compradores con ganas de comprar. Usted beneficiaría a los que compraron a costa del estado salvadoreño ya que los compradores podrían darse la vuelta y vender los bonos a mayores precios de los que le pagaron a usted, para una ganancia instantánea. El gobierno debería de aclarar si hubo ventas inmediatamente después de que el gobierno vendió, y a qué precios.

En todo caso, la tasa de interés es altísima. En este momento el rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro de Estados Unidos es de 2.41 por ciento, lo cual indica que El Salvador pagará aproximadamente 6.2 por ciento más que la que paga Estados Unidos y 4.8 por ciento más que lo que pagaría México. Compararnos con México no es fuera de orden porque por varios años tuvimos grado de inversión, una calificación de riesgo mucho mejor que ese país (mientras mejor es la calificación de riesgo menor es la tasa de interés).

Ahora calcule usted cuánto pagaremos en estos bonos y cuánto hubiéramos pagado si todavía tuviéramos la calificación que teníamos en los años noventas.

Estos bonos nos van a costar en intereses, por año, $600,000,000 X 8.625 por ciento = $51,750,000. Multiplique esto por 12 años y le dará $621,000,000. Es decir que por $600 millones de deuda, pagaremos en capital e intereses $1,221,000,000 (si, mil doscientos veintiún millones de dólares). Si fuéramos todavía comparables con México, pagaríamos en intereses solo $22,800,000. En los 12 años pagaríamos $263,600,00 en intereses, que al sumarlos a los $600,000,000 de deuda, llegamos a $873,600,000 de pago total. Esto es $347,400,000 menos que lo que tendremos que pagar ahora.

Piense ahora en lo que se podría hacer con esa diferencia, y piense lo que se podría hacer con la cantidad total que el gobierno tendrá que pagar por esos bonos, mil doscientos veintiún millones, y recuerde que el gobierno no hace nada visible con las enormes cantidades de dinero que gasta.

Estas cifras deberían de hacer pensar a los salvadoreños, que, con gran liviandad piensan que tener grado de inversión (una calificación muy buena que solo Chile y El Salvador tenían en los finales de los años noventas) no es importante. El manejo eficiente de las finanzas públicas es clave porque ahorra enormes cantidades de dinero en comparación con los intereses que tiene que pagar un estado manirroto y mal manejado. Allí, en esos $347,400,000 que tendremos que pagar de más van 347 escuelas de un millón de dólares cada una, o 347 unidades de salud del mismo precio, o casi 700 becas de $100,000 cada una para estudiar posgrados en universidades de primera en Estados Unidos o en Europa. ¿Cuántas universidades se podrían equipar con $347 millones?

En este momento los altísimos intereses que estaremos pagando solo afectan este préstamo. Pero marcan el camino que el país seguirá si el gobierno no ajusta su manejo fiscal y hasta la manera en la que habla. Si este ajuste no se da, cada vez que se tome un préstamo se pagará una tasa así de alta o mayor, con lo que poco a poco la tasa promedio que se paga sobre la deuda va a ir aumentando hasta asfixiar al país.

Ese será el gran logro de los gobiernos del FMLN.

Ya no más pantomimas en Capres. Columna transversal de Paolo Luers

Mientras en esta mesa no se sienten y tomen protagonismo los expertos idóneos  (nacionales o importados, o de los organismos financieros internacionales), no habrá resultado que valga la pena.

paolo3Paolo Luers, 24 febrero 2017 / EDH

Todos hemos visto en los periódicos y en televisión las imágenes de la tal “mesa fiscal” en Capres: 10 señores con cara de “yo no fui”, cinco del gobierno de un lado, cinco dirigentes de los partidos del otro. Y cero resultados.

Solo viendo estas imágenes y conociendo a los 10 señores queda claro que de ahí no va a salir la solución a los problemas que entrampan al desarrollo del país: desorden fiscal del gobierno, déficit fiscal, falta de crecimiento e inversión. A estos 10 caballeros los podríamos encerrar en esta sala por dos semanas –así como lo hacen en el Vaticano con los cardenales para elegir Papa– y jamás saldrá humo blanco. Jamás saldría el grito: ¡Habemus presupuesto completo y equilibrado! ¡Habemus pacto fiscal! ¡Habemus lista de prioridades! ¡Habemus plan de ajuste!

diario hoyY no solo es por la polarización partidaria. Es que entre estos 10 caballeros de la mesa redonda, sumando las capacidades de todos, no existe el análisis, la creatividad intelectual ni el conocimiento técnico que son indispensables para superar las trabas ideológicas y llegar a soluciones prácticas.

Es tiempo de olvidarse de esta pantomima y crear una “mesa fiscal” de verdad, que se vaya nutriendo del conocimiento técnico y la experiencia sobre las materias a discutir y los problemas a resolver. Hay dos formas de hacer esto: una sería perder el pudor, bajarse los pantalones y pedir al FMI o al Banco Mundial que armen una mesa de expertos, en la cual los dirigentes políticos estarían escuchando, procesando y al final formalizando las soluciones elaboradas. Tal vez esto sería el mecanismo más fácil, aunque un poco vergonzoso para el país. Significaría que pongan orden los tíos que van a poner la plata.

La otra opción es un poco más complicada, pero sería mucho mejor para la ya lastimada autoestima del país: sentar en la mesa y dar protagonismo a los expertos nacionales, los que independientemente de sus preferencias políticas no representan partidos sino el conocimiento acumulado en el país. El ejemplo a seguir lo hemos conocido en estos días: la Reforma de Pensiones que fue propuesta por un consorcio de expertos, junto con la empresa privada y los trabajadores. Luego de que el gobierno y los partidos pasaron más de un año incapaces de salir del esquema ideologizado de discutir las pensiones, de repente hay una propuesta técnica que resuelve el futuro de las pensiones y de paso da alivio al problema fiscal del Estado.

El problema de la mesa como está instalada es que del lado del gobierno están sentados tres señores (el Presidente, su Secretario Privado y su Secretario de Gobernabilidad), quienes a todas luces no entienden los problemas y las consecuencias de cualquier opción de solución que se proponga. A la par de ellos están sentados dos señores (el Ministro de Hacienda y el Secretario Técnico), quienes son los culpables de buena parte del desastre. Del otro lado están sentados los cinco secretarios generales de los partidos, medianamente preparados por sus respectivos asesores, por cierto de muy poco criterio de independencia y análisis técnico.

Los 10 caballeros de la mesa redonda

Los 10 caballeros de la mesa redonda

Se bombardean mutuamente con cifras, modelos y argumentos, los cuales en esta mesa no encuentran quién los pueda desarmar, corregir y rearmar. Luego cada bando regresa a su círculo de correligionarios para analizar lo que se habló y lo que van a llevar a la mesa la próxima vez. Esta es la pantomima que hay que romper.

Si no hay en mesa expertos que pueden pasar los argumentos y las diferentes propuestas de los políticos por el filtro del análisis técnico, de la factibilidad y del pronóstico de costos y consecuencias, esta mesa no va a dar resultados más allá de acuerdos o pactos políticos mediocres e insostenibles. No hay más tiempo para estos jueguitos.

Mientras en esta mesa no se sienten y tomen protagonismo los expertos idóneos (nacionales o importados, o de los organismos financieros internacionales), no habrá resultado que valga la pena. El problema es técnico y lo político solo entra para contaminar y entrampar. Entonces, que los dirigentes políticos se dediquen a desentrampar, para esto sí tienen que estar en la mesa, para que entre todos pueden remover los obstáculos ideológicos y partidarios y al final asumir las soluciones técnicas elaboradas por los expertos.

Es bien simple, pero parece que es demasiado pedir a la clase de dirigentes que tenemos.

$600 millones: respiro momentáneo u oportunidad de salvarse. De Alberto Arene

Al paciente le llegará oxígeno por el ratito de tiempo que necesita el comienzo de la cirugía mayor para salvarlo. O aprovecha esta oportunidad o el dinero servirá –literalmente– para prolongar su agonía y sufrimiento, y después morir…

alberto-arene2Alberto Arene, 23 febrero 2017 / LPG

Anteayer al gobierno vendió en los mercados financieros internacionales $600 millones en bonos del Estado a un interés bien alto (8.65 %) debido a la baja calificación del país. Esta, a su vez, se debe al alto nivel de endeudamiento público respecto a las proyecciones de bajo crecimiento económico e ingresos fiscales y la falta de acuerdos para enfrentar la bomba fiscal en ciernes. El dinero que entrará está todo comprometido, no habrá terminado de ingresar por una gaveta cuando saldrá muy rápido por las otras. Aliviará pocos meses la presión al gobierno pagando deudas acumuladas a alcaldías, distribuidoras de energía, proveedores diversos, y una parte de los certificados vencidos de corto plazo (LETES) que superan los $1,000 millones. Al paciente le llegará oxígeno por el ratito de tiempo que necesita el comienzo de la cirugía mayor para salvarlo. O aprovecha esta oportunidad, o el dinero servirá –literalmente– para prolongar su agonía y sufrimiento, y después morir…

la prensa graficaEl gobierno pagará las deudas más urgentes cuya prolongación de mora tienen mayores costos económicos y políticos, pero dejará muchas sin pagar. Al liberar espacio con el pago de una parte de los LETES, emitirá inmediatamente y correlativamente nueva deuda de corto plazo, además de haber solicitado ya la emisión de más deuda de mediano y largo plazo para financiar faltantes al presupuesto (pensiones y elecciones de 2018). Pero el tamaño de las deudas acumuladas, del hoyo fiscal, del presupuesto sin financiamiento y de las deudas que se vencerán en el segundo semestre del año son demasiado grandes frente a los ingresos fiscales proyectados, requiriéndose de una cirugía mayor.

La cirugía mayor sería el resultado del acuerdo entre el gobierno y ARENA, respaldado por el resto de partidos políticos, sobre una estrategia de sostenibilidad fiscal diseñada y monitoreada fundamentalmente por el Fondo Monetario Internacional. Abarcaría los componentes que condujeron a semejante situación incidiendo en todos y cada uno de ellos, resaltando el carácter integral de la intervención.

Entre estos resaltan: 1. Ajuste fiscal ordenado con la eliminación o reducción de todos los gastos superfluos en los tres órganos del Estado; la eliminación de buena parte de los subsidios, y el aumento de dos puntos del IVA. 2. La reforma integral del sistema de pensiones con todo y reformas paramétricas. 3. La reforma fiscal integral pro inversión y crecimiento (eliminando la elusión y evasión, ampliando la base contributiva formalizando a los informales, e introduciendo paulatinamente el impuesto predial). 4. Compensación a los grupos más vulnerables. 5. Reestructuración de la deuda pública, y respaldo/financiamiento del FMI, y del BM y del BID. 6. Priorizar la inversión privada nacional y extranjera dentro de una estrategia de crecimiento de mediano y largo plazo, generando los recursos para financiar y reactivar progresivamente la inversión pública.

La solicitud de apoyo del gobierno al FMI, la reanudación del diálogo partidario y la ventanita de tiempo que otorgan los $600 millones deben aprovecharse para avanzar en un Acuerdo de Sostenibilidad Fiscal de mediano y largo plazo que incluya un plan urgente de corto plazo.

Solo así los $600 millones dejarían de ser un alivio temporal, un respiro momentáneo para prolongar la agonía del paciente antes de su muerte. Se trata de salvar a nuestro país, evitando una pesadilla de enormes consecuencias económicas, sociales y políticas para el presente y futuro de El Salvador.

– See more at: http://www.laprensagrafica.com/2017/02/23/600-millones-respiro-momentaneo-u-oportunidad-de-salvarse#sthash.JvYe2TFE.dpuf

Trump y la tragedia de eliminar el TPP. De Bjorn Lomborg

El presidente Trump ha eliminado de un plumazo una de las medidas más importantes para la reducción de la pobreza que habría sido promulgada en esta década.

0ea565b7-c50b-4efe-b5e5-cd3785f7ad33_xxxlwBjorn Lomborg, 22 febrero 2017 / LPG

Las negociaciones en torno al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) se prolongaron por un lustro y fue suscrito por países que representan el 40 por ciento de la economía mundial. Si bien el acuerdo estaba ya en punto muerto, debido a la falta de apoyo del Congreso, la orden ejecutiva del presidente Trump retirando la participación de EUA envía una señal muy clara sobre su visión en torno a la política en materia de comercio exterior.

Respaldado por los presidentes Obama y George W. Bush, el TPP habría sido tremendamente positivo tanto para EUA como para el resto del mundo.

la prensa graficaCada país participante en el TPP, incluido EUA, habría incrementado su Producto Interno Bruto (PIB) alrededor del 0.42 por ciento, según un estudio realizado por el Consenso de Copenhague. El acuerdo habría incrementado el PIB mundial en un 0.22 por ciento.

El estudio muestra que los beneficios habrían sido al menos 800 veces más altos que los costos. Más aún, los beneficios para los países en desarrollo habrían sido al menos 1,800 veces mayores y esta cifra posiblemente hubiera aumentado hasta 3,300.

Trump pone de manifiesto su reacción contra el libre comercio de forma más enérgica en EUA, pero esta idea es compartida por votantes y políticos alrededor del mundo. Por supuesto, hay costos reales derivados de los acuerdos de libre comercio. Algunas personas pierden su trabajo y algunos de ellos tienen dificultades para encontrar otro empleo. Un reciente estudio plantea que el libre comercio aumenta la desigualdad de ingresos y el costo de la redistribución podría erosionar más del 20 por ciento de las ganancias.

Por supuesto, las empresas que desarrollan productos menos efectivos pueden salir ganando con las restricciones comerciales, al igual que los empleados de estas compañías. Pero la verdad es que casi todo el mundo puede salir perdiendo cuando no producimos donde somos más eficaces.

En EUA la clase media gana más de una cuarta parte de su capacidad de compra debido al comercio internacional. Es decir, gracias al comercio exterior, la clase media estadounidense puede comprar un 29 por ciento más por cada dólar, lo que no sería posible si no existieran intercambios comerciales con el extranjero. El efecto es aún mayor –62 por ciento– para la décima parte más pobre de los consumidores.

Una mayor globalización de la economía reduce la mortalidad infantil y aumenta la esperanza de vida, debido al aumento de ingresos y a una mejor información. El libre comercio es beneficioso para el medio ambiente: un aumento de los ingresos tiene como consecuencia una mejor tecnología y regulaciones más estrictas, lo que a su vez reduce la contaminación.

Y a pesar de la retórica de los políticos, en realidad el comercio exterior hace que los exportadores sean más fuertes, más eficientes y productivos. Estos beneficios son compartidos también por los trabajadores.

El mayor fallo en el TPP ha sido que no iba lo suficientemente lejos. Una forma aún más poderosa de ayudar al mundo hubiera sido un acuerdo comercial verdaderamente global, que incorporara a todo el planeta.

Esto reduciría la cifra de personas que viven en la pobreza hasta la sorprendente cifra de 145 millones en 15 años, según un estudio encargado por el Centro de Consenso de Copenhague.

Sin EUA no puede haber acuerdos comerciales verdaderamente globales. Esto, sin duda, supone una verdadera tragedia para el planeta.

Sobreseimiento definitivo para Miguel. De Roberto Valencia

Roberto Valencia, 22 febrero 2017 / EL FARO

el faro“Siendo entonces que se tiene la certeza de que el joven acá presente, Miguel Ángel Deras Martínez, nunca participó en el delito que se le atribuyó en aquel momento, es procedente dictar un sobreseimiento definitivo”. Con estas palabras, la titular del Juzgado Especializado de Instrucción ‘B’ de San Salvador puso fin el miércoles 22 de febrero a los nueve meses de sufrimiento e incertidumbre vividos por este joven de Quezaltepeque, acusado en mayo pasado por Fiscalía General de la República y Policía Nacional Civil de ser uno de los pandilleros que participó en la ‘Masacre de Opico’, ocurrida el 3 de marzo de 2016 y en la que fueron asesinados 11 obreros y agricultores.

El Faro destapó el caso en una crónica titulada ‘La Fiscalía acusa a Miguel de ser un asesino desalmado’, publicada apenas una semana después de su detención; sin embargo, el Estado salvadoreño lo retuvo 59 días encarcelado en las bartolinas de la subdelegación policial de Las Arboledas, en el cantón Lourdes del municipio de Colón, La Libertad. Esos dos meses los pasó en condiciones de hacinamiento extremo, privado de visitas, y en calidad de civil en un espacio asignado a la pandilla 18-Revolucionarios.

Un detalle significativo es que cuando policías y soldados lo detuvieron el 17 de mayo en su casa con una orden fiscal, a Miguel le colocaron un revólver, hecho que incluso fue publicitado por la Fuerza Armada en su página de Twitter, y por el que no hay ningún procedimiento sancionatorio abierto.

Miguel recuperó la libertad el 15 de julio, pero el proceso en su contra continuaba. El sobreseimiento definitivo dictado ahora por la juez fue solicitado por la Fiscalía, que terminó aceptando su error, y supone la libertad sin ningún tipo de restricciones.

El atropello sufrido por Miguel no es el único de esta naturaleza. En los últimos meses, se han posicionado en la agenda pública distintos casos de procedimientos con vicios de irregularidad, como el de Daniel Alemán, detenido en la residencial Altavista; el de Wendy Morales, detenida en Morazán; o el de Alvin Carreño, un joven de la comunidad Las Palmas de la capital que ya ha pasado dos años entre rejas, y que aún se enfrenta a una condena porque Policía y Fiscalía lo etiquetaron como pandillero.