Carta a todos que gritan por mano dura: Pidan algo verdaderamente extraordinario. De Paolo Luers

paolo luers caricaturaPaolo Luers, 23 febrero 2017 / EDH

Estimados ministros, analistas, diputados y ciudadanos:
La Asamblea prorrogó el decreto de las “medidas extraordinarias”, por que ustedes piden que el gobierno haga algo extraordinario para superar la situación insoportable de violencia e inseguridad. Nadie se quería oponer a esta presión, aunque muchos de los diputados saben que estas medidas implementadas por el gobierno no han funcionado. Sólo Johnny Wright Sol lo dijo en voz alta y votó en contra de la locura de seguir haciendo lo mismo y esperar mejores resultados.

diario hoyEn abril 2016 publiqué una columna titulada “¿Algo extraordinario quieren?” Propuse aplicar unas medidas realmente extraordinarias que tienen años de estar agarrando polvo en las gavetas de tres gobiernos consecutivos – y que nadie las ha puesto en marcha. Hablo del plan elaborado por el Consejo Nacional de Seguridad, dirigido por Salvador Samayoa en el período del presidente Flores. El gobierno de Tony Saca no sólo desestimó el plan, sino disolvió el Consejo que lo había propuesto. La “Súper Mano Dura” no tenía uso para propuestas racionales.

Las descartadas por Saca (y luego por Funes y Sánchez Cerén) sí eran medidas extraordinarias: intervenir, sanear e incorporar al desarrollo las docenas de comunidades donde nacieren, crecieron y se siguen reproduciendo los fenómenos de pandillas, violencia y marginación. La idea era intervenir en estas comunidades todo y con todo: viviendas, escuelas, el sistema de salud, la infraestructura, el tejido social, la formación vocacional, el fomento del empleo y emprendedurismo…

Todos hablan de prevención. Pero la única prevención efectiva es que el Estado cumpla con sus funciones y responsabilidades constitucionales. Cualquier institución estatal, cualquier funcionario que hace bien su trabajo, está haciendo prevención. Delincuencia y violencia no prosperan donde el Estado cumple.

Hoy que nuevamente todos (sobre todo el gobierno y sus responsables de Seguridad) presentan como “medidas extraordinarias” una especie de Estado de Excepción con suspensión de derechos y amplias potestades de represión para las fuerzas de seguridad y al sistema penitenciario, vale la pena hablar de verdaderas medidas extraordinarias.

Extraordinario fuera que se actualizara y pusiera en marcha el Plan de Transformación de Barrios.

Extraordinario fuera que la Fuerza Armada, en vez de jugar a policía, la empleáramos para arreglar desastres sociales, de la misma manera como ya lo ha hecho en casos de desastres naturales. Quisiera ver la Fuerza Armada, junto con los jóvenes de las comunidades, arreglando barrancos, viviendas, canchas, escuelas, sistemas de aguas negras, caminos, parques en las comunidades.

Extraordinario fuera que el sistema carcelario, en vez de suspender los derechos que la Constitución y la Ley Penitenciaria garantiza a los privados de libertad, de veras les concediera el derecho al trabajo productivo y la educación, convirtiendo los penales en fábricas y centros de formación vocacional.

Extraordinario fuera que el Estado se descentralizara, dando a las alcaldías las competencias y los recursos que necesitan para hacer avanzar a las comunidades locales en educación, salud, transporte, y seguridad, en vez de concentrar todo en burocracias anónimas e ineficientes lejos de la gente.

Extraordinario fuera que hubiera una política nacional de deporte.

Extraordinario fuera que al ejército de funcionarios públicos en secretarías y consejos e institutos, en vez de darles flotillas de camionetas 4×4, les dieran botas para pisar terreno en las comunidades.

Extraordinario fuera que el presidente dejara de poner cuadros partidarios al mando de la policía.

Extraordinario fuera que ARENA, en vez de competir con el FMLN por la mano más dura, presentara una estrategia alternativa para enfrentar las crisis de marginación en inseguridad.

Extraordinario fuera que los ciudadanos, en vez de aplaudir que se usa el miedo para establecer Estados de Excepción, defendiera el Estado de Derecho.

Extraordinario fuera que los medios consecuentemente investigaran quiénes son los muertos de cada día y quiénes los están matando.

Hagamos todos algo extraordinario para resolver un problema extraordinario. Saludos,

44298-firma-paolo

Lea la columna de abril 2016: ¿Algo extraordinario quieren?

 

Venezuela: Sin apoyo militar no salimos de la dictadura

Luego de que el régimen chavista cerró la posibilidad de resolver la crisis venezolana por la vía constitucional, bloqueando la posibilidad de cambiar el gobierno con un referéndum revocatorio previsto en la Constitución, suspendiendo las elecciones de gobernadores y preparando la ilegalización de los partidos de oposición; luego del fracaso también de la iniciativa de diálogo promovida por el Vaticano, surgió una propuesta radical de solución: un golpe militar para restablecer el orden constitucional, la gobernabilidad, la ecomomía y la paz social.

Lo sorprendente es que esta propuesta proviene del padre jesuita Luis Ugalde, ex rector de la Universidad Católica Andrés Bello, intelectual destacado, y sobre todo: persona muy cercana al Papa Francisco. Ugalde obviamente no es ni golpista ni militarista, todo lo contrario. Aquí presentamos su propuesta que seguramente será muy discutida en Venezuela.

Segunda Vuelta

ugalde
Héctor Becerra Vidarte, 21 febrero 2017 / EL NUEVO PAIS ZETA

screen-shot-2017-02-21-at-6-34-30-pmEl padre Luis Ugalde aseguró, durante un foro realizado por la Fundación Espacio Abierto el sábado, que sin el apoyo de las Fuerzas Armadas no será posible lograr el cambio de Gobierno en Venezuela, reseñó Info Cifras.

Durante su participación, Ugalde recordó al vicealmirante Wolfgang Larrazábal, quien asumió la Presidencia de la República cuando fue derrocada la dictadura de Marcos Pérez Jiménez  en 1958.

En su consideración, es necesaria una figura como la de Larrazábal para encabezar una transición en el país y se refirió a la actual situación por la que atraviesa Venezuela, afirmando que “en el último mes el Ejecutivo ha acentuado su voluntad y carácter dictatorial. Para mí esto es indiscutible”.

En este sentido, señaló que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro cerró las puertas a un cambio en el Ejecutivo que se dé por la vía electoral y así solucionar los problemas económicos, sociales y políticos, así como recuperar la democracia.

Ugalde explicó un escenario de transición de Gobierno que tituló “Larrazábal II” y aseguró que para esto es necesaria una figura parecida a la del vicealmirante que tomaría “la responsabilidad del Ejecutivo nacional y la Presidencia y proclamaría ante el país un gobierno de transición y de unidad nacional; obligado por la grave y creciente emergencia y dictadura; una dictadura cerrada a todo cambio; que la población considera absolutamente necesarios”.

El sacerdote cuestionó cuánto tiempo duraría un Presidente, proveniente de la sociedad civil, que tome las medidas necesarias para solucionar la crisis sin apoyo del sector militar y aseguró que solo serían unos meses.

Asimismo, señaló que el mensaje de este Larrazábal II al tomar el Gobierno Nacional podría ser el siguiente:

“Nosotros nos vemos obligados a tomar el poder Ejecutivo ante la gravísima situación de la población: falta de medicinas, comida, seguridad ciudadana, inflación, corrupción y la radical negación del gobierno dictatorial a poner soluciones. Somos un gobierno plural; de salvación nacional, para responder de inmediato a la tragedia humanitaria y recuperar la democracia plural, y establecer las bases y acuerdos sólidos con los empresarios, para impulsar una economía productiva, con compromiso social; con fuerte y sostenida inversión privada nacional e internacional, y unos programas sociales de emergencia inmediata”.

Seguidamente, el sacerdote procedió a enumerar las medidas que tomaría este nuevo encargado de la Jefatura de Estado venezolana:

1.- Preparar elecciones con nuevo CNE para fines de 2017.

2.- Libertad inmediata de 80 presos políticos y creación de una comisión mixta de derechos humanos, para abordar de inmediato, y decidir los casos de los demás presos políticos pendientes.

3.- Apertura inmediata y amplia a la ayuda humanitaria en salud, alimentación y gestión con los países y organismos internacionales. Agregó que, al mismo tiempo, se formarían organizaciones solidarias de la sociedad y empresas para la distribución suficiente, transparente y equitativa.

4.- Creación de un equipo de trabajo con fuerte presencia de los sectores productivos privados para una rápida reactivación del aparato productivo .

5.- Reconocimiento pleno de la AN; elegida en diciembre de 2015, y apertura del diálogo y colaboración efectiva entre el Ejecutivo y el Legislativo en orden a la democratización del país y los cambios necesarios en los poderes judicial y electoral.

6.- Explicitación y activación de políticas sociales urgentes y duraderas.

7.- Inmediata negociación, para abrir el país a la solidaridad internacional. Apoyo de los gobiernos y de los multilaterales para refinanciación de la deuda y para préstamos por el orden de los 40 ó 50 mil millones de dólares.

8.- Unificación cambiaría. Revisión del gasto público y puesta inmediata en práctica de audaces políticas compensatorias, para los sectores más necesitados.

9.- Recuperación inmediata del sector educativo, con refuerzo de los educadores con criterios democráticos, plurales, sin imposiciones ideológicas dictatoriales.

10.- Seguridad ciudadana con recuperación del control de las armas por parte del gobierno, y una nueva y activa conciencia de reconciliación, defensa de la vida; con estímulos y sanciones coherentes.

Monseñor Ugalde prosiguió a cuestionar “¿Dónde está este militar?” y se remontó al año 1957 para explicar que Wolfgang Larrazábal no tenía ningún mérito o cargo dentro del Gobierno y no fue impedimento para dirigir la transición.

“Una cosa es que yo demócrata en 1957-58, negocie con el militar Pérez Jiménez, y otra cosa es que cuando aparece este otro militar que quiere un cambio democrático, yo AD, Copei, URD negocie con él. Porque se trata de un militar, empeñado en restablecer la democracia y necesita nuestra ayuda”, aseguró el sacerdote.

Por otro lado, enfatizó la necesidad de que se realicen elecciones presidenciales, regionales y locales, así como un pacto democrático entre los distintos partidos políticos de oposición para ir a estas elecciones y añadió que un precedente de esto fue el Pacto de Punto Fijo.

Venezuela necesita más de un año para recuperarse

El padre Ugalde aseguró que los problemas del país no serán de rápida solución y agregó que es necesario un “Gobierno democrático sustentado en un pacto y un programa de gobernabilidad, gane quien gane” y rechazó la tesis de una Asamblea Constituyente para resolver la crisis por la que atraviesan los venezolanos.

Carta al director general de la PNC: Está en sus manos corregir una injusticia. De Paolo Luers

16603070_1425586454118622_7528700424337094289_n

Daniel Alemán

Paolo Luers, 21 febrero 2017 / EDH

Estimado comisionado Howard Cotto:
Le hablo del caso de Daniel Alemán, un joven de Altavista, que fue detenido por agentes de la PNC el 10 de enero de este año.

Mi investigación periodística del caso ha arrojado múltiples inconsistencias y falsedades en el requerimiento de la FGR contra Daniel. Son inconsistencias y falsedades que se basan en las declaraciones de los agentes de Altavista. Son inconsistencias y falsedades que además ya fueron investigados por la Unidad de Control de la PNC y plasmadas en un informe que está en sus manos. Todo esto lo puede leer con detalles mi reportaje titulado Algo anda mal en Altavista o los siempre sospechosos de todo.

diario hoyUsted es el máximo responsable de la actuación de la PNC. De su liderazgo depende si los miles de agentes actúen conforme a la ley o al margen de la misma. Le confronto con las preguntas que deja abierto el caso Daniel Alemán, para que tome acción y corrija los errores cometidos por los agentes de Altavista.

Todo indica que el informe de la Unidad de Control de a PNC va a confirmar que la detención de Daniel Alemán fue arbitraria y que los agentes, para tapar el error cometido, llegaron al extremo de falsificar evidencias y dar testimonio falso. Pero esto ya no es un error, es un delito. Mientras tanto está preso Daniel, a quien todos en Altavista describen como un muchacho sano y amable que se dedicaba a ayudar a su madre en su negocio de hacer y vender pan, y que para finales de enero ya tenía un trabajo formal en una maquila de electrónicos en San Bartolo.

Las preguntas:

  • -¿Cómo es posible que los agentes de Altavista, luego de encontrar nada en la revisión corporal efectuada a Daniel frente a docenas de testigos, dicen haberle encontrado un bulto de marihuana en el camino a la subdelegación?
  • -¿Por qué los agentes cambiaron lugar de la detención? Daniel fue detenido en la cancha del Complejo Deportivo, y la PNC reportó su detención en otro lugar distante.
  • -¿Por qué los agentes falsificaron la hora de la detención de Daniel? Fue detenido a las 5pm ante múltiples testigos, y la PNC reportó que fue detenido a las 6.35pm. Cambiando la hora, PNC y FGR incluso se meten en otro problema de inconsistencia: Según el requerimiento fiscal, lo capturaron a las 6.35pm. Lo llevaron a la subdelegación Altavista, apareció la droga, lo trasladaron a San Bartolo, efectuaron la “prueba de campo” para determinar que el paquete contenía droga, y resultado de esto le comunican su detención formal a las 7pm. Es imposible que todo esto haya pasado en 25 minutos.
  • -¿Por qué los investigadores, luego de presuntamente haber encontrado droga, nunca allanaron la vivienda de la familia Alemán, y nunca entrevistaron a los testigos en la escena de la detención de Daniel?
  • -¿Por qué la jefa de comunicaciones de la PNC, Xenia Contreras, afirma que Daniel es “fichado de pandillero”, cuando en el mismo requerimiento fiscal consta que no existen informaciones al respecto?
  • -¿Por qué su jefa de comunicaciones contactó a la empresa donde trabaja la hermana de Daniel para advertirles que su empleada es hermana de un “pandillero fichado”? ¿Será para ejercer presión que la hermana deje de denunciar en redes sociales las acusaciones falsas contra su hermano?

Todas estas son preguntas que deja abierto el procedimiento en el caso de Daniel Alemán. Y lamentablemente, la PNC se ha negado contestarlas.

Todo depende ahora del informe de la Unidad de Control, la cual sí hizo las entrevistas pertinentes a los testigos. En una solicitud de acceso a información pública, pedí a la PNC el informe de la Unidad de Control. Le reto a usted que lo revele.

Con toda la información hasta le fecha disponible, sólo queda una conclusión: Daniel y todos los jóvenes de colonias como la Altavista son “los sospechosos de siempre”. Lo detuvieron por equivocación, sin fundamentos sostenibles. Luego fabricaron “evidencias” para justificar la detención. Y ahora ya no pueden corregir el error, porque ya cometieron delitos.

Está en sus manos corregir esto. Saludos,

44298-firma-paolo

La nota sobre la captura de Daniel está disponible en mis blogs:
Siguientepagina.blogspot.com
Segundavuelta.wordpress.com
Columnatransversal.blogspot.com

Algo anda mal en Altavista o los siempre sospechosos de todo. De Paolo Luers

Esta es una nota que escribí para El Diario de Hoy. No me la encargaron, yo decidí hacerla por propia iniciativa. El Diario de Hoy decidió no publicarla, con el argumento que “no está suficientemente investigada”. Tiene derecho de hacerlo: No soy parte del staff de cobertura informativa. Soy columnista del Diario, y siempre se respetan mis columnas y cartas. Las escribo sin presión y sin limitación ninguna. Sin embargo, creo que es un error del Diario no publicar esta nota. La nota es sólidamente investigada, mejor que muchas notas que a diario se publican, porque yo pude dedicar el tiempo necesario para profundizar la investigación. Lo único que falta a la nota es la versión de la PNC, más allá de la que se refleja en el requerimiento fiscal del caso. Pero es la PNC que ha decidido no responder mis preguntas. Los entiendo, se cometieron errores y delitos en el procedimiento policial, y no saben como explicarlos. Pero no podemos dar a las autoridades el poder que con su silencio bloqueen la publicación de una nota que revela sus deficiencias.

Pido a mis lectores a reproducir esta nota para que tenga la difusión que merece el caso.

Paolo Luers

Daniel Alemán con dos de sus hermanas

Daniel Alemán con dos de sus hermanas

Paolo Luers, 20 febrero 2017 / SIGUIENTE PAGINA

siguiente paginaDaniel Alemán, joven de 22 años de Altavista, se encuentra detenido desde el 10 de enero de este año. Y todo indica que es inocente. En esta mala racha también ha tenido buena suerte. Buena suerte de tener una madre como Meira, que el día de su captura no se despejó del portón de la delegación policial en San Bartolo, a pesar de que le dijeron, una y otra vez, que “aquí no ha entrada ningún detenido de Altavista” (para no citar las expresiones ofensivas), hasta que vio a su hijo, conducido por 4 hombres disfrazados con gorras navarones a un vehículo con placas particulares. Desde este momento, ya no le podía pasar algo peor de lo que ya le había pasado a su hijo.

Los testigos y la Unidad de Control de la PNC

Daniel tiene la buena suerte de tener una hermana como Tatiana, que con gran pasión ha logrado difundir en redes sociales y medios su caso y las extrañas circunstancias de su captura. Resultado del gran eco que sus denuncias han tenido, una semana después de la captura, el 18 de enero, la Unidad de Control de la PNC inició una investigación del procedimiento de la captura de Daniel Alemán. Ahora existe un informe de la Unidad de Control, que no es accesible para el público, pero que en su momento el juez del caso tiene que solicitar y poner a disposición de la defensa. La defensa ya anunció que va a solicitar una audiencia de revisión de medidas.

Los mismos testigos que dieron testimonio a la Unidad de Control han prestado declaraciones para esta investigación periodística. Pintan una historia que en nada coincide con los hechos relatados en el requerimiento que la Fiscalía ha presentado al juez y en las declaraciones de los agentes de la PNC destacados en la subdelegación Altavista que efectuaron la captura.

Otra suerte de Daniel fue que por lo menos 30 personas fueron testigos de su captura: jóvenes que junto con él estaban jugando un partido de fútbol; otros que estaban esperando entrar en el siguiente partido; e incluso un agente del CAM de Tonacatepeque al cargo de la vigilancia del Complejo Deportivo de Altavista. Todos los entrevistados han repetido lo que anteriormente dijeron a los investigadores de la Unidad de Control de la PNC: que vieron de cerca como los agentes registraron minuciosamente a Daniel y otros dos muchachos en la cancha y que no les encontraron nada: ni tatuajes, ni armas, ni drogas…

La cancha de fútbol rápido del Complejo Deportivo Altavista, donde Daniel Alemán fue capturado. Al momento de su captura había entre 30 y 40 personas.

La cancha de fútbol rápido del Complejo Deportivo Altavista, donde Daniel Alemán fue capturado. Al momento de su captura había entre 30 y 40 personas.

Por razones que ninguno de los testigos se explica, se llevaron a Daniel, a las 5 de la tarde del día 10 de enero. Una vez llegando a la subdelegación, un agente le mostró a Daniel un paquete envuelto en plástico y amarrado con cinta, y le dijo: “Esto es lo que te encontramos.” Lo obligaron a tocar y agarrarlo. Según el requerimiento fiscal, este paquete del tamaño casi de un ladrillo, contiene una libra de marihuana. Por tanto, Daniel está siendo acusado de tráfico de drogas; y en consecuencia, el juez no le podía aplicar medidas cautelares y ordenó su detención preventiva.

“¿Cómo alguien que va a la cancha a jugar fútbol, vestido de jeans y suéter, va a andar semejante bulto de droga? ¿Y cómo y dónde lo puede esconder para que la policía, en el registro corporal, no lo detecte?”, se pregunta uno de los compañeros de mascón, quien prefiere no identificarse con su nombre por miedo a represalias de los policías destacados en Altavista. A la pregunta si en esta colonia circula marihuana, el joven contesta: “Como no. Circulan puchitos. Pero en la vida no he visto a nadie cargando en la calle un bloque como este que sembraron a Daniel. Mucho menos que lo tenga encima un jugador en la cancha. Es ilógico.”

Otro joven, quien tampoco se quiere identificar, hace la misma pregunta, las misma que según él ya la hizo a los investigadores de la Unidad de Control: “Si yo y otro montón de gente estábamos a la par de Daniel cuando lo llevaron en una patrulla que había entrada hasta la cancha, ¿cómo es posible que ahora la policía y la fiscalía dicen que lo detuvieron en el parqueo que queda a varias cuadras?” Es cierto, así consta en el requerimiento fiscal contra Daniel Alemán. Así lo declararon los agentes de la PNC que efectuaron la captura: “Observaron que se encuentra un sujeto sospechoso en el interior del parqueo ubicado entre Block G y Block H frente al pasaje 6 de la Residencial Altavista”. Entre 30 y 40 testigos pueden testificar que fue detenido en la cancha y que de ella lo llevaron en un carro patrulla. Y no solo cambaron el lugar de la detención, también la hora. Según declaración unánime de todos los entrevistados, Daniel fue detenido a las 5pm, y en el requerimiento fiscal la PNC establece como hora de detención las 6.35pm. En cambio, vecinos y comerciantes del mencionado parqueo declaran no haber visto ninguna detención en este lugar.

Los pandilleros

En el transcurso del recorrido por la colonia, la cancha y el parqueo, se acercaron unos jóvenes que se identificaron como pandilleros del Barrio 18 Sureños. Esta es la pandilla que opera en esta colonia. Preguntaron: “¿Usted es periodista? ¿Está viendo el caso de este bicho Daniel?”

Los pandilleros afirman dos cosas: Daniel no tiene nada que ver con la pandilla, nunca se ha metido con ellos. Lo conocen, como todos se conocen en esta colonia. Uno dice: “Lo conozco de chiquito, fuimos a la misma escuela y jugamos fútbol juntos. Nunca se metido en mierdas.”

Pero más relevante es la otra afirmación de los pandilleros de Altavista: “Aquí nadie puede andar con paquetazos de droga. Ni mucho menos vender. Cualquier loco que haría esto, si no lo agarra la policía, lo agarramos nosotros. Es imposible.”

“Fichado de pandillero”

La fiscalía acusa a Daniel no sólo de “posesión y tenencia (de drogas) con fines de tráfico”. Lo presenta como “miembro activo de los grupos terroristas autodenominados maras o pandillas.”

20170218_1623402-copyPara esto, en el requerimiento fiscal los policías no ofrecen ningún elemento comprobatorio. Extrañamente, la pertenencia sólo se menciona en el apartado “Datos Personales del Imputado”, pero no aparece en los “Fundamentos de la Imputación”.

El mismo requerimiento fiscal afirma que “se desconoce si el imputado posee antecedentes”. Sin embargo, Xenia Contreras, jefa de Comunicaciones de la PNC, afirma en una llamada al periódico MAS que Daniel Alemán “está fichado de pandillero”.

Esta llamada la hizo Xenia Contreras, porque la hermana de Daniel, Tatiana Alemán, trabaja en la redacción de MAS. Es ella que en redes sociales ha denunciado la captura de su hermano. MAS no estuvo haciendo ninguna investigación del caso pidiendo explicaciones a la PNC, más bien Xenia Contreras contactó al MAS para invalidar las denuncias de Tatiana. ¿Un intento -por cierto infructuoso- de coartar a Tatiana Alemán el derecho de defender a su hermano?

En el transcurso de esta investigación se trató a contactar a la directora de comunicaciones de la PNC para que explique las inconsistencias de las declaraciones de los policías de Altavista, y para que tuviera oportunidad de explicar en qué se basó su afirmación de Daniel estaba “fichado de pandillero”. Hasta cerrar esta nota, ni Xenia Contreras ni la PNC contestaron los mensajes en Whatsup. Sólo contestó una colaboradora de comunicaciones que prometió pasar las preguntas a su jefa y a la dirección de la PNC.

Los “antecedentes”

De hecho, Daniel Alemán no tiene ningún antecedente penal, ni ha sido detenido o investigado anteriormente. Sin embargo, existen antecedentes en la relación del imputado Daniel Alemán con los agentes de la subdelegación Altavista. Un día antes de su detención, el 9 de enero, Daniel fue enviado por su madre a comprar en una tienda cercana al parqueo que la PNC erróneamente señala como el lugar de su posterior detención. En la tienda Daniel fue abordado por los mismos agentes que el día siguiente lo detuvieron. Fue revisado sin resultado ninguno, pero lo detuvieron en el lugar, hasta que se presentó su madre, alertada por vecinos. En esta ocasión, uno de los agentes dijo a la madre: “Usted no le ande abrazando a este bicho, mejor dele una vergueada, si no se la voy a dar yo.”

Para los jóvenes de la colonia, este comportamiento no es nada inusual, dicen recibirlo permanentemente de los policías de Altavista. Otro “antecedente” de Daniel es que en diciembre 2016, estando en la casa de unos amigos, entraron policías sin orden de allanamiento, registraron la vivienda y todos las personas adentro, incluyendo a Daniel. Lo único que le encontraron fue un celular, el cual se lo robaron. No denunció el robo. “¿Cómo y dónde denunciar, si el misma policía?”, comenta la hermana de Daniel.

Algo anda mal en Altavista. Los habitantes entrevistados, no sólo los jóvenes, expresan que si de alguien tienen miedo en la colonia es de los agentes de su subdelegación. En cambio, dicen no sentirse amenazados por los pandilleros de la zona. “Ahí andan, no se meten con nosotros”, dice un de los amigos de Daniel.

Meira Alemán, la madre de Daniel, en el Complejo Deportivo Altavista

Meira Alemán, la madre de Daniel, en el Complejo Deportivo Altavista

Las dudas sobre evidencias y testimonios falsos

Todo indica que el informe de la Unidad de Control va a confirmar que la detención de Daniel Alemán fue arbitraria y que los agentes, para tapar el error cometido, llegaron al extremo de falsificar evidencias y dar testimonio falso. Pero esto ya no es un error, es un delito. Mientras tanto está preso Daniel, a quien todos en Altavista describen como un muchacho sano y amable que se dedicaba a ayudar a su madre en su negocio de hacer y vender pan, y que para finales de enero ya tenía un trabajo formal en una maquila de electrónicos en San Bartolo.

¿Cómo es posible que los agentes de Altavista, luego de encontrar nada en la revisión corporal efectuada a Daniel frente a docenas de testigos, dicen haberle encontrado un bulto de marihuana en el camino a la subdelegación?

¿Por qué cambiaron lugar y hora de la detención? Cambiando la hora, PNC y FGR incluso se meten en otro problema de inconsistencia: Según el requerimiento fiscal, lo capturaron a las 6.35pm en el mencionado parqueo. Lo llevaron a la subdelegación Altavista, apareció la droga, lo trasladaron a San Bartolo, efectuaron la “prueba de campo” para determinar que el paquete contenía droga, y resultado de esto le comunican su detención formal a las 7pm. Es imposible que todo esto haya pasado en 25 minutos.

¿Por qué los investigadores, luego de presuntamente haber encontrado droga, nunca allanaron la vivienda de la familia Alemán, y nunca entrevistaron a los testigos en la escena de la detención de Daniel?

¿Por qué la jefa de comunicaciones de la PNC, Xenia Contreras, afirma que Daniel es “fichado de pandillero”, cuando en el mismo requerimiento fiscal consta que no existen informaciones al respecto?

¿Por qué la jefa de comunicaciones de la PNC contactó a la empresa donde trabaja la hermana de Daniel para advertirles que su empleada es hermana de un “pandillero fichado”? ¿Será para ejercer presión que la hermana deje de denunciar en redes sociales las acusaciones falsas contra su hermano?

Todas estas son preguntas que deja abierto el procedimiento – y la PNC se niega a contestarlas. Todo depende ahora del informe de la Unidad de Control, la cual sí hizo las entrevistas pertinentes a los testigos. En una solicitud de acceso a información pública, se pidió a la PNC el informe de la Unidad de Control, pero no ha recibido respuesta. En una comunicación telefónica con el oficial de información de la Inspectoría General de Seguridad Pública, adscrita al Ministerio de Justicia y Seguridad, la respuesta fue que estos informes son reservados. Le tocará al juez de paz solicitarlo.

Con toda la información disponible, sólo queda una conclusión: Daniel y todos los jóvenes de colonias como la Altavista son “los sospechosos de siempre”. Lo detuvieron por equivocación, sin fundamentos sostenibles. Luego fabricaron “evidencias” para justificar la detención. Y ahora ya no pueden corregir el error, porque ya cometieron delitos.

Lea también la Carta de Paolo sobre el tema:
Carta al director general de la PNC: Está en sus manos
corregir una injusticia

Leopoldo López: No podemos ser presa del miedo para desafiar a la dictadura

El líder de Voluntad Popular cumple tres años preso en la cárcel de Ramo Verde, donde vive en carne propia la descomposición de la justicia que padecen miles de venezolanos.

1487338441819

Leopoldo López en el momento que en medio de una manfestación se presentó a la Guardia Nacional Bolivariana para que ejecuta su orden de captura. 18 de febrero 2014

el nacional19 febrero 2017 / EL NACIONAL

La restricción del derecho a la información que ha implantado el gobierno traspasa lo masivo. Ya no es solo censurar al emisor, CNN en Español y NTN 24, por citar apenas dos ejemplos. La censura está en el ámbito de lo personal, en el individuo. De eso puede dar fe Leopoldo López, que ha visto vulnerados todos sus derechos humanos y a quien en la cárcel de Ramo Verde, cuando le dan acceso a la prensa, muchas veces le llega el periódico recortado.

Esa censura también tuvo otra expresión. López no pudo contestar completo el cuestionario de 11 preguntas de El Nacional. Apenas dio respuesta a 5 de las interrogantes. Las otras se quedaron en el camino.

López cumple tres años preso en esa cárcel militar, aislado, y su cable a tierra, además de la visita de familiares y abogados, es la lectura de la prensa.

—¿Está de acuerdo con la reestructuración que se hizo de la MUD?

—Luego del robo del revocatorio por parte de la dictadura envíe una carta a la Unidad Democrática donde proponía que antes de que finalizara 2016 se diera un debate amplio y se aprobará una ruta de acción unitaria para la defensa de la soberanía, el voto popular y la reconquista de la democracia. El proceso que debe atravesar la MUD debe trascender al de una simple reestructuración. No se trata solo de revisar estructuras, procesos, funciones y personas. El objetivo central de la revisión debe ser ampliar el horizonte de la Unidad. Por eso propuse que debía pasarse de la Mesa de la Unidad Democrática al Movimiento de Unidad Democrática. A la Unidad de partidos debe unirse con una sola estrategia y propósito distintos representantes de la sociedad. La MUD fue una alianza de partidos que mostró un gran éxito ante coyunturas electorales y hoy nos guste o no, entramos en una fase distinta, en una fase de resistencia. Hoy ha sido cerrada la vía electoral por parte de la dictadura y para estos tiempos se requiere replantear la lucha y se requiere una unidad más amplia, no por incapacidad de los partidos, sino porque la responsabilidad de luchar contra la opresión es de toda la sociedad, no solo de los partidos políticos. También he insistido que una vez ampliada la Unidad hacia un gran Movimiento de Unidad Nacional debe discutirse una visión clara de hacia dónde vamos y asumir los riesgos para llegar allí. El cambio es urgente y debe ser nuestro único compromiso y agenda. Nuestra actitud ante esta dictadura violadora de los derechos humanos tiene que ser de permanente irreverencia, debemos desafiarla y promover un cambio profundo, un cambio democrático. La desesperanza vendrá si, dadas las circunstancias que vivimos, asumimos una timidez paralizante que impida que la oposición en su conjunto sea de manera creíble una opción de cambio. Ni mucho menos podemos ser presa de un miedo paralizante al momento de tomar decisiones que impliquen riesgos, que desafíen la dictadura y nos permitan avanzar en la lucha. Ese temor y la administración del terror por parte del régimen han sido elementos fundamentales de su permanencia en el poder. Si no logramos derrotar ese miedo, no se tendrá la capacidad de concebir y liderar un proceso de cambio.

—¿Cómo mantiene la conexión con los problemas de la gente si lo tienen tan aislado?

—Hace tres años dijimos claramente que había que cambiar a un régimen ineficiente, corrupto, antidemocrático y cuyos altos jerarcas estaban presuntamente ligados al narcotráfico. Por tener esa convicción fue que hicimos un llamado a los venezolanos a conquistar un cambio pacífico democrático y constitucional, que nos costó nuestra libertad. Estábamos preocupados por la situación del país y, más allá, seguros de que esa situación se agravaría a tal extremo que el colapso de este modelo equivocado haría pagar a nuestro pueblo la factura de su fracaso. Hoy esos problemas que denunciamos para nadie es un secreto que han profundizado y esa factura hoy la pagamos todos, menos la élite gobernante más corrupta e ineficiente de nuestra historia, la cual ha saqueado y robado las riquezas de los venezolanos. Cuando puedo tener acceso a la prensa, tengo el hábito de leerla absolutamente toda, aunque a veces me llega con noticias ya recortadas; es decir, censuradas. La prensa escrita tiene varias lecturas y es por eso que cuando puedo me gusta leer más de un periódico. La primera lectura es la noticia en sí misma, luego la línea editorial de cada periódico según la importancia que le dan a cada noticia y, comparando unos con otros, las omisiones o censura de algunas noticias. Luego está la lectura de las opiniones y de las caricaturas que logran captar en una imagen la noticia, llevada a una expresión artística. Leo la prensa casi completa, desde deportes, farándula, fotos, sucesos, internacionales. Asimismo, en ocasiones puede escuchar radio. Pero además de la prensa mis familiares y abogados me mantienen disciplinadamente informado de toda la situación política, social y económica del país. Aunque no pueden presentarme nada en físico, ellos siempre traen información que yo solicito.

—¿Pensaba que iba a durar tanto tiempo preso?

—Con mucha sinceridad te digo que al momento de tomar la decisión de presentarme y dar la cara no me fijé plazos. No podía hacerlo. Al alzar nuestra voz para desnudar a un régimen que además de corrupto e ineficiente se había convertido en una dictadura y convencido de que había que reaccionar, que había que despertar conciencias y que debíamos iniciar una lucha por un cambio, sabía que esto podía llevarnos un mes, dos meses, un año, dos, o tres. Si alguna destreza psicológica puede desarrollarse en la cárcel es la capacidad de estar en paz contigo mismo y a reconocer la mayor fuerza que debemos dominar para mantener la estabilidad emocional: el tiempo. El tiempo es un enemigo inagotable. Días convertidos en semanas, semanas en meses y meses convertidos en años. Al tiempo lo dominamos o nos domina. Por eso no me he fijado plazos, sé que voy a salir en libertad a luchar a brazo partido por la libertad y la democracia en Venezuela, Por sacar a tanta gente buena del ciclo perverso de la pobreza donde la ha encerrado el régimen de Maduro, y eso basta. Sé que voy a salir en libertad, no tengo dudas de eso y que cuando lo haga estaré más fuerte de alma, mente y cuerpo. Estar en esta situación también me ha llevado a adquirir nuevos compromisos y responsabilidades. Mandela dijo una y otra vez que no hay mejor defensor de los derechos humanos que aquellos a quienes les han violado sus propios derechos. Estar preso me ha acercado en carne propia a la descomposición de la justicia venezolana que padecen miles de venezolanos. La manipulación, el retraso procesal, la corrupción de jueces, la manipulación política de jueces y fiscales en su condición de provisorios que los hace dependientes, vulnerables, servidores de un sistema y no de la justicia son para mí mucho más que cifras y diagnósticos, representan una vivencia que me obliga a tener una responsabilidad moral y patriota para cambiarlo.

—¿Que mensaje le daría usted a sus carceleros?

—Mis carceleros van desde Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, pasando por la juez y los fiscales, hasta los custodios. En el fondo, soy víctima al igual que millones de venezolanos de un sistema corrupto e injusto. Ahora bien, en cuanto a los carceleros de Ramo Verde sé que no todos los funcionarios actúan de mala fe y que muchos son obligados a actuar por una frase nefasta y oscura que se repite en todas las instituciones: “Por órdenes superiores”. Aunque evidentemente esto no justifica ni los exime de sus responsabilidades, en mi corazón y mi alma los considero más que victimarios, víctimas de ese sistema. He tenido largas conversaciones con los funcionarios responsables de mi custodia, con comandos del Sebin, DGCIM; y cuando estuve en juicio, con los alguaciles del Palacio de Justicia. De todos recojo una frustración sobre la situación del país y con el nivel de complicidad del alto Gobierno con la delincuencia y otras actividades ilegales. Eso es una verdad a voces. Todos tienen historias de familiares o compañeros de trabajo que han sido víctimas del hampa. Durante el juicio y aquí en Ramo Verde he sido víctima de muchos abusos y cada uno de ellos es una nueva razón para afianzar el compromiso, nuestro compromiso con la justicia para Venezuela. No hay reforma más importante de las que nos toca hacer, que las del sistema de justicia venezolana. Hoy la justicia se vende al mejor postor y es utilizada al antojo por quienes están en el poder. Los jueces son simples marionetas del poder. Están allí para satisfacer las demandas de la injusticia y, mientras tanto, usan los casos para enriquecerse, para quitarle lo que no tienen a quienes nada tienen, para hacerse ricos con el dolor y sufrimiento de las víctimas y dejan como afectados directos a sus familiares. No hay razón para esto, es indignante ver la justicia enterrada debajo de toneladas de corrupción. Eso nos tiene que afianzar el compromiso con un cambio profundo para todos los venezolanos porque hoy nadie se escapa de la injusticia. Solo la élite corrupta es inmune a esta manipulación.

—¿Está dispuesto al perdón?

—Absolutamente. Sé que cuando salga estaré más fuerte de alma y mente y que saldré fortalecido y sin rencores; el odio y el resentimiento son las reacciones propias de quienes han llevado a nuestro país a esta crisis humana tan severa, y han intentado hacernos, física y espiritualmente, más pobres e infelices. Desde el poder se ha alentado a los venezolanos a tratarnos como enemigos por el solo hecho de pensar distinto. Eso ha destruido nuestra convivencia. Eso no puede continuar y mucho menos estimulado desde las funciones de gobierno. Recientemente pude escribir un artículo donde justo hablé sobre la reconciliación una vez superada esta coyuntura y recuperada la democracia y la libertad. Allí expuse claramente que el chance de recuperarnos como país es prácticamente nulo mientras estemos enfrentados a nosotros mismos. Aquellos que tenemos un rol de liderazgo afrontamos dos grandes responsabilidades. La primera, con las víctimas de la represión, las violaciones de los derechos humanos y la discriminación política. Con los familiares de quienes fueron asesinados, con los encarcelados, perseguidos o maltratados por el poder y por los grupos que actuaron bajo su sombra con la complicidad de un sistema de poderes secuestrados y una “justicia injusta”. Debemos alcanzar garantías para las víctimas y a sus familiares. Asegurarnos de que se harán todos los esfuerzos para descubrir la verdad y hacer justicia. Esto debemos hacerlo con una prudencia que nos permita entender que muchos de los que nos parecen cómplices del sistema han sido, en realidad, sus víctimas y que aquellos que ocuparon las posiciones más altas de poder deben rendir sus cuentas ante la sociedad, seguros de la existencia de un marco legal justo. Quiero vivir con mi familia y mis afectos en una sociedad sin afán de venganza, pero sí de seguridad y de justicia. Mi voluntad de reconciliación y entendimiento la he reiterado mil veces. Eso no implica que me identifiquen como quien cambia impunidad por paz. Aquellos quienes hayan violado derechos humanos deben ser responsabilizados y recibir, luego de un juicio con todas las garantías, su justo castigo por tales crímenes. La segunda responsabilidad que tenemos quienes asumen un rol de liderazgo es con la democracia y su futuro: debemos inaugurar una nueva etapa de convivencia democrática, con instituciones sólidas, que impida un retorno al autoritarismo. Es clara la necesidad de sentar las bases de un nuevo contrato social. Aceptar la pluralidad que nos define y que asegure la estabilidad democrática, el respeto a las minorías, la alternabilidad del poder, la que garantice a cada quien su vocación emprendedora y productiva y cumplir lo que señala nuestra Constitución: la subordinación del poder militar al poder civil.  Vamos a ratificar la voluntad de vivir en libertad viendo hacia el mañana, hacia el futuro, comprometidos con la paz, el progreso y el bienestar que otras naciones y pueblos ya han alcanzado.

Batallas innecesarias. De Erika Saldaña

Para potenciar la paridad entre hombres y mujeres es necesario que se brinden las mismas oportunidades de participación a ambos para obtener un cargo y que se deje a un lado la cultura o estereotipos machistas.

Erika Saldaña, colaboradora de la Sala de lo Constitucional

Erika Saldaña, colaboradora de la Sala de lo Constitucional

Erika Saldaña, 20 febrero 2017 / EDH

La semana pasada, varias integrantes del grupo parlamentario de mujeres promovieron una reforma al Código Electoral donde solicitan “paridad” entre hombres y mujeres que pretenden un curul en la Asamblea Legislativa; dicha petición consiste en que, cuando el diputado propietario sea hombre, su suplente sea una mujer y viceversa. Con este tipo de medidas es que los legisladores levantan falsas banderas de igualdad y equidad entre hombres y mujeres, además de agregar un matiz innecesario en el tema de legislación sobre los diputados suplentes.

En la promoción de los derechos políticos de la mujer, las soluciones que generalmente se han encontrado a la poca participación y representación del sexo femenino es el establecimiento de cuotas. Una reforma a la Ley de Partidos Políticos del año 2015 obliga a integrar el treinta por ciento de las planillas para cargos de elección popular con mujeres. Es así como sacrificamos cualquier tipo de idoneidad de una persona para optar a un cargo en la Asamblea, Concejos Municipales o Parlacen, al simple cumplimiento de una aritmética que no colabora en nada a los fines del Estado.

diario hoySi la Asamblea Legislativa es donde se discuten los temas más trascendentales para el país, donde convergen las distintas ideologías y posturas para encontrar las soluciones a los problemas de la sociedad, es lógico que las personas que deberían integrarla sean quienes representan a estos sectores y tengan la capacidad de tomar las mejores decisiones; ello con independencia de si se trata de hombres o mujeres. En El Salvador es necesario que se dejen de fomentar falsas medidas en nombre de la igualdad; para potenciar la paridad entre hombres y mujeres es necesario que se brinden las mismas oportunidades de participación a ambos para obtener un cargo y que se deje a un lado la cultura o estereotipos machistas que todavía tienen cabida en la sociedad.

En lugar de discutir si un suplente debe ser hombre o mujer, debería retomarse la discusión de los diputados suplentes de una manera más seria y productiva. La Constitución establece la existencia de este tipo de funcionarios, pero sin hacer referencia a su número, forma de elección y otras características, por lo que su regulación queda a disposición de la Asamblea Legislativa. Los diputados suplentes integrarán el trabajo legislativo en los casos de muerte, renuncia, nulidad de elección, permiso temporal o imposibilidad de concurrir (artículo 131 ordinal 4° de la Constitución); todas las señaladas son situaciones excepcionales y con un origen fortuito. Pero, dado que El Salvador es el país donde lo extraordinario se vuelve ordinario, hemos sido testigos de casos en que los diputados propietarios se ausentan por largos periodos, quedando su suplente en funciones permanentes. ¿Qué sentido tiene elegir diputados propietarios cuando son los suplentes los que ejercerán el cargo?

Si los suplentes tienen encomendado asumir el trabajo de diputados en situaciones extraordinarias, el debate debería estar orientado a regular su cantidad y su rol. ¿Necesitamos 84 diputados suplentes? ¿Cuál es su rol y bajo qué circunstancias se realizará su llamamiento? Los diputados suplentes no deben ser utilizados a conveniencia como se hizo hasta antes que fueran declarados inconstitucionales; esa figura no está en la Constitución para alterar quórums en la Asamblea Legislativa cuando un diputado se niega a dar su voto para determinada decisión, ni para hacerle el trabajo a quien simplemente no quiere ir a trabajar. Una propuesta a discutirse debería ser reducir el número de suplentes, por ejemplo, un suplente por cada tres diputados propietarios que obtenga una fracción.

La reforma presentada reúne dos temas importantes (participación femenina y diputados suplentes), abordados de forma escueta e irrelevante. La inclusión de una mujer en la toma de decisiones políticas tiene que responder a su capacidad de ejercer un rol trascendental y un buen trabajo en el órgano o institución al que se pretender incorporarla. Si se le elige por el solo hecho de ser mujer no solucionamos en nada el problema de las deficientes respuestas legislativas o municipales a los problemas del país. Y en el tema de las suplencias, lo ideal es que se realice un debate serio sobre la necesidad de estos, la cantidad y el rol que deben jugar en la Asamblea Legislativa. Ya dejen las batallas innecesarias y pónganse a trabajar.

Paridad de género en la Asamblea. De Cristina López

El problema real es que la composición de nuestras instituciones —en que la mayoría de nuestros funcionarios electos son hombres— no es un reflejo de barreras legales sino estructurales y culturales.

Cristina LópezCristina López, 20 febrero 2017 / EDH

Sería ideal, ¿no? A la idea de tener una Asamblea Legislativa (organismo que se debe a la representación de los constituyentes) realmente representativa de la demografía salvadoreña hay poco que criticarle. De hecho, sería un triunfo para la pluralidad en general el contar con más puntos de vista y diferentes experiencias de vida en la mayoría de organismos del servicio público, y eso, no haría más que enriquecer los debates que derivan después en política pública. En los cómos, o los caminos a tomar para llegar ahí, sin embargo, hay mucho para debatir.

diario hoyLa pregunta de cómo resolver la inequidad de género en la administración pública le ha quitado el sueño a mucha gente desde la academia. Me incluyo, porque le dediqué dos años de posgrado a una tesis al respecto y la mala noticia, en pocas palabras y para los faltos de tiempo, es que no hay atajos ni cortos plazos.

Es decir, lo que detiene a más mujeres de entrar a la palestra política no son impedimentos legales, y es por eso que iniciativas como la bien intencionada pieza de correspondencia que las pioneras del grupo parlamentario de mujeres presentaron la semana pasada, no son la solución. Las dos piezas de correspondencia presentadas buscan establecer cuotas para los concejos municipales, para que un mínimo de 30 por ciento sean mujeres. La otra, busca que en las candidaturas a diputaciones haya también paridad, estableciendo que si la candidata es mujer, su suplente deberá ser hombre.

El problema real es que la composición de nuestras instituciones  —en que la mayoría de nuestros funcionarios electos son hombres— no es un reflejo de barreras legales sino estructurales y culturales. Es por eso que las cuotas son útiles en cuanto a mejorar la paridad cuantitativa, pero dejan intactas las barreras estructurales. Se debate que pueden afectar las culturales en el sentido que ver más mujeres en posiciones de poder anima a otras a meterse a la palestra y consigue quebrar prejuicios masculinos sobre el rol de la mujer en la sociedad, pero no existen estudios que corroboren esto de manera estadísticamente significativa y contundente, y hasta que no lo hagan, lo anterior no es más que optimismo y buenos deseos. Ningún estudio indica tampoco que un organismo legislativo con más mujeres necesariamente tenga más iniciativas de ley a favor de la mujer.

En otras palabras, la disparidad de género en el poder público lo que refleja es una débil cultura de igualdad en los partidos y de promoción de nuevos liderazgos (idealmente, esto puede cambiarse), y de manera más preocupante, la disparidad en muchos otros índices, como el mercado laboral, la educación, y el acceso a la salud, por mencionar algunos. No es necesariamente autoselección: si estadísticamente en el país las mujeres desproporcionalmente tienen menos acceso a la educación, a la salud y a puestos laborales, no es por falta de ambición que no optan por posicionarse como candidatas al servicio público. De nada sirve entonces que de manera artificial (como lo hace una cuota) se aumente la paridad numérica, si las estructuras que realmente frenan el progreso de toda la ciudadanía se mantienen incambiables.

En otros lugares, las cuotas han tenido más bien el efecto opuesto al deseado. Reducen la competencia de mujeres a ese 30 por ciento, creando en realidad techos más que pisos. En Ruanda, el país que mucha gente usa como referencia en la academia al respecto de este tema, una ley de cuotas llevó a que en un punto determinado hubiera un 60 por ciento de mujeres en el Órgano Legislativo. Sin embargo, en Ruanda, las mujeres no cuentan aún con igualdad de acceso a ninguna de las otras estructuras. Esa ley de cuotas entonces benefició al número limitado de mujeres que llegaron a la Asamblea. Las demás, continúan luchando. No hagamos lo mismo. Cambiar la cultura y pelear por la igualdad en las demás estructuras, garantiza el progreso para todos y no solo para unos pocos. Déjenle las cuotas a los reglamentos internos de los partidos.

@crislopezg