Fiscal General

“¿Qué ondas, muchachito mentiroso?”: Ex-fiscal general Luis Martínez

Luis Martínez negó haber amenazado al alcalde estrella del FMLN, Nayib Bukele, en una conferencia en la que también se rehusó a responder cómo hizo para pagar una deuda de $175,000 (que tenía desde 2005) y que logró disipar en su primer trimestre en la FGR.

Luis Martínez, en su conferencia de prensa desmintiendo a Bukele (Foto 102.9)

Luis Martínez, en su conferencia de prensa desmintiendo a Bukele (Foto 102.9)

Nelson Rauda Zablah, 23 diciembre 2015 / EL FARO

Luis Martínez, el exfiscal general de la República, llamó “mentiroso” al alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, en una conferencia en la que se defendió de las recientes acusaciones en su contra, pero en la que también mandó un mensaje a los partidos políticos y a los periodistas, a quienes los cortó, a los 10 minutos de conferencia, cuando las preguntas sobre su decaída carta de releección comenzaron a cobrar protagonismo, en un encuentro celebrado en un salón del hotel Hilton Princess de San Salvador.

Nayib Bukele, en su conferencia de prensa acusando al ex-fiscal Luis Martínez (Foto: Twitter)

Nayib Bukele, en su conferencia de prensa acusando al ex-fiscal Luis Martínez (Foto: Twitter)

El pasado 21 de diciembre, el alcalde Nayib Bukele dijo que el exfiscal lo amenazó vía telefónica para que presione a su partido, el FMLN, para obtener votos para su reelección. Martínez salió de la Fiscalía el pasado 3 de diciembre, con lo cual la Asamblea Legislativa ya lleva 20 días de retraso en el nombramiento de un sucesor para el periodo 2015-2018 (o en la reelección de Martínez).

“Muy buenos días a todos, amigos de la prensa. Por respeto a mi país y como fiscal general que he sido no voy a permitir que nadie quieran dañar mi honor, mi alto grado de servicio y sacrificio a la nación. No voy a permitir más difamaciones ni calumnias de nadie, y eso que quede bien claro, de nadie”, dijo Martínez en su primera intervención.

Luego arremetió contra el alcalde Bukele: negó haberle hablado por teléfono para amenazarlo y “mucho menos para pedirle ayuda con votos del partido FMLN”. Martínez aseguró que no necesita intermediarios ni mensajeros para acceder a los altos dirigentes del FMLN y de Arena. Y, enseguida, sugirió que las motivaciones del alcalde responden a una vendetta: “quizá las declaraciones irresponsables y malintencionadas del señor alcalde de San Salvador se deban al temor a su angustia, desesperación por su grado o posible grado de participación o responsabilidad en el caso de la investigación del troll center El Búnker”, dijo Martínez.

El exfiscal hizo alusión a uno de los últimos casos que procesó como fiscal, en el que la Policía allanó una agencia de comunicaciones, acusada de haber clonado el sitio web de La Prensa Gráfica. Una de las cosas que Bukele dijo en su conferencia del lunes 21 fue que el exfiscal le había asegurado que seguía manteniendo el control de la Fiscalía. Un vínculo que de ser cierto, recaería en la figura de Edgar Márquez Argueta, el fiscal general en funciones, quien fuera el asistente de Martínez durante su trienio, y con quien viajó fuera del país 22 veces, entre 2013 y 2014, según datos entregados por la propia FGR.

La conferencia de este miércoles, de hecho, ocurrió un día después de que Márquez desestimara la denuncia pública del alcalde, y asegurara que contra su exjefe no se abriría ninguna investigación, aunque luego aseguró que él se debía a la Constitución y que su exjefe ya no tenía ninguna influencia en la entidad.

Pese a que Martínez acusó a Bukele de mentir, difamar y calumniar, respondió cuatro veces a los periodistas que haría un análisis personal sobre la posibilidad de demandar al edil. Negó ser un chantajista o extorsionista, como lo ha sugerido también Jorge Velado, presidente del derechista partido Arena. “Mire: si enfrente a los peores criminales de este país, ¿cómo va a creer que me voy a dedicar a hacer ese trabajo tan cobarde? Yo creo que demostré valentía, determinación y no es mi estilo y ustedes bien me han conocido que no es mi forma de ser”, dijo Martínez.

En realidad, su estilo ha estado muy en línea con estas acusaciones. En 2014, utilizó conversaciones íntimas del sacerdote español Antonio Rodríguez -obtenidas a través de la Ley de Intervención a las Telecomunicaciones que él inauguró- para chantajearlo. Martínez hizo que las principales autoridades de la iglesia Católica en el país, y el embajador de España escucharan esos audios privados, como una forma de presionar al padre Toño, a través de sus círculos. Aunque la Constitución de la República dice que usar las comunicaciones personales de esta forma es causal de destitución, en El Salvador, Martínez salió ileso de ese episodio.

En la conferencia, el exfiscal también evaluó sus opciones de reengancharse a la silla que dejó el pasado 3 de diciembre. Diputados de Arena -como Johnny Wright, Ricardo Velásquez Parker o Karla Hernández- así como del FMLN -Norma Guevara, Damián Alegría- han asegurado que Luis Martínez no entra en sus planes para llenar la vacante de la FGR. Pese a que altos dirigentes del FMLN y Arena han sostenido que Martínez ya está fuera de una posible reelección, su candidatura se mantiene arropada en la incertidumbre. Y el exfiscal insiste en que ha tenido comunicación personal con los partidos políticos, a quienes les envió un mensaje que resulta enigmático: “Yo soy perseverante, persistente y necio. Este proceso termina hasta que elijan al fiscal general”, enfatizó.

La conferencia de este miércoles también sirvió para que El Faro intentara obtener explicaciones de Martínez para entender cómo hizo para pagar, en tres meses, sus primeros tres meses al frente de la FGR, una deuda que no había podido pagar en 10 años. El Faro solicitó una entrevista con Martínez durante más de dos meses.

El Faro publicó el pasado 30 de noviembre un perfil de Luis Martínez en el que reveló cómo el exfuncionario se sacudió, solo tres meses después de convertirse en fiscal general, una deuda de $175 mil, que arrastraba desde 2005, por la que el Banco Salvadoreño le hipotecó una casa en 2011. El reportaje además habla del comportamiento amenazante de Martínez con el propio Consejo de Seguridad, de cómo chantajeó a un sacerdote español para obtener una confesión judicial y del libro de autoayuda que le sirve como guía personal.

Antes de responderle, en vivo al periodista de El Faro -la conferencia fue transmitida por dos canales de televisión-, Martínez ya le había saludado de manera directa, mientras esperaba que el resto de periodistas se acomodaran en el salón en el que ocurrió el encuentro.

—”¿Qué ondas, muchachito mentiroso?”, dijo Martínez al periodista de El Faro.

—”¿En qué hemos mentido?”, preguntó el periodista.

— “Después hablamos”, dijo Martínez.

Este intercambio se repetiría unos minutos después, durante la conferencia. “Bueno, ahí después vamos a hablar de tus mentiras. ¿Hay algo más?”, respondió, luego de las preguntas de este periódico. En 2012, cuando entró a la FGR, Martínez declaró a la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia que no tenía deudas y que ganaba $52,600 anuales. Sin embargo, Martínez sí tenía una deuda con el Banco Salvadoreño (hoy Davivienda), y ni sumando los salarios de sus tres años consecutivos le alcanzaría para pagar su deuda.

Terminada la conferencia, y mientras se despedía de la prensa, El Faro volvió a preguntarle cómo hizo para pagar ese préstamo, pero uno de sus guardaespaldas se interpuso al cortar el avance del reportero. Antes de salir del salón, el exfiscal invitó a los asistentes a servirse gaseosas, y mientras algunos periodistas le tomaron la palabra, él bromeo: “Lástima que ya no les puedo decir respeten al fiscal”, dijo, en alusión a la famosa frase con la cual le respondió a un periodista que en 2013, durante una conferencia, le cuestionó por qué no investigaba al exministro David Gutiérrez, vinculado al caso de corrupción en la construcción de la carretera Diego de Holguín.

Alcalde de San Salvador denuncia amenazas de exfiscal Luis Martínez

Nayib Bukele es el segundo político prominente que denuncia el chantaje descarado que el ex-fiscal Luis Martínez usa para impober su reelección. Hace una semana lo denunció Jorge Velado, presidente de ARENA, ayer el alcalde de San Salvador. Suficiente para que ambos partidos se pongan de acuerdo para definitivamente vetar a Luis Martnez – e incluso para pedir que sea investigado por el nuevo fiscal general.

Segunda Vuelta

1450753748651

El edil dio ayer una conferencia de prensa para anunciar las supuestas amenazas. | Foto por EDH

Dice que el abogado le dijo que si no presionaba a su partido para reelegirlo, se atuviera “a las consecuencias”.

22 diciembre 2015 / EDH

El edil de San Salvador, Nayib Bukele, denunció ayer amenazas del exfiscal y candidato al cargo, Luis Martínez. Según dijo, las amenazas surgen a partir de que se ha mostrado en contra de la reelección del abogado en el cargo.

Según señaló el edil, habría recibido amenazas del exfiscal con la intención de que éste presionara a su partido para una virtual reelección de Martínez.

De acuerdo con el alcalde farabundista, quien dijo no haber grabado la conversación telefónica con Martínez, el exfiscal le habría dicho que aún sigue tomando decisiones en la Fiscalía General por medio del fiscal adjunto, Edgar Márquez.

El Diario de Hoy solicitó a Martínez, por medio de su cuenta de Twitter, una opinión sobre las declaraciones del alcalde capitalino y su respuesta fue: “Jamás. En su momento desmentiré esa pésima desinformación contra mi persona”.

También explicó que Martínez lo amenazó de no dar declaraciones a la prensa sobre las supuestas presiones, diciéndole que se atuviera “a las consecuencias”.

“Desconozco cómo sabía él que íbamos a dar estas declaraciones, también debería ser investigado cómo él tiene acceso a conversaciones privadas”, sostuvo.

El efemelenista agregó que el exfiscal no le específico de qué forma atentaría contra él o contra su familia. “Si das esas declaraciones atenete a lo que te puede pasar, yo aún tengo el poder de la Fiscalía y el fiscal adjunto está a mi cargo”, es lo que según el edil le habría dicho Martínez.

En ese sentido, el edil responsabilizó a Martínez de cualquier atentado contra su vida y la de su familia. Bukele dijo que habría recibió la llamada del exfiscal ayer por la mañana.

La denuncia del edil ocurre poco después de que la Fiscalía iniciara una investigación de una red de troles en la que estaría vinculado un asesor del alcalde.

Dejaría el FMLN

El alcalde capitalino, además, señaló que dejaría las filas del FMLN y se declararía independiente si la bancada oficialista da sus votos para reelegir al exfuncionario.

“Es necesario que el pueblo sepa la clase de escoria que tiene, así que exigimos que no se reelija (a Martínez). De pasar lo contrario, yo presento mi renuncia y el FMLN, se queda sin la alcaldía de San Salvador”, anunció.

Y agregó: “No solo estoy pidiendo la no reelección del exfiscal, sino que estoy exigiendo la no reelección”.

———–

Velado denuncia “chantaje” de exfiscal y Martínez lo niega

Dirigente dice que Martínez ofreció mediante una tercera persona “arreglar” el caso Francisco Flores.

Cristian Meléndez, 14 diciembre 2015 / LPG
El presidente del COENA, Jorge Velado, denunció ayer durante una entrevista en el programa “Debate 33” que el ex fiscal general Luis Martínez está haciendo una especie de “chantaje” para que lo reelijan en el cargo por un período de tres años.

De acuerdo con el dirigente arenero, eso surge después de que el extitular del ministerio público mandó un mensaje a través de una persona muy cercana a él, luego de una reunión en la que había participado Martínez y en la que solicitó ser reelegido. En esa misma reunión, habría participado el representante de “un alto personero del FMLN”.

Según Velado, Martínez habría dicho que solo él “es el único que puede arreglar el caso (de Francisco) Flores”. El expresidente de la República guarda prisión en las instalaciones de la División Antinarcóticos (DAN) de la Policía Nacional Civil (PNC) a la espera de que lleve a cabo el juicio en su contra por los delitos de peculado, casos especiales de lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y desobediencia a particulares.

“Una persona que está en esa posición no puede estar mandando algún tipo de mensajes. Él (Luis Martínez) me mandó a decir, se lo dijo a alguien muy cercano a mí, del partido, el viernes anterior, que lo reeligiéramos a él, porque es el único que puede arreglar el caso Flores”, dijo Velado tras las declaraciones en el programa televisivo.

El presidente del COENA calificó de “chantaje” las acciones que realiza Martínez. “Si con eso cree que me iba a chantajear, yo no me voy a dejar chantajear. Él mandó, de alguna manera, una especie llamémosle de chantaje. ‘Si vos hacés esto, yo voy a lograr tal cosa’, eso no es así. Qué lástima que él esté haciendo eso. Si él cree que todavía es candidato lo que debería estar haciendo es mostrando que es una persona totalmente imparcial”, dijo Velado.

Martínez lo niega

Previo a la transmisión de la entrevista, el exfiscal Martínez dijo mediante su cuenta de Twitter que debía hacer una “aclaración necesaria”. “No he enviado mensaje ni nada parecido a miembros del COENA”, publicó el ex fiscal general.

Las declaraciones de “chantaje” hechas por Velado se dan unos días después de que el embajador de Alemania, Heinrich Haupt, denunció que “hay presiones indebidas, hay intenciones de compras de voluntades” en el proceso de elección del fiscal.

Carta de congresistas de Estados Unidos pidiendo que se elija un fiscal íntegro en El Salvador

Seis miembros del Congreso de Estados Unidos dirigieron una carta a Lorena Peña, en su calidad de Presidenta de la Asamblea Legislativa, y al diputado José Antonio Almendariz, en su calidad de presidente de la subcomisión que revisa los expedientes de los candidatos a fiscal general, pidiendo que “se elija a un fiscal general con el compromiso de combatir la  corrupción y el crimen organizado en el país.”

Aunque la carta no memciona directamente al ex fiscal gneral Luis Martínez, es obvio que los congresistas urgen a la Asamblea a no reelegirlo sino a buscar otro fiscal “con record de integridad”. Además expresan su apoyo a la instalación de una Comisión Internacional contra la Impunidad y  los esfuerzos de prevención de la violencia.

Segunda Vuelta

Letter-to-the-President-of-the-El-Salvador-Legislative-Assembly-on-the-Appointment-of-a-New-Attorney-General-nov-2015-1Letter-to-the-President-of-the-El-Salvador-Legislative-Assembly-on-the-Appointment-of-a-New-Attorney-General-nov-2015-2

“Quiero verle la cara a cualquier colega mío dispuesto a reelegir a Luis Martínez”: Johnny Wright Sol

Uno de los legisladores primerizos del partido Arena se pone los guantes y reta a sus compañeros de bancada que quieren reelegir al fiscal general. Dice que quiere saber quiénes son porque cree que hay razones para no refrendar a Luis Martínez. Sostiene que quienes voten por la reelección estarán anteponiendo intereses personales o partidarios a los intereses del país.

Johnny Wright Sol, diputado de San Salvador por Arena. Foto: Emely Navarro.

Johnny Wright Sol, diputado de San Salvador por Arena. Foto: Emely Navarro.

Gabriel Labrador, 4 diciembre 2015 / EL FARO

el faroEl partido Arena se echó atrás en su decisión de que sus 35 diputados voten en secreto para decidir a cuál de los 61 candidatos a fiscal general sobrevivientes en la lista que evalúa la Asamblea Legislativa apoyarán de forma unificada.

La discusión sigue intensa, y la posibilidad de que algunos legisladores areneros voten por la reelección de Luis Martínez llevó el martes a dos sectores del partido y a varios diputados a pronunciarse en favor de un nuevo rostro. Ese punto, si Martínez merece tres años más en el cargo cuyo mandato vence este jueves 3 de diciembre, llevó este día a uno de los políticos novatos de Arena a lanzar un reto a sus compañeros.

En esta entrevista, el diputado por San Salvador Johnny Wright Sol exhorta a sus colegas de bancada a no apoyar al fiscal Luis Martínez. “Quien vota por un corrupto es un corrupto”, dice Wright, en alusión a que la gestión de Martínez, según él, ha dejado mucho que desear en las investigaciones de casos de corrupción. Para Wright es importante que los diputados de Arena digan a viva voz si están dispuestos a votar por Martínez para el período 2015-2018.

“Es importante saber con quiénes no puedo trabajar”, dice, en alusión a sus compañeros. Wright no está solo, la diputada Karla Hernández, consultada por este periódico, lo acuerpó: “Creo que nadie debería temer en hacer votación pública, ¿por qué habrían de temer? Yo también quiero saber quiénes consideran que Luis Martínez merece reelegirse y nuestros votantes también se merecen saberlo”, dijo la diputada.

El miércoles pasado, los 35 diputados de Arena, el presidente del partido, Jorge Velado, y un par de miembros de la dirigencia nacional, discutieron por primera vez el tema de la elección del fiscal general y, aunque no llegaron a ningún acuerdo, retrocedieron en un punto que parecía firme semanas atrás. Ahora ya no es tan seguro que los 35 diputados vayan a elegir mediante voto secreto la carta que Arena impulsará en las negociaciones con el resto de partidos. El 20 de octubre, el jefe de los diputados, Alberto Romero, dijo a El Faro que el método para elegir al candidato a fiscal iba a ser mediante voto secreto: cada diputado colocaría de tres a cinco nombres en un papel, y los que alcanzaran más nominaciones terminarían siendo los perfiles que gozarían del respaldo unánime de la fracción de Arena.

“No necesariamente será mediante voto secreto. Ahorita lo que se está haciendo es escuchar a todos los diputados, cada quien va a expresar su opinión sobre quiénes son las mejores opciones”, explicó a El Faro, el presidente de Arena, Jorge Velado.

Pese a lo lento del proceso, en Arena la lista de 72 candidatos se redujo, aunque no hay una lista definitiva. El miércoles, la Comisión Política de la Asamblea Legislativa, encabezada por la diputada Lorena Peña, del FMLN, anunció que habían reducido la lista a 61 nombres.

En la reunión de los areneros de este miércoles, Alberto Romero expuso a sus compañeros el perfil de alrededor de 20 candidatos que, según él, habían tenido el mejor desempeño en las sesiones de entrevista con la comisión legislativa evaluadora de los 72 nombres originales.

Romero también pidió a sus diputados que para la próxima reunión, el miércoles 9 de diciembre, cada diputado lleve un consolidado de sus 10 candidatos favoritos. Estos pueden coincidir con los que están dentro de la lista de 20 que presentó Romero. Entre los nombres que Romero presentó a la bancada, además del fiscal Luis Martínez están abogados como Carlos Murgas López, exfiscales como Rolando Monroy (exjefe de la Unidad de Investigación Financiera de la Fiscalía), y profesionales vinculados a la izquierda como Francisco Díaz (superintendente de Competencia) y Henry Campos (exviceministro de Seguridad y Justicia de Mauricio Funes).

A partir de este viernes 4 de diciembre, El Salvador se queda sin fiscal, y la institución quedará en manos del fiscal adjunto, Edgar Márquez, el exasistente personal de Martínez. Márquez acompañó a Luis Martínez en ocho viajes en los que se utilizaron aeronaves vinculadas al empresario Enrique Rais. El haber usado esos aviones y helicópteros hundió en un conflicto de intereses al fiscal Martínez, pues Rais había sido demandado ante la Fiscalía y él a su vez también había pedido a la Fiscalía que investigara a unos exsocios canadienses.

Wright explicó a El Faro por qué él cree que la reelección no es una opción.

¿Discutieron en la bancada cuál es la mejor manera para que Arena defina su carta para el fiscal general?
El tema de la votación secreta. Yo rechazaría que fuera ese el mecanismo porque creo que es importante que la votación sea nominal y en el pleno. Es importante que todos estemos de acuerdo. Anticipo que sí habrá personas que prefieran a un candidato más que a otro, y creo que ese diálogo y esa discusión y análisis que hay que hacer es importante. Si bien es cierto que en la reunión de ayer no había un acuerdo de cuáles serían las propuestas de Arena, si hubo un acuerdo es que la fracción debía votar en conjunto y todos como un solo bloque, y yo esperaría que el fiscal que sea elegido lleve ese tipo de apoyo unánime de todas las fracciones, eso sería lo mejor. Pero yo digo con contundencia: rechazo cualquier votación secreta. Yo en lo personal manifesté que no apoyo la reelección del actual fiscal.

¿Eso se disutió anoche en la fracción?
Eso se discutió pero se acordó no acordar. Me explico: acordamos que en este momento no nos íbamos a pronunciar ni a descartar.

¿Hubo gente que se pronunció a favor de la reelección?
Abiertamente no. Nadie lo hizo.

¿Qué otra cosa acordaron?
Si hubo una posición u otra había quienes sostenían una posición de que no era conveniente descartar a nadie aún.

Entiendo que hay una lista preliminar.
Esa fue la lista que conocimos ayer. Eran como 20 perfiles que a criterio del jefe de fracción, que era nuestro representante en la comisión especial, eran los que habían tenido el mejor desempeño en este proceso. Creo que dentro de esta muestra de candidatos, la mayoría, si no todos los diputados, nos sentimos muy satisfechos de que de esa terna podrían salir nuestros candidatos.

¿Ustedes podrían resucitar a alguno que quedó afuera?
Definitivamente, no era una lista definitiva. Era una lista que claramente que el coordinador del grupo parlamentario dijo que era lo mejor de lo mejor, por supuesto que nadie queda descartado.

¿Se han puesto plazos para reunirse?
No establecimos plazos definitivos. Al no establecer un plazo, implícitamente lo que estamos diciendo es que podría atrasarse esa elección porque queremos acertar.

¿Hay una lista que se está discutiendo con otros partidos?
Hay otros partido que ya tienen una lista.

¿Coincide con los 20 nombres?
Inció la discusión de que se sacara nuestra otra lista para ver si habían nombres que se tenían en común y, de alguna forma, buscar reuniones bilaterales con los diferentes partidos políticos para ver si nos podemos poner de acuerdo. Pero anoche (miércoles) no se estableció ninguna lista ni de finalistas ni de nada.

El hecho de que el fiscal actual siga vivo en el proceso abre la puerta a una reelección, y Arena está dividida, aunque hay tres sectores y algunos diputados que se han pronunciado en contra de la reelección. ¿Qué mensaje cree usted que enviaría el partido si vota por reelegir a un fiscal con una serie de manchas y cuestionamientos a su gestión?
A mí en lo personal me inquieta mucho la posibilidad de la reelección del fiscal actual. Se han pronunciado, no de una forma tan tajante ni contundente, inclusive miembros del cuerpo diplomático, yo leí una carta que enviaron congresistas de Estados Unidos, que hablaban de un nuevo fiscal, es decir, la no reelección. Yo en este momento lo único que puedo decir es que yo no estoy dispuesto a votar por la reelección del fiscal Martínez, voy en misión oficial y voy a ser sustituido por Juan Pablo Fontán, y tanto él como yo estamos en la misma sintonía.

En la sesión plenaria cada diputado elige al fiscal de manera nominal y pública. Usted dice que debe darse de manera parecida en la bancada. ¿Tiene alguna razón de por qué podría ser contraproducente votar en secreto en la bancada?
A mí no me gustaría reforzar los rumores que a lo mejor les han llegado a ustedes en la prensa, y algunos de nosotros hemos escuchado en los pasillos de la Asamblea y más allá. Yo creo que es importante conocer quiénes estarían a favor de votar por el fiscal Martínez porque como lo vi publicado en las redes sociales, estoy plenamente convencido de que quien vota por un corrupto es corrupto, y yo sí quiero verle la cara a cualquier colega mío que esté dipuesto a votar por Luis Martínez, porque implicaría es cómplice de la corrupción en nuestro país, y para mí es importante tener eso ubicado porque sería una persona con la cual yo no estaría dispuesto a trabajar.

¿Está diciendo que Luis Martínez es corrupto?
Si tú hacés un análisis de su gestión: nos hemos convertido en el país más violento del mundo. Se han descartado investigaciones de corrupción que fueron denunciadas en los medios de comunicación y no se le dio mayor seguimiento. Me parece que sobre todo en temas de corrupción, el fiscal no ha actuado con contundencia y realmente muchas de las investigaciones que los medios de comunicación han publicado dibujan una relación con personas como el empresario Enrique Rais, y que ha favorecido más en algunos casos jurídicos al mismo empresario que demandas que se presentaron de una contraparte.

¿Y qué rol ha jugado el Consejo Ejecutivo Nacional del partido en este proceso para elegir al fiscal?
El presidente del Coena y algunos integrantes del Coena estuvieron presentes ayer y fueron muy enfáticos en el compromiso que tenemos todos los diputados de votar como una fracción. Considero que esto no es solo una decisión del grupo parlamentario. En el contexto de todo esto es importante que todo el partido esté unido en la decisión que tomen, ya hemos visto que sectores como el de juventud, el sector empresarial y creo que el sector agropecuario se pronunciaron en favor de un nuevo fiscal. Para ponértelo claro: las únicas personas que estarían dispuestas a votar por Luis Martínez son una de dos cosas: o tienen un interés personal -y dentro de ello hay una amplia gama de intereses- o hay un interés partidario por encima del interés de país. En un proceso tan importante, en una decisión de país con tanta trascendencia, no se trata de cálculos, ni medir ni actuar políticamente, se trata de hacer lo correcto en base a principios y valores, y ese es nuestro objetivo y nuestro gran reto, elegir al mejor fiscal.

¿El Coena respaldó la lista que presentó Alberto Romero?
No, creo que sobre todo el Coena fue enfático en la unidad y tampoco se pudo percibir alguna preferencia por uno u otro candidato.

¿Tienen temor de que algún diputado pueda votar independiente en la sesión plenaria?
En la política no se puede descartar nada, y mucho menos yo puedo hablar en nombre de otras personas, y tengo fe y esperanza de que se va a lograr un voto en bloque.

Sectores de ARENA piden nuevo fiscal y Velado garantiza unidad

Jorge Velado dice que ARENA discute a qué candidato apoyar, pues asegura que será una votación unánime de sus diputados.
Unánime. El presidente de ARENA, Jorge Velado, dice que sus 35 diputados votarán en unidad por el fiscal general. - See more at: http://www.laprensagrafica.com/2015/12/03/sectores-de-arena-piden-nuevo-fiscal-y-velado-garantiza-unidad#sthash.1eODNUrd.dpuf

Unánime. El presidente de ARENA, Jorge Velado, dice que sus 35 diputados votarán en unidad por el fiscal general.

Hermelinda Bolaños, 3 diciembre 2015 / LPG
la prensa graficaLa Juventud Republicana Nacionalista (JRN) y el sector empresarial del partido ARENA exigieron ayer que la Asamblea Legislativa, incluidos los diputados areneros, elija a un nuevo fiscal general de la República y, por ende, no reelija a Luis Martínez, quien termina hoy su período de tres años.

12273562_961474593891957_7202419733243830535_oLa juventud arenera emitió un comunicado en el cual expresó: “La Juventud Republicana Nacionalista considera importante la necesidad de apoyar un nuevo liderazgo, independiente, y con la firme convicción de castigar la corrupción venga de donde venga, que no permita reinar a la impunidad y que busque permanentemente la consecución de una justicia alejada de cualquier interés partidario”.

Por su parte, el sector empresarial de ARENA señaló que la corrupción en el país ha aumentado y que la falta de institucionalidad democrática ha frenado el crecimiento económico de El Salvador. En ese sentido, difundió también ayer un comunicado en el que confirma su postura sobre la elección del fiscal general de la República.

“Creemos que nuestro querido El Salvador se merece un fiscal que sea un funcionario honesto, transparente, sin ataduras de ninguna clase, que embata la corrupción sin distinciones, que dé muestras de ser independiente. Creemos que es tiempo de un nuevo liderazgo, apegado a la justicia y a la verdad, que represente los intereses de CVV8qm6UkAAGBV7.jpg_largetodos… En síntesis, el país demanda un nuevo fiscal, con la fortaleza de la imparcialidad en sus manos y con la justicia como su guía”, reza parte del comunicado del Sector Empresarial del partido.

Jorge Velado, presidente de ARENA, informó que ayer se reunió el partido para establecer consensos sobre la elección del titular de la Fiscalía General de la República (FGR), dado que aseguró que su fracción legislativa votará de manera unánime. “En ARENA estamos bien claros de que esta es una decisión sumamente importante y por lo tanto el partido ARENA, su fracción, va a votar toda unificada; es decir, un voto único”, sostuvo el dirigente del partido, quien aseguró que apoyarán a la persona que reúna los requisitos necesarios para el cargo de fiscal general.

Ernesto Muyshondt, diputado de ARENA, coincidió con Velado e informó que tomarán una decisión consensuada. “Lo que decida por consenso la fracción va a ser como vamos a votar los 35 diputados. Así se ha decidido”, apuntó el legislador tricolor.

 

Diputados FMLN de dicen insatisfechos con el actual fiscal

Una elección ética, no política: UCA sobre elección del nuevo fiscal general

Un día antes de terminar el mandato del fiscal general saliente, la UCA publica un editorial llamando a los diputados a escoger a su succesor en “una elección ética, no política”.

UCAEditorial, 2 diciembre 2015 / UCA

Cuando faltan muy pocos días para que termine el período del actual Fiscal General, es necesario reflexionar un poco más sobre las actitudes y esperanzas que el nombramiento del nuevo titular genera en estos tiempos de violencia exacerbada. Con frecuencia se ponen unas expectativas exageradas en la elección de la persona y se olvidan dos factores que tienen, para bien o para mal, más peso. La situación y calidad de las instituciones es el primero. Una buena institucionalidad funciona incluso con una persona no necesariamente brillante o adecuada. Pero una institución grande, de funcionamiento deficiente, mal estructurada y con vicios persistentes en la selección y conformación del personal necesita algo más que un experto para iniciar el camino a la excelencia. Y el segundo de estos factores es la cultura imperante. Cuando el ojo por ojo, la venganza como tradición, el machismo y la ley del más fuerte dominan en la cultura, el esfuerzo por cambiar patrones de violencia tiene que ser colectivo y fruto de un trabajo interinstitucional.

Con esto no queremos decir que la elección de la persona que esté al frente de la Fiscalía carezca de importancia. Claro que la tiene. Apego a las leyes del país, historial libre de favoritismos sectoriales y compromiso con la lucha contra la impunidad de los poderosos son tres condiciones que deberían considerarse indispensables. Pero es necesario valorar a la persona en el contexto de los dos factores mencionados. Quien sea elegido debe tener la capacidad de diseñar políticas de largo plazo en la lucha contra la criminalidad y ser capaz al mismo tiempo de desarrollar una intensa relación con una gran diversidad de instituciones, tanto las del área judicial y de la persecución del delito como las abordan el tema de la violencia desde la investigación y el estudio. La relación con las organizaciones, tanto gubernamentales como de la sociedad civil, dedicadas a proteger y defender los derechos humanos debe ser también prioritaria, en la medida en que reciben y escuchan con mayor cercanía el dolor de las víctimas.

Es evidente que al frente de la Fiscalía se necesita a alguien enérgico y capaz de enfrentar los duros retos que tiene El Salvador en la persecución del delito. Enfrentarse a la impunidad que cubre a una serie de hechos graves, como el homicidio, el abuso de menores o la violencia contra la mujer, requiere personas de carácter. Pero también eficacia profesional y capacidad de dialogar e impulsar un esfuerzo multidimensional contra la violencia y el delito. Una Fiscalía mejor dotada, una puesta en común de las dificultades que enfrentan policías, fiscales y jueces, una más honda reflexión sobre la cultura de la violencia y las vías posibles hacia una cultura de paz no son tareas que correspondan exclusivamente al Fiscal. Sin embargo, él tiene que estar en medio del diálogo y de la búsqueda de soluciones a la falta de coordinación interinstitucional y a la violencia rampante.

Un buen Fiscal no puede dejar que sus subalternos y la Policía continúen perdiendo el tiempo con detenciones masivas por resistencia a la autoridad para después soltar rápidamente a los detenidos, que en su gran mayoría son jóvenes. Eso solo dilapida recursos (ya escasos), fomenta la impunidad y acrecienta la desconfianza en las instituciones. Mucho menos puede permitir la trampa o el exceso de fuerza, como en los enfrentamientos en que muere un buen grupo de supuestos delincuentes a manos de agentes o soldados que resultan ilesos pese a ser sorprendidos en inferioridad numérica. Tampoco es tolerable el uso como testigos criteriados de personas que en realidad han sido chantajeadas para que den testimonio.

Entre los candidatos a dirigir la Fiscalía hay excelentes profesionales; también personas que han convivido alegre e irresponsablemente con la impunidad. Algunos son rechazados por una buena parte de la sociedad civil, y los diputados deberían tomar nota de ello. La elección del Fiscal no debe ser una elección puramente política, sino ante todo una elección ética. En ese contexto, escuchar a la sociedad civil legitimaría la decisión de los legisladores y les ayudaría a entender mejor los problemas de la institucionalidad actual, las raíces de la violencia y la necesidad de recursos tanto para la Policía como para la Fiscalía. Y sobre todo les posibilitaría conocer de primera mano y comprender la problemática de las víctimas de las múltiples injusticias que sufre la mayoría de nuestro pueblo. Eso, sin duda, les ayudará más a elegir al Fiscal que El Salvador y su gente necesitan.