Luis Martínez

Carta a la familia de Paco Flores: No es venganza, es justicia. De Paolo Luers

paolo luers caricaturaPaolo Luers, 31 enero 2017 / EDH

Estimados amigos:
El 25 de enero 2016, a sólo cinco días de la muerte de Paco, publiqué una carta diciendo: “Espero que te recuperés, y plenamente. Te lo deseo, de toda corazón, por el bien tuyo y de tu familia, obviamente, pero también por el bien del país, de la justicia. La gente quiere (y merece) justicia. Y el caso tuyo es emblemático: la primera vez que un ex presidente enfrenta la justicia. Casi automáticamente, tu caso se ha convertido en el gran test del sistema: ¿Habrá justicia o habrá impunidad? Y yo agrego otra disyuntiva: ¿Habrá justicia o habrá venganza?”

diario hoyNo hubo justicia: Paco Flores no tuvo oportunidad de limpiar su nombre ante la corte. Hubo venganza: Lo dejaron morir al no concederle las condiciones de arresto adecuadas a su estado de salud.

Los principales culpables ya están pagando sus pecados. El autor intelectual, Mauricio Funes, auto-exiliado en Managua, sin amigos, sin injerencia política; y Luis Martínez, el manipulador del sistema judicial, preso en Mariona, jugando naipes con el Gordo Max y Tony Saca.

La justicia les va a caer, aunque por el momento no por la persecución política que llevó a la muerte de Paco Flores. No importa: Todos entienden que estos dos, que tanto manipularon y tantas voluntades transaron, también lo hicieron en su proyecto más emblemático: destruir política, moral y físicamente a Paco Flores.

Sé que para ustedes, esta herida nunca va a sanar. Tampoco con venganza. Mauricio Funes y Luis Martínez se están cayendo, no porque alguien se quiera vengar de ellos, sino por la cantidad de maldades que hicieron, que hasta la fecha ni siquiera se están judicializando.

Lo irónico: Funes y Martínez están sintiendo, en carne propia, las tempestades que ellos mismos despertaron. Cuando Funes comenzó su campaña mediática contra Paco, yo le dije en una carta: “Cuidado con esta Caja de Pandora, presidente. Una vez abierta, no la podrá cerrar, cuando salgan demonios que le asustan a usted.” Pero Funes la abrió, sembró las tempestades de la persecución política y de la justicia convertida en venganza – y ahora todos los fantasmas y morbos que él despertó, lo persiguen a él.

Por obra de Mauricio Funes y Luis Martínez ya no hay juicio de corrupción que no se convierta en circo mediático – o en Circo Romano, con él tirado a los leones.

Nadie de nosotros –ni el propio Paco, ni ustedes como familia, ni sus amigos, ni los que hemos criticado la justicia por caer en persecución política – pedimos venganza. Siempre pedimos justicia. Nada de impunidad, y nada de juicios mediáticos.

Yo lo sostengo incluso en los casos contra Saca, Funes y el ex fiscal. No necesitamos que les humillen.

Yo no soy el indicado para hablarles a ustedes de las cualidades de Paco. No he sido su amigo. Pero hay que proteger el derecho de defender la dignidad y la inocencia no para los amigos, sino para todos. Ustedes, como familiares, han mostrado dignidad. Es el homenaje más grande que podemos dar a Paco: no permitir que se siga politizando la justicia.

Les saludo con mis respetos,

44298-firma-paolo

Anuncios

Uso arbitrario de dinero público. De Erika Saldaña

Erika Saldaña, colaboradora de la Sala de lo Constitucional

Erika Saldaña, colaboradora de la Sala de lo Constitucional

Erika Saldaña, 5 diciembre 2016 / EDH

En El Salvador ya pocas cosas sorprenden. Ver el cinismo con el que algunos funcionarios se desenvuelven ya no nos extraña y que estén involucrados en hechos controversiales es el pan nuestro de cada día. Sin embargo, el veintinueve de noviembre del dos mil dieciséis se juntaron tantas situaciones cuestionables, relacionadas con la mala administración de fondos estatales y con la corrupción, que un ciudadano decente no puede ocultar el asco que genera observar que estamos rodeados de personas que (por acción u omisión) han afectado los intereses de El Salvador. Ahora ya no solo lo suponemos y elucubramos la probabilidad que existan estas situaciones tan cuestionadas; si alguien era escéptico, ese día lo pudo ver y escuchar con sus sentidos.

diario hoyEn el caso del exfiscal general, dejemos a un lado por un momento la desconfianza que pueda generar la fuente que filtró un video donde se observa que recibe un paquete; es realmente preocupante ver a la persona que tuvo a cargo la defensa de los intereses del Estado recibiendo lo que parece ser un fajo de dinero. ¿A cambio de qué lo recibió? ¿Era una práctica habitual? ¿De quienes más lo recibió? Estas son algunas preguntas que el Fiscal debería estarle haciendo al exfiscal, y ojalá este último preste toda la colaboración de revelar a todos los involucrados.
Pasemos al caso de la exministra de Salud. Para desgracia del Gobierno y “suerte” de los ciudadanos, la exministra reveló algunos indicios de la mal llamada figura de los “sobresueldos”; afirmó haber recibido “complementos” como parte del indigno (?) salario de los ministros, y que estos se recibían en efectivo firmando un recibo. Es necesario poner sobre la mesa la investigación de esta práctica en todas las administraciones gubernamentales y la eliminación de la misma a partir de hoy.

Algunas personas justifican la entrega de dinero público fuera de la ley  como mecanismo para compensar el salario de los funcionarios estatales, al considerar que el dinero que reciben como salario no corresponde al cargo y responsabilidad asignada; sin embargo, es innegable que esta práctica fue realizada de manera arbitraria, sin ningún respaldo legal que la justifique y con todo el oscurantismo que merece ser reprochado. La entrega de “complementos” también es muy probable que haya sido realizada para comprar voluntades, mantener silencios y hasta sobornar a funcionarios en la toma de decisiones; esto es corrupción y tiene que ser investigada en todos los niveles de la administración pública.

Ahora bien, el tema de los indignos (?) salarios asignados a los funcionarios no solo pasa por transparentar las asignaciones presupuestarias y modificar la Ley de Salarios. El salario de un funcionario público no puede ir solamente aparejado al título que se le ha concedido; ese nombramiento debe realizarse con base en la necesidad de que alguien haga un trabajo específico de manera permanente, debe ser supervisado y evaluado para establecer si el trabajo es equivalente a la remuneración recibida.

En El Salvador hemos visto que existe una gran facilidad para crear viceministerios, secretarías, gerencias, direcciones, etc., y que estos cargos sean ocupados por personas que probablemente su único mérito sea pertenecer a un color partidario. Si nos conformamos solo con que se transparente el salario que recibirá un funcionario, sin considerar su aptitud para ocupar el cargo, corremos el riesgo que solamente conozcamos el gran cheque que se lleva una persona que no brinda resultados concretos para el país. Esto nos lleva, otra vez, a la necesidad de exigir que las personas más preparadas y con suficiente mérito sean las que pertenezcan al servicio público.

Por último, una fundación creada y presidida por la esposa del actual presidente de la Asamblea Legislativa recibió más de medio millón de dólares para su gestión. Una situación cuestionable desde una perspectiva ética, dado el claro conflicto de intereses entre quien pertenece a la Junta Directiva que asigna ese dinero y quien lo recibe; pero también es reprochable desde la óptica de la administración de fondos públicos, la cual es arbitraria y se está realizando en fines que no encuentran justificación en un país quebrado.

La olla del uso arbitrario de dinero público está destapada y huele mal; todas las instituciones estatales tienen que idear la forma de limpiarla.

Carta a la jueza en la mira del populismo. De Paolo Luers

paolo luers caricaturaPaolo Luers, 30 agosto 2016 / EDH

Estimada jueza Evelyn Jiménez:
De un día al otro usted se convirtió en blanco de la frustración que mucha gente ha acumulado sobre nuestro sistema judicial. En redes sociales le dijeron de todo: corrupta, vendida… para solo citar las clasificaciones más decentes. Pero lo más preocupante: Todo esta ‘lluvia de porquería’ fue instigada por declaraciones de los fiscales del caso.

¿Por qué usted se convirtió en enemiga pública? Simplemente porque le tocó la papa caliente del caso Quique Rais/Luis Martínez. Simplemente porque usted se negó a declarar a estos personajes (tan detestables como los demás imputados) culpables antes del juicio. Yo, como ciudadano, tengo derecho de asumir que estos empresarios, fiscales, diario hoyjueces y abogados acusados en este caso son corruptos y prepotentes. Lo asumo. Cuando Luis Martínez fue celebrado como el ‘fiscal general con valor’, y cuando muchos que ahora exigen que usted lo encarcele estaban promoviendo su reelección, yo señalé que estaba usando la Fiscalía para extorsionar y chantajear. Quiero verlo condenado.

Pero usted, como juzgadora, tiene que actuar bajo el imperativo constitucional de la presunción de inocencia. Y como pude observar, esto es exactamente lo que hizo en esta audiencia histórica contra Rais, Martínez y Cía.

Usted hizo lo que pocos jueces se hubieran atrevido: no aceptar que una fiscalía (que actuaba con todo el apoyo de una opinión pública frustrada con la impunidad histórica) convirtiera la audiencia inicial en un juicio adelantado para precondenar a los imputados.

Screen Shot 2016-08-29 at 9.29.39 PM¿Cuáles fueron los pecados suyos que la convirtieron en blanco de la ira de la Fiscalía y de la opinión pública? No admitir que en esta audiencia inicial (que por ley no era para evaluar pruebas ni mucho menos para concluir en la culpabilidad de los imputados) se reprodujeran los audios de las llamadas telefónicas que la Fiscalía ofrece como pruebas principales contra los imputados. Si entiendo bien, usted tuvo por lo menos dos razones de no hacer caso a la presión de los fiscales para que se escucharan estos audios: primero, le tocará al Juzgado de Instrucción decidir si estas grabaciones son admisibles, ya que la ley mandaba que hace tiempo tenían que haber sido destruidas por vencerse el plazo que da la Ley de Intervención Telefónica. No es competencia del Juez de Paz decidir si son admisibles como pruebas.

Tengo entendido que usted, en un primer momento, accedió a escuchar los audios, pero sin decidir de antemano si serían pruebas admisibles. Pero luego se encontró con una segunda razón de no permitir estos audios en su audiencia: Resulta que lo que la Fiscalía le entregó, era una versión editada de las grabaciones. Usted tuvo doblemente razón de no admitir una prueba ‘editada’ con el criterio de la Fiscalía.

Pero solo esto era suficiente para que los fiscales pusieran en duda su integridad como jueza, y llegaron al descaro de exigir que a la audiencia asistiera la Sección de Investigación Judicial de la Corte Suprema para investigar a una jueza que aplica la ley en vez de remendar los errores técnicos de la Fiscalía.

Su otro pecado: Conceder a los imputados medidas sustitutivas a la detención. Muchos reclamaron que muchos imputados, sobre todo de pocos recursos, están esperando su juicio en las bartolinas, mientras que Luis Martínez, Quique Rais y Cía. salen libres con una fianza. Es muy correcta esta crítica, que siempre se le ha hecho al sistema judicial. Pero el problema no es que en este caso usted decidió conceder medidas sustitutivas; el problema que hay que denunciar, es que en muchos casos se aplica ilegalmente la presunción de culpabilidad – y a los imputados se les niega el derecho de esperar su juicio y preparar su defensa en libertad. Los fiscales siempre piden que se mantenga la detención, es su manera equivocada de medir su éxito, y demasiados jueces les hacen caso – y por esto tenemos miles de detenidos sin condena causando hacinamiento en las bartolinas y los penales. Usted hizo lo correcto: Cuando no hay una razón fuerte que obligue a mantener a los imputados en detención, hay que concederles libertad con medidas restrictivas.

Es lamentable que el simple hecho que una jueza aplique bien la ley, incluso teniendo el valor de ir contra la corriente de la opinión pública, la convierta en blanco de presiones y ataques indebidos. Los jueces no pueden trabajar bien bajo presión popular. Tienen que ser independientes, no solo del gobierno y otros poderes, sino también de la presión de la calle y de las redes sociales.

Es por esto que me preocupa la tendencia a un ‘populismo judicial’. La Fiscalía no puede promover sus acusaciones acudiendo a la movilización popular, mucho menos a las frustraciones y resentimientos acumulados. En este caso esto afecta a unos imputados que todos consideramos culpables, pero mañana puede afectar a cualquiera que va contra la corriente.

No la conozco, señora jueza, no sé si es buena jueza o no, pero sentí la necesidad de apoyarla contra la ola de ataques. Más bien se trata de proteger a la justicia.

Saludos,

44298-firma-paolo

Los 29 funcionarios que investiga Probidad, incluyendo Luis Martínez

Mauricio Funes figura en la lista de investigados, pese a que lo niega. Aparecen también exfiscal Luis Martínez, ediles, diputados y otros.

Mauricio Funes

, 3 febrero 2016 / EDH

diario hoyExpresidentes de la República, exmagistrados de la Corte Suprema de Justicia, diputados actuales y anteriores, alcaldes e incluso el exfiscal General Luis Martínez, figuran en la lista de 29 funcionarios, cuyas declaraciones de patrimonio están bajo la lupa de la sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Entre esos investigados figura el expresidente Mauricio Funes, quien ayer negó en una entrevista televisiva que esté siendo investigado por sospecha de enriquecimiento ilícito, sino auditado.

“Es una mentira de los medios y periodistas que estamos siendo investigados (él y otros 28 funcionarios y exfuncionarios) por sospechas de enriquecimiento ilícito”, afirmó por la mañana Funes.

Sus declaraciones contrastan con la lista de 29 funcionarios actuales y anteriores que están siendo “investigados”, según un documento de la Corte, en la que aparece él.

La investigación sobre la declaración de bienes de Funes, de Antonio Saca y Francisco Flores (ya fallecido), surgió luego de que Transparencia Internacional Capítulo El Salvador  solicitó las auditorías a los tres exmandatarios.

La Corte tiene hasta el próximo 23 de febrero de plazo para entregar esos informes, dado por el Instituto de Acceso a la Información Pública.

El primer informe  que se conoce es el de Funes, y el martes fue discutido en Corte Plena, donde se decidiría si se ordenaba o no juicio, tal como lo ha hecho ya con el diputado Reynaldo López Cardoza y Leonel Flores, exdirector general del ISSS en la era Funes.

Pero Corte Plena decidió darle tres días hábiles a Funes para que complete información. El mismo Funes lo confirmó ayer tras declarar ante la Fiscalía sobre la tregua.

“Hubo una buena cantidad de magistrados… que consideraron que el informe estaba incompleto porque, y eso es lo que me notificaron hoy, en mi declaración de salida al compararla con la de entrada allí hay unos gastos que dentro de la declaración patrimonial no aparecen justificado  su origen. Pero eso no significa que su origen sea ilícito”, alegó.

Pero según él, en ese informe no se le reportan “hallazgos de enriquecimiento ilícito”, sino una serie de gastos y compras que no aparece justificado de dónde proviene. Y  puso de ejemplo la compra de un vehículo.

Los otros investigados

En la lista de “investigados” aparece Sigfrido Reyes, exdiputado del FMLN y actual presidente de Proesa, quien también ha negado que esté siendo siendo investigado.

Aparecen los diputados Guillermo Gallegos, y Jesús Grande, de GANA, Carlos Reyes y Silvia Ostorga, de ARENA, y Francisco Merino, del PCN.

También están bajo la lupa varios jueces de la Corte Suprema y de la Corte de Cuentas, el  expresidente de la Corte Suprema, Agustín García.

Entre otros funcionarios aparecen los exministros Miguel Lacayo,  René Figueroa y David Gutiérrez, el extitular de CEL, José L. Samour, Miguel Menéndez, quien dirigió Cifco, y el exdirector de la PNC, Francisco Salinas.

———-

Luis Martínez, exfiscal general en la mira de Probidad

La Sección de Probidad esta auditando las declaraciones de bienes e ingresos de 29 funcionarios y ex funcionarios, incluye a varios diputados.

1437059406880

4 febrero 2016 / EDH

Las declaraciones de bienes e ingresos del exfiscal general de la República, Luis Martínez, se encuentra en revisión junto a las de 28 funcionarios y exfuncionarios más en la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia por posibles sospechas de enriquecimiento ilicito.

De acuerdo a fuentes de la Corte Suprema de Justicia, en este momento se auditan las declaraciones de bienes de propiedad e ingresos del exfiscal general desde cuando fue electo y cuando dejó la institución.

Además del exfiscal general se encuentran en el listado, el exdirector de la Policía Nacional Civil general Francisco Ramón Salinas Rivera.

¿Quiénes mantienen viva la esperanza del exfiscal Martínez en un segundo mandato?

Luis Martínez y su interés en un segundo mandato han hecho que el partido FMLN y su alcalde estrella hasta valoren el divorcio. El alcalde Bukele denunció que Martínez lo amenazó. Y Arena, cuyo presidente acusó de “chantaje” al exfiscal, también está dividida. ¿Qué poder mantiene a Martínez como opción a pesar de esas denuncias? Resuenan los nombres de Tomás Regalado, Francisco Calleja, Enrique Rais y José Luis Merino.

Luis Martínez, fiscal general hasta el pasado 3 de diciembre, da declaraciones a los periodistas luego de finalizar una reunión con empresarios el pasado octubre, cuando discutieron sobre las extorsiones de las pandillas. Martínez pretende un segundo mandato. "Soy perseverante, persistente y necio, y el proceso no termina hasta que los diputados elijan fiscal", dijo el miércoles 23 de diciembre, al rechazar las acusaciones de chantajes y amenazas que le han hecho el presidente del partido Arena y el alcalde de San Salvador por el FMLN, Nayib Bukele.

Luis Martínez, fiscal general hasta el pasado 3 de diciembre, da declaraciones a los periodistas luego de finalizar una reunión con empresarios el pasado octubre, cuando discutieron sobre las extorsiones de las pandillas. Martínez pretende un segundo mandato. “Soy perseverante, persistente y necio, y el proceso no termina hasta que los diputados elijan fiscal”, dijo el miércoles 23 de diciembre, al rechazar las acusaciones de chantajes y amenazas que le han hecho el presidente del partido Arena y el alcalde de San Salvador por el FMLN, Nayib Bukele.

Carlos Dada, Sergio Arauz y Gabriel Labrador, 27 diciembre 2015 / EL FARO

faroEl respaldo de un puñado de empresarios más el de un dirigente de partido hacen posible que, en medio de acusaciones de chantajes y amenazas provenientes de los dos partidos indispensables para su reelección, el exfiscal Luis Martínez termine 2015 con esperanzas de un segundo mandato.

No hay muchos estadios que permitan explicar que Martínez continúe en la carrera por su reeleccióndDespués de acusaciones de amenazas por parte del alcalde de San Salvador; de chantajes y soborno por parte del presidente de Arena; de compra de votos, según denunció el embajador alemán, y de corrupción, según diputados de Arena y del FMLN. Al sumar todo eso, aparentemente la carrera del exfiscal debería estar enterrada. Pero no.

Desde la firma de los acuerdos de paz, las reglas del sistema político salvadoreño requieren el respaldo de dos tercios de los 84 legisladores para hacer el nombramiento de fiscal general, y esos 56 votos mínimos solo pueden obtenerse con el concurso de los diputados del FMLN (31 escaños) y de los de Arena (35).

Ya para finalizar el año, el alcalde que recuperó la capital para el Frente, Nayib Bukele, acusó al exfiscal de amenazas; y el presidente de Arena había denunciado una semana antes que Martínez había intentado sobornarlo. Y en lugar de recibir un rechazo claro de parte del FMLN y de Arena, fueron los denunciantes quienes resultaron magullados.

“Algunos dicen que mi ‘carrera política’ terminó”, escribió el alcalde de San Salvador en su cuenta de Facebook, poco después de que la jefa de la bancada legislativa del FMLN, Norma Guevara, le respondiera públicamente que luchaba contra molinos de viento y que el FMLN no toleraría sus amenazas. Guevara estaba dando una respuesta pública, contundente, contra Bukele. Pero lo hizo como una militante disciplinada que le lee los estatutos a alguien que rompió las reglas. No porque ella simpatice con la elección del exfiscal.

Ni el Frente ni Arena han descartado firmemente la posibilidad de reelección de Martínez. Apenas han dicho que no se encuentra en la lista de nombres para negociar. Pero Martínez tampoco estaba en ninguna lista hace tres años, cuando fue elegido con el voto de ambos.

¿Qué o quiénes lo sostienen?

Martínez tiene atrás a un grupo de empresarios con fuertes vínculos políticos y suficiente capacidad de influencia como para permitirle anunciar, como lo hizo este 23 de diciembre, que continúa en la carrera para ser reelegido.

Cinco miembros de Arena, consultados por separado por El Faro, revelaron bajo condición de anonimato que el empresario Tomás Regalado está presionando por varias vías para que el partido apoye la reelección del fiscal. Regalado es un magnate de la industria azucarera en El Salvador. Dos dirigentes de Arena mencionaron también al empresario Francisco Calleja abogando por la reelección de Martínez. Calleja es fundador de la cadena de supermercados Super Selectos.

El Faro recibió copia de un correo electrónico que según dos dirigentes del partido Regalado envió a Jorge Velado, presidente de Arena, después de que este acusara al exfiscal de intentar sobornarlo. En el correo, Tomás Regalado escribe: “Después de leer tus graves declaraciones en La Prensa este día en la pagina 32, respecto a Luis Martinez, me convenzo mas que tu estas bueno para ir a vender garnachas y chatarra a las hueseras, en lugar de estar dirigiendo un partido politico como Arena, lanzando acusaciones sin fundamento que dañan a personas honestas y al mismo partido”.

Ni Regalado ni Velado respondieron a las múltiples solicitudes de El Faro para comentar sobre el correo, aunque la secretaria de Tomás Regalado confirmó que la dirección electrónica del remitente del mensaje es la de su jefe.

Fundamentadas o no, las acusaciones del presidente de Arena contra el exfiscal se convirtieron en un hecho político que no recibió correspondencia en su partido. Nadie en Arena se atreve a dar por hecho que Martínez no será reelegido, a pesar de que los votos de al menos siete diputados areneros son necesarios para ello.

Algunos admiten el temor de que se concreten las denuncias del embajador alemán en El Salvador, Heinrich Haupt, quien dijo saber de intentos de compra de votos para reelegir a Martínez en la Fiscalía.

Las diferencias, pues, tanto en Arena como en el FMLN, no son de opinión, sino de principios. Lo dijo públicamente el alcalde de San Salvador y lo dijeron algunos diputados de Arena: “Quien vote por él es un corrupto”, fue el mensaje del legislador arenero Johnny Wright.

El otro poder tradicional en el país, la embajada de Estados Unidos, ha dado claras muestras de no simpatizar con el exfiscal. Los mensajes han llegado incluso desde Washington, D.C., donde un grupo de congresistas envió a la Asamblea Legislativa una carta en la que exhortaban a los diputados a buscar a otra persona para el período 2015-2018.

¿Es posible que el fiscal tenga suficiente capacidad de chantaje (como ya mostró con el padre Toño y como le señalan el alcalde mismo y el presidente de Arena) como para abrirse el camino hacia una reelección que traería, indudablemente, altísimos costos políticos para los partidos? Sí, es posible. Pero no basta. El chantaje no suele ser el poder de quien lo ejerce a estos niveles, sino su herramienta.

Luis Martínez ha sido señalado, durante su gestión, de corrupción, chantaje y sobornos; viaja en el avión privado de un ciudadano en proceso de investigación; su ejercicio se destacó por bravuconadas y amenazas más que por su eficacia en la investigación del delito o en la defensa de los intereses del Estado. Ha sido un fiscal señalado por manipular casos judiciales y esconder pruebas, como en el caso de José Adán Salazar, alias Chepe Diablo, el empresario vinculado al Cártel de Texis. Se gastó en tres años prácticamente los más de 14 millones encontrados en los narcobarriles y pagó en un lapso de tres meses 150 mil dólares en deudas, algo que no ha podido aclarar. Su manejo de los casos contra Enrique Rais, el expresidente Francisco Flores y el padre Antonio Rodríguez han transgredido las limitaciones éticas del cargo.

En estas condiciones, su reelección acarrearía un elevado costo para quienes le otorguen sus votos. Aún así, nadie se atreve a descartarlo.

A Luis Martínez lo sostiene un sector del poder económico nacional con largos brazos en ambos partidos políticos. Si en la derecha está Tomás Regalado, en la izquierda el empresario Enrique Rais (el mismo cuyas aeronaves ha usado Martínez para hacer viajes privados al exterior) y el máximo representante del FMLN en Alba Petróleos y líder partidario José Luis Merino, presionan para nombrarlo una vez más.

En el Frente, sin la presencia del alcalde, la división en torno a la elección del fiscal ha escalado a fuertes enfrentamientos internos, sobre todo entre el llamado grupo Alba y aquellos que se oponen a su reelección, encabezados por el presidente Salvador Sánchez Cerén y el secretario general del partido, Medardo González. Hasta ahora, en ese pulso, Norma Guevara se ha manifestado tanto en contra del exfiscal como en su favor.

Merino ha dicho que Martínez hizo un buen trabajo en la Fiscalía. “Ha hecho el esfuerzo necesario, ha habido una notoria mejoría en la capacidad investigativa de la Fiscalía, ha ayudado a que mejore la aplicación de la justicia en el país”, dijo a Diario El Mundo.

¿Y hay algún vínculo entre Martínez y Merino? Uno conocido es el de negocios. La familia del dirigente del FMLN ha sido administradora de la empresa que ha estado a cargo del relleno sanitario de Sonsonate, empresa en la que es inversionista el empresario Enrique Rais.

En el FMLN no han sido pocos los detractores de Martínez. El diputado Guillermo Mata Bennett, directivo de la Asamblea Legislativa, ha asegurado que él no votará por un segundo mandato del exfiscal. Norma Guevara enumeró a Diario El Mundo las principales deficiencias del trabajo de Martínez como fiscal general: “Luis Martínez ha salvado hasta hoy a Francisco Flores, Luis Martínez ha salvado a los de CEL-Enel, Luis Martínez no ha perseguido los 150 casos que puso el expresidente Funes”. Hace tres semanas, sin embargo, Guevara dijo en la televisión que el exfuncionario hizo un buen trabajo. A la semana siguiente Guevara apareció en televisión aclarando que Martínez no se encontraba en la lista de preferidos de su bancada, y entonces pareció una declaración de victoria de quienes se oponían a su nombramiento, después de un tenso y largo pulso con Merino y el grupo Alba. Después vino lo de Bukele.

Bukele plantea una posible ruptura

El alcalde San Salvador denunció que Luis Martínez lo había amenazado y advirtió que renunciaría al FMLN si este votaba por la reelección. “Esta mañana -dijo  lunes el 21 diciembre- recibí una amenaza directa por parte del exfiscal general, diciéndome que si hacemos esta conferencia de prensa nos atuviéramos a las consecuencias”.

El FMLN, a través de la jefe de fracción, Norma Guevara, le respondió: “No tiene sentido luchar contra molinos de viento. Varios en el FMLN venimos de la cárcel, sabemos de amenazas y seguimos adelante”.

Las posibilidades de la reelección del exfiscal Martínez parecían nulas. Sin embargo, un diputado de Arena, un diputado del FMLN y un técnico legislativo aseguraron a El Faro que la Asamblea Legislativa tuvo la intención de convocar a una sesión plenaria entre lunes y martes de la semana recién pasada, para intentar elegirlo para un segundo mandato.

“A mí me dijeron que estuviera pendiente el lunes y martes, por si había acuerdo”, dijo un diputado del FMLN que recibió instrucciones de su partido de estar atento a una convocatoria. Este diputado habló bajo condición de anonimato porque la bancada centralizó la postura oficial del tema en la jefatura de fracción que esta a cargo de Norma Guevara y violar la norma le acarrería problemas internos.  El diputado explicó que durante toda la semana laboral antepasada -entre lunes 14 y el viernes 18 de diciembre, el nombre de Luis Martínez estaba entre las cartas por las que la bancada del FMLN podía votar si se cumplían ciertas condiciones: que lo propusiera un grupo de diputados disidentes de Arena, ya que como FMLN no podían proponer el nombre y que los disidentes de Arena lo hicieran público. “Me lo dijeron la semana pasada y por eso yo estuve pendiente, pero cuando vi la conferencia de Nayib entendí que no había acuerdo”, comentó el diputado del partido de gobierno.

Norma Guevara aclaró este martes que la elección del fiscal general sería una de las prioridades del próximo año: “Este año no tenemos acuerdo de fiscalía general de la república y esperamos que en el comienzo del próximo se haga”.

El de Bukele es el más reciente de los enfrentamientos con su partido. Ganó las elecciones dirigiendo su propia campaña electoral, prescindió del color rojo de la bandera efemelenista durante toda la contienda y apenas utilizó la iconografía del FMLN, además desafió al partido a aliarse con algunos personajes de la dirección municipal del FMLN en San Salvador que fueron expulsados hace una década por intentar cambiar el rumbo de la organización.Una vez instalado en la alcaldía, Bukele ha sostenido muy pocas reuniones con la dirigencia del Frente. Pero estas diferencias son internas, independientes del conflicto al interior del partido por la posibilidad de reelección del exfiscal.

Lorena Peña, presidente de la Asamblea Legislativa, dijo recientemente: “Yo tomo muy en serio las palabras de Nayib, ya la dirección nuestro partido está discutiendo seriamente esto y no intervienen criterios cómo de qué militante se puede ir”, dijo Peña a un reportero de Órbita TV.

El FMLN discute con José Luis Merino el costo político de la reelección de Martínez versus la conveniencia de mantener a un fiscal que no ha querido meterse a investigar el grupo Alba, en el que hay ya indicios, como publicó El Faro, que ameritarían abrir expedientes. De mantener a un fiscal que tampoco ha sido muy incisivo en investigar los señalamientos de irregularidades contra el círculo del expresidente Funes, aun cuando estos señalamientos provienen de la sección de Probidad. De mantener a un fiscal que no podría investigarse a sí mismo y su relación con Enrique Rais y sus conflictos de interés en este caso.

En Arena caminan con pies de plomo porque, ya lo dijo el embajador alemán, hay intentos de comprar diputados para alcanzar los votos. Siete son los necesarios. Si esto se diera, el fiscal entrante debería investigarlos de oficio, pero si esto se diera, el mismo fiscal sería el beneficiado. Lo cierto es que, adentro de Arena, hay quienes aún abogan por la reelección de Martínez. Su mayor argumento es la vergonzosa actuación de la Fiscalía en favor del expresidente Francisco Flores.

El diputado Johnny Wright dijo en una entrevista con El Faro algo parecido a lo que Bukele planteó sobre su partido: que él no podría trabajar con diputados de Arena que apoyaran la reelección de Martínez. “Quien apoya a un corrupto es corrupto”, sentenció Wright días antes de la denuncia de Bukele.

Pero en Arena el jefe de la bancada legislativa, Alberto Romero, ha dicho que él no tendría ningún problema en respaldar a Martínez. Y la semana pasada, el exalcalde capitalino Norman Quijano optó por alinearse con el exfiscal y en contra del presidente de su partido, Jorge Velado. Quijano dijo que eran poco serias las acusaciones de Velado contra Martínez.

“¿Qué ondas, muchachito mentiroso?”: Ex-fiscal general Luis Martínez

Luis Martínez negó haber amenazado al alcalde estrella del FMLN, Nayib Bukele, en una conferencia en la que también se rehusó a responder cómo hizo para pagar una deuda de $175,000 (que tenía desde 2005) y que logró disipar en su primer trimestre en la FGR.

Luis Martínez, en su conferencia de prensa desmintiendo a Bukele (Foto 102.9)

Luis Martínez, en su conferencia de prensa desmintiendo a Bukele (Foto 102.9)

Nelson Rauda Zablah, 23 diciembre 2015 / EL FARO

Luis Martínez, el exfiscal general de la República, llamó “mentiroso” al alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, en una conferencia en la que se defendió de las recientes acusaciones en su contra, pero en la que también mandó un mensaje a los partidos políticos y a los periodistas, a quienes los cortó, a los 10 minutos de conferencia, cuando las preguntas sobre su decaída carta de releección comenzaron a cobrar protagonismo, en un encuentro celebrado en un salón del hotel Hilton Princess de San Salvador.

Nayib Bukele, en su conferencia de prensa acusando al ex-fiscal Luis Martínez (Foto: Twitter)

Nayib Bukele, en su conferencia de prensa acusando al ex-fiscal Luis Martínez (Foto: Twitter)

El pasado 21 de diciembre, el alcalde Nayib Bukele dijo que el exfiscal lo amenazó vía telefónica para que presione a su partido, el FMLN, para obtener votos para su reelección. Martínez salió de la Fiscalía el pasado 3 de diciembre, con lo cual la Asamblea Legislativa ya lleva 20 días de retraso en el nombramiento de un sucesor para el periodo 2015-2018 (o en la reelección de Martínez).

“Muy buenos días a todos, amigos de la prensa. Por respeto a mi país y como fiscal general que he sido no voy a permitir que nadie quieran dañar mi honor, mi alto grado de servicio y sacrificio a la nación. No voy a permitir más difamaciones ni calumnias de nadie, y eso que quede bien claro, de nadie”, dijo Martínez en su primera intervención.

Luego arremetió contra el alcalde Bukele: negó haberle hablado por teléfono para amenazarlo y “mucho menos para pedirle ayuda con votos del partido FMLN”. Martínez aseguró que no necesita intermediarios ni mensajeros para acceder a los altos dirigentes del FMLN y de Arena. Y, enseguida, sugirió que las motivaciones del alcalde responden a una vendetta: “quizá las declaraciones irresponsables y malintencionadas del señor alcalde de San Salvador se deban al temor a su angustia, desesperación por su grado o posible grado de participación o responsabilidad en el caso de la investigación del troll center El Búnker”, dijo Martínez.

El exfiscal hizo alusión a uno de los últimos casos que procesó como fiscal, en el que la Policía allanó una agencia de comunicaciones, acusada de haber clonado el sitio web de La Prensa Gráfica. Una de las cosas que Bukele dijo en su conferencia del lunes 21 fue que el exfiscal le había asegurado que seguía manteniendo el control de la Fiscalía. Un vínculo que de ser cierto, recaería en la figura de Edgar Márquez Argueta, el fiscal general en funciones, quien fuera el asistente de Martínez durante su trienio, y con quien viajó fuera del país 22 veces, entre 2013 y 2014, según datos entregados por la propia FGR.

La conferencia de este miércoles, de hecho, ocurrió un día después de que Márquez desestimara la denuncia pública del alcalde, y asegurara que contra su exjefe no se abriría ninguna investigación, aunque luego aseguró que él se debía a la Constitución y que su exjefe ya no tenía ninguna influencia en la entidad.

Pese a que Martínez acusó a Bukele de mentir, difamar y calumniar, respondió cuatro veces a los periodistas que haría un análisis personal sobre la posibilidad de demandar al edil. Negó ser un chantajista o extorsionista, como lo ha sugerido también Jorge Velado, presidente del derechista partido Arena. “Mire: si enfrente a los peores criminales de este país, ¿cómo va a creer que me voy a dedicar a hacer ese trabajo tan cobarde? Yo creo que demostré valentía, determinación y no es mi estilo y ustedes bien me han conocido que no es mi forma de ser”, dijo Martínez.

En realidad, su estilo ha estado muy en línea con estas acusaciones. En 2014, utilizó conversaciones íntimas del sacerdote español Antonio Rodríguez -obtenidas a través de la Ley de Intervención a las Telecomunicaciones que él inauguró- para chantajearlo. Martínez hizo que las principales autoridades de la iglesia Católica en el país, y el embajador de España escucharan esos audios privados, como una forma de presionar al padre Toño, a través de sus círculos. Aunque la Constitución de la República dice que usar las comunicaciones personales de esta forma es causal de destitución, en El Salvador, Martínez salió ileso de ese episodio.

En la conferencia, el exfiscal también evaluó sus opciones de reengancharse a la silla que dejó el pasado 3 de diciembre. Diputados de Arena -como Johnny Wright, Ricardo Velásquez Parker o Karla Hernández- así como del FMLN -Norma Guevara, Damián Alegría- han asegurado que Luis Martínez no entra en sus planes para llenar la vacante de la FGR. Pese a que altos dirigentes del FMLN y Arena han sostenido que Martínez ya está fuera de una posible reelección, su candidatura se mantiene arropada en la incertidumbre. Y el exfiscal insiste en que ha tenido comunicación personal con los partidos políticos, a quienes les envió un mensaje que resulta enigmático: “Yo soy perseverante, persistente y necio. Este proceso termina hasta que elijan al fiscal general”, enfatizó.

La conferencia de este miércoles también sirvió para que El Faro intentara obtener explicaciones de Martínez para entender cómo hizo para pagar, en tres meses, sus primeros tres meses al frente de la FGR, una deuda que no había podido pagar en 10 años. El Faro solicitó una entrevista con Martínez durante más de dos meses.

El Faro publicó el pasado 30 de noviembre un perfil de Luis Martínez en el que reveló cómo el exfuncionario se sacudió, solo tres meses después de convertirse en fiscal general, una deuda de $175 mil, que arrastraba desde 2005, por la que el Banco Salvadoreño le hipotecó una casa en 2011. El reportaje además habla del comportamiento amenazante de Martínez con el propio Consejo de Seguridad, de cómo chantajeó a un sacerdote español para obtener una confesión judicial y del libro de autoayuda que le sirve como guía personal.

Antes de responderle, en vivo al periodista de El Faro -la conferencia fue transmitida por dos canales de televisión-, Martínez ya le había saludado de manera directa, mientras esperaba que el resto de periodistas se acomodaran en el salón en el que ocurrió el encuentro.

—”¿Qué ondas, muchachito mentiroso?”, dijo Martínez al periodista de El Faro.

—”¿En qué hemos mentido?”, preguntó el periodista.

— “Después hablamos”, dijo Martínez.

Este intercambio se repetiría unos minutos después, durante la conferencia. “Bueno, ahí después vamos a hablar de tus mentiras. ¿Hay algo más?”, respondió, luego de las preguntas de este periódico. En 2012, cuando entró a la FGR, Martínez declaró a la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia que no tenía deudas y que ganaba $52,600 anuales. Sin embargo, Martínez sí tenía una deuda con el Banco Salvadoreño (hoy Davivienda), y ni sumando los salarios de sus tres años consecutivos le alcanzaría para pagar su deuda.

Terminada la conferencia, y mientras se despedía de la prensa, El Faro volvió a preguntarle cómo hizo para pagar ese préstamo, pero uno de sus guardaespaldas se interpuso al cortar el avance del reportero. Antes de salir del salón, el exfiscal invitó a los asistentes a servirse gaseosas, y mientras algunos periodistas le tomaron la palabra, él bromeo: “Lástima que ya no les puedo decir respeten al fiscal”, dijo, en alusión a la famosa frase con la cual le respondió a un periodista que en 2013, durante una conferencia, le cuestionó por qué no investigaba al exministro David Gutiérrez, vinculado al caso de corrupción en la construcción de la carretera Diego de Holguín.

FMLN y ARENA dejan fuera al exfiscal Martínez para reelegirse

Norma Guevara aseguró que no apoyarán su candidatura para el cargo; Ernesto Muyshondt ve poco probable que ARENA lo considere también.

1445569877654

Edgar Isaías Márquez Argueta, fue juramentado este jueves como Fiscal General Adjunto, quien sustituiría al General en caso de acefalía. | Foto por Cortesía FGR

 

, 11 diciembre 2015 / EDH

Un rotundo no le dio el FMLN ayer a una posible reelección del exfiscal Luis Martínez. La jefa de fracción del partido de izquierda, Norma Guevara, aseguró ayer en la entrevista de TCS que Martínez no está dentro de una lista reducida de cinco personas que piensan impulsar entre los demás partidos para lograr una elección del Fiscal General que sea por consenso.

Ernesto Muyshondt, de ARENA, indicó también que entre las filas del partido tricolor es poco probable que Martínez logre el respaldo.

De esta manera, el exfiscal estaría vetado para aspirar de nuevo al cargo, ya que entre ARENA y el FMLN suman 66 votos, más de la mayoría calificada de 56 votos que se necesitan para reelegirlo.

En su defecto, el FMLN se decanta por el juez Miguel Ángel García Argüello, quien ventiló el caso del expresidente Francisco Flores.

De hecho, el mismo día en que el juez envió a Flores a juicio, el diputado Damián Alegría, del FMLN, escribió en su cuenta de Twitter que con esa acción, García Argüello merecía ser nombrado Fiscal de la República.

Pero este candidato es desechado totalmente por Muyshondt, quien incluso acusó al juez García Argüello de haber actuado en el proceso legal contra Flores con interés de ser considerado para Fiscal.

“Ese sí no lo apoyaría ARENA, definitivamente, creemos que es una persona que utilizó un juicio muy importante para hacer política, sacó del contexto de su decisión todos los elementos jurídicos y la valoración de pruebas objetivas para meter un ingrediente político, por lo menos, a mis ojos lo descalifico, es más creería que debería ser investigado ese fallo judicial para ver qué hubo detrás”, esgrimió Muyshondt.

Guevara también reveló en la entrevista de TCS que el candidato y exviceministro de Seguridad, Henry Campos, está dentro de la nómina reducida que el FMLN respaldaría para el cargo.

Sobre este aspirante, Muyshondt no mostró rechazo, sin embargo, no quiso casarse con nombres, ya que dijo que el lunes ARENA presentaría a la Comisión Política de la Asamblea una lista reducida de al menos unos 10 nombres.

El jefe de fracción de ARENA, Alberto Romero, afirmó lo anterior también en la entrevista con TCS en la que estuvo junto a Guevara.

Guevara también fue consultada por el entrevistador Moisés Urbina de que si el actual Superintendente de Competencia, Francisco Díaz, está dentro de sus preferencias, pero la efemelenista evadió contestar.

Pese a esto, organizaciones sociales presentaron ayer en la Asamblea Legislativa una carta respaldando la candidatura de Díaz.

Muyshondt también dijo que en la bilateral que sostuvieron con el FMLN platicaron alrededor de los nombres y quienes encajaban mejor en el perfil de acuerdo con las entrevistas realizadas.

Mientras tanto, la elección de los cinco consejeros del Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ) y sus suplentes que se preveía para ayer no se dio. Muyshondt explicó que decidieron darse unos días más, dado que aún conversan con el FMLN de que si se puede elegir a dos personas que estén en una misma terna, pero aseguró que tendrían un acuerdo para el martes.