Asamblea Legislativa

Con la mirada hacia el futuro. De Cristina López

Nuevamente, se nos ha presentado la oportunidad de cambiar todo lo que criticamos en nuestra Asamblea. De pasar de la queja en redes sociales a la acción a través de un voto razonado.

Cristina López, 15 mayo 2017 / EDH

Más de alguna vez hemos sido todos víctimas del hartazgo electoral. Todos, quizás con la excepción de los políticos, para quienes la elección define si consiguieron hueso o no. Para el resto de nosotros —simples mortales— requiere esfuerzo y esmero hacerle frente a la obligación cívica de informarse al respecto de las políticas de uno u otro candidato, examinar records, y establecer juicios de valor. Sobre todo cuando el volumen de las campañas electorales (ahora multiplicadas por el voto por cara) llena de ruido todos los espacios, visuales y auditivos. Es por eso que el descanso que nos dan los años como este, en que tenemos “vacación electoral”, lo tenemos más que ganado.

Sin embargo, vale la pena ver tiempos como este, en que estamos a menos de un año de elegir a nuestros representantes para la Asamblea Legislativa, como una oportunidad de aprovechar que no ha comenzado la estridencia de las campañas (al menos oficialmente) para ver hacia el futuro. Nuevamente, se nos ha presentado la oportunidad de cambiar todo lo que criticamos en nuestra Asamblea. De pasar de la queja en redes sociales a la acción a través de un voto razonado. De influir en las plataformas y propuestas que en estos momentos comienzan a construir los candidatos que buscan ganarse nuestras simpatías.

¿Le molesta que los diputados que escogió en la elección pasada no se presentan a la plenaria? No los reelija. ¿Le estorba que la falta de renovación de liderazgos esté dejando poco espacio para el debate de nuevas ideas? Déjele saber al partido de su afinidad que necesitan una oferta electoral que se apoye en mentes jóvenes con experiencias diversas, y no de las reliquias arcaicas a quienes ya se les dio (en contadas ocasiones y periodos legislativos) la oportunidad de hacer cambios y no los hicieron. Votar por las mismas personas que han estado marinándose por años en los jugos del poder y pensar que ahora sí se lograrán cosas diferentes es hacer gala de un optimismo que raya en la ingenuidad. También los suplentes importan: aunque históricamente el papel del suplente se ha visto como llanta de repuesto, en realidad la suplencia es tan importante como el legislador electo. Las suplencias, más que huesos del nepotismo, deberían verlas los candidatos como semilleros de liderazgo futuro, buscando suplentes que puedan complementarlos en áreas que por falta de experiencias vividas o estudios, encuentren más débiles que otras.

Jamás tendremos representantes de los que podamos enorgullecernos si las opciones, en lo que a candidaturas se refiere, siguen siendo iguales. Es en este momento de vacación electoral en que a los ciudadanos comprometidos nos toca hacer la tarea y exigir de los partidos mejores candidatos, y de los actuales representantes, mejores propuestas con cambios específicos si es que quieren reelegirse.

No deberían merecer la reelección aquellos que a través del nepotismo (o imprudencia, el último eufemismo de moda) favorecen a sus familias con los bienes públicos que financiamos como ciudadanos. No deberían merecer la reelección los que mienten, ni los que aprovechan los recursos públicos para uso propio. No deberíamos reelegir a los que no llegan a la plenaria, ni a los que no se plantean el combate a la corrupción como prioridad. Sería una vergüenza darle otra oportunidad a diputados que han usado su plataforma privilegiada para aplaudir abusos de derechos humanos en otros países por puro interés político, en vez de abogar por quienes son oprimidos por gobiernos autoritarios. ¿Que si seguimos estos criterios nos quedaríamos sin opciones? Entonces anímese a lanzar una candidatura, o apoye los esfuerzos de aquellos líderes en su comunidad con vocación de servicio que lancen las suyas. Aprovechemos la vacación electoral para ver al futuro, antes de que la elección nos robe la paz.

@crislopezg

Anuncios

Batallas innecesarias. De Erika Saldaña

Para potenciar la paridad entre hombres y mujeres es necesario que se brinden las mismas oportunidades de participación a ambos para obtener un cargo y que se deje a un lado la cultura o estereotipos machistas.

Erika Saldaña, colaboradora de la Sala de lo Constitucional

Erika Saldaña, colaboradora de la Sala de lo Constitucional

Erika Saldaña, 20 febrero 2017 / EDH

La semana pasada, varias integrantes del grupo parlamentario de mujeres promovieron una reforma al Código Electoral donde solicitan “paridad” entre hombres y mujeres que pretenden un curul en la Asamblea Legislativa; dicha petición consiste en que, cuando el diputado propietario sea hombre, su suplente sea una mujer y viceversa. Con este tipo de medidas es que los legisladores levantan falsas banderas de igualdad y equidad entre hombres y mujeres, además de agregar un matiz innecesario en el tema de legislación sobre los diputados suplentes.

En la promoción de los derechos políticos de la mujer, las soluciones que generalmente se han encontrado a la poca participación y representación del sexo femenino es el establecimiento de cuotas. Una reforma a la Ley de Partidos Políticos del año 2015 obliga a integrar el treinta por ciento de las planillas para cargos de elección popular con mujeres. Es así como sacrificamos cualquier tipo de idoneidad de una persona para optar a un cargo en la Asamblea, Concejos Municipales o Parlacen, al simple cumplimiento de una aritmética que no colabora en nada a los fines del Estado.

diario hoySi la Asamblea Legislativa es donde se discuten los temas más trascendentales para el país, donde convergen las distintas ideologías y posturas para encontrar las soluciones a los problemas de la sociedad, es lógico que las personas que deberían integrarla sean quienes representan a estos sectores y tengan la capacidad de tomar las mejores decisiones; ello con independencia de si se trata de hombres o mujeres. En El Salvador es necesario que se dejen de fomentar falsas medidas en nombre de la igualdad; para potenciar la paridad entre hombres y mujeres es necesario que se brinden las mismas oportunidades de participación a ambos para obtener un cargo y que se deje a un lado la cultura o estereotipos machistas que todavía tienen cabida en la sociedad.

En lugar de discutir si un suplente debe ser hombre o mujer, debería retomarse la discusión de los diputados suplentes de una manera más seria y productiva. La Constitución establece la existencia de este tipo de funcionarios, pero sin hacer referencia a su número, forma de elección y otras características, por lo que su regulación queda a disposición de la Asamblea Legislativa. Los diputados suplentes integrarán el trabajo legislativo en los casos de muerte, renuncia, nulidad de elección, permiso temporal o imposibilidad de concurrir (artículo 131 ordinal 4° de la Constitución); todas las señaladas son situaciones excepcionales y con un origen fortuito. Pero, dado que El Salvador es el país donde lo extraordinario se vuelve ordinario, hemos sido testigos de casos en que los diputados propietarios se ausentan por largos periodos, quedando su suplente en funciones permanentes. ¿Qué sentido tiene elegir diputados propietarios cuando son los suplentes los que ejercerán el cargo?

Si los suplentes tienen encomendado asumir el trabajo de diputados en situaciones extraordinarias, el debate debería estar orientado a regular su cantidad y su rol. ¿Necesitamos 84 diputados suplentes? ¿Cuál es su rol y bajo qué circunstancias se realizará su llamamiento? Los diputados suplentes no deben ser utilizados a conveniencia como se hizo hasta antes que fueran declarados inconstitucionales; esa figura no está en la Constitución para alterar quórums en la Asamblea Legislativa cuando un diputado se niega a dar su voto para determinada decisión, ni para hacerle el trabajo a quien simplemente no quiere ir a trabajar. Una propuesta a discutirse debería ser reducir el número de suplentes, por ejemplo, un suplente por cada tres diputados propietarios que obtenga una fracción.

La reforma presentada reúne dos temas importantes (participación femenina y diputados suplentes), abordados de forma escueta e irrelevante. La inclusión de una mujer en la toma de decisiones políticas tiene que responder a su capacidad de ejercer un rol trascendental y un buen trabajo en el órgano o institución al que se pretender incorporarla. Si se le elige por el solo hecho de ser mujer no solucionamos en nada el problema de las deficientes respuestas legislativas o municipales a los problemas del país. Y en el tema de las suplencias, lo ideal es que se realice un debate serio sobre la necesidad de estos, la cantidad y el rol que deben jugar en la Asamblea Legislativa. Ya dejen las batallas innecesarias y pónganse a trabajar.

Paridad de género en la Asamblea. De Cristina López

El problema real es que la composición de nuestras instituciones —en que la mayoría de nuestros funcionarios electos son hombres— no es un reflejo de barreras legales sino estructurales y culturales.

Cristina LópezCristina López, 20 febrero 2017 / EDH

Sería ideal, ¿no? A la idea de tener una Asamblea Legislativa (organismo que se debe a la representación de los constituyentes) realmente representativa de la demografía salvadoreña hay poco que criticarle. De hecho, sería un triunfo para la pluralidad en general el contar con más puntos de vista y diferentes experiencias de vida en la mayoría de organismos del servicio público, y eso, no haría más que enriquecer los debates que derivan después en política pública. En los cómos, o los caminos a tomar para llegar ahí, sin embargo, hay mucho para debatir.

diario hoyLa pregunta de cómo resolver la inequidad de género en la administración pública le ha quitado el sueño a mucha gente desde la academia. Me incluyo, porque le dediqué dos años de posgrado a una tesis al respecto y la mala noticia, en pocas palabras y para los faltos de tiempo, es que no hay atajos ni cortos plazos.

Es decir, lo que detiene a más mujeres de entrar a la palestra política no son impedimentos legales, y es por eso que iniciativas como la bien intencionada pieza de correspondencia que las pioneras del grupo parlamentario de mujeres presentaron la semana pasada, no son la solución. Las dos piezas de correspondencia presentadas buscan establecer cuotas para los concejos municipales, para que un mínimo de 30 por ciento sean mujeres. La otra, busca que en las candidaturas a diputaciones haya también paridad, estableciendo que si la candidata es mujer, su suplente deberá ser hombre.

El problema real es que la composición de nuestras instituciones  —en que la mayoría de nuestros funcionarios electos son hombres— no es un reflejo de barreras legales sino estructurales y culturales. Es por eso que las cuotas son útiles en cuanto a mejorar la paridad cuantitativa, pero dejan intactas las barreras estructurales. Se debate que pueden afectar las culturales en el sentido que ver más mujeres en posiciones de poder anima a otras a meterse a la palestra y consigue quebrar prejuicios masculinos sobre el rol de la mujer en la sociedad, pero no existen estudios que corroboren esto de manera estadísticamente significativa y contundente, y hasta que no lo hagan, lo anterior no es más que optimismo y buenos deseos. Ningún estudio indica tampoco que un organismo legislativo con más mujeres necesariamente tenga más iniciativas de ley a favor de la mujer.

En otras palabras, la disparidad de género en el poder público lo que refleja es una débil cultura de igualdad en los partidos y de promoción de nuevos liderazgos (idealmente, esto puede cambiarse), y de manera más preocupante, la disparidad en muchos otros índices, como el mercado laboral, la educación, y el acceso a la salud, por mencionar algunos. No es necesariamente autoselección: si estadísticamente en el país las mujeres desproporcionalmente tienen menos acceso a la educación, a la salud y a puestos laborales, no es por falta de ambición que no optan por posicionarse como candidatas al servicio público. De nada sirve entonces que de manera artificial (como lo hace una cuota) se aumente la paridad numérica, si las estructuras que realmente frenan el progreso de toda la ciudadanía se mantienen incambiables.

En otros lugares, las cuotas han tenido más bien el efecto opuesto al deseado. Reducen la competencia de mujeres a ese 30 por ciento, creando en realidad techos más que pisos. En Ruanda, el país que mucha gente usa como referencia en la academia al respecto de este tema, una ley de cuotas llevó a que en un punto determinado hubiera un 60 por ciento de mujeres en el Órgano Legislativo. Sin embargo, en Ruanda, las mujeres no cuentan aún con igualdad de acceso a ninguna de las otras estructuras. Esa ley de cuotas entonces benefició al número limitado de mujeres que llegaron a la Asamblea. Las demás, continúan luchando. No hagamos lo mismo. Cambiar la cultura y pelear por la igualdad en las demás estructuras, garantiza el progreso para todos y no solo para unos pocos. Déjenle las cuotas a los reglamentos internos de los partidos.

@crislopezg

 

“Evidentemente que hay un espionaje sistemático”: José Miguel Fortín

Al exdirector del IML le extraña que el Gobierno se desmarque sin investigar. También cuestiona la forma de hacer política del alcalde Bukele de parecer simpático y de tener troles detrás de él.

Dr. José Miguel Fortín Magaña, exdirector de Medicina Legal, fundador del "Movimiento Libertad"

Dr. José Miguel Fortín Magaña, exdirector de Medicina Legal, fundador del “Movimiento Libertad”

Entrevista al Dr. José Miguel Fortín, de Cristian Meléndez, 4 febrero 2017 / LPG

la prensa graficaMiguel Ángel Fortín es miembro fundador del Movimiento Libertad, organización que no duda en decir es claramente política. Desde ese escenario, critica la actuación de nuevos líderes, así como de los que tras ser investigados han salido del país. Se refiere al caso del alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, y al expresidente Mauricio Funes. Fortín Magaña también tiene claro que existe el espionaje en el país, sobre todo, de las instituciones a las cuales el gobierno del FMLN pudiera ver como enemigas.

¿Qué opina de la realidad salvadoreña, en lo político, en lo social? Se lo pregunto tomando en cuenta que estamos en medio de una clara polarización política.

Desde hace algunos años en lugar de ir avanzando las cosas han ido para peor, como una política sistematizada del gobierno, por lo menos del gobierno anterior. La confrontación entre un grupo y el otro se hizo más evidente y llegamos a un punto en donde la mitad uno llegó a odiar a la mitad dos, y viceversa. Realmente no hemos sabido reconciliarnos, sino que hemos llegado a odiarnos unos con otros.

¿Qué se debe hacer para superar esa polarización?

Es una cosa interesante, porque desde la perspectiva psicológica muchas veces esto hace que la ciudadanía quede sin moverse, estática, porque saben que cuando digan algo van a ser insultados por una parte importante de la gente. De los políticos o de los troles que existen.

¿Ha identificado un caso de político que recurre a esto?

Sí, y los troles también, y volvemos a la misma historia. Cuando yo oí al alcalde de San Salvador hablar de la nueva forma de hacer política, por un instante tuve la ilusión de que habría una nueva forma de hacer política, pero cuando me doy cuenta de que la nueva forma de hacer política es parecer muy simpático, pero por atrás tener troles o una serie de atacantes que hablan mal lo que él no se atreve a decir públicamente, cuando un personaje no comprende el concepto de la democracia y en una conferencia de prensa excluye a los que no le son simpáticos, por alguna razón, entonces yo no veo una nueva forma de hacer política. Simplemente veo la misma grotesca forma de imponer las ideas e intentar destruir al adversario convirtiéndolo en su enemigo.

¿Es un riesgo para la democracia esta clase de político?

No hablando de una persona en concreto, ya hablando de forma general ese es uno de los grandes riesgos. Cada uno se va enconchando en su propia esquina creyendo que todo lo que uno dice está mal y que todo lo que él diga está bien. Cuando esto sucede se va perdiendo el contacto con la realidad porque ya no se es capaz de escuchar la crítica, porque se considera a la crítica como un acto de enemistad, por lo tanto cada uno de los políticos se ha ido aislando del sentir popular. Entonces se tiene a un FMLN que dice que representa al pueblo, pero no oye nada de los intereses del pueblo. Cuando cada uno de los partidos políticos se ha ido aislando por ver en todos los contrarios a sus enemigos, los mismos partidos han perdido el contacto con la población, y al perder ese contacto con la población, la población comienza a buscar algunos líderes que pudieran de alguna manera y ahí el peligro de los liderazgos caudillismos no siempre sanos. Hay que tener cuidado con los líderes caudillos. Ahí apareció Hugo Chávez en Venezuela y así pueden aparecer algunos caudillos que aparentan tener algún interés por la población, pero no lo tienen.

La corrupción es algo que nos golpea cada vez más frecuentemente, ¿cree que se está combatiendo?

Creo que hay algunas señales, algunos intentos para combatir digamos el aspecto relativo a la corrupción. Lo que pasa es que dentro de la impunidad que ha imperado en la tierra cuscatleca, en la clase política también ha habido una especie de arreglo tácito entre esos corruptos. Quiero aclarar que hay políticos responsables; pero muchos se han distinguido por la corrupción. Resulta chocante oír el cinismo de cómo algunos políticos tachados de corruptos hablan del prójimo.

¿Qué políticos se han distinguido por la corrupción?

Sabe perfectamente de quién estoy hablando. En este último período me parece totalmente chocante que el inquilino de Managua, me refiero al (expresidente Mauricio) Funes esté hablando que a los trabajadores que hay que defender su salario mínimo, mientras tiene, seguramente, en la mesa en la que escribe con su computadora o lo que sea, una botella de Cognac Luis 13, de ¤5,000, que solo la botella vacía vale como ¤800 porque es del cristal más fino del mundo.

¿Quién está fallando en el combate a la corrupción? ¿Cree que la Asamblea está actuando en consonancia con el combate a la corrupción o en consonancia con la corrupción misma?

A lo mejor están actuando en consonancia de la corrupción algunos de ellos. Yo tengo mis dudas en el quehacer de la Asamblea Legislativa. Por ejemplo con la aprobación de un Presupuesto General de la Nación que está desfinanciado. Los salvadoreños nos hemos vuelto complacientes con todo esto y llega el momento en que todos luchemos contra la corrupción dejando de ser espectadores. En las últimas semanas se ha denunciado una serie de casos de posible espionaje a instituciones que el Gobierno o el FMLN considera oposición. ¿Cree que hay espionaje? Evidentemente hay un espionaje. Ahora llama la atención que el Gobierno se desliga de esto sin ninguna investigación. Cuando uno encuentra que hay un acto sistemático en donde todos los enemigos potenciales del Gobierno están siendo espiados, en un país civilizado esto sería una crisis nacional, pero en este caso la diputada (Jackeline) Rivera se burla de esto. El señor dizque de Transparencia, y subrayo dizque porque no hay ninguna transparencia, dice que no hay ningún problema, el señor (Eugenio) Chicas dice no hay problemas. Lo que me parece inaudito es que se diga que no se va a investigar, que aparezca un aparato de espionaje y el Gobierno diga que no va a investigar nada.

¿Como Movimiento Libertad qué proponen para solucionar todos estos problemas?

Nuestras reuniones tienen que ver del porqué la población no hace nada. Ese es el sentido de este movimiento, hagamos algo. Nadie, si no es la misma población civil, puede empoderarse y decirle a los políticos que son empleados de nosotros y tenemos derecho a exigirle y decirle que no se está de acuerdo con esto o lo otro. Este es un movimiento político que pretende empoderar a los ciudadanos. No toleramos más la corrupción.

 

“Sala de lo Constitucional y Fiscalía General representan salto histórico en favor de la construcción de un Estado moderno”: Heinrich Haupt

Segunda Vuelta publica el discurso de Heinrich Haupt, exembajador de Alemania en El Salvador (2012 – 2016), en ocasión de la ceremonia de entrega del título “Noble Amigo de El Salvador” por la Asamblea Legislativa, en sesión plenaria en el Palacio Legislativo, el día 14 de diciembre de 2016. Publicamos la versión completa del discurso, que incluye algunos párrafos que el exembajador, por cuestion de tiempo, no pronunció en la Asamblea.

Cabe señalar que el gobierno de Salvador Sánchez Cerén decidió no otorgar al exembajador Haupt la medalla que usualmente entrega a los embajadores que se retiran del país. En concordancia con esta actitud, la fracción del FMLN decidió no hacer uso de la palabra para homenajear al ‘noble amigo’ Haupt, a diferencia de todas las demás fracciones legislativas. Dieron discursos los diputados Rodolfo Parker, Mario Ponce, Juan Valiente y Guillermo Gallegos, destacando los aportes que Heinrich Haupt dio al país en sus 4 años como embjadador de Alemania en El Salvador.

Segunda Vuelta

hauptHeinrich Haupt, 14 diciembre 2016

En este período de paz y reflexión navideña, doy las gracias a la honorable Asamblea Legislativa de la República de El Salvador por otorgarme el título “Noble Amigo de El Salvador”.

Este gesto generoso por decisión unánime de la Asamblea, recuerda una intensa agenda de acción durante los cuatro años de mi servicio como representante de Alemania en El Salvador que terminó en septiembre pasado.

Vale destacar que cualquier logro atribuible a mi gestión se debe en primer lugar al aporte de mis excelentes contrapartes y socios de todos los ámbitos: político, judicial, social, económico, académico y cultural. También se debe al empeño de la comunidad alemana – Foro Cultural Salvadoreño Alemán, Cámara de Comercio bilateral, Escuela Alemana San Salvador, Agencias de Cooperación alemanas – y también a mis colegas de nuestra Embajada y del Cuerpo Diplomático:

Todos ellos son parte del éxito y es con mucha satisfacción, gratitud y humildad que comparto éste título de honor con todos ellos, algunos presentes en este recinto.

Muchísimas gracias a todos ellos por cuatro anos de fructífera cooperación, producto de las excelentes relaciones que siempre han existido entre El Salvador y Alemania.

Permítanme evocar algunos ejemplos de nuestros esfuerzos conjuntos, todos en areas de prioridad nacional:

En educación y salud trabajamos con la población local al nivel municipal, comunidades, ADESCOS y alcaldías los cuales participaban en el el diseño, ejecución y contabilidad de obras de infraestructura como escuelas, centros de salud y centrales de agua potable.

La conocida laboriosidad, seriedad, espíritu emprendedor y honestidad del pueblo salvadoreño fue la clave del éxito de docenas de estos proyectos en todos los rincones de la tierra cuscatleca. El Gobierno de El Salvador participó de manera eficaz y dedicada en las obras de mayor tamano, a través del FISDL y su presidenta Gladys Schmidt de Serpas.

En el tema de seguridad ciudadana era similar: Allí también fueron actores locales – empresas privadas, ADESCOS, administraciones municipales, policía comunitaria, universidades – quienes – a través de sus respectivos comités de prevención de la violencia – prestaron aportes invaluables en pro de la prevención de la violencia, siempre con apoyo de entes oficiales como son el viceministerio de justicia y seguridad pública, la Policía Nacional Civil y otros.

La Cultura fue otro campo de exitosa interacción: con la Secretaría de Cultura de la Presidencia (Secretaria Silvia Regalado), el Foro Cultural Salvadoreno Alemán, Radio Clásica, el MUNA, el MARTE, la Orquesta Sinfónica Nacional, Cuarteto Scharberg y muchos otros apoyamos a numerosos destacados talentos musicales y artísticos que representan la gran riqueza cultural de su país y que merece mucho más atención, ya que constituye también un poderoso instrumento en el contexto de prevención de la violencia juvenil.

czq3qtkuaaays6l

La cultura como instrumento de convivencia pacífica fue promovida por el gran cineasta Don Alejandro Cotto, hijo meritísimo de la nación, con el cual varios embajadores alemanes tuvimos el honor de cooperar en su gran proyecto del teatro de las ruinas, un legado que quedará para siempre un testimonio de la cultura de paz impulsada por una personalidad ejemplar.

La Escuela Alemana San Salvador, con sus mil estudiantes quienes reciben una sólida educación en tres idiomas, constituye un puente humano y cultural de primer orden entre nuestros dos países. Ha crecido considerablemente en los ultimos anos.

Nuevas temas claves de país como la protección del medio ambiente, p. ej. en la Región del Trifinio, así como la promoción de las energías renovables prestaron otras oportunidades para juntar las fuerzas de la Cooperación Alemana, las autoridades y la sociedad civil de El Salvador.

En el contexto del Acuerdo de París sobre el cambio climático de hace un ano hubo una estrecha cooperación entre las ministras del Medio Ambiente de nuestros dos países, por lo que reitero mis agradecimientos a la Sra. Ministra Lina Pohl.

El potencial humano, intelectual y económico de El Salvador es enorme: Es admirable la amplia gama de organizaciones privadas y entes profesionales que forjan la realidad salvadorena de hoy y con los cuales tuvimos el honor de cooperar: Tales como Fusate, Padre Vito Guarato, Centros educativos como FESA, el Polígono de Don Bosco ylas otras instituciones salesianas, el museo de ninos Tín Marín, ONG’s de salud infantil contra el cancer o VIH, prestigiosas universidades como la UCA, la Nacional y muchas otras, tanques de pensamiento como Fusades y Funde, etcétera.

También es impresionante la capacidad económica de la empresa privada salvadoreña: La grande, mediana, pequena y micro-empresa en su conjunto es la que crea y mantiene los empleos sostenibles que tanto necesita la población para construir una vida en paz y properidad.

Cabe destacar que los empresarios modernos saben que, aparte de sus metas de generar ganancias y mejorar la productividad, tienen una responsabilidad social empresarial con sus empleados y trabajadores. Empresarios como el Sr. René Toruño de INDUFOAM o Rodrigo Bolaños de la Textilera League han demostrado que el rendimiento económico así como la satisfacción profesional mejoran en la manera que ofrecen mejores condiciones de trabajo incluso educación y capacitación a sus colaboradores. Empresarios como el Dr. Victor Saca (Laboratorios Vijosa) y Dr. Rodrigo Brito (Hospital Diagnóstico) trajeron tecnologías avanzadas al país. El potencial económico del país es considerable: Energías renovables (solar, geotérmica), industria química, tecnología aeronáutica, turismo, agricultura.

Necesidad de esfuerzos de Nación

Todos estos ejemplos demuestran la riqueza social, intelectual, económica y la pluralidad constructiva de la sociedad moderna salvadoreña de hoy.

A pesar de sus conocidos problemas, El Salvador es un país de oportunidades. Tiene el potencial humano y económico para superar los grandes retos que está enfrentando en la actualidad.

Trabajando de la mano, el Gobierno, la oposición, toda la clase política y la sociedad civil de El Salvador, podrían mover montañas. En los últimos meses hubo acercamientos politicos prometedores que se enmarcan bien en la perspectiva del 25 aniversario de los acuerdos de paz. Ojalá que se mantenga esta buena dinámica.

Y según mi experiencia, todos los pasos constructivos, todos los buenos esfuerzos en favor del bienestar nacional, siempre tendrán el apoyo que necesitan por parte del gran número de países amigos que tiene El Salvador, entre ellos Alemania.

Amistad entre Alemania y El Salvador

La “amistad entre nuestros países y pueblos” no es una frase vacía: Es una realidad diaria, sólidamente arraigada en valores y experiencias comunes que forjan nuestros destinos: Ambos hemos vivido durísimos períodos de guerras, dictaduras, violencia, terrorismo y destrucción.

Ambos hemos aprendido las lecciones pertinentes de estos desastres históricos: Lecciones que se encuentran reflejadas en nuestras respectivas Constituciones políticas que establecen, entre otros:

  • Un Estado de Derecho, basado sobre el respeto a la dignidad humana y los demás Derechos Humanos políticos y sociales;
  • Separación de los poderes del Estado;
  • Respeto a la libertad de opinión y de prensa;
  • Elecciones libres y limpias, que garanticen el cambio democrático del poder;
  • Un aparato estatal y una clase política que deben estar al servicio de los ciudadanos y rendir cuentas de sus actos y del uso de las finanzas públicas;
  • Ambos tenemos un vivo pluralismo político con partidos programáticos y un parlamentarismo fuerte.

Recuerdo con respeto los amplios debates en esta Asamblea Legislativa y sus comisiones sobre la ratificación del Estatuto de Roma quienes finalmente abrieron el camino para que El Salvador se incorporara a la Corte Penal Internacional de La Haya. También recuerdo los esfuerzos dolorosos, finalmente exitosos, de la Asamblea para la elección de un nuevo Fiscal General hace un año.

En la actualidad, el parlamentarismo salvadoreno se destaca por un novedoso debate profundo sobre el presupuesto, lo que me recuerda los debates presupuestarios en el parlamento alemán que son la ocasión clásica de la oposición democrática y del parlamento entero para pedir rendimiento de cuentas políticas al gobierno.

En el tema de pensiones también veo paralelos: en Alemania también un tema tan complejo como las pensiones sería sometido a una o varias mesas técnicas antes de ir al debate parlamentario. En la materia de pensiones, una sociedad joven como la salvadorena, está en una mejor situación que Alemania con su sociedad muy de “tercera edad”: Nosotros hace 8 años hemos elevado de manera gradual la edad de la pensión a 67 anos, elevado las cotizaciones y disminuido las prestaciones.

Para garantizar la plena implementación de estas normas fundamentales, y para prevenir abusos, se necesita una institucionalidad judicial independiente, profesional. La tenemos, tanto en Alemania – Corte Federal Constitucional – como en El Salvador – Sala de lo Constitucional; ambos tenemos Fiscalías Generales altamente respetadas.

Estos guardianes del Estado de Derecho son pilares del sistema democrático, allá como aquí. Los ciudadanos son conscientes de ello, por lo cual les tienen en alto estimo. Tanto en Alemania como en El Salvador gozan de máximo prestigio popular.

La Sala de lo Constitucional, desde 2009, y la Fiscalía General desde 2016 – ambos profesionales, independientes, apolíticos, imparciales – representan un salto histórico en favor de la construcción de un Estado moderno de derecho en El Salvador.

Sera importante no permitir un retroceso en este logro histórico. Sera importante mantener esta calidad profesional de la Sala y del Fiscal General al terminar sus respectivos mandatos en 2018 y 2019 y elegir a sus sucesores basado en el principio de la meritocracia, en un proceso transparente.

czqs3u-usaaxg5ePapel constructivo de la Sala y del Fiscal General

La población valora y apoya la jurisdicción de la Sala por haber fortalecido sus espacios de participación electoral, siguiendo el espíritu y la letra de la Constitución, puesto en valor el principio de meritocracia en la elección de altos cargos en la CSJ, TSE, CCR, FGR, protegido sus derechos como constribuyentes, esclarecido el papel de los diputados suplentes etc.

La Sala también ha dado una senal en contra de la impunidad – declarando inconstitucional la ley de amnistía de 1993 – y en pro de los derechos humanos – condenando el hacinamiento en el sistema penitenciario y cumpliendo la sentencia de la Corte Interamericana de DDHH sobre los derechos de los víctimas del masacre de El Mozote.

La Sala ha rehabilitado el mecanismo legal para actuar en contra de la corrupción de funcionarios públicos, en base de la Ley de Probidad, y ha frenado el intento de paralizar los procesos legales de combate contra la corrupción.

El nuevo Fiscal General, quien en enero de 2016 inició su mandato con una fuerte senal anti-nepotismo, sigue las mismas lineas y hace un trabajo serio, independiente, imparcial y eficaz para frenar la impunidad, el crimen organizado y la corrupción, siguiendo el principio de la igualdad ante la ley de todos y la verdad reconocido que el crimen, incluso la corrupcón, no tienen color político.

El hecho que El Salvador, así como sus vecinos Guatemala y Honduras, ha logrado grandes avances en la institucionalidad judicial independiente le ha generado admiración y respeto dentro y fuera del país.

Esta cultura democrática reforzada corresponde a los estandares de las Naciones Unidas, esta prestigiosa asociación global a la que pertenecemos todos, El Salvador y Alemania, y cuyas reglas son obligatorias para todos.

Para terminar quisiera resumir cinco puntos fundamentales relativos a nuestras relaciones de amistad:

  1. El respeto y cumplimiento de la Constitución y de todo el orden legal son requisitos fundamentales para la convivencia pacífica en cada país. También constituyen la base más sólida de una verdadera, honesta y duradera relación de amistad entre los países.Esto implica, en cada país, el respeto de los DDHH, incluso la libertad de prensa, y el buen funcionamiento de la institucionalidad democrática, incluso la justicia profesional, independiente, imparcial, como son la Sala y la Fiscalía.
    El Salvador ha dado importantes pasos en esta dirección.En vísperas del 25 aniversario de la firma de los acuerdos de paz será importante reconfirmar estos avances en cultura democrática pluralista, consolidando así el Estado de Derecho, en sintonía con los principios y compromisos adquiridos por todos los miembros de las Naciones Unidas.
  2. En Seguridad Ciudadana, es urgente cumplir con lo esencial del Plan El Salvador Seguro y promover ya con fuerza todas las medidas de la Prevención de la Violencia, con la participación activa de todos los 262 municipios. En el Comité Nacional de Seguridad y Convivencia, en el cual tuve el honor de participar, he destacado a menudo que sería importante aprovechar del gran potencial de los actores locales en la prevención, y desatar una ola de obras de prevención desde abajo. Ya que es al nivel local que mejor conocen los problemas y las soluciones para el complejo tema de la violencia que tiene un toque fuerte de miseria social. Es evidente que para ello los municipios necesitarían los fondos que les pertenecen por ley, y algunos recursos más. Allí está también la comunidad internacional para ayudar, incluso los proyectos alemanes que se ejecutan desde muchos anos.embajador-alemania-heinrich-haupt
  1. Reforzar la Educación. Según el Plan Nacional El Salvador Educado, el presupuesto anual para Educación debería incrementarse de 2 a 7% del PIB. En realidad se ha disminuido en los últimos dos anos.De cara al 25 aniversario de la paz sería un gesto importante de buena voluntad y responsabilidad política de mejorar sustancialmente la inverión educativa en la juventud de El Salvador: Los jóvenes y el país se lo merecen. La comunidad internacional está ayudando, ya que la educación es tema de primera importancia para todos los países del mundo.
  2. Impulsar la inversión privada, tanto nacional como internacional para que se creen los empleos necesarios. La población laboriosa y orgullosa de El Salvador no quiere vivir en base de prestaciones sociales, sino quiere ganarsela vida con su propio esfuerzo. El Estado tiene la obligación de crear las condiciones generales y la seguridad jurídica necesarias para garantizar inversiones sólidas de la empresa privada. Esto ha sido la clave del éxito económico de Alemania y de todos los otros países prosperos, democraticos que están listos para ayudar a levantar la economía y el comercio salvadoreno. Una economía pujante y productiva que pagará buenos salarios también generará ingresos suficientes para que el Estado pueda complir con sus obligaciones sin recurrir a un endeudamiento exagerado que es un cargo para futuras generaciones.En este contexto hay que destacar de nuevo, que el combate a la corrupción y la garantía de una justicia independiente e imparcial basada en la seguridad jurídica es también un factor decisivo en la atracción de inversiones
  3. Finalmente: Para consolidar la paz, el bienestar y el entendimiento internacional sería importante también impulsar la integración política, económica y comercial de la región centroamericana. Un mercado unico centroamericano sería un importante socio del mercado único europeo. En el reciente Acuerdo de Asociación entre nuestras dos regiones tenemos una excelente base legal para avanzar en este camino provechoso para todos.

Para terminar, quisiera agradecer de nuevo la Honorable Asamblea Legislativa por su hospitalidad y por la entrega de este importante reconocimiento que me va motivar siguiendo profundizando mi amistad y respeto por esta lindísima tierra cuscatleca y sus ciudadanos laboriosos y abiertos al mundo:

Con todo su impresionante potencial y con la necesaria voluntad política tendrán un gran futuro en paz y bienestar. Sus amigos le acompañan con mucho gusto en este camino en beneficio de todos.

Gracias por su atención.

@heinrich_haupt

Heinrich Haupt:

“Se puede argumentar con la Sala, pero no agredirla”

Según el exembajador de Alemania, las calumnias y ofensas contra magistrados de la Sala de lo Constitucional impiden que el Estado de Derecho funcione.

Según el exembajador de Alemania, las calumnias y ofensas contra magistrados de la Sala de lo Constitucional impiden que el Estado de Derecho funcione.

Según el exembajador de Alemania, las calumnias y ofensas contra magistrados de la Sala de lo Constitucional impiden que el Estado de Derecho funcione.

, 15 diciembre 2016 / EDH

Heinrich Haupt dejó su cargo como embajador de Alemania en El Salvador en septiembre. Su paso por el país será recordado por ser uno de los diplomáticos que se han atrevido a cuestionar del presidente Salvador Sánchez Cerén su “incongruencia” al defender a quienes atacan a los magistrados de la Sala de lo Constitucional y llamar al diálogo. También por el reclamo que le hizo la cancillería salvadoreña luego  de que denunciara intentos para presionar a diputados para elegir al Fiscal General en 2015.

Ayer el embajador recibió de la Asamblea el reconocimiento de “Noble Amigo de El Salvador”, y por esa misma razón de considerarse “amigo” del país es que Haupt reitera que con la Sala se puede disentir pero nunca agredir a sus magistrados, esto a raíz de las constantes protestas burlescas y hasta intimidatorias en contra de la Sala, al punto que algunos de sus magistrados han expresado su temor de ser agredidos físicamente.

Haupt dice que eso afecta el buen funcionamiento del Estado de Derecho y que ningún país lo permite.

¿Cómo evalúa en la actual coyuntura las manifestaciones en contra de la Sala de lo Constitucional?

-Hay que dejar que toda la institucionalidad del país funcione, la Sala (de lo Constitucional) es una parte importante de la institucionalidad, se puede argumentar con la Sala, pero no es permitido agredir a las personas o calumniarlas, esto es un impedimento del funcionamiento del Estado de Derecho, en ningún país se permite que haya agresiones físicas contra personalidades oficiales de ese tipo, por eso espero que se vaya a calmar la situación.

A nivel internacional, ¿cómo se analizan estas protestas que recientemente se han profundizado?

-No hay una opinión oficial, pero es claro que en cada Estado democrático hay que dejar funcionar los órganos oficiales, si no se paraliza el Estado y eso no es permitido, son los órganos de orden público, de seguridad pública, que deberían actuar para proteger a todos los órganos del Estado, también a la Asamblea.

Por ejemplo, aquí vemos manifestaciones de personas que están bloqueando el trabajo de la Asamblea (se refiere a la protesta de los veteranos de la Fuerza Armada ayer en la Asamblea), eso tampoco ayuda al funcionamiento de la democracia, se puede demostrar de manera pacífica, pero sin utilizar la fuerza y sin inhibir el funcionamiento normal.

¿En el tiempo que estuvo en el país como embajador se sintió cómodo?

-Sí, muy cómodo, hubo mucho trabajo, muchos socios muy buenos, toda la sociedad salvadoreña es muy activa y tienen proyectos sociales activos, económicos, hemos hecho muchas cosas con las alcaldías, con viceministerios…

¿Dice eso, pese a que a cuestionamientos del gobierno y del partido en el gobierno rechazando opiniones de embajadores como usted?

-Sí, pero también he dado una respuesta que entre amigos se pueden intercambiar opiniones y también algunos puntos que mencioné, por ejemplo: el funcionamiento de la Sala (de lo Constitucional), la seguridad jurídica, eso también es una base de las relaciones bilaterales, no sólo es un asunto interno. Si tenemos cooperación, si tenemos el deseo de atraer inversión privada, tenemos que poder decir: ‘Este es un Estado de Derecho que funciona, que hay seguridad jurídica’, pueden venir inversionistas, es nuestro deseo de atraer más fondos, más empleos, oportunidades de avanzar de la gente.

¿Qué tendría que cambiar en el país para que eso ocurra?

-Yo pienso que hay un diálogo bien positivo ahora entre la oposición y el gobierno para solucionar el problema financiero por ejemplo, también habrá una mesa técnica para tratar las pensiones, hay una dinámica positiva de diálogo ahora, lo importante es que eso se mantenga porque los problemas ya se conocen. También es importante en la seguridad que hayan más proyectos comunitarios, más prevención de la violencia porque las comunidades tienen muchos recursos y voluntad de ayudar en el tema de la prevención, el Estado debe ayudar y lo mismo que puede hacer es darles el Fodes, pero no es suficiente.

Tiene que darles más recursos a todos los municipios. Las 262 alcaldías pueden hacer actividades en favor de la prevención de la violencia, ese es el camino para establecer una verdadera seguridad ciudadana, es menos con proyectos de represión, que también son necesarios, pero la gran mayoría de proyectos según el Plan Nacional El Salvador Seguro tiene bastante prevención.

Vea también:

FMLN pide a cancillería intervenir por apoyos a Sala Constitucional/LPG

“El FMLN habla de nunca más ceder el poder” – ElFaro.net

Carta al embajador alemán Heinrich Haupt | Paolo Luers/EDH

“Alemania está aquí sin agenda escondida”, afirma embajador
tras carta que le envió canciller/EDH

El Salvador y Alemania: una sólida amistad de acción.
De Heinrich Haupt

Embajador alemán irrespeta al Presidente Sánchez Cerén/CoLatino

 

Devuelvan el presupuesto. De El Centro de Estudios Jurídicos

De acuerdo con la Ley Orgánica de la Administración Financiera del Estado, el presupuesto general debe estructurarse con arreglo a ciertos principios presupuestarios, destacando entre ellos los de transparencia, oportunidad, unidad, universalidad y equilibrio.

centro estudios juridicos CEJCentro de Estudios Jurídicos CEJ, 29 noviembre 2016 / LPG
Lo anterior se traduce en que el presupuesto debe permitir el escrutinio ciudadano, debe ser presentado para aprobación de la Asamblea por lo menos con tres meses de anticipación al inicio del nuevo ejercicio fiscal, debe ser uno solo para todo el ejercicio, debe reflejar la totalidad de los ingresos y egresos proyectados para ese mismo ejercicio y, por último, tanto los gastos como los recursos, deben totalizar sumas iguales.

Estos principios aparecen recogidos por nuestra Constitución en el artículo 227 el cual establece que el presupuesto general contendrá, para cada ejercicio fiscal, la estimación de todos los ingresos que se espera percibir de conformidad con las leyes, así como la autorización de todas las erogaciones que se juzgue convenientes para realizar los fines del Estado. Y cuando en el artículo 226 dice que el Órgano Ejecutivo está especialmente obligado a conservar el equilibrio del presupuesto.

Nadie desconoce que ha sido una práctica de muchos años, que los presupuestos presentados a la Asamblea no cumplen con estos principios y que el proceso de aprobación legislativa se ha convertido casi en una mera formalidad.

La gravedad de la crisis económica en nuestro país, las innegables carencias en la provisión de servicios básicos y el conocimiento certero que ahora tenemos sobre el mal uso que por lustros se ha venido haciendo de los fondos públicos han propiciado –quizá por vez primera– que el presupuesto se debata abiertamente.

Debemos decir que aun con los problemas que afrontamos, esto último debe rescatarse. Lo que está sucediendo es simple y sencillamente una muestra del control democrático de la actividad financiera del Estado; tarea que no veníamos haciendo como se debe. Las potestades financieras del Ejecutivo no son absolutas.

Como resultado de estos debates, autoridades del Órgano Ejecutivo y algunos diputados han reconocido que el presupuesto presentado para 2017 no cumple con los principios de universalidad y equilibrio. Pero si bien esto ha sido aceptado, se ha querido vender la idea de que no hay nada que pueda hacerse y que la Asamblea Legislativa debe limitarse a aprobar el presupuesto con todo y falencias, para más adelante ver si en el camino se corrigen; ¡vaya propuesta!

Nuestra Constitución y la ley señalan que el ministro de Hacienda – en representación del Consejo de Ministros– presentará el presupuesto con al menos tres meses de anticipación al cierre del año 2016, pero no dice que la Asamblea está obligada a aprobar cualquier cosa que se le presente.

Siendo así, queremos dejar completamente clara nuestra posición: la Asamblea Legislativa debe rechazar el presupuesto y devolverlo al Órgano Ejecutivo para que realice los ajustes que correspondan y vuelva a presentar este para su aprobación.

Contrario a eso, la Asamblea está obligada a velar por que se cumplan los principios antes dichos, debiendo observar lo que entienda que está mal y debiendo hacer las propuestas de ajuste que considere apropiadas. Hay que entender que se incumple con la constitución al aprobar un presupuesto que no cumpla con ser universal y equilibrado.

La interpretación que algunos sugieren en virtud de la que ya no hay manera de devolver el presupuesto al Ejecutivo porque ya sería una presentación extemporánea conduciría a un absurdo. Bastaría que los presupuestos se presenten mal el último día previsto por la Constitución, para amarrar a la Asamblea y forzarla a que diga sí. Jamás ha sido ese el pretendido constitucional.

Diputados: cumplan con su deber devolviendo el presupuesto y exigiendo que el Ejecutivo cumpla con su especial obligación de conservar el equilibrio y universalidad presupuestaria.

Pegarse un balazo en el pie. De Mario González

Mario González, editor subjefe de EDH

Mario González, editor subjefe de EDH

Mario González, 20 noviembre 2016 / EDH

Desidia, desinterés, cautela, tiempo u oportunismo político, otros asuntos… Lo cierto es que el dilatar la elección de los magistrados de la Corte de Cuentas de la República se volvió contra los mismos diputados.

Los legisladores no midieron que tarde o temprano urgirían que los titulares de la contraloría pública avalaran un trámite nada más y nada menos como el de los $550 millones en bonos y no habría nadie para hacerlo. Es como los que al desenfundar la pistola, se meten un balazo en el pie.

diario hoyComo dijo el magistrado Rodolfo González, se buscaron los consabidos “atajos” que ya no funcionan en los nuevos tiempos, como no funcionó lo de los $900 millones por la misma razón, porque “no  hay que hacer cosas buenas que parezcan malas, ni cosas malas que parezcan buenas”.

El problema tiene una falla de origen: los diputados no respetan los plazos y, como “en río revuelto, ganancia de pescadores”, algunos pensarán que esto podría tener algunas ventajas. La Sala de lo Constitucional le ordenó a la Asamblea elegir titulares de la Corte de Cuentas antes del 30 de junio.

Pero, como señaló el magistrado, hay un claro incumplimiento y no se puede exigir a los ciudadanos que respeten la ley si los que están en el poder no lo hacen o quieren vivir a base de imposiciones arbitrarias, como en la montaña.

La solución es más fácil de lo que pensamos: busquen a las personas más limpias, más rectas, apolíticas, sin compromisos y conocedoras del Derecho para esos cargos y nómbrenlas cuanto antes.

¡Ah! Pero hay algo imprescindible: deben tener competencia y moralidad notorias, porque si no, la Sala de lo Constitucional se los va a volver a batear, como se dice en buen salvadoreño.

Creo que a quien menos podrán sorprender es a los magistrados, que no se chupan el dedo y bien detectaron la filiación política de varios nombrados anteriormente.

Una vez cumplidos estos requisitos, sólo necesitan 43 votos.

Sólo tienen que serenarse, cargarse de voluntad y patriotismo y votar con toda honestidad y pensando en el país.

Dejando a un lado a personas cuestionadas que han vuelto a lanzarse para el cargo, la Asamblea tiene una lista con muchos profesionales valiosos y honestos, pero lo importante es que sean valientes y rompan esquemas de complacencia y apoltronamiento.

Hay que hacerlo pronto, no porque esté de por medio lo de los bonos, sino porque es una obligación y la acefalía de la Corte de Cuentas sólo favorece la impunidad, ya que muchas auditorías y juicios de cuentas podrían estar caducando y esto perjudica al país.

La corrupción se ve beneficiada porque no hay una entidad plenamente activada para vigilar a las instituciones, los bienes y los fondos del Estado.

Esta coyuntura debe ser un punto de partida no sólo para elegir magistrados, sino también para lograr que la contraloría haga un trabajo efectivo, es decir, fiscalice a las instituciones en tiempo real y no hasta que ya han ocurrido los hechos.

Quizá esta sea la raíz de la corrupción:  que los corruptos se sientan con libertad de robar  porque piensan que nadie los vigila ni los pillará en el momento, creen que tienen todo el derecho de hacerlo porque otros lo hicieron antes y tienen amarrada a la institución.

Son numerosos los casos en que la contraloría ha terminado auditorías mucho tiempo después de sucedidos los hechos y me pregunto, ¿será que nos gusta llorar sobre la leche derramada?

Este es el momento de pasar la página de las conveniencias y las imposiciones y tomar las mejores decisiones. Pero recuerden: si siguen con el viejo esquema al elegir a titulares de la Corte, se los volverán a batear…