Expedientes

Criminalización Indebida de una Política Pública: Caso CEL ENEL. De FUSADES

Comunicado institucional de FUSADES

billy2

Don Billy Sol Bango, ex-presidente de la CEL, uno de los acusados

FUSADES ha expresado en distintas oportunidades la importancia que el conflicto CEL-ENEL se resolviera de forma integral por la vía del diálogo, respetando las obligaciones adquiridas por el Estado, y enviando un mensaje positivo al mundo que en El Salvador se puede invertir en un ámbito donde se respeta el Estado de derecho.

La firma del Acuerdo Marco entre el Gobierno de El Salvador, a través de CEL, y la empresa italiana ENEL, en diciembre de 2014, se esperaba pusiera fin a un desgastante conflicto de más de 6 años, en el que el Estado indebidamente criminalizó una política energética de los años noventa con fundamento en la ley vigente. Se acusó injustamente a exfuncionarios, y se promovió una campaña mediática en contra de ENEL, como excusa para no cumplir los laudos arbitrales, en los cuales se condenó al Estado salvadoreño.

Más aun, la firma de este Acuerdo Marco por parte del actual Gobierno, enviaba el mensaje a los salvadoreños y a la comunidad internacional que el conflicto con la empresa ENEL y el cuestionamiento de la legalidad de dicho asocio, había terminado.

No obstante, luego de 5 meses de haberse firmado el Acuerdo Marco, vemos con preocupación que este conflicto aún no termina, continúan las acusaciones penales y la campaña mediática de desprestigio contra los exfuncionarios públicos, destruyendo el clima de confianza y seguridad jurídica que debe existir en el país para que haya más inversión y empleo.

Pretender seguir buscando culpables para un conflicto en el cual el Gobierno de turno envió el mensaje que se había puesto punto final al mismo, no solo genera incertidumbre jurídica, sino también desconfianza por la contradicción entre el discurso que da el Gobierno y las acciones que hace por otra parte.

En razón de lo anterior, exhortamos a las autoridades respectivas, y en particular a la Fiscalía General de la República, para que concluya el conflicto con base a criterios jurídicos y no políticos. La firma del Acuerdo Marco abrió la oportunidad para poner fin al problema con una solución integral. Este desgastante conflicto ha venido a socavar la credibilidad y confianza en el país y ha puesto en dudas el respeto al debido proceso por la politización del caso.

Antiguo Cuscatlán, 25 de mayo de 2015

La increíble historia del “Brozo”, asesor de campaña de Bukele

Entrega I: El agente de Saca

Una investigación de Segunda Vuelta, elaborada en cooperación con periodistas de distintos medios, y basada en entrevistas con una docena de ex funcionarios sobre el jefe de campaña de Nayib Bukele: Ernesto Sanabria, alias el Brozo. Se publica sin firma por dos razones: porque el reportaje es resultado de un trabajo colectivo y para proteger la identidad de las fuentes de información, la mayoría de las cuáles expresaron miedo de represalias por parte de los jefes de Sanabria.

La fotografía del periódico digital El Faro que inquietó a los seguidores del candidato del FMLN: "Nayib Bukele ingresó al canal junto a su esposa Gabriela Rodríguez de Bukele, su hermano Karim Bukele (izquierda) y su asesor Ernesto Sanabria (derecha). Foto: Fred Ramos".La fotografía del periódico digital El Faro que inquietó a los seguidores del candidato del FMLN: “Nayib Bukele ingresó al canal junto a su esposa Gabriela Rodríguez de Bukele, su hermano Karim Bukele (izquierda) y su asesor Ernesto Sanabria (derecha). Foto: Fred Ramos”.

 

Segunda Vuelta
Reportaje especial

El primer debate electoral en el que apareció Nayib Bukele significó una revelación para la mayoría de las personas que comenzaban a conocer al candidato del FMLN. Esa revelación está ejemplificada por una fotografía del periódico digital El Faro. En la imagen aparece el candidato acompañado de su esposa y su hermano Karim: los tres miran, con expectación, hacia el escenario del debate; y en primer plano, dominando el lado derecho de la fotografía, aparece la imponente figura de un hombre muy tenso, con anteojos y pelo largo, que mira con recelo al fotógrafo.

En las redes sociales se compartió la imagen de ese hombre, millares de veces, por ciudadanos comunes y corrientes que no están involucrados en política y que, incluso, apoyan a Bukele. ¿Quién es ese extraño?, se preguntaban. Los movía una duda provocada por la “vibra negativa” que les causaba la figura de ese personaje “raro”, de mirada turbia, de anteojos con gruesos marcos de carey y el pelo largo y negro. Algunos, incluso, se refirieron a películas de terror para hablar de él. Muy pronto se hizo evidente, en la televisión sobre todo, que ese personaje extraño era inseparable de Bukele: además de comportarse como su principal asesor durante el debate, lo acompañaba a todas partes, era el primero en salir del vehículo del candidato al llegar a cualquier lugar y de inmediato tomaba control de las apariciones públicas de Bukele.

¿Quién es ese personaje oscuro? La respuesta simple: se trata de Ernesto Sanabria, jefe de campaña de Nayib Bukele. Sí, pero ¿quién es? ¿De dónde viene? ¿Cuál es la carrera académica que le otorga el peso para ser el principal asesor de campaña de la más importante apuesta electoral del FMLN en la elección del 2015? ¿Y cuáles son sus credenciales profesionales o su trayectoria de éxito en previas campañas electorales para que Nayib Bukele ponga en sus manos su destino político?

Nayib Bukele Neto SanabriaNayib Bukele y Ernesto Sanabria. El Brozo fue asignado a la campaña electoral de Nayib Bukele desde mediados de 2013, después de una reunión de Bukele con el equipo de Tony Saca.

 

El asesor de Bukele

La verdadera respuesta, difícil de aceptar para los más comprometidos militantes del FMLN es esta: Ernesto Sanabria es el enlace directo entre el expresidente de la República, Tony Saca, y el clan Bukele. Sanabria no tiene ninguna experiencia de éxito como jefe de una campaña electoral y no tiene siquiera una trayectoria respetable en su carrera como periodista o comunicador de gobierno. Su currículum vitae está lleno de agujeros, y nadie que haya trabajado con él, en calidad de jefe o colega, o relacionándose con él desde los medios de prensa, lo recomendaría jamás como una persona de confiar. Y esto lo afirmamos después de haber entrevistado a una veintena de personas, incluyendo una docena de ex funcionarios, que han tratado con él.

"Qué ondas ahí?": Ernesto Sanabria presume en Twitter de su relación con el entonces candidato a la presidencia 2014, Tony Saca.“Qué ondas ahí?”: Ernesto Sanabria presume en su cuenta personal de Twitter de su relación con el entonces candidato a la presidencia 2014, el ex gobernante Tony Saca.

 

Comúnmente conocido como “Neto”, Ernesto Sanabria sólo es reconocido por una razón: él es la persona real que está detrás de un notorio difamador en las redes sociales, el “Brozo”, un personaje que sólo tiene una existencia virtual, principalmente en Twitter. A través de la figura “anónima” del Brozo, Neto Sanabria acompañó la campaña electoral de Tony Saca cuando éste fue candidato a la presidencia en el 2014. Sanabria se encargó de impulsar una feroz campaña sucia que se basó principalmente en la difamación y en la difusión de rumores falsos. Sus blancos no sólo son los políticos. De hecho, su preferencia es atacar, dañar la imagen y acosar a personas o agentes que puedan generar debate, pensamiento o cuestionamientos en torno al candidato para el que trabaja.

Perfil público de la cuenta "anónima" del Brozo. En varias ocasiones se ha demostrado que Ernesto Sanabria es la persona real que dirige esta cuenta. Gran parte de sus miles de seguidores son de cuentas falsas.Perfil público de la cuenta “anónima” del Brozo. En varias ocasiones se ha demostrado que Ernesto Sanabria, actual asesor de campaña o “jefe de prensa” de Nayib Bukele, es la persona real que dirige esta cuenta y otras en las redes sociales. Gran parte de sus miles de seguidores son en realidad cuentas falsas.

 

Militantes del FMLN creen que el Brozo está de su lado porque su principal blanco, en la actualidad, es el partido ARENA y sus candidatos. Se equivocan. El Brozo es la punta de lanza de la campaña sucia de Tony Saca, que resiente al partido ARENA porque lo expulsó una vez que éste descubrió sus amaños políticos y la profunda corrupción durante su gestión presidencial. El Brozo, tal y como es manejado por Neto Sanabria, es un peón de un grupo de la más extrema derecha que se distingue por la corrupción y por la falta de escrúpulos al momento de hacer política sucia; con Saca, este grupo aprendió a usar la carta populista para hacerse pasar por agentes progresistas.

Ni los militantes del FMLN ni los de ARENA, las dos principales fuerzas políticas del país, deberían ignorar el contenido de este artículo, porque la tesis que propone es la siguiente: Sanabria rompe el balance de fuerzas tradicional entre el FMLN y ARENA con el único propósito de crear oportunidades para la corrupción y el salto al poder económico de una nueva oligarquía, antidemocrática y represiva, y esto afectará a los dos partidos, tarde o temprano, y tendrá un efecto destructivo para la democracia.

Dondequiera que vaya Nayib Bukele, ahí está Ernesto Sanabria.Dondequiera que vaya Nayib Bukele, ahí está su jefe de campaña, Ernesto “el Brozo” Sanabria.

 

Saca y el Brozo, ¿aliados tácticos del FMLN?

El FMLN cree que les conviene trabajar con alguien como el Brozo —como agente destructor al servicio de su alianza secreta con Tony Saca—, porque él parece cumplir un importante papel como perro de ataque contra ARENA. Desde esta perspectiva, el Brozo no parecer ser nada más que un instrumento de la alianza “táctica” con Saca. Si esto es lo que creen los líderes del FMLN, es porque no saben que Sanabria vive de vender la información negativa, los trapos sucios, de los partidos políticos, y lo hace sin lealtad hacia ninguna persona, ideología o partido político. Confiar en Saca y su pitbull, el Brozo, es el mismo error que cometió GANA; y es el mismo error que antes cometió ARENA. Es sólo una cuestión de tiempo antes de que la supuesta alianza táctica con Saca se vuelque del todo en contra del FMLN, y ese tiempo tiene un plazo: la elección presidencial de 2019.

Saca está jugando una doble partida: por un lado apoya al FMLN, poniendo su equipo de campaña a disposición de Nayib Bukele, pero por otro lado está atacando a los principales líderes del FMLN, filtrando a los medios de prensa información que los desprestigia o denigra exponiendo sus debilidades o, incluso, dando a conocer operaciones ilegales que nadie en ARENA podría haber sabido y a la que no podrían haber tenido acceso los periodistas. Lo que hay que destacar es que la información negativa que se filtra sobre el FMLN sólo podría haber salido de una operación más amplia de inteligencia, cuyo principal centro de operación, según algunas fuentes periodísticas consultadas, está en la Fiscalía General de la República, por ser la única institución con la capacidad para centralizar documentos e información, y por su acceso a herramientas de espionaje, como las escuchas telefónicas. Es el mismo modus operandi que instituyó Tony Saca durante los últimos tres años de su presidencia, excepto que ahora trabaja en función suya, un agente político independiente, y no del actual presidente. De hecho, Salvador Sánchez Cerén ni siquiera parece estar consciente de que esto está ocurriendo.

La pregunta siguiente es: si Neto Sanabria, alias el “Brozo”, es parte de esta operación política de Saca, que es completamente ajena a los intereses del FMLN, ¿por qué es él quien dirige la campaña de Nayib Bukele?

Para contestar esta pregunta, necesitamos responder antes otra serie de interrogantes, porque los electores, en particular los que están comprometidos con el FMLN, necesitan saber a qué se enfrentan.

702231145_37575Uno de los incontables memes que se distribuyeron en las redes sociales después del debate y que satirizaron la aparición pública del extraño personaje que acompañaba al candidato del FMLN, Nayib Bukele: su jefe de campaña, Ernesto “el Brozo” Sanabria.

 


 

En la siguiente entrega: LA CORTA CARRERA PERIODÍSTICA DEL BROZO

Los fallidos intentos de Neto Sanabria de convertirse en periodista: desde su paso por Radio Venceremos (después de la guerra, por supuesto), radio la Chévere y Radio Nacional, donde tuvieron que destituirlo por un desfalco…

afiche brozo nayib

Medardo Gonzalez y Nayib Bukele

Medardo González sólo ha asistido seis veces a la Asamblea desde 2012

Medardo González, quién puso en línea a Nayib Bukele luego de decir que éste estaba “mal ubicado” por sugerir que el diputado Sigfrido Reyes debía de ser investigado por el caso de los terrenos IPSFA, tiene también una trayectoria cuestionable en la Asamblea Legislativa: es el rey del ausentismo. De hecho, usar la palabra ausentismo subestima el problema, porque el diputado, pese a recibir una alto salario, en realidad no trabaja allí. Entre mayo 2012 y diciembre 2014, el diputado del FMLN y Secretario General de ese partido, sólo asistió seis veces a la Asamblea Legislativa, según documentación en la Gerencia de Operaciones Legislativas; y de 116 plenarias solo ha participado en tres; en los últimos 32 meses solo se ha presentado cinco veces en la Asamblea.

David Ernesto Pérez
Reproducido de La Página
Publicado el 9 de febrero de 2015

El diputado Medardo González no se caracteriza por gritar emocionado en los acalorados debates de las sesiones plenarias, ni por dar atinados aportes en las comisiones de trabajo que todos los días aprueban los dictámenes que después se convierten en leyes de la República, sino que es reconocido por brillar por su ausencia: desde mayo de 2012 hasta diciembre de 2014 el también coordinador general del FMLN solo ha llegado seis veces a la Asamblea, de acuerdo a las listas de asistencia proporcionadas por la Oficina de Información y Respuesta del Legislativo.

El 11 de mayo de 2012 fue la primera vez que González asistió a la plenaria. Ese día se inauguraba la legislatura 2012-2015 y él ganó su segundo periodo como diputado gracias a los 92,235 votos –es el sexto más votado después de Ana Vilma de Escobar, David Reyes, Margarita Escobar, Edwin Zamora y Sigfrido Reyes– que le dieron los electores de San Salvador. Y llegó puntual a las sesiones del 17 y 24 de ese mes y el 18 de diciembre de 2014 pero no se le volvió a ver nunca más.

Para trabajar los diputados se dividen en comisiones. Al excomandante del FMLN insurgente le tocó en la Comisión Política, una de las que mayor relevancia toma debido a que los temas que discute suelen dar el norte que se llevará en, por ejemplo, la elección de funcionarios de la Corte de Cuentas, la Corte Suprema de Justicia, el Consejo Nacional de la Judicatura o la toma de decisiones internas del Parlamento.

En la Política están inscritos diputados como los efemelenistas Sigfrido Reyes y Norma Guevara; Donato Vaquerano, Milena Calderón de Escalón y Margarita Escobar, de ARENA; Guillermo Gallegos y Walter Guzmán, de GANA; Antonio Almendáriz y Roberto Angulo, del PCN; Douglas Avilés, de CD; y Rodolfo Parker, del PDC.

El 15 de mayo fue la primera vez que el jefe efemelenista participó en la Comisión. En esa sesión los diputados acordaron crear una subcomisión que propondría reformas al Reglamento Interno de la Asamblea (RIAL) para frenar el transfuguismo, regular la austeridad en la compra de camionetas, viajes, almuerzos, el tiempo para discutir y aprobar leyes, cuándo iba a usarse la dispensa de trámites y en qué momento iba a ser oportuno modificar la agenda de la plenaria para presentar proyectos de última hora.

Después de esa reunión nadie volvió a encontrarse en los pasillos legislativos con González hasta el 16 de octubre, es decir, cinco meses más tarde cuando los diputados estaban nuevamente enfrentados pero, en esa ocasión, por la elección del fiscal general.

El 10 de julio de 2012 la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema había declarado ilegal el nombramiento del abogado Astor Escalante como titular de la Fiscalía General (FGR) y durante cuatro meses los partidos discutieron a quién iban a nombrar en su lugar. González, como una de las principales figuras de la organización política de izquierdas, participó en una de las tantas reuniones que celebraron para decidir qué rumbo tomar.

La Comisión Política creó el comité Agenda País que había cortado a tres una lista de 47 aspirantes a fiscal general: el mismo Escalante, Romeo Barahona –que quería ser reelecto- y Luis Martínez. Como las negociaciones no avanzaban los diputados pensaban en abrir la planilla de candidatos nuevamente o pedir al entonces presidente Mauricio Funes que mediará entre ellos.

Y desde mayo 2012 a diciembre de 2014 esas fueron las únicas cinco veces que la Gerencia de Operaciones Legislativas registró la asistencia del diputado González; de 116 plenarias solo ha participado en tres; en 32 meses solo se ha presentado cinco veces en la Asamblea y cuando no ha estado sus suplentes han sido: Cristina Cornejo, José Simón Paz, Ana María Alvarenga Barahona, Sussy Lisseth Bonilla, José Augusto Hernández González, Alba Elizabeth Márquez, Crissia Suhán Chávez García, Blanca Estela Reyes Barahona de Reyes y Marta Lorena Araujo.

González, cuando se le explicó que las listas de asistencia lo declaran como el rey del ausentismo respondió en tono molesto: “No quiero hablar de eso, yo vine a otra cosa”. El oficialista evitó responder: ¿Qué sentido tiene ser diputado para ausentarse casi toda la legislatura? ¿Para qué se postuló si no asiste a su lugar de trabajo? ¿De qué sirve competir por la reelección por tercer periodo consecutivo?

El artículo 18 del Reglamento Interno obliga a los diputados a conocer la Constitución, saber sobre los proyectos de ley e informarse sobre lo qué votarán, aceptar las comisiones en las que fueron nombrados al inicio de cada legislatura, solicitar por escrito permiso a la Junta Directiva cuando necesiten ausentarse por más de cinco días explicando los motivos y el tiempo que estarán lejos de su trabajo y “asistir puntualmente y estar presentes en las sesiones de las comisiones legislativas que integran, en las sesiones plenarias y demás actividades oficiales a las que sean convocados”.

El artículo 19 del Reglamento Interno manda a que se sancione a los diputados que no asistan a las sesiones plenarias o a las reuniones de comisiones. La sanción es la remuneración correspondiente de su salario.

Los diputados Ernesto Angulo y Francis Zablah confirmaron que su colega pide licencia, sin goce de sueldo, cada uno o dos meses a la Junta Directiva; en las solicitudes no explica por qué se ausentará.

“No se debería hacer, no es moral quedar como diputado y pasar haciendo otra cosa”, comentó y agregó que, en términos prácticos, el efemelenista se ha exonerado de su cargo evadiendo seguir el procedimiento que siguieron sus compañeros Benito Lara, Roberto Lorenzana, Orestes Ortez y Arístides Valencia que asumieron cargos en el Gobierno de Salvador Sánchez Cerén.

La ausencia no es nueva. En 2009 ganó por primera vez una diputación pero más de la mitad de la legislatura la pasó en cualquier lugar menos en la Asamblea.

Reglamento Interno de la Asamblea Legislativa obliga a imponer sanción a Medardo González por inasistencia. El diputado del FMLN sólo ha asistido 6 días a su trabajo desde que ganó un curul en la elección de 2012.
El REGLAMENTO INTERNO DE LA ASAMBLEA LEGISLATIVA obliga a imponer una sanción a Medardo González por inasistencia. El diputado del FMLN, secretario general de ese partido, sólo ha asistido seis veces a su trabajo desde que ganó un curul en la elección de 2012.

Polícia vinculó a candidata de FMLN, Michelle Sol, con red de coyotes

Michelle Sol vinculada por PNC a red de tráfico

Fue detenida en 2003 por intentar sacar del país a dos menores de edad, con documentos de otras niñas.

Jessel Santos
Artículo publicado por La Prensa Gráfica
8 de febrero de 2015

La candidata por el FMLN para la Alcaldía de Nuevo Cuscatlán, Irma Michelle Sol, fue capturada en 2003 acusada de estar vinculada con una red de tráfico de personas que fue investigada por la Policía Nacional Civil (PNC) desde 1998.

La mujer, que sustituye a Nayib Bukele como alcaldesa en dicho municipio de La Libertad, fue detenida en el Aeropuerto Intencional de El Salvador cuando intentaba salir de viaje acompañada de Osmín Blanco Canales, de 32 años, quien también fue detenido.

La pareja, según los informes de este medio, trataba de sacar del país a dos menores con pasaportes visados originales, pero que contenían los nombres y fotografías de otras menores de edad.

Sol, quien se hizo pasar como tía de las niñas de 12 y 17 años, fue vinculada, según la PNC, con una red de coyotes que su principal cabecilla era Fransheska Alvarado Hughes.

El caso fue llevado cuatro días después a los tribunales de Paz, donde el juez consideró que había culpabilidad, por lo que trasladó el caso a la etapa de instrucción.

Pese a que Sol debió quedar detenida, el juez le sustituyó la medida por una fianza de $4,000, según el expediente.

En la etapa de instrucción, la jueza Ana María Guzmán, quien conoció el caso, determinó que la Fiscalía no había incluido más pruebas al proceso, por lo que cerró el caso de manera provisional, a fin de que la Fiscalía pudiera abrir de nuevo el caso. Al no requerir de nuevo, por parte de la FGR, la jueza, un año después, cierra definitivamente el caso.

Al consultarle a Gerardo Barón, candidato a la comuna de Nuevo Cuscatlán por ARENA, aseguró que no emitirá opinión sobre el caso que involucra a su contendiente en un proceso de 2003.

Por su parte, la unidad de comunicaciones de Sol argumentó que daría una postura oficial a través de un comunicado, el cual no llegó a la redacción de este medio hasta el cierre de la nota.

La mancha judicial de la heredera política de Nayib Bukele

La alcaldesa en funciones de Nuevo Cuscatlán, Michelle Sol, fue procesada hace 12 años por el delito de tráfico de personas. El escaso trabajo de investigación de la Fiscalía propició que el caso se cerrara en la etapa en que se debe construir las pruebas. La candidata a alcaldesa para el período 2015-2018 se se limitó a explicar que hubo una confusión y que el incidente “por buena gente me pasó”.   

EL FARO. Sergio Arauz, Gabriel Labrador y Efren Lemus / Fotos: Fred Ramos

faro1

La alcaldesa en funciones de Nuevo Cuscatlán, Michelle Sol,

La mañana del 21 de enero de 2003, la Policía Nacional Civil capturó a una mujer de 30 años en el Aeropuerto Internacional El Salvador. Los dos agentes la detuvieron al detectar inconsistencias en los documentos que presentó cuando se hacía pasar por tía de dos menores de edad. Los policías sospecharon que era una traficante de personas y justo bajo esa acusación fue procesada en los juzgados de San Luis Talpa, departamento de La Paz. La mujer detenida hace 12 años es Irma Michelle Martha Ninette Sol Schweikert, alcaldesa en funciones de Nuevo Cuscatlán, el municipio que se volvió atractivo en el mercado político salvadoreño tras la gestión del empresario Nayib Bukele, estrella de los candidatos municipales del FMLN.

La Fiscalía no logró la condena judicial de Sol, y esta ahora es candidata a suceder a Bukele en la alcaldía de este pequeño municipio situado a 10 kilómetros al suroccidente de la capital salvadoreña. En agosto de 2014, días después de haber sido lanzado como candidato a alcalde de San Salvador por el FMLN, Bukele anunció que la concejal Sol sería la candidata a alcaldesa, y el 5 de enero de 2015, el FMLN la inscribió como tal ante el Tribunal Supremo Electoral.

El acta de detención de Michelle Sol dice que fue retenida alrededor de las 8 de la mañana en el aeropuerto y que fue capturada oficialmente cerca del mediodía del martes 21 de enero de 2003, junto a un hombre llamado Osmín Blanco Canales, quien portaba un pasaporte con otro nombre.

El acta agrega que los dos policías los detuvieron al detectar que las fotografías de los documentos de las supuestas sobrinas de Michelle no coincidían con los rostros de carne y hueso que en ese momento intentaban viajar con ella a Miami, Estados Unidos. Michelle Sol pasó seis noches en bartolinas de la Policía de Fronteras y el 27 de enero de ese año fue presentada ante el juez de paz de San Luis Talpa.

En aquel momento la Fiscalía sostenía su caso con los siguientes elementos: un acta policial de detención en flagrancia, las entrevistas a las menores de edad que revelaron que sus nombres reales no eran los de los pasaportes que portaba la persona que se hizo pasar por tía, las actas notariales de permiso para salir del país, la entrevista a una tía legítima de una de las menores y un informe de la Embajada de los Estados Unidos que certificaba la validez de las visas involucradas.

El acta de detención reseña que los policías detectaron “anomalías” en los documentos que Michelle Sol presentó cuando buscaba chequear el equipaje y que al entrevistar a las menores por aparte, las niñas contaron que ellas no eran las mismas personas que aparecían en los documentos y agregaron que su tía no era Sol.

Con base en esa acta, la fiscal del caso relató en el juzgado de paz: “Lo que hizo la imputada Michelle fue guiar a las menores haciéndolas pasar como sus sobrinas para intentar sacarlas del país.” La fiscal también hizo uso de las declaraciones de las menores, quienes en sus entrevistas habían dicho: “Michelle las acompañó al aeropuerto (…) para evadir los controles migratorios de nuestro país” y que “el esposo de la señora Michelle las llevó en un vehículo negro al aeropuerto”. La fiscalía había obtenido dos testimonios de un primo y una tía legítima de las menores con los que pretendía demostrar que Sol quería juntar a las menores con sus respectivas madres, inmigrantes en Estados Unidos.

En esa audiencia, uno de los dos defensores de la actual alcaldesa en funciones, Mártir Aguilera, dijo que a ella, sus amigas le habían pedido que acompañara a las menores pero que ella no había actuado con intención de traficar ilegalmente a nadie. Su otro abogado, Lisandro Quintanilla, intentó desvirtuar las pruebas que expuso la Fiscalía. Pidió eliminar las entrevistas a las dos menores de edad argumentando que no tenían la firma del funcionario que las entrevistó. También pidió excluir del proceso judicial los documentos decomisados al momento de la captura por no estar embalados ni sellados por el juzgado. Además, intentó anular como prueba un informe de la Embajada de los Estados Unidos en El Salvador por no haber sido solicitado como exigen las formas judiciales. Según consta en el acta de audiencia inicial, el abogado también aclaró que la visa de los Estados Unidos de Michelle Sol ya había sido cancelada.

 faro2

Todas las peticiones del abogado Quintanilla fueron refutadas por el juez. Ese 27 de enero de 2003, el juez de paz de San Luis Talpa resolvió que existían “suficientes indicios para sostener con probabilidad positiva que la imputada Irma Michelle Martha Ninette Sol Schweikert es autora material del ilícito penal”, pero sustituyó la detención provisional por tres condiciones: fijó una fianza de 4 mil dólares que pagó ese mismo día su padre, Francisco Viaud Sol, le prohibió salir del país, y le dictó la obligación de presentarse cada 15 días al juzgado de instrucción de San Luis Talpa. Respecto a Blanco Canales, el juez de paz resolvió que se le suspendía el procedimiento porque el suyo se trataba de un delito menor.

Para entender todas las dimensiones del proceso judicial, El Faro buscó y solicitó entrevista con la alcaldesa en funciones. “Fue una confusión, al final todo se aclaró. Por buena gente me pasó”, dijo escuetamente para explicar que no tenía tiempo para hablar del tema ese día. Tras la breve declaración, prometió una entrevista. El Faro insistió a lo largo de las últimas tres semanas, y en un último intento por conocer su versión, esta semana la respuesta que este periódico obtuvo de la encargada de la agenda de la candidata fue que Michelle Sol no tiene ningún comentario adicional que hacer.

Ya convertida en política, Michelle Sol cabe en una casi interminable lista de candidatos o políticos que a lo largo de los últimos 15 años arrastran o han arrastrado una mancha judicial en un país en el que la Constitución demanda poco más que moralidad e instrucción notorias a quienes aspiran a ocupar cargos de elección popular.

A finales del año pasado, Arena nombró director municipal de San Francisco Menéndez, Ahuachapán, a Narciso Ramírez, conocido como Chicho, quien es alcalde de ese municipio y candidato a una nueva reelección. Chicho es un hombre con antecedentes por tráfico de personas y que hace cuatro años fue capturado tras enfrentarse a tiros con narcotraficante de Honduras. El alcalde también ha sido investigado por narcotráfico. En el mismo departamento de Chicho pide el voto Ana Luisa Rodríguez, alcaldesa de Arena en Atiquizaya, quien ha usado dinero público para pagar los servicios del proveedor José Antonio Terán, un prominente pandillero conocido como Chepe Furia, y a Fredy Crespín Morán, un pandillero conocido como El Maniático.

Una búsqueda sencilla de nombres en Google destapa las manchas de otros alcaldes que piden el voto. Sobre el alcalde del fronterizo municipio de Metapán, Juan Umaña Samayoa, del Partido Concertación Nacional (PCN), aparece un historial de antecedentes: de su concejo municipal han sido asesinados dos concejales en los últimos años, y dos más fueron encarcelados por delitos de narcotráfico; él mismo ha enfrentado un juicio por evasión fiscal del que salió librado tras pagar lo evadido; y tiene señalamientos por tráfico de drogas.

Dada la relevancia que ha adquirido Nuevo Cuscatlán, El Faro preguntó al FMLN por los criterios y filtros usados para escoger candidatos o candidatas a alcaldías. Calixto Mejía, secretario departamental del FMLN en La Libertad, dijo que desconocía ese antecedente de Michelle Sol y que, en todo caso, su candidatura cumplía con los requisitos exigidos por ley. “Me toma por sorpresa, no sabía”, dijo a El Faro.

faro3

Acta enviada a la Policía de Fronteras, el 27 de enero de 2003, en la que el juez de Paz informa que Michelle Sol debe ser puesta en libertad condicional para seguir enfrentando un proceso en contra por tráfico de menores. Foto: Gabriel Labrador.

Acta enviada a la Policía de Fronteras, el 27 de enero de 2003, en la que el juez de Paz informa que Michelle Sol debe ser puesta en libertad condicional para seguir enfrentando un proceso en contra por tráfico de menores. Foto: Gabriel Labrador.

Acta enviada a la Policía de Fronteras, el 27 de enero de 2003, en la que el juez de Paz informa que Michelle Sol debe ser puesta en libertad condicional para seguir enfrentando un proceso en contra por tráfico de menores. Foto: Gabriel Labrador.

El desvanecimiento del caso

El primer juez que conoció el caso de Michelle Sol envió el expediente a la siguiente etapa, la de instrucción, porque consideró que había elementos suficientes para sospechar que la mujer había intentado sacar a las dos menores hacia Miami el martes 21 de enero de 2003. Pero seis meses después, llegado el día de la segunda audiencia, frente a la jueza de Instrucción de San Luis Talpa, la Fiscalía no había hecho avances en sus pesquisas. “No se ahondó en la investigación ni se realizaron las diligencias que este tribunal ordenó. Es necesario contar con la ampliación de las declaraciones de las menores”, dijo la jueza Ana Marina Guzmán durante la audiencia preliminar celebrada el 23 de julio de 2003. Su declaración también puede leerse como un llamado de atención a la Fiscalía, que perdió el caso por no seguir investigando.

La Fiscalía no había podido obtener más pruebas en seis meses, y sin ellas, era imposible que el caso pasara a juicio, la siguiente etapa, conocida como vista pública. “No existen elementos suficientes de la infracción penal que nos ocupa, así como también (sic) para atribuir la autoría y comisión de la misma a la indiciada (Michelle Sol), procediendo a pronunciar por un sobreseimiento provisional a su favor”, dijo la jueza, ese 23 de julio.

Un año después de ese sobreseimiento provisional, en 2004, la jueza Guzmán otorgó un sobreseimiento definitivo a Michelle Sol, una resolución que solo podía haberse evitado con nuevas pruebas o con la ampliación de las ya existentes. Pero la Fiscalía nunca solidificó el caso en las entrevistas iniciales de las menores Janet P. A. y Karla M. A., pues nunca las contactó nuevamente. La fiscal del caso, Alma Paredes, dijo que probablemente las menores ya se habían ido a Estados Unidos. Paredes tampoco entrevistó a las otras personas que las menores mencionaban en sus declaraciones, y también fracasó en su intento de practicar un careo entre las niñas y Michelle Sol para confirmar que ella era la mujer de nombre “Michelle” a la que aludían aquellas en sus entrevistas, y quien supuestamente les había hecho aprenderse los nombres que aparecían en los pasaportes y los permisos de salida.

En resumen, el caso se cayó porque la Fiscalía no logró que aquellas primeras entrevistas de las niñas y de los policías captores fueran ratificadas en la etapa de instrucción, algo que la ley penal requiere. No bastaba con que las niñas hubieran descrito una vez su relación con “la señora Michelle”, sino que ellas debían confirmarlo y detallarlo a lo largo del proceso. Pero no lo hicieron porque nunca llegaron a las convocatorias hechas ni por la Fiscalía ni por el juzgado de Instrucción. Las únicas pruebas de la Fiscalía no sobrevivieron el proceso.

En esto, la defensa de Sol fue hábil. El abogado Lisandro Quintanilla pidió entrevistar, así como lo había hecho la Fiscalía, a los policías que capturaron a la ahora candidata y a las menores. Lo pidió varias veces entre la primera y la segunda audiencia, tanto que la jueza de instrucción tuvo que intervenir para citar a las menores. Pero estas nunca llegaron. Tampoco se presentaron a la rueda de reconocimiento de personas que propuso hacer la defensa.

El único que aportó nuevas pruebas al proceso fue el abogado Quintanilla, quien presentó testigos que declararon, en la audiencia, que en la semana previa a la captura, Sol había permanecido en un rancho de playa. Otros dos testigos relataron que cuando Sol iba al aeropuerto iba sola con su esposo de entonces, con nadie más. La jueza no se basó en estas pruebas para absolver a Sol, pero sí reclamó a la Fiscalía su pobre investigación.

A lo largo de todo el expediente no queda claro en qué momento y cómo exactamente ocurrió la captura de Michelle Sol, de Osmín Blanco y la retención de las dos niñas. Las versiones se contradicen entre quién entregó los pasaportes a las autoridades de Migración, aunque el juez dio por válida la versión de los policías según la cual ella había sido la que los presentó. Según los defensores de Michelle Sol, fue Osmín Blanco quien presentó los papeles, que incluían los permisos de salida de las menores en los que se leía que ella era la tía. Según los defensores de Sol, la ahora candidata no fue la que pagó al notario para la elaboración de dichos documentos, y la Fiscalía tampoco pudo refutarlo.

En el aire quedan algunas dudas. ¿Quiénes eran las amigas que, según uno de los primeros defensores de Sol, le pidieron a ella que acompañara a las menores al aeropuerto? ¿Por qué Michelle Sol dijo en la audiencia preliminar que el día de su captura ella en realidad no se fijó en quiénes estaban detrás suyoa en la fila para pasar con los agentes de Migración? ¿Por qué dijo a los policías que la capturaron que ella solo iba acompañando a las menores? ¿Quién es la persona que contrató al notario que redactó los permisos de viaje y escribió que Irma Michelle Martha Ninette Sol Schweikert era la tía de las menores? ¿Cuál es esa confusión que, tal como Sol dijo a este periódico, provocó que ella fuera capturada y procesada por tráfico ilícito de personas?

Consultado por El Faro, el abogado Lisandro Quintanilla dijo, igual que Sol, que él no tenía comentarios sobre este caso. Pero en un texto presentado a la jueza de instrucción antes de la audiencia preliminar sostenía que las menores habían sido inducidas por los agentes captores para culpar a Sol, y que nadie podía probar que ella había llevado a las niñas al aeropuerto ni que ella había sido quien las había aleccionado sobre sus falsas identidades. Aquellas primeras entrevistas de los agentes captores y las menores no fueron suficientes en la etapa de instrucción.

Un año y medio después de la captura de Sol, cuando ella ya había sido sobreseída por la jueza de instrucción, la Policía capturó a otra pareja de presuntos traficantes de personas: Carlos Alarcón, de entonces 26 años, y Ada Fransheska Alvarado Hughes, de 30, y cuando las autoridades policiales dieron conferencia de prensa para informar de su detención, vincularon sus capturas con las de Michelle Sol y Osmín Blanco. “Red era investigada desde 1998”, tituló una nota La Prensa Gráfica. “La Policía vincula a Sol Schweikert y Blanco Canales con la red de Alvarado Hughes”, escribió el periodista.

faro4

Michelle Sol, acompañó al candidato a la alcadia por San Salvador Nayib Bukele, en el debate del 27 de enero.