Cartas de Paolo

Carta al fiscal general: Tome control de la redadas. De Paolo Luers

16 abril 2010 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

Estimado Dr. Raúl Melara:
Hay sectores sociales que tienen que convivir con las pandillas: comunidades marginales, vendedores informales, trabajadores municipales, transportistas, profesores… También tienen que buscar la forma de convivir con la policía. Conviven con la pandilla no porque así lo quieran. No es por afinidad, es por necesidad. Un Estado que no tiene la capacidad de garantizar la paz social los condena a convivir para sobrevivir.

Convivir significa que diariamente tienen contacto con los pandilleros y que sus dirigentes (locales, comunales, gremiales, religiosos) hablen con los jefes de las clicas para facilitar la convivencia, prevenir la violencia, facilitar la vida comunal, productiva, deportiva, educativa.

Esto lo sabe todo el mundo, incluyendo los policías y fiscales. Pero de vez en cuando, de una manera arbitraria y cuando consideran que lo necesitan para su proyección pública, agarran a un dirigente de vendedores, a un alcalde, o a un representante comunal, le exhiben en ropa interior y lo acusan de colaboración con una pandilla o incluso de asociación ilícita. En otros casos no. Porque si lo hicieran con todos los dirigentes comunales, gremiales, religiosos, con todos los trabajadores municipales por igual, harían colapsar todo el tejido social. Optan por represión selectiva.

El último caso es el de Vicente Ramírez. Como dirigente de vendedores informales, es amigo de muchos y enemigo de otros. En la última redada de la Fiscalía y la PNC en el centro capitalino, Vicente fue uno de 117 personas arrestadas y acusadas de vínculos con la MS13.

Que me explique un fiscal o un jefe policial cómo alguien puede sobrevivir por décadas como dirigente de los vendedores informales en el centro capitalino sin tener contactos con las pandillas. Vicente es uno de los dirigentes de vendedores a quienes les toca resolver problemas con la alcaldía, con la PNC y el CAM, con los vendedores de otras zonas, con los transportistas y con las pandillas. Todos los días. Si no, el comercio informal no funcionaría.

Tengo años de conocer a Vicente. ¿Quién no lo conoce en San Salvador, sobre todo en el Centro? Lo he visto mediar en esta jungla que es el centro, apagar fuegos, buscar soluciones a conflictos.

¿Por qué alguien querrá sacar de circulación a gente como Vicente Ramírez, sabiendo que pone en peligro el delicado equilibrio social en el centro urbano? No sé. Puede ser que alguien quiere acumular más poder en esta jungla. O puede ser que alguien quiere mandar una señal a dirigentes sindicales, gremiales o comunales: Miren lo que les puede pasar si siguen ejerciendo esta labor de mediación en la calle, en los barrios, en los mercados…

Acusan a Vicente a haber aprovechado sus visitas a penales para mandar o recibir recados de los jefes pandilleros. ¿Y cómo es esto en tiempos de las medidas extraordinarias que reinan en todos los penales donde están recluidos pandilleros? Hay un estricto control sobre quien puede hacer visitas y sobre sus conversaciones dentro de los penales. Esta acusación absurda se le va a caer a la Fiscalía. Pero mientras tanto, Vicente Ramírez va a estar preso, mínimamente por 5 meses. Y en las calles del Centro habrá más violencia y menos convivencia pacífica.

No podemos seguir con esta lógica de redadas masivas y casos arbitrarios, todo con el pretexto de la lucha contra las pandillas. Actúe, señor Fiscal General, para erradicar los vicios que sus antecesores le han dejado.

Saludos,

Carta sobre los presidentes indeseables. De Paolo Luers

13 abril 2019 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

Pocas veces me alegro con una decisión de nuestro presidente electo. Con esta sí: No va a invitar a su toma de poder a presidentes ilegítimos como Nicolás Maduro, de Venezuela; Daniel Ortega, de Nicaragua, y Juan Orlando Hernández, de Honduras. Me encanta. Pero yo no soy presidente electo. Puedo decir lo que quiero, sin generar complicaciones al país.

Además, no invitar a alguien es una cosa, pero otra es publicitar esta decisión en Twitter. Es como restregarles a los presidentes en la cara su exclusión de la lista de invitados. Bukele lo hizo, y como presidente tendrá que liderar con las consecuencias diplomáticas.

Si yo hago una fiesta en mi casa, tengo el derecho de no invitar a los vecinos que me caen mal. Pero no voy a poner un anuncio en el periódico diciendo: Fulano, Zutano y Mengano no son invitados a mi fiesta, porque maltratan a su hijos, perros y esposas. Mucho menos cuando tengo intenciones de convertirme en el presidente de la Asociación de Vecinos de mi colonia, donde los 3 indeseados también son miembros y pagan su cuota mensual. ¿Con qué cara los voy a convocar luego para discutir los problemas de basura y seguridad?

Esto es más o menos lo que va a pasar al futuro gobierno salvadoreño. Muy pronto le tocará asumir la presidencia rotativa del SICA – y por más que nos caigan mal ciertos vecinos, hay que invitarlos, atenderlos y escucharlos en la cumbre centroamericana.

Pero luego de restregarles en la cara que son personas ‘non grata’, ¿cómo los va a recibir nuestro presidente después, cuando le toque la presidencia rotativa del SICA?

Me surgen otras preguntas: ¿Al emir de Qatar lo invitaron para la toma de poder? Su régimen es altamente cuestionado por su carácter autoritario y las violaciones a derechos humanos, laborales, religiosos? El presidente electo ya se reunió con el embajador de Qatar, hablando de planes ambiciosos de inversión en El Salvador?

¿A los gobiernos de Rusia y China Popular se les va a incluir en la lista de ‘indeseables’, por su apoyo Daniel Ortega y Nicolás Maduro para mantenerse en el poder?

¿Nos conviene provocar que los gobiernos de Nicaragua y Honduras se unan para atentar contra los intereses de El Salvador en el Golfo de Fonseca y en Centroamérica?

Parece que en materia de relaciones internacionales hay muchas cosas que el presidente electo tendrá que aprender rápido si quiere evitar complicaciones serias a nuestro país.

Saludos,

Carta a los renovadores: No se dejen distraer de populismos. De Paolo Luers

11 abril 2019 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

No es nada nuevo que los partidos tienen que renovarse, principalmente ARENA y FMLN. El error principal (y posiblemente fatal) que pueden cometer es focalizar el debate sobre su renovación en la competencia con Bukele y Nuevas Ideas, tratando de competir con su supuesta “nueva forma de hacer política” – o sea con la demagogia anti política. Lo peor que pude pasar al país es que para las elecciones legislativas del 2021 se desate una carrera entre diferentes formas de populismo. Parece que estamos en este camino, con muchos retomando propuestas o exigencias demagógicas, o incluso tirándole los calzones al presidente electo. Esto es rendición, no renovación.

La necesidad de ARENA y el FMLN de renovarse no surge del hecho que Bukele los haya vencido en la elección presidencial. Este debacle solo fue la factura que pagaron por no atender a tiempo la necesidad de renovación.

Tanto en la izquierda cono en la derecha, la renovación, la democratización y la definición ideológica de los partidos están en discusión desde hace muchos años. En vez de buscar cómo competir contra Bukele en su propio terreno, el populismo, los partidos tienen que retomar el hilo de su propio desarrollo interno y finalmente refundarse con claras definiciones ideológicas. No hay que complicar tanto este asunto. Es mucho más sencillo que parece.

El FMLN tiene que refundarse como partido socialdemócrata, reformista, progresista, con fuerte énfasis en el Estado del Bienestar al modelo de países como Canadá, los países de Escandinavia y Alemania – pero al mismo tiempo rompiendo la barrera ideológica que le ha impedido adoptar la defensa de las libertades y de la institucionalidad republicana.

ARENA tiene que refundarse como partido liberal, republicano, constitucional, con especial énfasis en la defensa de las libertades (no solo económicas, sino también sociales) – pero al mismo tiempo rompiendo la barrera ideológica que le ha impedido adoptar como su propósito histórico la erradicación de la pobreza en El Salvador.

Que en el camino tienen que democratizarse, fomentar nuevos liderazgos, cambiar sus estatutos, el lógico – pero lo más importante será que definan con claridad su proyecto político, su razón de ser.

Si los partidos no logran producir este salto cualitativo, se van a reducir a remanentes de un mapa ideológico desfasado – y otros partidos o movimientos nuevos tomarán su espacio para representar una derecha liberal y una izquierda reformista.

No tienen que reinventar la rueda. Retomen los debates de ruptura dentro del FMLN (ERP/RN; Renovadores; FDR), y las discusiones en ARENA luego de perder el poder en 2009 (incluyendo el documento que en el 2010 surgió para renovar el ideario de ARENA). Olvídense de Nuevas Ideas y definan, bajo su propia lógica, su identidad política. Si lo logran, todos ganamos. En un país con un partido liberal fuerte y uno socialdemócrata consolidado, no cabrá una tienda de variedades populistas como Nuevas Ideas.

Saludos,

Carta a los intolerantes: Tienen derecho de opinar, mas no se censurar. De Paolo Luers

9 abril 2019 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

¿Hasta qué punto realmente somos tolerantes? Se demostrará con el grado de nuestra tolerancia con los intolerantes.

¿Hasta qué punto estamos dispuestos a defender la libertad de expresión? Se demostrará cuando quieren callar a alguien cuyas opiniones rechazamos. ¿Defenderemos su derecho de expresarse libremente?

La señora Julia Regina de Cardenal se destaca por su manifiesta intolerancia en temas de religión, feminismo, y sexualidad. Rechazo casi la totalidad de las opiniones que ella publica. Sin embargo, no me causó ninguna gracias cuando en Twitter apareció una señora llamada Sofía Gretti anunciando orgullosamente “Acabé con la Julia Homofóbica Regina Cardenal”. Resulta que la usuaria @sofiagretti95 había hecho las gestiones con el servicio de denuncia de Twitter para que temporalmente restringieran la cuenta de la señora de Cardenal. Y ella y sus seguidoras lo estaban celebrando en esta red social como “triunfo contra la intolerancia”.

Sin embargo, era lo contrario: otro triunfo de la intolerancia. El que lo resumió bien fue Marvin Galeas. Reprodujo en su cuenta de Twitter el triunfante tuit de Sofía Gretti, y lo comentó así: Se puede o no estar de acuerdo con las opiniones de Julia de Cardenal, lo que no se vale es acallar una posición y celebrarlo de esta manera.”

100% de acuerdo con Marvin Galeas.

La que no estuvo de acuerdo fue Sofía Gretti. Inmediatamente bloqueó a Marvin Galeas. Hay que detenerse en este: La que en nombre de la lucha contra la intolerancia pidió a Twitter que cierre la cuenta de Julia Regina de Cardenal bloqueó a Marvin por desacuerdo con su opinión.

Es más, cuando Marvin publicó en su cuenta en Twitter el anuncio que Sofía Gretti lo había bloqueado, ella tomó una medida aun más radical: Puso candado a su cuenta de Twitter, o sea la bloqueó al público. Terminándose la tolerancia, se terminó la comunicación…

El mismo día detecté en el periódico español El País una columna de Almudena Grandes, titulada “Estómago”. Casi siempre leo sus columnas, aunque casi nunca estoy de acuerdo – y muchas veces me enojo encendidamente con ella, como cuando escribió que había tantas opiniones sobre Venezuela que ella ya no sabía a quién creer, a Nicolás Maduro o a Juan Guiadó.

Casualmente, Almudena ella escribió este día sobre el mismo tema: la intolerancia y la libertad de expresión. Como para provocarme, en la primera parte de la columna le echó una gran regañada a una mujer y dirigente política que yo adoro: Inés Arrimadas, la dirigente del partido opositor “Ciudadanos” en el parlamento catalán. Y cuando ya me tenía encendido, Almudena dio un inesperado giro a su columna, describiendo como el presidente del Parlament, de manera grosera, trató de callar a Ines, quitándole la palabra. La moraleja de la columna: “Si democracia no es una palabra hueca, ser demócrata consiste en defender los derechos y las libertades de personas que dan dolor de estómago. En mi caso, sin ir más lejos, Inés Arrimadas.”

Bueno, a mi me da dolor de estómago la Santa Inquisición en todas sus formas. La católica de la señora Julia Regina, arremetiendo contra las feministas – e igual la inquisición feminista de la señora Sofía Gretti, que trata de callar a las voces que no le gustan. Pero nadie debería censurar a doña Julia – y tampoco debería autocensurarse doña Sofía. Con la censura y con la autocensura se corta toda posibilidad de comunicación.

Saludos,

Carta a los que piden pensiones justas y dignas: No engañen a la gente. De Paolo Luers

6 abril 2019 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

Muchos pensamos que todo ciudadano debe recibir, en su vejez, algún tipo de pensión que le permita vivir con dignidad.

Esto incluye a los que nunca han cotizado a ningún sistema de pensiones, porque nunca han estado en un trabajo formal. Incluye a los que sí han estado cotizando, pero no los años suficientes. E incluye a los que han trabajado toda la vida, pero con salario mínimo y, por ende, pensiones de hambre.

Si a estos tres grupos les queremos garantizar una pensión y vejez digna, lo primero que tenemos que asumir es que esto jamás se podrá realizar dentro del sistema de pensiones que se financia con las cotizaciones de los trabajadores. Por más que reformemos este sistema –y hay que reformarlo urgentemente para que sea mas eficiente–, de este sistema de cotizaciones no se podrán pagar ni pensiones dignas a personas que devengaron salarios de hambre, ni mucho menos a quienes nunca cotizaron porque trabajaron fuera de la economía formal. La reforma que hay que hacer al sistema de pensiones es para hacerlo más eficiente, y por tanto más justo para sus cotizantes.

Pero si queremos dar a los que reciben pensiones mínimas un complemento para garantizar una vejez digna; y si además queremos que las personas que no han cotizado también reciban una pensión, tenemos que exigir que el Estado construya un sistema paralelo de pensión universal, financiado por impuestos. Estamos hablando ya no de una reforma del sistema de pensiones, sino de una reforma del sistema de prioridades de la política social del Estado.

Pedir al sistema basado en cotizaciones pensiones dignas para todos es demagogia.

Esto hay que decirle a los diputados, sindicalistas, políticos que ahora vuelven a poner en la agenda el tema de las pensiones. No engañen a la gente con expectativas falsas. No echen a las AFP la culpa de que millones de gente que no se ha logrado incluir en la economía formal (y quienes por tanto no cotizan a las AFP) no reciban pensiones. O que los que, basados en sus salarios mínimos, pagan cotizaciones mínimas, solarmente reciban pensiones mínimas.

Si están dispuestos a discutir en serio el problema de la vejez digna, presenten propuestas de una política social del Estado, obviamente incluyendo cómo financiarla con impuestos.


Mientras tanto, mejor cállense.

Saludos,

Carta al fiscal general: ¿Destape o tapadera (II)? De Paolo Luers

4 abril 2019 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

Si la historia se repite, también se pueden repetir mis cartas. Cuando el entonces fiscal general Douglas Meléndez negoció el juicio abreviado con penas reducidas a Toni Saca y sus cómplices, le mandé una carta titulada ¿Destape o tapadera? Hoy, el nuevo fiscal  Raúl Melara negoció un acuerdo similar con la esposa del ex presidente, Ana Ligia de Saca, acusada de haber lavado el dinero robado por su esposo. Le mando la misma carta, solo cambia su nombre, el nombre del acusado, y muy pocas palabras que usted ve en negrito. Todo lo demás, lo que ve en cursivo, es literalmente igual. Cambió el fiscal, pero todo sigue igual…

***

Licenciado Raúl Melara:
Lo que molesta del juicio negociado entre la Fiscalía General y Ana Ligua de Saca no es la penas reducida (3 años de prisión sustituidos por trabajo de utilidad pública). Lo que molesta es que en este “juicio abreviado” no vamos a conocer toda la verdad.

Las penas de cárcel son secundarias, lo esencial es la verdad – toda la verdad sobre cómo funciona el poder de Casa Presidencial, que maneja cientos de millones sin rendir cuentas. Es un monstruo que aún no está desarmado, y solo conociéndolo con todos los detalles en un juicio público lo vamos a poder desmantelar y someter a los mecanismos de control institucional.

Este tipo de acuerdos, con juicio abreviado y penas mínimas, solo son admisibles cuando ayudan a llegar a la verdad. En cambio, si sirven para mantenerla encubierta, son obscenos. En este caso, el caso que usted con tanta pompa bautizó “Destape a la corrupción” termina siendo tapadera.

Entonces, le pregunto: ¿En qué se benefician el Estado, el país, la ciudadanía con el juicio abreviado que negoció la Fiscalía con la esposa de Saca? Dicen que el Estado se ahorra un juicio tedioso de varios meses, con el desfile de cientos de testigos y peritos. Es un argumento perverso: queremos escuchar a los testigos. Necesitamos escucharlos, conocer los números, las cuentas, los trucos, los beneficiarios, los colaboradores, los encubridores. Ahorrarnos esto significa privarnos del derecho a la verdad.

Usted ha autorizado este acuerdo con Ligia de Saca y nos tiene que dar las garantías de que a pesar del juicio abreviado vamos a conocer toda la verdad.

Usted nos tiene que comprobar que los beneficios que usted concede son a cambio de haber entregado toda la información. Solo así se justifican las penas mínimas y el juicio abreviado. Si no es así, no hay cómo justificar los beneficios, porque impiden el acceso a la verdad. Así de simple.

Tengo dudas que la señora de Saca tenga que aportar algo esencial a la búsqueda de la verdad. No creo que ella pueda explicar la trama criminal detrás del lavado de pisto. Más bien creo que fue nada más un instrumento útil (pero tonto) para esconder y lavar los fondos robados. Usted, señor fiscal, convénzanos de lo contrario, mostrándonos las revelaciones que usted consiguió en canje contra la reducción de la pena… Si no, esta negociación resulta ser otra más de las transas de Toni Saca.

Todo depende ahora de lo que usted nos va a revelar sobre la verdad que pudo alcanzar con las confesiones. No nos diga que la verdad está en los archivos de la Fiscalía, tiene que ser pública. Es la materia prima para la tarea que tenemos adelante de subsanar el sistema corrupto en Casa Presidencial, de una vez por todas.

La pelota está en su cancha, señor Fiscal General.

Saludos,

Lea también:
Carta al Fiscal General (Douglas Meléndez): ¿Destape o tapadera?

Carta a los oportunistas: Múltiples pretextos para no ejercer la oposición. De Paolo Luers

2 abril 2019 / MAS! y EL DIARIO DE HOY

Lo que uno capta en el ambiente, en los pasillos y en las redes son múltiples grados de oportunismo, gente tratando a subirse al tren del populismo, o por lo menos evitar que este les aplaste. Son diferentes formas de pretextos para no hacer oposición al gobierno que asumirá el 1 de junio.

  • Démosle el beneficio de la duda…
  • Si va mal al gobierno, nos va mal a todos…
  • Es de izquierda, pero por lo menos no es comunista como los del FMLN…
  • Es de derecha, pero por lo menos no es arenazi…
  • Es cierto que no tiene proyecto político coherente, pero al país hizo falta una sacudida…
  • La oposición tiene que ser constructiva…
  • El país necesita gobernabilidad…
  • Siempre cuando sus propuestas son a favor del pueblo, hay que apoyarlo…
  • No dividamos más el país. La mayoría ha votado por él y quiere un cambio…
  • Hay que aplaudir los esfuerzos de mejorar la relación con Estados Unidos…
  • Él está destruyendo al FMLN, cosa que ARENA no ha logrado nunca…
  • Él logró lo que el FMLN prometió: evitar que regresara al poder ARENA…
  • Si la embajada lo apoya, ¿cómo vamos a oponernos?
  • El hombre ganó y hay que aceptarlo. Mejor meterse en su gobierno para que no tenga excesos de izquierda…
  • El hombre ganó y hay que aceptarlo. Mejor meterse en su gobierno para que no tenga excesos neoliberales…
  • Por más gente moderada entre en su gobierno, menos daños van a hacer al país…
  • Por más gente honesta se meta en su gobierno, menos corrupto será…
  • Es cierto que en la campaña se portó muy mal, pero los gringos ya lo van a domesticar…
  • Solo serán 5 años. No tienen partido ni proyecto político para quedarse en el poder…
  • Es cierto que en las redes son muy agresivos. Pero, chucho que ladra no muerde…
  • Si el presidente me llama estoy dispuesto a colaborar…
  • Veo llegar una oposición intransigente, en vez de una que busca concertar…
  • El discurso de Heritage es de sentido común. El gran desafío será llevarlo a la práctica, lo que conlleva una profunda y sostenida transformación en los modelos de desarrollo y de conducción de la política, el gobierno y el poder.

Algunas de estas frases oportunistas son citas textuales, otras son reconstrucciones mías. Todas marcan la pauta del oportunismo que se está abriendo espacio en nuestro país. Si todos piensan -y actuarán- así, ¿quién pondrá los contrapesos a un gobernante con tanto menosprecio a la libertad de expresión y la institucionalidad?

Saludos,