referéndum revocatorio

Después de la palabra dictadura. De Alberto Barrera Tyszka

maduro-e1477188598226

Alberto-Barrera-Tyszka-640Alberto Barrera Tyszka, 23 octubre 2016 / PRODAVINCI

Antes de salir de vacaciones, dejando al país en un incendio, Nicolás Maduro se despidió de un grupo de seguidores preguntando lo siguiente: “¿Ustedes quieren enfrentarse otra vez en la vida a la tragedia circunstancial que nos tocó vivir el 6 de diciembre que nos ganara la oligarquía? ¿Ustedes se van a calar otras elecciones donde la oligarquía tenga algún triunfo?”  Fue la justificación más clara y directa de la actuación del CNE esta semana. Esas preguntas, lanzadas en voz alta y en tono camorrero, son el único argumento que se esconde detrás del silencio de Tibisay Lucena.

prodavinciNo habló Maduro de fraude. No mencionó ninguna de las supuestas denuncias que ha invocado el oficialismo. Maduro habló con las cuerdas vocales en el duodeno. Habló desde el miedo. Desde la intolerancia. Desde el autoritarismo. Maduro nos dijo que no se cala la democracia, que no acepta que otro, distinto a ellos, pueda ganar las elecciones.  Ese mismo día, por cierto, ante un grupo de sus seguidores, Donald Trump también aseguró que solo reconocería los resultados electorales si él quedaba como ganador.  La vida suele regalarnos casualidades que son relámpagos.

Después de realizado el sicariato judicial, Nicolás Maduro se comunicó nuevamente con el país. Como si no pasara nada demasiado especial. Desde Azerbaiyan y por teléfono, con voz calmada y con una naturalidad indignante, el Presidente hizo un llamado “a la tranquilidad, al diálogo,  a la paz, al respeto a la justicia y al acatamiento de las leyes, a que nadie se vuelva loco”  Hay un Nicolás Maduro para cada ocasión y circunstancia.  Cuando habla con los suyos es feroz, no tiene matices. Cuando quieres expresarse como Presidente, ensaya un tono más ecuánime. Cuando habla con Rodríguez Zapatero, dice lo que la inocencia de Rodríguez Zapatero desea oír. Esta tal vez sea la mayor herencia de Chávez: la organización del delirio. La tranquilidad de que se puede hablar y actuar de forma contradictoria y antagónica sin morir en el intento. La certeza de que se puede mentir sin consecuencias.

El día de ayer, Diosdado Cabello, como vocero del partido de gobierno, dio una rueda de prensa donde nos ofreció otra versión de lo que ha ocurrido esta semana. Es un relato asombroso: la policía secreta ha detenido a un joven concejal del Táchira (cuya esposa ha denunciado que lleva dos días “desaparecido”) y, según asegura Cabello, en su teléfono celular han encontrado todo un nuevo y macabro plan subversivo de la oposición. Ahí, entre chats y archivos de notas, descubrieron la secretísima y violenta agenda con la que la oposición pretendía utilizar la validación de firmas para “tumbar a Nicolás Maduro”.  El PSUV es la impunidad envasada al vacío. Actúa como fuerza militar, como cuerpo policial, y convierte una especulación en algo fáctico. Cabello nos habló como si sus hipótesis fueran confirmaciones. Secuestran a un ciudadano, lo acusan de ser terrorista y, a partir de ahí, descalifican al adversario político, suspenden la vía electoral y se imponen como un poder que está más allá de la democracia.  Los golpes de Estado son para el oficialismo lo que fueron las armas de destrucción masiva para George W Bush.

Pero después de todo esto, por supuesto, Diosdado Cabello invocó el diálogo, el respeto a las reglas del juego, la necesidad de la mediación, la importancia de garantizar elecciones y procesos transparentes…¿Cuál Diosdado es más real? ¿El que baja la voz y convoca al diálogo o el que aparece en un show, con un mazo de cavernícola, amenazando a la oposición?  Ambos son el mismo. Ambos saben que pueden decir lo que sea. Que nada importa. Que luego harán otra cosa. Lo que haga falta. Lo necesario para permanecer en el poder. Para que sus privilegios sean irreversibles.

¿Cómo se lucha contra esto? ¿Cómo se combate a quienes no honran sus palabras? La convivencia humana, en cualquiera de sus formas, depende de una mínima fe en las palabras. El oficialismo ya pasó un límite. No solo frente a la MUD o la comunidad internacional. Pasó un límite frente a todos los venezolanos. Ya sabemos que ellos también lo saben: no son mayoría. Ya sabemos que mienten descaradamente. Que no quieren contarse. Ya sabemos que solo podemos creer en sus amenazas; no en sus promesas. El oficialismo ha perdido su capacidad de ser esperanza. Puede tratar de seguir imponiéndonos su silencio. Pero ya no tiene nada que decirnos sobre nuestro futuro.

La política también es un acto de lenguaje  ¿Es posible dialogar con alguien a quien ya no le creemos nada? ¿Se puede hablar con quien no quiere escucharte? ¿Cómo? ¿En qué condiciones? ¿Cómo se sigue una lucha democrática en un contexto autoritario? ¿Qué frase viene después de la palabra dictadura?

prodavinci

Plebiscitos: ¿populismo del siglo XXI? De Luis Mario Rodríguez

Luis Mario RodríguezLuis Mario Rodríguez, 6 octubre 2016 / EDH

Mientras en Venezuela el referéndum revocatorio sigue entrampado, en Colombia, el plebiscito convocado por el gobierno para legitimar el acuerdo de paz se realizó en el tiempo estipulado y arrojó un estrecho margen de 0.45 % a favor del “NO”. Ambos sucesos permiten contrastar dos aspectos. El primero tiene relación con la independencia y la  credibilidad de las autoridades electorales.

diario hoyEn Colombia la encargada de organizar los comicios y de poner en marcha un mecanismo de democracia directa  es la Registraduría Nacional del Estado Civil. Entre el 2 de junio y el 2 de octubre de este año, la Registraduría supervisó la inscripción de nuevas cédulas de identidad, depuró el censo electoral, supervisó las campañas a favor y en contra del acuerdo, actualizó el listado de personas que podían ocupar el cargo de jurados que integrarían las mesas, estableció, en coordinación con los alcaldes, los lugares en los que se instalarían los centros de votación,  seleccionó a los delegados del Consejo Nacional Electoral, nombró las comisiones encargadas de escrutar los resultados, publicó el censo electoral, acreditó a los testigos electorales y entregó los resultados preliminares que otorgaron el triunfo a los simpatizantes del “NO”.

Los habilitados para votar en el plebiscito fueron casi 35 millones de  personas y los puestos de votación 11,034. Ninguna de las fuerzas políticas ni los movimientos a favor de una u otra opción denunciaron fraude alguno y, por el contrario, el escrutinio preliminar fue aceptado de inmediato y nadie dudó de la legitimidad del proceso.

En Venezuela la autoridad responsable de montar el revocatorio es el Consejo Nacional Electoral (CNE). Retrasar el procedimiento hasta enero de 2017 le permitiría al régimen, en el caso que los venezolanos decidan apartar a Nicolás Maduro de la presidencia,  que el vicepresidente finalice el período correspondiente hasta el año 2018; así lo establece la Constitución y, el CNE, fiel al inquilino del Palacio de Miraflores, ha obstaculizado la recolección de firmas y el aval de las siguientes etapas con el propósito de evitar elecciones anticipadas.

La convocatoria al referéndum se hizo el 26 de abril y apenas el pasado 21 de septiembre fue autorizada la recolección del 20% de las firmas de los inscritos en el censo nacional, equivalentes a 3.8 millones de personas, para los días 26, 27 y 28 de octubre, una condición legal que la oposición debe formalizar. El CNE se tomará el mes de noviembre para validar las firmas y hará la convocatoria para la celebración del revocatorio en diciembre, fecha desde la cual el organismo cuenta con 90 días para realizar el revocatorio. En resumen, la entidad electoral ha manipulado el calendario de trabajo para impedir que los ciudadanos se manifiesten por la continuidad o la interrupción del mandato de Maduro antes del 10 de enero de 2017, cuando inician los dos últimos años del gobierno actual.

La segunda cuestión se vincula a la figura que pide la celebración de la consulta popular. Cuando lo hace el gobierno, la equidad de la competencia se tuerce porque el oficialismo tiene más recursos que la oposición para hacer campaña por la opción que respalda. Por el contrario, si quienes toman la iniciativa son los ciudadanos, el dinero es escaso y la capacidad de organización se dificulta. Sin embargo los resultados pueden ser desfavorables en ambos situaciones. En Colombia perdió el “SI”, la alternativa del presidente Santos, lo mismo que en Bolivia, cuando Evo Morales llamó a la población a manifestarse por la reelección indefinida para el cargo de presidente de la República. Igual aconteció en Venezuela cuando Chávez pidió en 2007 la reforma constitucional con el mismo propósito.

Lo cierto es que ahora, en una época en la que los ciudadanos se están tomado en serio los espacios que les otorga la democracia, debe analizarse el tipo de consultas que se autorizan, las materias que se someten a las mismas, la transparencia de los procesos, la independencia de quienes los administran y la manera en la que se configura la pregunta que debe responder el elector. Si se descuidan estos asuntos el populismo podría encontrar otro medio para perjudicar la estabilidad de los sistemas políticos.

Siete tesis sobre el RR16. De Fernando Mires

Av. Libertador, a la altura del Liceo Gustavo Herrera. 1 de septiembre de 2016. ©Fotografía de Giovanna Mascetti. [01/09/2016]

Av. Libertador, a la altura del Liceo Gustavo Herrera. 1 de septiembre de 2016. ©Fotografía de Giovanna Mascetti. [01/09/2016]

FernandoMires-1451Fernando Mires, 30 septiembre 2016 / PRODAVINCI

1. El Revocatorio (RR16) no es un simple trámite electoral. Es incluso algo más que un referendo. Ha llegado a ser un movimiento político y social. Bajo su sigla —RR16— al igual como ocurrió en Polonia bajo el lema Solidarność, el pueblo venezolano ha logrado articular una gran cantidad de demandas sociales y políticas. Esas demandas van desde la protesta en contra del hambre hasta llegar a la lucha por las libertades políticas.

2. El RR16 nació desde la MUD impulsado, entre otros, por el liderazgo de Henrique Capriles, después apoyado desde la prisión por Leopoldo López. Pero el RR16 trasciende a la MUD, es más grande que la MUD. Sin la MUD no podría haber RR16 pero la MUD no es propietaria del RR16. El RR16 es defendido no solo por la oposición políticamente constituida sino, además, por una multitud que hasta antes del RR16 no estaba políticamente organizada. Del mismo modo, el RR16 ha penetrado entre sectores sociales ayer dispuestos a seguir a Chávez y al chavismo.

prodavinci3. Aunque el RR16 trasciende a la MUD, su éxito está ligado a la unidad de la MUD. El día 24-S, diferentes partidos, siglas y sectores que constituyen a la MUD, apoyados por representantes de la llamada sociedad civil, sellaron, a partir de la emisión de un documento conjunto, un pacto de unidad. Ese pacto de unidad no suprime a las diferencias pero sí las orienta en dirección a un objetivo común.

4. El RR16 se encuentra en directa relación con la victoria obtenida por el pueblo opositor organizado en la MUD el 6-D-2015, cuando alcanzó la mayoría absoluta en la AN. La objetiva clausura del Parlamento mediante la interposición ilegal del TSJ no dejó otra alternativa a la MUD que trasladar la dualidad de poderes formada al interior del Estado, hacia fuera del Parlamento, a las calles. El 1-S, durante “La Toma de Caracas”, las multitudes de la oposición se adueñaron de las calles. Desde ese momento el chavismo, sin votos y sin calle, nunca volverá a ser lo que una vez fue. Su única defensa son los aparatos represivos.

5. El RR16 nació como un movimiento constitucional. Pero después que el CNE a través de sus cuatro rectoras, y siguiendo ordenes de gobierno, violara abiertamente a la Constitución Nacional, el RR16 ha pasado a ser un movimiento en defensa de la Constitución. RR16 y Constitución son inseparables. En defensa de la Constitución a través del RR16 la mayoría opositora se ha convertido en pueblo ciudadano.

6. El triunfo del RR16 no está garantizado por nada ni por nadie. No obstante, si el régimen logra detenerlo mediante la vía de la represión, tendrá que pagar un alto precio: su aislamiento internacional y la pérdida de los restos de legitimidad que aún le quedan. Puede suceder incluso que si la votación “del 20%” —que tendrá lugar en los días 26, 27 y 28 de Octubre— llega a ser la avalancha que algunos esperan, la vértebra político-militar del régimen sea destrozada: con revocatorio o sin revocatorio. Pues la lógica del revocatorio reside en su dinámica. Esa es también la razón por la cual los grupos más lúcidos del chavismo han entendido que el RR16 es la única vía que les permitirá garantizar su continuidad histórica y política.

7. El RR16 no excluye, incluso facilita el diálogo con el régimen y/o con las FANB. Pero ese diálogo solo puede ser realizado sobre la base de la aceptación del RR16 por parte del régimen y con mediadores elegidos por ambas partes. Un diálogo que excluya o posponga al RR16 solo puede conducir a la capitulación.

prodavinci

“El pueblo obligará al régimen a acatar la Constitución”. Comunicado de la MUD sobre sus condiciones para el Revocatorio

Conferencia de prensa de la MUD, 26 septiembre 2016

Conferencia de prensa de la MUD, 26 septiembre 2016

logo-mud_nacima20150313_0082_19Mesa de Unidad Democrática MUD, 26 septiembre 2016 / PRODAVINCI

Ésta es la hora del Pueblo Soberano, del Ciudadano Movilizado. Ésta es la hora de los ofendidos, de los humillados, de los engañados, de los agredidos. La hora de quienes hacemos colas interminables para comprar comida, de quienes desesperamos por no encontrar un medicamento indispensable. La hora de quienes tenemos el dolor de llorar familiares asesinados por el hampa impune. La hora de las familias fracturadas porque sus hijos han tenido que irse del país.

¡ÉSTA ES LA HORA DE NO AGUANTAR MÁS! ¡ÉSTA ES LA HORA DEL CAMBIO!

La Mesa de la Unidad Democrática, tras un proceso de debate, profunda reflexión y consulta a muy diversos sectores de la sociedad venezolana, plantea al pueblo de Venezuela nuestra posición y llamado para lograr el cambio en el 2016 ante el inconstitucional pronunciamiento del CNE sobre la etapa de activación del referendo revocatorio.

Las rectoras pesuvistas del CNE tenían la oportunidad no sólo de cumplir con la Constitución sino con todo el pueblo venezolano que exige revocar a Nicolás Maduro este año. En lugar de comportarse como Poder Independiente, las rectoras pesuvistas del CNE optaron por burlarse de los venezolanos y de sus problemas, pero sobre todo subestimaron la voluntad de cambio, subestimaron a las fuerzas democráticas, subestimaron la capacidad de acción del pueblo.

Nuestra respuesta, la respuesta de todos los demócratas, de todos los sectores sociales consultados, no es entonces al CNE ni a sus jefes: es a los venezolanos, a quienes tienen hambre de comida y de justicia, a quienes reclaman con urgencia por medicinas y por libertad, que estamos con ustedes, que esta lucha la daremos juntos y que el final de la misma se aproxima.

No esperábamos otra cosa del CNE. Ya sabemos a quiénes nos enfrentamos y ya sabemos de lo que son capaces de hacer para obstaculizar el cambio. Por eso ahora les daremos una lección de grandeza y haremos todo lo que sea necesario para hacer cumplir con la Constitución y con el deseo de cambio de millones de venezolanos. Por eso hoy lunes 26 de septiembre manifestamos que:

1. El referendo revocatorio se hará este año. No hay razones técnicas ni jurídicas para que no sea así. El RR es en 2016 porque está en la Constitución y porque es nuestro derecho y necesidad como pueblo. Cualquier intento de bloquearlo implicará la movilización del pueblo pacífico y firme en la calle para lograr la restitución del hilo constitucional.

2. Activaremos el revocatorio cumpliendo lo que está en la Constitución: la recolección de firmas que representen al menos el 20% del padrón electoral a nivel nacional. Nuestro objetivo y foco estará en levantar el 26, 27 y 28 de octubre los millones de manifestaciones de voluntad que Venezuela necesita para superar ampliamente el requisito establecido para activar el RR. Acataremos sólo la condición que establece la Carta Magna, y rechazamos de antemano cualquier “condición” que sea violatoria de la Constitución Nacional y que sea utilizada como excusa por el CNE para negar o retrasar la activación del RR2016. No aceptaremos nada que no cumpla con la Constitución, y si el gobierno ha optado por incumplirla y violarla, se encontrarán con un pueblo que los hará acatar la Constitución.

Por eso llamamos al pueblo de Venezuela a acudir masivamente a la jornada de recolección de manifestaciones de voluntad para activar el Referendo Revocatorio 2016 que se ha convocado para los días 26, 27 y 28 de octubre, asumiendo que nuestra tarea no se limitara a cumplir un trámite administrativo sino que vamos a ejercer todos los mecanismos de presión democrática necesarios para hacerlas respetar. La verdadera TOMA DE VENEZUELA se realizará durante esos tres días. Al pueblo no lo detendrán con un mezquino número de máquinas, ni ubicándolas de manera maliciosa, ni estableciendo fechas tardías. Los días 26, 27 y 28 de octubre serán tres días de pueblo democrático en la calle cumpliendo y haciendo cumplir la Constitución y la Ley.

Para lograrlo llamamos a todo el pueblo, a toda la ciudadanía democrática a activarnos desde ya, como lo hicimos para la Toma de Caracas del Primero de Septiembre, pero con muchísima más amplitud y fortaleza. Llamamos a realizar a partir de hoy actividades de protesta y organización todos los días y en todo el país. Anunciamos en particular para el miércoles 12 octubre una jornada especial de movilización nacional, en la que desbordaremos las calles de todo el país de forma pacífica, y le haremos saber al régimen y a sus agentes electorales que la recolección del 20% es nacional y que el RR es este año. Les haremos saber que las normas no las ponen ellos sino que están en la Constitución y seremos los venezolanos los que las haremos cumplir.

Desde que este régimen llegó al poder no ha hecho otra cosa que subestimarnos, hacernos pensar que ellos tienen el control de todo y que supuestamente no hay otra opción que no sea someterse a ellos.

Es el momento de recordarles quienes somos: la grandeza de este pueblo palpita en cada uno de nuestros corazones porque sabemos que nuestras diferencias nos fortalecen, porque queremos ir a elecciones de forma pacífica, porque hemos enfrentado las peores tiranías y una y otra vez las hemos derrotado.

Llegó el momento de hacerlo de nuevo y actuar: si el régimen desacata la Constitución, desacata la voluntad de El Soberano y desacata el único requisito que nuestra Carta Magna establece para la realización del Referendo Revocatorio como lo es la recolección del 20 % NACIONAL del Registro Electoral, es nuestro deber activarnos como pueblo y OBLIGARLOS en la calle y en las instituciones a acatar la Constitución.

Hoy nuestro llamado es a defender eso que nos hace venezolanos. Esta es la lección que le daremos al régimen.

Podemos lograrlo porque somos mayoría, porque la Constitución nos ampara y porque el mundo entero respalda nuestra lucha por la libertad y la democracia.

¡Que viva la democracia, la convivencia y la paz!

¡Que viva Venezuela Libre!

¡GLORIA AL BRAVO PUEBLO!

prodavinci