Funes gastó más de lo que tenía pero ahorró 150 mil dólares durante su presidencia

728 mil dólares en adquisiciones, ahorros y pagos es la cantidad que el expresidente Mauricio Funes no ha logrado justificar y por la cual la sección de Probidad sospecha enriquecimiento ilícito. Extractos de un informe de auditoría patrimonial del exmandatario al que El Faro tuvo acceso revela que en sus cinco años de mandato gastó 36 mil dólares más que el total que tuvo disponible, y que aun así ahorró 150 mil dólares. 

images|cms-image-000023898

Sergio Arrauz, 4 febrero 2016 / EL FARO

el faroEl expresidente de la República Mauricio Funes no ha podido justificar 728 mil 329 dólares en adquisiciones, pagos de deudas o montos en sus cuentas bancarias, por lo que la sección de Probidad recomienda a los 15 magistrados de la Corte Suprema de Justicia ordenar juicio por enriquecimiento ilícito al exmandatario.

Probidad ha hecho una serie de investigaciones a partir de las declaraciones de patrimonio que Funes entregó al inicio de su mandato, en 2009, y al finalizarlo, en 2014. El Faro tuvo acceso a una serie de extractos con los que la sección de Probidad elaboró un informe que está siendo discutido por los magistrados de la CSJ. Probidad detectó una especie de milagro contable gracias al cual Funes y su núcleo familiar gastaron más de lo que tuvieron disponible en ese quinquenio. Entre los hallazgos destacan la compra de vehículos por casi 200 mil dólares y el pago de deudas por más de 200 mil dólares.

Estos y otros hallazgos han llevado a la sección de Probidad de la CSJ a recomendar a los 15 magistrados de la Corte Plena enviar a juicio por enriquecimiento ilícito al exmandatario, que de ser aprobado significaría el primer juicio de este tipo para un expresidente en la historia reciente de El Salvador. Luego de una intensa discusión ocurrida el martes 2 de febrero, la Corte Plena decidió otorgar un plazo de tres días para que Funes explique los cuestionamientos que no ha logrado desvanecer ante Probidad.

El análisis a las cuentas del expresidente arranca con el año previo a la toma de posesión de Funes, los cinco años de gestión e incluye el año posterior al cese de su mandato.

Los servicios a Jorge Hernández

Entre el 1 de octubre de 2014 y el 5 de mayo de 2015, Funes recibió 121 mil dólares (en 9 cheques de 13 mil 500 dólares cada uno) de una empresa del popular expresentador de la Telecorporación Salvadoreña (TCS), Jorge Hernández. Según datos del Ministerio de Hacienda revisados por Probidad, esta empresa no reportaba ingresos suficientes como para hacer esos desembolsos de dinero, que casi triplicaron el salario mensual oficial que Funes devengaba como presidente.

Se trata de la empresa Multimedia SA de CV del expresentador estrella de Telecorporación Salvadoreña (TCS), Jorge Hernández. Esta sociedad anónima fundada en 2012 transfirió 121 mil 500 dólares a una de las cuentas bancarias del expresidente Mauricio Funes, depósitos que según la Sección de Probidad no están justificados, pues en el Ministerio de Hacienda esta empresa solo ha reportado ingresos por menos de 30 mil dólares en toda su existencia.

Según su ficha de inscripción en el Centro Nacional de Registros, la sociedad se dedica a “actividades de radio, televisión, satélite e internet y servicios de multimedia” y tiene como sede un modesto apartamento ubicado en condominio residencial de la colonia Miramonte de San Salvador.

“Los cheques emitidos están amparados en contrato de servicios celebrado entre esta sociedad y el señor Funes Cartagena”, justificó en un escrito a Probidad un representante de Multimedia.

Según un extracto de la auditoría realizada por Probidad, “de la información recibida por el Ministerio de Hacienda se observa que la sociedad no genera ingresos suficientes que puedan cubrir los montos pagados al señor Funes Cartagena”.

Local en el Condominio Miramonte que ocupa como sede la empresa Multimedia. El Faro intentó contactar con algún empleado del local, pero había nadie.

Local en el Condominio Miramonte que ocupa como sede la empresa Multimedia. El Faro intentó contactar con algún empleado del local, pero no había nadie. “Vienen a reuniones, pero no todos los días”, comentó un vecino a El Faro. Foto: Víctor Peña

 

Gastó más de lo que tenía

El aparente milagro de ahorrar, pese a registrar 36 mil 782  de saldo negativo al restar los gastos a los ingresos, lo explican una serie de depósitos bancarios  cuyo origen cuestiona la Sección de Probidad.

En sus cinco años de gobierno, el entonces presidente registró 258 mil 309 con 30 centavos en ingresos que incluyen su salario y $35 mil 256 dólares con 25 centavos percibidos como “Otras Rentas Gravadas en el año 2010” cuyo origen desconoce la Sección de Probidad, instancia que ocupó información proporcionada por el Ministerio de Hacienda.

A los ingresos obtenidos en concepto de salario y otras rentas, Probidad sumó los 213 mil 319 dólares de efectivo en bancos que el mandatario tenía el día de la toma de posesión, esto significa durante sus cinco años de gobierno, Mauricio Funes tuvo una disponibilidad de gasto justificada de un poco más medio millón de dólares ( $506,884.65).

Para sacar el balance negativo, la Sección de Probidad restó al medio millón de ingresos un total de 544 mil 667 dólares en gastos que se desglosan así: $289,857.53 en concepto de deudas canceladas durante su período presidencial; la inversión realizada en la compra de vehículos -$20,000- ;  los gastos de vida durante los 5 años -$176,009.55- y los gastos por cuotas alimenticias de dos de sus hijos que el exmandatario no había incluido en su declaración jurada de patrimonio cuando asumió el cargo -$57,800- . Al restar el monto total, el saldo negativo es de $36,782 con 43 centavos.

Con estos ingresos y estos gastos, dice Probidad, no es posible determinar el origen del dinero ahorrado por Funes durante su gestión. “Según este resultado el Señor Funes Cartagena, no podría tener la posibilidad de ahorrar durante su periodo de gestión. Sin embargo, los saldos reflejados al 31 de mayo de 2014 en sus cuentas bancarias suman en total 150, 323. 32 los cuales no se justifican con los ingresos reportados al Ministerio de Hacienda”.

Probidad también cuestiona que el exmandatario pagó casi 221 mil dólares en deudas, abonos a deudas que no se reflejan en movimientos de ninguna de sus cuentas bancarias.  “Pago de deudas durante el ejercicio de funciones sin relación a los retiros de sus cuentas bancarias, por un total de $ 221,124.00”, dice una de las conclusiones de la Sección de Probidad en su informe.

El total de depósitos que contabilizó Probidad en cuatro cuentas bancarias del expresidente asciende a $3 millones 490 mil 875 dólares con 90 centavos.

Los 15 magistrados de Corte Plena discuten un informe de Probidad que concluye que “existen suficientes indicios que presumen enriquecimiento ilícito por parte del señor Carlos Mauricio Funes Cartagena” por 728 mil 349 dólares que no están justificados. En la sesión de Corte Plena del miércoles, los magistrados acordaron dar tres días de plazo para que el exmandatario tenga derecho de defensa antes de una votación en la que deben decidir si enviarlo a juicio por enriquecimiento ilícito.  “CSJ ha dado 3 días para demostrar el origen de $728 mil que según Probidad ingresaron a patrimonio familiar.No hay acusación y menos condena”, justificó Funes a través de su cuenta personal de Twitter.

Los 198 mil dólares en vehículos

Probidad también señala como irregularidad la compra de 198 mil 600 dólares en vehículos registrados a nombre de Funes y dos de sus 5 hijos. 198 mil 600 dólares que no aparecen en el  movimientos bancarios del expresidente ni están justificados en los ingresos formales que reportaron los dos hijos.

Probidad revisó las cuentas y los ingresos de Carlos Mauricio Funes Velasco y Diego Roberto Funes Cañas, hijos del exmandatario, para confirmar si tenían la capacidad económica para comprar los vehículos. Tras esa pesquisa, la Sección detectó que los  2 mil 812 que generó en ingresos Diego Funes no justifican cómo pudo adquirir los vehículos. “No se explica el origen de los fondos que permitieron esas inversiones”, concluye Probidad, que también revisó si las cuentas bancarias del exmandatario para ver si había movimientos que justifiquen las compras de estos vehículos. Según Probidad,  “no se encontraron retiros que pudieran relacionarse con las compras de los vehículos.”

Vehículos que Diego Funes compró durante y después de la gestión presidencial de Mauricio Funes. 

Vehículos que Diego Funes compró durante y después de la gestión presidencial de Mauricio Funes.

 

El exmandatario, según información del Viceministerio de Transporte, al 18 de noviembre de 2015, tiene los siguientes vehículos: un Pick up Nissan Frontier 2014 de $20 mil 990; un Toyota Tundra 4×4 de $15 mil; un Toyota Hilux 2014 de 15 mil dólares; un Mini cooper de 2002 de 10 mil; un Mazda Miata convertible de $6 mil 700; un Jeep Grand Cherokee 2008 que compró en 51 mil dólares y vendió en 25 mil; un pick up Ford de 1958; un mini microbús que Funes valoró en mil dólares, pero cuyo precio de compraventa fue de 10 mil 800; una camioneta Land Cruiser 2009 que compró en 57 mil y vendió en 22 mil; un JeepWrangler 4×4 que Kerim Eduardo Salumé le vendió en $15 mil y una camioneta Nissan Patrol que el expresidente compró en $15 mil y que terminó en manos de Jesús Grande.

La auditoría resalta una serie de traspasos de  una camioneta de lujo Toyota Land Cruiser, año 2013, que compró Herbert Ernesto Saca Vides en 94 mil dólares. Aunque nunca ha tenido un cargo oficial de funcionario ni un puesto partidario, Herbert Saca fue reconocido por su primo, el expresidente Antonio Saca (2004-2009) como “un excelente colaborador” en la campaña electoral que lo llevó al poder. También ha sido definido como “asesor” en la fundación del partido Gana en 2009 por la misma gente de la organización. Esos son los apelativos que fuentes como el expresidente o el diputado de Gana, Miguel Ahues, le colocan públicamente. Sin embargo, tras bambalinas, sin revelar sus nombres, funcionarios en activo y exfuncionarios aseguran que Herbert Saca ha sido astuto para saber ubicarse en las proximidades del expresidente Mauricio Funes que, aunque llegó a la presidencia bajo el signo izquierdista del FMLN, entabló una alianza con Gana para la aprobación en la Asamblea Legislativa de diversas disposiciones. Funes llegó a decir en su programa radial, que él tenía un pacto con Gana, aunque no dio detalles. Herbert Saca fue designado por su primo como encargado de la transición de gobiernos con la administración Funes, y fue entonces cuando logró estrechar relación con uno de los consejeros más cercanos a Funes: su encargado de transición, Gerardo Cáceres.

La historia de la camioneta de Saca Vides que terminó en manos de Funes comienza en 2012 y se resume así: el primo del expresidente Saca vendió este vehículo a Francisco Armando Acosta en 95 mil dólares y seis días después, el expresidente Funes compra esta camioneta más barata, ya que Armando vendió al expresidente el vehículo en 60 mil dólares. El vendedor perdió dinero. Acosta vuelve a aparecer en el registro del VMT como comprador de un mini cooper que Mauricio Funes le vendió en 10 mil dólares. “Se verificaron los movimientos de sus cuentas bancarias y no se encontraron retiros en la fecha de compra que puedan justificar la adquisición de ese vehículo”, anota Probidad en su informe. sobre Funes.

La camioneta que compró nueva Herbert Saca terminó en manos de la sociedad TRANSPORTES PEÑA S.A. DE C.V, que pagó 50 mil dólares por el vehículo en agosto de 2014.  El nombre de Herbert Saca Vides aparece como vendedor o comprador de cinco vehículos que pasaron por las manos de Funes y dos de sus hijos.  Probidad cuestiona que Funes tampoco ha podido justificar de dónde sacó el dinero para adquirir esa camioneta.

Detalle de los vehículos que han pasado por las manos del expresidente Mauricio Funes. 

La Sección de Probidad también verificó detalles de quiénes forman parte del grupo familiar de Mauricio Funes y descubrió que el exmandatario no había incluido entre sus gastos el pago de 850 dólares mensuales a las madres de dos de sus hijos menores de edad. Funes le confirmó a Probidad que tiene un hijo con Ada Mitchell Guzmán Sigüenza, una persona contratada por la Presidencia y que obtuvo pasaporte diplomático.

En 2014, El Faro publicó un reportaje que relata una cadena de favores en la que aparece beneficiada la madre y la abuela de uno de sus hijos. La trama inició cuando Manuel Rivera Castro fue nombrado presidente del Banco Hipotecario, un movimiento que  fue visto como una maniobra, y que fuentes del gobierno, incluido un asesor de Casa Presidencial, vieron como un pulso ganado por el empresario Miguel Menéndez, conocido como Mecafé. Mecafé fue uno de los patrocinadores de la candidatura presidencial de Mauricio Funes y uno de los promotores del grupo “Amigos de Mauricio”. Tras el nombramiento de Rivera Castro sucedieron concesiones de préstamos por cientos de miles de dólares tanto para Mecafé como para Ada Luz Sigüenza de Guzmán, la madre de Ada Mitchell Guzmán Sigüenza.

Los donantes

La auditoría de Probidad también muestra el detalle de los depósitos que recibió Funes antes de ser elegido presidente del país. El único depósito efectuado por el FMLN es de 127 mil dólares, cheque que abonó su asistente Patricia Zablah a una cuenta del Banco Agrícola el 2 de marzo de 2009. El principal donante de la campaña de Mauricio Funes, según las cuentas verificadas por Probidad, fue Nicolás Salume, exprimer designado a la presidencia de Mauricio Funes que falleció en diciembre de 2014. Este empresario emitió 8 cheques que suman 2 millones 779 mil 940 dólares, depósitos ingresaron a la cuenta de HSBC -ahora Davivienda- entre el 2 de febrero y 30 de marzo.

En noviembre de 2013, El Faro reveló que una empresa inmobiliaria de Nicolás Salume vendió al expresidente de la República, Elías Antonio Saca,  una mansión ubicada en el volcán de San Salvador. Saca pagó a la empresa de Salume 2.1 millones de dólares por el inmueble.

A lo largo de esos años, Funes se rehusó a rendir cuentas sobre la situación de su deuda con su financiador. Hubo quienes dijeron que una evidencia de devolución de favor era que uno de los escasos ejecutivos del gobierno de Saca que sobrevivieron en la administración Funes era el hijo de Salume Barake, Nicolás Salume Babún.

Las respuestas que ha dado el expresidente al respecto de este donativo son contradictorias. “Yo no tengo ninguna deuda porque sencillamente don Nico Salume donó eso a mi campaña, pero me lo donó a mí como candidato y no al FMLN. Yo ya no tengo ninguna obligación con él”, respondió Funes en una entrevista televisiva en noviembre de 2013. Un mes después dio otra versión en el programa radial Pencho y Aída: “Formalmente no es una donación, para que ustedes lo tengan muy claro, y por eso es que no tendría que pagar impuestos. ¿Qué fue lo que hizo él? Perdonar esa deuda. Yo firmé un mutuo en el cual yo quedaba obligado a pagar, no se establecía el período de pago, el plazo de pago, ni el monto de las cuotas, sino que yo quedaba obligado a pagar. Con el tiempo, él decidió transformar ese mutuo que me obligaba a pagarle, decidió darlo a la campaña, eso fue lo que él decidió.

Este miércoles, el exmandatario respondió en una Entrevista con Canal 12 que no reportó sus donaciones a Probidad ya que no estaba obligado. “¿Y por qué voy a declarar esos dineros, si esos dineros se gastaron siendo yo candidato, no era funcionario público?, entonces, tendría que declarar lo recibía como corresponsal de CNN durante más de 20 años”, dijo en el espacio televisivo de Romeo Lemus.

La Sección de Probidad también pidió explicación sobre un cheque de 43 mil 200 dólares emitido por el excoordinador general del FMLN, Fabio Castillo.  El abogado y excoordinador del FMLN explicó a Probidad el porqué del cheque: “Debo decirles que en esa fecha el señor bachiller Don Carlos Mauricio Funes Cartagena no era ni funcionario ni empleado público y que entre él y yo existía una relación en la que yo creía que era mi amigo; definitivamente no le he dado ese cheque como pago, ya que pago es el cumplimiento efectivo de una obligación, pues yo nunca le debí nada a él; por el contrarío, es muy probable que ese cheque haya formado parte de cantidades de dinero que yo le di en calidad de préstamo a él, a las que, con posterioridad, él me hizo algunos abonos, restando a mi favor una deuda de $17,000.00 que yo ya di – naturalmente – por perdidos. Excuso decirles a ustedes que yo, que realmente fui amigo del señor bachiller Don Carlos Mauricio Funes Cartagena en esa época, jamás le exigí ni documento ni recibo por las cantidades que le entregué; simplemente confié en su palabra”. Este miércoles, el exmandatario confirmó la deuda con el  excoordinaro del partido de gobierno.

Según el  informe de auditoría de Probidad, la sociedades Inversiones Tazumal, SA de CV y  Ocenía SA de CV abonaron 35 mil dólares al mandatario. Probidad dice que no pudo hacer contacto con los representantes de las sociedades porque “lastimosamente en las direcciones investigadas no se logró ubicar a ninguna de ellas”.  El 1 de septiembre de 2015, el Banco Scotianbank registró un depósito por 50 mil dólares. El origen del cheque, dice Probidad, “no se define”, aunque quien realizó la remesa es William Eduardo Guzmán Arbaiza, edecán del Estado Mayor Presidencial que aparecía detrás de exmandatario en la mayoría de eventos públicos.  Probidad no ha podido contactar con los representantes de Inversiones Tazumal y Oceanía SA de CV para que explique el motivo de los 35 mil dólares que ingresaron a las cuentas del exmandatario, ni con el emisor del cheque de 50 mil que depositó el edecán del Estado Mayor Presidencial.

El 3 de febrero, por la mañana, a la salida de una entrevista en Canal 12 de Televisión, El Faro le pidió una entrevista al expresidente Funes para hablar de estos señalamientos de Probidad. Funes respondió a un periodista de la redacción: “mandame un tuit”. Ese mismo día, El Faro atendió la solicitud y le envió una petición de entrevista a través de la red social Twitter que al cierre de esta nota no ha sido contestada.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s