José Ruben Zamora

Izquierda continental rechaza a la CICIG. De José Rubén Zamora

José Rubén Zamora, presidente de El Periódico, Guatemala

José Rubén Zamora, presidente de El Periódico, Guatemala

José Rubén Zamora, 29 junio 2016 / EL PERIODICO

La XXII edición del Foro de São Paulo realizada en El Salvador entre el 23 y 26 de junio finalizó con 23 conclusiones, entre las cuales se rechaza el funcionamiento de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), por considerarla una “injerencia de los Estados Unidos”, que irrespeta la soberanía de los países. Los países firmantes se refirieron de esta forma al tema:

En la actual coyuntura es importante resaltar que en Guatemala se produjo una maniobra política impulsada por las fuerzas de la derecha empresarial, con el apoyo de la Embajada de Estados Unidos, para construir el triunfo electoral del cómico Jimmy Morales, apoyado por exmilitares de la ultraderecha, como parte de su estrategia global en contra de la corrupción, iniciada con el golpe en contra de la dirigencia de la FIFA. La estrategia imperialista ha comprendido debilitar a los candidatos que les resultaban indeseables en las pasadas elecciones, para en un segundo momento afectar a los grupos oligárquicos involucrados en evasión de impuestos y lavado de activos. Esa estrategia incluye perseguir penalmente a Screen Shot 2016-06-30 at 4.32.36 PMfuncionarios y empresarios corruptos, introducir cambios en el sistema de justicia, fortalecer algunos espacios democráticos y cambios importantes en el modelo económico oligárquico plutocrático, que limita el crecimiento de la economía nacional, ha generalizado la pobreza (según datos oficiales, el 60 por ciento de la población vive en la pobreza), y construye un escenario de generalizada inestabilidad.

En Guatemala, Estados Unidos está aprovechando el trabajo a favor del fortalecimiento de la justicia que ha impulsado la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG) creada por la ONU, originalmente a raíz de los Acuerdos de Paz, para desmantelar las estructuras de poder paralelo que sembraron el terror en el país entre 1954 y los primeros años de la década del noventa. En ese sentido, aunque el fortalecimiento de la justicia que se está produciendo en Guatemala es real y beneficioso para el país, la intención de Estados Unidos es crear un efecto demostración, que les permita promover comisiones internacionales similares, controladas por ellos, como ya pasó en Honduras con la creación de una Comisión en el marco de la OEA, para intentar desestabilizar al gobierno del FMLN en El Salvador y probablemente intentaría hacerlo más tarde en contra del FSLN en Nicaragua. Un conjunto de factores, incluyendo las movilizaciones que de abril a septiembre se produjeron en buena parte del país, pero en especial las investigaciones penales por casos de corrupción que han desarrollado la CICIG junto al Ministerio Público, han producido además la captura de dos expresidentes del Congreso de la República, de varios exdiputados y la solicitud de antejuicio en contra de otros dos expresidentes del Congreso y cinco diputados más.

El “Titiritero” detrás de la resolución del XXII Foro de Sao Paulo

Ángel González, un hombre de negocios apátrida, que practica el pragmatismo pervertido y sin ideología, que igual establece alianzas con las derechas e izquierdas corruptas. Es uno de los bastiones del FMLN en El Salvador, de Daniel Ortega y el FSLN en Nicaragua y del presidente Rafael Correa en Ecuador, pero también ha sido aliado de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti en Guatemala, como lo fue de Fujimori y Vladimiro Montesinos en Perú y de los Kirchner en Argentina.

A pedido del Presidente Correa compró uno de los últimos diarios de prensa independiente de Ecuador, quizá el más importante de ese país. Ahora, ha cobrado facturas a sus socios izquierdistas del continente y con el liderazgo de Correa y el soporte del FMLN de El Salvador y el FSLN de Nicaragua, ha inducido a través de sus operadores una resolución en contra de CICIG con aire “anti-imperialista”, no obstante, vive y disfruta de las comodidades, la civilización, el respeto, los privilegios, lujos y las seguridades de las que solo puede gozar un billonario de su dimensión y calibre descomunal en los propios Estados Unidos, con el capital incalculable que ha acumulado exponencialmente esquilmando Centro y Sudamérica y el Caribe y degenerando sus respectivas democracias.

La CICIG, fue ideada, conceptualizada e impulsada por los guatemaltecos. Sin embargo, para ellos –los izquierdistas verticalistas y de discurso único– y para Ángel Remigio González y González, no es la Fiscalía Contra la Corrupción y la Impunidad que derrumba a los todopoderosos (no importa la cuna donde nació ni el poder que ejerció), sino el instrumento del imperio –los Estados Unidos de América– para dominar y someter a América Latina.

Ángel Remigio González y González dirige y controla sus monopolios de televisión, oligopolios de radios, medios escritos, restaurantes y bienes inmobiliarios en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Perú, Uruguay, Paraguay, Argentina y Chile, todos a través de prestanombres y testaferros, desde su mansión en Key Biscayne, en Miami, Estados Unidos, de donde es residente y tiene establecidas desde hace bastante más de una década sus oficinas centrales.

A continuación, cómo Ángel Remigio González y González interpretó y difundió la Resolución del XXII Foro de São Paulo, a través de Radio Sonora en Guatemala y el diario El Comercio de Ecuador, ambos propiedad del magnate mexicano:

El domingo 26 finalizó en El Salvador el Foro de São Paulo, con la presencia de la militancia de izquierda de distintos países. Uno de los acuerdos a los que llegaron los asistentes al final de la reunión fue unirse contra una supuesta injerencia de los Estados Unidos. Las reuniones y deliberaciones de los representantes de los movimientos de izquierda regionales duraron cuatro días y culminaron con 23 resoluciones. Uno de los principales temas discutidos fue el rechazo a la creación de organismos como la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). El líder y secretario general del FMLN, Medardo González, advirtió que se trata de “esquemas políticos intervencionistas que más bien lo que hacen es debilitar (la política interna) y están evidenciando que están usando a Guatemala como un laboratorio político”. En el Foro se hizo énfasis en la “lucha en contra de la ofensiva imperial, en contra de todos estos métodos”.

A la presente edición del Foro de São Paulo asistieron unos 500 políticos de izquierda del continente, el cual fue fundado por el Partido de los Trabajadores en São Paulo en 1990 para debatir sobre el escenario internacional después de la caída del Muro de Berlín.

El Foro de São Paulo es una instancia creada por Fidel Castro y Lula Da Silva para reagrupar a las organizaciones de izquierda en el continente. Lo ha liderado también Hugo Chávez y ahora está en manos del presidente de Ecuador, Rafael Correa.

El Presidente de Ecuador tiene una estrecha alianza con Ángel Remigio González y González, el dueño del monopolio de canales de televisión abierta en Guatemala, cuya esposa tiene una orden de captura internacional al ser acusada por la CICIG y el Ministerio Público en el caso Cooptación del Estado, por financiar de forma ilícita al Partido Patriota y de obtener millonarios contratos del Estado como forma de pago al apoyo de dicha organización. González y González también regaló una mansión de descanso, en Marina del Sur, en el Pacifico guatemalteco, a través de una red de testaferros por US$900,000.

 El único medio que dio amplia difusión a la declaración final de la XXII edición del Foro, fue el diario El Comercio, un medio de comunicación ecuatoriano que era considerado como el último bastión de la libertad de expresión en el país, pero que en 2015 fue vendido a Ángel González, quien a pesar de que no comulga con los medios escritos, lo adquirió a petición de Correa, con el fin de acabar con los medios de comunicación independientes en ese país.

 “El pueblo pidió a la CICIG”

 En contraste con las conclusiones del foro, los representantes de la izquierda guatemalteca como el diputado al Congreso Álvaro Velásquez, se desligan del acuerdo alcanzado en El Salvador y expresan apoyo a la CICIG.

“No suscribimos el acuerdo porque apoyamos plenamente a la CICIG y al Ministerio Público. Entiendo que el discurso de la izquierda exguerrillera teme que haya intervención en El Salvador, Nicaragua o Venezuela, pero no es para nada la realidad guatemalteca. Nosotros pedimos a este órgano para fortalecer el Sistema de Justicia en el país”, subrayó.

 En tanto que la activista Helen Mack dijo estar en desacuerdo con el documento suscrito por las izquierdas de América, ya que “el instrumento como tal no es intervencionista porque quien lo pidió y lo solicitó a las Naciones Unidas, fue el mismo país y fue aprobado por el Congreso”.

“Es un modelo híbrido que nació por los ataques que teníamos los defensores de Derechos Humanos que trabajamos por casos de memoria. No hay una cuestión ideológica sino de justicia”, subrayó Mack.

Otto Pérez: Preso de su propia cobardía. De Jose Rubén Zamora

José Ruben Zamora, propietario de El Periódico de Guatemala

José Ruben Zamora, fundador de El Periódico de Guatemala

Jose Rubén Zamora, 31 agosto 2015 / elPERIODICO

No es que Pérez Molina tenga un cuero impenetrable, que carezca de emociones, que su cinismo no conozca fronteras, que su sordera sea profunda. Más bien, está preso de su propia cobardía y experimenta pánico y pavor de perder su inmunidad presidencial, pues iría de inmediato tras las rejas.

Su único objetivo es llegar al 15 de enero de 2016, día en que dejará la inmunidad de su puesto y empezará a gozar de la inmunidad del Parlacen. Sabe que es la única senda para quedar impune. Se quedará contra viento y marea, a menos que encontremos una estrategia inteligente y audaz de desobediencia civil, no violenta, que lo obligue a entregar la Presidencia de la República.

Por ahora, es fundamental enfocar la presión pública en la Junta Directiva del Congreso, presidida por Luis Rabbé, un hombre rudimentario, con excesivas limitaciones, testarudo, sin nodriza intelectual que lo corrija, quien cree que Guatemala son las oficinas del monopolio de televisión y la cadena de radios, encabezada por Sonora, donde desde niño se ha comportado sin modales, maneras ni educación, sin respetar ni escuchar a nadie.

Hay que mostrarle que no tememos a sus usuales infamias y berrinches y que si no lo educaron en casa, encontrará padres en la calle que lo corrijan y lo pongan en su sitio. Aunque su perro servil y faldero, Arnulfo Guzmán se ría y mofe de nosotros, como la pestilente y hedionda hiena que es.

Esta semana, nuestra tarea colectiva es abarrotar el Congreso, inundarlo de gente decente, de telegramas, de llamadas, de correos electrónicos, mensajes por redes sociales y cualquier camino alternativo hasta que la Directiva convoque al pleno y este retire el derecho de antejuicio a Otto Pérez Molina y, por lo tanto, su inmunidad, y pueda ser juzgado como es debido.

Las investigaciones de corrupción en Guatemala: fiscalía, CICIG, y prensa

Intervenir teléfonos a funcionarios fue clave en Guatemala

La intervención de llamadas a celulares de los involucrados ha sido la clave en los casos. Con esa herramienta se sustituye a los testigos para evitar que mientan en los juicios.

La fiscal Thelma Aldana y el comisionado jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad, Iván Velásquez, dan detalles de las investigaciones de corrupción. Foto EDH / Marlon Hernández.

La fiscal Thelma Aldana y el comisionado jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad, Iván Velásquez, dan detalles de las investigaciones de corrupción. Foto EDH / Marlon Hernández.

ÓSCAR IRAHETA y MARLON HERNÁNDEZ, Especial desde Guatemala, 14 julio 2015 / EDH

El éxito y la base de todas las investigaciones que realizó el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), estribaron en las escuchas telefónicas.

Por ejemplo, en el caso de la estructura conocida como “La Línea”, los detectives contra la impunidad en Guatemala lograron intervenir más de 66 mil llamadas de todos los funcionarios y acusados.

También te puede interesar: Guatemala contra la corrupción

En otras indagaciones como la corrupción de la venta de plazas en el Congreso, los inspectores intervinieron más de 25 mil llamadas, entre ellas las que realizaron los diputados.

Con la prueba técnica se pretende se den beneficios penales a imputados que se convierten en “testigos criteriados”, pero que entran en dudas o contradicciones, haciendo caerse los procesos.

Las averiguaciones conjuntas que han destapado los altos niveles de corrupción que existe en el poder político en Guatemala no han ocurrido por casualidad. Nacieron tras varias reuniones y acuerdos de las dos personas que están al frente de las pesquisas: Thelma Aldana Hernández, Fiscal General, e Iván Velásquez, director de la CICIG, patrocinada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Aldana expresó a El Diario de Hoy que “han sido años que los guatemaltecos han vivido en corrupción, al punto que la sociedad se va acostumbrando, pero no debe de ser así”.

Aldana junto a Velásquez y fiscales e investigadores asignados a la Unidad Especial contra la Impunidad (FECI) tienen las suficientes pruebas para acusar a las personas que salgan involucradas en las indagaciones.

Desde mayo pasado el Ministerio Público y la CICIG revelaron los tentáculos de la corrupción que hay en Guatemala, a todo nivel. Su primera investigación fue denominada “La Línea”, cuyo cerebro es el secretario privado de la vicepresidenta Roxana Baldetti.

Una estructura delictiva con la capacidad para instalar o remover a dos superintendentes de administración tributaria, cobrar comisiones de hasta el 30 % del valor del impuesto a importadores y defraudar al fisco al menos Q2.5 millones a la semana (32 mil dólares), según el expediente judicial y publicaciones periodísticas.

En las escuchas telefónicas intervenidas por la CICIG mencionaban a personas a quienes nunca les llamaron por su nombre, sino que por “La Señora”, “La Dos”, “el Presidente”, “el número Uno”, “el mero, mero”, “el Alto Señor”, “La R”. Tanto Aldana como Velásquez, nunca han afirmado quiénes son estos personajes que se escuchan en las conversaciones intervenidas. Sin embargo, para el pueblo de Guatemala se trata de Roxana Baldetti y el Presidente Otto Pérez Molina.

“Sí hay pruebas contra Baldetti las vamos a revelar”

Hasta ahora no hay una acusación formal en ningún tribunal de Guatemala contra la vicepresidenta Baldetti y tampoco los delitos que habría cometido.

También te puede interesar: Los 4 escándalos millonarios que sacudieron a Guatemala

Sólo sus bienes y cuentas bancarias y algunas restricciones migratorias, han sido congeladas por órdenes de un juez a petición del Ministerio Público.

Tampoco el MP y la CICIG ha revelado una prueba contundente contra la funcionaria, a pesar de la presión de los periodistas que exigen que se revele el avance de las investigaciones contra la vicepresidenta.

Sin embargo el comisionado de la CICIG, advirtió en una conferencia al semana pasada tras anunciar nuevas capturas en el caso de “La Línea”, que “Lo que queremos insistir es que en el momento que presentemos los resultados, si Baldetti está involucrada, se presentarán las pruebas contundentes”.

El funcionario fue tajante al mencionar que “cualquier persona que este involucrado en la corrupción será procesado”.

José Zamora: “Es clave el papel de la prensa, aunque el precio es alto”

José Rubén Zamora, propietario de El Periódico, afirma que esa prensa valiente debe seguir para descubrir a los políticos y empresarios corruptos en Guatemala.

José Ruben Zamora, propietario de El Periódico de Guatemala

José Ruben Zamora, propietario de El Periódico de Guatemala

EDH, 14 julio 2015

El periodista y propietario de uno de los periódicos que ha publicado profundas las investigaciones de corrupción en el Gobierno guatemalteco, José Rubén Zamora, expresó a El Diario de Hoy el alto precio que ha tenido que pagar por denunciar la corrupción. Un amplio reportaje de uno de sus periodistas, Marvin Del Cid, que revelaba una millonaria propiedad de la vicepresidenta Roxana Baldetti, fue divulgado un día antes de lo previsto para ser publicado. El papel de los periodistas ha sido muy importante, la Fiscal Thelma Alda reconoce que una de las investigaciones se basó en una publicación periodística. Zamora aplaude ese trabajo de los periodistas.

¿Cuál ha sido el papel de la prensa en todo el tema de corrupción y el precio que usted ha pagado?

Ha sido un papel esencial y clave, pues con investigaciones rigurosas logró persuadir a la ciudadanía que la corrupción y la impunidad ha alcanzado niveles nunca vistos, sin precedentes conocidos.

Que lejos de tener un Estado fallido, tenemos un Estado eficaz para servir a las mafias criminales, a los cárteles de narcotráfico, a los contratistas y proveedores del Estado, a unos cuantos intereses privados tradicionales y fundamentalmente al cleptodictador de turno, al Presidente ladrón que elegimos cada cuatro años en cada elección, que en conjunto han conformado un sindicato de intereses criminales, una cleptocracia que nos tiene sometidos, secuestrados y atrapados.

En países como los nuestros donde no existen instituciones de control y rendición rigurosa de cuentas, es fundamental que la prensa independiente juegue el papel de pequeño contra poder de los poderes establecidos, como único mecanismo para intentar moderar sus excesos, extravagancias y abusos.

En nuestro caso el costo fue enorme: amedrentaron a nuestros anunciantes privados y redujeron nuestros ingresos en más de un 50 por ciento, nos han infiltrado y espiado permanentemente, atacaron nuestras plataformas digitales en 14 ocasiones, destruyeron nuestros archivos de textos y fotos, nos despojaron de capital humano clave.

Hemos tenido que prescindir de más de 100 queridos colegas, nos han infamado y desacreditado y en mi caso enfrento más de 140 procesos judiciales y mi familia ha tenido que salir al exilio forzado.

¿Qué opinión le merece que la gente de todos niveles sociales se ha volcado a las calles a denunciar la corrupción en su país. Es algo similar de lo que ocurre en toda América Latina?

Que nuestras sociedades están hartas de la corrupción y la impunidad, que cada cuatro años hayan 1,500 nuevos ricos o millonarios “emergentes” producto de la corrupción estatal, mientras que las legitimas necesidades, demandas y exigencias de las grandes mayorías de la población sigan sin respuestas.

¿Cuál es el mensaje que deja toda esta investigación para los políticos?

Que el sistema político siniestro, perverso y pervertido que desarrollaron padece cáncer terminal y llego a su fin, pues nuestras sociedades perdieron su tolerancia y su miedo y si es necesario lo colapsarán y a la cleptocracia la quitaran del camino.

¿Cuál es el panorama de los próximos meses. Sobre todo que viene en un tiempo electoral en Guatemala?

Considero que llegamos a un punto tal de ebullición, a un parte aguas, que no importa quien alcance la Presidencia, si tiene lugar una sospecha, un indicio

Thelma Aldana: “No se puede seguir viviendo en corrupción”

Para la Fiscal General, las investigaciones realizadas contra la corrupción son un claro mensaje al poder político. Asegura que cualquier persona que salga involucrada será procesada. La magistrada dice que no seguirá en el cargo pero quiere marcar un precedente contra los corruptos.

Thelma Aldana, fiscal general de Guatemala

Thelma Aldana, fiscal general de Guatemala

EDH, 14 julio 2015

La mujer que está al frente de toda la investigación que ha desatado un escándalo de corrupción en Guatemala es Thelma Esperanza Aldana Hernández, una abogada con más de 30 años de experiencia en el campo judicial como jueza, magistrada y hasta presidenta de la Corte Suprema de Justicia. Asegura que desde que fue nombrada en mayo de 2014 por el presidente Otto Pérez, su principal misión ha sido procesar a los corruptos ya sean empresarios, diputados, funcionarios y personas particulares. Asegura que su trabajo junto a la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG) es histórico e importante para Guatemala. Expresa que quiere dejar un mensaje claro para los políticos que gobiernen Guatemala en los próximos años. Aldana Hernández no piensa en la reelección, dice que ha sido suficiente el trabajo que ha realizado al frente del Ministerio Público.

¿Qué es lo que está pasando en Guatemala. Por qué tanta investigación al mismo tiempo contra el poder político?

Un día nos sentamos junto al comisionado de la CICIG, Iván Velásquez, y decidimos investigar a profundidad casos que estimamos eran necesarios para el país de Guatemala. Vimos trámites anómalos en algunas investigaciones y eso nos llamó la atención. Iniciamos interviniendo los teléfonos y ahí nos hemos dado cuenta de mucho. Fue un trabajo de meses. Esa es la realidad.

¿Cuál ha sido la reacción del pueblo de Guatemala por este escándalo de corrupción?

Nuestro trabajo es investigar y presentar los casos a los tribunales. Yo nunca pensé que esos casos iban a generar esta reacción (marchas y protestas) en la sociedad guatemalteca. Pero lo comprendo, porque sin duda han sido años de saber que hay actos de corrupción y que de alguna manera uno creería que es algo normal y que la gente se va acostumbrando pero no es así.

Hay una reacción que es positiva ante esos casos que estamos sacando a la luz pública que realmente nunca antes se había hecho. Es cierto que en Guatemala habían ocurrido casos paradigmáticos de corrupción, pero de esta naturaleza nunca se había hecho de esta forma. Es algo histórico.

¿Qué mensaje le está dejando usted al sector político con estas investigaciones?

El mensaje es claro. Las próximas autoridades que lleven la dirección del país, deben de tomar en consideración todos estos casos y la reacción de la población, para que ojalá los próximos gobernantes tengan una dirección transparente ajustada a la ley, a los principios y valores.

Yo creo que esa es la ganancia de toda esta situación.

Hemos visto en los casos funcionarios como el secretario privado de la vicepresidencia de la República, un director de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), un exdirector de la misma entidad y algunos diputados.

En la investigación de “La Línea”, hemos visto una estructura interna, media baja externa, las cuales han tenido coordinaciones de funcionarios al más alto nivel.

Yo creo que quienes vayan a dirigir la SAT tendrán que ver estos casos para la no repetición y que esos funcionarios que han sido involucrados sigan de ejemplo para los próximos de lo que no se debe hacer por el bien del país.

¿Cómo está preparado el Ministerio Público con la prueba para procesar si sale involucrada en la corrupción la vicepresidenta y el presidente. No le tiembla la mano para procesarlos?

Hemos dado muestras que somos capaces de llegar a los casos a profundidad, llegaremos hasta donde el material probatorio nos lo permita. Siempre he dicho que en estos casos no descartamos nada y a nadie. No tengo temor, estoy actuando de buena fe desde mi competencia realizando un trabajo conjunto con la CICIG.

¿Y ahora qué sigue para el Ministerio Público ?

Lo que nos corresponde con el comisionado de la CICIG es llevar las pruebas antes los tribunales.

Nosotros los dos y nuestros equipos siempre tenemos presente la objetividad, la transparencia y que nuestros casos los llevamos ante los jueces.

Ahí pasamos nuestra prueba ante el órgano jurisdiccional. Más que una captura que la necesitamos estamos pensando en una sentencia condenatoria, porque ese es el mensaje para la población, de la no repetición de esos hechos de esta naturaleza.

Estamos con la convicción que los casos que estamos planteando tienen sustento con pruebas muy certeras y fuertes.

¿Qué es lo que va pasar con tanto político procesado?

Desde el punto de vista político no sé que va pasar, lo que sí tengo claro es que nuestros casos van a seguir. Tenemos otras investigaciones bastante avanzadas. Próximamente vamos a dar a conocer otros casos de corrupción donde están involucrados más políticos. Esa es nuestra función.

¿Y la reacción de la gente en las calles, cuál será?

Yo asumo que Guatemala está en una madurez que ha quedado muy claro, porque las manifestaciones son ordenadas y muy pacíficas, no creo que se vayan a cambiar el giro de la manifestación. Estoy segura que va a seguir siendo un ejemplo de civismo como han sido hasta ahora y nosotros por nuestro lado el MP y CICIG seguiremos trabajando de esta manera tan coordinada como lo hemos hechos hasta ahora.

¿Usted cree que tiene el apoyo internacional y del pueblo ?

No sé, no podría decirlo. No tengo idea. Lo que sí tengo claro que hasta el día en que yo esté en este puesto voy hacer las cosas conforme a la ley basándome en la objetividad y consiguiendo el material probatorio necesario para impulsar los casos en los tribunales.

¿Cuál es la importancia para un Ministerio Público tener un aliado como la CICIG ?

Para Guatemala es muy importante, porque particularmente se ha fortalecido al Ministerio Público. Hemos creado una Fiscalía especial que se llama Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) esa es la que por ahora esta recibiendo la capacitación y las buenas prácticas y está en la gestión de casos.

Es decir, que las investigaciones se llevan acabo de manera conjunta, desde el planteamiento de los casos, su hipótesis y el diseño del plan de investigación de los equipos de CICIG.

Muchos de los investigadores son extranjeros con mucha experiencia. Ahora con el comisionado Velásquez queremos llegar más allá y como somos transitorias en los cargos, queremos dejar una FECI muy fortalecida. Queremos dejar manuales, protocolos y módulos de capacitación.

Lea la próxima entrega:
Guatemala se una para protestar contra la corrupción