José Portillo

Sí importa. De José Portillo

Déjeme decirle que su voto, involucramiento y opinión sí importan, créame que a Messi y a Ronaldo no les quita el sueño si usted tiene trabajo, le cobran renta, lo asaltan en el bus o si aquí se pierde la república.

José Portillo, 27 abril 2017 / EDH

Muchas veces escuchamos a personas decir que no importa quién gobierne todo seguirá igual, que para qué opinar o involucrarse si nada cambia, que todos los políticos son iguales y de poco sirve incluso ir a votar. De hecho hemos tenido eventos electorales con abstencionismo de hasta el 65 %. A estas personas, de ahora en adelante, les preguntaré qué significado tiene para ellos la palabra igual.

Comienzo por el más evidente problema que tenemos actualmente: un gobierno a la deriva, sin líder ni plan, ni nada que se le asemeje. Basta ver los eventos recientes, donde en una misma conferencia de prensa tres funcionarios dieron recomendaciones contradictorias entre sí. Fue obvio que no hubo una reunión previa para consensuar ideas y elaborar un sencillo comunicado, mucho menos designar a un portavoz oficial ante la ausencia del presidente, que es el llamado a dar la cara e infundir calma en momentos difíciles, como lo fue el enjambre sísmico.

En la historia reciente del país, por primera vez hemos sido degradados a nivel de “bonos basura”, es decir, el afamado cambio sirvió para empeorar, dado que antes éramos grado inversión a la par de países como Chile. Para los que decían que aquí no podíamos llegar a ser igual que Venezuela, les cuento que ya somos. ¿Pero qué significa esto para usted, amigo que me lee? Que si usted le debe al banco, su tasa de interés irá hacia arriba. En la empresa privada el costo financiero impacta directamente en el costo de los bienes producidos o comercializados, es decir, usted pagará más por lo mismo.

Ante esta situación, cualquiera pensaría que el Ejecutivo estaría por implementar un ambicioso plan de recortes para reducir el gasto estatal, congelando contrataciones de nuevas plazas, reduciendo el número de asesores a la mínima expresión, eliminando de tajo; la publicidad gubernamental, seguros médicos privados y viajes al exterior. Pero no, no se emocione, amigo lector, nada de eso está siendo siquiera considerado por el Ejecutivo. Lejos de eso, acaban de re estructurar el presupuesto reduciendo las asignaciones a las carteras de salud, educación y seguridad. Es decir, en lugar de abordar el problema desde una perspectiva técnica y pragmática, han recurrido a lo único que saben hacer: culpar a ARENA, como si así se va resolver el problema de exceso de gastos.

Ante un panorama tan poco prometedor, está pasando lo que tenía que pasar, somos el país con menor inversión extranjera en la región, con el menor crecimiento en términos porcentuales y absolutos. Usted se preguntará, ¿y esto en qué me afecta? Sencillo, si usted está sin empleo o en un empleo que le paga por debajo de su capacidad o preparación, sus probabilidades de mejora son escasas o nulas, dado que hay demasiadas personas para muy pocos puestos de trabajo. Como consecuencia lógica, veremos a más hermanos salvadoreños buscando migrar, perpetuando así el ciclo de desintegración familiar, que ya mucho nos ha costado.

Por lo antes expuesto déjeme decirle que su voto, involucramiento y opinión sí importan, créame que a Messi y a Ronaldo no les quita el sueño si usted tiene trabajo, le cobran renta, lo asaltan en el bus o si aquí se pierde la república.

Ya es hora que como sociedad despertemos, nos informemos y busquemos educarnos para entender cómo funciona nuestro sistema de gobierno, de tal manera que sepamos, qué podemos y debemos esperar de cada institución o funcionario de gobierno. El fútbol es lindo, pero de ver partidos no se come ni se hace patria.

@jpelsalvador

Sin señales positivas. De José Portillo

joseportillo.pngJosé Portillo, 5 enero 2017 / EDH

A siete años y medio de gobiernos del FMLN, donde hemos visto al país profundizar su crisis de seguridad, económica y política, nos encontramos con la triste realidad que el principal partido de oposición no termina de entender que no está en sintonía con el sentir y pensar de la mayoría de personas que dicen representar, sencillamente están desconectados de buena parte del electorado. Basta conversar con personas no partidarias, de pensamiento republicano y libertario, para comprender la dimensión del problema.

ARENA tiene como principal problema su falta de coherencia entre discurso y acción. Qué mejor ejemplo que el seguro médico privado de la Asamblea Legislativa, para el cual, con excepción de Juan Valiente y Johnny Wright, todos dieron sus votos. El discurso que escuchamos previo a la votación fue de austeridad, pero a la hora crucial, el 95 % de la fracción dio su aval para aprobar un seguro medico privado que nos cuesta a los contribuyentes seis y medio millones de dólares.  Los legisladores de todas las fracciones incluidos los de ARENA, sin duda piensan que están por encima del trabajador promedio, y que para ellos es indigno ir al Seguro Social o sistema público de salud.

diario hoyHemos visto a la fracción tricolor justificadamente oponerse hasta la saciedad, a la aprobación del presupuesto 2017, dado que como ya es costumbre del Ejecutivo, este no incluye todos los gastos, y al igual que en  2016, sobreestima los ingresos. Lo que no hemos visto es que ARENA, con su experiencia de 20 años al frente del Ejecutivo, presente un proyecto de presupuesto que se ajuste a la realidad actual, y más importante aún, que plantee una reducción del tamaño del estado. Pregunto; ¿Cuándo vamos a escucharlos hablar de reducir el número de diputados y asesores? ¿Nadie de la cúpula de ARENA piensa que tenemos demasiadas alcaldías? ¿Cuándo proponen eliminar cientos de plazas innecesarias como la de Gobernador? ¿Algún día presentarán un proyecto de ley para eliminar la publicidad y seguros médicos privados de todos los órganos del Estado?  Me disculpan señores, pero no solo en el Ejecutivo hay despilfarro.

Sin lugar a duda, el FMLN ha hecho todo lo posible para espantar a los inversionistas, seguimos estando en último lugar en Centro América, recibiendo apenas un 4 % del total de la inversión extranjera que llega a la región. Ante esta debacle, hemos escuchado a ARENA criticar públicamente al Ejecutivo por sus desaciertos, lo cual es natural entre políticos. Lo que nos quedan debiendo es el cómo. ARENA debe presentar a la mayor brevedad, el plan concreto y visión de país que, a su parecer, nos puede sacar de la crisis. Ser el opuesto del FMLN no es suficiente, los ciudadanos, a todo nivel, necesitamos sentirnos representados en ese plan. No queremos oír jingles o slogans pegajosos, necesitamos propuestas puntuales, que puedan ser analizadas, discutidas y revisadas, ya basta de parecer, hay que ser.

Si quieren ser una opción para el elector en 2018 y 2019, es hora de dejar de darse paja entre cheros, bajarle al ego, abrir bien los oídos, y escuchar no para responder, sino para entender lo que el elector piensa y siente. Este país necesita un cambio, pero no solo de partido en el gobierno, sino de forma de ejercer el poder, donde los gobernantes representen legítimamente a los gobernados. En este 2017, los ciudadanos estaremos atentos, para vigilar que los funcionarios cumplan sus promesas de campaña y actúen en beneficio del electorado que dicen representar. Señores de ARENA, si están esperanzados en ganar elecciones a punta de señalar los errores del oponente, déjenme recordarles que esa fórmula ya la probaron, ahí se acuerdan qué pasó.

@jpelsalvador