Embajadores

Palabras abiertas entre buenos amigos. De Bernd Finke, embajador alemán

El FMLN y el gobierno han denunciado como “interferencia en los asuntos internos de El Salvador” las declaraciones de diferentes embajadores, siempre y cuando han señalado peligros para el Estado de Derecho, la división de poderes y la lucha contra la corrupción en El Salvador. El último caso: el rechazo del FMLN y del gobierno a las declaraciones de la embajadora de Estados Unidos sobre la reforma a la Ley de Extinción de Dominio aprobada ratificada por el presidente. Anteriormente, el ex-embajador alemán, Heinrich Haupt, tuvo que enfrentar críticas e incluso protestas diplomáticas por sus declaraciones en defensa de la Sala de lo Constitucional. Ahora, el actual embajador de Alemania, Bernd Finke, comenta el compromiso de los embajadores con la institucionalidad democrática del país.

Segunda Vuelta

No tengo un mandato para hablar en nombre del cuerpo diplomático, pero creo que expreso el sentimiento de muchos de mis colegas: Nos sentimos amigos de este maravilloso país.

bernd finke

Bernd Finke, embajador de Alemania en El Salvador

Bernd Finke, 2 agosto 2017 / El Diario de Hoy

Como diplomático de carrera estoy siguiendo con gran interés el debate en curso sobre las supuestas injerencias en los asuntos internos de El Salvador por parte de algunos miembros del cuerpo diplomático.

Normalmente, señalamientos de esto tipo salen a la luz cuando un diplomático hace observaciones públicas que no le agradan al Gobierno o a otros representantes de la clase política. A menudo, se trata de observaciones sobre cuestiones como la buena gobernanza, la democracia o los derechos humanos.
Las reacciones de los funcionarios no solo sorprenden al reproducirse en los diferentes medios de comunicación, sino que pareciera que se sospecha que algunos diplomáticos promueven sus propias agendas políticas en el país anfitrión.

EDH logCon respecto a la situación en El Salvador, me atrevería a decir que esas presunciones no tienen fundamento. ¿Por qué? Para comenzar hablando de la cuestión de agendas políticas del cuerpo diplomático: En el caso de mi país, de Alemania, es justo que tengamos una agenda política en El Salvador. Pero esta agenda no está orientada a promover posiciones encontradas entre los partidos políticos. Nuestra agenda política se basa en principios políticos fundamentales como el estado de derecho, la democracia, la promoción de los derechos humanos, el crecimiento económico para todos y el bienestar del país.

Nuestra agenda política no se basa en programas de los partidos o convicciones ideológicas y mucho menos es una “agenda oculta”. Esta agenda política no es el resultado de una decisión unilateral, no es una agenda solamente alemana, sino que se basa en un acuerdo de común entendimiento bilateral entre Alemania y El Salvador. Todo esto, tomando en cuenta que entre nosotros —así como entre El Salvador y la Unión Europea, o El Salvador y el resto de países amigos— existe una comunidad de valores compartidos respecto al estado de derecho, la democracia o la promoción de los derechos humanos.

Hemos acordado que nuestra cooperación debería servir para promover dichos valores. Por eso creo que como Embajador me es permitido compartir con el país si hay, de parte de mi gobierno, algunas preocupaciones respecto al rumbo de El Salvador. No se trata de dar lecciones con un índice levantado, sabemos que todos tenemos tareas que hacer al respecto.

Como el resto de diplomáticos hablo como amigo de El Salvador y —al hablar de amistad— estoy convencido que los buenos amigos no solo deben apoyar las necesidades del otro, sino que también tienen el derecho y la obligación moral de avisar cuando algo podría evolucionar en una dirección preocupante —ya sea en El Salvador, ya sea en Alemania.

No tengo un mandato para hablar en nombre del cuerpo diplomático, pero creo que expreso el sentimiento de muchos de mis colegas: Nos sentimos amigos de este maravilloso país. No estamos interesados en la política de un partido de gobierno o de oposición. Estamos interesados en profundizar y ampliar nuestras relaciones bilaterales poniendo en práctica nuestra comunidad de valores. Entonces, las reflexiones de los diplomáticos en El Salvador no podrían —no deberían de— entenderse como “injerencia política”, sino como palabras abiertas entre amigos.

Telegramas urgentes a figuras e instituciones públicas: A ver quién se anima a contestar. De Paolo Luers

paolo luers caricaturaPaolo Luers, 24 noviembre 2016 / EDH

Diputados: Elegir magistrados de Corte de Cuentas cercanos al PCN no es buena idea. Ya sabemos como trabajan.

Embajadores: En vez de inspeccionar un sitio de construcción en el penal Izalco, pidan visitar un penal donde pueden hablar con internos, p.ej. ejemplo Quezaltepeque. Pregunten por tuberculosis.

Alcalde Bukele: ¿Cómo se les ocurrió comprar los dominios para las clonaciones de LPG bajo mi nombre y pagarlos con su propia tarjeta de crédito?

diario hoyOscar Ortiz: ¿Quién en CAPRES tiene formación suficiente para conocer la palabra ‘Némesis’, pero no suficiente para conocer sus significados: venganza o enemigo invencible?

ARENA: ¿El partido y su fracción va a respaldar la iniciativa de René Portillo Cuadra de penalizar la manipulación del presupuesto?

Mauricio Interiano: ¿Vas a defender a las diputadas que no votaron por los 550 millones – o vas a defender el derecho del jefe de fracción de imponer como votar?

Fiscal General: ¿Por qué aun no ha emitido orden de captura contra Mauricio Funes? ¿Sólo porque ya se ausentó?

Hato Hasbún: ¿Dónde estás? De todos los temas que durante años hablaste diariamente, ahora sólo escuchamos a Oscar Ortiz.

General Atilio Benítez: Le recomiendo que, al solo tener la votación de la Asamblea a su favor, renuncie al fuero y defienda su honor ante la corte. Lo apoyaría.

Diputado Gallegos: Sólo creería en su nuevo discurso conciliador, si públicamente renunciara a postulados que ha defendido durante años: la pena de muerte y el derecho de tomar la justicia en sus manos. Ya llegó al cargo, haga un Trump…

Prensa Gráfica: Cuidadito que no vaya crear su propio ‘némesis’. Estas batallas, como la que ustedes tienen contra Bukele, o las ganan, o habrán hecho invencible al adversario. Vea Trump.

Gerson Martínez: A nombre de todos los que amamos el arte, le rogamos que deje de aprovechar su cargo para imponer sus gustos cursi. O instala un comisión de expertos independientes, o deje de poner monumentos.

Secretaria de Cultura de la Presidencia: ¿Cuándo va a cumplir la promesa de exhibir las obras de la “Ultima Cena”, censuradas el año pasado? ¿O hay un veto definitivo de CAPRES?

Casa Presidencial: ¿Qué pasa con el nieto del presidente y su salida de parranda nocturna, que terminó con un ciudadano muerto y la fuga del lugar del accidente? ¿El presidente va a mantener silencio?

Saludos a todos,

44298-firma-paolo

 

Carta a los diplomáticos: Hablen más claros, por favor. De Paolo Luers

paoloPaolo Luers, 12 sept. 2015 / EDH

Estimados embajadores y representantes de organismos internacionales:

Todos ustedes están tratando de mandar un mensaje al gobierno salvadoreño, pero mientras no hablen un poco más claros, nuestros políticos se van a seguir haciendo los majes.

El mensaje que ustedes están mandando es sencillo, peo tal vez no completo: Apoyamos el Plan El Salvador Seguro, estamos dispuestos a contribuir con fondos, con expertos, con convenios, con lo que sea, para que El Salvador pueda salir de esta crisis de violencia. Así lo dijo el jueves Mari Carmen Aponte, embajadora de Estados Unidos, dirigiéndose al Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana. Así lo manifestaron, desde meses, los embajadores europeos y los representantes de Naciones Unidas, la OEA, la Unión Europea, y hasta del Banco Mundial. Y no sólo la comunidad internacional, igual la sociedad salvadoreña ha dicho al gobierno: Si implementan el “Plan El Salvador Seguro”, cuenten con nosotros. Lo han dicho empresarios, religiosos y hasta la oposición política.

Por que este plan (aunque no completo, en partes mal enfocado, y elaborado por un Consejo que nunca asumió plenamente su carácter independiente del gobierno), es un paso positivo. Es esencialmente un plan de inversión social, de prevención y de reinserción. Define con claridad que la prevención tiene prioridad sobre la represión.

Lo que el gobierno se niega a entender y aceptar es que todas estas voces que le urgen a no continuar perdiendo tiempo y al fin implementar el plan “El Salvador Seguro”, al mismo tiempo le quieren decir: Paren este plan de Mano Dura, que están lanzando en los territorios, y que ha multiplicado la violencia y la cantidad de víctimas.

Esta parte del mensaje, señoras y señores de la comunidad internacional, la tienen que decir con más claridad, porque es obvio que el gobierno no lo quiere entender. Tal vez algunos dentro del gabinete de seguridad piensan que pueden seguir apostando a una solución militar al problema, matando a los pandilleros, reprimiendo comunidades enteras, callando a sus críticos – y que el “Plan El Salvador Seguro” y el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana son la fachada ideal, detrás de la cual pueden seguir haciendo lo mismo… y además bajarles pisto a la comunidad internacional…

Para estos dentro del gobierno, el mensaje de ustedes tiene que ser claro y contundente: Nuestro apoyo es para el plan que prioriza la prevención y la intervención social – no para el plan mano dura que ha llevado al país a 900 homicidios en un solo mes. Decídanse por el plan que tiene consenso nacional y apoyo internacional, no por el otro que divide la sociedad y resta respaldo internacional…

Así tal vez entienden. Así tal vez podemos arrancar con un plan que todos podemos apoyar. Pero si el gobierno sigue con su doble juego de un plan que implementan en el terreno, usando la fuerza pública de manera represiva y hasta al borde de la legalidad – y de otro plan bonito que discuten en consejos y reuniones internacionales, no vamos a avanzar. No vamos a avanzar hacia una solución del problema de violencia, y tampoco hacia la construcción de un acuerdo nacional que todos podremos apoyar.

Se entiende que el lenguaje diplomático es así… diplomático. Pero a veces hay que hablar claro y pelado, como lo hizo su colega de Alemania. No se dejen engañar por dobles juegos. Exijan que el gobierno se decida por cuál camino quiere transitar.

Gracias por tratar de ayudarnos. Saludos,

firma paolo

Presidenta de Asamblea tilda de injerencistas críticas embajadores

La campaña del FMLN y su gobierno contra la Sala de lo Constitucional adquiere inusuales dimensiones, comprometiendo las relaciones diplomáticas del país. Varios embajadores, de manera más clara el representante de Alemnia en el país, Dr. Heinrich Haupt, han expresado su preocupación sobre los ataques del ejecutivo contra la Sala y señalado que esto puedo afectar las inversiones internacionales. Luego de que el canciller Hugo Martínez citó al embajador alemán a cancillería y ambos funcionarios intercambiaron sus respectivas preocupaciones, supuestamente el asunto estaba arreglado. Sin embargo, pocos días después el secretario general del FMLN y primer designado presidencial, Medardo González, en una entrevista en Radio Mayo Visión, hizo fuertes reclamos al embajador alemán, acusándolo de indebida injerencia en asuntos inernos de El Salvador. Ahora la presidenta de la Asamblea Legislativa, Lorena Peña, repite estos reclamos e incluye a otros miembros del cuerpo diplomático en el señalamiento. Es un comportamiento extraño de altos funcionarios del país con los representantes de naciones amigas que expresan su compromiso con la consolidación de la institucionalidad democrática de nuestro país, como requisito para para poder gestionar más inversiones y cooperación.

(Paolo Luers)

En la entrevista en la 102nueve, Lorena Peña criticó, entre otras cosas, a la Sala de lo Constitucional y le pidió que resuelva pronto y apegada a ley la demanda contra bonos. Foto EDH

En la entrevista en la 102nueve, Lorena Peña criticó, entre otras cosas, a la Sala de lo Constitucional y le pidió que resuelva pronto y apegada a ley la demanda contra bonos. Foto EDH

Mirella Cáceres, 9julio 2015 / EDH

La presidenta de la Asamblea Legislativa y alta dirigente del FMLN, Lorena Peña, envió ayer una advertencia al cuerpo diplomático acreditado en el país: que sean “muy cuidadosos” de opinar sobre los asuntos del país porque hay leyes y reglamentaciones que les impiden adoptar “conductas injerencistas”.

En una entrevista en la Radio 102nueve, la legisladora les recordó que parte del estado de Derecho que algunos representantes diplomáticos piden que se respete, incluye que ellos no deben intervenir en los asuntos del país porque “deben cumplir el Tratado de Viena que les autoriza a estar aquí con garantías y con privilegios que los salvadoreños no tenemos”.

“Yo sí creo que todo el cuerpo diplomático debe ser muy cuidadoso a la hora de opinar porque hay reglamentación y leyes internacionales y nacionales que no permiten que conductas injerencistas se estén desarrollando”, afirmó.

A inicios de junio pasado, embajadores y representantes de las Cámaras de Comercio de Estados Unidos, Alemania, España, Francia, México, Colombia e Israel abogaron por apoyar el comercio y la inversión hacia El Salvador, pero además expresaron su preocupación porque el país no logra enfrentar los desafíos que le impiden atraer mayor inversión extranjera.

La legisladora fue más dura con el embajador de Alemania, Heinrich Haupt, de quien dijo no ha entendido que aquí hay absoluta independencia de poderes, que no hay dictaduras, sino que hay libertad de expresión siempre que se respete la ley vigente.

“Yo lamento realmente que hayan representantes como este señor, que abusen de su posición, sinceramente, para opinar aquí”, criticó Peña.

En el evento de las cámaras de comercio, el embajador Haupt dijo: “Debe haber total respeto a la Sala de lo Constitucional, terminar con los ataques contra la Sala que hemos visto de todos los niveles del Estado y reconocer que la Sala es pilar de la democracia y del estado de Derecho de nuestro país”.

Haupt también recomendó una mayor transparencia en ciertos procesos como los relacionados con la inversión extranjera. “Allí necesitamos transparencia; hubo una inversión muy fuerte que se politizó y esto no da una señal positiva. También vemos el imperio Alba Petróleos que está actuando sin la transparencia que se requiere”, dijo.

Las declaraciones del diplomático llegaron justo en momentos en que el partido en el gobierno abría fuego contra la Sala a raíz de su decisión de admitir una demanda contra el procedimiento con el que la Asamblea aprobó el decreto que avaló la emisión de bonos por $900 millones.

El gobierno mantuvo una intensa campaña televisiva en la que el Presidente de la República acusaba a la Sala de poner en riesgo la seguridad pública al dejarle sin fondos.

Peña se sumó a otros dirigentes del FMLN que han cuestionado las declaraciones del embajador alemán. “Le ha ido mal a Alemania, quizás por andar como el embajador mire lo que le pasó en Grecia”, abundó Peña ayer.