deudas

Respuesta. De Fernando Savater

¿Por qué son las exigencias de la troika las que hacen sufrir a la población griega y no tiene culpa el Gobierno que se niega a fiscalizar como es debido al Ejército, la Iglesia ortodoxa y los armadores?

Fernando Savater, filósofo, novelista y columnista español

Fernando Savater, filósofo, novelista y columnista español

Fernando Savater, 11 julio 2015 / EL PAIS

Antes, digno y orgulloso era quien se negaba pedir prestado aunque se estuviese muriendo de hambre. ¿Por qué ahora la dignidad y el orgullo se demuestran negándose a devolver o compensar lo que se pidió sin vergüenza? ¿Por qué es llamado “terrorista” el que presta 240.000 millones de euros a un país arruinado por sus eternas vacaciones fiscales y unas pensiones sobredimensionadas, pero no quiere que sea a fondo perdido? ¿Por qué son ahora sólo los “acreedores” y no los “benefactores”? ¿A qué llaman los actuales gobernantes griegos “chantaje” al quejarse, cuando son ellos los que recuerdan a los judíos subversivos de La vida de Brian:“¡Raptaremos a la mujer de Pilatos, se la iremos enviando a trozos hasta que disuelvan el Imperio Romano y quede claro que no admitiremos chantajes!”?

¿Por qué son las exigencias de la troika las que hacen sufrir a la población griega y no tiene culpa el Gobierno que se niega a fiscalizar como es debido al Ejército, la Iglesia ortodoxa y los armadores, potentados que deberían salvar con sus impuestos a la patria en bancarrota? ¿Por qué el chapucero referéndum que apelaba a “la bestia sarnosa del nacionalismo” (Stefan Zweig) va a salvar el futuro de la Unión Europea, en lugar de llenarlo de tinieblas? ¿Por qué tantos creen, en Grecia o España, que quienes siempre han calumniado a la “democracia burguesa”, han tachado de “criminal” al capitalismo y aborrecen la “Europa de los mercaderes”, son los más adecuados para impulsar las reformas realistas que sin duda exigen las deficiencias de nuestra liga de naciones?

La respuesta la dio Erasmo, el primer europeísta: “El espíritu del hombre está de tal modo constituido que la mentira tiene en él 100 veces más influencia que la verdad.”

Anuncios

¿Qué pasa en Grecia? De Manuel Hinds

El gobierno griego subió al poder ofreciendo que iba a mejorar las condiciones en las que Europa y las instituciones financieras internacionales le han estado ayudando a Grecia. Las mejoras que ofreció están fuera de la realidad.

Manuel-Hinds-VIB-11Manuel Hinds, 1 julio 2015 / OBSERVADOR EDH
¿Qué pasa en este momento? La población griega ha entrado en pánico temiendo que Europa sacará del euro a Grecia con lo que sus depósitos bancarios, sus sueldos, sus pensiones y sus otros contratos de pagos, ahora en euros, serán denominados en dracmas, que obviamente se devaluarán inmediatamente y les acarrearán pérdidas enormes. Por eso, los griegos quisieran retirar todos sus depósitos para recibir sus euros antes de que el gobierno se los convierta en dracmas. Anticipando esto, el gobierno ha cerrado los bancos dejando sólo la posibilidad de retirar 60 euros diarios por depositante.Si esto pasa, el gobierno griego habrá realizado la estafa más grande de la historia a sus habitantes al convertirles euros en dracmas.

¿Por qué ahora el pánico?

El pánico comenzó porque Grecia, que ha estado recibiendo ayuda de los países europeos e instituciones de crédito internacionales desde 2009 (punto discutido con más detalle más abajo), decidió retirarse de las conversaciones que se habían estado llevando a cabo con estas instituciones para facilitar el pago de 1,600 millones de euros que Grecia tenia que pagar ayer a las seis de la tarde hora de Washington al Fondo Monetario Internacional (FMI). Grecia se retiró porque quiere obtener más concesiones de estas instituciones en el pago de su deuda que las muy considerables que ellas han ofrecido. El pánico se arreció cuando el gobierno no pagó su obligación del martes al FMI.

¿Por qué se retiró de las discusiones el gobierno griego?

El gobierno griego subió al poder ofreciendo que iba a mejorar las condiciones en las que Europa y las instituciones financieras internacionales le han estado ayudando a Grecia. Las mejoras que ofreció están fuera de la realidad. Europa y esas instituciones pueden ayudar pero hasta un cierto límite (este punto se discute más adelante en más detalle).

Para justificar su retiro, el gobierno ha llamado a un referéndum el domingo próximo para que la población apruebe o rechace lo que esas instituciones han ofrecido en términos de concesiones y obligaciones. Todo el mundo ha interpretado esto como una manera de presionar a los europeos para que mejoren las condiciones, por dos razones. Una, es que el referéndum se llevará a cabo después del día en el que el pago tendría que haberse realizado. Segundo, la pregunta que el gobierno a los ciudadanos es altamente técnica y casi no entendible por personas que no son especialistas. Es la siguiente:

¿Debería el borrador de acuerdo sometido por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional al grupo del euro el 25 de junio, que consiste de dos partes que completan su propuesta ent4era, ser aceptado?

El primer documento se llama “Reformas para la compleción del programa en ejecución y más allá” (Reforms for the completion of current programme and beyond), y el segundo, “Análisis preliminar de la sostenibilidad de la deuda (Preliminary debt sustainability analysis)”.

El poner a referéndum una medida tan técnica como esta es populismo, ya que la gente no va a entender las consecuencias de lo que están decidiendo. Redactar la pregunta de esa manera demuestra más claramente que el gobierno no quiere que la gente entienda. El que quiera constatar la naturaleza técnica de los documentos los puede buscar en internet con los títulos en inglés.

¿Qué cree que puede ganar el gobierno griego?

Como los otros países del sur europeo e Irlanda, el gobierno de Grecia experimentó dificultades muy grandes para pagar sus obligaciones financieras durante la crisis de 2008. Debido a esto, varias instituciones internacionales acreedoras (principalmente la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y bancos privados) le han proporcionado financiamientos adicionales para que Grecia pueda hacer los pagos debidos, y, además, han tomado pérdidas sustanciales en los préstamos que le habían dado a Grecia (es decir, han perdonado cantidades grandes de estas deudas).

Ahora, el gobierno de Grecia debe cerca de 320 mil millones de euros, una enorme cantidad que equivale a casi 175 por ciento del PIB. Como se ve en la gráfica 1, esta cantidad equivale a casi 175 por ciento del PIB, una proporción del PIB que es casi 70 por ciento más grande que la que tenía Grecia cuando el problema se evidenció en 2008.

FUENTE: World Economic Outlook, International Monetary Fund.

FUENTE: World Economic Outlook, International Monetary Fund.

La deuda de Grecia como porcentaje del PIB ha aumentado de esta forma a pesar de que, como se ve en la gráfica 2, la deuda valuada en euros ha disminuido sustancialmente como consecuencia de que los acreedores realizaron un perdón muy sustancial en 2011-2012 (casi 50 mil millones de dólares).

FUENTE: World Economic Outlook, International Monetary Fund.

FUENTE: World Economic Outlook, International Monetary Fund.

La deuda aumentó como porcentaje del PIB a pesar de que disminuyó en euros porque el PIB cayó violentamente en los años desde el 2009. Como se ve en la gráfica 3, la caída desde 2009 hasta 2013 fue de casi 25 por ciento (cerca de lo que cayó el PIB en Estados Unidos durante la Gran Depresión y de lo que cayó el de El Salvador cuando comenzó la guerra). Las caídas fueron siempre mucho mayores de lo que los pronósticos del FMI indicaban que serían.

FUENTE: IMF Stand-By Agreements con Grecia, varios años

FUENTE: IMF Stand-By Agreements con Grecia, varios años

Pero la ayuda que estos acreedores han dado a Grecia no sólo ha sido en términos de perdonarle parte de la deuda. También la han financiado los déficits fiscales. Como se ve en la gráfica 4, estos déficits, acumulados desde 2009 a 2014, sumaron 112 mil millones de euros. ¿Y por qué le financiaron esto? Porque si no se los financiaban, el gobierno griego no hubiera podido pagar todos sus gastos porque (y esa es la razón del problema) gasta mucho más que lo que le entra por impuestos. Si no hubiera podido pagar sus gastos, hubiera entrado en falta de pago inmediatamente.

Por supuesto, los Europeos y las instituciones acreedoras no le iban a seguir financiado esos déficits enormes hasta la vida eterna. Es por eso que, para perdonarle deuda, y para financiarle los déficits, le han puesto condiciones a Grecia para que aumente los ingresos fiscales y disminuya sus gastos excesivos. Si Grecia no lo hace, es como tirar dinero en un barril.

Esas condiciones son las que el gobierno de Grecia quería mejorar con la amenaza de no pagar. Quería seguir gastando más y evitar subir los impuestos.

Pero los europeos y las instituciones dijeron a Grecia que las condiciones ofrecidas eran finales. Ayer martes Grecia no pagó al FMI. Está en condición de falta de pago en esa institución.

FUENTE: IMF Stand-By Agreements con Grecia, varios años

FUENTE: IMF Stand-By Agreements con Grecia, varios años

¿Todavía hay salida?

Si. Por un tiempo, la falta de pago al FMI no constituye por ahora un “evento financiero”, un término que indicaría que todos los créditos a Grecia se han vuelto exigibles inmediatamente, lo cual reventaría a Grecia. Esto sucede porque muchos créditos tienen condicionalidades cruzadas-es decir, que si uno no se paga, es como si no se pagaran todos. Esto puede pasar si Grecia no paga un bono de 3.5 mil millones de euros al Banco Central Europeo el 20 de julio.

Pero esto no quiere decir que no vaya a considerarse que ha habido un “evento”. Es sólo que no necesariamente lo dirán. Muchos países en desarrollo se sentirían disgustados si no lo declara el FMI porque sienten que es un privilegio otorgado a Grecia solo por que es parte de Europa.

¿Quién sufre más?

Hay muchos que dicen que la Unión Europea o la Eurozona van a colapsar si Grecia no paga. Hay que poner las cosas en perspectiva. Grecia representa el 1.3 por ciento del PIB de la Unión Europea y su deuda total apenas el 2.2 por ciento de dicho PIB. No espere que Alemania, o Francia, o Gran Bretaña se derrumben porque Grecia no paga. Tampoco espere que el euro se derrumbe porque Grecia no paga. Las monedas no caen porque una deuda denominada en esa moneda no se paga.

El golpe, si lo hay, sería de un prestigio mal entendido. Es como haber esperado que si las deudas de Argentina no se hubieran pagado se hubiera derrumbado el dólar.

En cambio, Grecia sí pasaría por un infierno si se sale del euro. Aunque su moneda local fuera el dracma, su deuda externa seguiría denominada en euros, y el peso de ellas se aumentaría con la segura devaluación del dracma. Además, la tasa de interés se aumentaría violentamente, con lo que se desincentivaría la inversión y con eso se mataría el crecimiento que tanto necesita Grecia y que solo en el ultimo año ha comenzado a aparecer. Con el volumen de los créditos en dólares aumentados para los que ganan en euros, y con los intereses más altos, las empresas no podrían pagar sus deudas sin reducir sus planillas.

Pero el impacto no lo sufrirían solo los que tienen depósitos o los que deben dinero en euros. Los que más sufrirían serian los que viven de sus salarios, por dos razones. Una es que el desempleo aumentaría porque la inversión disminuiría. La otra es que las devaluaciones reducirían el salario real de las personas, que comenzarían a exigir que se les suban los salarios por el valor de la devaluación, generando aun más conflictos sociales. El gobierno no saldría bien de esto. La gente se va a poner furiosa al darse cuenta de lo que los juegos del gobierno han causado al perder el euro.

Por eso es que el gobierno griego quiere no pagar sus deudas pero no quiere salirse del euro, y es por eso que los europeos lo amenazan con sacarlo del euro, algo que Rajoy dijo casi explícitamente hace dos días.

¿Pero, quienes perderían fuera de Grecia?

La gráfica 5 muestra los que hubieran perdido si el no pago se hubiera dado en 2008. Note que los bancos privados y otros tenedores privados de bonos tenían en ese momento el 51 por ciento de la deuda.

FUENTE: demonocracy.info

FUENTE: demonocracy.info

La gráfica 6, sin embargo, muestra que como resultado del perdón de 2011-2012 y del financiamiento nuevo que ha sido provisto principalmente por instituciones oficiales, el sector privado sólo tiene una exposición de 17 por ciento de la deuda total. Es decir, si Grecia no paga, las pérdidas serían mayormente absorbidas por el sector público europeo y en el FMI. No espere que la banca internacional quiebre, a menos que haya un pánico irracional, que no duraría de todos modos.

FUENTES: bloomberg.com y zerohedge.com

FUENTES: bloomberg.com y zerohedge.com

¿Cómo se metió Grecia en este problema?

Igual que el gobierno de El Salvador va en estos momentos: gastando más que sus ingresos fiscales. Por supuesto, estamos muy lejos de Grecia en estos momentos. Mire la gráfica 1 otra vez para apreciar la diferencia.

Pero ahora note otra cosa: que la proporción de la deuda del gobierno de El Salvador actualmente es mayor que la que tenían España e Irlanda y casi igual a la de Portugal en 2008, cuando las crisis de la deuda comenzaron en esos países. Por supuesto, la aceleración que tuvo la deuda de esos países en esos años se debió a que tuvieron crisis financieras. Afortunadamente, nuestro sistema bancario está muy firme. Pero en nada ayudan esas pláticas tontas de querer regresar al colón, que seria para nosotros como para Grecia es regresar al dracma. Y, en realidad, bastaría una devaluación como la de los mediados de los ochentas para que nuestra deuda se pusiera a la par de la de Grecia ahora.

Quizás la explosión de Grecia, si se da, servirá para que la gente vea lo que se logra al gastar más que lo que ingresa, especialmente si, como en El Salvador, el exceso se desperdicia y no se usa para el beneficio del pueblo.