Carlos Cáceres

Telegramas de fin de año a políticos y funcionarios: Ya sé que nunca contestan. De Paolo Luers

paolo luers caricaturaPaolo Luers, 22 diciembre 2016 / EDH

Casa Presidencial: Recuérdense, hoy jueves 22 vence el plazo que les dio la sentencia del Instituto de Acceso a la Información Pública para decirme cuánto cuesta el (ir)reality show del Buen Vivir.

Fiscal General: ¿Disculpe, pero hay investigación contra Herbert Saca y Mecafé, o solamente allanaron para buscar pruebas contra Tony Saca y Mauricio Funes? ¿O ya son testigos criteriados?

Presidente: No tiene que esperar hasta el 24 para dar a los alcaldes el FODES. No es regalo de navidad. Es su deber pagarlo mes a mes.

Sala Constitucional: ¿No van a sacar la sentencia que nos devuelve el derecho de libremente circular por todos los carriles de la Juan Pablo y del Bulevar del Ejército?

Magistrado Rodolfo González: No es el ejército que los está amenazando. Es el FMLN.

Mauricio Landaverde: ¿En el Ministerio de Justicia hay alguien que ha estudiado Derecho? Si hay, que le explique que es inconstitucional su decreto de negarle a miles de privados de libertad, de manera absoluta, el derecho al sol, independientemente de su comportamiento individual.

Ministro Carlos Cáceres: ¿Va a renunciar o se queda – o es sólo un berrinche que todos los fines de año repite?

Mauricio Interiano: Usted habla mucho del rumbo que no tiene el gobierno del FMLN. Es tiempo que defina cuál es el rumbo que ARENA quiere dar al país.

Arzobispo: No es necesario que cada domingo aproveche su investidura para dar su opinión sobre política, economía, seguridad. Tampoco quiere que los ministros, generales y empresarios emitan juicios teológicos.

ANEP: No es en la Corte Suprema que van a arreglar el problema del salario mínimo. Es negociando con los sindicatos. Luego le cuentan al gobierno lo acordado.

Hugo Martínez: Si el presidente no quiere hablar de Siria, ¿qué tal que usted como canciller hable claro sobre el genocidio en Alepo y la participación de Rusia?

ARENA: Si el gobierno del FMLN no presenta un presupuesto como la Constitución manda, ¿por qué no lo hacen ustedes? No es su responsabilidad, pero alguien lo tiene que hacer. Los números están sobre la mesa.

Presidente de CEL: Permítame una entrevista para explicarme cómo los proyectos El Chaparral y Ampliación de la 5 de Noviembre serán rentables para el país, a pesar de la explosión de su costos.

Presidente de CEPA: Ya parece inútil la pregunta, ¿pero cuántos años más pasará el Puerto de La Unión sin funcionar? Ya son 8.

Ya sé que nunca contestan, pero no voy a dejar de preguntar. Felices fiestas .

44298-firma-paolo

Anuncios

Atrapados en mentiras. De Sandra de Barraza

El anteproyecto es inconstitucional. Estima que en el año 2017 se tendrán más ingresos y la experiencia y comportamiento de la economía no da para semejantes estimaciones. El gobierno repite lo mismo que en 2016.

Sandra de BarrazaSandra de Barraza, 21 octubre 2016 / LPG

El gobierno del FMLN ha hecho público el problema de liquidez. Necesitan $1,200 millones para llegar a diciembre 2017. A esto reducen la agenda nacional, a la liquidez. Y con esta simpleza y superficialidad en la identificación del problema, acusan a unos y acusan a otros.

Buscan culpables. La Sala de lo Constitucional sigue siendo la principal fuente de ataque. A sus correligionarios les siguen diciendo mentiras para que continúen en las calles demostrando ignorancia y afectando derechos ajenos. Insisto, la estrategia de irrespeto a la independencia de poderes afecta la gobernabilidad y la credibilidad. La Fiscalía General de la República ha entrado entre los culpables; se le acusa de no cobrar a personas naturales y jurídicas que tienen deudas con el Fisco. Son 11,111 contribuyentes con mora de $211 millones, son 112 con deudas que tienen más de 10 años de antigüedad.

la prensa graficaEl FMLN tiene 88 meses con el mismo ministro a cargo de la Hacienda Pública. ¿Por qué se tardan tanto en recuperar la mora? ¿La base de contribuyentes está depurada? Pregunto porque seguramente muchas de estas empresas ya no existen y el Ministerio de Hacienda corre el riesgo de hacer cuentas alegres. En el país se ha facilitado la creación de empresas, pero el cierre de una empresa es un proceso burocrático costoso.

Se excusan en los $1,200 millones con la estrategia de presión. Uno a uno van saliendo sus aliados partidarios, todos motivados por el gobierno para que se quejen en contra de los que identifican como “culpables”. El llamado del Sr. presidente de la República ha sido bien interpretado. La gente sigue saliendo y públicamente le recuerdan su llamado callejero, incluyendo los alcaldes. Lamentablemente, el problema no se resuelve con los $1,200 millones y el anteproyecto del presupuesto 2017 lo demuestra con claridad.

FUSADES compartió el análisis y concluyó que la propuesta del Anteproyecto de Presupuesto es inconstitucional. Su contenido no respeta las exigencias de la Constitución de la República. De esta manera, si los diputados la llegan a aprobar, no hay duda que la o las demandas de inconstitucionalidad estarán listas de inmediato. Y con estas demandas en mano, el discurso de ataque del FMLN y sus correligionarios contra la Sala de lo Constitucional continuará.

El anteproyecto es inconstitucional. Estima que en el año 2017 se tendrán más ingresos y la experiencia y comportamiento de la economía no da para semejantes estimaciones. El gobierno repite lo mismo que en 2016. Hicieron creer que habría más dinero y ahora no pueden ni quieren cumplir con los proveedores ni con el FODES. No es cierto que tendremos más ingresos. Y al no ser cierta la estimación, los responsables del anteproyecto están mintiendo.

El anteproyecto es inconstitucional. No incluye todos los gastos y compromisos que tiene el gobierno, los compromisos los minimizan o les ponen un dólar para no cerrar la cuenta. El Anteproyecto borra la deuda de pensiones; el reintegro del IVA a los exportadores lo reduce; el subsidio a la electricidad, aunque no lo han eliminado, lo disminuyen irresponsablemente; el subsidio al SITRAMSS lo olvidaron; las pensiones del IPSFA están al mínimo y así continúa la lista de compromisos no presupuestados que tarde o temprano tendrán que enfrentarse. Y tendrán que enfrentarse porque los pensionados tienen derecho a su dinero, y este derecho es para los civiles y los militares sin privilegio.

Lo que el gobierno del FMLN ha hecho con el ahorro privado para las pensiones es inconstitucional y el gobierno del FMLN no puede limitarse a reducir y cumplir con las exigencias de los pensionados de la Fuerza Armada. Lo que el gobierno del FMLN hace con los exportadores es contradictorio con la política establecida por el Ministerio de Economía. Lo que el gobierno del FMLN hace con los subsidios es irresponsable.

Es irresponsable porque los subsidios no benefician a los más necesitados, los subsidios consumen millones y esos millones los están financiando los distribuidores de electricidad, los fabricantes de zapatos, los distribuidores de material educativo… y sigue la lista. Es irresponsable porque los gastos en salarios y prestaciones laborales siguen al alza y los gastos corrientes no reflejan responsabilidad ante la crisis fiscal que enfrenta. Atrapados en mentiras, hace difícil la identificación y el dimensionamiento del problema y la búsqueda de soluciones.

11 principales dudas del plan de pensiones de Cáceres

La propuesta de reforma de pensiones que presentó el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, genera varias preguntas.

El plan Cáceres quiere trasladar el dinero de los cotizantes de las AFP a las cuentas del Gobierno.

El plan Cáceres quiere trasladar el dinero de los cotizantes de las AFP a las cuentas del Gobierno.

, 12 sept. 2015 / EDH

El Ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, divulgó recientemente una propuesta de reforma de pensiones que pretende combinar el sistema de cuentas individuales administradas por las AFP con un sistema de reparto, administrado por el Gobierno. El plan de Cáceres es que los ahorros de los trabajadores activos que ganen hasta dos salarios mínimos ($484) pasen al sistema público de forma retroactiva y, de igual forma, los que vayan ingresando al sistema previsional. Los trabajadores que ganen más de $484 al mes cotizarían al Gobierno y también a las AFP. La justificación de Cáceres es que el dinero que ingresaría a las arcas del Estado servirían para financiar la pensión mínima de $207. La propuesta tiene muchas interrogantes que se explican a continuación:

1 ¿Es una reforma integral? 

La reforma de pensiones que Cáceres propone está enfocada solo en la parte fiscal, en cómo hacer llegar recursos a Hacienda y reducir el porcentaje de deuda. El documento que resume el plan Cáceres dice en su lámina 36 que entre los impactos esperados por la propuesta están “garantizar la sostenibilidad del Sistema Previsional”, “Reducir las presiones fiscales derivadas del Sistema Previsional. Además dice que “las contribuciones que se realicen al pilar de reparto permitirán financiar parte de las obligaciones del Estado con los actuales pensionados, lo cual contribuirá de manera positiva a la sostenibilidad fiscal”.

2 ¿Amplía la cobertura?

El plan Cáceres no amplía la cobertura de los pensionados, que actualmente representa el 24 % de la población económicamente activa.  Las medidas que propone el funcionario están basadas en el mismo grupo poblacional que ya cotiza a las AFP y que a la fecha suma un aproximado de 1.6 millones de afiliados, de los cuales solo unos 600 mil cotiza de forma regular.
Lo único que hace el proyecto es dividirlos de acuerdo a su rango salarial y así enviarlos al sistema de reparto o mantenerlos en el sistema privado: los que ganen menos de $484 cotizarán en el Gobierno y los que ganen más de esa cantidad, cotizarán al Gobierno y  a una AFP, según el proyecto de reforma.
La única proporción que aumentaría sería el número de adultos mayores de 70 años que recibe una pensión básica universal, pero que nunca ha cotizado ni en el sistema público ni en el sistema privado.
Básicamente se amplía solo el número de los adultos mayores subsidiados totalmente por el Gobierno, que no necesita financiamiento del sistema de pensiones, sino que se financia con dinero que saldrá del fondo general de la nación.

3 ¿Es una reforma equitativa?

Tal cual está planteada, la reforma no es equitativa pues los cotizantes de hoy tendrán que pasar sus ahorros al sector público para pagar pensiones actuales del ISSS y el INPEP que en este momento tienen tasas de reemplazo (porcentajes de salario) superiores al 60 %. Sin embargo, cuando estos jóvenes cotizantes se jubilen, recibirán una tasa de reemplazo menor. O sea que no habrá un trato igualitario. Comtradefop asegura que si esta reforma se aprueba tal cual la ha planteado Cáceres, la pensión de los futuros jubilados dependerá de la disponibilidad de dinero que tenga el Gobierno y si para ese entonces, el país sigue con problemas fiscales, su pensión podrá ser un papel canjeable u otro instrumento. Ademas el documento de  Cáceres dice que el beneficio que se les otorgará será una pensión mínima, que actualmente es de $207. En cambio el sistema de las AFP otorga una pensión basada en el ahorro del cotizante. Su pensión no depende de ninguna otra persona más que la de su ahorro y su monto será mayor en la medida que su fondo haya ganado intereses a través de las inversiones que las AFP hayan hecho a lo largo de su vida laboral.

4 ¿Es una reforma confiscatoria?

Los mismos trabajadores agremiados al Comité de Trabajadores en Defensa de los Fondos de Pensiones (Comtradefop) aseguran que el plan Cáceres es una medida confiscatoria pues las cuentas de ahorro individual, que ahora pertenecen a cada cotizante y que son considerados “propiedad privada”, pasarán a manos del Estado a través de un traspaso obligatorio de los fondos de pensiones.
La propuesta de Cáceres dice que el traslado proporcional de los saldos de las Cuentas Individuales de Ahorro de Pensiones de los afiliados al esquema de reparto permitirá reducir el pasivo del Estado mediante el traspaso de los Certificados Previsionales (CIP). Esto se explica de esta manera: actualmente el Gobierno le debe a los trabajadores pues cada mes le presta dinero a través de los CIP. Al tomar las cuentas individuales y pasarlas al Estado, se lleva consigo esa deuda. “Y el Gobierno no le puede deber al Gobierno”, dice el analista económico Mauricio Choussy.
El documento no dice que ese traspaso sea voluntario, sino que demuestra que será de forma obligatoria y retroactiva.

5 ¿Resuelve el problema fiscal que tiene el país?

No se resuelve, porque si se aprobara el plan Cáceres, el Gobierno recibiría $1,300 millones de las Cuentas Individuales de Ahorro de los trabajadores, que pasarían a un sistema de reparto, una cifra, que está muy por debajo de la deuda total que tiene el país en materia previsional. De acuerdo con las últimas cifras calculadas por la Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones, la deuda que el sistema de reparto acumuló desde su inicio hasta 1998 (cuando se creó el sistema de capitalización) asciende a más de $21,000 millones, por lo que la reforma solo aliviaría momentáneamente las finanzas salvadoreñas.

6 ¿Elimina el fideicomiso de obligaciones previsionales?

El documento de Cáceres no aclara si al crear un sistema mixto se eliminará el Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP) aprobado en 2006, y que le permite, por ahora, adquirir el 45% de los ahorros de los trabajadores a través de la emisión de Certificados de Inversión Previsional (deuda). Este Fideicomiso es el que le permite actualmente al Gobierno pagar las pensiones de los jubilados del ISSS y el INPEP. Cada año el Gobierno emite un promedio de $400 millones en deuda de este tipo. La reforma no indica que se eliminaría esta figura para obtener este financiamiento.

7 El cotizante, ¿es libre de elegir el sistema?

En la reforma del sistema de pensiones que se hizo en 1998, hubo un grupo poblacional al que se le dio la opción de quedarse en el sistema de reparto o pasarse al sistema privado de acuerdo a los beneficios que cada uno le ofrecía. Los obligados fueron un grupo que por su cantidad de años de cotización y edad tuvieron que pasarse al sistema privado (AFP).
Sin embargo el plan Cáceres no da opción de elegir con cuál sistema se puede quedar el afialiado, pues el Ministerio de Hacienda lo ha decidido a partir del rango salarial de los empleados. Si se gana menos de dos salarios mínimos ($484) es obligación que se pase al sistema de reparto. Comtradefop asegura que esto es atentatorio contra la libertad de cada ciudadano de decir con quién cotizar.

8 ¿A dónde irán a parar los fondos de la cotización?

Actualmente el ahorro de los cotizantes de las AFP ingresa a una cuenta de ahorro individual que es administrada con el fin de que ésta gane intereses. Y tal como si fuera una cuenta de ahorros el trabajador puede saber todos los meses cuál es su saldo ahorrado y  los intereses que ha ganado a la fecha.
En el sistema de reparto que propone Hacienda, el dinero iría al fondo general de la nación, que es la bolsa de la cual toma dinero el Gobierno para todos sus gastos. En este fondo no hay una cuenta individual y por lo tanto el trabajador no sabe cuánto tiene ahorrado, o si habrá fondos para pagar su pensión.
En el fondo común el Gobierno puede decidir qué hace con este dinero. La propuesta de Cáceres dice que el dinero iría a un fondo común para pagar una pensión fija en el futuro.

9 ¿Mejora la pensión para los trabajadores? 

La reforma de pensiones propuesta por Hacienda no explica qué hará el Gobierno cuando tenga el dinero de las cuentas individuales de los trabajadores una vez los haya trasladado al sistema público. El documento solo menciona como medidas complementarias que se utilizaría la figura de fondos de inversión como vehículo de diversificación para generar más ahorro, pero no indica ninguna medida para que este dinero se multiplique.
En el sistema privado, los ahorros de los cotizantes se invierten en instrumentos financieros que buscan generar mayor rentabilidad (intereses que sean del 6%). La Asociación Salvadoreña de Administradoras de  Fondos de Pensiones ha insistido en que el Gobierno amplíe las opciones de inversión para el fondo privado y que este dinero financie obras productivas como puertos y aeropuertos, para ganar más intereses.
El problema actual es que las cotizaciones no crecen en rentabilidad porque el 80% de ese dinero se ha invertido en instrumentos financieros del Gobierno. De ese porcentaje el 45% es prestado al Gobierno a una tasa de interés de apenas el 3%.

10 ¿Es un subsidio al Estado?

El Comité sindical Comtradefop dice que con el plan que ha propuesto Cáceres, los cotizantes de hoy estarían subsidiando al Estado para que éste pague las pensiones de los jubilados actuales. El Ministerio de Hacienda asegura que no tiene dinero para pagar las pensiones mínimas de las personas que no logran cotizar 25 años pues no percibe ningún flujo. Sin embargo los datos de la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) indican que en 2014 el pago que el Estado hizo a las AFP en concepto de pensión mínima apenas fue de $1.6 millones, lo que representa apenas un 1% de sus contribuciones.

11 ¿Plan Cáceres incentiva a ahorrar para una pensión? 

Los tanques de pensamiento dicen que uno de los grandes problemas que tiene actualmente el sistema de pensiones es la cobertura, que está asociada a la gran cantidad de personas que trabajan en la informalidad y que no cotizan formalmente a una AFP. El plan Cáceres no presenta ninguna alternativa para incentivar al trabajador informal a que cotice. De hecho, si un trabajador ganara más de $484 tendría que cotizar no solo al Estado, sino a la AFP, un punto que desincentivaría a las personas a ganar más para garantizar su pensión. El cálculo que Comtradefop ha hecho es que un trabajador que gana hasta $484 tendría que entregarle al Estado $67.76 mensuales, lo que equivale a $813 al año que éste usaría para lo que fuera: seguridad, salud, educación, etc.

Plan Cáceres confiscaría a los trabajadores $813 al año

Comtradefop dice plan de pensiones mixto de Cáceres expropiará la cotización personal de los trabajadores.

El Estado pagará solo este año un promedio de $500 millones en pago de pensión para los jubilados.

El Estado pagará solo este año un promedio de $500 millones en pago de pensión para los jubilados.

, 10 sept. 2015 / EDH

Si el plan de pensiones mixto propuesto por el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, se aprobara, así como lo ha presentado a algunos diputados en la Asamblea Legislativa, a “cada trabajador cotizante al Sistema de Ahorro de Pensiones (SAP)… se le confiscará, sin indemnización alguna, un monto de $67.76 mensuales, que representa un despojo máximo anual de $813.12”.

Al menos esa es la estimación que la gremial sindical Comité de Trabajadores en Defensa de los Fondos de Pensiones (Comtradefop) ha hecho sobre el plan Cáceres, que pretende regresar al sistema público a los trabajadores que tienen ingresos menores a dos salarios mínimos ($484), descontándoles el 14% de ese ingreso para su futura jubilación.

Según el diccionario, confiscar significa que un bien (dinero o inmueble) que antes era privado, pasa a ser parte del Estado y, de acuerdo con Comtradefop, es exactamente lo que el Gobierno está haciendo.

Según la propuesta de Cáceres, contenida en un documento de 49 páginas, “todos los afiliados activos del Sistema de Ahorro de Pensiones (SAP) participarán en el sistema mixto. Los obligados pasarán a formar parte del sistema mixto, dividiendo sus aportes de acuerdo a su rango salarial”.

Lo mismo ocurrirá con los optados: “pasan a formar parte del sistema mixto al igual que los obligados dividirán sus aportes y el saldo CIP de forma proporcional al salario”, detalla el documento en su página 43.

Con esta medida el Comité Sindical, señala hoy, mediante un campo pagado, que esta medida afectaría a más de 800,000 cotizantes activos del sistema de ahorro.

“Con la propuesta del señor ministro de Hacienda, no se estaría creando un sistema mixto de pensiones, sino ‘un cambio en el flujo’ de las cotizaciones y ahorros previsionales que ya no servirán para formar un fondo de ahorro previsional de cada cotizante, sino para pagar los actuales y futuros compromisos del Sistema Público de Pensiones”, señala el comité, que ya se pronunció en contra de la medida que Cáceres ha dado.

En su comunicado, el la organización sindical solicitó una vez más al presidente Salvador Sánchez Cerén, la destitución del Ministro de Hacienda “por todos los desaciertos desde que inició en el Gobierno de Mauricio Funes”, pues a su juicio éste “no ha tenido la voluntad ni la capacidad de aglutinar a todos los sectores sociales en la búsqueda de una solución consensuada al tema de pensiones”. Además, dijo, actúa en contra de recomendaciones de la Superintendencia del Sistema Financiero, tanques de pensamiento y expertos.

En su defensa, el ministro Cáceres, dijo ayer que lo que se busca con su propuesta es que el Gobierno tenga ingresos para pagar las pensiones mínimas de los cotizantes a los que se les acabará el dinero de sus ahorros. “El Gobierno debe pagar esas pensiones mínimas y no tiene ningún ingreso por eso”, afirmó el funcionario.

El presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Jorge Daboub, dijo que el Gobierno quiere tomar el ahorro de los trabajadores “para tapar su desorden e incapacidad fiscal”; mientras que el diputado del PCN, Mario Ponce, lo llamó: “meter la mano en la bolsa de los trabajadores y llevar ese dinero a un hoyo negro” para sus gastos (del gobierno).

Reforma integral
María Elena Rivera, coordinadora del Programa de Estudios sobre Políticas Públicas de Fundaungo, dijo que “desde Fundaungo consideramos que la reforma del sistema de pensiones debe ser integral y provenir de un diálogo social, en el que participen los diversos sectores que guardan relación con el mismo. Un diálogo técnicamente fundamentado, en el que se analice las propuestas, se estime sus costos e impactos en el corto y largo plazo”.

Agregó que “el sistema de pensiones salvadoreño enfrenta una crisis multidimensional, que además se vincula con aspectos externos al sistema como las características del mercado laboral salvadoreño, la situación fiscal e institucional. En este sentido la implementación de un sistema mixto por sí solo, no garantiza la atención de los retos que el sistema enfrenta”, explicó.

“En cuanto a la cobertura, si se implementan regímenes contributivos dependerá de los parámetros y la modalidad que se establezca para asegurar la inclusión en el sistema de la población que se emplea en el sector informal, personas con trayectorias de inestabilidad laboral, trabajadores por cuenta propia”, concluyó.

Plan Cáceres de pensiones mixtas enviaría al 55 % de afiliados al sistema público

La propuesta del Ministerio de Hacienda busca reducir el gasto para el Gobierno.

Más de la mitad de los actuales cotizantes de las AFP son candidatos a pasar al sistema público.

Más de la mitad de los actuales cotizantes de las AFP son candidatos a pasar al sistema público.

Karen Molina, 9 sept. 2015 / EDH

Si la propuesta de pensiones mixtas del ministro Carlos Cáceres se aprobara, tal cual la presentó, un 55% de los afiliados que cotizan actualmente a las AFP pasarían a cotizar con el Gobierno.

Screen Shot 2015-09-08 at 12.57.00 PMDe acuerdo con las últimas cifras de la Superintendencia del Sistema Financiero, a junio de 2015, hay 374,934 cotizantes cuyo salario base  no supera los $457, por lo que serían candidatos para regresar al sistema público, que reveló Cáceres la semana pasada.

La propuesta, que ya fue presentada a los partidos políticos en la Asamblea Legislativa, indica que  si una persona gana menos de $484 (dos salarios mínimos) éste tendrá que cotizar el 14% de su salario en el sistema público. Ese dinero irá a un fondo común administrado por el Estado y cuando el trabajador cumpla sus requisitos de jubilación, recibirá una pensión fija.

El plan también dice que el beneficio que recibiría el trabajador sería una pensión fija vitalicia (para todo lo que le reste de vida al empleado), que equivaldría a una pensión mínima, que por ahora es de $207.

Las personas que ganen más de dos salarios mínimos, también tendrían que cotizar con el Gobierno, pero de forma paralela, tendrían que hacer un aporte para las AFP.

Las estadísticas de las SSF indican que a junio de este año el número de cotizantes con un salario superior a los $457 era de 301,932.

Estos trabajadores tendrían que cotizar $484 con el Gobierno y el resto lo cotizarían con la AFP.
La justificación de Hacienda para este cambio es que el sistema de pensiones actual “está produciendo un deteriorio acelerado en las finanzas públicas”, pues, la gran mayoría no logra cotizar los 25 años exigidos por ley y cuando su dinero ahorrado se acaba, el Gobierno debe compensarle con una pensión mínima por la que no recibe ningún ingreso.

Según la propuesta, este pago de la pensión mínima le genera al Gobierno un gasto por $6,346.18 más otro gasto por $7,731.49 que tiene que cancelar por beneficios subsidiados al nuevo sistema privado, que dependen de una serie de cambios legales que se hicieron desde 1998 a la fecha. “Las contribuciones que se realicen al pilar de reparto (sistema público) permitirán financiar parte de las obligaciones del Estado con los actuales pensionados, lo cual contribuirá de manera positiva a la sostenibilidad fiscal”, manifiesta el documento.

Además Hacienda asegura que el sistema actual no es equitativo pues los beneficios otorgados dependen de la generación a la que pertenece. Así, por ejemplo, solo el 11% de los afiliados jubilados recibe entre el 67 y 68% de su salario (tasa de reemplazo); mientras que el 82% de dichos afiliados recibe entre el 43 y 44% de su salario.

Screen Shot 2015-09-08 at 12.54.40 PMLas Administradoras de Fondos de Pensiones aseguran que esta tasa de reemplazo es muy baja porque el dinero no ha aumentado a través de la rentabilidad, debido a una baja tasa de interés que el Gobierno ha pagado por usar el dinero ahorrado.

Las administradoras previsionales aseguran que desde 2006, cuando el Gobierno los obligó a prestarles el dinero para financiar al sistema público del ISSS y el INPEP, los trabajadores han perdido unos $1,000 millones que pudieron haber aumentado sus ahorros en cuentas individuales.

En su propuesta, el Ministerio de Hacienda también expone que el país tiene un bajo nivel de cobertura, pues solo el 23.7% de la Población Económicamente Activa (PEA) está incluida en un sistema previsional, mientras que el resto no cotiza regularmente. “Existe una diversidad de segmentos de la población que no han podido ser incluidos en el mismo”, señala la presentación que se les hizo a los diputados.

Sin embargo, tanques de pensamiento como FundaUngo y Fusades aseguran que el meollo de este problema está en una baja actividad económica que no genera empleos formales como para que los trabajadores puedan cotizar.

Estimaciones de organismos internacionales indican que en el país el 50% de las personas trabaja en la informalidad, por lo que no cotizan a ningún sistema de pensiones.

La propuesta de Hacienda también refiere a un sistema “solidario no-contributivo”, que incorpora el Sistema Previsional de la Pensión Básica Universal, que por ahora entrega $50 mensuales a  32 mil adultos mayores de 70 años que nunca cotizaron a un sistema previsional. Hasta junio de este año, el Gobierno había destinado un total de $24 millones para esta ayuda.

La propuesta de Hacienda es entregar ese dinero a 100 mil personas.

Para representantes de Asafondos, las propuestas que plantea el Gobierno se están enfocando solo en el tema fiscal y no toma en cuenta otros aspectos importantes para que el sistema previsional funcione: aumentar los empleos, mejorar la inversión de los fondos y la actividad económica para que mejore la recaudación fiscal, etc.

Las AFP y los tanques de pensamiento han propuesto que la reforma de pensiones sea integral, y que abarque las proyecciones de vida de los salvadoreños así como el crecimiento económico del país, lo que garantizaría una mejor pensión para los trabajadores.

———-

Plan pensiones mixto no es definitivo, dice Lorenzana

Screen Shot 2015-09-08 at 12.56.21 PMLa propuesta de pensiones depende de un estudio actuarial que Lorenzana y Perdomo prefieren esperar antes de crear un proyecto.

, 8 sept. 2015 / EDH

La reforma de pensiones en la que el Gobierno trabaja, desde hace varios años, no tiene hasta hoy ni siquiera el consenso entre los funcionarios que la dirigen.

El secretario técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, refutó ayer las declaraciones del ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, de que ya está lista una propuesta y que podrían presentarla en un mes a la Asamblea Legislativa.

“Ahora no hay estudios concluyentes todavía de manera definitoria”, dijo el funcionario durante una entrevista matutina. “Hay estudios actuariales que se están haciendo, hay un acompañamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en materia actuarial en  esto y no podemos asegurar plenamente que exactamente dentro de un mes eso saldrá, pero nosotros hemos venido trabajando con esa meta, en eso tiene razón él”, dijo Lorenzana.

El viernes pasado, el ministro Cáceres, dijo a periodistas que la propuesta se presentaría en unos 30 días a la Asamblea Legislativa pues los técnicos del BID, que trabajan en estudios actuariales, le entregarían sus resultados en 15 días. De hecho, afirmó que ya la habían consultado con algunos partidos políticos e instituciones del sector privado relacionados con el tema.

“Con relación al sistema de pensiones estamos avanzando en la propuesta, lo estamos ya consultando con algunos partidos políticos, con algunas instituciones del sector privado involucrados en esto, y vamos ya configurando la propuesta. Creemos que esa debería estar lista en unos 30 días. Además los consultores que el BID nos ha proporcionado  creemos que en unos 15 días nos van a constatar las cifras exactas actuariales que nos van a determinar la posibilidad de lo que nosotros queremos hacer o no”, afirmó Cáceres el viernes pasado.

Screen Shot 2015-09-08 at 12.55.21 PMPero Lorenzana afirmó ayer que “hay cosas que escapan de nuestra voluntad” y que lo que se tiene hasta hoy es nada más un perfil de lo que se busca, pero no una propuesta definitiva.

“Nosotros lo que tenemos es un perfil, una visión, un conjunto de lineamientos y algunos de los lineamientos forman, encajan con lo que él ha planteado…sin embargo, todavía mientras no haya una conclusión  cerrada y que no se haya hecho totalmente la redacción de la ley todavía no podemos decir con precisión cuales son los ajustes que tendrán que hacerse en el camino”.

Eso sí. El sistema de pensiones mixto va, aunque no rigurosamente como lo ha planteado Cáceres: “ese es uno de los planteamientos que se ha hecho (división por salario de $480) que están siendo estudiados para ver realmente cual es la situación fiscal que eso provoca. Sin embargo digo, esperamos que eso concluya plenamente los estudios para tener firmeza en este tipo de planteamientos”.

Ya antes, el superintendente del Sistema Financiero (SSF), Ricardo Perdomo, también había contradicho al ministro Cáceres sobre la propuesta. En declaraciones el 24 de agosto, Perdomo dijo que preferiría esperar a que esté terminado el estudio del BID antes de que se comience a discutir. “Sería mejor esperar a que haya un estudio técnico que es el que permita, sobre esa base, iniciar las discusiones. Esa era una de las metas, que se tenía, que es presentarlo antes o a la par del presupuesto, pero las realidades técnicas son otras. Se está trabajando fuerte, pero no hemos terminado las corridas técnicas”, dijo el superintendente.

Según Cáceres, el proyecto de reforma se presentaría al mismo tiempo que el presupuesto general de la nación, que por ley, debe presentarse antes del 30 de septiembre.

Sin consenso 
La propuesta de Cáceres tampoco tiene consenso con sus principales actores.  Las AFP se mostraron sorprendidas por los detalles que Cáceres asegura que contiene el plan, pues no lo conocen.

En un comunicado las AFP aseguraron que les informó que se está haciendo un informe técnico y que este trabajo estaría finalizado a mediados de octubre. “Parece muy difícil que en 30 días pueda estar lista una propuesta técnica si aún están pendientes los cálculos que la respalden”, señaló la Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones (Asafondos) en un comunicado oficial.

La propuesta de Cáceres asegura que aunque las cotizaciones pasarían al Gobierno, serían las AFP las que administrarían el dinero. Sin embargo estas no conocen dicho  plan.  Lorenzana dijo ayer que las AFP seguirán con su actividad económica, es decir, que no se eliminarían, sino que convivirían con un sistema administrado por el Gobierno.

———-

ARENA y PCN cuestionan plan mixto de pensiones

ARENA dice que Gobierno busca “cuchubal para meter todo en un hoyo negro”. PCN plantea reformas.

8 sept. 2015 / EDH

ARENA y PCN afirman que la moción del Ejecutivo de implementar un sistema mixto de pensiones no sería conveniente ni para el trabajador cotizante ni para el Gobierno. Ambos partidos argumentan que sería un sistema “insostenible” y temen que el Estado use los fondos para emitir Letes, y poder seguir tapando “el hoyo negro” que reflejan las finanzas públicas. En cambio, GANA dice que estudiará la propuesta, pero ve aspectos positivos en ella.

Milena de Escalón, de ARENA, mencionó que no conocen en detalle la moción del Gobierno, pero vaticina desde ya que lo que buscan es tener fondos disponibles para “tapar el hoyo fiscal” que tiene la administración del presidente Salvador Sánchez Cerén.

“Ahora quieren regresar a tener un ‘cuchubal’ donde meten todo en un hoyo negro y después ese hoyo negro se queda vacío, porque lo usan para necesidades del Gobierno y vuelven a tener problemas”, criticó.

De Escalón también lamentó que no se le ha dado prioridad al fallo de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que ordenó a la Asamblea legislar para mejorar la rentabilidad de los fondos de pensiones. El Gobierno lo que hizo fue elevar del 1% al 3% el interés que paga por usar los dineros de las AFP, pero ARENA y el PCN cuestionan que debe pagar lo mismo que paga a los inversionistas extranjeros: el 7%.

Por su parte, Mario Ponce, jefe de fracción del PCN, cuestionó la medida que ha sido presentada recientemente por el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, de trasladar al Gobierno el porcentaje que pagan los cotizantes que ganan menos de $484 al mes.

Asimismo, el plan que planteó Cáceres es que quienes devenguen un salario arriba de $484 quedarían bajo un sistema mixto de pensiones: pagando un porcentaje de su salario al Gobierno y otro al sistema privado.

Para Ponce, esto implicaría quebrar al sistema previsional de las AFP, ya que según sus cuentas, el 70% de la población gana abajo de $484 mensuales y sólo un 30% arriba de ese monto.

“Eso es como quebrar a las AFP que le hicieron frente, de las cinco que entraron a competir, las dos que están siendo consecuentes con eso se quebrarían”, opinó Ponce.

Pero, además, el diputado pecenista consideró que sería “insostenible” de cara a 2019 y 2024, ya que el Gobierno tendría que liberar alrededor de $1,100 millones para poder hacer frente a la responsabilidad de pensionar a todos los que coticen con el sistema público.

“No hay Gobierno que aguante, tenemos que hacer una reforma puntual. Es un sistema de privilegios que no se compara con el sistema de cuenta individual y rompe con el principio de igualdad desarrollado en el artículo 3 de la Constitución”, planteó Ponce.

Entre las reformas que, a juicio del legislador pecenista, se podrían contemplar están que no se obligue al trabajador a jubilarse con la edad establecida actualmente que es de 55 años para mujeres y de 60 para los hombres, sino cuando el trabajador así lo decida.

Además, sugirió que el Gobierno pague al empleado el mismo porcentaje de interés que paga a los inversionistas internacionales por usar los fondos de pensiones, es decir el 7%, y que los jubilados continúen aportando al sistema de pensiones igual cantidad que la que le descontaban cuando laboraba, esto con el fin de darle sostenibilidad al sistema.

Y Guillermo Gallegos, de GANA, dijo que lo evaluarán, aunque ve positivo que la propuesta no eleva la edad de jubilación, que era como un “punto de honor” para el partido, y considera que se contempla un beneficio para personas mayores de 70 años que nunca han cotizado.

AFP sorprendidas por plan de pensiones mixto del Goes

Se les informó que hay un estudio actuarial que aún no ha terminado y que estaría listo hasta octubre.

Los adultos mayores de hoy y los de mañana son una gran preocupación para el sistema previsional.

Los adultos mayores de hoy y los de mañana son una gran preocupación para el sistema previsional.

, 7 sept. 2015 / EDH

La Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones (Asafondos) se mostró sorprendida por la propuesta de un sistema de pensiones mixto que adelantó el viernes el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, y  del  que dicen desconocer por completo.

“Nos sorprenden las declaraciones, particularmente porque tenemos entendido que la propuesta de reforma está siendo coordinada por la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia y  recién, la semana pasada, en dicha Secretaría nos manifestaron que las decisiones se van a tomar  sobre la base de las estimaciones actuariales y propuestas técnicas que todavía estaban en ejecución”, manifestó la asociación integrada por Crecer y Confía, las dos administradoras de fondos de pensiones privadas en el país.

El viernes pasado el ministro Cáceres adelantó algunos puntos sobre la propuesta de reforma en la que trabajan desde hace varios años: los trabajadores que ganen menos de $480 mensuales tendrán que cotizar en un sistema administrado por el Gobierno, y quienes ganen más de esa cantidad abonarán $480 al esquema público y lo que sobre a la AFP privada.

A Asafondos le sorprende que el Gobierno revele ahora estos detalles, cuando se supone que el tema depende de un estudio que aún no se ha finalizado.

De hecho el superintendente del Sistema Financiero, Ricardo Perdomo, confirmó hace unas semanas que el estudio no estaba terminado y que era mejor esperar ese documento antes de lanzar cualquier propuesta.

“Nos manifestaban que han conformado un equipo técnico que está  integrado por la Secretaría Técnica, el Ministerio de Hacienda, la Superintendencia del Sistema Financiero y el Banco Central, el cual tiene a cargo la realización de la propuesta y nos indicaron que los cálculos actuariales están a cargo de una firma mexicana, que ha sido contratada con apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y que este trabajo estaría finalizado a mediados del mes de octubre, con lo cual parece muy difícil que en 30 días pueda estar lista una propuesta técnica si aún están pendientes los cálculos que la respalden”, señaló.

Además, durante todo este tiempo Asafondos ha estado a la espera de que el Gobierno les llame para iniciar un diálogo sobre la propuesta. “Se nos planteó que en el proceso de su elaboración, se abriría un espacio de diálogo y consenso sobre el tema”, acotó.

Las AFP ya presentaron sus propuestas así como tanques de pensamiento.

Favorecer a trabajadores
“Nuestra Asociación gremial ha hecho propuestas específicas relacionadas con la sostenibilidad del Sistema de Pensiones, como la ampliación de la cobertura y la suficiencia de las pensiones que recibirían los trabajadores salvadoreños. Estas propuestas están orientadas a favorecer a los trabajadores, quienes deben ser el centro de la reforma. Las pensiones son parte fundamental de la Seguridad Social y,  por lo tanto, el enfoque de las propuestas debe ser integral, no meramente fiscal”, indicaron las AFP.

Cáceres lo reconoció hace unas semanas: “estamos recibiendo algunas propuestas. Realmente las valoramos, pero ninguna de ellas incluye resolver el tema fiscal y resolver el tema fiscal es problemático”, dijo cuando se le increpó por el mecanismo de consulta que se utilizaría.
La idea de un sistema de pensiones mixto siempre ha recibido críticas por parte de las AFP y de economistas.

De acuerdo con el presidente de Asafondos, René Novellino, regresar a un sistema de reparto o público, ya sea de forma total o parcial, abrirá de nuevo la puerta para que el Gobierno comience a aumentar su deuda, que era justamente, lo que se buscaba evitar cuando se privatizó el sistema. De acuerdo con estudios que han realizado diferentes expertos, el sistema de reparto que administró el ISSS y el INPEP hasta antes de 1998 fracasó porque el Estado le prometía a los cotizantes jugosas pensiones sobre la base de aportes mensuales insuficientes.

El presidente del Comité de Trabajadores en Defensa de los Fondos de Pensiones (Comtradefop), Ricardo Soriano, dice que regresar a un sistema de reparto ya sea total o parcial será creer en la promesa de que el Gobierno le va a pagar su pensión cuando se jubile, mientras ellos se gastan el dinero ahora.

“Después nos querrán pagar con quedan”, dijo el representante gremial, que ha liderado el aumento de las tasas de interés que paga el Gobierno a quienes cotizan en las AFP.

Por eso mismo Asafondos reiteró que es necesario estudiar bien el tema y tocarlo con seriedad. “Creemos que este tema va a ser abordado por parte del Gobierno con mucha seriedad y que los estudios actuariales y técnicos van a ser debidamente socializados para que los distintos actores de la vida nacional se pronuncien y se encuentre la mejor solución de largo plazo, en el que todos los salvadoreños estemos claros de los costos y beneficios que traerá esta reforma.

Lea noticia anterior:
Buscan crear un sistema mixto de pensiones