Mujeres y hombres: compañeros. De Erika Saldaña

Erika Saldaña, colaboradora de la Sala de lo Constitucional

11 marzo 2019 / EL DIARIO DE HOY

Es difícil ser mujer en El Salvador. Los índices de violencia contra nosotras se han disparado en el último año y nuestro país tiene una de las tasas más altas de feminicidios en América Latina. Según datos del informe “Situación de violencia letal contra las mujeres”, de la Fundación Heinrich Böll Stiftung, entre 2014 y 2018 la Fiscalía General de la República recibió 599 casos de feminicidios, es decir, fueron 599 mujeres a quienes mataron por motivos de violencia de género. La muerte es la punta del iceberg de situaciones de violencia que se dan en el día a día de muchas mujeres, pero no es la única manifestación.

Bajo esa punta visible, hay muchas situaciones de maltrato y violencia que hemos invisibilizado o se han vuelto normales en nuestra sociedad. Los maltratos verbales, las burlas, el acoso, la intimidación contra una mujer, por considerarla el sexo débil, una pertenencia del hombre o un ser inferior, son manifestación de violencia que poco a poco pueden ir escalando hasta llegar a los feminicidios.

Esta normalización de la desigualdad es la raíz cultural que debemos cambiar.

En el país aún vemos resistencia en reconocer a plenitud los derechos de las mujeres. La incursión en sectores que históricamente han sido dominados por hombres (como la política, industria, profesional, empresarial, entre otras) ha ido a paso lento. Todavía no hay igualdad de salarios a pesar de la igualdad de obligaciones. Hay mujeres que son abusadas física y verbalmente en sus hogares por sus mismos familiares, en sus trabajos e incluso en los grupos de amigos. Por todos estos motivos es importante visibilizar las desigualdades a las que muchas mujeres se ven sometidas, para darnos cuenta que una situación aparentemente normal en realidad es un problema y que debemos buscarle solución.

El trabajo por la igualdad de la mujer es de todos. Hombres y mujeres. Es incompleto pensar que en la lucha por los derechos de la mujeres solo debemos pelearlas las mujeres y que los hombres deben hacerse a un lado. No se trata de ponernos a discutir la división entre hombres y mujeres, sino de eliminar esa barrera. El auge de feminismo a nivel mundial en algunas ocasiones puede entenderse como una confrontación directa de géneros, y llegar a puntos de misandría, es decir, de odio o menosprecio por lo masculino. Lo que buscamos es igualar la escala de derechos y oportunidades, no desaparecerlos de la tierra.

Los hombres no son enemigos. Algunos, lamentablemente, tienen tan arraigados las costumbres de la cultura machista o son propulsores del desprecio hacia las mujeres y la misoginia. Estas son las actitudes que deben combatirse. Pero en contraste, hay hombres que son grandes soportes de la causa de las mujeres y que no deben quedar atrás en la lucha o menospreciarlos en el camino. Hay papás, hermanos, hijos, tíos, primos, amigos, compañeros de trabajo que ven en las mujeres personas con los mismos derechos y con el mismo potencial de desarrollo que cualquier hombre. Mujeres y hombres somos compañeros en la lucha por la desigualdad.

Las mujeres somos valiosas e importantes por la misma condición de ser humano; no buscamos privilegios ni hacer a un lado a los hombres. Queremos que todos y todas podamos vivir en igualdad de condiciones y tengamos la misma posibilidad de oportunidades a nivel educativo, laboral y salarial. Que no sigamos siendo violentadas ni física ni psicológica ni sexualmente. Que nuestras niñas puedan crecer y desarrollar todo su potencial en tranquilidad. La lucha continúa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .