¿El COENA contra ARENA? De Alberto Arene

Si en la opinión pública, en la juventud, en las clases medias, en los grupos empresariales que financian el partido y en los dos principales precandidatos a la presidencia, la corriente liberal-social que lideran Wright y Valiente es tan valorada, el COENA podría verse obligado a reevaluar su posición.

alberto-arene2Alberto Arene, 6 julio 2017 / LPG

Ante el negativo balance en la opinión pública de los primeros tres años del gobierno del FMLN, y las perspectivas aún mas sombrías de sus últimos dos años, ARENA ha sido incapaz de capitalizar semejante descontento que tendería a profundizarse en los próximos dos años. El descontento con ambos partidos es enorme. El 63.4 % de la población no quiere que el FMLN siga gobernando y el 68.1 % no quiere que ARENA regrese (IUDOP). Pero mientras “la corriente revolucionaria-socialista” del FMLN terminó de sacar a los renovadores del partido en 2005, unificándolo dentro del LPG-1centralismo democrático que se consolidó quedándose para siempre, con mucho centralismo y poca democracia, ARENA comenzó a mostrar en los últimos años algunos signos de apertura y renovación, creando expectativas. La elección y actuación de Johnny Wright y Juan Valiente en la Asamblea Legislativa en los últimos dos años mejoraron la imagen del partido, haciendo mejor clic con la clase media y la juventud, encarnando ambos renovación y futuro. Si primero el COENA destituyó de sus cargos en la juventud de ARENA a aquellos jóvenes que expresaron su posición sobre la despenalización del aborto en los 4 casos excepcionales, y sobre la agenda de los derechos de los LGBTI, y ahora les niegan a Wright y Valiente a incorporar a dos jóvenes mujeres profesionales de reconocidas cualidades como sus diputadas suplentes, pareciera como que el COENA trabaja en contra de ARENA.

La neutralización de los diputados que lideran la tendencia liberal-social, y hacen mejor clic con la juventud y mejor encarnan el futuro, está siendo celebrada conjunta aunque separadamente por los conservadores del COENA y la dirigencia ortodoxa del FMLN. Si al concluir la segunda década del siglo XXI, los conservadores que mandan en el COENA son incapaces de incorporar a los jóvenes más liberales, sociales, e independientes, y administrar con ellos sus diferencias, muy difícilmente podrán liderar y administrar nuestro país que es mucho más diverso que ARENA, y que se debate en una crisis histórica de considerables proporciones.

Los grandes empresarios más cercanos al partido que financian buena parte de su actividad y de sus campañas electorales ya expresaron su preocupación y desacuerdo. Expuestos por muchos años al análisis estratégico político-electoral con asesoría de primer nivel internacional, analizado las condiciones y consecuencias de la llegada de gobiernos populistas en Latinoamérica y las causas de los reveses electorales de los últimos años, hoy están más abiertos a la conformación de alianzas cívico-políticas amplias para derrotar al FMLN en las próximas elecciones legislativas y presidenciales, priorizando a los jóvenes y sectores diversos de la sociedad civil. Algunos se inclinan por Calleja, otros por Simán, pero en este tema están en contra de la división del partido y la exclusión de la nueva generación de políticos más jóvenes, democráticos y mejor preparados cuyas mejores caras son Wright y Valiente. El clic de estos con los jóvenes y con variados sectores de la clase media y la sociedad civil es mucho mejor y mayor que el de algunos políticos intolerantes que integran el COENA, con muy poca sensibilidad a los temas de derechos humanos y democracia, incluida la de los partidos.

Los dos principales precandidatos a la Presidencia de la República con ARENA ya fijaron posición. Javier Simán dijo: “Se ha visto cómo se ha marginado a algunos aspirantes jóvenes para dar prioridad a ciertos candidatos que tienen carrera política; y todos tienen la oportunidad de aspirar a cargos públicos, no le corresponde a la dirigencia dirigir de dedo, que está jugando con los candidatos, les bloquea a algunos su aspiración. Yo coincido con Johnny Wright que se está irrespetando el proceso de elección interna en el partido, y se está violando las mismas normativas internas”. Mientras Carlos Calleja afirmó: “Los partidos políticos en este país tienen que abrirse, tienen que buscar la inclusión de toda esa gente, igual que nuestra visión de país que quiere construir, y yo soy fiel creyente que el debate, que la oportunidad de poder pensar diferente, tiene que ser parte de cualquier proyecto político ganador y relevante en estos tiempos, porque hay mucha gente decepcionada con el hecho de que partidos políticos se cierran. Mi llamado es a eso (diálogo). Tanto Johnny, como Juan y Aída son amigos míos y me duele ver lo que pasó; mi llamado es que haya comunicación entre ellos y la dirigencia del partido para ojalá encontrar una solución que beneficie a todos”.

Si en la opinión pública, en los jóvenes, en la clase media, en los grupos empresariales que financian el partido y en los dos principales precandidatos a la presidencia, la corriente liberal-social que lideran Wright y Valiente es tan valorada, el COENA podría verse obligado a reevaluar su posición. Se trata de eso, de dialogar y llegar a un acuerdo razonable. Solo así podrían superar el creciente descrédito y, talvez, salir fortalecidos de esta confrontación que sale a la luz pública en el mismo momento de dar inicio la coyuntura electoral de 20 meses ininterrumpidos. Solo así superarían la creciente percepción que el COENA pareciera trabajar contra ARENA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s