Temas de campaña. De Sandra de Barraza

 Esta semana otra vez el gobierno del FMLN demuestra quiénes son sus referentes. Su referente ideológico está en el sur, en el gobierno de Venezuela, ese gobierno que se empeña en destruir la democracia y el Estado de Derecho…

Sandra de Barraza, 5 mayo 2017 / LPG

El 1.º de mayo inició la campaña electoral sin que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) haya dicho nada. El Sr. presidente de la República, ese mandatario obligado a velar por el bien común, hizo un llamado a la división, hizo un llamado a unirse en contra de la mitad de la población que no votó por su partido político. También hizo un llamado a no respetar el espíritu democrático y la alternabilidad política que están consignados en la Constitución de la República.

El gobierno del presidente Sánchez Cerén llega a su tercer año. Por ocho años consecutivos las oportunidades de país, los problemas de país y el destino de país han estado en manos del FMLN. Ellos son la alternancia partidaria. Y ocho años son suficientes para sentar bases para el desarrollo; ocho años son suficientes para demostrar capacidad ejecutiva; ocho años son suficientes para asumir la responsabilidad de lo que se hace y no se hace.

Otra vez se escuchó el mismo mensaje. Los gobiernos del partido de oposición son los culpables de lo que el gobierno del FMLN no se puede ni quiere hacer. ¿Y entonces? Pregunto porque estas declaraciones demuestran ¿poca capacidad de gobernar?; demuestran ¿incapacidad de asumir el mandato ciudadano?; demuestran ¿irresponsabilidad de asumir la responsabilidad de conducción y ejecución?

A pocos días de su tercer año de gobierno, el discurso del presidente de la República es la apertura de la campaña política de 2018 y de 2019. Y con esta apertura, ciudadanos tenemos que prepararnos para las preguntas y respuestas político/partidarias que contribuirán a profundizar el ambiente de violencia al que estamos sometidos. El reto es sobrevivir.

Para sobrevivir, vale recordar que en 2014, la Sala de lo Constitucional emitió una resolución ordenando a todo funcionario público del Órgano Ejecutivo, del Órgano Legislativo, del Órgano Judicial, de todas las instituciones autónomas, y de los 262 gobiernos locales, sin excepción alguna, “NO participar en actividades relacionadas con la política partidista, prevaliéndose del cargo público, especialmente en lo que se refiere a actividades de campaña proselitista”.

La Sala de lo Constitucional precisó, con ejemplos concretos, el alcance de la resolución. Uno de los ejemplos de la prohibición fue la de “aprovechar la relevancia social y el tratamiento informativo de sus funciones públicas para expresar sus preferencias electorales”. Ante esto, lo que se escuchó del presidente de la República el 1.º de mayo ¿respeta el fallo de la Sala?

Importa recordarle a toda la burocracia estatal que el artículo 218 de la Constitución de la República, que corresponde al régimen administrativo del servicio civil, establece claramente que los funcionarios y los empleados públicos NO podrán prevalecerse de sus cargos para hacer política partidista. Así lo dice la Constitución de la República y toda la burocracia está obligada a cumplirlo.

También la Constitución de la República establece que la alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia es indispensable para el mantenimiento de la forma de gobierno y sistema político establecidos. La forma de gobierno es republicana, es democrática y es representativa. Establecido de esta manera, lo que se escuchó del presidente de la república el 1.º de mayo ¿respeta el mandato de la Constitución de la República?

Hay que preguntar. Hay que responder. Y hay que responder porque los funcionarios del gobierno del FMLN se empeñan en “confundir a la gente”. Dicen creer en la democracia pero apoyan al régimen dictatorial de Venezuela; dicen creer en la democracia pero llaman a impedir la alternancia partidaria; hacen llamados al diálogo y la concertación, pero públicamente descalifican a cualquiera.

“Por sus obras se conocen” y las palabras quedan cortas ante las acciones. Esta semana otra vez el gobierno del FMLN demuestra quiénes son sus referentes. Su referente ideológico está en el sur, en el gobierno de Venezuela, ese gobierno que se empeña en destruir la democracia y el Estado de Derecho; ese gobierno que ha llevado a la población a la miseria y ha obligado a la resistencia en las calles y avenidas. Ese gobierno dictatorial que diariamente se está cobrando vidas.

Con la campaña electoral anticipada, hay que reconocer que el FMLN es un partido que tiene puesto sus ojos, su corazón y su mente en gobiernos al estilo Maduro. Y, contradictoriamente, para vergüenza de muchos, tiene puesta su mano al norte. Esto es poco digno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s