Venezuela: Sin apoyo militar no salimos de la dictadura

Luego de que el régimen chavista cerró la posibilidad de resolver la crisis venezolana por la vía constitucional, bloqueando la posibilidad de cambiar el gobierno con un referéndum revocatorio previsto en la Constitución, suspendiendo las elecciones de gobernadores y preparando la ilegalización de los partidos de oposición; luego del fracaso también de la iniciativa de diálogo promovida por el Vaticano, surgió una propuesta radical de solución: un golpe militar para restablecer el orden constitucional, la gobernabilidad, la ecomomía y la paz social.

Lo sorprendente es que esta propuesta proviene del padre jesuita Luis Ugalde, ex rector de la Universidad Católica Andrés Bello, intelectual destacado, y sobre todo: persona muy cercana al Papa Francisco. Ugalde obviamente no es ni golpista ni militarista, todo lo contrario. Aquí presentamos su propuesta que seguramente será muy discutida en Venezuela.

Segunda Vuelta

ugalde
Héctor Becerra Vidarte, 21 febrero 2017 / EL NUEVO PAIS ZETA

screen-shot-2017-02-21-at-6-34-30-pmEl padre Luis Ugalde aseguró, durante un foro realizado por la Fundación Espacio Abierto el sábado, que sin el apoyo de las Fuerzas Armadas no será posible lograr el cambio de Gobierno en Venezuela, reseñó Info Cifras.

Durante su participación, Ugalde recordó al vicealmirante Wolfgang Larrazábal, quien asumió la Presidencia de la República cuando fue derrocada la dictadura de Marcos Pérez Jiménez  en 1958.

En su consideración, es necesaria una figura como la de Larrazábal para encabezar una transición en el país y se refirió a la actual situación por la que atraviesa Venezuela, afirmando que “en el último mes el Ejecutivo ha acentuado su voluntad y carácter dictatorial. Para mí esto es indiscutible”.

En este sentido, señaló que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro cerró las puertas a un cambio en el Ejecutivo que se dé por la vía electoral y así solucionar los problemas económicos, sociales y políticos, así como recuperar la democracia.

Ugalde explicó un escenario de transición de Gobierno que tituló “Larrazábal II” y aseguró que para esto es necesaria una figura parecida a la del vicealmirante que tomaría “la responsabilidad del Ejecutivo nacional y la Presidencia y proclamaría ante el país un gobierno de transición y de unidad nacional; obligado por la grave y creciente emergencia y dictadura; una dictadura cerrada a todo cambio; que la población considera absolutamente necesarios”.

El sacerdote cuestionó cuánto tiempo duraría un Presidente, proveniente de la sociedad civil, que tome las medidas necesarias para solucionar la crisis sin apoyo del sector militar y aseguró que solo serían unos meses.

Asimismo, señaló que el mensaje de este Larrazábal II al tomar el Gobierno Nacional podría ser el siguiente:

“Nosotros nos vemos obligados a tomar el poder Ejecutivo ante la gravísima situación de la población: falta de medicinas, comida, seguridad ciudadana, inflación, corrupción y la radical negación del gobierno dictatorial a poner soluciones. Somos un gobierno plural; de salvación nacional, para responder de inmediato a la tragedia humanitaria y recuperar la democracia plural, y establecer las bases y acuerdos sólidos con los empresarios, para impulsar una economía productiva, con compromiso social; con fuerte y sostenida inversión privada nacional e internacional, y unos programas sociales de emergencia inmediata”.

Seguidamente, el sacerdote procedió a enumerar las medidas que tomaría este nuevo encargado de la Jefatura de Estado venezolana:

1.- Preparar elecciones con nuevo CNE para fines de 2017.

2.- Libertad inmediata de 80 presos políticos y creación de una comisión mixta de derechos humanos, para abordar de inmediato, y decidir los casos de los demás presos políticos pendientes.

3.- Apertura inmediata y amplia a la ayuda humanitaria en salud, alimentación y gestión con los países y organismos internacionales. Agregó que, al mismo tiempo, se formarían organizaciones solidarias de la sociedad y empresas para la distribución suficiente, transparente y equitativa.

4.- Creación de un equipo de trabajo con fuerte presencia de los sectores productivos privados para una rápida reactivación del aparato productivo .

5.- Reconocimiento pleno de la AN; elegida en diciembre de 2015, y apertura del diálogo y colaboración efectiva entre el Ejecutivo y el Legislativo en orden a la democratización del país y los cambios necesarios en los poderes judicial y electoral.

6.- Explicitación y activación de políticas sociales urgentes y duraderas.

7.- Inmediata negociación, para abrir el país a la solidaridad internacional. Apoyo de los gobiernos y de los multilaterales para refinanciación de la deuda y para préstamos por el orden de los 40 ó 50 mil millones de dólares.

8.- Unificación cambiaría. Revisión del gasto público y puesta inmediata en práctica de audaces políticas compensatorias, para los sectores más necesitados.

9.- Recuperación inmediata del sector educativo, con refuerzo de los educadores con criterios democráticos, plurales, sin imposiciones ideológicas dictatoriales.

10.- Seguridad ciudadana con recuperación del control de las armas por parte del gobierno, y una nueva y activa conciencia de reconciliación, defensa de la vida; con estímulos y sanciones coherentes.

Monseñor Ugalde prosiguió a cuestionar “¿Dónde está este militar?” y se remontó al año 1957 para explicar que Wolfgang Larrazábal no tenía ningún mérito o cargo dentro del Gobierno y no fue impedimento para dirigir la transición.

“Una cosa es que yo demócrata en 1957-58, negocie con el militar Pérez Jiménez, y otra cosa es que cuando aparece este otro militar que quiere un cambio democrático, yo AD, Copei, URD negocie con él. Porque se trata de un militar, empeñado en restablecer la democracia y necesita nuestra ayuda”, aseguró el sacerdote.

Por otro lado, enfatizó la necesidad de que se realicen elecciones presidenciales, regionales y locales, así como un pacto democrático entre los distintos partidos políticos de oposición para ir a estas elecciones y añadió que un precedente de esto fue el Pacto de Punto Fijo.

Venezuela necesita más de un año para recuperarse

El padre Ugalde aseguró que los problemas del país no serán de rápida solución y agregó que es necesario un “Gobierno democrático sustentado en un pacto y un programa de gobernabilidad, gane quien gane” y rechazó la tesis de una Asamblea Constituyente para resolver la crisis por la que atraviesan los venezolanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s