Prestemos atención al hacinamiento penitenciario. Centro de Estudios Jurídicos-CEJ

Si El Salvador se midiera por la frase “dime la forma en que tratas a tus presos y te diré qué tipo de sociedad eres”, definitivamente nos ubicaríamos como una sociedad enferma, hacinada y violadora de derechos humanos. En el primer semestre de 2016 se contabilizaban alrededor de 34,000 reclusos entre procesados y condenados.

centro estudios CEJCentro de Estudios Jurídicos-CEJ, 2 enero 2017 / LPG

La precariedad de las condiciones de las bartolinas y centros penitenciarios ha llevado a El Salvador a ubicarse en la primera posición con el mayor porcentaje de ocupación en centros penitenciarios (299 %), según el Informe Sobre Seguridad Ciudadana en las Américas elaborado por la OEA en el año 2010.

El problema del hacinamiento carcelario llegó hasta la Sala de lo Constitucional con una demanda de hábeas corpus correctivo, en el que se solicitó la protección del derecho fundamental a la integridad personal física, psíquica o moral de los privados de libertad; lo anterior, con el objeto de permitir a estas el desarrollo de una vida desprovista de agravamientos ilegítimos en las condiciones de ejecución de tal privación.

Hay que dejar claro que no se busca la libertad de los individuos que han cometido delitos, sino que su pena sea purgada en condiciones humanitarias; y esto debe aplicar para todos los que hayan delinquido.

la prensa graficaLa Sala de lo Constitucional señaló en su sentencia de hábeas corpus que tampoco se trata de que los internos cumplan pena, medida de seguridad o medida cautelar en condiciones de comodidad, sino que lo hagan en condiciones mínimas que son esenciales para todo ser humano y que aseguren la preservación de su vida, salud, readaptación social y que, simultáneamente, están asegurando los bienes e intereses de todos.

En ese sentido, la Sala estableció que la erradicación del hacinamiento no se trata de una prerrogativa inmerecida de los procesados y delincuentes, sino que es una exigencia de la seguridad humana que afecta y compete a todos los integrantes de la sociedad.

Muchas personas confunden el trato digno a los reclusos en bartolinas y centros penitenciarios con alguna prerrogativa, trato preferente u olvido del sufrimiento de las víctimas. El Estado salvadoreño está obligado a respetar los derechos de todas las personas, hayan cometido delitos o no, incluso si esas personas no fueron capaces de respetar los derechos de otros voluntariamente. Esto debe ser así en razón del reconocimiento de la dignidad de cada salvadoreño, la cual no podemos obviar aún y cuando hayan sido condenados a la pena máxima de prisión.

Algunas de las medidas que la Sala de lo Constitucional ha ordenado para superar las condiciones de hacinamiento carcelario son: las delegaciones policiales deben utilizarse solo momentáneamente para resguardar privados de libertad y no en tiempos que superen los plazos de detención administrativa y detención por inquirir; contar con espacios para descanso nocturno, espacios que permitan un mínimo de movilidad, construir nuevos centros de reclusión o readecuación de otro tipo de inmuebles estatales que permitan desalojar la gran cantidad de reclusos; actualización y depuración de casos por parte de los jueces penales y jueces de vigilancia penitenciaria, entre otras medidas.

Por años esto ha sido un problema al que no se le ha querido prestar atención y hoy estamos viendo las consecuencias. Las condiciones infrahumanas en que se encuentran los reclusos propician el cometimiento de más y peores delitos.

En el CEJ esperamos que las distintas autoridades involucradas en la solución de este problema estructural (director de la Policía Nacional Civil, director general de Centros Penales, ministro de Justicia y Seguridad Pública, fiscal general de la República, ministra de Salud, Asamblea Legislativa, así como jueces de Vigilancia Penitenciaria y de Ejecución de la Pena) presten la voluntad y ayuda correspondiente para minimizar el hacinamiento y condiciones inhumanas de los privados de libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s