EUA triplicó envío de operaciones especiales hacia El Salvador

Sobre las 19 misiones que han realizado las fuerzas élite del Ejército estadounidense en el país hay poca información pública, por lo que se desconoce el detalle de cada una de las misiones, según un informe reciente de WOLA.

5f2ce508-e2fd-4c38-ba2b-cf705083b2c4_xxxlw

Ezequiel Barrera, 9 septiembre 2016 / LPG

la prensa graficaLas fuerzas élites del ejército estadounidense, entre ellos los Boinas Verdes, ejecutaron 19 misiones especiales en El Salvador entre 2007 y 2014. Los datos indican que las misiones de fuerzas élite se triplicaron, porque pasaron de cinco misiones entre 2007 y 2010 a 14 entre 2011 y 2014.

Esta cantidad de misiones hizo que el país esté en la casilla número dos de los países con más intervenciones en Latinoamérica por parte de las Fuerzas de Operaciones Especiales de Estados Unidos de América, solo por debajo de las 21 misiones ejecutadas en Honduras y arriba de Colombia, según publicó recientemente la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (The Washington Office on Latin America, por sus siglas en inglés, también conocida como WOLA).

Sobre esas misiones hay poca información, señala WOLA. De hecho, hay tan poca información pública que todavía no se sabe cuántas misiones más se han ejecutado entre 2015 y 2016. Tampoco se sabe con detalle en qué consisten esas misiones. Una de las pocas cosas que WOLA logró descubrir sobre esas misiones, a través de la Ley de Libertad de Información estadounidense (similar a la Ley de Acceso a la Información salvadoreña), es que uno de los objetivos de los Boinas Verdes en El Salvador es apoyar en las incursiones contra las pandillas.

screen-shot-2016-09-09-at-5-53-40-pm“Hay una falta de transparencia de estas acciones por todo el mundo. En un sentido es parte de la estrategia de Barack Obama, a la que llama ‘huella pequeña’ y que consiste en alejarse de las grandes intervenciones y mantener un perfil más bajo, incluso en América Latina”, aseguró a este periódico Sarah Kinosain, investigadora de WOLA.

De acuerdo con Kinosain, una de las razones por la que Estados Unidos brinda poca información sobre las Fuerzas de Operaciones Especiales que envía a El Salvador y al resto del mundo, y a la vez por la que mantiene perfil bajo, está relacionada con la “estrategia diplomática” que tienen los militares en los país intervenidos.

screen-shot-2016-09-09-at-6-02-47-pm

“La estrategia es tanto militar como diplomática. Están relacionadas entre sí. Por eso incluso se les llama los Guerreros Diplomáticos”, opinó Kinosain.

screen-shot-2016-09-09-at-6-03-48-pm

Según el análisis de WOLA, no está clara la función diplomática de las fuerzas de Operaciones Especiales en los países en los que ha desplegado misiones. El organismo incluso es crítico y dice que “si las Fuerzas de Operaciones Especiales se encuentran en los países para promover el interés de los Estados Unidos y los Guerreros Diplomáticos son una herramienta en el terreno para lograr eso, el público estadounidense tiene que empezar a hacer más preguntas y pedir saber qué obtienen los ciudadanos estadounidenses con tantos despliegues en el mundo, como parte de la política exterior”.

El Salvador es el único país de Centroamérica donde hay un oficial de Operaciones Especiales de enlace, quien se encarga de asesorar y dirigir cada una las misiones. Su oficina está en la embajada de los Estados Unidos en San Salvador. Este periódico realizó gestiones para entrevistarlo, pero no fue posible porque, según explicó la oficina de comunicaciones de la embajada, en los primeros días de septiembre fue relevado el oficial que estaba y en su lugar ha sido designada otra persona. Esa transición hizo imposible la entrevista antes de la publicación de esta nota.

Kinosain, investigadora de WOLA, también explicó que en Washington hay un debate sobre el presupuesto asignado a los Boinas Verdes.

“Dentro de esta discusión en Washington hay cuestiones sobre el presupuesto de Estados Unidos: qué departamento está recibiendo más dinero, quién monitorea los gastos militares. En resumen, dónde está invertido el dinero y quién está monitoreando esto”, dijo Kinosain.

Una de las preguntas que WOLA sugiere es ¿Qué relación tiene el trabajo de las fuerzas de Operaciones Especiales con los recientes comportamientos de los ejércitos y policías de los países intervenidos? En Honduras, por ejemplo, coincidió el Golpe de Estado, orquestado por el ejército, con el momento en que las intervenciones en ese país comenzaron a aumentar. En El Salvador, el Departamento de Estado de los Estados Unidos, ha encontrado que el ejército y la Policía Nacional Civil (PNC) han participado en “ejecuciones ilegales y malos tratos” después de las 19 misiones.

WOLA, además, destaca el caso de Guatemala donde solo han sido desplegadas ocho misiones especiales, debido a la resistencia que pusieron instituciones de derechos humanos en ese país.

“Curiosamente, ha habido un menor número de despliegues en Guatemala en comparación con el resto de Centroamérica. Esto podría ser debido a cuestiones de derechos humanos que impidieron que el ejército guatemalteco recibiera asistencia militar de Estados Unidos durante muchos años”, dice el análisis de WOLA.

Lea el informe completo de WOLA:
Operaciones Especiales de EE.UU. en Latinoamérica: ¿Diplomacia paralela?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s