Buena excusa. De Sandra de Barraza

Sandra de Barraza, 3 junio 2016 / LPG

El 16 de enero de 2017 se cumplen 25 años de la firma del Acuerdo de Paz. El ciudadano presidente de la República cerró su discurso del segundo año al mando del Órgano Ejecutivo anunciando su compromiso para que esa fecha represente una excusa y una gran oportunidad para construir una Agenda de Nación. ¿Agenda de Nación? No sé lo que el mandatario de la República tenga en mente, pero supongo que agenda se refiere a prioridades para el desarrollo con resultados de largo plazo, de mediano plazo y de corto plazo. En su discurso, él mencionó dos temas… el de seguridad y el desarrollo social pero… esto es tan general que no dice nada.
la prensa grafica¿Agenda de Nación? ¿Para qué construir una agenda de nación que tenga prioridades concretas, inspiradoras y verificables? Supongo que esto es prerrequisito para acordar lo que debe incluirse para construir el instrumento que sirva de base para acuerdos políticos que den sostenibilidad a las políticas públicas, esa continuidad y sostenibilidad que todos lamentamos que no existan. ¿Lamentamos? Ciertamente, porque las políticas y los planes tienen vigencia de 5 años, y en el caso del gobierno municipal, 3 años, y en ese periodo de tiempo poco se puede hacer, y con lo poco que se hace, la política es la del “borrón y cuenta nueva” en cada periodo.¿Agenda de Nación? Útil para construir un Plan de Nación que tenga claramente definida la visión de país que se comparte independientemente de la ideología o la simpatía partidaria; que se asume con responsabilidad y que sirve de inspiración para asumir los compromisos que sean necesarios en todos los órdenes de la vida económica, política, social y cultural. La visión compartida ordena energía, ordena recursos y obliga a la priorización para avanzar. No es lo mismo visualizar el país como “El país más dulce del mundo” que visualizarlo como el “Centro de logística y servicios en Centroamérica” o como “La potencia exportadora de manufactura y servicios” agregando en todos los casos… “con desarrollo humano alto”.

¿Visión compartida? El discurso de “gobierno inclusivo” tiene que verse en las declaraciones, en las decisiones y en la práctica diaria. No se vale ser inclusivo con los propios, o con los mismos de siempre o con los que no son adversarios ni representan peligro alguno en la siguiente contienda electoral. No se vale porque esta agradable “exclusión intencional” da comodidad temporal al gobernante y su equipo pero amenaza la gobernabilidad y el desarrollo. La exclusión intencional, por falta de conocimiento, por falta de argumento, por falta de propuesta, por temor electoral y todo lo que quiera justificarla, impide recuperar y fortalecer la confianza y la credibilidad. Y sin confianza y credibilidad difícilmente se logran compromisos de todos los sectores para un periodo de largo plazo.

¿Visión compartida? En esto deben analizarse los hechos y los resultados más que las palabras, porque la “desconfianza” no puede ser justificación ni bandera para mantenerse “en la exclusión acomodada”, ignorando la responsabilidad compartida en las coyunturas y en los resultados. La “cómoda exclusión” es una barrera para asumir los compromisos necesarios para hacer del país, el país que todos queremos. Y destaco todos porque es fácil acusar al otro porque no hace lo que dice, porque no hace lo que quiero o porque no lo hace como a mí me gusta. Y destaco todos, porque también es fácil la cómoda exclusión para evitarse criticas, comentarios, demandas, exigencias y todo lo demás.

¿Agenda de Nación? El ciudadano presidente del Órgano Ejecutivo quiere hacer realidad una agenda de compromisos para un Plan de Nación ¿que se concrete el 16 de enero de 2017? ¿Que tenga un proceso metodológico el 16 de enero de 2017? ¿Que inicie el 16 de enero de 2017? Pregunto porque quedan seis meses para que concrete lo que anunció en su discurso y hemos avanzado un semestre en este año sin emociones electorales; el próximo año, es año preelectoral y esto no hay que olvidarlo. Ojalá que este gobierno que se autodenomina “inclusivo” deje sentadas bases para que cuando estemos conmemorando los 200 años de independencia, en cinco años más, nos encontremos enrumbados hacia una visión compartida, construyendo todos en conjunto, cada quien en su propia cancha y reconociendo que hacer país y patria es tarea de todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s