Salud Hernández-Mora, látigo de los corruptos. La corresponsal desaparecida en Colombia

Pocas personas conocen tan profundamente los problemas de un país golpeado desde hace décadas por una guerra civil.

Salud Hernández-Mora, corresponsal de EL MUNDO en Colombia. AFP

Salud Hernández-Mora, corresponsal de EL MUNDO en Colombia. AFP

CARLOS D. SALAS, 23 mayo 2016 / EL MUNDO

“Por favor, queremos saber dónde está Salud”. “Exigimos al gobierno que encuentre a Salud”. “Devuélvanos a Salud”.

Pocos minutos después de la desaparición de Salud Hernández Mora, las redes sociales de Colombia se llenaron de mensajes de este tipo. ¿Por qué este clamor popular por la periodista?

el mundoPorque Salud Hernández-Mora es una de las periodistas más famosas de Colombia. Látigo de los corruptos, nada ni nadie está a salvo de su incisiva pluma. Ha recorrido todos los rincones de Colombia donde ni el mismo ejército se atreve a meterse. Pocas personas conocen tan profundamente los problemas de un país sangrado desde hace décadas por una guerra civil.

Crítica acérrima de Juan Manuel Santos, el actual presidente de Colombia, Hernández-Mora no ha compartido nunca el proceso de paz que persigue el actual gobierno. Sus columnas en el periódico colombiano El Tiempo son amadas y odiadas a partes iguales, pero no dejan a nadie indiferente, y se han convertido en lectura obligada de la sección dominical en el país cafetero.

El reportaje para EL MUNDO titulado “Viaje a la cuna de las prostitutas” permitió destapar una red de trata de blancas con destino a Europa y le postuló como uno de los referentes en Colombia en cuanto a periodismo de investigación. De la misma manera que sus denuncias sobre las corrupciones de los estamentos públicos le ha costado más de un paso por los juzgados, dándole la razón la justicia como en el caso de la red de prostitución de Risaralda.

No tiene miedo a decir la verdad ni a llamar a las cosas por su nombre. Al Partido Liberal lo definió como “un nido de ladrones”. Ni siquiera se olvida de los ex presidentes de Colombia a los que pone la etiqueta de “tribu de ineptos, frívolos y corruptos”.

Esto ha contribuido a labrarse una fama de periodista imparcial e insobornable, tanto en radio como en televisión o en la prensa, en un país donde son pocos los que se atreven a cambiar lo establecido. Su inquebrantable objetividad la ha llevado más de una vez a hablar con los líderes de la guerrilla, siendo la única periodista que se hace respetar por ellos.

Dice abiertamente que es de “de derechas” con la misma convicción con la que profesa su fanatismo futbolero y su predilección por el Real Madrid. Una vez George Orwell dijo: “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas”. Pocas veces esta definición de George Orwell sobre el periodismo ha cobrado tanta fuerza en un personaje como en Salud Hernández-Mora.

Lea también:
-El Catatumbo, zona roja de Colombia. El Mundo

 

-La periodista Salud Hernández-Mora,
desaparecida en zona guerrillera de Colombia. El Mundo

-Salud Hernández-Mora, polémica por sus opiniones
y respetada por sus reportajes. Jacobo García/El País

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s