Obama en La Habana. De Manuel Hinds

manuel_hindsManuel Hinds, 28 marzo 2016 / EDH

El Presidente Obama visitó La Habana hace unos días. Fue la primera vez que un presidente de Estados Unidos visitaba Cuba desde que Calvin Coolidge arribó en un barco de guerra en 1928. El Presidente Obama no solo se reunió con Castro sino también con representantes de los disidentes, a quienes animó a seguir luchando por la libertad. En varias entrevistas, antes y durante el viaje, dejó muy claro que Estados Unidos no aprueba el régimen cubano pero también considera que no es su papel librar a los cubanos de la tiranía bajo la cual viven. Ese papel les corresponde a los cubanos mismos.

observadorTambién enfatizó que con la reanudación de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, y el levantamiento del embargo que él está buscando en el Congreso se eliminará la última excusa que el gobierno de los Castro tiene para su terrible fracaso. Cuba, que antes de la revolución castrista era el país más avanzado de América Latina, no sólo dejó de crecer sino que se empobreció tanto que en las últimas décadas ha tenido que vivir de la caridad ajena: de Rusia desde los años sesenta hasta los noventas, y de Venezuela desde principios de la década pasada hasta que los precios del petróleo comenzaron a caer hace un par de años.

La visita de Obama representó un auténtico viaje al pasado, no al pasado de Calvin Coolidge, sino al de principios de enero de 1959, cuando Fidel Castro asumió el poder para establecer un reinado hereditario que ya ha durado 57 años. La tiranía que instaló Castro ha sido la peor que ha sufrido América Latina. Su destructividad ha sido tal que La Habana, y el país entero, ha quedado congelado en lo que parece ser un 1959 muy decaído, con las calles, antes llenas de carros en ese momento nuevos y modernos, ahora vacías excepto por algunos vehículos de esos mismos, los pocos que han sobrevivido, ya muy decaídos con los 57 años que llevan a cuestas; con los edificios y casas, antes relucientes y bien mantenidos, ahora llenos de hoyos y ventanas quebradas. Las aceras y parte de las calles están cubiertas de ripio que ha caído de los edificios. Es 1959, pero en tiempo de hambre, sin inversión en casi seis décadas.

Peor aún, todo lo que Cuba producía en ese tiempo hoy ya no lo produce. Al principio Fidel nacionalizó todas las empresas, decidió que iba a industrializar Cuba, abandonó la caña, que era lo que le daba ingresos al país, y compró enormes cantidades de maquinaria industrial que luego se llenó de herrumbre, desperdiciada en bodegas en toda la isla. Luego decidió regresar a la caña, y mandó a todos a cortarla en lo que él dijo que iban a ser zafras récord en la historia del país. Luego decidió que iba a producir leche, y compró enormes cantidades de vacas, y nombró a una de ellas heroína de la Revolución, hasta que las vacas, nacidas en climas helados en Europa, murieron y acabaron con el plan de la leche. Con el país en crisis, Castro decidió que lo estaban boicoteando las pequeñas empresas que todavía se mantenían privadas (cochecitos de helados y hot dogs y similares) y las nacionalizó también.

Para los primeros años de los setentas la economía había colapsado y no se recuperó jamás. Entonces comenzó a vender servicios revolucionarios a la Unión Soviética, poniendo la carne de cañón en lugares en los que ésta quería causar problemas, como en Angola y América Latina, a cambio de enormes subsidios que mantenían pobres pero al menos vivos a los cubanos. Luego hizo lo mismo con Venezuela.

Al llegar Obama el gobierno cubano emitió declaraciones desafiantes diciendo que seguirá aplicando su ideología y sus políticas aunque haya reanudado relaciones con Estados Unidos. Pero todo el mundo sabe que esas declaraciones, emitidas desde la miseria en la que vive el pueblo cubano, son patéticas. Equivalen a decir que quieren seguir empobreciendo y manteniendo esclavizados a los cubanos por Dios sabe cuantas décadas más. Ellos presentan su ideología como una anticipación del futuro, pero en realidad Cuba comunista es una vergonzosa presencia de un mundo que ya murió el siglo pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s