De ordinario y extraordinario. De Sandra de Barraza

En situaciones excepcionales, deben tomarse medidas extraordinarias. Extraordinario es utilizar el valioso talento y los millonarios recursos disponibles en el sector público extraordinariamente.

Sandra de Barraza

Sandra de Barraza, 19 marzo 2016 / LPG

Extraordinario es que a todos los miembros de la Policía Nacional Civil (PNC) los evalúen y los depuren permanentemente para que tengamos certeza que cumplen con lo que establece SU Ley Orgánica. Es una institución para (1) proteger y garantizar el libre ejercicio de los derechos y las libertades de las personas; (2) prevenir y combatir toda clase de delitos; y (3) mantener la paz interna, la tranquilidad, el orden y la seguridad pública en el ámbito urbano y rural. Tiene el monopolio porque “no existe ningún otro cuerpo policial armado con competencia nacional”, así lo dice la Ley. El monopolio lo ejerce con Delegaciones Departamentales que deben “proporcionar seguridad pública a la jurisdicción territorial, a través de planes y programas operativos orientados a combatir la delincuencia y a prevenir la violencia social”. ¿Hay planes y programas operativos diferenciados y adecuados a los 4 criterios legales? ¿Son estos criterios válidos y suficientes?

la prensa graficaExtraordinario es que, sin excusas, se le otorgue a la Fiscalía un presupuesto adicional de $40 millones adicionales al año, para que tome el control efectivo de la División de Investigación Criminal de la PNC, tal como lo establece la Ley Orgánica de esa institución, y se equipe con lo indispensable. Extraordinario es centralizar los recursos que tienen la misma finalidad en otros Órganos del Estado y ponerlos bajo una sola conducción. La investigación del delito debe tener prioridad y ser efectiva. Hay recursos dispersos y de manera extraordinaria hay facultad de priorizar y reasignar los recursos. Extraordinario es acuerdo generalizado en este tema.

Extraordinario es que todos los empleados y funcionarios entiendan que tienen poder público porque el pueblo, ese pueblo al que están obligados a servir, se los ha delegado. Los servidores públicos se olvidan intencionalmente de este mandato constitucional aduciendo derechos laborales que atentan a la estabilidad social porque afectan los servicios públicos. Extraordinario es que en medio de la crisis social, de violencia y de inseguridad que se enfrenta, el mandatario presidente garantice el compromiso de todos los sindicatos y asociaciones laborales del sector público de no realizar paros, huelgas y demandas salariales hasta que el Estado logre garantizarnos los derechos establecidos en la Constitución de la República en los títulos I y II. Tenemos suficiente violencia en las calles y avenidas, para encontrarla en las puertas de los edificios.

Extraordinario es que 23,000 plazas que ocupan actualmente servidores públicos que ejercen la docencia en Tercer Ciclo (15,112) y Bachillerato (7,896) participen en la recuperación del control del territorio en 50 municipios priorizados en el Plan El Salvador Seguro. La prevención y el control de la delincuencia debe concentrarse en la población en edad escolar. En los jóvenes entre 10 y 20 años. Esto significa diseñar estrategias para ocupar plenamente el tiempo y la energía juvenil desaprovechada y en riesgo. Extraordinario es extender los horarios de trabajo de 23,000 plazas a 44 horas semanales y concentrarlas en 50 municipios para impulsar la estrategia de educación con docentes y alumnos a tiempo pleno. Hay 460 plazas para cada municipio.

Extraordinario es priorizar 5 áreas de ocupación laboral para entrenar sostenidamente el recurso humano. Los empresarios agremiados tienen conocimientos sobre las deficiencias en el desempeño laboral. Los empresarios todos tienen planes estratégicos de inversión y producción, saben que se necesitan competencias duras y blandas en el mercado y tienen información sobre las áreas que tienen dinamismo en el mercado. Hay que convocarlos para darles certeza a sus inversiones, priorizar 5 áreas de formación y comprometerlos en la creación de 100,000 fuentes de empleo decente en tres años. Extraordinario es darle seguimiento a los avance y renovar anualmente el compromiso.

Extraordinario es que el Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP) concentre su tarea y recursos financieros en desarrollar competencias laborales en 400,000 jóvenes entre 15 y 25 años en 5 áreas que tengan perspectiva de inserción laboral con empleo o autoempleo y que se revisen periódicamente. Espacios públicos dispersos en todo el territorio nacional pueden y deben reacomodarse para dar prioridad al entrenamiento laboral de jóvenes. Extraordinariamente, nadie se va a oponer.

En situaciones excepcionales, deben tomarse medidas extraordinarias. Extraordinario es utilizar el valioso talento y los millonarios recursos disponibles en el sector público extraordinariamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s