Un vistazo al futuro. de Manuel Hinds

manuel_hindsManuel Hinds, 18 marzo 2016 / EDH

Ayer se publicó una noticia que no solo demuestra lo grave de la situación en la que estamos sino que además proporciona un vistazo al futuro que nos espera si la reforma a las pensiones propuesta por el gobierno se aprueba en la Asamblea. Con gran tranquilidad, el Ministerio de Hacienda anunció que no hay dinero para pagar las pensiones de los militares y así se trasmitió esta extraordinaria noticia al público. El pueblo, que está ocupado en otras cosas y que a veces es increíblemente ingenuo, se repitió a sí mismo, “no hay dinero para las pensiones de los militares”, y siguió en sus tareas diarias, sin pensar en lo grotesco de la noticia y las implicaciones que tiene para el futuro.

diario hoyLa noticia es grotesca porque en un gobierno, en donde hay muchos tipos de gastos, es ridículo decir que no hay dinero para uno en específico. Lo que el gobierno está diciendo es realmente que no tiene ganas de pagarle las pensiones a los militares ya que al mismo tiempo que dice que no tiene recursos para dichas pensiones, sí tiene para pagar viajes y recepciones de funcionarios y diputados, la nueva e inútil embajada que el país establecerá en Bolivia, la contratación de más gente que no aumenta sino disminuye la efectividad de los servicios públicos, y el gigantesco desperdicio que permea todo el gasto gubernamental. Al decir que no hay dinero para las pensiones de los militares, el gobierno en realidad está diciendo que todas, todas esas otras cosas en las que gasta, son más importantes que el pago de esas pensiones.

La noticia también es grotesca porque el gobierno habla de estas y otras pensiones como un gasto superfluo que le cayó del cielo, una molestia que no tiene tiempo para atender. En realidad, si hay algún rubro de gastos que debería tener prioridad absoluta este es el de las pensiones, ya que éstos gastos no solo son el resultado de contratos en los que el gobierno se comprometió a pagarlas con cada uno de los pensionados, sino que además son obligaciones laborales, que en el derecho tienen precedencia sobre otros tipos de obligaciones cuando una empresa (incluyendo el gobierno) tiene dificultades de pago. Cada soldado que cotizó para estas pensiones lo hizo sobre el entendido que el gobierno le iba a pagar, al cumplirse ciertas condiciones, una pensión claramente definida. Al llegar el tiempo, las reservas que el gobierno (a través del IPSFA) había acumulado no fueron suficientes para pagar las pensiones. Como pasó con las pensiones civiles, al terminarse estas reservas, el gobierno tiene que pagar las pensiones de sus ingresos de impuestos. No hay otra salida, porque el gobierno no puede incumplir el contrato que hizo con cada soldado.

Esto el gobierno no lo hace sólo con los militares. También ha afirmado muchas veces que no tiene dinero para las pensiones civiles que se comprometió a pagar bajo el viejo sistema de pensiones que se sustituyó en 1998 con el sistema que ahora está vigente, en el que los cotizantes ahorran en cuentas propias para pagar sus propias pensiones, sin ninguna intervención del gobierno. Las pensiones civiles que el gobierno también dice que no tiene dinero para pagar son las que acumuló con el viejo sistema de reparto, en el que las pensiones no se pagaban de los ahorros propios. El responsable de pagarlas era el gobierno, que se gastó el dinero de los cotizantes y ahora se queja de que tiene que pagarles las pensiones.

Lo más grotesco de todo, sin embargo, es que el gobierno hace estos anuncios de que no quiere pagar las obligaciones que adquirió con los pensionados cuando al mismo tiempo está proponiendo apropiarse de la mitad de los ahorros que los cotizantes civiles han acumulado desde 1998 contra una promesa, como la que hizo a los soldados del IPSFA, como la que hizo a los civiles del INPEP y el Seguro Social, de que en el futuro les va a pagar las pensiones de sus propios fondos. El pueblo entero que se vea en este espejo, y que se dé cuenta de que está viendo el futuro que le espera si le da sus ahorros al gobierno contra la promesa de que algún día se los va a pagar como pensiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s