Probidad: Funes no justificó $728,329.74

Expresidente de la República declaró ingresos como accionista en una empresa que, según informe del Ministerio de Hacienda, no tuvo ganancias. Tiene tres días hábiles para desvanecer inconsistencias ante CSJ.

Explicaciones. Funes dijo ayer que hay unos gastos en su declaración patrimonial de salida que no aparecen en su declaración de entrada.

Explicaciones. Funes dijo ayer que hay unos gastos en su declaración patrimonial de salida que no aparecen en su declaración de entrada.

Jessica Ávalos/Ezequiel Barrera/ Mauricio Qüehl, 4 febrero 2016 / LPG

la prensa graficaLa Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) le informó a los magistrados del máximo tribunal que encontró una cantidad de $728, 329.74 que el expresidente de la República Mauricio Funes no justificó con sus declaraciones patrimoniales de toma y cese de funciones.

La Sección de Probidad hizo del conocimiento del pleno de la Corte que “existen suficientes indicios que presumen enriquecimiento ilícito por parte del señor Carlos Mauricio Funes Cartagena en el ejercicio del cargo de presidente de la República”.

La Corte le envió la notificación ayer al exfuncionario, que tendrá tres días hábiles para desvanecer las inconsistencias o justificar el origen de los fondos no declarados en sus informes patrimoniales.

Luego los magistrados volverán a analizar el informe para decidir si procede o no ordenar un juicio civil por enriquecimiento ilícito, tal como lo hicieron ya con el exdirector del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y el diputado del PCN por el departamento de Chalatenango Reynaldo Cardoza.

Funes acudió ayer a la Fiscalía General de la República (FGR) a rendir declaración acerca de la tregua de pandillas de 2012. Ahí aseguró que solventará las observaciones hechas por la Sección de Probidad.

“Ayer (martes) lo que pasó fue que los 15 magistrados recibieron el informe y comenzaron a discutirlo y hubo una buena cantidad de magistrados, los suficientes como para tomar una decisión para considerar que el informe estaba incompleto y eso me notificaron hoy”, declaró Funes.

El expresidente de la República, por ejemplo, plasmó en su declaración patrimonial que había obtenido ganancias por más de $100,000 en una empresa de la que es accionista. Pero cuando Probidad cotejó ese dato con el Ministerio de Hacienda, descubrió que dicha empresa no había reportado ganancias.

“Hay unos gastos que dentro de mi declaración patrimonial de salida que no aparecen en mi declaración de entrada, y que no está justificado su origen, pero eso no significa que el origen sea ilícito. Me han dado un plazo de tres días hábiles, es decir hasta el viernes, para que entregue esa justificación”, declaró Funes.

Y pese a que el informe de la Sección Probidad dice de forma textual que hay una presunción de enriquecimiento ilícito, él consideró que no lo están investigando por haber obtenido riqueza de dudosa procedencia.

“En ningún momento me están notificando que me están investigando por enriquecimiento ilícito, ya con la justificación que yo entregue, Corte Plena discutirá el informe y tomará la decisión que estime pertinente. No se me han reportado hallazgos ilícitos”, matizó el exmandatario.

SOPORTE JURÍDICO

La Ley Sobre Enriquecimiento Ilícito de Funcionarios y Empleados Públicos, con la cual han sido auditadas las declaraciones de Funes, establece que se presumirá que un funcionario se enriqueció ilícitamente cuando “el aumento del capital del funcionario o empleado, desde la fecha en que haya tomado posesión de su cargo hasta aquella en que haya cesado en sus funciones, fuere notablemente superior al que normalmente hubiere podido tener en virtud de los sueldos y emolumentos que haya percibido legalmente, y de los incrementos de su capital o de sus ingresos por cualquier otra causa justa”.

El expresidente tuvo un salario de $3,467.43. En 2009, cuando tomó posesión, declaró que ingresaba a la presidencia con un patrimonio líquido de $598,884.30. Y en 2014 que finalizó su mandato declaró un patrimonio líquido de $656,794.77 (Ver detalle en imágenes superiores).

De sus declaraciones juradas también se desprende que en cinco años sus deudas bajaron de $126,481.80 a $15,843.51.

La Sección de Probidad concluyó su auditoría con base en los artículos 7, 8 y 9 de la Ley Sobre Enriquecimiento Ilícito, así como el artículo 240 de la Constitución de la República. La nueva Ley de Probidad, aprobada a finales de 2015 por la Asamblea, fue suspendida por la Sala de lo Constitucional de la Corte, que revisa si tiene puntos que transgreden la Constitución.

Probidad todavía está pendiente de la entrega de las auditorías a los patrimonios de otros dos expresidentes de la República: Francisco Flores (1999-2004) y Elías Antonio Saca (2004-2009) Flores inició su gestión con $1,954,757 y terminó con $2,314,412.20.

El patrimonio del expresidente Saca creció un 260 % porque asumió con $4,016,249.60 y al finalizar declaró $14,451,589.20.

El Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) ha dado como plazo máximo el 23 de febrero para que Probidad concluya los exámenes patrimoniales y entregue los tres informes (el de Funes, Flores y Saca) a la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE) a través de la Oficina de Asesoría Legal Anticorrupción (ALAC).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s