Ser agentes de cambio. De Claudia Ramírez

Dos relatos publicados esta semana en LA PRENSA GRÁFICA muestran realidades que con frecuencia obviamos en este país.

claudia ramirezClaudia Ramírez, 18 octubre 2015 / LPG

Los dos relatos, uno en el centro escolar de Panchimalco y otro en Conchagua, La Unión, muestran interesantes situaciones positivas y negativas. Y a ambas hay que ponerles atención.

Lo primero que me llama la atención de manera positiva es el perfil de los directores de esas instituciones. Por iniciativas personales, ambos, sin conocerse, invitaron al presidente de la Fundación Forever, Alejandro Gutman. La invitación en sí misma podría no ser importante, si no fuera porque muestra un claro y decidido interés en generar cambios en sus comunidades y en los jóvenes que viven en ellas. Es la decisión que tomaron ambos de buscar opciones.

En los últimos años, la fundación ha promovido la cultura de la integración, cuyo objetivo es que gente que vive en comunidades empobrecidas se integre con personas y zonas que tienen mejores condiciones de vida. La intención es que estos jóvenes conozcan otras realidades, más allá de las fronteras de las comunidades en donde se han desarrollado. Para ello, los jóvenes realizan pasantías en diferentes empresas, para que esta experiencia les genere otro tipo de conocimiento, para que descubran que hay más allá de lo que siempre han visto –de lo que vieron y vivieron sus padres– y sobre todo los haga descubrir sus talentos, sus intereses y les cree entonces nuevas ambiciones.

Lo interesante de las iniciativas de estos directores es que han conocido del trabajo de la fundación y quieren replicarlo con sus jóvenes. Y por eso invitaron a la fundación. El descubrimiento en ambos lugares es el saber algo que parece evidente, pero que no siempre se visualiza, y es que una sola persona con ganas de hacer más de lo que debe hacer por lo que le pagan puede ser un agente de cambio en su comunidad. Y a ellos deberíamos prestarles especial atención.

la prensa graficaPero, además, es recordar todas las ganas que tiene esta generación de jóvenes de hacer cambios, y de la urgente necesidad de que se creen oportunidades para ellos. Y como sabemos, entre todas las cosas que faltan en este país, una de las que urge es crear oportunidades para los jóvenes.

En el interior, por ejemplo, son muchos los pueblos cuya fuerza productiva básicamente ha desaparecido por la migración. Ciudades en donde los jóvenes ven como única oportunidad migrar a Estados Unidos. Y en las cabeceras, lo que ocurre es que muchos de nuestros jóvenes talentos, los que han logrado estudiar y especializarse, también terminan migrando.

Por eso es importante un momento de reflexión para que, en medio del caos que a veces se siente en este país, intentando buscar la cura al problema de violencia, también incluyamos medidas que nos permitan crear oportunidades de desarrollo. Está claro que tenemos a parte de una generación perdida, los hijos de posguerra, ¿pero qué hacemos para no perder a la siguiente?

Si por algo deberíamos unirnos, marchar o protestar es por esta falta de visión, por este abandono al que hemos sometido a los jóvenes desde hace años. Vamos a decir que está bien el Consejo de Seguridad, que está bien tratar de recuperar territorios, está bien que se trasladen a los líderes pandilleros para evitar que se organicen. Pero en esa lista de acciones y prioridades sigo leyendo muy pocas propuestas que nos ayuden a darles opciones a nuestros niños y jóvenes. Esas acciones también podemos tomarlas nosotros en pequeña escala con nuestro entorno. Y como lo he repetido incansablemente, si seguimos así, estamos condenados a seguir gestando caldos de cultivo para la violencia y repetir una y otra vez este triste ciclo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .