La pugna por el poder sindical en San Salvador

El miércoles se enfrentaron, en frente del Palacio Municipal, dos sindicatos que se disputan influencia en la Alcaldía de San Salvador. Hubo 11 heridos y el alcalde decidió suspender la sesión del Consejo.

Foto: EDH

Foto: EDH

Fernando Romero/Hermelinda Bolaños/Cristian Meléndez/Ana Márquez, 11 junio 2015/LPG

En la Alcaldía de San Salvador funcionan varios sindicatos de trabajadores. De entre ellos, el que tiene el mayor peso político, porque es el que aglutina a más miembros, así como el que tiene a representantes que laboran en direcciones de la comuna, es ASTRAM.

ASTRAM ha tenido funcionarios municipales durante varias administraciones, sin importar la bandera político-partidaria, y en la actual gestión no es la excepción. Uno de sus principales dirigentes es Rolando Castro, quien fue nombrado en mayo pasado como coordinador general de parques y zonas verdes.

ASTRAM también tiene presencia en la dirección municipal de desechos sólidos, que en las palabras del concejal Christian Aparicio es una especie de autónoma comunal que es muy preciada. “Desechos sólidos es la autónoma más grande de toda la alcaldía en cuanto a personas y ejecución presupuestaria y todo. Todos van a querer el control, todos los sindicatos y las fuerzas políticas involucradas”, comentó ayer el regidor, a propósito de un pleito sindical que hubo en la alcaldía entre ASTRAM y los miembros de un cúmulo de sindicatos pequeños que se llama la Unidad Sindical.

La Unidad Sindical, de hecho, exige por su lado que se destituya a la representación de ASTRAM de las direcciones en donde tiene injerencia. El motivo de estos otros sindicatos es también participar en la toma de decisiones de la alcaldía. Y creen que se han ganado ese derecho porque estos grupos sindicales también apoyaron al actual alcalde, Nayib Bukele, del FMLN, durante la campaña electoral para la alcaldía.

Domingo Pérez, uno de los dirigentes de la Unidad Sindical, comentó ayer que ya se había tenido acercamientos con Bukele con la finalidad de denunciar maltratos y otros abusos laborales en contra de los trabajadores de la alcaldía por parte de algunos directores inscritos en ASTRAM. Lo secundó Ricardo Flores, miembro de la AGEPYM y parte de la Unidad Sindical.

Los concejales que han sido consultados sobre este conflicto aseguran que la Unidad Sindical busca cuotas de poder a costa de ASTRAM. Y el pleito callejero de ayer fue una muestra de ello.

Lo revelador de esta pugna de poderes, aseguran estos concejales como Christian Aparicio y miembros de ASTRAM como Arely Mendoza, es que es la síndica municipal, Xóchitl Marchelli Canales, es quien respalda las causa de la Unidad Sindical y no estuvo a favor de designar a Rolando Castro, de ASTRAM, al frente de la dirección de plazas y parques.

“Estamos viendo que hay ciertos intereses que no se le están cumpliendo al FMLN, que probablemente se expresen a través del sindicato. El FMLN se opuso tajantemente al nombramiento de Rolando Castro”, dijo el regidor Aparicio, quien supone que el apoyo que dieron Bukele y los regidores de ARENA a Castro causó disconformidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .